Vous êtes sur la page 1sur 3

ACCIDENTES GEOGRÁFICOS

Un accidente geográfico es una unidad geomorfológica. También podemos


definirlo como una de las diferentes formas que tiene el terreno de la Tierra. Los
accidentes geográficos se clasifican por características tales como elevación,
pendiente, orientación, estratificación, formación rocosa y tipo de suelo.

Entre los accidentes geográficos están los siguientes:

ACANTILADO: Un acantilado es un accidente geográfico que consiste en una


pendiente o una abrupta vertical. Normalmente se alude a acantilado cuando está
sobre la costa, pero también pueden ser considerados como tales los que existen
en montañas, fallas y orillas de los ríos.

BARRANCO: Un barranco, palabra de origen prerromano, también denominado


barranca, es un desnivel brusco en la superficie del terreno.

CAYO: Es una pequeña isla con una playa de baja profundidad, formada en la
superficie de un arrecife de coral.
COLINA: Es una eminencia del terreno que, en general, no supera los 100 metros
desde la base hasta la cima. Sin embargo, en algunos países de Sudamérica y
Centroamérica se nombran como cerros algunos picos que incluso superan los
3.000 m de altitud.

CORDILLERA: Es una sucesión de montañas enlazadas entre sí (mayor que la


sierra). Constituyen zonas plegadas o en fase de plegamiento.

CUENCA: Es una depresión en la superficie de la tierra, un valle rodeado de


alturas.

CUESTA: Es una forma de relieve producida por la erosión en aquellas partes


donde los terrenos sedimentarios tienen sus capas ligeramente inclinadas.
MONTAÑA: Es una eminencia topográfica (elevación natural de terreno) superior
a 700 m respecto a su base.

TERRAZA: Es un accidente geográfico que consiste en una plataforma que ha


sido expuesta como resultado de la combinación de dos fenómenos: variaciones
del nivel del mar y cambios tectónicos de alzamiento y subsidencia a lo largo de la
costa.

VALLE: Es una llanura entre montañas o alturas, una depresión de la superficie


terrestre entre dos vertientes, con forma inclinada y alargada, que conforma una
cuenca hidrográfica en cuyo fondo se aloja un curso fluvial.