Vous êtes sur la page 1sur 17

CUARTA UNIDAD: LA PROPIEDAD

Concepto.

Podríamos definir la propiedad Pública, como aquella que se encuentra en


manos de la administración del estado y sus ganancias o excedentes van
directamente al beneficio del país o una región determinada.

La propiedad Privada: Se podría definir como aquella que su administración


esta en manos de una persona que es la que posee el capital (Jefe), o de un grupo
de personas, asociaciones, que su actividad genera una ganancia, una plusvalia art.
27 CPEUM

Titulo Quinto De la propiedad

Capítulo I CÓDIGO CIVIL EDO. JALISCO

La propiedad es el derecho real de usar, disfrutar, conservar y disponer de


un bien con las limitaciones y modalidades que fijan las leyes. Art 900

Formas de adquirirla.

Adquisiciones a título universal y a título particular.

Se entiende por adquisición a título universal, aquella por la cual se transfiere


el patrimonio, como universalidad jurídica, o sea, como conjunto de derechos y
obligaciones, constituyendo un activo y un pasivo.

La forma de adquisición a título universal reconocida en nuestro derecho es


la herencia, ya sea legítima o testamentaria cuando en esta última se instituyen
herederos.

Cuando se instituyen legatarios, hay transmisión a título particular. En toda


herencia legítima, llamada sucesión ab-intestato, hay una transmisión a título
universal porque únicamente se instituyen herederos.

La forma habitual de la transmisión a título particular es el contrato.


También en los legados hay transmisión a título particular, porque el legatario
recibe bienes determinados

Adquisiciones primitivas y derivadas.

Por forma primitiva se entiende aquella en la cual la cosa no ha estado en el


patrimonio de determinada persona, de suerte que el adquirente de la misma no la
recibe de· un titular anterior, sino que ha permanecido sin dueño, siendo el primer
ocupante de la misma.

Las formas primitivas de adquisición se presentan en la ocupación, que


constituye históricamente el medio principal de adquirir la propiedad; y en la
accesión, en algunas de sus formas.

Adquisiciones a título oneroso y a título gratuito.

En la primera el adquirente paga un cierto valor en dinero, bienes o servicios,


a cambio del bien que recibe, y como ejemplo tenemos los contratos onerosos: a
compraventa, la permuta, en los cuales se transfiere el dominio de una cosa a
cambio de una contraprestación.

Hay contratos a título gratuito traslativos del dominio, como la donación, en


los cuales el adquirente recibe un bien sin tener que cubrir una contraprestación.

Modalidades.

La propiedad se puede adquirir de las siguientes maneras:

 Contrato, que es e! Medio fundamental y de mayor importancia en el derecho


para transmitir el dominio, acuerdo de voluntades.

El contrato, como forma de transmisión a título particular puede ser Oneroso


o gratuito.

 La herencia,

Herencia.- Es la sucesión de todos los bienes del difunto y de todos sus


derechos y obligaciones que no se extinguen por la muerte.
 La ley

Esta es, en rigor, una causa que concurre con todas las formas de
transmisión de la propiedad, de manera que es importante su fundamento si se
toma en cuenta que la adquisición, la herencia, prescripción, ocupación, accesión,
adjudicación, supone siempre la concurrencia de la ley, de manera que en rigor
puede decirse que la propiedad se transmite por contrato y ley; por herencia y ley;
por prescripción y ley, etc.

 La ocupación

La ocupación es una forma de adquirir el dominio, de gran trascendencia en


el origen de la propiedad y en e! derecho primitivo, pero desde e! punto de vista
jurídico, la ocupación supone los siguientes requisitos:

1.-La aprehensión o detentación de una cosa.

2-Ejecutar esta aprehensión en forma permanente y con ánimo de adquirir el


dominio.

3.-Recaer en cosas que no tengan dueño o cuya legítima procedencia se


ignore.

 La prescripción,

Prescripción.-Constituye otro medio de adquirir la propiedad.

Es una forma adquisitiva mediante la posesión en concepto de dueño,


pacífico, continuo, público y por cierto tiempo.

 La accesión

En general, la accesión es un modo de adquirir la propiedad y un derecho


real (derecho de accesión), que se atribuye al propietario del suelo, y le permite
hacer suyo todo aquello que quede unido y acrezca a dicho suelo, ya sea en forma
natural o artificial, bajo el principio superficie solo cedit. En el caso de los bienes
muebles el principio accessorium sequitur principali permite que la inseparabilidad
de dos o más bienes determine la adquisición del resultante en favor del dueño del
bien calificable como principal.

 La adjudicación.

Se refiere al acto por medio del cual una autoridad competente atribuye o
reconoce a una persona el derecho de gozar de un bien patrimonial. Es, también,
una forma de adquirir la propiedad de las cosas en herencias, particiones o
subastas. En derecho romano la adjudicatio era la adquisición de la propiedad por
medio de la declaración hecha por el iudex en los juicios divisorios en los que la
propiedad pro parte indivisa se convierte en separada, siendo civil o pretoria
dependiendo si la actio communi dividundo o la actio familiae erciscundae se
ejercitaron en un juicio legitimum o en uno imperio contienens.

Limitaciones.

Existen limitaciones tanto de interés privado como en interés público.

a) Las limitaciones impuestas a la propiedad privada en interés público


tienden a proteger o beneficiar a la colectividad, a la comunidad, al público en
general y, por ello mismo, su destinatario no es individual, ni tampoco determinable.

Las limitaciones impuestas en interés privado, al contrario, tienden a proteger


o beneficiar al vecino, al colindante y no al público y, por esa causa, su destinatario
es individual y determinable, aun cuando puedan ser varios quienes estén en la
misma situación jurídica.

Artículo 843.- Nadie puede edificar ni plantar cerca de las plazas fuertes,
fortalezas y edificios públicos, sino sujetándose a las condiciones exigidas en los
reglamentos especiales de la materia.

Artículo 844.- Las servidumbres establecidas por utilidad pública o comunal,


para mantener expedita la navegación de los ríos, la construcción o reparación de
las vías públicas, y para las demás obras comunales de esta clase, se fijarán por
las leyes y reglamentos especiales, y a falta de éstos, por las disposiciones de este
Código.
Artículo 845.- Nadie puede construir cerca de una pared ajena, o de
copropiedad, fosos, cloacas, acueductos, hornos, fraguas, chimeneas, establos; ni
instalar depósitos de materias corrosivas, máquinas de vapor o fábricas destinadas
a usos que puedan ser peligrosos o nocivos, sin guardar las distancias prescritas
por los reglamentos, o sin construir las obras de resguardo necesarias con sujeción
a lo que prevengan los mismos reglamentos, o a falta de ellos, a lo que se determine
por juicio pericial.

b) Las limitaciones a la propiedad privada impuestas en razón del interés


público están sujetas a un régimen de derecho público, especialmente, de derecho
administrativo, dando lugar a la actuación de los tribunales de justicia que sean
competentes para conocer en la materia contencioso-administrativa.

En beneficio de los particulares.

Artículo 845.- Nadie puede construir cerca de una pared ajena, o de


copropiedad, fosos, cloacas, acueductos, hornos, fraguas, chimeneas, establos; ni
instalar depósitos de materias corrosivas, máquinas de vapor o fábricas destinadas
a usos que puedan ser peligrosos o nocivos, sin guardar las distancias prescritas
por los reglamentos, o sin construir las obras de resguardo necesarias con sujeción
a lo que prevengan los mismos reglamentos, o a falta de ellos, a lo que se determine
por juicio pericial.

Artículo 846.- Nadie puede plantar árboles cerca de una heredad ajena, sino
a la distancia de dos metros de la línea divisoria, si la plantación se hace de árboles
grandes, y de un metro, si la plantación se hace de arbustos o árboles pequeños.

Artículo 847.- El propietario puede pedir que se arranquen los árboles


plantados a menor distancia de su predio de la señalada en el artículo que precede,
y hasta cuando sea mayor, si es evidente el daño que los árboles le causan.

En beneficio de la sociedad.

Implica la transferencia de un derecho real de un patrimonio a otro. La voz


enajenación puede ser usada en un modo amplio o en un modo estricto.
De no hacer por uso abusivo del derecho real: Los particulares pueden gozar
de su derecho real de propiedad, pero cumpliendo con sus bienes, la función social,
y en ello se involucra al hacer un uso racional de su derecho, utilizar su propiedad
para el fin que se les protege por la ley.

Limitación de construir: Nadie puede edificar ni plantar cerca de las plazas


fuertes, fortalezas y edificios públicos, sino sujetándose a las condiciones exigidas
en los reglamentos especiales de la materia

Defensa Jurídica de la propiedad.

Garantías constitucionales.

Artículo 27. La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los


límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha
tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares,
constituyendo la propiedad privada.

Interdictos.

Son dos tipos de interdictos:

El interdicto de retener pone en termino la perturbación, indemniza al


poseedor y ordena al demandado afiance no volver a perturbar siendo conminado
con multa o arresto.

Interdicto recuperar posesión se persigue reponer al despojado en la


posesión y lograr la indemnización.

Acción Plenaria de Posesión

Comprende al adquirente de buena fe que no esta en disprosio de la cosa


que tiene derecho a poseer con título aunque no lo acredite como propietario; se da
contra quien tiene menor derecho y tiene finalidad de obtener la restitución de la
cosa con sus frutos y accesiones

Acción reivindicatoria.
La reivindicación compete a quien no está en posesión de la cosa, de la cual
tiene la propiedad, y su efecto será declarar que el actor tiene dominio sobre ella y
se la entregue el demandado con sus frutos y accesiones.

Expropiación.

Requisa de una propiedad por motivos de interés público, generalmente


dando a cambio una indemnización.

"ciertas expropiaciones u otras medidas que se consideren convenientes,


deben evitar que las destrucciones de edificios sean graves; el ferrocarril, con el
trazado rectilíneo de las líneas, modifica el paisaje rural, obliga a expropiaciones
forzosas y repercute ampliamente en ciertas zonas de las viejas ciudades“

La propiedad no puede ser ocupada contra la voluntad de su dueño, sino por


causa pública y mediante indemnización.

Se declara de utilidad pública la adquisición que haga el Gobierno de terrenos


apropiados, a fin de venderlos para la constitución del patrimonio de la familia o para
que se construyan casas habitaciones que se alquilen a las familias pobres,
mediante el pago de una renta módica.

El Gobierno Federal podrá expropiar las cosas que pertenezcan a los


particulares y que se consideren como notables y características manifestaciones
de nuestra cultura nacional, de acuerdo con la ley especial correspondiente.

De los tesoros.

El tesoro oculto pertenece al que lo descubre en sitio de su propiedad.

Si el sitio fuere de dominio del poder público o perteneciere a alguna persona


particular que no sea el mismo descubridor, se aplicará a éste una mitad del tesoro
y la otra mitad al propietario del sitio.

Cuando los objetos descubiertos fueren interesantes para las ciencias o para
las artes, se aplicarán a la nación por su justo precio, el cual se distribuirá conforme
a lo dispuesto en los artículos 876 y 877.
Nunca un tesoro se considera como fruto de una finca.

Del derecho de accesión.

La palabra accesión proviene de la latina accesio (ad) hacia (cedo)


aproximarse, por lo que supone la aproximación de una cosa, de adherencia y por
transposición jurídica de la incorporación.

En el derecho romano había accesión “cuando una cosa se adhiere a otra,


por obra natural o artificial, para integrarse ambas en un solo cuerpo. El dueño de
la cosa principal-la que define en esencia y la función del todo, según criterio
económico- social se hace dueño de la cosa accesoria, es decir, de la que cede o
accede”.

La accesión ha sido definida como un modo de adquirir lo accesorio de la


cosa principal que nos pertenece; o bien, el derecho que la propiedad de una cosa,
mueble o inmueble, da al dueño de ella sobre todo lo que produce, y sobre lo que
se le une accesoriamente por obra de la naturaleza o por mano del hombre, o por
ambas juntamente.

Accesión significa pues incorporación, y estos son algunas de sus


acepciones:

1) Alude a una situación de hecho por la cual una cosa accesoria está en
posición subordinada respecto de otra, a la cual está unida materialmente o no: la
consecuencia es que la primera sigue o puede seguir la suerte de la segunda. 2) Se
refiere a la verificación de un hecho de fuerza por el cual, una cosa, por fuerza
interna o por aporte de lo externo, se completa, se enriquece o se engrandece. 3)
Se refiere a la verificación de aquel hecho de fuerza, pero en cuanto produce la
consecuencia jurídica de atribuir al propietario de la cosa, la propiedad de aquello
que la completa, enriquece o engrandece. Esta es la accesión como derecho.

Accesión discreta o por producción o accesión de frutos.


La Accesión discreta o por producción o accesión de frutos, es la que deriva
del mismo cuerpo o cosa madre por medio del nacimiento o producción; se
manifiesta en la generación de los productos o frutos.

Se define como el derecho que tenemos a las cosas que nacen de las
nuestras, como las crías de nuestras vacas, ovejas o yeguas, y los frutos de
nuestros campos.

Se llama discreta por la separación de cuerpos.

Accesión continua o por incorporación.

Accesión continua o por incorporación: (Regulada en la Ley de Aguas y el


Código Civil) se llama también accesión por incorporación, o accesión propiamente
tal, se define como el derecho que tenemos de las cosas que juntándose o
uniéndose a las nuestras constituyen con ellas un solo cuerpo, como sucede con el
aluvión, la avulsión o la fuerza manifiesta de los ríos, etc.

Se conoce como continua porque resulta de la unión de dos o más cuerpos


diferentes. La accesión continua es la que resulta de la agregación de dos o más
cosas diferentes que, luego de unidas, forman un todo indivisible.

La accesión continua es la propia y específica accesión, y puede ser


natural o artificial, según que haya sobrevenido a consecuencia de las fuerzas
ciegas de la naturaleza o la acción del hombre.

La natural se define como el derecho que la propiedad de una cosa nos da


sobre todo lo que ésta produce, y sobre lo que se le une accesoriamente por obra
sola de la naturaleza, sin el concurso de la industria del hombre, como por ejemplo
el aumento del terreno que el río va incorporando insensible y paulatinamente a los
campos que se poseen en sus orillas.

La artificial se define como el derecho que el derecho de dominio que se tiene


sobre una cosa nos da las ventajas, aumentos o mejoras que la misma recibe, no
por obra de la naturaleza, sino por industria o artificio del dueño de ella o de otra
persona. Por ejemplo la siembra o plantación.

Tipos de accesión continua o por incorporación

De inmueble a inmueble:

Esta categoría está representada casi exclusivamente por los incrementos


fluviales.

1. El aluvión: (Ley de aguas, art. 81)

No es otra cosa que el aumento de terreno que el río va incorporando


insensible y paulatinamente a los campos que hay en su orilla, ésta tierra, a medida
que el río la trae y la une a la propiedad, se hace parte de esa propiedad, con el
cual se viene a formar un todo, y el propietario por consiguiente adquiere su dominio
por derecho de accesión, sin que los propietarios de los campos de donde el río ha
desprendido la tierra para agregarla al otro, puedan reclamarla ni pedir su valor;
porque esta operación del agua se hace de un modo imperceptible, y no es fácil
saber cuánto se quita a campo ni cuánto aumenta el otro.

Las condiciones para que exista aluvión son:

 Que se trate de heredades confinantes con los arroyos, torrentes, ríos y


lagos. Por lo tanto se debe negar ese derecho a quienes están separados de
ellos por límites artificiales, esto es, construidos por el hombre.

 Que el aluvión sea efecto espontáneo de las aguas.

 Contigüidad del terreno aluvional al terreno confinante. Es decir, el terreno


aluvional no se adquiere sino cuando está definitivamente formado y
adherido al terreno confinante del río.

2. La avulsión: (Ley de aguas arts. 81 y 82)

Significa “lo que la fuerza del río arranca de un campo en una avenida
repentina y lo lleva a otro campo inferior o a la ribera opuesta, siendo de tanta
consideración que puede reconocerse y distinguirse, ya consiste en arboles, ya en
alguna porción de terreno”.

Se reconoce la avulsión como la aportación a los predios ribereños, de


porciones de terreno o de árboles arrancados procedentes de otros, no por efecto
de la acción lenta y constante de la corriente, sino consecuencia de la violencia de
las aguas.

Para que haya avulsión es condición indispensable de que la porción de


terreno haya sido llevada por una fuerza súbita porque de no ser así estaríamos en
presencia del aluvión.

Derechos del propietario de las tierras adheridas por avulsión:

 Adherencia natural al terreno ribereño: la porción desprendida se debe


adherir naturalmente al nuevo fundo y hasta tanto ello no suceda el
propietario de las cosas llevadas por las aguas tiene el derecho de
llevárselas.

 Derecho a llevarse las tierras reivindicándolas, la necesidad de que exista


adherencia natural de la porción desprendida sobre el fundo ribereño,
permite al propietario de dichas tierras a reivindicarlas y llevárselas, hasta
tanto no se haga la adherencia y en tal sentido la mayoría de las
legislaciones fijan plazos de prescripción diferentes.

 Derecho a abandonar las tierras sin el deber de removerlas. El propietario


del terreno del que se desprendieron las tierras de avulsión, no está sin
embargo obligado a recuperarlas y puede hacer abandono de ellas.

3. Mutación de cauce: (Ley de aguas, art. 79)

Así se llama el cambio verificado en el curso de las aguas para tomar otro
diferente. Se produce este fenómeno cuando un rio grande o pequeño, navegable,
flotable o que no lo sea, toma una nueva dirección dejando su antiguo álveo, los
dueños de los campos antiguamente ocupados tienen derecho de apoderarse a
título de indemnización, del álveo abandonado, cada uno de ellos en proporción del
terreno que le fue quitado.

Dice el código civil español, cuando un río navegable y flotable, variando


naturalmente de dirección se abre un nuevo cauce en heredad privada este causa
entrará en el dominio público, el dueño de la heredad lo recobrara siempre que las
aguas vuelvan a dejarlo en seco, ya naturalmente, ya por trabajos legalmente
autorizados al efecto.

En los casos en que la variación del curso del río sea artificial u obra humana,
si la obra es pública, la precederá una previa expropiación, si la obra es privada
aparte de la autorización administrativa, solo se podría realizar con el
consentimiento de todos los propietarios afectados.

Al respecto Brenes Córdoba, es de la opinión de que “cuándo se trata de


causes públicos que quedan en seco a consecuencia de trabajos autorizados por
concesión especial, aquellos pertenecen a los concesionarios, salvo estipulación
contraria”.

4. Formación de una isla:

El nacimiento de una isla es la aparición de una porción aislada de una tierra


en medio de las aguas que la rodean. Esto se regulaba desde el derecho romano,
y consistía en el nacimiento de una isla en medio de un río público, la cual se dividía
entre los propietarios que tenían los predios entre las orillas más próximas.

Los autores discuten si las divisiones de las islas se refieren a ríos


navegables solamente o a los ríos en general, en nuestra legislación queda claro
que la división se refiere sólo a los ríos no navegables, pues en todos los demás
casos las mimas pasan a ser parte del Estado.

La mayoría de las legislaciones ha seguido los criterios españoles donde solo


se divide la isla en la hipótesis de que la misma se halle en medio del río. La ley de
aguas con la mira de poner en relieve la idea de que solo tiene lugar el reparto entre
los ribereños de uno u otro lado cuando la isla queda precisamente en el medio, lo
que apenas es posible ocurra alguna vez, declara que si ella dista de una margen
más que de otra, será dueño de ella el de la margen más cercana.

En el caso de que el río se divida en brazos, dejando aislada una heredad o


parte de ella, el dueño de la misma conservara su propiedad y de igual manera
ocurrirá si solo queda separada por la corriente una porción del terreno.

De mueble a inmueble:

Se adquiere el dominio por accesión de una cosa mueble a otra inmueble,


porque estas pasan a pertenecer al dueño del mismo.

1. Edificación, siembra o plantación en terreno propio con materiales,


semillas o plantas ajenas:

Se dice que si la incorporación hecha por el dueño del terreno se hace con
materiales ajenos, pueden ocurrir dos cosas:

El derecho de accesión

 Que esos materiales puedan ser retirados sin menoscabo de las


construcciones u obras ejecutadas. Esto lógicamente no produciría la
accesión sino que el dueño de los materiales los retira y se soluciona
el conflicto

 Que esos materiales no puedan ser retirados sin menoscabo de la


obra construida, entonces se deberá distinguir si obró o no de buena
fe. Si obró de buena fe, se produce la accesión, pero como no se va a
enriquecer el propietario a costa del dueño de los materiales, que
ninguna culpa a tenido debe abandonar éste, el valor de los mismos.
Si actuó de mala fe (independientemente de las consecuencias
penales que pudiesen surgir) debe cancelar el pago de daños y
perjuicios.

2. Edificación, siembra, plantación en terreno ajeno con materiales,


semillas o plantas propias:
Si la incorporación la hace una persona distinta del dueño del terreno, en
principio se produce la accesión a favor de éste, pero conviene fundamentalmente
distinguir según de quién edificó, plantó o sembró, según lo hiciera de buena o de
mala fe.

Mala fe: Se dice que tiene derecho el dueño del suelo a quedarse con lo
edificado, plantado o sembrado, y esto sin obligación de indemnizar nada (como
sanción a la conducta ilícita). Pero además tiene el dueño de exigir la demolición de
las obras o a que se arranque la plantación o siembra, reponiendo las cosas a su
estado primitivo, a costa del que edificó, plantó o sembró.

Se presenta así la opción de hacer suya la obra sin indemnización o pedir la


demolición a costa del edificador. Esta disposición nace de que debe castigarse la
intención dolosa del que usurpó la propiedad y no obligarse al dueño del terreno a
pagar los gastos que sin su voluntad se han hecho maliciosamente.

Puede suceder que el propietario del fundo no esté ajeno a las labores que
efectuaba el tercero que sabe que el inmueble no le pertenece. En tal supuesto se
dice que ha habido mala fe departe de ambos, por lo que los derechos de ambos
serán los mimos que si hubiera existido la buena fe.

Buena fe: Si el edificador, plantador o sembrador actuó de buena fe, el dueño


del terreno puede quedarse con lo edificado, consumándose de esa manera la
accesión, solo que como no ha habido mala intención de parte del edificador, debe
indemnizar de los gastos causados, con el fin de evitar el enriquecimiento injusto de
éste.

3. Edificación, siembra o plantación en terreno ajeno con materiales,


semillas o plantas ajenas:

El derecho de accesión

Este es el supuesto de los trabajos realizados en propiedad ajena con


materiales ajenos. No está previsto en la legislación pero la doctrina lo contempla
bajo el supuesto de tres sujetos: el dueño del terreno, el dueño de los materiales y
el que edificó.
Se dice que el derecho tiene que resolver una situación muy difícil, que puede
suponer buena fe por parte de alguno de los sujetos y mala fe por parte de los otros,
y esto es para determinar los derechos que tiene cada uno.

Algunos casos que se toman en cuenta:

 El que debe de tener responsabilidad directa es el que empleó los


materiales, pero si es insolvente y la edificación aprovecha al dueño del
predio, éste no debe enriquecerse sin justa causa y deberá indemnizar al
dueño de los materiales.

 Si la edificación perjudica al dueño del predio, entonces será responsable


el constructor. El dueño de los materiales no tendrá otra posibilidad de
resarcirse que exigir del constructor el pago de daños y perjuicios.

De mueble a mueble:

Cuando un propietario hace una cosa nueva de otras diferentes que le


pertenecen, no modifica ninguna relación jurídica y continúa siendo el dueño de lo
que ha resultado de la transformación.

1. Unión o adjunción:

Se dice que hay adjudicación o adjunción cuando objetos de dueños


diferentes se juntan para formar un todo, pero del cual cada uno de ellos forma una
parte distinta y distinguible.

La doctrina, la define como la unión de dos cosas que, sin embargo,


continúan distintas y reconocibles, aunque formando en adelante una sola, como
por ejemplo; el engarce de una piedra preciosa en una sortija.

Se dice que cuando la cosa unida es más valiosa o de merito superior a la


que se unió, se considera aquella como principal; en tal caso y habiéndose
empleado sin noticia del dueño, puede pedir este que sea separada y que se le
restituya, aun cuando de esa separación exista el detrimento de una de las cosas.
De igual manera se dice que si hay mala fe del dueño de la cosa principal, el
dueño de la accesoria tendrá derecho a que se le pague el valor o que la cosa de
su pertenencia se separe aunque para ello haya que destruir la principal.

2. Mezcla: (Código Civil, art. 517)

Se refiere a la mixtura o incorporación de una cosa con otra. Nuestro código


se refiere a la mezcla de materias de dos o más dueños, que no pueden separarse
sin detrimento, y ordena que se constituya una comunidad sobre el todo cuando la
mezcla ha sido hecha por voluntad de los dueños o por casualidad. En esos casos
cada uno tendrá un derecho proporcional a la parte que le corresponde, atendido
el valor de las cosas mezcladas o confundidas, teniendo en cuenta que si cabe la
separación, podrán pedirla.

En casos de que la mezcla la materia perteneciente a uno de los propietarios


pueda ser reputada como principal, o sea muy superior en valor a la otra, la mezcla
se convierte entonces en propiedad exclusiva del propietario de la materia
predominante, quien tendrá la obligación de pagar al otro el valor de la materia.

Se exige que las cosas mezcladas hayan perdido su individualidad y que


exista una cosa principal y otra accesoria, como puede pasar con la mezcla se
sustancias de distinto valor o desigual cantidad, en que es principal la de mayor
valor o cantidad, teniendo el dueño de estas la obligación de pagar el valor de las
cosa accesoria.

3. Especificación: (Código Civil, art. 513)

De solución más grave y difícil es el caso en que empleando una actividad


meramente manual o artística, se haya transformado la materia ajena, creando una
especie nueva.

Así las cosas, se ha de producir, necesariamente, juna alteración de la


situación jurídica; tratándose en efecto, de establecer una relación de dependencia
o subordinación, no entre dos cosas materiales sino entre una cosa propiamente
dicha y el trabajo del hombre.

Tiene lugar cuando una persona que no es el propietario de una cosa, ni


actúa de acuerdo con su dueño, pone en ella su trabajo y la convierte en una cosa
distinta. El clásico ejemplo es el de un bloque de mármol convertido en estatua o
las uvas en vino.

La especificación resulta cuando alguien forma un objeto de nueva especie,


con materiales ajenos. El objeto nuevamente formado corresponde al dueño de la
materia pero con la obligación de pagar el valor del trabajo. Si no le conviniere
apropiárselo, tiene derecho a reclamar del especificante el valor de sus materiales.
Mas si la industria fuere superior a la materia empleada, el artificie está facultado
para conservar el objeto, pagando el valor de la materia, porque en ese caso el
trabajo se considera la coas principal.

Si es el caso de que se empleó materia ajena y materia propia para formar


un nuevo objeto, de modo que no sea dable separarlas sin detrimento sensible, la
cosa pertenece a ambos propietarios en porción, en cuanto uno, al valor de la
sustancia que era dueño, y en cuanto al otro, al valor de su materia y al de la mano
de obra.