Vous êtes sur la page 1sur 3

WOLFGANG AMADEUS MOZART

Nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo.

Fue el séptimo hijo de Leopold Mozart y Anna Maria Pertl, aunque de sus seis hermanos sólo
sobrevió una niña, Maria Anna, a la que llamaban Nannern. Su progenitor describió su nacimiento
como un "milagro de Dios" porque parecía demasiado pequeño y débil para sobrevivir.

Estudió con su padre, conocido violinista y compositor que trabajaba en la orquesta de la corte
del arzobispo de Salzburgo.

Con sólo tres años ya interpretaba piezas en el piano. A los cinco, compuso sus primeras obras y
hacía gala de una extraordinaria capacidad para la improvisación y la lectura de partituras.

Su primera ópera, la Finta Semplice la escribió con sólo doce años. En 1769, fue
designado director de concierto del príncipe de Salzburgo. Entre 1769 y 1773, hizo tres viajes
a Italia. Con trece, durante un viaje a Nápoles con su padre, visitó Roma y allí escuchó
el Miserere de Allegri en la Capilla Sixtina.

Dejó 46 sinfonías, 20 misas, 178 sonatas para piano, 27 conciertos para piano, 6 para violín, 23
óperas y otras 60 composiciones orquestales. Su obra abarcó todos los géneros musicales en sus
más de seiscientas creaciones.

Muerte:

Mozart falleció en Viena el 5 de diciembre de 1791. Sus últimas palabras fueron: "El sabor de la
muerte en mis labios... Siento algo que no es de este mundo". Fue enterrado en una fosa común
junto a otros doce cadáveres.

Obras

Óperas
KV 35 — 1767 — Die Schuldigkeit des ersten Gebotes Parte I22 (La obligación del primer
mandamiento)
KV 38 — 1767 — Apollo et Hyacinthus (Apolo y Jacinto)
KV 5026 — 1768 — Bastien und Bastienne (Bastián y Bastiana)
KV 5129 — 1768 — La finta semplice (La falsa ingenua)

Sinfonías
Nº1 en mi bemol mayor (1764)
Nº2 en si bemol mayor (1764)
Nº3 en mi bemol mayor (1764)

JOHANN SEBASTIAN BACH


Organista y compositor alemán del periodo barroco
Nació el 21 de marzo de 1685 en el seno de una familia que durante siete generaciones dio 52
músicos de importancia, en Eisenach, Turingia (Alemania).

Recibió sus primeras lecciones musicales de su padre, Johann Ambrosius. Cuando éste falleció,
se fue a vivir y estudiar con su hermano mayor, Johann Christoph, por entonces organista de
Ohrdruff.
En Weimar compuso unas 30 cantatas, incluida la conocida cantata de funeral Gottes Zeit ist die
allerbeste Zeit (c. 1707), además compuso obras para órgano y clavicémbalo. Entre 1717 y 1723
ejerció como maestro de capilla y director de música de cámara en la corte del príncipe Leopoldo
de Anhalt-Köthen. Durante este periodo escribió fundamentalmente música profana para
conjuntos instrumentales e instrumentos solistas. También compuso libros de música para su
mujer e hijos para el estudio de la técnica del teclado y el arte de la música en general. Estos
libros incluyen el Clave bien temperado (I, 1712; II, 1742), las Invenciones (1722-1723) y
el Orgelbüchlein(Pequeño libro para órgano, 1713-1717).
Su cargo de director musical y jefe de coro en la iglesia de Santo Tomás y en la escuela
eclesiástica no le satisfacía por las disputas continuas con miembros del consejo municipal. Las
202 cantatas que nos han quedado de las 295 que compuso, destacan la Cantata de la
Ascensión y el Oratorio de Navidad, formado este último por seis cantatas. La Pasión según
san Juan y La Pasión según san Mateo también se escribieron durante su estancia en Leipzig,
al igual que su Misa en si menor. Entre las obras para teclado compuestas durante este periodo
destacan las famosas Variaciones Goldberg, el segundo libro del Clave bien temperado y
el Arte de la fuga, formada por 16 fugas y cuatro cánones, todos sustentados en el mismo tema.

Johann Sebastian Bach comenzó a quedarse ciego el último año de su vida, falleciendo
en Leipzigel 28 de julio de 1750, tras someterse a una fallida operación ocular. Dejó su influencia
en músicos posteriores como Mozart, Beethoven, Mendelssohn o Chopin.

Algunas de sus Obras fueron:

Bourrée en mi menor
El clave bien temperado
Clavier-Übung
Der Tag, der ist so freudenreich
El arte de la fuga
Fantasía en sol mayor, BWV 572
Fantasía y fuga en sol menor, BWV 542
Herz und Mund und Tat und Leben

JESUS CASTILLO MONTERROS

Músico y compositor, nació el 9 de septiembre de 1877 en San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango.


Muchas de las creaciones musicales de este compositor son inspiración del folklore indígena
guatemalteco, ya que el fue el primero en apreciar las manifestaciones artísticas de esta cultura.
Su música fue reconocida internacionalmente. La primera obertura que compuso se denominó
"Obertura Indígena" (1896). Años más tarde finalizó su segunda obertura la cual se llamó "Tecún-
Umán" (1899). También podemos mencionar otras obras importantes como: la ópera Nicté, el
ballet Guatemala, la Suite Indígena o Himno al Sol y la Suite Popol-Vuh . Así como tres poemas
sinfónicos titulados Tecún Umán, Guatemala y Bartizanic.
Pero su más importante obra fue la ópera Quiché Vinak, la cual está basada en una antigua
profecía indígena que predijo la ruina del imperio quiché. También escribió el libro "La Música
Maya-Quiché.
Falleció el 23 de abril de 1949 en el departamento que lo vió nacer, Quetzaltenango, en donde
descansan sus restos

fue notable compositor que mereció el aprecio y admiración de coterráneos y extranjeros, por sus
investigaciones y experiencias sobre la música folklórica de Guatemala. Está considerado como
una de las más grandes figuras de Latinoamérica. Merced a su recia vocación profesionalizó el
arte de crear, y aún frente a las limitaciones del medio ambiente supo desenvolverse poniendo su
técnica y entusiasmo al servicio del folklore nacional, en el cual encontró su espíritu expresiones
para ser traducidas en imágenes sonoras.
El gobierno francés lo condecoró con "Las Palmas Académicas" y fue miembro honorario de la
Sociedad Académica Internacional de Historia con sede en París; miembro activo de la Sociedad
de Geografía e Historia de Guatemala; miembro honorario de la Sociedad de Cultura Musical de
Costa Rica, etc. Podemos afirmar que sus estudios de las expresiones de las aves canoras de
Mesoamérica indican la paternidad de una especialización científica que ya es una ciencia formal
en los países cultos e inquisitivos: La Ornitofonía. Este gran guatemalteco falleció el 23 de abril de
1946. Jesús Castillo fue hermano de Ricardo Castillo, otro ilustre músico Guatemalteco. Fuente:
La Música en Guatemala.

Obras:

Obras orquestales
Danza del Ocaso
Procesión Hierática
Minuet Maya
Cinco Oberturas Indígenas
Obertura en Sol
Obertura El Quetzal
Tecún Umán, poema sinfónico
Guatemala, poema sinfónico
Vartizanic, poema sinfónico
Preludio Melodramático

BEETHOVEN
Nació en Bonn el 16 de diciembre de 1770, y murió el 26 de marzo de 1827 en Viena.

Fue hijo y nieto de músicos, por lo que su padre le inició en este arte. Intentando emular a Mozart,
su padre Johann le instruyó musicalmente de una forma severa, lo que impulsó el fracaso del
joven Beethoven presentado como niño prodigio en actuaciones públicas. Incluso su verdadera
edad era ocultada para impresionar aún más al público.

En 1792, Beethoven vuelve a Viena, donde encontrará su estabilidad como compositor. En


aquella época Viena era una ciudad muy musical, con gran producción de compositores, y el
genio se instaló rápidamente ganado fama y admiración, imprimiéndose sus nuevas obras y
debutando como gran pianista. En 1796, Beethoven era ya requerido para tocar en otras
ciudades, incluso tocó ante reyes melómanos con éxito (Federico Guillermo II). Por fin en 1800 dio
su primer concierto, pero poco después empezó a notarse él mismo el comienzo de la pérdida de
audición.

Tras la muerte de su madre, su padre cayó en una profunda depresión que obligó a Beethoven a
hacerse cargo de sus hermanos pequeños tocando la viola y dando clases de piano. Por suerte
para él, no tuvo que alargar este tipo de trabajos por mucho tiempo, pues su extraordinario talento
cada vez era más conocido y eran varias las personas interesadas en financiar su completa
dedicación a la música. Y así pasó más de 10 años en Viena como un músico económicamente
independiente hasta que, pasados los 30, empezara a experimentar serios problemas
auditivos. Beethoven probó diferentes procedimientos para curar su eminente sordera, pero nada
funcionó. Tal fue su impotencia, que valoró el suicidio, pero sabía que aún tenía todavía mucha
música que regalar al mundo y siguió componiendo hasta su muerte a los 56 años, dejándonos un
legado musical de nueve sinfonías, 32 sonatas, dos misas y una ópera que le consagran
como uno de los mejores músicos de todos los tiempos.

Obras:
obras musicales como: «Para Elisa», «Claro de Luna» o su «Novena Sinfonía» (cuyo cuarto
movimiento está basado en la famosa «Oda a la Alegría»; punto 3, minuto 44:45).