Vous êtes sur la page 1sur 3

4 cosas que debe hacer, si quiere que sus

millennials se queden en su empresa

Los jóvenes están acostumbrados a pasar rápidamente de un trabajo a otro. Y ese parece
ser el dolor de cabeza de las compañías que no saben qué hacer: o invertir en los que se
quedan o adaptarse y no malgastar dinero en capacitación.

Lo cierto es que la generación millennialnacida entre los 80 y los 90, que hoy está convirtiéndose en
el 90% de la capacidad laboral disponible, no está dispuesta a soportar malos tratos ni abusos por
parte de sus jefes. Por eso, a la primera señal de alguien que les dice “hay cientos de personas
esperando un puesto como el suyo”, o que los amenazan con horarios de 24/7, prefieren dar un paso
al costado y explorar nuevos rumbos.

Las oficinas de talento humano de las organizaciones les preocupa reducir la rotación de personal
por el alto costo de traer personas para las empresas. Es más, una nota de Performia International
sobre este tema señaló cuáles son las causas de este mal, que no es producto de una generación en sí,
sino de malas prácticas dentro de las compañías.

Según Marten Runow, presidente de Performia International, "La causa de la alta rotación de
personal siempre se puede encontrar en la manera en que la compañía misma funciona. Si a un
gerente no le importan sus empleados, entonces siempre habrá gente en masa dejando la
empresa. Esto sucede incluso en compañías que ofrecen salarios muy altos o considerablemente
altos a sus empleados”, puntualizó.

A su turno, Jairo Pinilla, director de Performia Colombia, indicó que tras 10 años de trabajo en el
país han notado que existe un alto índice de rotación de personal, mayormente en cargos operativos,
restaurantes, call centers, cargos donde se contratan personas jóvenes y sin experiencia, y en
vendedores. Por otro lado, generalmente en los cargos altos o que requieren cierto entrenamiento
existe menos rotación de personal, sin embargo si la persona no está a gusto se irá tarde o temprano.

En el libro "Love ´Em or Lose´Em (Ámalos o piérdelos)”, Beverly Kaye y Sharon Jordan-Evans
preguntaron a 17.000 personas ¿Por qué se quedaron en una organización? Y las 10 respuestas más
comunes fueron:
1. Un trabajo emocionante y desafiante.

2. Crecimiento profesional, aprendizaje y desarrollo.

3. Trabajar con gente estupenda.

4. Pago justo.

5. Administración de apoyo (buen jefe).

6. Ser Reconocido, valorado y respetado.

7. Beneficios.

8. Un trabajo con sentido y que hace la diferencia.

9. Orgullo de la organización, su misión y sus propósitos.

10. Gran ambiente de trabajo y cultura.

Lo que debería hacer, si quiere mantener a sus millennials

Para que un ecosistema de trabajo funcione necesita de todo tipo de personas: veteranos, jóvenes,
profesionales, los técnicos, hasta quienes se han formado en la ‘universidad de la calle’, porque de
ellos también se aprende. Por supuesto, es imposible prescindir de los nativos digitales, que son
todos los que hoy se desenvuelven bien en temas como las aplicaciones, la navegación por Internet,
las redes sociales y que encuentran soluciones alternativas para problemas relacionados con esos
temas.

Es todo un desafío lograr mantener un equipo joven, integrado por ‘millennials’. Sin embargo, el
experto en liderazgo Peter Economy, en un artículo escrito para Inc.com, afirma que cualquier
organización puede tener éxito en atraer y retener a los millennials y nativos digitales. Lo importante
es ofrecerles estas cuatro claves de liderazgo, recopiladas del libro ‘Counter Mentor Leadership’
escrito por la dupla padre-hijo Kelly y Robin Riggs.

1. Propósito: el propósito lo es todo para los jóvenes de ahora, para ellos es ir más allá de sí
mismos y más que saber qué es lo que hacen, quieren saber el porqué hacen su trabajo,
como señala el experto en sociología y sicólogo Simon Sinek, autor del video que revela la
verdad sobre los millennials. Esta charla ha sido reproducida más de 32 millones de veces,
porque las personas buscan el propósito de lo que vinieron a hacer en esta tierra. Y como
líder, usted debería ser capaz de explicar por qué de las cosas, el verdadero sentido del
trabajo que se hace ¿Está mejorando la vida de alguien?¿Es solo por el dinero?¿Qué más
hay en el fondo de todo?
2. Autonomía: esta palabra enmarca el deseo de dirigir nuestras propias vidas. Las personas
tienden a querer sentir el control de su vida. Quieren tener la oportunidad de tomar
decisiones por sí mismas, sin que alguien les esté diciendo qué hacer. Por eso, encuentran
terrible que alguien les de órdenes, como si estuvieran en un obsoleto y autoritario sistema
dictatorial. Así no funcionan y cuando alguien sale con esos ‘lujos’, rápidamente abandonan
ese sitio, porque lo consideran tóxico.
3. Maestría: es la urgencia de continuamente poder mejorar las cosas que en realidad son
importantes. La gente está increíblemente motivada por las mejorías. Existe algo
increíblemente satisfactorio por recibir algo y entregarlo mucho mejor de lo que estaba, aún
cuando eso implique hacer sacrificios mayores o dar más del compromiso que se estableció
inicialmente. Si usted es un verdadero líder de su organización, sabrá comunicarse para
decirle a su equipo que cada uno es una parte fundamental para hacer de su empresa y su
lugar de trabajo, un sitio que mejorará día a día, no solo a su interior, sino a la comunidad
que está alrededor.
4. Comunidad: Ya se le hacía mención en el punto anterior. Las empresas no están solas,
pertenecen a un ecosistema, cada compañía tiene un propósito que impacta a un grupo de
personas, a una comunidad. Es la forma en que estamos entrelazados. Las personas
queremos pertenecer a una tribu, a un grupo, que aprecie su contribución, con creencias
parecidas y valores compartidos.

A través de nuestra historia, hemos formados grupos para adaptarnos y sobrevivir, para curar y para
crecer. Este tipo de cosas son las que hacen que no solo los millennials, sino cualquier trabajador
quiera quedarse más tiempo en una empresa. En vez de ir, sin objetivos claros, por cualquier trabajo,
sin más aspiraciones.