Vous êtes sur la page 1sur 10

ADICCIONES Y VICIOS

A continuación se presentará una explicación basada en la experiencia de Lucy Aspra,


angelóloga reconocida que imparte cursos, conferencias y talleres dentro y fuera de
México, además, fundadora de la Casa de los Ángeles en la Ciudad de México y autora del
Manual de Ángeles (di ¡sí! a los Ángeles y Sé Completamente Feliz), Los Ángeles del
Destino Humano y otras publicaciones.

Ella dice: “En el caso de un individuo que mantiene pensamientos negativos como
pesimismo, depresión, angustia, adicciones, temor, odio, envidia, lujuria, avaricia, celos,
ira… se encuentra inmerso en un espacio nebuloso, oscuro y turbio y no genera luz. Es por
eso que las formas que lo rodean parecieran terribles monstruos que acechan, lo bloquean y
no le permiten moverse de ese espacio donde se encuentra atrapado. Esta oscuridad se nutre
de lo que sale del individuo y constantemente le exige más energía con las mismas
características que la que se usó originalmente para fabricar ese espacio. Es decir, si es un
pensamiento de “autocompasión” mantenido durante determinado tiempo, el entorno que se
forma, se mueve, vive y alimenta de la energía contaminada con la “autocompasión”, no le
hace ningún bien la energía del optimismo, del amor o de la fe, razón por la que bloquea al
individuo exigiéndole que sienta “autocompasión” y hará todo para que su autor tenga
siempre situaciones que le provoquen el sentimiento de “autocompasión”. Sucede lo mismo
con todos los hábitos, adicciones y pensamientos viciosos que las personas pueden tener.”

“En el caso de una adicción donde el cuerpo absorbe algo a través de cualquiera de los
sentidos: gusto, tacto, vista, oído y olfato, esta oscuridad adquiere mucha más consistencia
y puede presentar una pelea más fuerte cuando la persona trata de dejar la adicción ya que
esta oscuridad considera a la persona como parte de sus dominios y su fuente de energía. Es
por esto que existe un grado más alto de dificultad cuando se intenta erradicar un vicio pues
la oscuridad que se engendró originalmente por curiosidad, morbo o debilidad y, fortalecida
con la sustancia externa (droga, cigarrillos, alcohol, fármacos, pornografía, música
tendenciosa, juegos electrónicos crueles, etc.), con el paso del tiempo va adquiriendo más
densidad y fuerza de tal manera que llega a dominar y controlar totalmente al individuo. Al
principio va usando lo mismo que lo engendró, sabe cómo enviar ideas a su autor y hace
que la persona se aparte de lo que puede interferir con el vicio y la conduce hacia
situaciones donde le amplíe el suministro de energía contaminada que requiere para
alimentarse. Envía impulsos de curiosidad, deseo de nuevas sensaciones, ansias cada vez
más fuertes de tal manera que las personas se van obsesionando y enfermando si no
satisfacen su vicio dejando atrás las buenas maneras, el buen juicio, la decencia y la cordura
y muchas veces acabando con las funciones de su cuerpo físico hasta ocasionar graves
enfermedades y aún la muerte.”

“Cuando un ser querido ha llegado a ser controlado por un vicio, independientemente de


cualquier tratamiento externo, se requiere mucha oración por parte de sus familiares
recordando siempre que la oración emite poderosísima luz de purificación que influye en
las células de la persona por la que se ora. De esta manera se puede ir descontaminando la
persona. La oración permite a los Ángeles actuar sobre el cuerpo del enfermo sanándole en
todos los niveles.”
Bueno, esa es una explicación a nivel energético que Lucy Aspra comenta en base a sus
investigaciones. Pero lo más importante es que sepamos que no estamos solos y que los
ángeles siempre están aquí para ayudarnos, protegernos, escucharnos y sanarnos no importa
cuan difícil sea la situación pues ellos SIEMPRE lo resolverán si nosotros escuchamos y
seguimos sus indicaciones.

Te recordamos que San Rafael Arcángel siempre puede ser invocado para traernos Salud
del cuerpo, mente, alma, corazón y espíritu. Él es el Médico de Dios o Salud de Dios. El
color con el que vibra es el verde esmeralda así que puedes ofrecerle una vela verde
solicitándole su ayuda e invocando la SALUD.

Al invocar a San Miguel Arcángel estás invocando la protección divina en contra de esas
energías discordantes que te tienen atrapado. Miguel, junto con sus potestades formando el
Ejército Celestial, te ayudarán enfrentando al enemigo con sus espadas de Luz inmersas en
el máximo poder del Universo que es el Amor Compasivo. Miguel cortará cordones de
dependencia y mantendrá al enemigo a raya siempre que tú lo invoques y pidas su
FORTALEZA y PROTECCION. Pero no creas que él hará todo el trabajo, tú debes poner
de tu parte para formar parte de ese batallón de Amor en contra de esos demonios. Miguel
vibra con el color azul intenso. Puedes utilizar una vela de este color para invocar su
presencia y pedirle FORTALEZA.

Cuando invocas a San Gabriel Arcángel en un caso de vicios y adicciones, Gabriel lo que
hace es abrirte nuevos caminos y cerrar atrás de tí los viejos rumbos andados. Así como lo
hizo con los judíos en la Gran Huída de Egipto que abrió el Mar Rojo y cerró atrás el
camino para que no pudieran volver atrás, sepultando a los enemigos que los perseguían.
Eso mismo hace Gabriel por ti, abre nuevos caminos adelante y cierra los viejos a tus
espaldas. Gabriel vibra con el color blanco o plateado. Puedes utilizar una vela de este color
para invocar su presencia y pedirle RENACIMIENTO.

Al invocar al Arcángel Uriel, estás pidiendo la Luz Divina. La luz que iluminará tu camino
y quitará las tinieblas de tu espacio. Uriel es un arcángel que trabaja con su energía tras
bambalinas pues su presencia no siempre se percibe tan fuerte y poderosa como la de
Miguel o tan energizante como la de Rafael pero, siempre que lo llamas, él se asegura que
el camino a la Luz te sea indicado. Uriel vibra con el color rojo o con el dorado. Puedes
utilizar una vela de este color para invocar su presencia y pedirle LUZ.

Enseguida ponemos algunas técnicas con las que debes trabajar diariamente en el caso de
vicios y adicciones y, de ser posible, varias veces al día (tal vez por la mañana y por la
noche), de acuerdo a la gravedad de la situación.

Lo maravilloso de los ángeles es que puedes trabajar las técnicas para ti o para otras
personas. Es decir, si la adicción o vicio es tu caso, lo puedes trabajar directamente pero, si
es el caso de alguna otra persona, lo puedes trabajar a distancia trayendo a la persona con el
pensamiento. MUY IMPORTANTE: antes de hacer las técnicas en otra persona, debes
tener el consentimiento de su Ser Interior para hacerlo. Te pones en un momento de silencio
con respiración lenta y profunda y desde tu corazón visualizas a la persona y preguntas a su
Ser Interior, a su Yo Superior, si desea que le ayudes con estas técnicas de sanación.
Inmediatamente percibirás si se te concede el permiso o no.

Estas técnicas fueron entregadas por el Arcángel Miguel y el Arcángel Rafael a la Dra.
Doreen Virtue, clarividente de tercera generación. Puedes encontrar mucha bibliografía de
ella si deseas ampliar la información que te proporcionamos enseguida.

Corte de cordones de adicciones

Siéntate y piensa en los comportamientos o situaciones adictivos que quieres eliminar.


Tienes que estar seguro que quieres deshacerte de ellos porque este método es muy eficaz.
Cuando pongas en práctica esta técnica, los dejarás de golpe o tendrás una última recaída
que te hará abandonarlos.
Imagina que las cosas o situaciones adictivas están en tu regazo; siente cómo flotan a un
metro de distancia de tu estómago; observa que la maraña de cordones va de tu estómago
hacia las adicciones. Los cordones parecen las raíces de un árbol. Mentalmente, pídele al
arcángel Rafael que los corte completos; cuando lo haga, fíjate cómo los objetos se alejan
de ti.

Rafael rodeará tu estómago con luz verde esmeralda para sanar viejas heridas. Respira
hondo, él enviará energía curativa verde a tu cuerpo a través de los cordones cortados.
Cuando inhales, la poderosa energía curativa de Rafael llenará, sanará y equilibrará
antiguos vacíos o ansiedades. Agradece a Rafael esta sanación.

Aspirando con el Arcángel Miguel

Es un método muy eficaz para sanar adicciones y vicios. Se trata de que tú y el


Arcángel Miguel aspiren las energías bajas como basura psíquica, miedos y entidades.

Puedes usar esta técnica en ti o en las personas que te den permiso espiritual para sanarlas
(pide su autorización en silencio, haciendo contacto mental con su Yo Superior). Es muy
eficaz para calmar la hiperactividad y los cambios de humor y reducir la agresividad y los
antojos producidos por adicciones.

Piensa en el individuo que quieres limpiar (tú o alguien más). Mentalmente, pídele al
Arcángel Miguel que te acompañe con su grupo de ángeles misericordiosos. Visualiza a
Miguel cargando la aspiradora; tú decides qué velocidad quieres, baja, media, alta o muy
alta. Ayúdale al Arcángel a colocar el tubo de la aspiradora en la parte superior de la cabeza
de la persona; aspira su interior, succionando las partes oscuras. Presta atención en el área
de la mandíbula y del cerebro.

Baja la aspiradora por la garganta; métela por la cavidad del pecho; localiza los sitios
oscuros y ayuda a Miguel a mover el tubo de la aspiradora hacia allá para eliminar la
energía baja. Si te encuentras con lugares enrojecidos, que indican dolor físico, con las
manos envíales energía de amor. Aspira todos los órganos, incluyendo los ovarios, en una
mujer, y la próstata en el caso de un hombre.

Pasa la aspiradora por la columna vertebral y los brazos, hacia los dedos; asegúrate de
limpiar bien la punta de éstos porque a veces allí se oculta la oscuridad. Cuando acabes con
la parte superior del cuerpo, sigue con las piernas, las rodillas, las pantorrillas, los tobillos,
los pies y los dedos.

Una vez que el cuerpo esté limpio, Miguel apagará la aspiradora. De ésta saldrá un líquido
blanco, como si fuera pasta de dientes, y brillará con la intensidad de un diamante; con él
cubre al cuerpo para sanar y equilibrar las áreas donde antes había angustia. Agradece al
Arcángel Miguel y a su grupo de ángeles por esta sanación y limpieza.

MISIÓN DE TU VIDA
Antes de nacer, tú eras un ser de luz que quería venir a esta Tierra para poder vivir en ella
y, a través de tu experiencia, evolucionar espiritualmente. En ese lugar que llamamos Cielo
o Paraíso, hay diferentes niveles de evolución espiritual y cada uno debemos de cumplir
con diferentes misiones a fin de crecer y elevar nuestro espíritu a un nivel superior. Por
tanto, cuando tú solicitaste permiso para entrar en un cuerpo físico, Dios te lo concedió.
Realmente somos privilegiados de estar aquí y ahora en este tiempo de cambios en las
energías de la Madre Tierra porque no a todas las almas se les concedió venir y a muchas
quienes sí vinieron, no se les concedió vivir el Principio del Nuevo Ciclo Cósmico. Es por
eso que muchas almas están volviendo a Casa antes de que suceda este cambio… y habrá
muchas otras que vuelvan muy pronto.

Pues bien, cuando alegremente recibiste el permiso de entrar en un cuerpo físico, te fue
asignado un grupo de guías y protectores. Te fueron asignados no uno sino dos ángeles
guardianes. Uno es el que conoce todo tu potencial y el que siempre te empuja: “haz esto”,
“ayuda aquí”, “no vayas por allá”, etc. El otro, es más suave y tierno y es quien te consuela
cuando estás triste o cuando te sientes solo o decepcionado. Además de estos dos ángeles
guardianes que te acompañan desde el momento que fuiste concebido, te fueron asignados
varios guías y maestros. Todos, junto contigo, planearon un esquema general de tu vida
basándose en los eventos que forzosamente debías de vivir para poder aprender aquello que
te hará ascender cuando vuelvas a Casa y para ayudar a otros a evolucionar espiritualmente
o cuidar y mejorar el planeta.
Todos juntos, en un Equipo Celestial de Apoyo
exclusivo para ti, elaboraron un Plan General (o Plan Divino) en el que ciertos eventos
sucederían forzosamente asegurando crecimiento de tu alma, aprendizaje y evolución
espiritual y está garantizado que serías completamente apoyado para que lo logres. No fue
un plan muy preciso porque habrían muchos factores que intervendrían en el momento de la
vida como ser humano como es el uso de tu libre albedrío y el estar expuesto a todo tipo de
influencias materiales pero tus guías se asegurarían que lo que estuvo planeado, de alguna
manera, sucedería. También, incluyeron dos o tres edades en las que tú podrías decidir
volver a Casa o quedarte en la Tierra por otro tiempo. Se trata de esos eventos en los cuales
tenemos una enfermedad grave o un accidente en el que no te explicas cómo sobreviviste y
en los cuales durante unos momentos en otro nivel de conciencia se nos pregunta si ya
estamos listos o si deseamos quedarnos por un tiempo más. Los ángeles dicen: “¿Quién dijo
que todos los humanos deben vivir 90 años?”. No se trata de cumplir cierta edad para estar
listos sino de haber cumplido con nuestro propósito de vida para volver. Sin embargo,
muchas personas prefieren quedarse más tiempo para convivir con su familia terrenal.

En esos momentos, tú decides qué género tomarás para desarrollar mejor las habilidades y
destrezas que necesitarás para tu crecimiento espiritual, es decir, si serás hombre o mujer.
También, eres tú mismo quien elige a tu padre y a tu madre quienes te enseñarán justo lo
que necesitarás aprender. O sea, tú eliges en qué familia vivirás.

Cuando eres un ser espiritual, un ser de luz, la vibración que tienes es muy elevada. Sin
embargo, cuando baja tu esencia a habitar un cuerpo físico, la vibración de lo físico es muy
baja, por lo tanto, mucha de tu esencia no puede vibrar en esa frecuencia baja y no es que
dejes de ser tú mismo sino que, de alguna manera, todo ese conocimiento que tienes sin tu
cuerpo físico, lo inhibe el entrar en la materia. Por eso sucede que “olvidamos” quiénes
somos y “olvidamos” lo que sabemos pero, conforme vamos evolucionando en nuestra
espiritualidad, vamos “recordando” quiénes somos y a qué venimos y qué sabemos. Por
ejemplo, cuando cierta información te es revelada, tú, en el fondo de tu ser “ya la sabías”.
De cierta manera, esto mismo que estás leyendo tú “ya lo sabías” ¿verdad? solamente
estamos quitando los velos que la materia nos ha puesto encima y recordamos quiénes
somos y de dónde venimos.

Pues bien, una vez formado tu equipo de guías y


compañeros espirituales; establecidos los valores y lecciones que has de aprender y
practicar, te lanzas al mundo y entras en un pequeñísimo cuerpo físico conformado por
apenas dos células dentro del vientre materno… y jamás… jamás estarás solo… jamás
estuviste solo… ellos están contigo ahora mismo, en este mismo instante, y seguirán
estando junto a ti hasta que tu cuerpo físico ya no pueda hospedarte y sea momento de
dejarlo y regreses a ese espacio de Luz Divina donde tus Guías y tus Ángeles te darán un
Último Abrazo entregándote a Dios.

Tu propósito de vida o tu misión es la parte más importante de encontrarte a ti mismo y,


cuando encontramos nuestro propósito de vida, sentimos mucha paz… encontramos nuestro
lugar en este mundo de tal manera que toda nuestra vida hace completo sentido.

¿Cuál es tu propósito de vida? ¿Cuál es tu misión? Todos y cada uno de nosotros tenemos
una misión igualmente importante en esta Tierra. Cuando trabajamos en ella, nuestra vida
completa sana. Nos sentimos más contentos, más saludables. Incluso ¡nuestras finanzas
mejoran!

La misión de todos tiene el mismo fundamento subyacente de


AMOR. En esencia todos estamos aquí para aprender, recordar y enseñar esta poderosa
emoción. Cuando escogemos el sendero del amor, crecemos espiritualmente, ayudamos a
otros y equilibramos nuestro karma.

La pregunta en relación a nuestro propósito de vida se relaciona con cuál forma tomará tu
sendero de amor. Si serás sanador, maestro, artista, padre, médico o algo más.
Cuando planeamos nuestra venida a la Tierra, también aseguramos que seguiríamos nuestro
camino como instrumento de amor eligiendo la profesión o actividad correcta que nos
llevaría a cumplir nuestro Plan de Vida. Esto fue implementado como un mecanismo para
asegurar que reconoceríamos esa Misión y es LO QUE MÁS NOS GUSTA HACER. Eso
que te hace feliz, que te apasiona, que siempre quieres hacer, que puedes pasar horas y
horas haciendo y sigues disfrutando… esa es TU MISIÓN… ¿Qué es lo que más te gusta
hacer? ¿Enseñar? ¿Cuidar niños o ancianos o enfermos? ¿Las plantas? ¿Los animales?
¿Pintar? ¿Cantar? ¿Hacer música? ¿Investigar? ¿Inventar maquinaria? ¿Cocinar? ¿Escribir?
busca… por ahí está tu misión en esta vida. Por eso se dice que Dios te mandó a esta vida a
ser FELIZ… ¡claro! a través de hacer lo que te hace feliz, ¡cumplirás tu propósito de haber
venido! ¿No es eso hermosísimo? Digno de un Creador Absolutamente Omnipotente y
Amoroso.

Así que escucha tu Guía Interior y revisa cuál es eso que más te agrada hacer y ¡HAZLO!
dedícate a ello.

Si hacerlo implica cambios drásticos en tu vida y


te preocupa de dónde podrían venir los recursos económicos para poder realizarlo y
mantenerte de ello, recuerda que puedes pedir ayuda a tus ángeles para que te señalen el
camino y ellos gustosos lo harán indicándote un paso a la vez para lograrlo. Tus respuestas
también las puedes encontrar en tu Ser Interior, si sabes escucharlo. El Arcángel Miguel
sabe qué implica que realices tu propósito de vida y el de todos. Él es el supervisor de las
misiones de vida tal como hace el director de una orquesta que asegura que todos los
músicos toquen la parte que les corresponde. Puedes pedirle ayuda y guía. Tú como uno de
los músicos en la orquesta, eres imprescindible y tu participación es tan importante como la
de todos los demás. Cada uno de nosotros tenemos un papel en el Plan de Paz del Creador.

Afortunadamente, tu propósito de vida involucra actividades y temas en los cuales ya estás


interesado y, si aún no identificas cuáles son, pregunta a alguien que te conozca y que te
quiera. Esta persona ha observado qué es lo que más te emociona y de ahí puedes partir
para encontrarlo.
Cuando lo encuentres y te dediques a llevarlo a cabo, te darás cuenta que es tan
emocionante y gratificante que te levantarás en la mañana lleno de energía y de vigor, listo
para continuar haciéndolo. La abundancia y la prosperidad te rodeará y fluirá en ti porque
estarás dedicando mucho tiempo en este esfuerzo y tu emoción por hacerlo te hará experto
en la materia.

¡Encuentra tu misión y sé feliz!

Eliminación de entidades y espíritus

A veces, las personas sensibles sin saberlo levantan


espíritus que se pegan. No se trata de una posesión porque la entidad no toma el control de
ti ni de tu cuerpo. Sin embargo, el espíritu interfiere con tu salud y tu felicidad.

Los pensamientos de miedo se transforman en entes; éstas son productos del efo, del
desamor y no existen en realidad. Sin embargo, vivimos en una época de mucho miedo y
las entidades se nos pueden pegar.

Los espíritus que están en la Tierra son seres humanos difuntos que no han seguido la luz
hacia la otra vida. La mayoría no sabe que está muerta y se queda en la Tierra a causa de las
adicciones que tenía cuando murió; por lo general, andan en bares y lugares donde se
consumen drogas para aegurar un “viaje” a través de los adictos vivos.

En ocasiones, a los espíritus que están en la Tierra les da miedo ir al más allá por las
creencias de que existen las llamas del infierno y la condenación. Otros están tan apegados
a sus casas que simplemente no quieren irse. De allí los fantasmas. Los espíritus que están
en la Tierra escuchan a los vivos y no a los ángeles o a los maestros ascendidos pues
piensan que no están muertos.
Las señales que indican que tienes adherido un ente o espíritu son: tener una fuerte
adicción, presentar una depresión que no responde a los tratamientos, volverse propenso a
los accidentes, incapacidad para concentrarse y los cambios repentinos en el estilo de vida o
en la personalidad. las entes o espíritus se pegan a cualquier persona y no existe motivo
para tenerles miedo. Simplemente hay que canalizarlos.

Hay muchas maneras de deshacerse de las entidades:

1. Pide ayuda a sus seres queridos que ya trascendieron también pero que ya están en la luz.

2. Llama al Arcángel Miguel.

3. Corta cordones.

4. Jala y extrae a las entidades.

5. Limpia los chakras.

Para escuchar cómo realizar estos métodos, haz click aquí:

00:00

00:00

comparte esto: