Vous êtes sur la page 1sur 6

INTRODUCCIÓN

El correcto uso de los signos de puntuación asegura la adecuada articulación de las unidades de
significado que integran una frase o un párrafo. Por eso los signos de puntuación requieren
un empleo muy preciso; si se ponen en el lugar equivocado, las palabras y las frases dejan de decir
lo que el autor quería decir. Cuanto más resalten los signos la estructuración del contenido (tema
central, subtema, idea, detalle), será más coherente y preciso el texto. A continuación se detallara
un poco más sobre este tema.
La coma (,) es un signo de puntuación que señala una breve pausa dentro del enunciado. Se emplea
para separar los miembros de una enumeración o sucesión, ya sean palabras o frases, y
generalmente no se usa (salvo casos como lo mencionado líneas abajo) en aquellos que vengan
precedidos por alguna de las conjunciones y, e, o, u o ni.

Ejemplo:

El chocolate es una opción acertada, sencilla y muy versátil, que además de estar dentro de la
zona de confort, permite romper el hielo para iniciar una buena conversación, posee la capacidad
de promocionar tu marca de una forma infalible y está científicamente comprobado que estimula
la serotonina de tus invitados, sustancia asociada a la relajación y a la sensación de bienestar.

El punto (.) es un signo de puntuación. Se usa para indicar el final de un enunciado, de


un párrafo o de un texto que no sea exclamativo ni interrogativo. Se usa también después de
las abreviaturas. Además, en ciertos países, es usado como separación entre la parte entera y la
parte fraccional de un número y, en otros países, para separar un número por millares. El punto es
un marcador de espacio, es la marca más pequeña dejada sobre una superficie por un instrumento
como lápiz, pincel, bolígrafo, marcador o pluma .

Ejemplo

El punto seguido se usa cuando se quiere escribir oraciones distintas, una seguida de la otra, pero
dentro del mismo párrafo. Para saber si las frases deben ir en un mismo párrafo, el contenido que
se está escribiendo debe desarrollar una idea completa.

Se le diferencia de un punto y aparte, porque este sí separa las oraciones en distintos párrafos.
Cualquier punto debe colocarse justamente después de finalizar la palabra, sin hacer espacio entre
la palabra y el signo de puntuación.

El punto y coma (;) es un signo ortográfico y de puntuación que consiste de una coma en la parte
inferior con un punto en la parte superior. Se usa para separar ideas generales,

ejemplo:

María estaba muy triste por la calificación de su examen. + "tendrá que esforzarse más. = "María
estaba muy triste por la calificación de su examen; tendrá que esforzarse más"

Está lloviendo mucho + No podremos ir caminando = Está lloviendo mucho; no podremos ir


caminando...

Generalmente también se puede sustituir por construcciones del tipo:

María estaba apenada por el examen y tendrá que estudiar más.


Los puntos suspensivos (…) son signos de puntuación que se representan por tres puntos
alineados horizontalmente al nivel de la línea base de escritura. Por ejemplo: taza, cocina, leche…

Ejemplos

Podría ser…, ¡claro que podría ser!


Sus funciones primarias parecen haberse… hum… perdido.
Debe hacer siglos desde el último…, ¿cuál es la palabra?, asesinato.
Una esposa despechada por algún… digamos, algún desliz de su marido.
Se le ve… no sé, como indefenso.
Está todo tan limpio que parece… no sé, un hospital.

Los dos puntos es un signo de puntuación que indica que lo que sigue es consecuencia o
conclusión de lo que antecede y que en el habla es una pausa precedida de un descenso en el
tono. Dicha pausa es mayor que la de la coma y menor que la del punto. Al contrario de lo que
ocurre con el punto, los dos puntos no indican que se termina la enumeración del pensamiento
completo. Estos detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que va a continuación, que
siempre está en estrecha relación con el texto precedente.

Tenía razón: no había sido una coincidencia.


La temperatura es relativamente buena: no llega a los diez grados bajo cero.
Luis tenía experiencia abriendo puertas: no en vano había trabajado con ladrones.
Luis no trabaja aquí: no tiene por qué atender a estos clientes.
Acogimos la invitación con más escepticismo que alborozo: no sabíamos qué nos esperaba.
Tenía la mente en blanco: no se le ocurría nada.
Esta mañana usted pudo evitarlo: no lo hizo.

Entonación

El signo de interrogación es un signo de puntuación que indica que la oración que le sigue o
precede es una pregunta. En español, este signo se escribe en forma abierta (¿) y cerrada (?), en la
mayoría de lenguas con alfabeto latino solo se utiliza la forma cerrada. En griego se usa punto y
coma(;) para señalar la interrogación.

Ejemplos

Enverda. Analía estaba en casa de una amiga, sobre una mesita había un jarrón que llamó su
atención, para verlo mejor decidió tomarlo ¡NO!! le gritó la amiga, ¡No lo toques que puedes
romperlo!, Analía le preguntó¿Es tan frágil?, Si, dijo su amiga, es un jarrón de porcelana china que
compró mi papá cuando con mamá hicieron su viaje de bodas. ¿tan lejos se fueron?, si, viajaron
por toda Asia.
Los signos de exclamación o signos de admiración nota 1 (¡ !) se usan para indicar una expresión y
para enfatizar algo. En el idioma español esto es importante para todo el signo con que se inicia la
exclamación es «¡» y con que se la termina es «!».

Este signo tiene la función de representar en la escritura la entonación exclamativa de un


enunciado. En la pronunciación, los enunciados que van entre signos de exclamación tienen un
tono final descendente, pero con un momento previo de ascenso brusco, en palabras
como qué, cuánto, quién, cuándo...

En castellano, el uso del signo inicial «¡» es obligatorio,1 mientras que en gallego y en catalán su
uso es opcional

Ejemplo

─ ¡Vaya! Creo que eso es una gran exageración, ese precio es muy alto. ─ Ya pagué, ¡Vaya que han
subido los precios! ─ ¡Cómo que no! Usted debe hacer el trabajo completo yo pague por ello. ─
¡Deja ahí! No quiero que estén moviendo eso, es peligroso.

signos auxiliares

Comillas

Con el nombre de comillas se designan varios signos ortográficos que tienen diversas funciones.
Véase también comillas simples.

En español se utilizan diferentes tipos de comillas: las españolas («»), las inglesas (“”) y las simples
(‘’).

Las comillas tienen como función básica la de señalar cierto distanciamiento con relación al
sentido propio de la palabra (equivalente a decir por así decirlo o como ironía) o en su elección
frente a otras (no se encuentra una palabra más precisa, la palabra tiene unas connotaciones con
la que el autor no se identifica).

En citas, de otras personas o propias, incluyendo los pensamientos:

Juan me dijo: «Es un buen día para pasear».

“Mejor me quedo en casa”, pensé.

En los diálogos, al contrario que en inglés, se prefieren rayas.

Mención de títulos de partes internas de obras (capítulos, figuras...). También los episodios de
series:

Se trata en el capítulo titulado “La guerra civil española”

Mi episodio preferido de Lou Grant es “Apagón”.

Los paréntesis (en singular, paréntesis) son signos de puntuación que se usan de pares y que
encierran información.

Los distintos tipos de paréntesis según sus formas son:


Los paréntesis propiamente dichos: (…)

Ejemplo

En las citas textuales, por otra parte, puede incluirse entre paréntesis un conjunto de tres puntos
(los llamados ‘puntos suspensivos’) que le indican al lector el hecho de que se está haciendo una
elipsis, salteando una parte del texto para llegar a otra.

Corchetes

Es un signo ortográfico doble (compuesto por dos signos simples, uno de apertura y otro
de cierre) que aparece acotando una oración que se intercala en otra con la que está
relacionada, en expresiones matemáticas y en lenguaje informático.

Ejemplo
Una de las últimas novelas que publicó Benito Pérez Galdós (algunos estudiosos consideran su
obra Fortunata y Jacinta [1886-87] la mejor novela española del siglo XIX) fue el caballero
encantado (1909).

Llaves

Es un signo ortográfico doble (compuesto por dos signos simples, uno de apertura y otro de cierre)
que aparece acotando una oración que se intercala en otra con la que está relacionada, en expresi
ones matemáticas y en lenguaje informático.

Guion

En lingüística, el guion (-) es un signo ortográfico auxiliar, en forma de pequeña línea horizontal.
No debe confundirse con el signo menos (−),nota 1 que es dos veces más largo que el guion, ni con
la raya (—), que es de mayor longitud. El guion tampoco debe ser confundido con la semirraya (–),
cuya medida es igual a la del signo menos.

Ejemplo:

¿Me han estado buscando?


─ Desde luego. Con los guardacostas y con aeroplanos.
El mar es muy grande y un bote es pequeño y difícil de ver -dijo el viejo-.
Notó lo agradable que era tener alguien con quien hablar en vez de hablar solo consigo mismo y
con el mar. Te he echado de menos -dijo-. ¿Qué han pescado?

CONCLUSIÓN

Una buena puntuación asegura la adecuada articulación de las unidades de significado que integran
una frase o un párrafo. Por eso los signos de puntuación requieren un empleo muy preciso; si se
ponen en el lugar equivocado, las palabras y las frases dejan de decir lo que el autor quería decir.
Cuanto más resalten los signos la estructuración del contenido (tema central, sub-tema, idea,
detalle), tanto más coherente y preciso se hace el texto. Las reglas de puntuación son muy amplias,
cada persona tiene su estilo de expresarse, así como tiene un estilo de redacción. Los signos de
puntuación depende del texto que escribimos, si es un informe la información debe de ser
expresada en una forma directa mientras si es un ensayo es mas libre por que se puede dar opinión
o defender una idea.

E-grafía

http://www.monografias.com/trabajos56/uso-signos-puntuacion/uso-signos-puntuacion.shtml