Vous êtes sur la page 1sur 3

LOS CONTRATOS ADMINISTRATIVOS TÍPICOS

2.3.1. El contrato de obras. Artículo 6 de la LCSP


Es el contrato que tiene por objeto la realización de una obra entendida como el
conjunto de trabajos de construcción o de ingeniería civil sobre un bien inmueble.
También son su objeto trabajos de demolición, preparación, sondeos y otros
clasificados por la propia Ley. El contrato de obras podrá comprender la redacción
del proyecto.
En el epígrafe 8. de este Tema se tratará mas detalladamente el régimen de este
contrato
2.3.2. El contrato de concesión de obra pública. Artículo 7 de la LCSP
Es el contrato que tiene por objeto la realización por el concesionario de alguna de
las obras referidas, de la conservación y mantenimiento de lo construido, así como,
si así se prevé, el proyecto, ejecución, conservación, reposición o reparación de las
obras accesorias a la principal que sean necesarias para cumplir con la finalidad de
la obra principal y en el que la contraprestación a favor del concesionario consiste
en explotar la obra o además de ello, en recibir un precio.
En su objeto se pueden integrar las actuaciones necesarias sobre la obra para
adecuarla funcionalmente a su finalidad
Las obras se ejecutarán, con sumisión al proyecto aprobado por la Administración,
por el propio concesionario, o por un tercero contratado para ejecutar parte o la
totalidad de la obra.
Las peculiaridades de su régimen están tratadas en los artículos 112 a 115 para las
actuaciones preparatorias y 223 a 250 de la LCSP.
2.3.3. El contrato de gestión de servicios públicos. Artículo 8 de la LCSP
Es aquél en cuya virtud una Administración Pública encomienda a una persona,
natural o jurídica, la gestión de un servicio cuya prestación ha sido asumida como
propia de su competencia. Tiene dos limitaciones referentes al objeto: Debe tratarse
de servicios que sean susceptibles de explotación por particulares y en ningún caso
podrán prestarse por gestión indirecta los servicios que impliquen ejercicio de la
autoridad inherente a los poderes públicos
Las modalidades de contratación de la gestión de servicios públicos son:
a) Concesión, por la que el empresario gestionará el servicio a su propio riesgo
y ventura.
b) Gestión interesada, en cuya virtud la Administración y el empresario
participarán en los resultados de la explotación del servicio en la proporción
que se establezca en el contrato
c) Concierto con persona natural o jurídica que venga realizando prestaciones
análogas a las que constituyen el servicio público
d) Sociedad de economía mixta en la que la Administración participe, por si o
por medio de una entidad pública, en concurrencia con personas naturales o
jurídicas
Las especialidades de este contrato están tratadas en los artículos 116 y 117 para
las actuaciones preparatorias y 251 a 265 de la LCSP.
2.3.4. El contrato de suministro. Artículo 9 LCSP
Su objeto consiste en la adquisición, el arrendamiento financiero o el arrendamiento,
con o sin opción de compra, de productos o bienes muebles.
Determinados contratos con entrega sucesiva de bienes, o de fabricación o
respecto de equipos o sistemas de telecomunicaciones, tienen siempre la condición
de suministros
Las peculiaridades de su régimen están contenidas en los artículos 266 a 276 de la
LCSP.
2.3.5. El contrato de servicios. Artículo 10 de la LCSP
Son aquellos que tienen por objeto prestaciones de hacer consistentes en el
desarrollo de una actividad o dirigidas a la obtención de un resultado distinto de una
obra o de un suministro. No podrán ser objeto de contrato de servicios los que
impliquen ejercicio de la autoridad inherente a los poderes públicos.
Dada su variedad, la Ley especifica las distintas categorías en las que se podrán
encuadrar.
Su régimen peculiar se establece en los artículos 277 a 285 de la LCSP.
2.3.6. El contrato de colaboración entre el sector público y el sector privado. Artículo
11 LCSP.
Es aquello contrato por el que una Administración Pública, encarga a una entidad
de derecho privado, por un periodo determinado, la realización de una actuación
global e integrada que, además de la financiación de inversiones inmateriales, de
obras o de suministros necesarios para el cumplimiento de determinados objetivos
de servicio público o relacionados con actuaciones de interés general, comprenda
alguna de las prestaciones descritas específicamente por la propia Ley. La
contraprestación a recibir por el contratista consistirá en un precio que se satisfará
a lo largo de la duración del contrato.
Solamente se podrán celebrar contratos de colaboración entre el sector público y el
sector privado cuando se haya puesto de manifiesto que otras fórmulas no permiten
la satisfacción de finalidades públicas
Estos contratos están sujetos en todo caso a regulación armonizada.
La preparación del contrato requiere la previa justificación de las causas de la falta
de idoneidad de otros tipos de contratos y la recomendación del que se adopta y la
elaboración de un programa funcional conteniendo los elementos básicos del
diálogo con los contratistas, las necesidades a satisfacer, los elementos de las
ofertas y los criterios de adjudicación.
La adjudicación, según el artículo 164 LCSP, habrá de hacerse por el procedimiento
de diálogo competitivo, o el negociado con publicidad cuando en el diálogo
competitivo las ofertas presentadas hayan sido inadecuadas
2.3.7. Los contratos mixtos. Artículo 12 LCSP
Son aquellos que contienen prestaciones correspondientes a contratos de distintos
tipos. Conforme a lo que dispone el artículo 25 de la LCSP, sólo podrán fusionarse
prestaciones correspondientes a diferentes contratos en un contrato mixto cuando
se encuentren directamente vinculadas entre si y mantengan relaciones de
complementariedad que exijan su tratamiento como una unidad funcional.
La adjudicación de los contratos mixtos, se realizará de acuerdo a la prestación que
tenga más importancia desde el punto de vista económico.
2.4. Los contratos menores.
Son contratos menores los de obras por importe inferior a 50.000 euros y los otros
contratos por importe inferior a 18.000 euros.
El artículo 122 de la LCSP los distingue por la especialidad del procedimiento de
adjudicación, ya que se pueden adjudicar directamente a cualquier empresario. No
requieren tampoco .los instrumentos de formalización y fiscalización de los demás
contratos