Vous êtes sur la page 1sur 5

Henry Ford

Fue un pionero en el desarrollo del automóvil, su idea de masificar su uso creó


una de las revoluciones industriales más importantes en la historia de la
humanidad.

Teoría Administrativa de Henry Ford


En 1878 Henry Ford efectúo sus primeras observaciones sobre la industria del
trabajo en la industria del acero. A ellas le siguieron, una serie de estudios
analíticos sobre tiempos de ejecución y remuneración del trabajo. Sus principales
puntos, fueron determinar científicamente trabajo estándar, crear una revolución
mental y un trabajador funcional a través de diversos conceptos que se intuyen a
partir de un trabajo suyo publicado en 1903 llamado Shop Management.
APORTES A LA ADMINISTRACIÓN
Disminución de los tiempos de producción mediante el uso
eficiente de la maquinaria y las materias primas y la
distribución acelerada de sus productos

Reducción de inventarios en proceso.

Aumento de la producción debido a la especialización del


trabajo y al empleo de la línea de producción

Salario mínimo por día y hora y jornada máxima laboral de 8


horas

Desarrollo vertical (desde la materia prima hasta el producto


terminado) y horizontal (desde la manufactura hasta la
distribución)

Líneas propias de crédito para la financiación de los vehículos

Cedió acciones de la Ford Motor Co. a sus trabajadores, con


el fin de incrementar los ingresos de los empleados

Principios básicos de Ford


Utilizó un sistema de integración vertical y horizontal, produciendo desde la materia prima inicial hasta el
producto final, además de una cadena de distribución comercial a través de agencias propias. Hizo una de las
mayores fortunas del mundo gracias al constante perfeccionamiento de sus métodos, procesos y productos. A
través de la racionalización de la producción creó la línea de montaje, lo que le permitió la producción en
serie, esto es, el moderno método que permite fabricar grandes cantidades de un determinado producto
estandarizado.
 Principio de intensificación: consiste en disminuir el tiempo de producción con el empleo inmediato de los
equipos y de la materia prima y la rápida colocación del producto en el mercado.
 Principio de la economicidad: consiste en reducir al mínimo el volumen de materia prima en
transformación.
 Principio de la productividad: consiste en aumentar la capacidad de producción del hombre en el mismo
período (productividad) mediante la especialización y la línea de montaje.
Se caracteriza por la aceleración de la producción por medio de un trabajo rítmico, coordinado y económico.
Fue también uno de los primeros hombres de empresa en utilizar incentivos no salariales para sus empleados.
En el área de mercadeo implantó la asistencia técnica, el sistema de concesionarios y una inteligente política
de precios.

El Fordismo
A diferencia del Taylorismo, en que se nos ofrece un modelo de visión teórica, con una intención de
interpretar el ámbito de la organización según esquemas sacados de la ciencia moderna (en concreto, de la
Física clásica), el Fordismo nos ofrece un modelo de observación-práctica, orientado esencialmente a la
acción. Por tanto, en él debemos ver algo más que la realización paradigmática del modelo de la "economía
de escala" o una subordinación de la racionalidad técnico-organizativa a los imperativos de la acción
económico-empresarial. El fordismo constituye un primer triunfo de la "praxis" sobre la abstracción teórica de
las teorías económicas. No en el platónico cielo de las ideas económicas, sino en su impacto material y social,
el fordismo supuso una plena refutación a todo el paradigma teórico del equilibrio al no contentarse con la
conquista de cuotas de un mercado existente, sino al crear ese mismo mercado, el del consumo de bienes en
masa. Desbrozó así el terreno en que luego otros, como Sloan en la GM, descubrirían prácticamente que una
configuración organizacional no sólo produce efectos sobre su entorno, sino que ella misma se configura, en
complejo acoplamiento con ese entorno, adaptándose internamente a las exigencias y condicionamientos
externos.
La industria del automóvil y la aportación de Henry Ford a las nuevas formas de organización industrial
Se considera 1896 como el año de nacimiento de la industria automovilística americana. En Springfield,
Massachusetts, J.F. Duryea fabricó 13 vehículos idénticos en el mismo taller. En 1899 se introduce la
transmisión directa, en 1901 se embute el chasis, en 1904 el freno de disco, luego se mejoran motores,
cambios de marchas, radiador en celdilla de abeja etc. En 1909, 69 fabricantes suministraban los primeros
automóviles en los Estados Unidos. Pero las nuevas máquinas eran cada vez más complejas y para su
fabricación no bastaba ya el taller de manufactura casi artesanal. Este fue el nicho de mercado que supo
ocupar Ford.
Henry Ford (1863-1947), es una figura, en la práctica más que en la teoría, que marca un hito en el desarrollo
de la organización de la producción. El "Fordismo" realiza no sólo el principio de división del trabajo según
especialización total, tal como lo había formulado anteriormente Babbage, y lo había perfeccionado el
taylorismo, sino va más allá e inicia lo que se ha llamado, con cierta exageración, la "segunda revolución
industrial". La primera, con la aplicación del vapor, el manejo de la máquina etc.

Comienza ya en el XVIII. La tercera parece haber comenzado con el dominio del hombre sobre el recurso de
la información como medio para reducir y manejar complejidad.
Ford elaboró un procedimiento de management de la fabricación, centrado en la producción en cadena y gran
serie, que le permitió hacer popular el auto (el famoso modelo T). Lo propio de su sistema frente al taylorista
se debe, entre otros factores al mismo tipo de enfoque de problemas: Taylor era un teórico del despiece del
trabajo manual en una fase de todavía sólo incipiente mecanización de la fabricación. Ford, en cambio, es el
práctico de la producción mecanizada en masa. En 1899, todos los fabricantes americanos habían producido
2.500 coches. En 1920, gracias a la innovación de Ford se llega cerca de dos millones. Curiosamente, no
existió contacto alguno entre ambos. Ford no cita jamás a Taylor, y tampoco Taylor parece haberse enterado
de la innovación que supuso la fabricación en serie. De todas formas Ford aplicó consecuentemente el
principio taylorista de la división del trabajo, aunque modificándolo para orientarlo al objetivo de la conquista
del mercado con bienes de producción en masa.

Henry Ford
Industrial estadounidense conocido por sus innovadores métodos en la industria de los vehículos a motor.
Ford nació en una granja cerca de Dearborn, Michigan, el 30 de julio de 1863, y asistió a escuelas públicas. A
los 16 años se convirtió en aprendiz de mecánico en Detroit. De 1888 a 1899 fue mecánico, y después jefe de
mecánicos de la Edison Illuminating Company. En 1893, tras experimentar un tiempo en sus ratos libres, logró
construir su primer coche, y en 1903 creó la Ford Motor Company.
En las primeras décadas del siglo, Henry Ford presentaba su proyecto del modelo T, un auto accesible, que
lograría que la empresa pagara altos salarios e impulsara a la naciente clase media norteamericana.
Ford, de raíces agrarias, pensaba que los obreros que hacían los autos debían tener la posibilidad de
comprarse uno para ellos. Fue así que en 1908, cuando salió al mercado el primer modelo T negro, se lo
aclamó como "el auto de todos los hombres de América". Sin embargo, se oponía violentamente a las
organizaciones laborales, de las que decía: "son la peor cosa que ha paralizado al mundo".
Henry Ford instituyó la producción industrial masiva, pero lo que realmente le importaba era el consumo
masivo. Inventó el sistema de franquicia de ventas y auto servicios.
Se lo conocía como "el hombre del camino". Para 1912, tenía 7.000 vendedores a lo largo de todo el país, y
trabajó asegurándose de que la infraestructura
Teoría Administrativa de Taylor
La teoría de la administración científica surgió, en parte, por la necesidad de elevar la productividad. A
principios del siglo XIX, en Estados Unidos en especial, había poca oferta de mano de obra. La única manera
de aumentar la productividad era elevando la eficiencia de los trabajadores. Así fue como Frederick W. Taylor,
Henry L. Gantt y Frank y Lillian Gilbreth inventaron los principios que en conjunto forman la teoría de la
administración científica.
A principio de del siglo XX, Frederick W. Taylor propone la sustitución del empirismo y la improvisación, y
propone un enfoque científico que asegurara mayor productividad del operario en la fábrica. Para esto,
propuso seleccionar y entrenar adecuadamente a los operarios, ubicándolos según sus cualidades físicas, en
aquellas actividades en las que aseguraran mejores resultados; a través del estudio de tiempos y movimientos
en el trabajo, estableció estándares de producción que debían ser alcanzados por los operarios. Modificó los
sistemas de remuneración para que los salarios se otorgaran según el rendimiento individual. Sostenía que a
mayor productividad, o mayor cantidad de unidades producidas por un trabajador se generarían ganancias
para la empresa, lo que lleva al trabajador a obtener mayores beneficios económicos. Es decir, habría
beneficios para ambas partes.
Fundamentó su filosofía en cuatro principios básicos:

1. El desarrollo de una verdadera ciencia de la administración.


2. La selección científica de los trabajadores.
3. La educación y desarrollo del trabajador en forma científica.
4. La cooperación estrecha y amistosa entre obreros y patrones.

Taylor pensaba que tanto obreros como patrones tenían el mismo interés en elevar la productividad.
Fundamentó su sistema de producción en estudios de tiempo en la línea de producción.
Estableció el sistema de tasas diferenciales.

Trabajos Ocasionales de Taylor


1895: presento ante la sociedad americana un trabajo titulado “Un Sistema de salario por pieza”, el cual no
tubo éxito porque los trabajadores le prestaron atención desde el punto de vista del salario pero no de vista de
la tecnología, lo que desalentó al autor pero lo hizo comprender que había tratado de exponer un trabajo para
el cual no estaba preparado.
1903: Con mayor experiencia e información presento en Saragota, N.Y. “Gerencia de Taller que fue motivo de
acaloradas discusiones en todo el mundo.
1909: Taylor preparo un trabajo destinado marcar el énfasis sobre los principios de gerencia y lo sometió a la
consideración de la sociedad Americana de ingenieros mecánicos. Durante ese tiempo ya se había levantado
el interés público sobre el tema; la prensa así como las revistas publicaron numerosos artículos al respecto
por lo que Taylor creyó necesario hacer una publicación autorizada subrayando aquellos aspectos que más
interesaban. Así que retiro la ponencia que había presentado ante la sociedad y publico de su propio peculio,
su obra titulada “Principio de Gerencia Científica”y lo envió a la sociedad y a las casa editoriales. En este
trabajo Taylor puso énfasis los cuales ilustro técnicamente y abundaba en ejemplos prácticos.
1911: fue llamado a declarar ante el Comité Especial de la Cámara de Diputados. Los testimonios de Taylor
ante dicho comité fueron objeto de una publicación especial que llevo ese nombre “Testimonios de Taylor”.
A través de estos trabajos Taylor enfatizo la importancia de los principios administrativos que deben regir en
toda organización que hasta la fecha se conocen como “Principios de Gerencia Científica”.
Visto a través de las perspectivas actuales, los trabajos de Taylor no son una exposición sistematizadas de
principios, pues por un lado, Taylor era del tipo opuesto a la mentalidad académica que piensa en termino de
generalizaciones; el estaba más interesado en al acción y la medición de los resultados. Por otro lado cuando
escribió sus principios no obrara sobre él ninguna fuerza externa que le obligara a desenvolver toda la
capacidad que poseía para hacer generalizaciones.

Reglas o principios fundamentales de Taylor


A) Principio de Organización industrial:
Tiene como objeto lograr el funcionamiento efectivo de una organización.
Ejemplo: una buena organización en una planta mal establecida dará mejores resultados que una buena
planta con mala organización.
B) Principio sobre tiempo y método de trabajo:
1-con un conocimiento previo del tiempo como base, se pueden obtener sorprendentes resultados en
cualquier plan de gerencia.
2- se hace indispensable en todos los detalles y merodeos. Se debe insistir en que cada operación se haga en
el tiempo establecido.
C) Principio sobre operaciones y costo:
1- Se logra un mayor grado de prosperidad permanente, tanto como para el trabajador como para el
empresario, cuando el trabajo se realiza con el menor gasto de esfuerzo humano, recursos naturales e
inversión del capital.
2- Para una operación eficiente, todas las tareas de una empresa deberán estar dirigidas por un departamento
de planificación.
D) Principio sobre Jefatura:
1- Para que haya efectividad en las operaciones cada trabajador deberá ejecutar el mínimo de tareas distintas
posibles.
2-Para obtener efectividad en las operaciones, los supervisores y capataces deberán ser relevados de la
funciones de planificación.
E) Principio de relaciones con los Trabajadores:
1- Los obstáculos para una mayor producción se desvanecen mediante una estrecha cooperación entre la
gerencia y los trabajadores.
2- Es de una ayuda enorme para un trabajador seleccionarlo, adiestrarlo, enseñarlo y dirigirlo debidamente
para hacer su trabajo.

Taylor, Frederick Winslow


Ingeniero norteamericano que ideó la organización científica del trabajo, nacido en la ciudad de Germantown
(Pennsylvania) en 1856 y muerto en Filadelfia en 1915. Procedente de una familia acomodada, Frederick
Taylor abandonó sus estudios universitarios de Derecho por un problema en la vista y a partir de 1875 se
dedicó a trabajar como obrero en una de las empresas industriales siderúrgicas de Filadelfia.
Su formación y su capacidad personal permitieron a Taylor pasar enseguida a dirigir un taller de maquinaria,
donde observó minuciosamente el trabajo de los obreros que se encargaban de cortar los metales. Y fue de
esa observación práctica de donde Frederick Taylor extrajo la idea de analizar el trabajo, descomponiéndolo
en tareas simples, cronometrarlas estrictamente y exigir a los trabajadores la realización de las tareas
necesarias en el tiempo justo.
Taylor se hizo ingeniero asistiendo a cursos nocturnos y, tras luchar personalmente por imponer el nuevo
método en su taller, pasó a trabajar de ingeniero jefe en una gran compañía siderúrgica de Pennsylvania (la
Bethlehem Steel Company) de 1898 a 1901. Taylor se rodeó de un equipo con el que desarrolló sus métodos,
completó sus innovaciones organizativas con descubrimientos puramente técnicos (como los aceros de corte
rápido, en 1900) y publicó varios libros defendiendo la «organización científica del trabajo» (el principal
fue Principios y métodos de gestión científica, 1911).
La organización científica del trabajo o taylorismo se expandió por los Estados Unidos desde finales del siglo
XIX, auspiciada por los empresarios industriales, que veían en ella la posibilidad de acrecentar su control
sobre el proceso de trabajo, al tiempo que elevaban la productividad y podían emplear a trabajadores no
cualificados (inmigrantes no sindicados) en tareas manuales cada vez más simplificadas, mecánicas y
repetitivas.