Vous êtes sur la page 1sur 5

XIII Jornadas de Investigación y Segundo Encuentro de Investigadores en Psicología

del Mercosur. Facultad de Psicología - Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires,


2006.

PSICOANáLISIS Y TRABAJO
CARCELARIO.

Iacuzzi, Alicia Beatriz.

Cita: Iacuzzi, Alicia Beatriz (2006). PSICOANáLISIS Y TRABAJO CARCELARIO.


XIII Jornadas de Investigación y Segundo Encuentro de Investigadores
en Psicología del Mercosur. Facultad de Psicología - Universidad de
Buenos Aires, Buenos Aires.

Dirección estable: https://www.aacademica.org/000-039/482

Acta Académica es un proyecto académico sin fines de lucro enmarcado en la iniciativa de acceso
abierto. Acta Académica fue creado para facilitar a investigadores de todo el mundo el compartir su
producción académica. Para crear un perfil gratuitamente o acceder a otros trabajos visite:
http://www.aacademica.org.
PSICOANÁLISIS Y TRABAJO CARCELARIO
Iacuzzi, Alicia Beatriz
Asociación Psicoanalítica Argentina

RESUMEn La realidad demanda que nuestra disciplina amplíe sus fron-


Desde un Psicoanálisis situado en un mundo que transita una teras hacia la compleja psicología del mal y la pulsión de muer-
profunda crisis, una psicóloga - psicoanalista trabajando en te desligada. Hace a su contemporaneidad ocuparse de los
una institución penitenciaria hace 0 años intenta explorar la malestares en la cultura. Somos concientes de que la profun-
validación teórico-clínica de nuestros instrumentos en el com- didad de la crisis requeriría iniciativas integradoras. Estamos
plejo contexto carcelario. A partir del modelo de investigación transitando tiempos en que la violencia no es solo marginal
empírica extraclínica institucional presenta consideraciones sino centro de las prácticas sociales siendo una preocupación
acerca de la función clínica con sujetos encarcelados. La tarea central en las convenciones internacionales de derechos hu-
se enmarcaría dentro de una constante consolidación de in- manos. Ante umbrales alarmantes de destructividad y fallas en
vestiduras, potenciando el territorio de lo saludable a través de el sistema de protección social es menester que nos hagamos
renovados pactos con la pulsión de vida. Esta praxis requiere cargo de la época.
de convicciones que la sustenten, siendo fundamental el trí- En los albores del tercer milenio se torna imperioso arribar a
pode psicoanalítico para desarrollar un encuadre interno capaz problemáticas y a otros sectores de la población; trasponer
de respaldarla. Esta experiencia trajo como corolario la reciente ámbitos habituales, ir hacia el inconciente allí donde esté. Es
puesta en funcionamiento del Area de Salud Mental. un reto al setting interno de los psicoanalistas y su formación;
a la vez una invitación a aprestarnos para principiar caminos
Palabras clave de investigación integrándolas a las problemáticas actuales
Investigación Empírica Extraclínica Institucional del Psicoanálisis. No se trataría del trabajo psicoanalítico clá-
sico por no ser pacientes en el sentido vero pero también en
ABSTRACT las cárceles los psicoanalistas tendríamos mucho por hacer y
PSICHOANALYSYS AND PRISON WORK por tematizar dentro de los debates cientíicos actuales.
From a Psychoanalysis located in a world which undergoes a En el artículo "Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica"
deep crisis, a psychologist - psychoanalyst, working in a peni- (1918-19) escuchamos el llamado freudiano a trabajar sobre
tenciary institution for twenty years, has been trying to explore problemáticas sociales. Crear condiciones para que nuestra
the theoretical clinical validity of our instruments in the complex terapia emprenda otros caminos, abriéndose un nuevo campo
prison context. After a model of empirical extraclinical institu- para la técnica analítica. Se hace indispensable poner en
tional investigation, she presents considerations about the funcionamiento nuestras matrices disciplinarias (Khun, 1969).
clinical function with jailed subjects. The task would build up Los psicoanalistas tenemos el compromiso de no claudicar en
within a constant consolidation of investitures, strengthening el develamiento metapsicológico de la tópica, la dinámica y la
the wholesome territory through renewed pacts whith life economía de los diversos funcionamientos psíquicos en dife-
pulsion, life instinct. This praxis requires convictions to sustain rentes contextos, revisitando y desarrollando operadores con-
it, being the psychoanalytic triped fundamental to develop an ceptuales que amplíen el corpus teórico, expandiendo la ei-
internal frame to support it. This experience brought, as a cacia de nuestro instrumento al darle también fundamento
corollary, the recent putting into operation of the Area of Mental metapsicológico a las modiicaciones técnicas, entretejiéndo
Health.- variantes a la teoría de la cura. Es sustancial plantearse con
qué modelo de psiquismo, de sujeto psíquico y de sufrimiento
Key words
Empirical Extraclinical Institutional Investigation Se trabaja, también el modo de pensar la salud-enfermedad.
Formalizar la práctica clínica con personas declaradas delin-
cuentes nunca estuvo excento de polémicas. Desde el modelo
de investigación empírica extraclínica institucional (Leuzinger-
Bohleber) presentaré consideraciones acerca de la función
clínica con sujetos encarcelados. Surge a partir de procurar
explorar la validación teórico clínica de nuestro instrumento
dentro de un contexto carcelario en el transcurso de 0 años
como psicóloga-psicoanalista en una U. P. de Régimen Semia-
bierto. Está ubicada en el interior de una provincia argentina,
alojando alrededor de ciento veinte varones de edades varia-
das penados por la ley en condición de primarios, reincidentes
y reiterantes. La población es inestable y luctuante al oscilar
los tiempos de permanencia en virtud del cuantum de la con-
dena según el tipo de delito de que se trate (robo, asociación
ilícita, violación, privación ilegal de la libertad, lesiones, secues-
tro extorsivo, homicidio, etc). Tras este muro se teje una reali-
dad compleja: internos adictos, población muy joven, porta-
dores de HIV, enfermos de SIDA, ex personal policial, etc.

ACERCA DEl SUjETO PRIVADO DE lIBERTAD


La población carcelaria requiere ser pensada desde la exclus-
ión, desde historias de necesidades como matriz misma de la
existencia. Marginalidad, carencias, pérdidas, privaciones, des-
amparo, fracasos y déicits que dejaron marcas tatuadas de
precariedad de recursos personales en la lucha por salvaguar-

366
dar la autoconservación. Excesos de realidad con efectos tóxi- rescate de aspectos tróicos, hacer viable una institución peni-
cos, alteraciones precoces del holding; las distintas máscaras tenciaria con efectos clínicos. Hubo que recorrer un espacio-
de la violencia. Consideraríamos la hipótesis de Green (1990) tiempo para contornear el ámbito intramuro y plantearse ma-
acerca de la defusión de la pulsión de muerte instalando la fun- neras de trabajar en una penitenciaría, lugar para aprender y
ción desobjetalizante en lo individual y en lo social. El Yo resul- para introducir un valor social a nuestra profesión. Desde el
ta precozmente dañado, con verdaderos agujeros psíquicos; paradigma de la vulnerabilidad era fundamental instalar un
huellas que irrumpen disruptivamente. Sujetos sujetados a po- encuadre institucional irme como holding en el que la función
brezas en sus investiduras libidinales. Seres con estados men- clínica pudiera propiciarse para luego contextuar y trabajar los
tales poblados de objetos internos enloquecedores (García diversos emergentes (institucionales, grupales, personales).
Badaracco, 1990) que apelando a conductas de rasgos autár- Desde una concepción no solipsista y por la índole de las pro-
quicos (Chasseguet-Smirgel, 2001) paradojalmente intentan blemáticas se interviene:
prescindir del otro humano. Con estas cicatrices la angustia es - en la dinámica institucional cotidiana (guardiacárceles, autori-
vivenciada como un dolor insostenible, estando al ‘borde’ de dades del penal, etc.).
todo. Bollas (199) en su ensayo acerca de los asesinos - con los internos:
seriales plantea que éstos actuarían la maldad para sobrevivir * Individual: contensión, apoyatura psicológica, asistencia.
a la propia muerte del self, especialmente la muerte psíquica * Grupal: talleres de relexión y convivencia semanal en cada
en la temprana infancia. pabellón.
La psicología del detenido enseña que al ingresar a prisión se * Familiar: proyecto interdisciplinario con los Asistentes Socia-
produce una desestabilización subjetiva al activarse un desor- les de la institución y con profesionales del Patronato de
ganizante temor a ‘esa’ organización, reeditándose vivencias Liberados.
de desmantelamiento, violencia, locura, destrucción, fragilizán- En este territorio del mal y de la miseria humana psíquica y
dose su escaso caudal representacional, su desvalimiento, su económica los interjuegos T<->C adquieren alta intensidad
precarización. La sobrevivencia en condiciones extremas lo va gravitando sobre la pulsión epistemofílica que rige el deseo de
degradando, deteriorando; adoctrinándolo para ‘trabajar de ser analista. El trabajo con estos sujetos peticiona un encuadre
preso’ como ‘defensa de supervivencia’. Colocado en el lugar interno (Alizade, 2002) que los albergue y les dé isonomía
de objeto abyecto; ante el sufrimiento, el despojo, la humillación, humana. La función analítica en este espacio promueve ‘con-
la desvalorización de su vida, promueve ‘que al menos nos tratransferencia objetiva’ planteaba Winnicott. Nos encontra-
teman’, ‘no teniendo nada que perder’. Todas añadiduras con mos en un ‘imperativo paradojal’ (Aulagnier, 198) invistiendo
capacidad potencial de desligaduras, acrecentando los ries- objetos y situaciones que se presentan como dilemáticos. El
gos de disolución yoica si opera el fenómeno de telescopaje sostenimiento del trípode psicoanalítico es clave para ediicar
(Aulagnier, 1975), asombrando las psicodinámicas coyunturales los basamentos éticos y deontológicos preservándonos asimis-
relativas a la banalización del mal y lo siniestro. En situación mo de connivencias y colusiones.
de encierro toda vivencia adquiere inimaginable intensidad, Sin desconocer el poder de las circunstancias sociales, la rea-
produciéndose hipercatexización del polo perceptual, viéndose lidad material, un psicoanalista trabaja con la realidad psíquica
alterada la sensorialidad y la afectividad con la consiguiente y como tal en cada quien tiene que ser considerada material de
distorsión témporo-espacial y alteración en la imagen corporal/ análisis. Escuchamos, vivenciamos, ensoñamos y pensamos
personal. La clínica de la patología del encarcelamiento dá fenómenos psíquicos en su singularidad para que devengan
una dimensión mas completa de los traumas agregados a la intervenciones igurativas, deconstrucciones, etc. con alcances
violencia del trauma precoz que animan vivencias de fragmen- clínicos, connotando incidencias en el destino del porvenir libi-
tación, alimentando la necesidad de aniquilar al otro. En una dinal y narcisista. El trabajo se enmarca en la constante conso-
cárcel está abolida la diferencia entre el mundo de lo público - lidación de investiduras, validando el sufrimiento del sujeto; no
lo privado - lo íntimo, quedando expuesta la inermidad del con-validando las formas de expresarlo para intentar convertirlo
sujeto, su pauperización, con correlatos lesivos en el tejido en material pensable. Labor nada sencilla, requiriendo adherir
narcisista. Estar detenido genera la pérdida de puntos de re- a una concepción de organización psíquica relativamente a-
ferencia con los que una persona estaba habituado a orientarse, bierta a nuevas inscripciones, reinscripciones, como soportes
con el consecuente "temor de derrumbe" (Winnicott, 1974). de nuevos sentidos para mostrar otros caminos y realidades
Asimismo la proximidad de recobrar la libertad porta su posibles. A través del pensar, sentir, expresar, cualiicar la
especiicidad. Acompañar a personas encarceladas en su pa- interioridad se daría la oportunidad de ligar pulsionalidades,
decimiento, entrenarse en la capacidad de soportar juntos el sosteniéndose la renuncia pulsional, la renuncia a ideales por
desamparo; entender otros códigos, reglas y signiicaciones identiicaciones patógenas. También nos ‘encontramos’ con
torna difícil el recorrido, convocando a un trabajo psíquico que discursos donde el trabajo no puede hacerse mas que en la
anime el encuento con la subjetividad del objeto, respetando dimensión de lo negativo, siendo Green (1993) quien ha apor-
su alteridad. Lleva tiempo porque son sujetos con ‘apego tado al respecto. Reportarnos a aportes postfreudianos permite
inseguro’ en el decir de Winnicott. Para enfrentar esta realidad remitirnos a la praxis con remodelaciones respecto a los modos
hubo que situarse en los planos ontológicos y epistemo- de pensar el sufrimiento. Orientando la escucha en teorización
lógicos. lotante (Aulagnier, 1984) vienen al encuentro conceptualiza-
ciones como la de apego a lo negativo (Anzieu); los esclavos
ACERCA DE lA FUnCIón ClínICA de la cantidad (M´Uzan); los tres espacios-funciones: lo origi-
COn SUjETOS EnCARCElADOS nario, primario y secundario (Aulagnier); el trabajo de igura-
Asistimos a una de las mayores crisis del sistema carcelario. bilidad (Botella); lo sabido no pensado (Bollas); deprivación y
Es un problema atinente a la salud pública. No obstante -como delincuencia (Winnicott); huellas mnémicas ingobernables,
cuestión de estado- no se percibiría la prioridad de abocarse a zona psíquicas (Marucco); la clínica de lo abyecto (Levin de
este aspecto de la seguridad social. El trabajo con sujetos Said) y tantas otras. Se concibió la complejización progresiva
encarcelados se podría ubicar dentro de los alcances de la del funcionamiento psíquico, su potencialidad de trans-forma-
clínica de lo abyecto. La ejecución de una pena privaliva de ción y reorganización desde el encuentro y la inter-relación
libertad debería portar una función propiciatoria, vicariante, con posibilidades organizativas de los recursos y potenciali-
como ‘oportunidad’ para habilitar procesos, potencialidades dades psicológicas hacia realizaciones de la mente respondien-
psicológicas, coniguraciones psíquicas. Dinamizar una pro- tes a las pulsiones de autoconservación. Para que un humano
puesta institucional que vaya mas allá de objetivos represivos devenga como tal es indispensable la presencia psico-emo-
y punitivos no admitía dilación. Se apuntó a promover el cional del otro auxiliar (Freud, 191). García Badaracco (005)

367
habla de ‘virtualidad sana potencial’ a despertar; el analista BIBlIOGRAFíA
investido como alguien que -contando con él- el Yo pueda des- ALIZADE, M.: (00) El encuadre interno. Uruguay. 4º Congreso Latino-
plegar recursos propios. Acorde al pensamiento winnicottiano americano de Psicoanálisis.
el objeto analítico se ubicaría en el espacio potencial que se AULAGNIER, P.: (1980) El sentido perdido. B.A. Editorial Trieb.
-------------------------(198) Condenado a investir. Rev. Psicoan. APA N*-3. 1984.
produce en la re-unión del sujeto con el terapeuta para arribar
----------------------- (1989) Construir(se) un pasado. Rev. APDEBA, 1989.
a una construcción común. Desde una concepción vital de -----------------------(1994) Un intérprete en busca de sentido. Méjico.E.
campo portando causalidad pulsional al servicio de Eros, el SigloXXI.
analista asumiría una función mediadora temporal, provisional ----------------------- (1997) La violencia de la interpretación. Bs. As. A.E.
(Kancyper, 005) creando lugares objetales, funciones objetali- BARANGER, M. y W. MOM : (1978) Patología de la transferencia y contra-
zantes. Se destacan las consideraciones que Kaes (1999) transferencia en el psicoanálisis actual: el campo perverso. Revista de Psi-
coanálisis, A.P.A., Nº 5.
hace respecto a la subjetividad del otro en conexión con la teo-
ría del apuntalamiento en momentos de menoscabo de las BOLLAS, C. : (1991) La sombra del objeto, B.A., AE.
------------------ (199) La estructura de la maldad. Conferencia Apdeba.
constituciones subjetivas en el que se ha trans-igurado la
BOTELLA, C. y S.: (2003) La igurabilidad psíquica, B.A., AE.
condición de sujeto. Pichón Riviére (1970) planteaba la bús-
GREEN, A.: (1990) De locuras privadas, B A. AE.
queda de la "experiencia emocional correctora". En este ámbito ---------------- (1990) Narcisismo de vida,narcisismo de muerte, B A . AE.
incluso podría ser legítimo atribuirle a la función terapéuítica ---------------- (1993) La nueva clínica psicoanalítica y la teoría de Freud, B.A AE.
aristas superyoicas beneiciosas para el Yo, con capacidad de ---------------- (1993) El trabajo de lo negativo, BA AE
reorganizar la psicodinámica del sujeto. ---------------- (1997) Las cadenas de Eros, B A . AE.
El ‘síntoma’ delictivo no dá razón para resignar y renunciar a GREEN y otros : (1998) La pulsión de muerte, B.A., AE.
otros aspectos del sí mismo que dejarían al individuo despojado LEUZINGER-BOHLEBER M.: (005) Investigación clínica, conceptual y
de proyectos. Desde la captación de zonas del psiquismo pre- empírica basada en el psicoanálisis. Conferencia APA
servadas del empobrecimiento, se abrirían circuitos de posibili- LEVIN de SAID, A.: (004) El sostén del ser, BA , Ed. Paidós.
dad de relanzar procesos anclados. Pesquisar lo que emana KANCYPER L.: (199) Resentimiento y remordimiento. B.A. Ed. Paidós
del reservorio de la pulsión de vida no es menos relevante al KHAN MASUD: (1974) La intimidad del sí mismo. Madrid. Ed. Saltés
dar oportunidad de favorecer la mezcla con las mociones --------------------- (1987) Alienación en las perversiones. BA. Ed. N. Visión
tanáticas. --------------------- (1991) Locura y soledad. BA Lugar Editoria
Desde el paradigma del hombre pulsional escuchamos su MARUCCO N. : (1999) Cura analítica y transferencia. BA, AE.
singularidad. No quedan por fuera preocupaciones relativas a M’UZAN, M. (1994) La boca del inconsciente, B.A., AE.
la posibilidad de ejercer efectos nocivos en el sujeto con in-
tervenciones vivenciadas como violencias al no ser tributarias BIBlIOGRAFíA COMPlEMEnTARIA
a los mandatos institucionales patógenos. La propuesta de ABADI, GARMA, YAMPEY y Otros: (1973) La fascinación de la muerte . Bs.
abrir instancias terapéuticas en general es bien recepcionada As. Editorial Paidós.
por los internos. Articular esta gesta no convencional sin produ- BLEGER J.: (1966) Psicohigiene y Psicología institucional. B.A., Ed. Paidos.
cir cismas implicó asumir embates desde el acopio libidinal del BLEICHMAR H.: (1997) Avances en psicoterapia psicoanalítica, B A. Editorial
narcisismo tróico, renovando permanentemente la basculación Paidós.
mesura-desmesura del ideal (Green, 1983). No presento aquí ETCHEGOYEN R.: (1986) Los fundamentos de la técnica psicoanalítica. B
material clínico conirmatorio pero el esfuerzo de investir un A. AE.
espacio potencial de terceridad generativa (Levin de Said, FERENCZI: (1984) Psicoanálisis (Tomo ,3,4). Madrid. E. Espasa Calpe
004) como vehículo de funciones clínicas no fué infructuoso. FREUD, S.: Obras completas, Editorial AE.
Es alentador que con el correr del tiempo en esta ‘tumba’ (1906) La indagatoria forense y el psicoanálisis.
(1910) El porvenir de la terapia analítica.
(cárcel en la jerga carcelaria) haya vida, que no se aspire a
(191) La dinámica de la transferencia.
sobrevivir en un medio selvático; que las impávidas caras se (1914) Introducción del narcisismo.
transformen en rostros (que en ocasiones también sonrían) (1914) Recordar, repetir y reelaborar.
que buscan comunicación mas allá del argot carcelario con (1915) Observaciones sobre el amor de transferencia.
que expresan su marginalidad; que los días no desilen impla- (1916) Los que fracasan cuando triunfan.
(1916) Los que delinquen por conciencia de culpa.
cablemente iguales; que los uniformados no canalicen sus (1918-19) Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica
frustraciones coaccionando al preso; que los profesionales (1919) Pegan a un niño.
entramemos hechos clínicos que pondrían en evidencia la (190) Más allá del principio del placer.
acción tran-sformadora y la eicacia nuestras herramientas. La (191) Psicología de las masas y análisis del Yo.
(193) El Yo y el Ello.
potencialidad del sujeto para introducir elementos propios
(1924)El problema económico del masoquismo.
tiene convalidación empírica. La experiencia sigue animando [(196 (195)] Inhibición, síntoma y angustia.
la convicción de que se pueden ejercer efectos en la realidad (197) El porvenir de una ilusión.
psíquica. Dentro de esta institución, el psicoanalista hoy es [198 (197)] Dostoievski y el parricidio.
alguien coniable. Se recogen testimonios de clima transfe- [1930 (199)] El malestar en la cultura.
(1930 (1931) La peritación forense en el proseso Halsmann
rencial hacia la tarea y respeto por el profesional en su función
(1937) Análisis terminable e interminable.
y en su persona. No podría hablarse de ‘curación’ sino de [1939 (1938)] Moisés y la religión monoteísta.
sujetos que logren salir transformados (y no tras-tornados) por HEINMANN: (1961/6) -Acerca de la contratransferencia - Contratransferencia.
la experiencia a través de renovados pactos con la pulsión de Revista Uruguaya de Psicoanálisis, A.P.U., Nº 1.
vida, que amplíen el territorio de lo saludable por la activación IACUZZI A.: (00) Abriendo el muro del silencio. 4º Congreso Latinoame-
de otras corrientes psíquicas. Como corolario, en el 2005, en ricano de Psicoanálisis. Montevideo.
esta penitenciaría fué posible poner en funcionamiento el Area -----------------(004) Una psicoanalista trabajando en una institución peniten-
ciaria. 5º Congreso Argentino de Psicoanálisis. Rosario.
de Salud Mental.
-----------------(004) Planteos de una psiconalista en una institución peniten-
"...Es evidente que hemos dejado mucho por comprobar y por ciaria. Presentado al 4º Encuentro Cientíico APA - SPI. Buenos Aires.
aclarar a una futura generación de observadores e investiga- -----------------(004) Poniendo a trabajar el psicoanálisis en una institución
dores, pero podemos consolarnos con la relexión de que penitenciaria. PREMIO FEPAL 004. Méjico.
hemos trabajado honestamente y con vastas miras, allanando -----------------(004) La pena...vale la pena? 5º Congreso Latinoamericano
de Psicoanálisis. Guadalajara (Méjico).
así caminos que habrán de ser recorridos por la investigación -----------------(004) Acerca de los privados de libertad por delitos sexuales.
futura..." Freud, 191 (Contribuciones al simposium sobre la 5º Diálogo Latinoamericano COWAP. APA. Buenos Aires.
masturbación). -----------------(005) Aspectos traumáticos del trabajo psicoanalítico con
sujetos encarcelados. Presentado al 44º Congreso de la IPA. Rio de Janeiro

368
(Brasil)
-----------------(005) El trabajo psicoanalítico en una institución penitenciaria.
Revista de la A.P.U. Nº 101. Uruguay.
-----------------(005) La función clínica en una institución penitenciaria. 30º
Congreso Interamericano de Psicología. Buenos Aires.
-----------------(005) El trabajo psicoanalítico con sujetos encarcelados. 4º
Congreso Mundial de Psicoterapia. Buenos Aires.
-----------------(005) El psicoanálisis y sus herramientas en una cárcel. Presen-
tado para el Premio Bleger de la APA. Buenos Aires.
-----------------(005) Nuestra práctica en un contexto carcelario. Simposium
APA . Buenos A.ires.
-----------------(006) Acerca del funcionamiento del Area de Salud Mental en
una institución carcelaria. Congreso Argentino de SM, Buenos Aires.
-----------------(006) Acerca de nuestras prácticas en situaciones límites.
Congreso Argentino de SM, BA.
-----------------(006) Desvalimiento y trabajo carcelario. Jornadas-Taller UCES.
Buenos Aires.
-----------------(006) Psicoanálisis e institución penitenciaria. VI Congreso
Argentino de Psicoanálisis. Mendoza.
Mc DOUGALL, J. : (1993) Alegato por una cierta anormalidad, B A. Ed. Paidós
MILMANIENE, J.: (1995) El goce y la ley, B A. Ed. Paidós.
PICHÓN RIVIERE E.: (1978) Del Psicoanálisis a la Psicología Social (T. 1 y
). B.A. Ed Nueva Visión.
RACKER, E. (1960): Técnica analítica y masoquismo, Revista de Psicoanálisis,
A.P.A., T.1.
ROSEMBERG, B. (1995) Masoquismo mortífero y masoquismo guardián de
la vida, Valencia. Promolibro.
WINNICOTT, D. (1990) Deprivación y Delincuencia, B A . Ed. Paidós.
YAMPEY, N. (1981) El masoquismo en la clínica y el tratamiento, Revista de
Psicoanálisis, A.P.A., Nº .
YAMPEY,LIENDO y GRIECO : (198) Sobre la interacción transferencia-
contratransferencia , Revista de Psicoanálisis, A.P.A., Nº /3.

nOTAS
* Presentado en Jornadas de Investigación de Facultad de Psicología de la
UBA, 006.
** Miembro de la Filial Junín de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

369