Vous êtes sur la page 1sur 16

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACION


ESCUELA DE PSICOLOGÍA
MENCIÓN PSICOLOGÍA CLÍNICA
INTRODUCCIÓN A LA PSICOLOGÍA CLÍNICA

Seminario Unidad 2

Profesor: Alumnos:
Raúl Clemente Gabriela Avendaño C.I: 20.676.680
Mariana Braz CI: 20219257
Anally Cruz CI: 17.531.471
Carlos Fernández CI: 24.933.589

Diciembre, 2017
Datos de identificación

Iniciales: LL

Edad: 22

Sexo: Masculino

País: Argentina

Zona de residencia: Buenos Aires

Nivel socioeconómico: clase media

Nivel académico: Licenciado

Grupo familiar: Madre y padre

Definición conductual:

Conducta de insatisfacción laboral caracterizada por: ante situaciones como la permanencia


en un trabajo por 6 meses o más y/o preguntas de su jefe y/o compañeros referidas a su
conformidad con el empleo del tipo “¿Cómo te sientes en la empresa?” o “¿Ya te
acostumbraste al trabajo?” el cliente emite una, algunas o todas de las siguientes instancias:
a nivel motor se retira de su lugar de trabajo antes de la hora de salir, realiza otras
actividades en lugar de asistir a su jornada laboral tales como renunciar a su empleo y
emitir verbalizaciones del tipo “la semana que viene renuncio “y “aquí no estoy generando
un impacto”; a nivel cognitivo pensamientos del tipo “Esto no es lo que quiero en la vida”,
“no soporto esto más” y pensamientos relacionados con el tiempo que pasa en el entorno
laboral como “Ya tengo meses haciendo esto” y “Pierdo ocho horas de mi vida todos los
días en esta vaina” y a nivel fisiológico sudoración en manos y axilas, frecuencia cardiaca y
respiratoria elevadas, enrojecimiento facial y dolor de estómago.
Secuencia conductual
Estimulación antecedente Respuesta Estimulación consecuente
(1) Ve el calendario (2) Piensa “ya tengo 6 meses en (7) Se aleja del calendario
el trabajo”
(3) Suda en manos y axilas,
aumenta su frecuencia cardiaca y REFORZAMIENTO
respiratoria y le duele el NEGATIVO (-)
estómago
(4) Piensa “¿Cuánto tiempo de mi
vida voy a pasar en esta mierda?”
(5) Dice “no soporto esto más, la
próxima semana renuncio”
(6) Mira hacia otra parte

(7) Se aleja del calendario (8) Su frecuencia cardiaca y (12) Su compañero dice “bueno,
(10) Uno de sus compañeros se respiratoria vuelven a la te dejo tranquilo, mejor hablamos
acerca y le pregunta ¿Cómo te normalidad y cesa dolor de otro día” (Termina la
sientes en la empresa? estómago conversación)
(9) Piensa “si, cuando renuncie
montaré mi negocio” REFORZAMIENTO
(11) Dice “esto es inaguantable” NEGATIVO (-)
(12) Su compañero dice “bueno, (14) Piensa “me quedan tres (16) Desaparece el reloj del
te dejo tranquilo, mejor hablamos horas en esta vaina” campo visual
otro día” (Termina la (15) Se va a jugar futbol con sus
conversación) amigos REFORZAMIENTO
(13) Ve el reloj NEGATIVO (-)
Secuencia conductual: día siguiente
(17) Su jefe lo llama a su oficina (18) Piensa “no soporto una (20) Su jefe dice “y si dejas de
y le comenta “vi que te fuiste semana más aquí” asistir mucho menos vas a
temprano ayer, ¿todo está bien?” (19) Dice “es que siento que aquí generar, lo que resta de la semana
no estoy generando un impacto” entrarás una hora antes”

CASTIGO POSITIVO (+)


(20) Su jefe dice “y si dejas de (21) Aumenta su frecuencia (23) No debe asistir más al
asistir mucho menos vas a cardiaca y respiratoria, le duele el trabajo (desaparición de entorno
generar, lo que resta de la semana estómago y se enrojece su rostro laboral del campo visual)
entrarás una hora antes” (22) Renuncia al trabajo
(24) Disminuye su frecuencia REFORZAMIENTO
cardiaca y respiratoria, cesa el NEGATIVO (-)
dolor de estómago y su rostro
recobra su color normal
(25) Piensa “ahora sí puedo
dedicarme a lo que quiera”
Análisis funcional:
VARIABLES DISPOSICIONALES
Del Entorno Del Individuo
1) Contexto próximo 1) Específicas:
-Oficina del jefe -Historia de condicionamiento de la interacción:
-Conversación previa con el jefe emisiones previas reforzadas, modelo de conducta
-Humor del jefe alternativa castigado.
-Presencia de otros compañeros 2) Generales:
-Tiempo desde cobro de quincena A) Organismo:
2) Contexto amplio -Momento evolutivo: Adolescencia tardía
-Capitalismo -Joven
-Popularización de la educación -Nivel de activación alto
-Electrónica -Salud física
-Globalización B) Historia interconductual
-Anomia -Habilidades básicas:
3) Valores sociales .Déficit en control emocional
-Familia: castigo positivo, inmediato y social .Déficit en competencias sociales
-Compañeros de trabajo: castigo positivo, inmediato y -Funciones de refuerzo prioritarias:
social y refuerzo positivo, diferido y social negativo/inmediato y positivo/inmediato
-Autoridades laborales y/o institucionales: Castigo
positivo, inmediato, social y/o material
-Amistades: Refuerzo positivo, inmediato y social
-Generales: Refuerzo positivo, inmediato y social y
castigo positivo y/o negativo, diferido, social y/o
material
Reciente reducción en la tasa de estimulación reforzante (antes muy elevada)

SECUENCIA FUNCIONAL
Estímulos Respuesta operante
E. externo E. sustituto E. interno
-Ver fecha y/o hora -E. cognitivo: recordar -R. respondente de a) Verbalizaciones y/o
-Conversación y/o tiempo en el trabajo ansiedad: + frecuencia pensamientos de escape
llamado de atención de cardiaca y respiratoria, b) Irse temprano del
su jefe sudoración, dolor de trabajo
estómago y c) Renunciar al trabajo
enrojecimiento facial
-R. respondente: pensar
en inconformidad con el
trabajo “esto no es lo
que quiero en la vida”

Función
Respondente y sustituta Operante
E R E R
Señal de entorno laboral Preparación para el Discriminativo positivo Escape de la actividad
y/o tiempo transcurrido escape (reacción ansiosa de posible laboral
en él fisiológica y cognitiva)

E. consecuente a) Disminución de la estimulación interna por desaparición del estímulo


sustituto (recuerdo) REFUERZO NEGATIVO (-)
b) y c) Disminución del estímulo externo por desaparición del campo visual:
REFUERZO NEGATIVO (-)
b) Disminución de estímulo externo temporal
c) Disminución de estímulo externo permanente
Argumentación del análisis funcional realizado

De acuerdo con Segura, Sánchez y Barbado (1995) el análisis funcional refiere a un


conjunto de operaciones a través de las cuales se establecen relaciones entre las respuestas
del organismo y las situaciones antecedentes y consecuentes que probabilizan la ocurrencia
de un tipo particular de interacción. El análisis funcional lleva a determinar dos elementos
fundamentales: 1) paradigma de adquisición: características funcionales de la interacción
que generaron un nuevo tipo de respuesta, la emisión de una respuesta adquirida
previamente en un contexto diferente o incrementaron su probabilidad de ocurrencia y 2)
paradigma de mantenimiento: las condiciones actuales que permiten la repetición de estos
comportamientos.

Paradigma de adquisición:

La conducta de insatisfacción laboral fue adquirida cuando LL tenía 14 años de edad,


reporta que contrataron a su papá para trabajar en una empresa 10 horas diarias, 6 días a la
semana, durante todas las semanas del año por un pago que vb paciente “al final ni siquiera
podía usar nunca porque no tenía tiempo para nada”, luego de 6 meses en esta situación,
señala que ante la llegada de su papá del trabajo, el recuerdo de cuánto tiempo pasaba
trabajando y/o la expectativa de verse envuelto en una situación similar, sentía su
respiración acelerada, sudor en las manos y/o dolor de estómago y emitía pensamientos y/o
verbalizaciones relativas al carácter limitante del trabajo del tipo: “¿cómo se pasa su vida
sin generar impacto para nadie?”, “yo renunciaría a un trabajo como ese que no deja vivir”
y “yo no pienso trabajar para la ganancia de los demás”, acto seguido volvía a la
normalidad su frecuencia respiratoria, cesaba el dolor de estómago y los recuerdos y/o
expectativas eran desplazados por pensamientos relativos a la aspiración de trabajar de
forma independiente y generar un impacto social.
El relato anterior permite señalar que el procedimiento de adquisición es el
modelado, en el cual el padre modela la conducta de cumplir con una jornada laboral de 10
horas seguida de castigo negativo inmediato (al no permitirle hacer otras actividades
posiblemente reforzantes), por ende, disminuye la probabilidad de que LL emita estos
comportamientos en el futuro. Además, la llegada del padre a horas tardías (E. Externo),
recuerdos y/o expectativas relacionadas con el trabajo (E. Sustituto) adquirieron valencia
aversiva secundaria al aparearse con las consecuencias aversivas obtenidas por el modelo,
razón por la cual consiguen elicitar la conducta respondente ansiosa (E. Interno), por lo que
el paradigma de adquisición es el condicionamiento clásico, en el que estos estímulos
ejercen una función de estímulo antecedente discriminativa positiva para que la
ejecución de una operante de escape acceda al refuerzo negativo, es decir, incremente su
probabilidad de ocurrencia futura al reducir la estimulación previa (Bandura, 1987; Segura,
Sánchez y Barbado, 1995).

Paradigma de mantenimiento:

Tras observar la secuencia conductual se puede constatar que el comportamiento de


insatisfacción laboral de LL se mantiene principalmente por reforzamiento negativo por
escape, ello implica que estas respuestas incrementan su probabilidad de ocurrencia futura
al disminuir o eliminar la estimulación antecedente, es decir, LL mantiene la conducta de
insatisfacción laboral porque el trabajo y/o su recuerdo ejercen una función de estímulo
antecedente discriminativa positiva para que la conducta operante de escape consiga
disminuir su frecuencia respiratoria y cardiaca, su dolor de estómago y la restricción
temporal para realizar otras actividades (Segura, Sánchez y Barbado, 1995).

Variables Disposicionales:

1. Del individuo: De acuerdo con Segura, Sánchez y Barbado (1995) se relaciona con
aquellas características del organismo que sin participar de la relación funcional, pueden
influir en la interacción, se dividen en específicas y generales, las primeras hacen referencia
a aquellas que resultan pertinentes solo a la secuencia conductual analizada, las segundas
por otra parte, a aquellas que afectan múltiples tipos de interacciones.

1.1 Específicas: Como señala Ribes (1990a) la conducta es continua, por tal motivo
no existe comportamiento presente en ningún organismo que no se relacione con sus
experiencias previas, en este sentido, la historia de condicionamiento de la interacción
hace referencia a todas las veces en las que se dio y las consecuencias asociadas a un tipo
particular de interacción en el pasado del sujeto, en el caso de LL se mencionan las
ocasiones anteriores al momento del análisis funcional en las que en presencia de estímulos
externos y sustitutos relativos al entorno laboral y/o al tiempo transcurrido en él, se evoca la
respuesta respondente de ansiedad seguida de alguna operante de escape motora o
cognitiva.
Durante la secuencia conductual expuesta se evidencia que el comportamiento de
insatisfacción laboral de LL descrito anteriormente ha ocurrido en múltiples ocasiones, esta
interacción tiende a ser reforzada de forma negativa, es decir, disminuye la estimulación
aversiva antecedente incrementando la probabilidad de manifestar en el futuro respuestas
similares.
Al exponer el paradigma de adquisición se resaltó la influencia del modelado, puesto
que LL comenzó a emitir estos comportamientos después de que su padre ejecutara
conductas alternativas como la asistencia puntual y responsable a su lugar de trabajo y la
consecuencia saliente para el observador fue el castigo negativo, es decir, el retiro de
reforzadores previamente accesibles al no disponer de tiempo para realizar otras actividades
distintas al trabajo, sin embargo, desde el primer momento en que por influencia del
modelo el entorno laboral y/o el tiempo transcurrido en él adquirieron funciones
discriminativas positivas para la obtención de reforzamiento negativo por escape, el
comportamiento ha estado sujeto a las mismas relaciones de contingencia, con la diferencia
de que desde el episodio de adquisición, la respuesta respondente ansiosa ha adquirido
control sobre la insatisfacción laboral de LL convirtiéndose en un estímulo antecedente
cada vez más relevante.
Resulta prudente señalar que los entornos laborales de LL siempre se han
caracterizado por ser estructuras empresariales y corporativas jerárquicas, nunca ha
desarrollado una actividad laboral independiente ni en ambientes informales, por lo que se
dificulta conocer si el comportamiento de insatisfacción laboral se generaliza o no a estos
espacios.
Se concluye que la historia interactiva de LL hace cada vez más probable el
comportamiento de insatisfacción laboral y particularmente menos probable la conducta
alternativa de compromiso laboral por las contingencias de refuerzo negativo y castigo
negativo que respectivamente han generado estas respuestas durante su vida, tanto para él
mismo, como para sus figuras significativas (Segura, Sánchez y Barbado, 1995).

1.2 Generales: Segura, Sánchez y Barbado (1995), explican que estas variables
aportadas por el sujeto pueden ser tanto físicas, biológicas o referentes a la historia
interconductual, con la diferencia de que se relacionen más allá de una interacción en
especifico, sino con muchas interacciones.

1.2.1 El momento involutivo-evolutivo según Segura, Sánchez y Barbado (1995) se


refiere a sus repertorios básicos y propios de su desarrollo biológico para lidiar con la
cotidianidad y a la relación de éstas características con respecto a las interacciones con su
medio social. Según la edad biológica LL posee 22 años y plenas competencias
intelectuales, por lo que para Bijou (1984, cp. Según Segura, Sánchez y Barbado, 1995)
podría decirse hacia el asentamiento del sub-estadio social de madurez, no obstante, dado
que no posee independencia material, relaciones maritales y otros componentes que definen
al hombre maduro en sociedad, se recurre Hopenhayn (2006) para establecer que se
encuentra en un estado de transición entre la adolescencia y la adultez denominada
juventud, es decir, en un limbo funcional en el que se espera que LL construya su propio
hogar y logre insertarse en el mundo laboral mientras las condiciones “exigen cada vez
mayor adquisición previa de conocimientos y destrezas” (p.30).
La influencia de esta variable con respecto al comportamiento de insatisfacción
laboral de LL se resume en un incremento de la probabilidad de que ocurra este tipo de
relación funcional, puesto que esta etapa dota de mayor saliencia la autonomía material y la
aprobación social como estímulos posiblemente reforzantes, en caso de no conseguir estas
cosas en su empleo, probablemente se formen interacciones de escape para desaparecer el
estímulo sustituto y/o externo relacionado con la actividad laboral.

1.2.2 Según Segura, Sánchez y Barbado (1995) la historia interconductual se refiere


a la experiencia resultante de todas las interacciones entre el organismo y sus entornos hasta
el momento del análisis. Dentro de la historia interconductual se enuncian las habilidades
específicas y las básicas como el control emocional y las competencias sociales.
Sobre estas habilidades, LL presenta un déficit de control emocional puesto que es
una de sus estrategias de afrontamiento preponderantes, en concreto, ante situaciones
problemáticas responde principalmente a través de la elicitación de emociones, esto facilita
el establecimiento de relaciones funcionales que incluyan respuestas de evitación como la
insatisfacción laboral.
En lo que respecta a sus competencias sociales, LL presenta déficit para la
comunicación asertiva, es decir, manifiesta dificultades para expresarse de forma clara,
concisa y de acuerdo con las pautas establecidas por el contexto. Esta variable al interactuar
con sus habilidades para el control emocional incrementa la probabilidad de establecer
relaciones funcionales que involucren respuestas emocionales ansiosas y conductas
evitativas como la insatisfacción laboral.

1.2.3 Las Funciones de refuerzo prioritarias se entienden como las formas de


cambio consecuente efectivas para la adquisición y el mantenimiento de las interacciones
entre un individuo y los ambientes en los que se desenvuelve (Segura, Sánchez, Barbado,
1995). En el caso del LL su función de refuerzo prioritaria es positiva/ inmediata y
negativa/inmediata social, resalta que los caracteres definitorios son la inmediatez y lo
social, esto incrementa la probabilidad de ocurrencia de la relación funcional asociada a la
conducta de insatisfacción laboral, puesto que el refuerzo por trabajar suele ser diferido y
material. Esto es cónsono con lo establecido por Simon Sinek, es decir, la instantaneidad
como un rasgo característico de la juventud, por ello interactúa con su estadio evolutivo al
convertirse en una de las características que lo conforman.
La función de refuerzo prioritaria en el caso de LL, resulta ser la variable con mayor
influencia en su comportamiento de insatisfacción laboral, puesto que como se puede ver en
la historia de condicionamiento de interacción, el episodio de adquisición consta en parte de
la conducta de trabajo responsable modelada por su padre, evidentemente habían muchas
contingencias relevantes a éste comportamiento, pero el hecho de que las funciones de
refuerzo prioritarias de LL se caractericen por la inmediatez fue lo que determinó que la
consecuencia relevante para el observador experimentada por el modelo fuera el castigo
negativo por privación de posibles reforzadores, de modo tal que es una variable
fundamental que incrementó en gran medida la posibilidad de establecer una relación
funcional de este tipo con respecto al entorno laboral y otros estímulos asociados
especificados con anterioridad.

1.2.4 Con respecto a su tasa de estimulación reforzante, a lo largo de toda su vida y


en consonancia con lo expuesto por Simon Sinek, LL se ha visto expuesto a un volumen
muy elevado de estímulos posiblemente reforzantes a través del uso de redes sociales,
consumo de diversos artículos con propiedades de refuerzo primarias y secundarias y
realización de actividades autorreforzantes, esta variable interactúa con sus funciones de
refuerzo prioritarias, dado que al recibir tanta estimulación reforzante, termina estando
siempre presente, es decir, se vuelve una constante inmediatez. Por otro lado, desde que LL
se vinculó al ámbito laboral este flujo de estimulación se vio disminuido, puesto que las 8
horas diarias que dedica a trabajar anteriormente se dirigían a salidas con amigos y/o
interacciones a través de las redes sociales, esto afecta su comportamiento y facilita que se
establezca una relación funcional en la que el entorno laboral, el tiempo que transcurre en él
o el recuerdo de éstos elementos asuman valencia aversiva y una función discriminativa
positiva para la emisión de operantes de escape reforzadas de forma negativa.

2. Del ambiente: Según Segura, Sánchez y Barbado (1995) son aquellas variables
externas al organismo que influyen en la interacción sin participar de ella haciéndola más o
menos probable, para el caso de LL resultan especialmente relevantes el contexto próximo,
contexto amplio y valores sociales.

2.1 Por contexto próximo se entiende a la distribución de todas aquellas


características del entorno inmediato en el que ocurre la interacción que pudieran influir en
ella, como las personas presentes, hechos ocurridos y objetos ubicados en el espacio-tiempo
inmediato (Segura, Sánchez y Barbado, 1995) en el caso de LL y su conducta de
insatisfacción laboral, algunas de estas características disminuyen e incrementan la
posibilidad de que la interacción tenga lugar y pueden alterar su morfología, estas son:

a) Oficina del jefe: Cuando la interacción tiene lugar en privado con la figura de
autoridad inmediata, incrementa la probabilidad de que LL emita instancias que impliquen
la desaparición del campo visual de la estimulación aversiva como la renuncia a su trabajo,
si no está presente el entorno ‘oficina del jefe’ incrementa la probabilidad de instancias de
escape cognitivo por disminución de los estímulos sustitutos y respondentes antes
mencionados, esto debido a que se le facilita realizar la solicitud directa de la renuncia en
un espacio cerrado y privado, puesto que dados sus déficits en comunicación asertiva y
control emocional, en otros espacios podría evitar esta confrontación.

b) Conversación previa con el jefe: Relacionada en gran medida con la variable


anterior, si la situación estimular antecedente asociada con el entorno laboral y/o el tiempo
que LL dedica a su trabajo además de ocurrir en la oficina de su jefe, tuvo lugar durante
una conversación que éste inició con preguntas relativas a su conformidad con el empleo,
se incrementa la probabilidad de instancias de respuesta relativas a la manifestación verbal
de la insatisfacción de LL como “siento que aquí no estoy generando un impacto” y la
renuncia a su trabajo seguida de la desaparición del campo visual de la situación estimular
(cambios en la morfología), esta relación puede ser explicada por su interacción con los
déficits en competencias sociales y de control emocional con una argumentación similar a
la empleada en la variable anterior.

c) Humor del jefe: Enuncia las manifestaciones que permiten a LL identificar la


emoción de su jefe, con especial relevancia en la gesticulación y rubor facial, el grado de
tensión muscular, las oscilaciones en su tono de voz y el contenido del discurso, así, si la
conversación ocurre en la oficina, iniciada por su jefe y ante un tono de voz elevado, fuerte
tensión muscular, gesticulaciones faciales y comentarios que sugieran molestia, incrementa
la probabilidad de instancias que involucren la desaparición del estímulo del campo visual
y manifestaciones verbales y disminuyen aquellas relativas al escape cognitivo por
disminución de estímulo sustituto del tipo “la semana que viene renuncio” ello resulta
lógico si se recuerda el repertorio de habilidades básicas de LL, su estrategia de
afrontamiento emocional generaría una activación fisiológica aversiva, ello haría más
probable morfologías de respuesta que disminuyan la estimulación antecedente de forma
permanente (renuncia).

d) Presencia de otros compañeros: Cuando el valor de esta variable es positivo (hay


presencia) se hacen menos probables las instancias explícitas en general, tanto las verbales
que disminuyen estimulación sustituta y respondente como aquellas que desaparecen el
estímulo externo del campo visual, esto se puede explicar por su interacción con las
funciones de refuerzo prioritario de LL relativas al refuerzo social inmediato sea positivo o
negativo, el comportamiento de sus compañeros (será detallado al explicar los valores
sociales) posee gran influencia en la morfología de su respuesta.

e) Tiempo desde cobro de quincena: Hace referencia a la cantidad de días


transcurridos desde el pago del salario quincenal y a los días faltantes para recibir el
próximo pago, la relación que esta variable sostiene con la secuencia funcional describe una
curva de campana, es decir, a medida que la fecha se sitúa al intermedio entre el pago
anterior y el siguiente, incrementa la probabilidad de que ocurra la interacción y LL
manifieste cualquiera de sus respuestas operantes de escape, de igual forma, a mayor
cercanía de cualquiera de las fechas de pago estas respuestas se hacen menos probables.
Esto podría explicarse al relacionar esta variable con dos relativas a la historia
interconductual de LL, la tasa de estimulación reforzante y la función de refuerzo
prioritaria, puesto que los cambios generados por el empleo sobre el monto de estimulación
reforzante recibida facilitan las respuestas orientadas a la obtención de reforzadores y por
otra parte, la prioridad atribuida a la estimulación reforzante inmediata le resta influencia
inhibitoria al pago cuando éste se encuentra a la suficiente distancia temporal como para ser
considerado diferido.

2.2 Existen otros elementos del entorno que de acuerdo a Segura, Sánchez y Barbado
(1995) pueden influir en la interacción, reciben el nombre de contexto amplio que se
refiere a características espaciales y temporales generales que afectan una gran variedad de
interacciones del organismo, algunas de éstas que resultan especialmente relevantes para el
caso de LL son:

a) Capitalismo: Hace referencia a una forma específica de las relaciones sociales


necesarias para la producción de las riquezas dentro de la cual el trabajador productor es a
la vez un producto sometido a la oferta y la demanda, sus principios fundamentales son la
propiedad privada sobre los bienes inmuebles, la producción para el comercio y el trabajo
asalariado (Marx, 1974).
Este factor afecta una gran variedad de interacciones de LL debido a su estrecha
relación con otras variables disposicionales, como señala Simon Sinek cada día
incrementan los bienes destinados para el consumo, o en lenguaje conductual, los
reforzadores potenciales primarios y secundarios disponibles para los jóvenes, lo que
favorece el establecimiento de una tasa de estimulación reforzante muy elevada, hecho que
solo es posible en un sistema en el que la producción no se limita (y a veces ni se relaciona)
a la satisfacción de necesidades, sino que por el contrario su objetivo fundamental es el
intercambio y la competencia con otros productores, es decir, el capitalismo contribuye al
incremento en la tasa de estimulación reforzante que al verse disminuida por encontrarse
trabajando, incrementa la valencia aversiva de este entorno y las actividades asociadas, así
como la probabilidad de que LL establezca una relación funcional de insatisfacción laboral
caracterizada por respuestas dirigidas al escape, en cualquiera de sus formas ya
mencionadas; el resto de sus influencias serán detalladas al explicar las demás variables que
integran el contexto amplio de LL.

b) Popularización de la educación: Se refiere al incremento de la posibilidad de


acceso a los procesos de capacitación para la actividad laboral especializada, Hopenhayn
(2006) resalta que este factor es particularmente relevante para los jóvenes, que
normalmente triplican en acceso a la educación formal a las generaciones precedentes; su
influencia en el comportamiento de insatisfacción laboral de LL se deriva de su interacción
con otras variables dispocisionales como las habilidades específicas, dado que posee
extensa experiencia formativa y capacitación relativa al ejercicio laboral atribuible a esta
apertura.
Hopenhayn (2006) enfatiza la contradicción que experimenta la juventud con
respecto a su acceso a experiencias de capacitación para el trabajo y su posibilidad real de
conseguir un empleo de calidad, este fenómeno puede ser explicado a través de la
interacción de dos variables disposicionales relativas al contexto amplio: el capitalismo y la
popularización de la educación, la primera implica un sistema en el que el trabajador es un
producto sometido a la oferta y demanda y la segunda el incremento de la capacitación
laboral ¿resultado? Lo descrito por Hopenhayn (2006) como ‘devaluación educativa’, al
incrementar los trabajadores que cuentan con educación formal deben competir entre ellos
para obtener un puesto, el aumento de la oferta sin correlato directo en un incremento de la
demanda, trae consigo que las mismas experiencias formativas de hace diez años, hoy valen
para salarios inferiores y empleos de menor calidad, por lo que deben dedicar aún más
tiempo a la capacitación previa.
En el caso del comportamiento de insatisfacción laboral de LL esta interacción resulta
decisiva, puesto que el entorno plantea una entrega de reforzadores excesivamente diferida
y disminuida con respecto a la participación del mercado de trabajo, mientras que LL posee
dos características cruciales derivadas de su historia interconductual: 1) una función de
refuerzo prioritaria positiva/inmediata y negativa/inmediata y 2) una tasa de estimulación
reforzante que antes del empleo era muy elevada. La primera característica en interacción
con el carácter diferido de la entrega de reforzadores por trabajar, disminuye la
probabilidad de que LL adopte comportamientos alternativos a la insatisfacción laboral,
como el trabajo responsable por ejemplo. La segunda en interacción con la devaluación del
reforzador relacionado con mantener un empleo, incrementa la probabilidad de que el
entorno laboral y el tiempo transcurrido en él adquieran valencias aversivas secundarias
para LL por reducir el acceso a estimulación reforzante y por ello, ejerzan una función
discriminativa positiva para operantes de escape que resulten en refuerzo negativo por
disminución de la estimulación antecedente.

c) Electrónica: Con el término se hace alusión a todas aquellas tecnologías orientadas


al entretenimiento, la comunicación, el incremento de la productividad y disminución de la
carga laboral, con especial énfasis en las dos primeras. Posee una estrecha relación con el
capitalismo dado que la sobreproducción dirigida al comercio y el consecuente incremento
exacerbado del consumo, el carácter mundial del mercado capitalista y la necesidad de
optimizar los medios de producción industrial, transporte y comunicación constituyeron
influencias necesarias para que tuviera lugar el desarrollo tecnológico que la produjo. Esta
quizás sea una de las variables del contexto amplio que se encuentra más cerca de impactar
directamente el comportamiento de insatisfacción laboral de LM, puesto que interfiere en
múltiples variables disposicionales asociadas.
Como señala Simon Sinek la mayor parte de los contactos interpersonales de los
jóvenes ocurren a través de instrumentos electrónicos en espacios virtuales, es decir, en
redes sociales como Facebook e Instagram, el autor resalta que las competencias
comunicativas asociadas a estos espacios no necesariamente se transfieren a los
intercambios sociales que tienen lugar en espacios físicos por diversas razones, una de ellas
es que en interacciones virtuales (a diferencia de lo que ocurre en interacciones físicas) el
control de lo que se le muestra al otro es absoluto, por lo que esta variable interactúa con la
historia interconductual de LL siendo responsable en parte por el déficit en competencias
sociales como la comunicación asertiva y la integración en contextos grupales y/o
institucionales.
Con respecto a la secuencia conductual, incrementa la probabilidad de que se
establezca una relación funcional entre respuestas operantes de escape y la presencia o
recuerdo del entorno laboral y/o el tiempo transcurrido en él, también interactúa
indirectamente con las variables del contexto próximo como oficina del jefe, conversación
iniciada por el jefe y humor del jefe por ser en parte responsable del déficit en
competencias sociales, que en estos contextos probabiliza la instancia (morfología)
operante de escape de renunciar al trabajo, como forma de disminuir la estimulación
antecedente al desaparecer el entorno laboral del campo visual.
La electrónica también interactúa con otras dos variables disposicionales relativas a
la historia interconductual de LL, estas son la tasa de estimulación reforzante y la función
de refuerzo prioritaria. Como menciona Simon Sinek la tecnología comunicacional permite
a los jóvenes traer el futuro al presente constantemente, es decir, si se desea hablar con
alguien en otro país no hay que esperar semanas a que llegue el correo o ir personalmente,
se envía un mensaje por Facebook y en segundos la distancia espacio-temporal pierde su
significado, si no poseen el dinero para comprar un objeto pueden emplear una tarjeta de
crédito y así usar recursos que obtendrían en el futuro, y quedan muchos ejemplos más. En
términos del análisis funcional, esta posibilidad de obtener cualquier reforzador sin demora
es responsable en gran medida de las funciones de refuerzo prioritarias de LL basadas en la
inmediatez y de su elevada tasa de estimulación reforzante previa a la obtención del
empleo, por lo que la electrónica a través de sus influencias en variables disposicionales del
individuo vuelve a contribuir al incremento en la probabilidad de que se produzca la
relación funcional de insatisfacción laboral, caracterizada por operantes de escape motoras
y/o cognitivas ante la presencia o recuerdo del entorno laboral y/o el tiempo que LL pasa
trabajando.

d) Globalización: De acuerdo con Bauman (1998) hace referencia a la compresión de


las relaciones espacio-temporales que facilitan intercambios mundiales pluriculturales, los
cuales influencian y movilizan de un modo acelerado las prácticas cotidianas hacia su
constante transformación. Resulta evidente que el fenómeno al que se hace referencia es
consecuencia directa del comercio mundial indispensable para la economía capitalista y del
desarrollo de la electrónica que permite la compresión espacio-temporal, por lo que su
relación con estas variables es estrecha.
La globalización impacta directamente en el comportamiento de insatisfacción laboral
de LL, puesto que a través de los medios de difusión de la información se expone a
procesos de modelado en torno a los comportamientos relativos a los entornos laborales,
así, el trabajo audiovisual comparativo sobre distintas generaciones realizado por BOX
1824 contiene multiplicidad de modelos similares en edad, nivel socioeconómico, historia
previa, entre otros factores a LL, lo que incrementa la probabilidad de que las contingencias
asociadas a sus comportamientos contribuyan al establecimiento de un condicionamiento
vicario (Bandura, 1987)
En estos procesos de modelado puede verse la conducta de insatisfacción laboral,
jóvenes que renuncian a compromisos que llaman ‘esclavizantes’, limitantes, etc. para
emprender negocios propios y como consecuencia consiguen la independencia financiera y
cierto grado de ‘impacto’ social, en términos concretos, son reforzados de dos formas:
negativa al escapar del trabajo que constituye la situación estimular aversiva antecedente y
positiva al recibir salarios elevados y la aprobación social de sus pares. Las contingencias
que observa en otros a través de medios de comunicación y/o redes sociales incrementan la
probabilidad de que LL desarrolle una relación funcional de insatisfacción laboral, hecho
que interactúa con los valores sociales que serán detallados más adelante.

e) Anomia: Definida por Durkheim (1997) como una condición estructural de la


sociedad, se caracteriza por la contradicción existente entre las metas promovidas
socialmente y los medios sociales aprobados para su alcance, ello trae consigo la pérdida
del control que la norma colectiva ejerce sobre el comportamiento de los individuos, en
lenguaje conductual, al aplicar los comportamientos adquiridos a través del modelado
simbólico que realiza la norma, los individuos no obtienen acceso al reforzador contingente
asociado, ello causa que se extingan estas respuestas (disminuyan su probabilidad de
ocurrencia) y emerja la variabilidad comportamental, las respuestas que permitan acceder
al reforzador serán las que se mantengan con independencia de las consideraciones morales
y/o legales asociadas.
De acuerdo con Hopenhayn (2006) resulta paradójica la relación entre el consumo
simbólico y material en la juventud, por ello la presencia de la anomia en este estadio
evolutivo se enfatiza dramáticamente, puesto que el medio socialmente modelado para el
alcance del reconocimiento social y las ganancias monetarias (posibles reforzadores) es la
educación con especial énfasis en la formación universitaria, en contraste y en relación con
la variable popularización de la educación, el grupo con mayor acceso y experiencia
formativa es a la vez el más desempleado, ello indica que el cumplimiento de la norma no
garantiza (y tal vez ni siquiera se relaciona) la obtención del reforzador, por lo que la
juventud varía sus respuestas para obtenerlos, uno de los ejemplos podría ser lo expuesto en
el proyecto de BOX 1824, es decir, el emprendimiento de un nuevo negocio en un mercado
incipiente o el incremento en la delictividad juvenil señalada por Hopenhayn (2006), puesto
que la funcionalidad a la que obedecen estos comportamientos es la misma: ante un modelo
conductual corporativo y jerárquico que no permite acceder al reforzador, estas personas
buscan respuestas alternativas que permitan obtener ganancias monetarias y reconocimiento
social, cambiando así su relación con el trabajo.
La influencia que la anomia ejerce sobre el comportamiento de insatisfacción laboral
de LL se basa en el hecho de que incrementa la probabilidad de que ocurra la interacción,
particularmente las instancias relativas a la desaparición física de la estimulación
antecedente (el trabajo).
Lo expuesto anteriormente se explica por la interacción de la anomia con la
globalización, el capitalismo y la popularización de la educación, porque LL ha podido
comprobar en ensayos anteriores la devaluación del reforzador (salarial y social) asociado a
sus respuestas formativas y laborales, esto incrementa la probabilidad de que adquieran
propiedades aversivas secundarias, a su vez, el intercambio comunicacional y cultural que
facilita la globalización le provee de modelos significativos de comportamientos
alternativos para la obtención de reforzadores como el salario, ello facilita el escape
permanente de la actividad laboral, ya que el posible refuerzo (pago) no es dependiente a la
ocurrencia del comportamiento. Se habla de una institucionalización de la
desinstitucionalización, es decir, no solo los patrones de comportamientos socialmente
modelados se extinguen en la juventud al no garantizar la obtención del reforzador, sino
que se generaliza y modela la variabilidad de respuesta. En términos cotidianos
simplemente significa que la juventud ha adoptado un comportamiento que identifica
generar cosas nuevas, innovaciones, con el alcance del éxito (reforzadores sociales y
materiales), esto explica la morfología y la frecuencia de ciertas instancias de respuestas
verbales relativas a la insatisfacción laboral de LL como “siento que aquí no estoy
generando un impacto”.
De acuerdo con Seeman (1975), la anomia facilita la manifestación individual de
comportamientos como el trabajo alienado, es decir, el concebir la actividad laboral como
un proceso en el cual el individuo se usa a sí mismo para un fin, en lenguaje conductual ello
se traduce en que se dificulta que comportamientos como el trabajo adquieran propiedades
autoreforzantes, por lo que pasa a ser una acción que implica el castigo positivo (por su
valencia aversiva asociada) y negativo (por la restricción temporal que limita el acceso a
reforzadores previamente disponibles) inmediatos en aras de obtener reforzadores diferidos,
lo que en el caso de LL interactúa con sus funciones de refuerzo prioritarias fundamentadas
en la inmediatez, facilitando que ocurra la relación funcional de insatisfacción laboral y de
forma particular, las instancias de respuesta relativas a la disminución de la estimulación
antecedente por desaparición permanente del estímulo externo del campo visual (el
trabajo).

2.3 La última variable disposicional del entorno son los valores sociales, de acuerdo
con Segura, Sánchez y Barbado (1995) hace referencia a los pronunciamientos que el
entorno hace de cada situación reforzando las conductas que valora como adecuadas y
castigando las inadecuadas, constituye una de las variables más relevantes para la
predicción del comportamiento humano. Algunos aspectos que resultan importantes en el
caso de LL son:

a) Familia: Tendencia a emitir respuestas orientadas a castigar de forma positiva los


comportamientos de insatisfacción laboral de LL a través de la desaprobación social del
tipo vb “eres un bueno para nada” y/o “no sabes qué hacer con tu vida”.

b) Compañeros de trabajo: Tendencia a emitir respuestas orientadas a castigar de


forma positiva, inmediata y social y a reforzar de forma positiva, mediata y social los
comportamientos de insatisfacción laboral de LL, es decir, ante estas respuestas la primera
contingencia administrada por sus compañeros es la desaprobación social a través del
cuestionamiento como “piénsatelo mejor, mira que la cosa no está fácil” y/o “te vas a
arrepentir después”, no obstante, en aquellos casos en los que la instancia de respuesta de la
conducta de insatisfacción laboral implica la reducción de la situación estimular
antecedente por desaparición permanente del campo visual (renuncia), después de la
contingencia recién descrita, emiten comportamientos que podrían reforzar de forma
positiva y social la insatisfacción laboral de LL incrementando la atención que le brindan,
por ejemplo, invitarle a salir todos juntos porque ya no se verán en el trabajo y/o
verbalizaciones como “te extrañaremos” y “que tengas mucho éxito”.

c) Autoridades laborales y/o institucionales: Tendencia a emitir respuestas orientadas


a castigar de forma positiva los comportamientos de insatisfacción laboral de LL a través de
la desaprobación social del tipo “¿qué impacto vas a generar si ni haces tu trabajo?”, “hay
otras personas que quieren el puesto y son más responsables que tú” y/o a través del
incremento de la jornada laboral (situación estimular aversiva antecedente)

d) Amistades: Tendencia a emitir respuestas orientadas a reforzar de forma positiva,


inmediata y social los comportamientos de insatisfacción laboral de LL a través de
verbalizaciones del tipo “hiciste lo correcto”, “allí solo perdías tu tiempo” y/o “trabajar para
otros no sirve”.

e) Sociedad general: Tendencia a emitir respuestas orientadas a reforzar de forma


positiva, inmediata y social, a aplicar castigo positivo, diferido y social y también negativo,
diferido y externo (material) los comportamientos de insatisfacción laboral de LL, es decir,
mientras se encuentre en el momento evolutivo denominado ‘juventud’, el mensaje social a
través de sus medios de difusión toma forma de aprobación social del tipo “solo se vive una
vez”, “haz lo que deseas, mañana es tarde” y/o “independízate, los conformistas nunca
triunfan”, sin embargo, con el pasar de los años, el mantenimiento de estos
comportamientos se asocia a desaprobación social como “LL no ha logrado nada” y/o “ni
siquiera puede conservar un trabajo”, a su vez, se aplican consecuencias externas
especialmente relacionadas con el ingreso al que LL puede acceder, es decir, se reducen sus
posibilidades de ser contratado por amplio historial de renuncias y/o aspirar a puestos con
salarios más elevados.
Es importante realizar una aclaración previa al análisis del impacto que el
comportamiento de estos grupos ejerce sobre la conducta de insatisfacción laboral de LL,
pues de acuerdo a Segura, Sánchez y Barbado (1995) se llama castigo al incremento de la
situación estimular antecedente (positivo) o su disminución (negativo) contingente a una
respuesta cuando estos cambios son seguidos del decremento en la probabilidad de
ocurrencia futura de comportamientos similares; dicho esto se deduce que aunque al hablar
de los valores sociales estos autores mencionen que los grupos refuerzan o castigan, si se
toma como referencia su modelo de análisis funcional esto no es del todo cierto, puesto que
la situación estimular antecedente del comportamiento de insatisfacción laboral de LL es la
permanencia en el entorno laboral y/o el recuerdo del tiempo que transcurre realizando
estas actividades, por lo que las contingencias relativas a la aprobación o desaprobación
social no representan ni incremento ni disminución del antecedente.
Quizás resulta más provechoso comprender esta variable del modo en que Ribes
(1990b) expone el análisis de la macrocontingencia, es decir, identificar las prácticas que
dentro de ciertos grupos forman los criterios valorativos que convierten un comportamiento
en problemático para el individuo y/o la sociedad, por lo que una vez planteadas las
valoraciones que los grupos relevantes dentro de la vida de LL realizan sobre su
comportamiento de insatisfacción laboral, resta por determinar qué tipo de impacto ejercen
cuando se combinan:
En lo que respecta a su influencia sobre los criterios valorativos que LL sostiene
sobre su comportamiento de insatisfacción laboral, pese a que las contingencias involucran
ambas direcciones, es decir, aprobación y desaprobación social, si se recuerdan las
funciones de refuerzo prioritario de LL se notará que las más relevantes serán siempre las
inmediatas, a su vez, dado el momento evolutivo en el que se encuentra, como señala Bijou
(1984, cp. Segura, Sánchez y Barbado) y Hopenhayn (2006) LL buscará en mayor medida
la aprobación de su grupo de pares, por lo que las macrocontingencias más relevantes con
respecto a sus criterios valorativos serán las administradas de forma inmediata por sus
amistades y la sociedad en general, adicionalmente, las posibilidades de procesos de
modelado pluriculturales que ofrece la globalización y el cambio acelerado de las reglas del
juego social incrementan la brecha intergeneracional y disminuyen la intrageneracional,
esto puede aumentar todavía más la influencia que las amistades y sociedad en general a
través de sus medios de difusión ejercen sobre los criterios valorativos de LL.
Ambos grupos (amistades y sociedad general) administran contingencias que en la
práctica implican la aprobación social inmediata y dada su fuerte relevancia explicada
anteriormente, se hace muy probable que LL no discrimine el posible carácter problemático
(‘castigos’ diferidos asociados) de su comportamiento de insatisfacción laboral, ello facilita
que haya establecido esta relación funcional.
Con respecto a las otras contingencias inmediatas, es decir, las aplicadas por su
familia y compañeros de trabajo, si bien su influencia es más limitada, pueden impactar en
la topografía del comportamiento de insatisfacción laboral de LL al interactuar con las
variables del contexto próximo, la valoración que el grupo de compañeros de trabajo realiza
a través de la desaprobación social inmediata puede ser la responsable de que en su
presencia la interacción tienda a manifestarse en instancias encubiertas, como pensamientos
dirigidos al escape por disminución del estímulo sustituto del tipo “la semana que viene
renuncio”.

Referencias Bibliográficas

Bandura, A. (1987). Teoría del aprendizaje social. Madrid: Editorial Espasa Universitaria.
Barbado P., Sánchez P. y Segura M. (1995). Análisis Funcional de la conducta: Un modelo
explicativo. España: Universidad de Granada.
Durkheim, E. (1987). La división social del trabajo. Madrid: Editorial Akal.
Hopenhayn, M. (2006): La juventud latinoamericana en sus tensiones y sus violencias, en
Moro, Javier (ed): Juventudes, violencia y exclusión. Desafíos para las políticas
públicas. (29-53), Guatemala: INDES / BID.
Marx, K. (1974). Manuscritos: economía y filosofía. Madrid: Alianza Editorial.
Ribes, E. (1990a). Problemas conceptuales del Análisis del Comportamiento Humano.
México: Trillas.
Ribes, E. (1990b). Psicología General. México: Editorial Trillas.
Seeman, M. (1975). Alienation studies. Annual review of sociology, 1(1), 91-123.
Zygmunt, B. (1998). La globalización: consecuencias humanas. México: Fondo de Cultura
Económica.