Vous êtes sur la page 1sur 1

Que pena el legado que le vamos a dejar a las futuras generaciones

dominicanas. Un país lleno de corrupción, manipulación e intereses


personales de aquellos “encargados” de asegurar el bien del pueblo,
nuestros políticos.