Vous êtes sur la page 1sur 8

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEÓN

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

Colegio de Educación

Ambiente y Sustentabilidad

EVIDENCIA DE APRENDIZAJE 2

Profesora Sandra Chávez

G-42

Turno Matutino

Monterrey, Nuevo León a 06 de octubre del 2017.


En este presente trabajo hablare acerca de los factores que determinan la
problemática ambiental. Además de ligar estos problemas con nuestro campo
laboral como profesionistas. Estos procesos fundamentales que ocurren en la
sociedad humana que inciden con impactos directos e indirectos sobre la calidad
del ambiente son: el crecimiento demográfico, los patrones de consumo y de
producción la innovación científica y tecnológica y la demanda económica entre
otros. Es importante encontrar el origen de los problemas ambientales para poder
resolverlos de la mejor manera y de acuerdo con nuestro campo profesional cada
quien puede realizar o poner un poco de su parte por eso desarrollare estas ideas
más adelante.

Los problemas ambientales no se pueden analizar ni entender si no se tiene en


cuenta una perspectiva global, ya que surgen como consecuencia de múltiples
factores que interactúan. Nuestro modelo de vida supone un gasto de recursos
naturales y energéticos cada vez más creciente e insostenible. Las formas
industriales de producción y consumo masivos que lo hacen posible suponen a
medio plazo la destrucción del planeta. Algunos efectos de la crisis ecológica ya
están claramente visibles: como el aumento de las temperaturas, el agujero en la
capa de ozono, la desertificación, la acumulación de residuos radiactivos, la
extensión de enfermedades como el cáncer o la malaria, la insalubridad del agua
dulce, inseguridad alimentaría, agotamiento de los recursos renovables y no
renovables, etc.

El aumento de tráfico origina "smog" (ozono) con la consiguiente amenaza para la


salud humana (graves problemas respiratorios) y la vegetación. Las
concentraciones más altas se registran a lo largo del verano. Los datos muestran
que una gran mayoría de ciudades superan los valores permitidos para no poner
en riesgo la salud humana. Cerca de 25 millones de personas en Europa sufren
episodios de niebla tóxica invernal y cerca de 40 millones están expuestas a
nieblas tóxicas del verano. El efecto invernadero es un fenómeno natural de la
atmósfera que consiste en que la energía solar que llega a la tierra, al tomar
contacto con el suelo, se refleja sólo en parte, siendo el resto absorbida. El efecto
de esta absorción es un calentamiento y se manifiesta por una irradiación de
energía hacia la atmósfera. Sin embargo, al viajar hacia la atmósfera se encuentra
con gases que actúan de freno, produciéndose la vuelta hacia la tierra y evitando
que la energía se escape en su totalidad hacia el exterior calentado más el suelo
del planeta. La actividad humana, con el uso de combustibles fósiles (petróleo,
carbón, gas natural) está variando este equilibrio natural, produciendo la emisión
de gases de invernadero (las emisiones anuales de dióxido de carbono CO2 se
cuadruplicaron en los últimos cincuenta años) que, junto con otros provenientes de
otras actividades, provocan el recalentamiento mundial de la atmósfera, que está
generando una ruptura de los equilibrios naturales. Algunos de los efectos son:
cambios climáticos, lo que supone una grave amenaza para las cosechas,
inundaciones, aumento de la frecuencia de las tormentas y las sequías,
aceleración de la extinción de especies, difusión de enfermedades contagiosas. La
generación de energía y el transporte motorizado son las causas más importantes
del efecto invernadero. En España el pro medio cada persona son 8,2 toneladas
de CO2 por año.

Las especies silvestres se están extinguiendo de 50 a 100 veces más rápido que
su tasa natural de extinción por la presión de las actividades humanas (agricultura
intensiva, actividades de explotación de los bosques, pesca intensiva,
urbanización, desarrollo de infraestructuras, contaminación). Si estas especies se
pierden, las consecuencias más inmediatas son la ruptura del equilibrio de los
ecosistemas y del equilibrio planetario y, a más largo plazo, la pérdida de
información genética. Así por ejemplo las existencias de peces se están
reduciendo: cerca de la cuarta parte está actualmente agotada o en peligro de
agotamiento y otro 44% se está pescando hasta llegar a su límite biológico. Las
presiones sobre la biodiversidad y los espacios naturales proceden de una
agricultura insostenible y la explotación de bosques cada vez a mayor escala, una
fragmentación del paisaje, el vertido de productos químicos, la construcción de
embalses y trasvases de agua, la caza o pesca industrial y el desplazamiento de
especies, etc
Como ya se vió anteriormente cuales son los principales problemas ambientales
que nos afecta a toda la población de una manera u otra, ahora hablaremos
acerca del impacto que tiene las actividades que desarrollaremos en un futuro en
nuestro campo laboral del área de conocimiento del programa de estudios que
menciona temas acerca de la perdida de la biodiversidad y cambios en el sistema
climático.

El despilfarro de unas sociedades repercute directamente en la pobreza de otras y


contribuye al deterioro ambiental general. Es sabido que con sólo el 23% de la
población mundial, los países industrializados consumen el 80% de la producción
mundial de energía comercial, el 79% del acero, el 85% del papel y el 86% de los
metales no ferrosos. Las empresas transnacionales promueven un desmesurado
crecimiento del transporte de mercancías a grandes distancias -causando
enormes emisiones de CO2, la construcción de infraestructura de transporte y una
mayor dependencia de la extracción de recursos petrolíferos. El aumento
generalizado de las demandas de transporte es preciso satisfacerla con grandes
infraestructuras que permitan un funcionamiento fluido de la economía mundial y,
al mismo tiempo, incentiva los procesos de urbanización y extensión de la
movilidad motorizada. En paralelo con el intenso crecimiento de población, se
aceleran los procesos de concentración urbana, particularmente en los países del
Sur donde el 90% del crecimiento poblacional tendrá un carácter urbano. La
población urbana mundial pasará de 2.000 millones en 1985 a 5.100 millones en el
2025. Hay que tener en cuenta que los límites de los recursos naturales (petróleo,
madera, minerales, biodiversidad, etc.) indican que el actual modo de vida es
insostenible. El consumo en constante expansión somete a tensión al medio
ambiente, con emisiones y derroches que contaminan la tierra y destruyen los
ecosistemas. Se produce un agotamiento y la degradación en aumento de los
recursos: la quema de combustibles fósiles se ha casi quintuplicado desde 1950;
el consumo de agua dulce se ha casi duplicado desde 1960; la captura marina se
ha cuadruplicado; el consumo de madera es ahora 40% superior a lo que era hace
25 años. Entre 1960 y 1998 mientras la población mundial se ha duplicado, las
emisiones de CO2 por tres, el consumo de fertilizantes por cinco y la producción
de energía por seis. Además, este nivel de consumo no repercute sólo en la
naturaleza, sino también en la mayor parte de las personas de este planeta,
puesto que sufren directamente los efectos de este irracional modelo de vida. Los
países empobrecidos no son los mayores causantes de esta crisis ambiental pese
a ser lugares donde se producen buena parte de los efectos que a su vez generan
importantes flujos migratorios.

En el ejercicio de la licenciatura en educación se muestra que existen varios campos


de trabajo en el que el educador trabaja, el campo más ejercido es el de la docencia.
Desde la educación primaria hasta la educación superior se hace un alto uso de
materiales didácticos elaborados con papel, plásticos y diferentes materiales
contaminantes.

Fácilmente se pueden dar cuenta al revisar las listas de útiles escolares que se pide
a los alumnos cada mes, en especial materiales decorativos, Por su parte, los libros
son casi insustituibles en las primarias y secundarias debido a que es más difícil
que todos los niños tengan acceso a un Smartphone, tableta o una computadora
individual para poder manejar un libro electrónico, pero en cuanto a la elaboración
de material didáctico y decoraciones si se puede hacer un cambio para disminuir el
consumo y desechos por parte de las escuelas. Actualmente se busca la forma de
realizarlos con materiales reciclados, sin embargo, depende de las políticas de cada
institución si lo toma por algo primordial o sólo ignoran las recomendaciones del
Estado. O peor aún, desconocen el daño que se está haciendo al momento de
utilizar materiales nuevos sin buscar alguna solución de reciclaje, pudiendo ser que
otros muestran desinterés, ya que poseen los medios necesarios para comprar
materiales nuevos sin algún problema.

Afortunadamente en la educación media superior y la educación superior la UANL


promueve el uso de material electrónico en los espacios de estudio, la cuestión
también es comprobar que todos los maestros aprueben su uso dentro de las aulas,
ya que a veces los estudiantes abusan al utilizar las redes sociales en clases;
distrayéndose de la clase y provocando desorden. En otras ocasiones los
profesores y alumnos utilizan de manera constante la impresión de trabajos de hoja
de máquina, listas de asistencia y piden rigurosamente el material físico, sin
embargo en ambos niveles de educación existe la práctica común de utilizar
excesivamente papel, plásticos, cuadernos, etc.

Debido al excesivo uso de papelería y materiales para diferentes fines en una


institución educativa, sería más adecuado tener en cada escuela contenedores de
plásticos, papel, aluminio y vidrio apartados del de basura en el que el estudiante
pueda participar llevando lo que quede en su hogar (pre-lavados para que sea más
fácil su uso), además de que existan otros contenedores de basura en el que las
personas puedan depositar al momento de estar en la institución posteriormente, lo
ideal sería que algún grupo ecológico de servicio a la comunidad acuda a recolectar
el material y distribuya la cantidad de material reciclaje a cada escuela según la
necesidad de cada escuela, dividiéndose en distintas áreas por municipios. Es decir,
que cada sector tenga a algún encargado que supervise que ninguna escuela de
nivel básico, se exceda en el uso y compra excesiva de material, desaprovechando
la oportunidad de reciclar.

Las ideas de reciclaje para su fin didáctico las compartirá algún encargado del área
educativa en el sector, o bien, si hay el apoyo de algún grupo ecológico este puede
compartir varias alternativas de las que el instituto podrá elegir. En el caso del uso
de libretas y/o libros, sería adecuado que sólo los cuadernos se excluyeran del
material si se cuente con algún aparato electrónico que pueda recaudar apuntes,
sin embargo al ser difícil esta situación debido a la desigualdad de recursos en las
familias de la educación pública, lo adecuado será manejar cuadernos que se
compartan con otras materias y hacer menos uso de este para evitar estos gastos.
Esto tendrá que ser apoyado por estrategias de aprendizaje que ayuden al
aprendizaje sin la necesidad de obligatoriamente tener que hacer ejercicios
anotados en un cuaderno.

En el caso de la educación media superior y superior es más accesible tener algún


aparato electrónico disponible con todos los materiales y asimismo evitar el uso de
cuadernos. La misma actividad aplicaría en cuanto a la recolección de desechos
con su separación correcta, sin embargo, aquí es donde se llevaría a cabo la
formación de estos grupos que deciden la elaboración de decoración en la
educación básica como unas alternativa al servicio social.

La entrega de trabajos se recomienda de manera electrónica en una plataforma


independiente dependiendo de cada facultad, evitando imprimir trabajos y la falla de
la plataforma nexus.

Dentro de las formas de actuación propuestas como futura profesionista en mi campo


laboral seria insertar una educación ambiental en la que se les impartiera a los alumnos
desde muy temprana edad a conocer estos problemas que el medio ambiente está
presentando actualmente y demostrar con mis propias acciones propuestas como realizar
un consumo responsable y preguntar por los orígenes de ese producto, reducir el consumo
de productos tóxicos así como participar en acciones de la conservación de la naturaleza
como reforestaciones y limpiezas, incluso esto podría realizarlo con mi salón de grupo y mis
alumnos, además de vivir de forma sana y utilizar el transporte público en vez del coche, no
comprar productos de ciertas empresas que son conocidos por sus agresiones al medio
ambiente, denunciar ante la ley actos o casos sobre la destrucción ambiental. Reciclar y
reutilizar los envases de productos de consumo en el propio campo laboral además de
repartir esta información no solo con mis alumnos si no también con los padres de familia.

Bibliografía

Alfaro, J.M., Limón, B., Martínez, G.A., Tijerina, G. (Primera edición.). (2009).
Ambiente y sustentabilidad: Por una educación ambiental. Nuevo León, México:
Patria.

Delgado, D. J. C., (2002). Los límites socioculturales de la educación ambiental.


México, Siglo XXI, UNESCO.
González G. E., (1992) La educación ambiental, en ecología y educación,
elementos para el análisis de la dimensión ambiental en el currículum escolar, p.
167- 193, en T. Wuest, (coord), México, CESU-UNAM.

Broswimmer Franz J. Ecocidio. (2005) Breve historia de la extinción en masa de


las especies. Unión Europea: Océano.

Flores, Julio, et al., (1995) La contaminación y sus efectos en la salud y el


ambiente, Centro de Ecología y Desarrollo, México.