Vous êtes sur la page 1sur 3

EXP.

Nº : 00551-2017- 0-1501-JR-LA-03
Esp. Leg : Katty Bujaico Orellano
ESCRITO : CORRELATIVO
SUMILLA : RECURSO DE APELACIÓN CONTRA
AUTO

SEÑOR JUEZ DEL PRIMER JUZGADO ESPECIALIZADO EN LO LABORAL -


HUANCAYO:

CARLOS JESÚS PORRAS VILLEGAS, en los


autos seguidos contra La Dirección Regional
de Energía y Minas DRERN JUNÍN
GOBIERNO REGIONAL JUNÍN sobre,
Desnaturalización de Contrato a Ud.,
respetuosamente digo:

Que, de la revisión de los actuados se advierte, que existen graves errores al


momento de la calificación de la presente demanda por parte de su despacho
toda vez que se trata de una demanda de desnaturalización de un trabajador
obrero quien laboro bajo los alcances del Decreto Legislativo 728 y conforme al
Artículo 4 de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral – Decreto Supremo
Nº003-97-TR, en el cual se presume la existencia de un contrato a plazo
indeterminado, dentro de una dependencia del Gobierno Regional de Junín y que
a su vez conforme lo ha aclarado el Tribunal Constitucional en diversas
sentencias y la Ley Nº 30057- Ley del Servicio Civil (Art. clasificación de los
servidores Públicos), los Gobiernos Regionales cuentan con un Régimen mixto
(Público y Privado) de contratación, siendo consecuentemente la vía idónea para
resolver este tipo de conflictos es el Proceso Ordinario Laboral, ello queda
plenamente esclarecido por el 2º pleno jurisdiccional en materia laboral,
consecuentemente al existir error al momento de calificar la demanda por el Juez
del 3º Juzgado de Trabajo – Sede Central, corresponde a su despacho
pronunciarse sobre su disconformidad con lo referido o en caso contrario
fundamentar mediante auto su conformidad en el extremo de que los Gobiernos
Regionales, que las demandas contra la Presente Instituciones Publicas solo
puedan ser desnaturalizados mediante el Régimen de la Actividad Publica,
versión que no se aplica a la verdad y sobre el cual corresponde ser cuestionada
ante el superior en grado, por la parte de la demandada (accionante), por ello
solicitando al Honorable Colegiado Superior que REVOQUE la resolución
apelada y REFORMÁNDOLA declare ADMISIBLE LA PRESENTE DEMANDA ,
SUBSANANDO la RESOLUCIÓN NUMERO DOS, por falta de motivación,
vulneración del derecho a la defensa y a la pluralidad de instancias,
conforme a los siguientes fundamentos de facto y de iure que paso a
exponer:

FUNDAMENTACIÓN DEL AGRAVIO:

PRIMERO.- La resolución apelada, entre otros fundamentos señala textualmente


lo siguiente:

“(…) Así mismo, previamente a la calificación de la demanda que antecede y


estando a los términos resueltos mediante resolución número uno de fecha
01 de febrero de 2017; CUMPLA la parte demandante en el término de cinco
días con adecuar su demanda y petitorio a los parámetros del Proceso
Contencioso Administrativo – Ley 27584 en sus artículos 4º y 5º , por ende
subsumimos que el A quo no califico de manera correcta el fondo de mi demanda
ya que se trata de un trabajador que laboro en calidad de obrero en el Proceso de
Transformación Mármol – TRAVERTINO.

SEGUNDO.- De acuerdo al Decreto Legislativo 728, el accionante brindo servicios


como obrero en dichas instalaciones y por ende se produjo la desnaturalización
bajo los alcances de dicha ley y no como manifiesta El 3º Juzgado De Trabajo
conforme a la Resolución Nº1 que fue de acuerdo a la Ley Nº 30057- Ley del
Servicio Civil, ya que el accionante no es ni Funcionario ni servidor Público y que
tales Instituciones Públicas como son los Gobiernos Regionales cuentan con un
Régimen mixto (Público y Privado) de contratación,

TERCERO.- Señor Juez, es necesario aclarar la deficiente calificación brindad por


la titular del 3º Juzgado de Trabajo – Sede Central al momento de admitir la
presente, por ello SIRVA ACLARAR LA RESPECTIVA COMPETENCIA Y
BRINDAR CELERIDAD AL PROCESO..

MEDIOS PROBATORIOS Y ANEXOS.-

Anexo 1-A.- Resolución Nº01 del 3º Juzgado de Trabajo – sede Central

POR LO TANTO:

A Ud. Señor Juez, pido se sirva admitir el recurso impugnatorio y remitirlo al


Superior en grado, con arreglo a ley.

Huancayo, 24 de marzo de 2017.