Vous êtes sur la page 1sur 22

ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 1

I. TÍTULO:

Ensayo de Antropología y Marxismo.

II. INTRODUCCIÓN:

Mucho se puede decir del marxismo, y muchos también pueden hablar


sobre lo que es el marxismo, o lo que algunos entienden. Lo cierto es que
en la historia del marxismo, poco se ha tomado en cuenta, y el chisme de
boca en boca ha tomado más fuerza de lo que debería. Pero a pesar de las
malversaciones que tiene esta ‘guía para la acción, ha habido autores que
notablemente han dado un salto a la expresión objetiva del marxismo.

El problema que surge con la teoría marxista (porque en este ensayo no


nos referiremos a la práctica marxista como concreción material de la
teoría, es decir, la praxis la dejaremos de lado por un momento, para poder
explicar teoréticamente lo que significa el marxismo y los análisis que
desembocan de Marx en adelante para construir el campo de la revolución)
es la ideología-dogma que se creó a partir de desviaciones de la teoría
‘pura’ del marxismo, producto de análisis erróneos (por acción positiva o
error propiamente tal) y de hegemonías dentro de la cultura socialista.

Stalin, Mao, y otros autores del marxismo han contribuido más a destruir la
teoría inmaculada de la lucha de clases y de lo que ello significa, que a
engrosar los renglones de la filosofía de la praxis.

En este trabajo planteamos como la Antropología y el Marxismo ha ido


cambiando a través de los tiempos, dando como referencia a que más
adelante se forme una Antropología Marxista.

El afirmar que el marxismo puede entenderse como una expresión


antropológica sin duda no está exenta de polémica, pues para la
antropología clásica el fenómeno de estudio es la manifestación cultural del
ser humano.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 2

III. MARCO TEÓRICO:


3.1. Definición:
3.1.1. Antropología:

El término antropología proviene de las voces griegas


ánthropos (hombre) y logia (estudio de la ciencia). Es frecuente
que, como resultado de sus raíces etimológicas, la antropología
se defina como la ciencia del hombre.

Es una ciencia social que estudia al hombre en su contexto


holístico, estudia sus manifestaciones en relación con la
sociedad.

Como ciencia social es relativamente nueva, ya que surge


durante el siglo pasado. Si partimos de una definición
demasiado general de antropología, ésta debería conjuntar la
arqueología, la lingüística, la etnohistoria y la antropología
física o biológica, porque todas indagan diversas
manifestaciones del hombre y, en este sentido, también
formarían parte de ella, la economía, la sociología, la ciencia
política y la psicología social, entre otras, aunque cada una es
actualmente una disciplina particular. Los conocimientos de
diferentes sociedades pasadas y presentes han obligado a los
estudiosos a especializarse para resolver interrogantes más
específicas.

El término antropología hace referencia a lo que


específicamente se denomina antropología social, cultural o
etnología. Como cualquier otra disciplina social, la antropología
también estudia la sociedad desde una perspectiva específica:
la cultural.

El término cultura se emplea coloquialmente para referirse al


refinamiento o saber de una persona; si alguien posee
información sobre uno o varios temas, por ejemplo música
barroca o pintura, se dice que es una persona culta. Pero en la

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 3

antropología dicho término tiene una significación diferente,


referida por lo común al conjunto de creencias, costumbres,
valores, conductas, técnicas, expresiones artísticas,
ceremonias y rituales de una sociedad o alguno de los grupos o
sectores que la integran. Una característica muy importante de
la cultura es que se aprende y trasmite con la socialización
informal y formal, la relación de un individuo con otros seres
humanos y la escuela, debido a lo cual perdura a lo largo del
tiempo o se transforma sólo paulatinamente.

Por ser la cultura el principal interés de la antropología, la


investigación antropológica no se circunscribe a examinar
pequeñas comunidades rurales o sociedades tribales, sino que
estudia todas las sociedades humanas, pudiendo recurrir al
apoyo de teorías y técnicas asociadas a otras ciencias sociales.
Durante el desarrollo de la antropología se han acuñado
múltiples definiciones de cultura, pero hoy en día existe el
acuerdo general de que la cultura es una característica
particular de la mente humana porque asigna significados a sus
vivencias y entorno, tanto de elaborar objetos como la elaborar
herramientas, con base en dicha capacidad que tiene el ser
humano para poder realizar o crear las cosas tanto material
como inmaterial.

3.1.2. Marxismo:

El marxismo es el reconocimiento de las relaciones de


dominación de capitalistas sobre obreros asalariados desde el
punto de vista de los dominados, así que “Marxismo” para ellos
es reconocerse como dominado en una estructura social dada,
de una determinada relación de dominación (capital-trabajo
asalariado, imperialismo-países pobre).

El “Marxismo” también trata de un reconocimiento, una toma de


conciencia de una situación dada que aparece en la conciencia

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 4

de los que la reconocen en su práctica social diaria, en su


interacción social.

Dicho reconocimiento o percepción de la realidad, desde el


punto de vista dominante, se da en forma de manifestaciones
de dominación de los propietarios de los medios de producción,
sobre la prole, ya que de un modo u otro, los propietarios de los
medios de producción, utilizan su poder sobre la prole para
dominarlos socialmente, para mantenerlos en la escasez,
independientemente de las posibilidades productivas de los
medios de producción.

Un marxista es pues, alguien que se reconoce como dominado


por el capital, reconocimiento que solo se da en su lucha contra
el capital, del mismo modo que un teórico del marxismo, es
aquel que se reconoce como dominado a nivel teórico,
“ideológico”, por la ideología que reproduce las relaciones de
explotación y que traban el conocimiento de la realidad de
dicha relación.

Entonces digo que el marxismo es la teoría científica que


investiga la objetividad de las relaciones de dominación capital-
trabajo asalariado en todas sus formas, pero sólo en el interior
de dicha relación, de forma inmanente a la misma, en la lucha
económica, política o teórica, lo que significa que el “Marxismo”
es la ciencia de la lucha de clase proletaria contra la
explotación capitalista, en todas sus formas, tanto económica,
política y teórica o ideológica de una determinada sociedad.

3.2. Objeto de estudio de la Antropología:

El objeto de estudio de la antropología es el ser humano, la


civilización, sus creencias, la moral, costumbres, arte, derecho y
hábitos del ser humano en sociedad.

Para ello analiza las diferentes relaciones que existen entre el proceso
evolutivo natural del hombre y los fenómenos sociales que determinan

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 5

su comportamiento, producto de también una evolución de los


pueblos a los que pertenece cada hombre y que han formado una
cultura.

La antropología es una ciencia que estudia al ser humano de forma


íntegra. Antropología es una palabra de origen griego («hombre
(humano)», y logos, «conocimiento») y significa, literalmente,
conocimiento del hombre.

Para concretar el mismo, la antropología logra mantener una relación


de enriquecimiento entre las ciencias naturales y las ciencias sociales,
como son la bilogía, la medicina, la historia, etc.; ya que mediante
estas ciencias le permitirán a la antropología ampliar su propio
horizonte y a su vez aportar una nueva visión de objeto de estudio de
la misma, enriqueciendo sus distintas especialidades como lo social,
lo político, lo económicos, etc.; y a su vez reforzando su
reconocimiento académico como ciencia en la actualidad.

3.3. La doctrina de Marx:

La doctrina de Marx suscita en todo el mundo civilizado la mayor


hostilidad y el odio de toda la ciencia burguesa (tanto la oficial como la
liberal), que ve en el marxismo algo así como una "secta perniciosa".
Y no puede esperarse otra actitud, pues en una sociedad que tiene
como base la lucha de clases no puede existir una ciencia social
"imparcial". De uno u otro modo, toda la ciencia oficial y liberal
defiende la esclavitud asalariada, mientras que el marxismo ha
declarado una guerra implacable a esa esclavitud. Esperar que la
ciencia sea imparcial en una sociedad de esclavitud asalariada, sería
la misma absurda ingenuidad que esperar imparcialidad por parte de
los fabricantes en lo que se refiere al problema de si deben
aumentarse los salarios de los obreros disminuyendo los beneficios
del capital.

Pero hay más. La historia de la filosofía y la historia de la ciencia


social muestran con diáfana claridad que en el marxismo nada hay

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 6

que se parezca al "sectarismo", en el sentido de que sea una doctrina


fanática, petrificada, surgida al margen de la vía principal que ha
seguido el desarrollo de la civilización mundial. Por el contrario, lo
genial en Marx es, precisamente, que dio respuesta a los problemas
que el pensamiento de avanzada de la humanidad había planteado
ya. Su doctrina surgió como la continuación directa e inmediata de las
doctrinas de los más grandes representantes de la filosofía, la
economía política y el socialismo.

La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es


completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral
del mundo, intransigente con toda superstición, con toda reacción y
con toda defensa de la opresión burguesa. El marxismo es el
heredero legítimo de lo mejor que la humanidad creó en el siglo XIX:
la filosofía alemana, la economía política inglesa y el socialismo
francés.

3.4. Fuentes del Marxismo:


3.4.1. La dimensión filosófica:

A lo largo de toda la historia moderna de Europa, siglo XVIII,


donde se desarrolló la batalla decisiva contra toda la escoria
medieval, contra el feudalismo en las instituciones y en las
ideas, el materialismo se mostró como la única filosofía
consecuente, fiel a todo lo que enseñan las ciencias naturales,
hostil a la superstición, a la mojigata hipocresía, etc.

Los enemigos de la democracia empeñaron todos sus


esfuerzos para tratar de "refutar", minar, difamar el
materialismo y salieron en defensa de las diversas formas del
idealismo filosófico, que se reduce siempre, de una u otra
forma, a la defensa o al apoyo de la religión.

Marx y Engels defendieron con la mayor energía y el


materialismo filosófico y explicaron reiteradas veces el profundo
error que significaba toda desviación de esa base. En las obras

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 7

de Engels Ludwig Feuerbach y Anti-Duhring, que al igual que


el Manifiesto Comunista, son los libros de cabecera de todo
obrero con conciencia de clase, es donde aparecen expuestas
con mayor claridad y detalle sus opiniones.

La enriqueció con los logros de la filosofía clásica alemana, en


especial con el sistema de Hegel, el que, a su vez, había
conducido al materialismo de Feuerbach. El principal de estos
logros es la dialéctica, es decir, la doctrina del desarrollo en su
forma más completa, profunda y libre de unilateralidad, la
doctrina acerca de lo relativo del conocimiento humano, que
nos da un reflejo de la materia en perpetuo desarrollo.

Marx profundizó y desarrolló totalmente el materialismo


filosófico, e hizo extensivo el conocimiento de la naturaleza al
conocimiento de la sociedad humana. El materialismo histórico
de Marx es una enorme conquista del pensamiento científico
completa y armónica, que muestra cómo, en virtud del
desarrollo de las fuerzas productivas, de un sistema de vida
social surge otro más elevado; cómo del feudalismo.

Así como el conocimiento del hombre refleja la naturaleza, que


existe independientemente de él, así el conocimiento social del
hombre, refleja el régimen económico de la sociedad. Las
instituciones políticas son la superestructura que se alza sobre
la base económica. La filosofía de Marx es un materialismo
filosófico acabado, que ha proporcionado a la humanidad, y
sobre todo a la clase obrera, la poderosa arma del saber.

3.4.2. La dimensión económica:

Después de haber comprendido que el régimen económico es


la base sobre la cual se erige la superestructura política, Marx
se entregó sobre todo al estudio atento de ese sistema
económico. La obra principal de Marx, El Capital, está con

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 8

sagrada al estudio del régimen económico de la sociedad


moderna, es decir, la capitalista.

Adam Smith y David Ricardo, en sus investigaciones del


régimen económico, sentaron las bases de la teoría del valor
por el trabajo Marx prosiguió su obra; demostró estrictamente
esa teoría y la desarrolló consecuentemente; mostró que el
valor de toda mercancía está determinado por la cantidad de
tiempo de trabajo socialmente necesario invertido en su
producción.

El dinero, al unir indisolublemente en un todo único la vida


económica íntegra de los productores aislados, significa que
este vínculo se hace cada vez más estrecho. La fuerza de
trabajo del hombre se trasforma en mercancía. El obrero
asalariado vende su fuerza de trabajo al propietario de la tierra,
de las fábricas, de los instrumentos de trabajo.

El capital, creado por el trabajo del obrero, oprime al obrero,


arruina a los pequeños propietarios y crea un ejército de
desocupados. En la industria, el triunfo de la gran producción
se advierte en seguida, pero también en la agricultura se
observa ese mismo fenómeno, donde la superioridad de la gran
agricultura capitalista es acrecentada, aumenta el empleo de
maquinaria, y la economía campesina, atrapada por el capital
monetario, languidece y se arruina bajo el peso de su técnica
atrasada. En la agricultura la decadencia de la pequeña
producción asume otras formas, pero es un hecho indiscutible.

Al arruinar a la pequeña producción, el capital lleva al aumento


de la productividad del trabajo y a la creación de una situación
de monopolio para los consorcios de los grandes capitalistas.

Al aumentar la anarquía de la producción la crisis la


desenfrenado carrera en busca de mercados la escasez de
medios de subsistencia para masas de la población. La

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 9

experiencia de todos los países capitalistas, viejos y nuevos,


demuestra claramente, año tras año, a un número cada vez
mayor de obreros, la veracidad de esta doctrina de Marx.

3.4.3. La dimensión política:

Cuando fue derrocado el feudalismo y surgió en el mundo la


"libre" sociedad capitalista, en seguida se puso de manifiesto
que esa libertad representaba un nuevo sistema de opresión y
explotación de los exportadores. Sin embargo, el socialismo
primitivo era un socialismo utópico. Criticaba condenaba, la
maldecía, soñaba con su destrucción, imaginaba un régimen
superior, y se esforzaba por hacer que los ricos se
convencieran de la inmoralidad de la explotación.

No podía explicar la verdadera naturaleza de la esclavitud


asalariada bajo el capitalismo, no podía descubrir las leyes del
desarrollo capitalista, ni señalar qué fuerza social está en
condiciones de convertirse en creadora de una nueva
sociedad. Ni un solo país capitalista se formó sobre una base
más o menos libre o democrática, sin una lucha a muerte entre
las diversas clases de la sociedad capitalista.

La conclusión a que llegó es la doctrina de la lucha de clases.


Los hombres han sido siempre, en política, víctimas necias del
engaño ajeno y propio, y lo seguirán siendo mientras no
aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones
y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los
intereses de una u otra clase. Para vencer la resistencia de
esas clases, sólo hay un medio: encontrar en la misma
sociedad que nos rodea, las fuerzas que pueden por su
situación social, deben constituir la fuerza capaz de barrer lo
viejo y crear lo nuevo, y educar y organizar a esas fuerzas para
la lucha.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 10

Sólo la teoría económica de Marx explicó la situación real del


proletariado en el régimen general del capitalismo.

Este se instruye y educa al librar su lucha de clase, se despoja


de los prejuicios de la sociedad burguesa, está adquiriendo una
cohesión cada vez mayor y aprendiendo a medir el alcance de
sus éxitos, templa sus fuerzas y crece irresistiblemente.

3.5. Materialismo filosófico:

Desde los años 1844 y 1845, época en que se forman sus ideas, Marx
es materialista y, concretamente, sigue a L. Feuerbach.

Para Marx, la importancia histórica universal de Feuerbach, lo que


‘’hizo época’’, era precisamente la resuelta ruptura con el idealismo
hegeliano y la afirmación del materialismo, que ya en el siglo XVIII,
sobre todo en Francia, no había sido solamente una lucha contra las
instituciones políticas existentes y, al mismo tiempo, contra la religión
y la teología, sino también contra la metafísica.

‘’Para Hegel, el proceso del pensamiento al que convierte incluso,


bajo el nombre de idea, en sujeto con vida propia, es el creador de lo
real”. Para mí, por el contrario, lo ideal no es más que lo material
transpuesto y traducido en la cabeza del hombre’’. Coincidiendo en un
todo con la filosofía materialista de Marx, F. Engels expone del
siguiente modo esta concepción filosófica”. La unidad del mundo no
consiste en su ser, sino mas bien la unidad real del mundo consiste
en su materialidad, que tiene su prueba en el largo y penoso
desarrollo de la filosofía y las ciencias naturales. El movimiento es la
forma de existencia de la materia. Jamás ni en parte alguna ha
existido ni puede existir materia sin movimiento ni movimiento sin
materia, si nos preguntamos qué son, en realidad, el pensamiento y la
conciencia y de donde proceden, nos encontraremos, con que son
productos del cerebro humano y con el mismo hombre no es más que
un producto de la naturaleza que se ha formado y desarrollado en su
ambiente y con ella; por donde llegamos a la conclusión , lógica por sí

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 11

misma, de que los productos del cerebro humano, que en última


estancia tampoco son más que productos naturales, nos contradicen,
sino que se armonizan con la concatenación general de la
naturaleza’’.

Marx rechaza energéticamente no solo el idealismo, sino la doctrina


de Hume y Kant, tan extendida en nuestros días, el agnosticismo, el
criticismo y el positivismo en sus distintas formas; para él, esta clase
de filosofía era una concesión ´´reaccionaria’’ al idealismo y, en el
mejor de los casos, una ‘’manera vergonzosa de aceptar el
materialismo por debajo de cuerda y renegar de él públicamente’’.

El principal defecto del ‘’viejo’’ materialismo, sin excluir el de


Feuerbach, consistía, según Marx y Engels, en lo siguiente:

1. En que este materialismo era ‘’predominantemente mecanicista’’ y


no tenía en cuenta los últimos progresos de la química y a
biología.
2. En que el viejo materialismo no tenía un carácter histórico ni
dialectico y no mantenía de un modo consecuente ni en todos sus
aspectos el criterio de la evolución.
3. En que concebía la ´´esencia humana’’ en abstracto y no como ‘’el
conjunto de las relaciones sociales’’, razón por la cual no hacía
más que ´´interpretar’’ el mundo, cuando de lo que se trata en
realidad es ‘’transformarlo’’; es decir, en que no comprendía la
importancia de la ‘’actuación revolucionaria práctica’’.
3.6. Materialismo histórico:

El materialismo histórico es la doctrina del marxismo-leninismo sobre


las leyes que rigen la evolución da la Sociedad humana. El
materialismo histórico es la aplicación consecuente de los principios
del materialismo dialéctico al estudio de los fenómenos sociales.

Esto significa que el materialismo histórico son las ideas o principios


que dejaron Marx y Lenin para poder entender la evolución de la

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 12

sociedad través de leyes que la rigen, porque estas leyes nos


permiten comprender de manera integral lo que ocurre en la sociedad.

Ahora cuando se habla de que el materialismo histórico es la


aplicación consecuente del materialismo dialectico, significa la
concatenación de ambos (materialismo dialectico y materialismo
histórico) con el fin de estudiar los fenómenos sociales, ya que uno se
va a encargar de los resultados o avances que ocurre en la vida social
(materialismo dialectico) y el otro se va a encargar de dar conocer
estos resultados o avances que ocurren en la vida social
(materialismo histórico).

El materialismo histórico ve en el desarrollo de los modos de


producción de los bienes materiales necesarios para la existencia de
los hombres. Sin producir bienes materiales no puede existir ninguna
Sociedad. El progreso de la Sociedad depende del perfeccionamiento
del proceso de evolución de la producción material.

Esto significa que el materialismo histórico se basa en el desarrollo de


los modos de producción, pero para que se de este desarrollo
necesita de la existencia del hombre, ya que el hombre al formar parte
de los modos de producción, él podrá producir los bienes materiales
para satisfacer sus necesidades y poder existir; y a su vez producir un
desarrollo o avance en la sociedad.

Ahora es claro decir que debe haber producción de bienes materiales


para que exista una sociedad, porque nosotros somos la sociedad y
somos los que consumimos estos bienes para poder satisfacer
nuestras necesidades, ya que si nadie la produce (los bienes
materiales), ¿Quién los va a producir?; entonces, es por eso que tiene
que haber una producción por parte del hombre para que se dé un
consumo, permitiéndole así seguir existiendo y a su vez seguir
desarrollándose en la sociedad; ya que si no producimos, no
consumimos, y si no consumimos dejamos de existir.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 13

Como último punto digo que, mientras que el hombre crea nuevas
cosas, por ejemplo nuevas maquinarias o tecnología, todo esto le
permitirá avanzar, desarrollarse y perfeccionar los bienes materiales
para producir nuevas cosas para nuestro beneficio y satisfacción de
necesidades; así prevalece nuestra existencia y la existencia de la
sociedad en general.

El materialismo y el historicismo consecuentes están íntima e


indisolublemente unidos en la teoría del materialismo histórico. Por
eso, precisamente, con el descubrimiento de la teoría del materialismo
histórico, la ciencia social se ha convertido por vez primera en la
auténtica ciencia sobre las leyes que rigen la evolución de la Sociedad
humana.

Porque la creación de la teoría del materialismo histórico, que está


vinculado con Marx porque él lo creo, presta radica, en haber puesto
ante todo su atención en las condiciones objetivas de la producción
material, en las leyes económicas que rigen la vida de la Sociedad y
que son el fundamento de toda la actividad histórica de los hombres.
Ya que si tomamos en cuenta la infraestructura con la
superestructura; la infra son las formas de conciencia (ideología) y la
supra son las relaciones y los medios de producción (lo material).

El materialismo histórico es una teoría multidimensional elaborada en


tres niveles distintos:

o El histórico mundial.
o El socio estructural.
o El de la acción individual.

Por decirlo de otra manera, hay de hecho tres teorías parciales


interrelacionadas, constitutivas del materialismo histórico:

o La teoría de las formaciones socioeconómicas, en el nivel


superior.
o La teoría de la lucha de clases en el nivel intermedio.
o La teoría del individuo humano en el nivel más bajo.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 14

En el nivel histórico-mundial se plantean los procesos macro, la


transición de un modo de producción a otro.

En el nivel socio estructural se desarrolla la acción de los grupos y los


movimientos sociales (lucha de clases); implica los procesos que
conducen de la sociedad sin clases a la sociedad con clases.

El nivel de la acción individual es el nivel de la toma de conciencia, de


la superación de la alienación, del compromiso, de la emancipación y
de la libertad.

3.7. El materialismo dialéctico:

El materialismo dialéctico es la ciencia filosófica sobre las leyes más


generales del desarrollo de la Naturaleza, de la Sociedad humana y
del pensamiento, la concepción filosófica del partido marxista-
leninista, creada por Marx y Engels y perfeccionada por Lenin y Stalin.
Esta concepción filosófica "llámese materialismo dialéctico, porque su
modo de abordar los fenómenos de la Naturaleza, su método de
estudiar estos fenómenos y de concebirlas, es dialéctica. Y su
interpretación de los fenómenos de la Naturaleza, su modo de
enfocarlos, su teoría, materialista".

Es una concepción filosófica creada por Marx y Engels que se basa


en las leyes más generales del desarrollo de la sociedad, como por
ejemplo LAS LEYES DE LA LÓGICA DIALÉCTICA (ley de la negación
de la negación, ley de la unidad y lucha de contrarios, ley de cambios
de cualidad a cantidad y viceversa) que nos permite comprender de
manera integral lo que ocurre en la realidad, proporcionando a la vez
los medios necesarios para explicar el mecanismo de cambio y
desarrollo que sufre la sociedad o si lo vemos de manera más
general, el cambio que sufre el mundo.

Ahora este materialismo concibe a los fenómenos de la naturaleza a


través del método dialectico. Ahora porque lo concibe así, es decir de
una manera dialéctica. Porque para la dialéctica la naturaleza siempre
va a estar en constante cambio nada va a estar estático, y es por eso

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 15

que para él (la dialéctica) concebir así a la naturaleza a través de


teorías y técnicas retóricas, para descubrir la verdad mediante la
exposición y confrontación de razonamientos y argumentaciones
contrarios entre sí. Como por ejemplo el sistema filosófico que da
Hegel en que las alternativas entre tesis y antítesis llegan a la síntesis
como solución.

Y en su interpretación lo da de manera materialista. ¿Por qué?


Porque desde este enfoque, este materialismo, tiene una visión más
clara y concisa de ver las cosas, porque ya no va ver las cosas de una
manera subjetiva, sino de una forma concreta, real; en donde el sujeto
podrá ver y describir las características del objeto, es decir de lo
material.

El materialismo dialéctico es la concepción filosófica más avanzada y


la única científica.

Porque aplica una teoría científica-filosófica que le permitirá concebir


y tener una visión epistemológica de las cosas, en donde este
materialismo podrá concebir y conocer las cosas ya no de una forma
genérica sino de una forma más concreta.

3.8. Reconocimiento y afirmación del Marxismo en la Antropología:

Numerosos antropólogos, a mediados del siglo pasado, han estudiado


y se han ocupado del estudio de distintas sociedades a partir de las
categorías y de las pautas teóricas y metodológicas propuestas por
Marx.

Por ende el reconocimiento de la obra etnológica de Marx como el


reconocimiento dentro de esta disciplina de su teoría ha sido reciente.

Ocurrieron distintos acontecimientos que contribuyeron a la


recuperación de su obra y a la revalorización de su pensamiento,
donde sus seguidores aceptaron que el conocimiento de las
sociedades en las que fijaban su atención los antropólogos entraba

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 16

dentro de la jurisdicción del materialismo histórico, es decir, de la


ciencia de las formaciones sociales que Marx elaboró.

Es por eso que numerosos antropólogos se plantean el proyecto


práctico de analizar y de estudiar las sociedades siguiendo los
conceptos y las orientaciones desarrolladas por Marx porque
reconocen no sólo el valor de su pensamiento, sino, lo que es más
importante para la Antropología, afrontan el estudio de las sociedades
desde sus premisas teóricas y acometen y se plantean una revisión y
una reformulación de sus hipótesis, de sus conceptos, y de su
método.

Tanto así que los años que transcurren desde 1970 hasta 1990
reflejan la consolidación que hay entre la Antropología y el Marxismo,
donde los antropólogos confrontan los planteamientos marxistas con
las posiciones teóricas de la Antropología y publican numerosas
monografías que demuestran la vigencia y la utilidad de la teoría de
Marx.

Hoy en día también podemos ver que dentro de las universidades se


organizan congresos y seminarios en los que se debate la obra y el
pensamiento de Marx y se analiza su proyección en la Antropología,
dando como resultado el éxito y la afirmación de su pensamiento
generalizado en la mayor parte de los países.

Por ejemplo: En Gran Bretaña, la Asociación de Antropólogos sociales


del Reino Unido, convocó en 1973, por primera vez en su historia, un
simposio sobre Antropología y marxismo. En los Estados Unidos
Stanley Diamond funda la revista “Dialectical Antropology” en la que
aparecen publicados numerosos trabajos centrados sobre esta
temática. Marvin Harris, reivindica y resalta la importancia de Marx en
la historia de la disciplina y se adhiere a sus postulados.1

Los estudios que realizan numerosos antropólogos que se identifican


como marxistas amplían el horizonte de la propia teoría marxista;

1
M. Harris. El desarrollo de la teoría antropológica 1978.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 17

aportan además una nueva visión del objeto de estudio de la


Antropología; enriquecen sus distintas especialidades (Antropología
económica, Antropología política, Antropología simbólica) y refuerzan
su reconocimiento académico como ciencia.

3.9. Una Antropología Marxista:

En primer lugar pienso que la unión entre la Antropología y el


Marxismo es compatible ya que nos permitirá hacer un nuevo enfoque
de la realidad y a su vez amplia el horizonte tanto de la Antropología
como del Marxismo.

Una vez de hacer la aclaración anterior entre la compatibilidad entre la


Antropología y el Marxismo, digo ahora que una Antropología
marxista se distancia de las otras teorías por la consideración del
objeto de estudio y por la introducción de unos marcos de análisis y
de comprensión distintos a los que siguen y proponen el resto de
teorías.

Es por eso que la Antropología Marxista introduce una nueva mirada,


un modo singular de aproximarse a la comprensión y a la explicación
de la configuración y de la dinámica de las sociedades.

Ahora es el momento donde me planteo una pregunta:

¿Por qué se diferencia la Antropología Marxista de otras corrientes de


pensamiento antropológico?

1. Porque para los antropólogos marxistas la Antropología es una


ciencia cuyo cometido consiste en desvelar los hilos que
configuran y definen las estructuras y el funcionamiento de las
sociedades.
2. Porque la afirmación de que la Antropología es una ciencia
autónoma no significa que los antropólogos marxistas consideren
a esta disciplina separada de la historia, ya que para los
antropólogos marxistas, a diferencia de lo que sostienen los

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 18

antropólogos funcionalistas y estructuralistas, la Antropología y la


historia son dos disciplinas que se implican y complementan.

En el Capital la antropología y la historia se combinan. Marx


estaba preocupado por la génesis y la evolución del capitalismo,
así como por su estructura y funcionamiento. Es por eso que los
antropólogos marxistas asumen esta doble orientación.

3. Porque los antropólogos marxistas utilizan en su análisis de las


sociedades distintos conceptos. Los más frecuentes son el
concepto de Modo de Producción y el de Formación Económica y
Social, donde el materialismo histórico construye el concepto de
“modo producción” para interpretar o producir el conocimiento
científico de las “formaciones sociales”.

Del conjunto de conceptos que emplean sobresale el concepto de


“totalidad social”. Este concepto implica asumir una visión de la
sociedad en la que el todo se impone sobre las partes. Para el
marxismo la sociedad es anterior al individuo, ya que ellos le dan
más importancia a la base institucional en la que se desarrolla la
vida de las personas.

4. Porque en el análisis marxista de las sociedades y


particularmente, en la Antropología marxista, la dimensión
económica ocupa un lugar central porque los antropólogos
marxistas se interesan por las mediaciones materiales, por las
condiciones en las que los hombres producimos nuestra
existencia, pero, especialmente, por las relaciones que
establecemos en la producción y la distribución de los bienes.
5. Porque las preocupaciones que guían a los antropólogos
marxistas no se limitan únicamente a la reflexión teórica, al
conocimiento y al desvelamiento de las estructuras y de los
procesos que caracterizan a las sociedades, sino que estos tratan
también de comprometerse “políticamente” con la realidad, con
los sujetos y con los colectivos sobre los que plantean su
investigación, donde su meta e intención es la de practicar la

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 19

Antropología más allá de los enclaves académicos, de los guetos


universitarios ya que ellos no buscan estudiar a los hombres como
objetos, sino que pretenden estudiar sus problemas con ellos
como sujetos que son.
3.10. Crisis y declive de la Antropología Marxista:

A partir de los años ochenta del siglo pasado el pensamiento


antropológico experimenta un giro profundo. Después de una década
en la que el estructuralismo y el marxismo se imponen en las ciencias
sociales un grupo de pensadores (Lyotard, Derrida, Baudrillard,
Vattimo...) inician un nuevo discurso distante y alejado de estas
corrientes y ponen las bases de la corriente filosófica posmoderna. La
cosmovisión posmoderna, en la medida en que puede describirse
como un sistema unitario, coincide en varias afirmaciones globales,
entre las cuales se hallan:

o El colapso de la razón y su incapacidad de presentarse como un


modelo universal de validación.
o La crisis de los metarrelatos y la afirmación de hallarnos en una
época post-metafísica, en la que es imposible encontrar una
cosmovisión aglutinadora de todas las culturas.
o La deconstrucción, como modelo crítico del método hermenéutico
de la realidad.
o Y la creencia en el fin de la historia.

La Antropología pasa de ser una ciencia de la conducta a ser el arte


de interpretar acciones significativas; deja de ser una ciencia y se
convierte en un discurso a interpretar.

La Antropología se disuelve así en hermenéutica, en análisis literario,


en literatura. No es difícil darse cuenta de que esta visión conduce a
la reubicación de la antropología en el terreno de las humanidades.

La opción por la cultura supone un cambio sustancial en la


perspectiva desde la que los antropólogos asumen el estudio de las
sociedades, donde el centro de interés ya no reside en la vida

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 20

subjetiva como tal, ni en el comportamiento externo como tal, sino en


los “sistemas de significación” socialmente disponibles –creencias,
ritos, objetos significativos.

El nuevo enfoque fija, consiguientemente su atención en temas y


aspectos alejados de las preocupaciones que guiaban o interesaban a
los antropólogos marxistas porque deja en un segundo plano la
consideración de los procesos socioeconómicos, de los procesos de
formación del poder y sus efectos.

Es por eso que el retroceso y el desvanecimiento de la perspectiva


marxista en el horizonte de la Antropología se hacen.

Es aquí donde me pregunto ¿Sigue teniendo validez una Antropología


marxista en los inicios del siglo XXI?

Sin duda su teoría, su método y sus conceptos no tienen ya para


algunos antropólogos relevancia ni interés. Persiste, no obstante, un
grupo que aceptan como legítimas sus hipótesis, reconocen como
válidas sus intuiciones y defienden que su teoría y su método siguen
siendo útiles para entender y explicar los procesos y las tensiones en
los que actualmente se hallan inmersas las sociedades.

3.11. Vigencia y actualidad de la obra y del pensamiento de Marx en la


Antropología:

La afirmación y la defensa de la teoría marxista en Antropología


puede atribuirse a las mismas razones que favorecieron o impulsaron
su descubrimiento a mediados del siglo XX.

En la actualidad el capitalismo no sólo no se derrumba sino que se


extiende por todo el mundo. El capitalismo ha entrado en un nuevo
ciclo de funcionamiento caracterizado por el desmantelamiento de los
antiguos controles reglamentarios que limitaban el mercado
competitivo.

Una parte amplia de las hipótesis planteadas por Marx en el siglo XIX
no han perdido vigor ni han sido negadas o superadas. Sus

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 21

intuiciones sobre las relaciones sociales y sobre los procesos de


transición; la relación de los factores económicos con las estructuras
de poder; la formación de clases y sus intereses contrapuestos; el
carácter socialmente relativo de las ideologías; la fuerza
condicionante de un sistema sobre sus miembros individuales, y
muchos otros aspectos implican proposiciones definidas de pleno
vigor en la Antropología.

Los marcos y los referentes desde los que los antropólogos acuden al
estudio y explicación de la realidad social no encuentran hoy fuera de
éstos maestros otras vías. Por eso la obra de Marx, sus conceptos y
orientaciones siguen teniendo hoy validez, siguen siendo útiles para
adentrarse en el análisis de los procesos y de la configuración
reciente de las sociedades.

Las propuestas que realizan los antropólogos defensores del discurso


posmoderno no pueden considerarse una alternativa que anule o
desplace la teoría marxista. Sus planteamientos conducen, si los
consideramos desde un plano científico, a un callejón sin salida.
Desde un plano político son el reflejo de una ideología conservadora,
y revelan la falta de sensibilidad ante los problemas de
contextualización social (el poder, las diferencias económicas y la
desigualdad social).

IV. CONCLUSIONES:

1. El objeto de estudio de la antropología nos ha permitido ver en su


desarrollo y cambio social un enfoque en donde podemos observar un
orden sistémico con una visión totalizadora de la antropología.
2. Los antropólogos marxistas introducen una nueva mirada, un modo
singular de aproximarse a la comprensión y a la explicación de la
configuración y de la dinámica de las sociedades.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo


ENSAYO DE ANTROPOLOGÍA Y MARXISMO 22

3. Las preocupaciones que guían a los antropólogos marxistas no se


limitan únicamente a la reflexión teórica, al conocimiento y al
desvelamiento de las estructuras y de los procesos que caracterizan a
las sociedades. Estos tratan también de comprometerse “políticamente”
con la realidad, con los sujetos y con los colectivos sobre los que
plantean su investigación.
4. Los antropólogos marxistas utilizan en su análisis de las sociedades
distintos conceptos. Los más frecuentes son el concepto de Modo de
Producción y el de Formación Económica y Social. El materialismo
histórico construye el concepto de “modo producción” para interpretar o
producir el conocimiento científico de las “formaciones sociales”.
5. La nueva Antropología marxista se distancia de las otras teorías no sólo
por la consideración del objeto de estudio, sino también y,
principalmente, por la introducción de unos marcos de análisis y de
comprensión distintos a los que siguen y proponen el resto de teorías.

V. BIBLIOGRAFÍA:
 CLIFFORD, Jean y MARCUS, George (eds.) (1991). Retóricas de la
Antropología. Júcar: Gijón.
 GEERTZ, Clifford, (1987). La interpretación de las culturas. Gedisa:
Barcelona.
 GODELIER, Maurice (1966). Racionalidad e irracionalidad en
economía. Maspero: París.
 GODELIER, Maurice (1989). Lo ideal y lo material. Taurus: Madrid.
 HARRIS, Marvin (1982). El materialismo cultural, Alianza: Madrid.
 MARTA Harnecker (1969). Los conceptos elementales del
materialismo histórico. Mexico.
 WORSLEY, P. (1982). Marx y Marxismo. Tavistock: Londres.
 LENIN. Las tres fuentes y las tres partes integrantes del marxismo.
Carlos Marx. Federico Engels. Editorial, Latinoamericana, Lima –
Perú. 1988.

BURGOS PEREDA, Gabriel Edgardo