Vous êtes sur la page 1sur 49

Cálculo y diseño de sistemas de climatización.

Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

CÁLCULO Y DISEÑO DE SISTEMAS DE


CLIMATIZACIÓN

Regulación de aire: VAC y VAV


Profesor: Juan Manuel Rodríguez

URV-CREVER 1
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

ÍNDICE

1. INTRODUCCION ...................................................................................................... 3
1.1.- Aplicaciones y ventajas de las instalaciones de VAV......................................................................4

1.2.- Eficiencia energética .................................................................................................................5

2. CONCEPTOS BASICOS........................................................................................... 7
2.1.- Fundamentos del sistema ........................................................................................................7

2.2.- Cargas Térmicas.........................................................................................................................7

2.3.- Condiciones de confort ..........................................................................................................10

3. DISEÑO DE INSTALACIONES DE VAV ............................................................ 12


3.1.- Visión general del sistema.....................................................................................................12

3.2.- Caudal de aire por local ..........................................................................................................14

3.3.- Unidad de Tratamiento de Aire (UTA) ..........................................................................................15

3.4.- Cajas de volumen variable o constante en la zona perimetral ........................................................21

3.5.- Selección de elementos de difusión en zona perimetral .................................................................26

3.6.- Cajas de volumen de aire variable en zonas interiores...................................................................28

3.7.- Selección de elementos de difusión para sistemas VAV................................................................34

4. REGULACION DE LOS SISTEMAS VAV .......................................................... 39


4.1.- Control en la Unidad de Tratamiento de Aire ................................................................................39

4.2.- Control en los locales .............................................................................................................40

4.3.- Modos de operación ................................................................................................................43

4.4.- Optimización de la presión estática en conductos ..........................................................................44

5. OTRAS APLICACIONES CON SISTEMAS DE VAV ....................................... 45


5.1.- Sistemas VAV a alta presión .................................................................................................45

5.2.- Sistemas VAV con difusores autocontrolados ...............................................................................46

5.3.- Sistemas de VAV para laboratorios o locales con control de sobrepresión ...................................47

5.4.- Laboratorios con cabinas de extracción .........................................................................................48

5.5.- Sistemas de VAV asociados a equipos aire/aire de expansión directa ...........................................49

URV-CREVER 2
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

1. INTRODUCCION

Este curso trata acerca de la descripción y dimensionamiento de los sistemas


de caudal constante y variable de aire aplicados a las instalaciones de
climatización en los edificios.

Los sistemas de climatización basados en volumen de aire variable son


conocidos desde hace mucho tiempo y en los últimos años han perdido peso
en el sector del tratamiento de aire a pesar de ser instalaciones especialmente
eficientes energéticamente. Probablemente esta pérdida de relevancia se deba
a la idea preconcebida de que se trata de un sistema complejo de diseñar y
operar, con una afección importante sobre los espacios del edificio y caro como
inversión inicial.

Si es cierto que algunas soluciones habituales de aire variable se convertían en


sistemas de poca precisión y de una operatividad complicada. Sobre todo estas
circunstancias eran comunes en los sistemas sin variadores de frecuencia en
los ventiladores y en las instalaciones que no se controla el caudal de aire sino
únicamente la posición de la compuerta en función de la desviación de la
temperatura ambiente. Además la utilización de compuertas sencillas sin
atenuación acústica provocaba cierto grado de disconfort.

Las nuevas posibilidades de medición y control de caudal de aire en cada


recinto, así como la regulación de la presión en los conductos y la supervisión
de todos estos elementos desde un puesto central, facilitan la instalación y la
operatividad de estos sistemas.

Por otro lado las nuevas exigencias de calidad de aire en las instalaciones
incluidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, y la
clasificación energética de los mismos, nos animan a buscar soluciones de
garantía en cuanto a la filtración de aire exterior y al rendimiento energético
anual de la instalación. Es en estos aspectos donde los sistemas de Volumen
de Aire Variable (VAV) presentan sus mejores bazas.

El objeto de la presente documentación, es facilitar los conceptos básicos, así


como una serie de esquemas de principio de los diferentes sistemas de caudal
variable, con los cuales los profesionales puedan elegir el sistema mas
adecuado a proyectar en función de las características, utilización y distribución
del edificio.

URV-CREVER 3
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

1.1.- Aplicaciones y ventajas de las instalaciones de VAV

Los edificios en los que son aplicables las instalaciones de caudal variable son
aquellos en los que a lo largo de sus horas de funcionamiento se producen
grandes variaciones de su carga interna y en los que el alto nivel de ocupación
de proyecto conlleve elevados caudales de diseño, como pueden ser:

 Grandes almacenes
 Edificios de oficinas de tipo administrativo
 Oficinas de consultorios en hospitales y clínicas
 Quirófanos
 Centros docentes (aulas)

Independientemente de las grandes instalaciones centralizadas, también se


puede diseñar este sistema con muebles autónomos de aplicación en agencias
bancarias e incluso en viviendas con varias zonas.

En las instalaciones de caudal variable, al contrario que en las de caudal


constante, ni el caudal de aire ni las necesidades frigoríficas o caloríficas son la
suma de los máximos en cada local o zona, sino que son los simultáneos, con
lo que con este tipo de instalaciones además del ahorro de energía que se
produce tenemos una reducción en el tamaño de la instalación (conductos,
climatizadores, etc.).

Los motivos que nos pueden llevar a seleccionar esta solución como base del
proyecto de instalaciones son:

 Disminución del consumo energético (disminución del consumo


de los ventiladores y de la potencia de refrigeración consumida).

 Enfriamiento gratuito durante una parte muy importante del año.

 Menor coste de inversión con respecto a otros sistemas con los


que se puedan obtener una calidad técnica similar.

 Ausencia de redes hidráulicas en las plantas de los locales


tratados, disminuyendo la potencia necesaria de bombeo.

URV-CREVER 4
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

 Ausencia de redes de condensados en los falsos techos de las


plantas.

 Menor coste de explotación de la instalación y sencillez de


mantenimiento al no tener equipos con ventiladores y filtros en la
mayoría de los locales tratados.

 Amplias posibilidades de zonificación.

 Mejora del confort, derivado del tratamiento zonificado,


adecuando las cargas a las necesidades específicas en ese momento
en cada despacho, sala o zona.

 Posible control de toda la instalación, desde un ordenador central


conectado a todas las cajas de volumen variable (varycontrol) mediante
un cable bus.

 Aire totalmente filtrado y con humedad controlada durante todas


las estaciones del año.

 Equilibrado total del sistema, por la acción de las cajas tipo


“varycontrol” que mantienen el caudal requerido en cada zona
independientemente de la presión en el conducto.

1.2.- Eficiencia energética

A pesar de haber tocado algunos aspectos de eficiencia energética en los


puntos anteriores, desde el punto de vista normativo, aquí se resaltan una serie
de aspectos sobre la eficiencia de los sistemas VAV frente a otros sistemas de
climatización.

En un sistema de VAV la totalidad de la energía térmica, salvo en algún ajuste


de postcalentamiento local, se transmite a través del aire. Por tanto los
caudales de aire que se mueven con relación a otros sistemas de climatización
son sensiblemente mayores.

Esta afirmación es como poco relativa ya que la comparación se suele


establecer entre el aire del sistema VAV y el aire exterior de ventilación en los
sistemas con unidades terminales del tipo fan-coil o expansión directa.

URV-CREVER 5
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Realmente en estos últimos casos también se mueve el aire del local


recirculándolo mediante las unidades terminales y los caudales finales

recirculados son similares. Estos caudales recirculados también lo son


mediante el uso de ventiladores alojados en esas unidades terminales.

El trabajar con caudales de aire variables en el edificio desde una o varias


salas técnicas, permite optimizar la eficiencia de la instalación ya que los
valores anuales de los consumos de ventiladores y grupos de bombeo (SFP)
son inferiores a los de una instalación con motores en el climatizador de aire
exterior y en los elementos terminales. Pueden ahorrar hasta un 70% del
consumo energético anual en motores de bombas y ventiladores con respecto
a una instalación de caudal constante y transmisión de energía por agua.

Por otro lado, dependiendo de la situación geográfica de la instalación se


pueden establecer hasta valores superiores a un 50% de horas de ocupación
(8:00 a 20:00) en modo free-cooling total. Hay otro 23% de horas con
posibilidad de free-cooling parcial (con temperaturas exteriores de valor
superior a la impulsión pero inferior a la consigna). Por tanto el conjunto de
horas de free-cooling efectivo es superior al 70%.

Esta posibilidad hace que el consumo en energía eléctrica asociada a los


grupos de refrigeración y unidades de bombeo se reduzca en gran medida con
respecto a las instalaciones que sólo pueden mover el aire exterior mínimo de
ventilación.

También en función de los diferentes horarios o usos de los locales del edificio,
el sistema de VAV permite dejar zonas fuera de servicio, o con unas consignas
mínimas de “no ocupación” de forma que se ahorra la energía correspondiente
al tratamiento de esos locales. Hay que tener en cuenta que se cerraría el paso
de aire a ellos, totalmente o hasta un mínimo, y esto conlleva una reducción del
consumo en los ventiladores y en los grupos de generación de frío/calor.

URV-CREVER 6
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

2. CONCEPTOS BASICOS

2.1.- Fundamentos del sistema

El sistema de volumen de aire variable para climatización, se basa en la


utilización de aire tratado en temperatura y humedad como vehículo de
transporte de la energía para eliminar las cargas térmicas de calefacción o
refrigeración de los locales.

En función de la demanda de cada uno de los locales se regula la entrada de


más o menos cantidad de aire, impulsando sólo el necesario para garantizar las
condiciones de confortabilidad y de ventilación.

En los locales tratados se instalan elementos de medición y control del aire de


climatización, que regulan el paso de aire en función de la demanda de
refrigeración o calefacción del local. Siempre hay un caudal mínimo de aire de
ventilación para garantizar la calidad del aire interior.

El aire transporta la totalidad de la energía aportada al local para compensar


las cargas térmicas, tanto sensibles como latentes.

2.2.- Cargas Térmicas

El cálculo de cargas térmicas no es uno de los objetivos de este curso pero es


importante establecer los tipos da cargas térmicas a vencer por la instalación
de climatización, y su relación con el dimensionamiento de los sistemas de
caudal variable.

Existen dos grandes grupos de cargas térmicas que afectan al local, las de
ventilación y las cargas internas.

La asociada a la ventilación se trata de una carga externa al local, producida


por la necesidad de garantizar una calidad mínima de aire interior. Como el aire
exterior se encuentra en condiciones diferentes a las de confort garantizadas
en el interior de los locales, la carga de ventilación es igual a la diferencia de
energía entre ambos puntos multiplicada por el caudal másico de aire.

URV-CREVER 7
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Por tanto la potencia térmica necesaria para adecuar un caudal de aire desde
las condiciones exteriores a las interiores será:

P  M  (hi  he )  V    (hi  he )

En esta diferencia de energía hay dos sumandos distintos: el calor sensible y el


calor latente. El calor sensible es aquel debido a la diferencia de temperatura
entre ambos puntos, mientras que el latente se refiere a la diferencia de
humedad absoluta entre ellos. Por tanto las expresiones que nos dan sus
valores son:

PS  M  c p  (Ta  Te )  V    c p  (Ta  Te )

PL  M  r  ( xa  xe )  V    r  ( xa  xe )

Las variables de estas expresiones son:

 Ps: Potencia sensible en kcal/h


 M: Caudal másico de aire en kg/h
 cp: Calor específico del aire a presión cte en kcal/(kg·ºC)
 Ta: Temperatura seca del ambiente interior en ºC
 Te: Temperatura seca del aire exterior en ºC
 V: Caudal volumétrico de aire en m3/h
 : Densidad del aire en kg/m3
 PL: Potencia latente en kcal/h
 r: calor de evaporación del agua en kcal/kg
 xa: Humedad absoluta del ambiente interior en gw/kga.s.
 xe: Humedad absoluta del aire exterior en gw/kga.s.

En el diagrama psicrométrico se pueden identificar de manera gráfica estas


potencias sensible y latente a partir de los dos puntos de condiciones de
temperatura y humedad. Para la realización de los proyectos de climatización y
tratamiento de aire, así como para diseñar los equipos que van a compensar
URV-CREVER 8
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

estas cargas, es fundamental dominar los procesos termodinámicos que tienen


lugar y los conceptos de calor latente y sensible.
Estas consideraciones anteriores no sólo son válidas para el caso de la
adecuación de ventilación sino para todo proceso que podamos representar en
el diagrama.

El resto de cargas térmicas son aquellas que se producen en el propio local o


que se transmiten desde el exterior directamente al local. Por su propia
definición, estas cargas deben ser eliminadas dentro del mismo ambiente que
se está climatizando, de ahí la denominación de internas.

Las principales cargas son:

 Transmisión de calor en cerramientos. Pérdidas o ganancias de


calor debidas a la diferencia de temperatura a ambos lados de los
cerramientos del local. Estas pérdidas son debidas a los procesos de
conducción y convección de calor.

 Radiación. Ganancia de calor en el local debida a la entrada de


energía radiante del sol a través de los cerramientos transparentes y
translúcidos. Es importante resaltar que este calor se genera en los
cuerpos que reciben la luz.

 Iluminación.

 Ocupación. Esta carga tiene como particularidad que parte de ella


es carga sensible y otra parte latente, lo que influye en el cálculo de los
caudales de climatización como veremos más adelante.

 Otras cargas. Se trata de generación de calor o frío producida en


el interior del local, debido principalmente a equipos electrónicos
(ordenadores, fotocopiadoras, UPS, proyectores,…) Es decir, la potencia
asociada a cualquier otra fuente de calor o frío distinta de las demás.

Cuando nos referimos a la climatización de edificios, lo más habitual es que


todas estas cargas internas sean de tipo positivo (aumento de calor) salvo en el
caso de la transmisión de calor a través de los cerramientos. Por tanto las
zonas perimetrales tendrán demandas de calor o de frío en función de las

URV-CREVER 9
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

condiciones exteriores, pero las zonas interiores de los edificios habitualmente


presentan demandas de refrigeración en la mayor parte del año.

2.3.- Condiciones de confort

Los principales parámetros de confort a tener en cuenta en el diseño de


instalaciones de climatización son los siguientes:

 Temperatura seca del local. Se trata de la consigna habitualmente


más utilizada para el control de las instalaciones. La aportación de
energía (caudal de aire, temperatura de impulsión,…) se modifica para
mantener este parámetro en su valor de consigna.

 Humedad relativa ambiente. Variable también definida como


consigna a controlar en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los
Edificios (RITE), y utilizada cada vez más en el control de las
instalaciones.

 Velocidades residuales en la zona de ocupación. Se trata de la


velocidad media del aire, y valores elevados causan rápidamente
disconfort (corrientes de aire). Se debe establecer durante la fase de
proyecto a la hora de definir los elementos de difusión de aire.

 Calidad de aire interior (IAQ). Habitualmente garantizada desde


diseño mediante el caudal mínimo de ventilación. También se puede
controlar a través de sondas de concentración para las principales
sustancias a controlar (CO2).

 Presión sonora. También este valor debe ser previsto en la fase


de proyecto de las instalaciones, ya que en fase de operación tiene
menos posibilidades de controlarse.

URV-CREVER 10
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

También existen otras variables importantes a tener en cuenta para asegurar


un mínimo grado de confortabilidad en la instalación, como son:

 Turbulencia. Se trata de la variación de la velocidad residual de


aire sobre la media, en el tiempo. A mayor turbulencia mayor disconfort.

 Estratificación. La diferencia de temperatura ambiente entre


cabeza y pies es también un valor directamente relacionado con la
sensación de confort de las personas.

 Temperatura media radiante.


 Temperatura del suelo.

Todos ellos son valores a controlar durante la fase de proyecto, a la hora de


dimensionar las unidades terminales de climatización y de difusión.

En la documentación correspondiente al curso de “Difusión de Aire” de TROX


Academy se puede encontrar más información sobre estas variables de confort,
su influencia sobre el grado de satisfacción de las personas y los valores límite
para cada una de ellas.

URV-CREVER 11
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

3. DISEÑO DE INSTALACIONES DE VAV

3.1.- Visión general del sistema

El esquema general de una instalación de volumen de aire variable es el


mostrado en la siguiente figura:

El aire es tomado del exterior y del retorno de los locales, y posteriormente a su


paso por la Unidad de Tratamiento de Aire (filtración, recuperación, calefacción-
refrigeración, humectación) se introduce en los locales en función de la
demanda de cada uno de ellos. La caja de VAV situada en la entrada de cada
local establece el caudal que entra, y la de retorno el caudal enviado de nuevo
a la UTA. Para adecuar el funcionamiento de los ventiladores a las variaciones
de caudal total, se establece una consigna de presión en los conductos de
impulsión y retorno, de forma que la velocidad de giro del ventilador se adecue
a dicho caudal.

URV-CREVER 12
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Los principales componentes del sistema a dimensionar en la fase de proyecto


son los siguientes:

 Unidad de Tratamiento de Aire (UTA).


 Cajas de volumen variable.
 Cajas de volumen constante.
 Elementos de difusión de aire.
 Elementos de regulación.

Previamente a la selección de los equipos que componen el sistema es


necesario establecer las cargas térmicas (demanda energética) de cada uno de
los locales y la simultánea asociada al sistema.

En el momento de establecer estas cargas es importante diferenciar la zona


exterior o periférica del edificio, de la zona interior. La zona que da a las
fachadas estará influenciada por los procesos de transmisión de calor
(conducción y convección), así como por la radiación que entrará a través de
las superficies vidriadas.

Es recomendable tratar la zona perimetral de una manera diferente de la zona


interna. Básicamente debido a que sólo en ella se dan pérdidas de calor y que
en la fases de no ocupación y puesta en servicio nos permitirá tratar el edificio
de forma energéticamente eficiente.

ZONA PERIMETRAL ZONA INTERNA

4a6m

En función del tamaño y la complejidad del edificio se dimensionarán UTAs


específicas para esta zona perimetral o únicamente se definirán cajas de

URV-CREVER 13
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

volumen de aire constante o variable asociadas a la misma UTA de interior


para ella.

3.2.- Caudal de aire por local

El caudal de aire nominal impulsado por cada local será el mayor de los
siguientes:

 Caudal mínimo de ventilación por ocupación. Se establece según


las indicaciones de RITE. Para edificios administrativos IDA2 sería de 12
l/s por persona.
 Caudal necesario para compensar la demanda máxima según los
cálculos de cargas del local.

El caudal necesario para vencer las cargas térmicas del local se calculará
según la siguiente fórmula:

PS
V 
  c p  ABS (Ta  Ti )

Donde cada una de las variables son:

 Ps: Potencia sensible interna del local en kcal/h


 cp: Calor específico del aire a presión cte en kcal/(kg·ºC)
 Ta: Temperatura seca del ambiente interior en ºC
 Ti: Temperatura seca del impulsión de aire en ºC
 V: Caudal volumétrico de aire en m3/h
 : Densidad del aire en kg/m3
Como se puede apreciar se trata sólo de la potencia sensible interna del local,
ya que como temperaturas de referencia tan sólo se han tenido en cuenta las
de impulsión de aire al local y la de ambiente en el local. La carga
correspondiente a la ventilación debe compensarse en la UTA, así como la
carga latente.

En principio el caudal suele estar establecido por la demanda en refrigeración,


ya que las cargas suelen ser mayores en ese caso y además se trabaja con
saltos de temperatura menores. Excepcionalmente puede ocurrir que el caudal
resultante sea mayor en calefacción, o que el sistema se defina exclusivamente

URV-CREVER 14
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

para trabajar de este modo. En ese caso se calcularía con las temperaturas
ambiente y de impulsión en modo calefacción.

3.3.- Unidad de Tratamiento de Aire (UTA)

La UTA será la encargada de adecuar el aire en sus condiciones de


temperatura y humedad, de forma que se garantice la respuesta a la demanda
energética de la totalidad del sistema. Esto es así ya que el aire será el único
vehículo de transmisión de energía en la instalación.

Las funciones de la UTA serán:

 Garantizar el caudal mínimo de ventilación.


 Filtrar el aire exterior y el impulsado, de forma que se consiga un
nivel mínimo de calidad de aire interior.
 Enfriar o calentar el aire hasta las temperaturas de impulsión
establecidas para vencer las cargas térmicas.
 Adecuar el aire en humedad, tanto en invierno como en verano
para estar dentro de consigan en los locales.
 Hacer todo lo anterior primando la eficiencia energética del
edificio. Para ello contará con las secciones de recuperación y free-
cooling.

Un esquema general de esta unida podría ser el que se muestra a


continuación:

URV-CREVER 15
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

En este equipo se aprecian las secciones de recuperación de energía (A+E) y


free-cooling (B), así como las secciones de filtración (R, F, L). También
aquellas necesarias para establecer las condiciones del aire de impulsión:
baterías de refrigeración y calefacción (I) y humectación (M).

El caudal de aire que define la UTA será la suma de los caudales asociados a
cada uno de los locales, o en caso de querer ajustar más el equipo podría ser
el caudal equivalente a la demanda simultánea del edificio. Siguiendo la misma
secuencia que en el punto anterior para los locales:

PS
V 
  c p  ABS (Ta  Ti )

El caudal total es el resultado de aplicar la misma fórmula a la potencia


sensible interna SIMULTÁNEA de la totalidad del edificio.

Vamos a ver a continuación cuáles son los procesos termodinámicos que


tienen lugar en la unidad de tratamiento de aire.

hi-hM

hi-hA
E
M E’
xi-xM
I A
xi-xA

Ti-TA

Ti-TM

URV-CREVER 16
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

En el diagrama psicrométrico anterior se puede observar el proceso de


refrigeración ocurrido en la UTA durante el modo de refrigeración.

En primer lugar el proceso de recuperación de energía hace pasar el aire


exterior (considerado para este ejercicio un 20% del total) de las condiciones E
a las E’, aprovechando la energía del aire expulsado.

Posteriormente en la cámara de mezcla la totalidad del aire (recirculado +


exterior) se mezclan de forma homogénea para llegar a las condiciones de
entrada en batería (M).

En la batería de refrigeración se enfría el aire reduciendo su temperatura y su


humedad absoluta (condensación de agua sobre batería), de modo que el
caudal de aire sale de la batería en las condiciones (I). Este valor debe ser el
adecuado para vencer las cargas térmicas en los locales y se utilizará para
establecer el caudal de aire por local según se ha descrito en el apartado
anterior.

El producto del caudal por la energía asociada a la diferencia de humedad


absoluta entre la impulsión y el ambiente debe ser capaz de vencer las cargas
latentes internas del local. Si las cargas latentes tienen mayor peso es posible
que sea necesario subenfriar y postcalentar el aire para llegar a las condiciones
de impulsión adecuadas. De todas formas con el rango de humedad relativa
permitido por el RITE no es una circunstancia necesaria en la mayoría de las
instalaciones.

Lo que sí se aprecia en el diagrama es que la potencia que define la batería de


refrigeración es la necesaria para vencer la totalidad de las cargas térmicas,
sensibles y latentes, así como de ventilación. Por tanto recalcamos que la
definición del caudal se realiza con la potencia sensible interna, pero la de las
baterías con la potencia total demandada por el sistema.

Pbat  V    ( hi  hM )

En el caso de calefacción el proceso es el que se indica en el diagrama


siguiente:

URV-CREVER 17
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

hi-hM hi’-hA

A I’

M
E’ I
E

La explicación del diagrama es similar a la anterior, con la salvedad de que en


este caso suele ser necesario humidificar el aire de impulsión debido a bajo
nivel de humedad relativa del aire exterior. Esta humectación, de (I) a (I’) se
recomienda hacerla con vapor para evitar descensos bruscos de la temperatura
de impulsión y la necesidad de sobrecalentar el aire, en el caso de realizarlo de
forma adiabática.

Si se realiza de forma adiabática la temperatura de salida del aire de la batería


debe ser superior para compensar el enfriamiento evaporativo del aire en el
proceso de humectación, siendo por tanto superior la demanda de calor en la
batería. El proceso se muestra en el siguiente diagrama.

URV-CREVER 18
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

hi-hM hi-hA

A I’

M I
E’
E

Habitualmente la definición de los caudales de aire se suele hacer con las


cargas correspondientes a refrigeración, de forma que en el caso de
calefacción este valor proviene de aquel cálculo y la variable que se establece
es la temperatura de impulsión.

Como en el caso anterior la potencia de las baterías de calor en las UTAs del
sistema debe compensar la totalidad de las cargas térmicas en calefacción:
internas y ventilación.

Los ventiladores de la UTA deben disponer de sistemas de variación de caudal


de aire, habitualmente en la actualidad variadores de frecuencia, para
adaptarse a las demandas variables del sistema. Esta variación del caudal irá
desde el mínimo necesario para garantizar los niveles de ventilación en el
edificio hasta el caudal nominal calculado para cubrir la demanda máxima
simultánea de la instalación.

La variación de caudal entre ambos valores se suele establecer en función de


una consigna de presión estática disponible constante en las redes de
conductos de impulsión y retorno. Esto no significa que la presión estática total
del ventilador permanezca también constante ya que la disminución de caudal
a través de cada una de las secciones que forman la unidad de tratamiento de
aire conlleva una disminución de pérdida de carga apreciable y por tanto una
disminución importante de la presión total necesaria.

URV-CREVER 19
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

En el gráfico del ventilador podríamos representar esta variación de caudal y


presión total como se indica en la siguiente figura.

max

min
Rpm
máximas

Rpm
mínimas

Mínimo Máximo

La curva de la instalación sobre la que se encuentran los puntos máximo y


mínimo se compone de la curva de pérdidas de carga a través de la UTA
(variable) y la consigna de presión disponible en red de conductos (constante).

También se puede apreciar de forma cualitativa en este gráfico uno de los


principales valores de las instalaciones de caudal variable, el gran ahorro en
energía de accionamiento de ventiladores a cargas parciales, ya que en este
caso oscilaría entre los 14 kW nominales y los 2 kW en condiciones de caudal
mínimo.

Para la definición de recuperadores de energía, niveles de filtración y el cálculo


de dimensionamiento de las unidades de tratamiento de aire, recomendamos
acudir a la documentación correspondiente a los cursos de filtración y
climatizadores de TROX Academy.

URV-CREVER 20
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

3.4.- Cajas de volumen variable o constante en la zona perimetral

Como ya se ha avanzado previamente, es necesario distinguir el tratamiento de


aire en las zonas perimetrales del correspondiente a los locales interiores. Las
zonas perimetrales tienen la influencia de las fachadas, con su parte de
transmisión de calor y radiación a eliminar.

Para garantizar el tratamiento correcto de las fachadas se recomienda trabajar


sobre ellas con caudal de aire constante, modificando la temperatura del aire
impulsado. De esta forma se asegura la no aparición de condensaciones sobre
las ventanas y la eliminación del efecto de “pared fría”. Este efecto es el
responsable de corrientes de aire frías a la altura de los tobillos, provocada por
la caída del aire que se enfría al contacto con las paredes exteriores y sobre
todo con los ventanales que suelen tener un comportamiento peor de
transmisión de calor.

Para compatibilizar estos elementos dentro de la instalación de caudal variable,


se puede trabajar de diversas maneras:

1. Disponer de Unidades de Tratamiento de Aire específicas para la


impulsión de aire a la zona perimetral. Según sea el tamaño del edificio
a tratar y la distribución de las cargas térmicas puede ser una posibilidad
interesante ya que permite también trabajar con temperaturas de
impulsión diferentes respecto de la zona interior.
2. Conectar las impulsiones en la zona de fachadas con cajas de volumen
de aire constante, según se indican posteriormente.
3. Utilizar conjuntos para caudal variable con ventilador, serie Varyfan, de
TROX que pueden trabajar conectados directamente al sistema de
caudal variable pero mantienen un caudal constante en su impulsión.

El primer caso no necesita mayor explicación ya que se trata de un sistema


totalmente independiente de la instalación de aire variable. La temperatura de
impulsión de aire en este caso estará definida en función de la temperatura
exterior y, en todo caso, ponderada con la demanda global del edificio.

En el segundo caso se instalarían compuertas de caudal constante en la propia


red de conductos del sistema VAV. Las compuertas de caudal constante
disponen de una posición externa que fija un caudal dentro del rango de cada
una de las compuertas.

URV-CREVER 21
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

El dimensionamiento de este caudal vendrá dado por la carga térmica a


eliminar, correspondiente a la transmisión de calor a través de la fachada. Este
caudal, a diferencia de lo que se ha explicado anteriormente es mayor en el
modo de calefacción que en el de refrigeración.

Si únicamente se tratan las cargas de transmisión, es suficiente con un caudal


de impulsión alrededor de 50 a 70 m3/h por metro lineal de fachada. Este
caudal se puede aumentar para vencer alguna carga más, llegando a los 90 a
120 m3/h por metro lineal de fachada.

Los reguladores automecánicos son una solución económica para la regulación


de caudales de aire constante. Debido a que funcionan sin ayuda de energía
exterior, no es necesario ni el uso de cableados ni la puesta en marcha. El
regulador posee una compuerta de regulación que gira sobre cojinetes. Las
fuerzas aerodinámicas producidas por el flujo de aire provocan un par de cierre
de la compuerta. Este movimiento de cierre se ve amplificado por el efecto de
hinchado por una membrana de regulación. En contra actúa una fuerza
provocada por la acción de un muelle de láminas y una leva que hace
mantener constante el caudal de aire ajustado con independencia de las
variaciones de presión en el conducto. La membrana del regulador tiene
también la misión de actuar como amortiguador de oscilaciones.

La siguiente figura muestra el funcionamiento del sistema.

URV-CREVER 22
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

La puesta en marcha de esta unidad es especialmente sencilla. En una escala


situada en el exterior se puede leer el caudal fijado, e incluso si se precisa,
volverlo a ajustar. Dentro de la gama de reguladores de TROX existen los
reguladores de caudal de aire automecánicos serie RN, para conducto circular,
y EN, prevista para conducto rectangular. Cuando las exigencias acústicas son
elevadas, se pueden colocar silenciadores secundarios para reducir el ruido
regenerado el flujo de aire.

Los reguladores de caudal constante también pueden dotarse de un


servomotor para poder establecer consignas diferentes de caudal, según los
distintos modos de operación (edificio en ocupación/no ocupación) o por
variaciones del uso del local o el nivel de ocupación.

No es una solución muy habitual ya que la modificación del caudal definido en


la compuerta se realiza de una manera sencilla manualmente. En caso de
querer establecer caudales diferentes en distintos ocasiones, se puede utilizar
también una caja de volumen de aire variable, que nos informará
adicionalmente del caudal real de paso por la compuerta.

Debido a que estas cajas toman el aire del sistema VAV pero no pueden
modular la cantidad de aire introducida al local, es necesario dotarlas de un
sistema de postcalentamiento, mediante baterías de agua caliente, para poder
impulsar el aire en modo calefacción a la temperatura adecuada para vencer la

URV-CREVER 23
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

transmisión. El dimensionamiento de estas baterías depende del caudal de


aire, la temperatura deseada de impulsión y la temperatura de entrada del agua
caliente. Se puede realizar siguiendo las siguientes gráficas.

Las variables de entrada por la parte inferior de la gráfica son, en orden de


utilización) la temperatura de entrada del aire a la batería (te), la temperatura
media del agua caliente (twm) y el salto de temperatura deseado en el aire ( t).
Des de la parte superior se entra con el caudal de aire (V) y el tamaño de caja
de volumen variable/constante. Donde se cortan las rectas provenientes del
salto de temperaturas y el tamaño de caja, se obtiene el número de filas
mínimo que debe tener la batería. Los tamaños estándares en el caso de
TROX son las baterías de 1, 2 y 4 filas.

URV-CREVER 24
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Es interesante tener en cuenta que no se trata de un sistema que destruya


energía frigorífica, ya que cuando el tratamiento de la periferia demanda
calefacción se debe a que la temperatura en el exterior está muy por debajo de
la consigna, y por tanto el sistema de VAV estará funcionando en modo de
free-cooling.

Además puede obtenerse el agua caliente a través de un sistema solar térmico


con acumulación asociado al propio circuito de tratamiento de fachada.

Además de las baterías de postcalentamiento, estas cajas también pueden


instalarse con secciones acústicas atenuadoras en impulsión o aspiración para
reducir la presión sonora en los locales y con aislamiento acústico para evitar el
ruido radiado a través de la envolvente de la propia compuerta. Se muestran a
continuación imágenes de dichas ejecuciones.

Por último recogemos la posibilidad de utilizar cajas de volumen variable con


ventilador. Estas cajas disponen de una entrada de aire proveniente del
sistema de VAV con una caja de regulación de caudal, pero también de un
ventilador a caudal constante y una toma de recirculación de aire del propio
local. De este modo pueden compatibilizar la variación de energía (en el aire) al
mismo tiempo que impulsan un caudal constante sobre la fachada. El esquema
siguiente muestra su funcionamiento.

URV-CREVER 25
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

En la toma de retorno se monta un tramo de silenciador para reducir el efecto


de este elemento en la presión sonora del local.

El ventilador como ya se ha indicado anteriormente trabaja a caudal constante


y, en función de la demanda del local, se actúa sobre la compuerta de
regulación de caudal primario (2). El caudal de aire que falte para el nominal de
la caja, será recirculado del propio local a través de la toma con silenciador. El
equipo dispone también de una batería de postcalentamiento para compensar
en caso de que la temperatura del aire primario no sea suficiente para el
tratamiento del local.

En la siguiente imagen se aprecian las diferentes secciones que la componen.

3.5.- Selección de elementos de difusión en zona perimetral

URV-CREVER 26
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Los difusores o rejillas a instalar en la zona perimetral serán los adecuados


para trabajar con caudal constante en sistemas de mezcla de aire.
Habitualmente estos elementos se suelen seleccionar entre las diversas
soluciones de tipo lineal, para impulsar el aire sobre las fachadas.

No es recomendable realizar la impulsión en forma vertical ya que, sobre todo


en modo refrigeración, se pueden originar velocidades elevadas en la zona
ocupada adyacente a la fachada.

En función de la altura de la fachada y del caudal de aire necesario a impulsar


se pueden seleccionar:

 Rejillas de impulsión con lamas inclinadas. Como por ejemplo la


rejilla AH-15.

 Difusores lineales de una o dos vías. Modelos VSD, de distintas


series (VSD15, VSD35, VSD50).
 Difusores lineales con microtoberas para mayores alcances o
caudales que los anteriores. Modelos KST.
 Toberas lineales. Para los mayores caudales y alcances en este
tipo de aplicación. Modelo DUL.

Una muestra de los citados elementos son las figuras que se adjuntan. Al final
de esta documentación se adjuntan aplicaciones de estos difusores y rejillas en
edificios.

Para una mayor información y para la selección de estas unidades


recomendamos acudir a los catálogos de los diferentes productos o al
programa de selección “Easy Product Finder” de TROX, o contactar con sus
técnicos en la delegación correspondiente.

Los criterios de selección de estos elementos serán el caudal de aire por metro
lineal a impulsar, la altura de montaje de estos elementos, la velocidad media

URV-CREVER 27
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

del aire en la fachada, potencia sonora del elemento y pérdida de carga para
ese caudal. Por supuesto dentro de los elementos que se puedan ajustar a la
aplicación con garantía de funcionamiento también el factor decorativo tendrá
importancia, pero no debe ser un único criterio de selección ya que el confort
debe estar asegurado.

3.6.- Cajas de volumen de aire variable en zonas interiores

Ya hemos definido la impulsión de aire en la zona perimetral. En este apartado


lo haremos con la zona interior. Como principal diferencia la zona interior
presenta una mayor variabilidad de la demanda y todas las cargas internas
serán de refrigeración, ya que no tiene el efecto de transmisión en fachada.

Antes de entrar a la definición de las cajas es importante resaltar que en estas


instalaciones la variable que se debe controlar es el caudal de aire impulsado
en los locales, que está directamente relacionado con la energía enviada. En el
cálculo de cargas térmicas se ha establecido una demanda máxima o nominal
para cada local, esta demanda será cubierta con un caudal de aire determinado
según lo indicado en el apartado 3.2.

La variable a controlar será la temperatura del local y la respuesta a la


desviación de ésta respecto de su punto de consigna será modificar el caudal
de aire impulsado. Para asegurar un funcionamiento correcto de la instalación
debemos asegurar ese caudal. El grado de apertura de la compuerta no es
ninguna referencia válida para establecer el caudal impulsado ya que la
relación entre ambos no es lineal y además depende de la presión a la entrada
de la caja.

Posteriormente en este mismo curso entraremos al apartado de regulación del


sistema VAV donde se establecerá más extensamente cómo regular los
equipos de la instalación, y cómo interaccionan entre sí.

URV-CREVER 28
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Cada local a controlar deberá disponer de un sistema compuesto por:

 Una caja de volumen de aire variable de impulsión, con


controlador de caudal.
 Una caja de VAV para retorno, con controlador de caudal. Si los
niveles de presión no son muy exigentes se podrían agrupar los retornos
de varios locales de la misma zona en una caja.
 Un regulador ambiente por local que establezca el caudal de aire
necesario en función de la demanda, así como la actuación de la válvula
de tres vías de postcalentamiento si hubiera, y recoja la señal de caudal
impulsado.
 Los elementos de difusión adecuados a la impulsión del aire en
ese local.

El esquema de estos elementos se muestra en la siguiente figura.

En el caso mostrado la señal de caudal para el retorno se toma directamente


de la lectura de caudal real de la impulsión. Están trabajando a equipresión y
se asegura que el caudal retornado es igual al que se impulsa en cada
momento en la instalación.

Los elementos indicados en color rojo (termostato, sonda de temperatura y


regulador ambiente) no suelen ser suministro del fabricante de las cajas de
VAV sino que suelen ser parte del sistema de gestión del edificio (BMS).

URV-CREVER 29
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Los reguladores de caudal de aire variable están compuestos al mínimo por los
siguientes componentes:

 Sensor de diferencia de presión.


 Servomotor eléctrico.
 Sonda de presión dinámica o estática.
 Regulador para el ajuste de caudal máximo y mínimo.

El sensor de diferencia de presión puede ser de tipo sonda de velocidad


(presión dinámica) o de membrana (presión estática). En la siguiente imagen
se muestra el principio de funcionamiento de cada uno de ellos y la relación
establecida entre el caudal de aire y la lectura de presión.

En el procedimiento de medición dinámica fluye una pequeña muestra del


caudal de aire fluye a través del transductor de presión. El transductor de
presión está construido como un conducto de medición de velocidad en
miniatura. El transductor contiene un elemento caliente que pierde tanto más
calor cuanto mayor es la velocidad del aire que circula. Debido a que el caudal
de aire parcial que entra en la sonda de presión es proporcional al caudal total
de aire, la señal de medición puede ser calibrada en función del caudal total de
aire obteniéndose así una señal de tensión lineal al caudal de aire.

URV-CREVER 30
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Los transductores de presión de membrana funcionan según el principio de


edición estático. El sensor se compone de un cilindro con una membrana entre
dos cámaras, que corresponden a la presión positiva y negativa. La membrana
se encuentra en la posición central cuando la presión en ambas cámaras es la
misma. Una diferencia de presión provoca el desvío de la membrana hacia el
lado de la presión más baja. Este cambio de posición constituye una medida de
la presión diferencial real. Con ello se origina una señal de tensión proporcional
a la presión real. El regulador de caudal recibe esta señal debe ajustarse en
función de ella y realizar la raíz cuadrada de su valor para proporcionar una
señal lineal al caudal.

Cada una de las cajas de volumen variable dispone de un rango de caudales


entre los cuales puede trabajar. Para seleccionar el tamaño de caja será
necesario partir del caudal máximo nominal que se haya establecido para el
local y del caudal mínimo que sea necesario utilizar para asegurar el de
ventilación.

El caudal mínimo no tiene necesariamente que coincidir con el caudal de


ventilación ya que:

 Los sistemas de volumen variable funcionan con caudal de aire


recirculado además del de ventilación (salvo en modo free-cooling).
 El caudal mínimo de impulsión al local también depende de las
posibilidades que nos ofrezcan los elementos de difusión seleccionados.

Los reguladores de caudal variable pueden llevar incorporado una salida


atenuadora acústica para eliminar el ruido producido por el propio regulador,
debido al paso de aire a través de la compuerta. Las imágenes de estos
reguladores muestran la solución sin y con esta atenuación de ruido.

URV-CREVER 31
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Por tanto los caudales que definen el regulador son los siguientes:

 Caudal nominal máximo. Caudal máximo que puede asegurar un


tamaño de regulador.

 Caudal nominal mínimo. Caudal mínimo de paso de aire por un


tamaño de regulador.

 Caudal máximo de proyecto. Límite máximo de caudal


establecido para un regulador concreto en un local concreto.

 Caudal mínimo de proyecto. Límite mínimo de caudal establecido


para un regulador concreto en un local concreto.

Cuando acudimos a la documentación técnica de producto se nos indica un


rango de caudales de funcionamiento por cada regulador. Como ejemplo
tomamos la tabla del regulador TVR con sensor de membrana.

Si para nuestro local hemos definido un caudal de 420 m3/h como valor máximo
en función de la demanda y un valor mínimo de 140 m3/h debido a las
características del difusor seleccionado, el tamaño elegido será el del TVR-125.
URV-CREVER 32
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Si no se indican las características, el fabricante enviará un regulador donde


108 m3/h será el caudal mínimo y 540 m3/h el máximo. Por tanto, en la señal a
recibir desde el regulador ambiente (habitualmente 0..10 V)

600
540
500

420
400

300

200
140
100 108

0
0 2 4 6 8 10

En el primer caso cada voltio de señal se corresponde con 43,2 m3/h, mientras
que en el segundo la misma relación es de 28 m3/h.

Al establecer los caudales máximos y mínimos necesarios, hemos aumentado


la precisión del sistema para ese local.

También será importante a la hora de establecer la presión de trabajo en la red


de conductos, tener en cuenta las pérdidas de carga mínimas en cada
compuerta para asegurar el caudal establecido. Para ello se debe observar el
valor de Pg,min indicado en la tabla.

Por tanto la regulación del caudal de paso a través del regulador se basa en la
posición de la compuerta (reguladores TVR, TVA, TVZ) o de la posición de las
lamas en oposición (reguladores TVJ, TVT), para llevar la lectura de caudal real
a la consigna deseada y comunicada al regulador desde el sistema de gestión.

Como en todo momento se está comparando lectura de caudal con caudal


deseado, no existe interferencia de las presiones de aire a la entrada del
regulador. Cualquier modificación externa hará que la compuerta busque su
nuevo punto de equilibrio.

URV-CREVER 33
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Estos reguladores de aire variable también pueden disponer de baterías de


agua o eléctricas de postcalentamiento, de forma similar a las cajas de caudal
constante que se han descrito en el apartado 3.4. Para la selección de las
baterías hay que tener en cuenta que entrarán en funcionamiento con el caudal
de aire mínimo y que la temperatura de partida será la correspondiente a la
consigna de temperatura de impulsión en modo refrigeración. Por lo demás se
seleccionarán las filas de dichas baterías siguiendo la misma dinámica que se
ha explicado.

3.7.- Selección de elementos de difusión para sistemas VAV

A diferencia del caso de caudal constante referido en un apartado anterior, en


las instalaciones de caudal de aire variable sí tendremos que tener en cuenta la
variación del caudal en la selección de los elementos terminales de difusión.
Básicamente tendremos que evitar:

 Problemas de alcance de los difusores a caudales reducidos que


no garanticen la distribución de aire por el local.
 Descuelgues de vena de aire producidos por velocidades de
salida bajas, que provoquen corrientes de aire molestas en la zona
ocupada.

El comportamiento del difusor ante esta variación de caudal dependerá sobre


todo del tipo de impulsión que presente.

Los difusores con salida radial o lineal necesitan contar con un techo que les
permita trabajar con efecto Coanda, de forma que la vena de aire se pegue al

URV-CREVER 34
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

techo y avance por él mientras se mezcla y va perdiendo velocidad. El efecto


techo o efecto Coanda depende de la velocidad de salida del aire en el difusor
y la distancia a la que se pierde este efecto se denomina “distancia crítica”.

Al disminuir la velocidad de salida, también lo hace la distancia crítica, con lo


que el aire impulsado puede caer en la zona ocupada, provocando disconfort
por corrientes de aire.

En las siguientes imágenes se ve el comportamiento de un difusor lineal con


una reducción del caudal desde el nominal al 50% y al 75%.

Caudal nominal 44 l/s Caudal 50% 22 l/s Caudal 25% 11 l/s

Como se aprecia en la última de las imágenes el caudal de aire cae


directamente desde el difusor hacia la zona ocupada sin haber cedido su
energía previamente al ambiente. Por tanto baja con mayor velocidad y a
menor temperatura que si se hubiera difundido correctamente.

Los tipos de difusores con los cuales tenemos que tener especial cuidado a la
hora de utilizarlos en las instalaciones de VAV son los radiales y los lineales.
En imagen siguiente se muestran varios de ellos para tener idea de su
configuración.

URV-CREVER 35
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Para algunos de estos difusores, los más habituales se ha desarrollado un


plenum especial (VARYSET) de forma que cuando se reduzca el caudal de la
instalación se mantengan las velocidades de impulsión a través de las salidas
del difusor. Se trata de plenums con distintos sectores internos que derivan el
aire a todas o sólo a parte de las salidas de impulsión.

Con esta aplicación el comportamiento de estos difusores en las instalaciones


de VAV es mucho mejor y pueden ser utilizados.

Las imágenes que se muestran a continuación se corresponden con la misma


situación de impulsión que en el ejemplo anterior pero habiéndole dotado al
difusor lineal del plenum tipo VARYSET.

Caudal nominal 44 l/s Caudal 50% 22 l/s Caudal 25% 11 l/s

Se comprueba visualmente la diferencia, ya que al 25% del caudal todavía


existe el efecto Coanda en el techo y por tanto el alcance y la distribución de

URV-CREVER 36
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

velocidades se mantienen dentro de las condiciones de confort en la zona


ocupada.

En el esquema siguiente se muestra la forma del plenum tipo Varyset para un


difusor radial, siendo la forma similar para un difusor lineal.

PLENUM TIPO VARYSET


CONTRAPESO

En función de la presión del aire a la entrada, pasará más o menos caudal a


través de las lamas afectadas por la actuación del contrapeso. Para evitar que
la velocidad reducida en dichas lamas cause la caída de la vena, la lama con
caudal de paso constante estará siempre situada de forma que el aire
impulsado sirva de “soporte” para el aire impulsado por las otras lamas.

Otra opción de la que disponemos es utilizar como elementos de difusión de


aire, los de tipo rotacional. Se trata de difusores que no necesitan del efecto
Coanda en el techo para lograr una mezcla correcta de aire y llegar a la zona
ocupada con las temperaturas y velocidades de aire adecuadas. Los niveles de
inducción de estos difusores son mucho más elevados que los anteriores.

Debido a esta característica estos difusores admiten reducciones de caudal


hasta un 25% de su caudal nominal, por lo que en la mayoría de las
instalaciones es suficiente ya que la variación de caudal no suele superar esos
rangos. Para instalaciones con caudales mínimos menores, o para aquellas en
que el caudal máximo de la instalación es sensiblemente menor que el nominal
del difusor, también se han desarrollado plenums Varyset como los anteriores
para estos difusores.

Se muestran unos ejemplos de los difusores rotacionales.

URV-CREVER 37
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Como se aprecia en las imágenes, su principal característica es que la salida


de aire no es de tipo radial, sino que lo hace de forma que se crea un efecto
espiral, de unas lamas sobre las otras.

En todo caso se recomienda que se estudie, mediante la utilización de los


diagramas o de los programas informáticos de selección, el comportamiento del
difusor a caudal máximo y mínimo.

Para una mayor documentación acerca de los tipos de difusión y de difusores,


recomendamos la lectura de la documentación relativa al curso de difusión de
aire de TROX Academy.

URV-CREVER 38
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

4. REGULACION DE LOS SISTEMAS VAV

La regulación de los sistemas de volumen variable, se basa en el control de


aire impulsado para satisfacer las demandas del local. Pero también es
necesario regular la temperatura y humedad relativa de impulsión de aire, la
presión estática en lo conductos y el nivel de sobrepresión en los locales.
Aparte de estas variables también será necesario incorporar otros lazos de
control para el funcionamiento de los ventiladores, free-cooling, recuperación
de calor, mantenimiento de los filtros, etc.

En este capítulo nos centraremos exclusivamente en las variables que afectan


al funcionamiento de los sistemas de VAV directamente.

Para ampliar el conocimiento sobre las posibilidades de control de los


controladores VAV de TROX se puede consultar el manual AirflowControl.

4.1.- Control en la Unidad de Tratamiento de Aire

La regulación de la UTA, en lo que concierne a la instalación de VAV, tendrá


que mantener controladas tres variables en la impulsión de aire:

 Temperatura seca
 Humedad relativa
 Presión estática disponible

La temperatura se ajustará mediante la regulación del caudal de agua fría o


caliente a las baterías de intercambio térmico. En las instalaciones de VAV es
muy común trabajar con una temperatura constante de impulsión para
refrigeración y otra para calefacción, sin modificar estos valores de consigna.
Las cajas de regulación de caudal que se encuentran en los locales disponen
de una rampa de funcionamiento que se basa en esta temperatura, por lo que
es recomendable no modificarla.

La humedad relativa se ajustará mediante la humidificación en la sección


correspondiente. Como ya se indicó en el apartado 3.3, la humidificación puede
realizarse de forma adiabática o mediante la adición de vapor. En el primer
caso será necesario un calentamiento mayor en la batería de calor para
compensar el enfriamiento adiabático del aire al paso por la sección de
humectación.

URV-CREVER 39
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Es más recomendable humidificar con vapor ya que se controla de forma más


proporcional la adición de agua al aire, pero por otro lado imposibilita el uso de
la humidificación como refrigeración en verano.

Ambas variables se controlan mediante la sonda combinada de temperatura y


humedad situada en la impulsión de la UTA, o mediante sondas específicas
para cada una de las variables.

La presión estática en los conductos de impulsión y retorno se controla


mediante la instalación de sondas de presión diferencial en la descarga del
ventilador de impulsión y en la aspiración del ventilador de retorno. La conexión
del lado negativo en impulsión y del positivo en aspiración de las sondas se
suele dejar desconectada, libre en el ambiente de la sala de máquinas, ya que
la diferencia de presión con relación al interior del edificio es muy pequeña.

Para mantener el valor de la presión en consigna se actúa sobre el variador de


frecuencia asociado a cada uno de los ventiladores.

4.2.- Control en los locales

Los locales deben contar con un regulador de ambiente, una sonda de


temperatura, un controlador de VAV en impulsión y otro en retorno. En función
de la desviación de la temperatura leída en la sonda con respecto de la
consigna establecida, se impulsa más o menos caudal al local.

En el caso de reguladores de caudal que dispongan de batería de


postcalentamiento se debe incorporar una válvula de regulación de tres o de
dos vías para establecer la cesión de calor en función de la demanda.

En el esquema siguiente se muestra el lazo de control más habitual en las


instalaciones de VAV, con las etapas de aire y de batería de calor.

URV-CREVER 40
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Se aprecia ante una desviación positiva respecto de la consigna, la compuerta


responde, a partir de una zona muerta, aumentando el caudal de aire a través
de la compuerta, hasta llegar al valor máximo. Si la desviación es negativa se
reduce al mínimo el caudal de aire impulsado y se comienza a actuar sobre la
batería de calor llegando también a un máximo en el intervalo de temperaturas
ambiente que se haya establecido.

Es importante recalcar, aunque ya se ha indicado con anterioridad, que el


controlador de los reguladores de aire variable, no realiza estos lazos de
control sino que únicamente recibe la señal de consigna de caudal de aire a
impulsar o retornar y lo mantiene en esa consigna. Como variable de salida da
el valor real de caudal de aire que lo atraviesa. Por ello no se puede conectar
ninguna sonda de temperatura o presión directamente al controlador, sino que
es necesario contar con una unidad de control de ambiente.

El retorno de aire del local se establece habitualmente mediante otra señal


proveniente del mismo regulador ambiente, o puede cogerse de la señal de
caudal real de paso por el regulador de impulsión. En este último caso se
asegura que el caudal retornado es el mismo que el impulsado,
independientemente de las señales de control.

URV-CREVER 41
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

La figura anterior muestra el sistema funcionando en serie. El valor real del aire
de impulsión se utiliza como señal de mando del regulador del aire de retorno
(regulador esclavo). De esta forma, ante una variación del caudal de aire de
impulsión se produce una variación del caudal de aire de retorno. En algunas
circunstancias puede tener sentido cambiar la dirección de mando y hacer que
el aire de retorno realice la función maestro.

En cambio esta figura muestra el funcionamiento en paralelo, tomando ambos


controladores la señal del regulador ambiente. Cuando se conecta la señal del
regulador de temperatura del local simultáneamente al regulador de caudal de
aire de impulsión y de retorno, se conoce como regulación en paralelo. Ambos
reguladores tienen el mismo valor fijado. En el caso de que la presión en el
conducto de impulsión sea baja se puede producir un desequilibrio en el

URV-CREVER 42
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

funcionamiento. La regulación en serie es en general mejor a que el control ser


realiza en función del valor real del caudal, al menos en un sentido.

Aparte de este lazo de control en locales con ocupación, con los nuevos
controladores conectables vía bus se pueden establecer caudales mínimos si el
despacho o local no está ocupado, incluso el cierre total de la compuerta, de
forma que se inhabilite el sistema de climatización en ese local.

4.3.- Modos de operación

Con la introducción de los sistemas de supervisión y operación de los edificios


(BMS) y los reguladores ambiente, se pueden establecer diferentes modos de
operación que redundan en mejoras de la eficiencia energética de la instalación
y en la calidad del aire exterior. Para realizar estas maniobras con garantía de
éxito, tanto en factibilidad como para asegurar que se lega a todas partes, es
necesaria una instalación todo aire y con capacidad de regulación.

Parte de estos modos son los siguientes:

 Barrido del edificio previo a puesta en servicio. Sobre todo en


edificios de tipo administrativo en los que no hay actividad nocturna es
recomendable realizar un barrido con todo aire exterior por la mañana
para asegurar unos niveles óptimos de calidad de aire previamente al
inicio de la actividad. Si esto lo unimos a la utilización de sondas de
calidad de aire es posible que la instalación limite en gran medida la
utilización de aire exterior en épocas extremas.

 Puesta en temperatura tras barrido. Posteriormente al barrido es


necesario poner en consigna el edificio para lo cual se procede a
recircular todo el aire y ajustar la consigna. En este momento incluso se
podría establecer una consigna variable con el tiempo de ocupación del
edificio para aprovechar la inercia de los cerramientos.

 Modo ocupación. Es el modo habitual de trabajo en el cual se


establecen las consignas nominales y se trabaja de forma normal.

 Modo no ocupación. Se pueden establecer consignas extremas


para el tiempo en que el edificio no esté ocupado de forma que la puesta
en servicio de la instalación sea más rápida y se reduzca le energía
necesaria para la misma. En este modo no ocupación es fundamental

URV-CREVER 43
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

tener diferenciado el tratamiento de fachadas para resolver la


transmisión de energía únicamente en la envolvente del edificio.

Las instalaciones de caudal de aire variable facilitan la supervisión y operación


del sistema de gestión centralizada. Los reguladores distribuidos de los
sistemas VAV pueden conectarse al BMS general del edificio y la disponibilidad
de aire exterior a través de los climatizadores permiten la realización de
barridos iniciales para garantizar la ventilación del edificio, puestas en régimen
con climatizadores de “fachada”, mantenimiento de las condiciones interiores
en los periodos de “no ocupación”, etc.

4.4.- Optimización de la presión estática en conductos

Actualmente con los controladores conectables a bus podemos conocer la


posición de las compuertas de regulación en función de la demanda de
caudales. Actuando sobre la presión de impulsión, cuando los reguladores nos
permitan, podemos disminuir la misma al tiempo que abrimos las compuertas
de modo que el consumo en ventiladores sea el mínimo posible.

Esta acción disminuye tanto la energía consumida en los ventiladores, como se


muestra en la siguiente gráfica, como también disminuye la potencia sonora de
las cajas de regulación.

Ahorro energético
max

min
Rpm
máximas

min’

Rpm
mínimas

mínimo máximo

URV-CREVER 44
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

La zona sombreada en la curva del ventilador nos da una idea del potencial de
ahorro en el consumo del ventilado, pudiendo ser incluso del 50% de la
potencia consumida al mantener la consigna de presión estática constante.

5. OTRAS APLICACIONES CON SISTEMAS DE VAV

5.1.- Sistemas VAV a alta presión

Uno de los aspectos más denostados de los sistemas de caudal de aire


variable es su influencia en las dimensiones de los espacios (salas técnicas,
patinillos, falsos techos, etc.) necesarios para las instalaciones. Si bien es
cierto que las necesidades de espacios son algo superiores a otros sistemas de
climatización, estos pueden minimizarse con el uso de sistemas de alta
velocidad.

En aquellos casos en que se busque minimizar los espacios ocupados por la


instalación se pueden dimensionar los conductos para altas velocidades en
montantes y ramales generales. Las velocidades pueden ser cercanas a los 15
m/s y en ya en la salida a planta disminuirla a valores de baja velocidad (7 m/s
o inferior) mediante el uso de una caja de expansión y presión constante.

A OTROS REGULADORES

S.P

R.P
R
SENSOR MEDICION
DE CAUDAL
S

La distribución por el local a partir de esta caja de expansión sería totalmente


similar a los sistemas VAV de baja velocidad.

URV-CREVER 45
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

De este modo se consiguen todas las bondades del sistema de volumen de


aire variable en cuanto a la calidad del aire interior, eficiencia energética y
niveles acústicos, reduciendo los espacios necesarios para su instalación.

5.2.- Sistemas VAV con difusores autocontrolados

Pueden darse, dentro de un sistema general de volumen de aire variable,


locales donde el caudal nominal a impulsar es muy pequeño debido a las
reducidas dimensiones del local o a la falta de demanda térmica y de
ventilación.

Para estos casos se pueden utilizar difusores rotacionales que disponen de un


servomotor asociado a la posición de una compuerta de regulación en el
plenum. En función de la desviación de la temperatura ambiente con respecto
de la consigna, se variará la posición de dicha compuerta para modificar el
caudal de aire impulsado.

Como ya se ha indicado anteriormente, esta modificación de la posición de la


compuerta no implica directamente una variación controlada del caudal de aire,
por ello se recomienda que siempre que se utilicen difusores autocontrolados
se instale aguas arriba de ellos un regulador de presión constante, para que la
variación de caudal con la compuerta sea siempre similar.

URV-CREVER 46
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

5.3.- Sistemas de VAV para laboratorios o locales con control de


sobrepresión

En varias ocasiones los sistemas de aire variable van instalados en locales en


los que es imprescindible controlar el nivel de sobrepresión además de la
temperatura y humedad ambiente.

Para ellos no es suficiente con relacionar el caudal de retorno con el impulsado


sino que se tiene que mantener una consigna de sobrepresión o depresión,
medida a través de una sonda de presión diferencial entre los distintos
ambientes.

En la figura siguiente se muestra un modo de solventar esta situación actuando


sobre la señal de caudal de retorno.

Conducto de extracción

700 m3/h cte


1200 m3/h cte


-20 Pa V

10

p 500 m3/h cte


Nominal
1000 m3/h cte
(puesta en
marcha)

0
-30-25 -20 -15 0 p
Reg

Conducto de impulsión

URV-CREVER 47
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

Se puede regular la depresión en el local estableciendo la diferencia de caudal


entre la extracción y la impulsión. Para ello se establece en la puesta en
marcha un valor “nominal” de esta diferencia para el cual se logra en el local el
valor de consigna de depresión establecido (-20 Pa).

Para adaptarse a las posibles situaciones en funcionamiento, se establece una


rampa de variación de esa diferencia de caudal en función de la lectura de
depresión en la sonda.

La señal de caudal que se envía al controlador de la compuerta de retorno es la


de la lectura que se está recibiendo de la impulsión más el valor de la
diferencia indicado anteriormente. Si no se dispone de señales libres para
recibir este valor, se puede calcular con el valor de consigna enviado a la
impulsión.

La ventaja principal de esta aplicación es que la sala se gestiona de forma


independiente al comportamiento de otras salas y a las oscilaciones de presión
en los conductos generales de impulsión y retorno.

5.4.- Laboratorios con cabinas de extracción

En muchos laboratorios se disponen cabinas de trabajo con sistemas propios


de extracción de aire. En estas cabinas es importante mantener una velocidad
frontal de paso constante ante cualquier apertura de la puerta de guillotina.

Además las aperturas de estas puertas y la variación correspondiente de


extracción en el local afecta al nivel de sobrepresión del mismo que también
suele estar controlado.

Para estas aplicaciones se han desarrollado compuertas específicas de


volumen de aire variable en cabinas (TVLK), que además se pueden controlar
en conjunto con los reguladores de caudal que ya se han descrito en los
apartados del capítulo 3.

Para una mayor información se puede acudir a las hojas de producto de TROX
España, o a las presentaciones del sistema LABCONTROL.

URV-CREVER 48
Cálculo y diseño de sistemas de climatización. Regulación de aire: VAC y VAV URV-CREVER

5.5.- Sistemas de VAV asociados a equipos aire/aire de expansión directa

Esta configuración no es muy recomendable por las siguientes razones:

 Los equipos de expansión directa trabajan con temperaturas de


impulsión muy bajas en refrigeración y muy altas en calefacción. Esta
característica hace que la selección de difusores de tipo radial o lineal
(que necesitan efecto Coanda) no sea acertada. Incluso si la selección
de difusión es con un tipo rotacional o Varyset los altos saltos térmicos
pueden provocar corrientes de aire con facilidad.
 Estos equipos no pueden reducir el caudal de aire que pasa por la
batería de evaporación, ya que de otro modo se produciría escarcha y
pararía por baja presión. Por ello no hay disminución de la potencia
consumida en los ventiladores, y todo el caudal que no se pasa a través
de los reguladores de caudal variable de los locales debe hacerlo a
través de un bypass general de la instalación.

De todos modos en caso de que se quiera mantener un sistema similar para


pequeños locales con poca compartimentación, se seleccionará el sistema de
forma similar a la ya indicada, pero teniendo en cuenta las siguientes
consideraciones:

 Se debe habilitar un bypass de aire de la instalación, con un


regulador de presión constante, que abra el paso cuando cierren los
reguladores de los locales.
 El rango de caudales a utilizar en los locales será inferior al que
se hubiera establecido con saltos de temperatura menores entre
ambiente e impulsión.
 Los difusores seleccionados tendrán gran capacidad de inducción
(rotacionales) y se dotarán de un sistema varyset si es necesario.

URV-CREVER 49