Vous êtes sur la page 1sur 8

Armamento y artillería naval

USS Iowa - Andanada de su batería de 16″/50

Armamento y artillería naval es el conjunto de armas, ofensivas o defensivas, que posee


la Armada de un país. La importancia de la Armada descansa principalmente en el hecho
de que puede emplear en el mar estas armas.
Armamento es una palabra que en su sentido más amplio incluye ítems
como pistolas, revólveres, carabinas, rifles, ametralladoras, morteros, rifles sin retroceso,
cañones terrestres y obuses, lanzadores
de cohetes, bombas, minas, granadas, torpedos, misiles guiados, vehículos de combate y
materiales relacionados. Los equipos de guerra química normalmente se excluyen de la
categoría de armamento. 1
La artillería naval es la artillería montada en las naves de guerra, originalmente empleada
solo en la guerra naval contra naves, después se ha empleado en el fuego de apoyo naval
contra blancos terrestres y contra blancos aéreos. El término generalmente se refiere a
proyectiles disparados por un tubo y excluye los proyectiles autopropulsados como
torpedos y cohetes y aquellos que son lanzados por sobre la borda como las cargas de
profundidad y las minas navales. 2

Índice
[ocultar]

 1Artillería naval

 2Clasificación de los cañones navales

 3Montajes de los cañones a bordo

 4Retroceso y vuelta en batería

 5Control de fuego

 6Algunas definiciones

 7Véase también

 8Notas

 9Referencias

 10Bibliografía utilizada
 11Bibliografía adicional

 12Enlaces externos

Artillería naval[editar]
La artillería naval es el conjunto de cañones, cohetes y lanzadores de misiles que posee el
buque de guerra. Se distingue de la artillería militar terrestre en que el cañón naval dispara
desde una plataforma inestable y en movimiento. La tarea del artillero militar es disparar a
un punto fijo desde otro punto fijo. El artillero naval tiene una tarea comparable a disparar
desde un automóvil rápido que se mueve a lo largo de un camino lleno de baches y
curvas. Podría decirse que tiene punto de similitud con la artillería aérea.
Los principales avances en la artillería naval de los tiempos modernos han sido en el
control de fuego, el fuego automático, las armas antiaéreas y los misiles. Las mejoras del
control de fuego incluyeron el uso del radar, contar con directores mejorados y dispositivos
de computación balísticos más precisos. El fuego automático se mejoró con la introducción
de municiones más confiables, así como de mecanismos de carga nuevos y mejorados. La
artillería antiaérea se mejoró con la introducción de cañones de mayor calibre y con una
mayor razón de fuego. El desarrollo de misiles aumentó considerablemente el alcance y la
probabilidad de hacer blanco en objetivos aéreos de alta velocidad. 2

Clasificación de los cañones navales[editar]


Es conveniente clasificar los cañones navales por el tipo de funcionamiento del mecanismo
del cierre utilizado.
Automático: Un cañón automática es aquel que utiliza parte de la energía de la explosión
(energía de retroceso) para abrir el cierre, expulsar la vainilla vacía y cargar otro tiro.
Continúa disparando mientras el circuito de fuego esté cerrado y el suministro de
municiones sea mantenido. Ejemplos son las armas antiaéreas de 40 mm y 3 pulgadas.
Semiautomático: Un cañón semiautomático es aquel en que una parte de la energía se
almacena primero y posteriormente se utiliza para abrir el cierre, expulsar el cartucho vacío
y cerrar la culata después de cargar otro tiro, ya sea a mano o mediante energía auxiliar.
La mayoría de las armas navales son de este tipo.
No automático: Un cañón no automático es aquel en que nada de la energía del explosivo
se utiliza para operar ningún mecanismo excepto un dispositivo que evita la apertura
involuntaria del cierre de un cañón cargado. Las baterías principales de los acorazados y
de la mayoría de los cruceros pesados son de este tipo. 2

Montajes de los cañones a bordo[editar]

Una torre disparando


Montajes Bofors de 40 mm a bordo del USS Hornet

El montaje del cañón naval es todo el sistema de piezas de apoyo del cañón, mecanismos
de elevación y ronza, equipo de retroceso y vuelta en batería. Las dos clases de montajes
son los montajes a la cubierta y los montajes en torres. Los montajes a la cubierta se
pueden mover manualmente o mediante energía; los montajes en torres son
invariablemente movidos por energía eléctrica, hidráulica o una combinación de ambas. En
general, si el equipo es lo suficientemente grande como requerir que partes de él se
coloquen en el buque mientras se construye, es llamada una torre. Si el conjunto es hecho
en una taller de cañones y luego es izado a bordo, como una unidad completa, entonces
es llamado un montaje.
Las partes principales del soporte de la cubierta son la base, la corredera y la caja. La
corredera es un soporte cilíndrico en el que se aloja la parte trasera del cañón. Durante el
retroceso y la vuelta en batería, el arma va y viene en este soporte. Dos proyecciones
horizontales de la corredera, llamadas muñones, proporcionan el eje alrededor del cual el
cañón está libre para moverse en el plano vertical. La base soporta la corredera y
descansa sobre los roletes. Es libre de girar en el plano horizontal y proporciona medios
para ronzar el cañón. La base es la parte estacionaria del montaje, atornillada a la cubierta
del buque y contiene la senda de roletes inferior sobre la que descansan los roletes.
Soporta la combinación de cañón, corredera y la caja. El movimiento del cañón en los
planos horizontal y vertical es mediante un sistema de manivelas, ejes y engranajes. El
movimiento también puede realizarse mediante una fuente de energía a través de ejes y
engranajes adecuados. Los montajes a la cubierta pueden estar parcialmente o
completamente protegidos por una coraza.3
El tipo de emplazamiento de cañones llamado torre es en general aquella en la que varios
cañones de grueso calibre, sobre 6 pulgadas, se montan en una estructura blindada que
gira sobre roletes mediante una maquinaria adecuada y los cañones pueden ser elevados
independientemente de la estructura. Todas las torres tienen 2 o 3 cañones. Son el
armamento ofensivo principal o batería principal de cruceros y acorazados.
Las torres se localizan longitudinalmente en la línea de crujía del buque, para que puedan
disparar hacia cualquiera de las dos bandas. Algunas torres se construyen más arriba que
las adyacentes para que puedan disparar por sobre ellas. Esta disposición proporciona el
máximo arco de fuego, generalmente alrededor de 300° por torre.
Todas las estructuras de la torre están protegidas por una coraza. La cámara de los
cañones está protegida por una gruesa coraza por la parte delantera, los lados, el techo y
la parte trasera. Alrededor de la estructura rotatoria debajo de la cámara de los cañones y
extendiéndose hasta las cubiertas blindadas de la nave, hay un cilindro fijo de gruesa
coraza llamada barbeta. Los espacios inferiores de las torres están protegidos por el
cinturón acorazado de la nave y por las cubiertas blindadas del buque. Todas las
estructuras de la torre, por lo tanto, incluyendo las santabárbaras, están completamente
rodeadas por una gruesa coraza. 4

Retroceso y vuelta en batería[editar]


En los montajes de cañones navales el mecanismo de retroceso generalmente es un freno
hidráulico consistente en uno o más cilindros hechos firmes a la corredera del montaje; en
la corredera, pistones hechos firmes al cañón operan de manera que puedan moverse
hacia atrás durante el retroceso y hacia adelante durante la vuelta en batería. Los cilindros
están llenos de fluido hidráulico que debe pasar a través de orificios en los pistones que
están diseñados para que la resistencia a fluir sea aproximadamente constante (o
aumente) durante todo el movimiento del pistón. El trabajo hecho por el retroceso en forzar
el paso del pistón en el líquido que absorbe el momento del cañón en el retroceso.
El mecanismo de vuelta en batería puede ser mecánico, hidráulico, neumático o una
combinación de los tres. El sistema de vuelta en batería no solo debe volver al cañón a la
posición de fuego (batería) sino que también debe ser capaz de mantenerlo en batería en
todos los ángulos de elevación. 5

Control de fuego[editar]
Nota 1
La aplicación práctica de la balística exterior y los métodos y elementos empleados
para controlar los cañones y otras armas son conocidos como control de fuego. En los
comienzos de la artillería naval y hasta bien pasados los tiempos de Nelson, el control de
fuego era una cuestión sencilla. Un artillero parado a lo largo de la caña del cañón para
cargarlo por la boca, ronzaba el cañón mediante una palanca; además estimaba la
distancia al blanco y elevaba el cañón con una cuña que ponía debajo de la recámara o
bien mediante un eje dentado.
Cuando los cañones fueron más poderosos y las distancias aumentaron desde unos
cientos de yardas a varios miles de yardas, el sistema artillero de "espere y vea" ya no fue
efectivo. Se introdujeron telémetros para determinar la distancia exacta al blanco, y los
cañones fueron elevados de acuerdo al número de grados requeridos para disparar a esa
distancia.
En la WWI, las distancias de combate excedían las 10.000 yardas y se presentaron
nuevos problemas: 1.- No era posible dispararle al blanco directamente, había que tener
en cuenta el movimiento del buque blanco durante el tiempo de vuelo del proyectil. 2.-
Había que tener en cuenta el desgaste del tubo del cañón (erosión del ánima), la
temperatura de la pólvora, los efectos de la densidad del aire y el viento en las capas
superiores de la atmósfera. 3.- Había que tener en cuenta el balance y cabeceo del buque
propio. El error en la determinación de cualquiera de estos puntos podía cambiar la
distancia que tenía que recorrer el proyectil en varias miles de yardas. Para enfrentar estos
problemas, el fuego por director fue establecido. El fuego por director es esencialmente
disparar todos los cañones de una batería mediante el empleo de un director, de un
aparato que determine la distancia y un computador.
El director mismo es una mira maestra para todos los cañones de su batería. El director es
apuntado permanentemente al blanco, estableciendo la línea de mira en ronza y elevación.
Esto y la distancia al blanco proporcionada por el equipo que determina la distancia, son
enviados directamente al computador. Otras informaciones enviadas al computador
incluyen el movimiento del buque propio con respecto al plano horizontal, desde el
elemento estable; rumbo y velocidad del buque propio, velocidad del viento de superficie,
pérdida de la velocidad inicial por desgaste del anima del cañón y temperatura de la
pólvora; hora, y otras variables no estandarizadas tales como la densidad atmosférica y
errores inevitables de cálculo. Estos datos son combinados por el computador resultando
una salida continua de lo siguiente: Distancia y demarcación presente al blanco, distancia
futura, empleada por la miras, órdenes de ronza y elevación para posicionar los cañones y
graduación de espoletas o tiempo de vuelo.
En los antiguos sistemas por director, las órdenes de ronza y elevación eran enviadas
mediante conexiones eléctricas a los apuntadores y ronzas del cañón. El sirviente ronzaba
y elevaba el cañón al mantener los punteros conectados al cañón coincidiendo con los
punteros del director. Se disparaban en un punto determinado del balance del buque. En
los sistemas de director posteriores, los cañones eran elevados y ronzados
automáticamente y aparatos estabilizadores corregían el balance y cabeceo del buque
propio. El fuego antiaéreo presenta un problema totalmente diferente. La batería antiaérea
debe lidiar con blancos de alta velocidad que pueden atacar desde varias direcciones
simultáneamente. Para obtener la necesaria flexibilidad, la batería es dividida en cuatro
grupos, cada uno capaz de operar independientemente en su propio sector, o bien
combinarse con un grupo adyacente para defender ambos un sector común. Cada grupo
tiene su propio sistema director, y en los casos que dos grupos deban disparar juntos, un
director asume el problema de control de fuego de ambos grupos.
La introducción del radar cambio drásticamente la artillería naval. Permitió seguir el blanco
en forma automática y efectuar disparos precisos bajo condiciones adversas. La distancia
efectiva de los grandes cañones antiguamente había estado limitada a la distancia visible;
la humedad atmosférica, la neblina, el humo o la oscuridad a veces disminuían la distancia
a unas pocas cientos de yardas. El radar no solo permite tomar la distancia al blanco bajo
condiciones de pobre o limitada visibilidad, sino que también permite disparar en forma
segura. La distancias de combate frecuentemente superaban las 25.000 yardas.
La introducción de aviones de alta velocidad y las bombas con un gran radio de acción
destructivo también introdujeron un nuevo problema. Era necesario destruir primero el
blanco más peligroso y no necesariamente al más cercano. Esta destrucción tenía que
efectuarse rápidamente antes que el avión llegase al punto en que debía lanzar la bomba y
podía dañar al buque. Esto requería la detección temprana del blanco, la rápida
determinación de los datos y dispararle con exactitud.
Antes del término de la WWII se había hecho presente la necesidad de contar con misiles
autopropulsados para enfrentar la creciente velocidad de las aeronaves. A comienzos de
1950 todas las grandes potencias navales tenían operativos misiles antiaéreos en sus
flotas. Estos misiles eran capaces de ser lanzados rápidamente, de ser guiados después
del lanzamiento durante la parte intermedia de su vuelo y automáticamente buscar el
blanco a larga distancia. Algunos de estos misiles antiaéreos o misiles antimisiles era
capaces de destruir un blanco a distancias sobre las 65 millas del buque propio. El empleo
de tales misiles combinados con cabezas nucleares pareciera ser la respuesta al problema
de mejorar la distancia, exactitud y efecto destructivo del armamento naval. 5

Algunas definiciones[editar]
Algunas definiciones relacionadas con los términos empleados en este artículo:
Cañón: El término cañón se refiere en propiedad al tubo o caña, pero comúnmente es
empleado para referirse al conjunto completo del que la caña forma parte.
Montaje: Es el sistema completo que hay entre el cañón y la estructura del buque que
sostiene al cañón, lo afirma a la estructura del buque y le permite elevar, ronzar, (en los
cañones sobre 20 mm) retroceder y volver en batería. Hay varios tipos de montajes, pero
todos deben cumplir estas funciones. Montajes más grandes tienen también otras
funciones.
Ronza: La ronza de un cañón es la posición del eje del ánima del cañón en azimut (o en el
plano paralelo a la cubierta), medido desde la linea de crujía del buque. Ronzar el cañón
es rotarlo en azimut. El ronza es la persona que controla la ronza del cañón. El mecanismo
de ronza es el equipo empleado para ronzar el cañón.
Elevación: La elevación de un cañón es el ángulo que el eje del ánima del cañón forma
con la cubierta, medido perpendicular a la cubierta. Elevar el cañón es aumentar este
ángulo; deprimir el cañón es disminuir este ángulo. El mecanismo de elevación es el
equipo empleado para mover el cañón en elevación. El término apuntar tiene el mismo
significado que los términos elevar y deprimir combinados. El apuntador es la persona que
controla la elevación o apunta el cañón.
Retroceso: Retroceso es la fuerza que tiende a empujar al cañón hacia atrás cuando el
proyectil es disparado. Es la reacción del cañón al disparo. Retroceso también es el
movimiento hacia atrás del cañón. El mecanismo de retroceso es el equipo empleado para
controlar el retroceso del cañón. Las partes que retroceden son las que se mueven con el
cañón al retroceder y al volver en batería.
Vuelta en batería: La vuelta en batería es el movimiento hacia adelante después que ha
retrocedido y que vuelva al cañón a su posición original de fuego. El mecanismo de vuelta
en batería (también conocido como recuperador) es el equipo que vuelve al cañón a su
posición de fuego.
En batería: Un cañón que está en su posición de fuego luego de retroceder y volver se
dice que está en batería. El cañón sale de batería cuando retrocede y regresa a batería
durante la vuelta en batería. La posición de retroceso es la posición extrema de las partes
en retroceso en el movimiento de retroceso.
Alojamiento: El alojamiento de un cañón es generalmente una estructura en forma de caja
unida al tubo del cañón mediante un ensamble del tipo bayoneta. La mayoría de los
cañones de calibre intermedio alojan el mecanismo de cierre. Como está unido a la caña
del cañón, es una de las partes que retrocede. Los cañones de calibres mayores, que
emplean saquetes, no tienen alojamiento; tienen bandejas, que en general efectúan una
función similar.
Corredera: En todos los cañones mayores de 20 mm, la corredera es una estructura que
soporta al cañón, el alojamiento y las otras partes que retroceden, y permite que estas
puedan retroceder.
Cañones automáticos: Son aquellos cañones en que una parte de la energía de la
explosión del propelente es empleada para abrir el cierre, expulsar la vainilla vacía y
accionar el mecanismo que carga otra ronda de munición. El cañón continúa disparando
mientras se le suministre munición y el gatillo sea operado.
Cañones semiautomáticos: Son aquellos en los cuales algo de la energía de la explosión
del propelente es empleada para abrir el cierre, expulsar la vainilla vacía y
automáticamente cerrar el cierre cuando otro tiro se ha cargado. Los cañones
semiautomáticos, a diferencia de los cañones automáticos, deben ser cargados ya sea a
mano o por un equipo auxiliar.
Cañones no automáticos: Son aquellos en los cuales la energía de la explosión del
propelente no es empleada para abrir el cierre, cerrarlo o efectuar funciones de carga.
Todos los cañones que emplean saquetes son de este tipo.
Cañones de fuego rápido: Los cañones de fuego rápido (RF) son aquellos en los cuales,
cargar, dispararlo, expulsar la vainilla vacía y las operaciones del cierre son efectuadas
automáticamente, pero mediante una fuente de energía distinta que la energía de la carga
propelente.
6
Eje del ánima: Es la linea recta que pasa a través del centro del ánima del cañón.

Véase también[editar]
 Artillería naval  Crucero ligero

 Artillería naval de la Armada de Chile  Crucero (buque de guerra)

 Cañón (artillería)  Clase Yamato

 Artillería  Acorazado
 Arma  Museo de Cañones Navales

 Computadora analógica  Museo Naval de San Fernando

 Balística  Museo Histórico Militar de Cartagena

 Cañón Paixhans  Tratado naval de Washington

 Reloj de distancia  Segundo Tratado Naval de Londres

 Dumaresq  Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile

 Arsenal (armamento)  Anexo:Glosario de términos artilleros

 Cañón de fuego rápido  Jane's Fighting Ships

 Clase Moltke

Notas[editar]
1. Volver arriba↑ En algunas marinas Fire Control se traduce como "control de tiro" y en otras
como "control de fuego"

Referencias[editar]
1. Volver arriba↑ Britannica, 1969, «16», p. 1058.

2. ↑ Saltar a:a b c Britannica, 1969, «10», p. 1037.

3. Volver arriba↑ Britannica, 1969, «10», pp. 1037,1038.

4. Volver arriba↑ NavPers 10797-A, 1957, «7».

5. ↑ Saltar a:a b Britannica, 1969, «10», p. 1038.

6. Volver arriba↑ NavPers 10797-A, 1957, «5».

Bibliografía utilizada[editar]
 NavPers 10797-A, Naval Ordnance (1957), Naval Ordnance and Gunnery Vol 1,
US Navy

 Enciclopedia, General del Mar (1957), Garriga, Ediciones, ed., Enciclopedia


General del Mar VI, Madrid - Barcelona

 Britannica, Encyclopedia (1969), Encyclopedia Britannica, London: William Benton

Bibliografía adicional[editar]
 Dreadnought, Project (2017), The Dreadnought Project

 B.R.224/45, Gunnery (1945), The Gunnery Pocket Book, B.R. 224/45, Richard
Pekelney

 B.R.1534, Handbook (1946), B.R. 1534, Handbook on Minor Fire Control


Instruments, Richard Pekelney

Enlaces externos[editar]
 Artillería naval

 Listado de cañones navales

 Sistema de control de fuego

 Sistema de control de fuego a bordo