Vous êtes sur la page 1sur 2

STUDIUM PHILOSOPHICUM ET THEOLOGICUM FRANCISCANUM

“CARDENAL ECHEVERRÍA”
CARRERA DE FILOSOFÍA

Nombre: Angelo Vega Profesor: Fr. Ángel Ibarra


Materia: Filosofía de la religión Fecha: 13/11/2017

MITOLOGÍA CHINA

Introducción

Datos históricos de la cultura china datan de los siglos XVIII-XI antes de Cristo, cuando
entonces reinaba la dinastía Shang. Según investigaciones, la sociedad primigenia de la
China sería una sociedad dividida en clanes, cada clan ligado a un animal totémico, es
decir que representaba al clan o que incluso se veneraba por estar ligado a un
antepasado mítico del clan.

Algunos investigadores consideran que los mitos actuales contienen residuos demitos
originales que derivan de las narraciones fundacionales de cada clan. Supuestamente
cada clan habría creado historias sobre sus propios ancestros míticos identificados con
las figuras totémicas que se venerarían de esta forma.

La mitología china guarda relación con las dinastías. Se ha identificado con seguridad
cuales eran los tótems de ellas: la dinastía Xia –previa a la dinastía Shang, aunque no
comprobada puesto que no hay verificaciones– se identificaba con una serpiente, la
dinastía Shang con un pájaro que parece que podría ser un cuervo negro con tres
patas, y la dinastía Zhou con un cuervo rojo.

Narración

Según los investigadores, existe el mito de los diez soles y el arquero Yi, el cual podría
ser la justificación del poder durante la dinastía Shang, el cual, lamentablemente, ha
llegado modificado hasta los días actuales por dinastías posteriores, que derrocaban a
su precedentes. El mito que ha llegado hasta la actualidad narra lo siguiente:

En los orígenes había diez soles entorno a la tierra. Eran hijos de Di Jun, señor del
Cielo, y la diosa Xi He. Vivían todos en un árbol gigante que se llamaba Fu Sang. Xi
He decretó que cada sol tenía que aparecer por separado en el cielo, por eso los
escoltaba uno a uno en su carro y cada día paseaba a uno de los soles, siguiendo
un orden.

Cuando habían pasado ya años con esta situación los diez soles estaban molestos
con esta norma y mediante una asamblea en las ramas de Fu Sang idearon un plan
para librarse de aquella vida. Un día, los diez soles aparecieron en el cielo. Al
principio a todo el mundo le gustó la luz y el calor, pero los campos empezaron a
secarse y la gente empezó a intentar disminuir su intensidad.
Yao, el gobernante de por aquel entonces, era un hombre humilde y sufría las
mismas privaciones que su pueblo, preocupado por su gente suplicó a Di Jun que
restableciera el orden anterior. Esté oyó sus ruegos y sin éxito ordeno a los soles
que regresaran al árbol.

Di Jun envió a su ayudante, Yi, a la tierra para que se encargara de sus hijos. Yi era
un arquero muy experto y armado con un arco rojo que le había dado Di Jun. Se
dirigió a la tierra con la orden de asustar a los soles para que se marcharan, sin
hacerles daño. Cuando Yi llegó a la tierra vio los daños sufridos a causa de los
soles y enfureció, disparó hacia el cielo y cayó un cuervo negro atravesado con
una flecha blanca de Yi; los cuervos eran quien tiraban de los soles arrastrándolos
por el cielo. Con la desaparición de un sol no hubo mucho cambio así que Yi
continuó disparando hasta que sólo quedó un sol en el cielo y todo se normalizó.

Este mito explicaría la organización de China en grupos de poder, cada sol sería un grupo de
poder. Sin embargo, esto cambiaría cuando los Shang fueron derrocados por los Zhuo. De tal
forma, ahora se habla de un único sol que permanece en el cielo.

Análisis

Es necesario tomar en cuenta que los mitos más primitivos de China, como el que se narró con
anterioridad, son anteriores a las corrientes de pensamiento predominantes como el
confucianismo, el taoísmo o el budismo. Además, hay que aclarar que la cultura china no
profesa una única religión, ella está conformada por diferentes y múltiples filosofías y
religiones. Se podría decir que la religión tradicional china es una forma de politeísmo y
sincretismo. Sin embargo, una de las características especiales de la religión y filosofía china es
su vinculación con la Tierra y la prosperidad de los seres que la habitan. También el culto a los
ancestros es una de las prácticas religiosas más extendida en China.

En el aspecto religioso, se puede encontrar que el culto a los ancestros es notorio en la


mitología de la dinastía Shang, puesto que la veneración de ellos se perpetuaba a través del
tótem, un objeto o animal de la naturaleza que representaba al clan y en el que veían al
ancestro venerable. Es una especie de perpetuación de la persona a través de una figura.

En cuanto al aspecto socio-político, se puede determinar que la cultura china veía en su


mitología una explicación de su organización y vida social. En el caso del mito de los diez soles
y el arquero Yi, aunque esté modificado, se puede determinar que un principio explicaba el
cómo la dinastía Shang dirigía la cultura china. Por tanto, la creencia de los clanes, su
mitología, era vivificada en diario vivir. Se puede entender así también la sumisión de las
personas: su entendimiento y explicación de la forma de vida a través del mito y su
transmisión oral en las familias, les proporcionaba una cosmovisión satisfactoria.

En este mito no se refleja un tipo de dios, sino simplemente una cosmovisión a través de la
mitología.

Bibliografía

Global Asia – Todo China. Recuperado de: http://china.globalasia.com/cultura-china/religion-


y-filosofia-china/sociedades-totemicas/
http://china.globalasia.com/cultura-china/religion-y-filosofia-china/