Vous êtes sur la page 1sur 5

Productividad

Factores que afectan la productividad


Factores externos: Incluyen la regulación del gobierno, competencia y demanda, están fuera del
control de la empresa, estos factores pueden afectar tanto al volumen de la salida como a la
distribución de las entradas.

Reglamentación del Gobierno. La legislación obrera, las leyes proteccionistas y las reglamentaciones
fiscales inciden directamente o indirectamente sobre la productividad. La reglamentación para
proporcionar equilibrio entre el progreso industrial y las metas sociales deseadas, como un medio
ambiente mas limpio y lugares de trabajo más seguros no se consideran contraproducentes.
Cualquier intento de reglamentar áreas diferentes de estas resulta generalmente conflictivo y
confuso.

La calidad. Con respecto a la calidad, se sabe que una baja calidad conduce a una productividad
pobre. La prevención de errores y el hacer las cosas bien desde la primera vez son dos de los
estimulantes más poderosos tanto para la calidad como para la productividad.

De producto. Es un factor que puede influir grandemente en la productividad, usualmente se


reconoce que la investigación y desarrollo conducen a nuevas tecnologías las cuales mejoran la
productividad.

No todos están de acuerdo en que los gastos de investigación y desarrollo repercuten


necesariamente en la productividad, se dice que la mayor parte de la investigación desarrollo esta
enfocada al desarrollo de productos y a resolver problemas de ambiente más que al mejoramiento
de la productividad. Sin embargo, es innegable que la inversión en este rubro genera cambios
importantes en la tecnología misma que repercute directamente en la productividad.

Proceso Estos factores incluyen flujo del proceso, automatización, equipo y selección de tipos de
proceso. Si el tipo de proceso no se selecciona adecuadamente de acuerdo al producto y al mercado,
pueden resultar deficiencias. Dentro de un proceso dado existen muchas formas de organizar el
flujo de información, el material y los clientes. Estos flujos se pueden mejorar con nuevos equipos
de análisis de flujos de procesos, con incrementos en la productividad.

Fuerza de trabajo La fuerza de trabajo es tal vez el mas importante de todos, esta asociado a un gran
número de sufactores: selección y ubicación, capacitación, diseño del trabajo, supervisión,
estructura organizacional, remuneraciones, objetivos y sindicatos.

El sindicato.

¿Han sido responsables los sindicatos de la disminución de la productividad?

Aun cuando hace falta mayor evidencia científica para contestar a esta pregunta, una muestra de
782 ejecutivos de diversas empresas, tomada por el Wall Street Journal, revelo la influencia negativa
de los sindicatos sobre diversos factores incluyendo a la productividad; el sindicalismo no se opone
abiertamente al incremento de la productividad, pero considera a su vez que a un incremento de la
misma corresponde un incremento de salarios.
De capacidad e inventarios. La capacidad en exceso, es con frecuencia, un factor que contribuye a
reducir la productividad, la capacidad casi nunca puede ajustarse a la demanda, pero la planeación
cuidadosa de la capacidad puede reducir tanto la capacidad en exceso como la capacidad
insuficiente.

El inventario puede ser un impedimento o una ayuda para la productividad de una empresa.

Muy poco inventario puede conducir a la perdida de ventas, volumen reducido y productividad mas
baja; demasiado inventario producirá costos mas elevados de capital y menor productividad.

La solución a este problema, para empresas con manufactura repetitiva son los sistemas de
inventarios justo a tiempo.

RENTABILIDAD
La rentabilidad es la capacidad que tiene algo para generar suficiente utilidad o ganancia; por
ejemplo, un negocio es rentable cuando genera mayores ingresos que egresos, un cliente es
rentable cuando genera mayores ingresos que gastos, un área o departamento de empresa es
rentable cuando genera mayores ingresos que costos.

El término rentabilidad también es utilizado para determinar la relación que existe entre las
utilidades de una empresa y diversos aspectos de ésta, tales como las ventas, los activos, el
patrimonio, el número de acciones, etc.

La rentabilidad hace referencia a los beneficios que se han obtenido o se pueden obtener
de una inversión que hemos realizado previamente. Tanto en el ámbito de las inversiones
como en el ámbito empresarial es un concepto muy importante porque es un buen indicador del
desarrollo de una inversión y de la capacidad de la empresa para remunerar los recursos financieros
utilizados. Podemos diferenciar entre rentabilidad económica y financiera.

Rentabilidad económica

Hace referencia a un beneficio promedio de la empresa por la totalidad de las inversiones


realizadas. Se representa en porcentaje y se traduce de la siguiente manera, si la rentabilidad
de una empresa en un año es del 10% significa que ha ganado 10€ por cada 100 invertidos.
La rentabilidad económica compara el resultado que hemos obtenido con el desarrollo de la
actividad de la empresa con las inversiones que hemos realizado para obtener dicho
resultado. Obtenemos un resultado al que todavía no hemos restado los intereses, gastos ni
impuestos (EBITDA).
El cálculo de la rentabilidad económica de una empresa puede descomponerse en el
rendimiento conseguido por unidad monetaria invertida. Este ratio es conocido por sus siglas
en inglés, ROA que responden a return on assets. Es el resultado de multiplicar el margen de
beneficios por la rotación del activo, es decir, el margen que obtenemos de la venta de un
producto o servicio por las veces que lo vendemos.
Como cada actividad, para aumentar la rentabilidad económica, cada empresa tendrá que
adoptar la mejor estrategia para su negocio. Una manera de aumentar la rentabilidad
económica es aumentando los precios de venta y reduciendo los costes, aunque como hemos
dicho, esto no lo podemos aplicar a todas las actividades económicas. Por ejemplo, si nos
encontramos ante un negocio que se enfrenta a mucha competencia en precios, no podrá
subir los precios sino que tendrá que aumentar las ventas. Recordemos que la rentabilidad
económica la obtenemos de dos variables el margen de beneficio y el número de ventas. Si
no podemos subir el margen, tendremos que subir el número de ventas.
Rentabilidad financiera

Por otro lado, la rentabilidad financiera (ROE, return on equity) hace referencia al beneficio
que se lleva cada uno de los socios de una empresa, es decir, el beneficio de haber hecho el
esfuerzo de invertir en esa empresa. Mide la capacidad que posee la empresa de generar
ingresos a partir de sus fondos. Por ello, es una medida más cercana a los accionistas y
propietarios que la rentabilidad económica.
En términos de cálculo es la relación que existe entre el beneficio neto y el patrimonio
neto de la empresa. Hay tres maneras de mejorar la rentabilidad financiera: aumentando el
margen, aumentando las ventas o disminuyendo el activo, o aumentar la deuda para que así
la división entre el activo y los fondos propios sea mayor.
Rentabilidad social

No debemos olvidarnos tampoco, del concepto de rentabilidad social. Éste hace referencia a
los beneficios que puede obtener una sociedad de un proyecto o inversión de una empresa. Es
independiente del concepto de rentabilidad económica ya que un proyecto puede ser
rentable socialmente pero no serlo económicamente para el inversor. Normalmente es un
concepto que se aplica en la construcción de infraestructuras en una sociedad. Por ejemplo,
la construcción de una carretera será rentable socialmente si los ciudadanos ahorran en
tiempo, comodidad y precio al utilizar la nueva carretera y no otra.

Competitividad
La competitividad es la capacidad que tiene una empresa o país de obtener rentabilidad en
el mercado en relación a sus competidores. La competitividad depende de la relación entre
el valor y la cantidad del producto ofrecido y los insumos necesarios para obtenerlo
(productividad), y la productividad de los otros oferentes del mercado. El concepto de
competitividad se puede aplicar tanto a una empresa como a un país.
Por ejemplo, una empresa será muy competitiva si es capaz de obtener una rentabilidad
elevada debido a que utiliza técnicas de producción mas eficientes que las de sus
competidores, que le permiten obtener ya sea mas cantidad y/o calidad de productos o
servicios, o tener costos de producción menores por unidad de producto.
Competitividad en Precios o en Otros Factores

Una empresa es competitiva en precios cuando tiene la capacidad de ofrecer sus productos
a un precio que le permite cubrir los costos de producción y obtener un rendimiento sobre
el capital invertido. Sin embargo, en ciertos mercados los precios de productos que compiten
entre sí puede variar, y una empresa puede tener la capacidad de colocar un producto a un
precio mayor que la competencia debido a factores distintos del precio, como la calidad, la
imagen, o la logística. En estos tipos de mercados, si la empresa puede colocar sus productos
y obtener una rentabilidad, la empresa es competitiva en otros factores. La competitividad
en precios es importante en mercados de bienes y servicios estandarizados, mientas que la
competitividad en otros factores es importante en mercados de servicios y servicios que
pueden ser diferenciados por aspectos como la calidad.
Ventajas Comparativas y Ventajas Competitivas

Las ventajas son los elementos que permiten tener mayor productividad en relación a los
competidores. Las ventajas se pueden clasificar en ventajas comparativas y ventajas
competitivas. Las ventajas comparativas surgen de la posibilidad de obtener con menores
costos ciertos insumos, como recursos naturales, mano de obra o energía. Las ventajas
competitivas se basan en la tecnología de producción, en los conocimientos y capacidades
humanas. Las ventajas competitivas se crean mediante la inversión en recursos humanos y
tecnología, y en la elección de tecnologías, mercados y productos,

Definición de Competitividad Internacional

Esta definición se refiere al análisis de la competitividad económica internacional de un país


o región económica. Análogamente al concepto de competitividad aplicado a una empresa,
la competitividad de un país se refiere a su capacidad de vender productos o servicios en el
mercado internacional, en relación a los otros competidores en el mercado. La
competitividad de un país estaría determinada por la suma de la competitividad de las firmas
de ese país.
Los conceptos de ventajas comparativas y ventajas competitivas mencionados arriba
también se aplican al caso de un país.
El estudio de los factores que determinan la competitividad nacional es importante debido a
que el estado puede influir en la misma mediante su política económica .
Básicamente existen tres enfoques para en análisis de la competitividad: el enfoque
tradicional, el enfoque estructural y nuevos enfoques.
Enfoque Tradicional
El enfoque tradicional de la competitividad se basa en los costos laborales y el tipo de cambio.
Estos dos factores determinarían los precios de los productos de un país en el mercado
internacional, en relación a los precios de los productos de países extranjeros. Este enfoque
lleva a otorgarle importancia a las devaluaciones y a orientar la política económica en la
reducción de costos. Este enfoque tendría mayor validez en mercados de productos con
alta elasticidad precio.
Enfoque Estructural

Considera a la tecnología como endógena y crucial para determinar las ventajas


comparativas dinámicas. Se desprende de este enfoque que se deben concentrar esfuerzos
en el aumento de la productividad y la incorporación y desarrollo de tecnología, lo que no
siempre se logra mediante la disminución de costos o las devaluaciones.
Otros conceptos

Otros conceptos se basan en las condiciones que existen en la economía. Es decir, una nación
será mas competitiva si su entorno incentiva a lograr una mayor creación de valor, por
ejemplo, mediante innovaciones.
Competitividad versus Competencia

El bienestar de una nación no depende exclusivamente de su competitividad internacional,


mas bien de la productividad de sus empresas en los sectores transables y no transables
(entre otros factores). Por lo que una política económica que se focalice en el concepto de
competitividad internacional puede ser errónea si descuida otros factores. Las naciones
están en una relación de cooperación mas que de competencia.