Vous êtes sur la page 1sur 3

Cómo utilizarlos

Verás que puedes descargarte un resumen de las instrucciones para utilizar


los circuitos de pegatinas para mejorar la conducta. En todo caso, las reglas
que debes seguir, son muy sencillas:

1. Seleccionar una o dos conductas. Lo ideal es tratar de mejorar una sola


conducta cada vez, pero podría utilizarse para dos comportamientos, más
no. Para trabajar varias conductas a la vez es mejor utilizar otros sistemas,
como la tabla de puntos. La conducta a elegir es algo que queremos que
el niño o la niña haga con más frecuencia. Este sistema no sirve para
eliminar conductas inadecuadas, sino para que realicen más veces
conductas adecuadas. Por eso es clave que la conducta esté formulada en
positivo, siempre que sea posible.
2. Conducta clara y concreta. La conducta elegida debe ser lo más clara y
concreta posible. Por ejemplo, no son válidas conductas como “portarse
bien“, “ser bueno“, “hacer caso” u “obedecer“, porque son demasiado
genéricas o abstractas. Es eficaz con comportamientos concretos: recoger
los juguetes, cepillarse los dientes después de comer, ayudar a poner la
mesa, apuntar los deberes pendientes, preparar la cartera para el día
siguiente, no interrumpir a mamá cuando habla por teléfono, colocar la
cartera y el abrigo en su sitio al venir del colegio, hacer la cama antes de ir
al colegio…
3. Conceder los puntos. Cada vez que se consiga la conducta estipulada se
avanza una casilla en el circuito. Lo tienes que realizar lo antes posible: si
el punto se consigue por recoger los juguetes, nada más terminar, se
acude al circuito y se concede el punto. Se puede hacer de dos formas:
colocando una pegatina en la primera casilla libre ocoloreando la imagen
de la cara sonriente.
4. No se quitan puntos. Los puntos conseguidos no se pueden quitar, por
tanto no se puede retroceder en el circuito. Esta norma es importante que
la cumplas. En otras modalidades, existe lo que se llama “coste de
respuesta”, pero parece que en el caso de los niños, el coste de respuesta
no es tan eficaz. Tampoco se conceden puntos extra: lo mejor es que te
ciñas a las normas de aplicación.