Vous êtes sur la page 1sur 7

TECNICAS APLICADAS EN TERAPIA FISICA EN EL DEPORTE CON

RESPECTO A UNA LESION.

INTRODUCCION

El movimiento de un segmento corporal se produce cuando los músculos o bien


fuerzas externas mueven los huesos. Los huesos se mueven unos respecto a
otros mediante las articulaciones que los conectan. La estructura de las
articulaciones, así como la integridad y flexibilidad de los tejidos blandos que las
rodean, afecta al grado de movimiento que se produce entre dos huesos
cualesquiera.

El objetivo final de cualquier programa de ejercicio terapéutico es conseguir


movimientos y funcionalidad asintomáticos. Para administrar con eficacia ejercicio
terapéutico a los pacientes, los terapeutas deben conocer los principios y efectos
básicos del ejercicio sobre los sistemas locomotor, neuromuscular, cardiovascular
y respiratorio.

Además, los terapeutas deben poder realizar una evaluación funcional del
paciente y conocer las interrelaciones de la anatomía y la cinesiología de la parte,
así como la comprensión del estado de la lesión, de la enfermedad o del
procedimiento quirúrgico y su índice potencial de recuperación, las
complicaciones, las precauciones y las contraindicaciones.

1
Terapia física en el deporte

La fisioterapia en el deporte es la realización de la fisioterapia convencional para la


recuperación y prevención de lesiones, aplicada a las que surgen de la práctica
deportiva que se realiza como ocio o de forma profesional.

Esto último es lo que la hace diferente de la fisioterapia convencional, ya que se


debe tener especial interés por el tipo de gestos técnicos que realiza el deportista,
según la disciplina deportiva en la que nos encontremos. Así, la fisioterapia en el
deporte que debemos realizar.

La fisioterapia en el deporte se debe de encaminar a los siguientes puntos:

PREVENCIÓN: debemos colaborar estrechamente con el entrenador, preparador


físico, médico, psicólogo (si lo hay), nutricionista (si lo hay), para desarrollar una
fórmula de trabajo que consiga que el deportista realice su práctica con el menor
riesgo posible, en las medidas de intensidad y frecuencia óptimas, en un ambiente
distendido y de concentración equilibrado, con aportes nutricionales necesarios y,
una dieta que se ajuste a las necesidades según, los momentos del deportista y
de la temporada en los que este se encuentre y, con los cuidados deportivos
necesarios, en cuanto a la capacidades musculares: excitabilidad, elasticidad,
contractilidad y tonicidad, se refiere, las cuales deben ser controladas diariamente
por los fisioterapeutas, para conseguir evitar cualquier aparición de lesión.

TRATAMIENTO: los fisioterapeutas en el deporte realizan una labor terapéutica


con los medios físicos obtenidos de la fisioterapia convencional y, además, se
utilizan otras alternativas terapéuticas como son la osteopatía, Reeducación
Postural Global o Stretching Global Activo, Punción Seca, Drenaje Linfático
Manual, Liberación miofascial, Movilización Neuromeníngea, etc., todas ellas para
que la recuperación de las lesiones sean lo más pronto posible y así el deportistas
esté disponible al comienzo de la actividad física.

RECUPERACIÓN DEPORTIVA: es importante que el deportista esté disponible


para la realización de actividad física y deportiva en el menor tiempo posible ya
que, de esta forma, conseguiremos evitar: atrofias musculares, déficits
circulatorios, desequilibrios posturales, decaimientos personales por la
inactividad,… Asimismo conseguiremos una funcionalidad temprana de la región
lesionada y del deportista en general. En esta fase el fisioterapeuta deportivo
realizará una especial colaboración con el entrenador y/o preparador físico, ya que
el deportista deberá comenzar la realización de una actividad física regulada por
estos profesionales, sin el perjuicio de la recuperación de su lesión.
En el final de esta fase y cuando el médico y el fisioterapeuta deportivo consideren
oportuno darle el alta al deportista sin riesgo de recaída o de nueva lesión, se
procederá a la realización de un entrenamiento adaptado específico, donde el
fisioterapeuta debe controlar posibles sobrecargas o sobreesfuerzos que resulten
de este trabajo.

Modalidades terapéuticas

Las Técnicas que se utilizan actualmente para realizar sesiones son:

ELECTROTERAPIA.

La electroterapia es la parte de la fisioterapia que, mediante una serie de


estímulos físicos producidos por una corriente eléctrica, consigue desencadenar
una respuesta fisiológica, la cual se va a traducir en un efecto terapéutico.

 ULTRASONIDO TERAPEUTICO. Este equipo conocido como ultrasonido


utiliza ondas de sonido de alta frecuencia ( 1 y 3 MHz. ), para producir calor
profundo en los tejidos debido a la capacidad de las ondas ultrasónicas de
penetrar con mayor profundidad en los tejidos si lo comparamos con otras
fuentes de calor. Por esta condición será de gran utilidad en muchas
afecciones que comprometen la adecuada funcionalidad de huesos y
músculos.
 TENS(Estimulación Nerviosa Transcutanea) La analgesia mediante
TENS consiste en estimular la estructura nerviosa seleccionada, por medio
de electrodos fijados en la piel y conectados a un generador portátil, el
paciente puede controlar la intensidad, frecuencia y duración de los
impulsos eléctricos.
Las patologías que se pueden tratar con la corriente TENS: Algias
vertebrales (lumbalgias, cervicalgias…), Trastornos de los nervios
periféricos o Neuropatías (herpes, trigémino, ciática…), Cicatrices
dolorosas, Miembro fantasma o muñón doloroso, Micro traumatismos
(esguince, tendinitis…).
 ETPS(Electronic Therapeutic Point Stimulation). La electroacupuntura
(ETPS - Electro terapia de estimulación de puntos); es la primera terapia
integral en el mundo moderno de la acupuntura para el tratamiento general
del dolor agudo y crónico.
La acupuntura ETPS se puede utilizar en casi todas las patologías. Pero
los efectos más directos se ven en las patologías funcionales, es decir,

3
donde aún no existe una lesión orgánica. Es espectacular que un dolor que
haya estado produciendo un sufrimiento considerable desaparezca en unos
minutos, como por ejemplo, sucede en muchos casos de ciática, migrañas,
etc.

TERMOTERAPIA

Es una disciplina dentro de la Fisioterapia en donde se utiliza el calor para obtener


efectos terapeuticos. El calor terapéutico puede ser aplicado por radiación,
conducción o convección utilizando para ello diversos métodos, desde radiación
infrarroja hasta aplicaciones de parafina y puede ser aplicado a nivel superficial o
a niveles de tejidos profundos.

La termoterapia es una valiosa herramienta terapéutica en numerosos procesos


traumatológicos y reumáticos, siendo uno de sus efectos principales inmediatos, el
alivio del dolor.

Las mantas o pads calientes son de fácil aplicación y permiten un correcto control
de la temperatura sin apenas riesgo, su aplicación más común se realiza en
patologías reumáticas y degenerativas articulares que cursan con dolor crónico.
Como toda aplicación de calor seco permite experimentar al final del tratamiento
una sensación de aumento de energía.

CRIOTERAPIA

Se puede definir la crioterapia como el conjunto de procedimientos que utilizan el


frío en la terapéutica médica; emplea muy diversos sistemas y tiene como objetivo
la reducción de la temperatura del organismo, ya que esta reducción lleva consigo
una serie de efectos fisiológicos beneficiosos y de gran interés en diversas
patologías.

Los sistemas de aplicación del frío como agente terapéutico han ido
evolucionando a lo largo de la historia; en un principio se limitaban a la utilización
del agua fría, de la nieve o del hielo. A mediados del siglo pasado fueron
descubriéndose agentes refrigerantes, como el bromuro de etilo, el cloruro de etilo
y el sulfuro de carbono. Hoy se dispone de sistemas de mayor eficacia en la
producción de una máxima disminución de temperatura en el área que hay que
tratar en un tiempo breve; son los siguientes: paquetes fríos (cold-packs), bolsas
de hielo, bloques o cubos de hielo (con los que se practica masaje sobre la zona
que hay que tratar), toallas o paños humedecidos e impregnados en hielo
triturado, baños fríos y aerosoles refrigerantes por vaporización, etc.
MASOTERAPIA

Cuando se habla de masaje terapéutico entendido como medida de tratamiento de


enfermedades y lesiones, se considera una técnica que consiste en una serie de
maniobras manuales dirigidas a tratar las molestias o lesiones. Las maniobras
empleadas han sido muy estudiadas y se basan en un profundo conocimiento de
la anatomía y la fisiología muscular y fascial para el tratamiento de patologías,
fundamentalmente derivadas de traumatismos, reumatismos y también de
afecciones psicosomáticas.

Al estimular la oxigenación de los músculos y órganos, se estimula la circulación


sanguínea y linfática, al hacer un recorrido por los músculos, éstos se relajan, ya
que se quita la tensión, permitiendo un descanso de mayor calidad y el masaje
permite limpiar a nuestros músculos del ácido láctico, causa por la que nos
sentimos irritados y adoloridos.

CINESITERAPIA

Se puede decir que la cinesiterapia es el medio de curación por movimiento;


siendo parte de la fisioterapia que se encargar de la aplicación de movimiento
físico con fines terapéuticos. Dentro del servicio a domicilio tenemos las
movilizaciones, dentro de las cuales existen tres Tipos de movilizaciones:

 Activas: el paciente la realiza.


 Pasivas: es el fisioterapeuta el que mueve el miembro.
 Libres: el paciente hace ejercicios el sólo, pero hay que enseñarle.

Además se puede realizar ejercicios funcionales de diverso tipo: Ejercicios


respiratorios en pacientes de edad o encamados, Ejercicios de readapatación al
esfuerzo tras un postoperatorio, o una convalecencia. También se realizan
Manipulaciones: vertebrales o de los miembros (con el objeto de liberar los
movimientos articulares limitados o restringidos). Las tracciones articulares: muy
útiles en las afecciones de la columna vertebral. La terapia de inducción
miofascial, para llevar al cuerpo hacia su total libertad de movimiento y salud.

EJERCICIOS TERAPEUTICOS

Ejercicios Activos: Conjunto de ejercicios analíticos o globales, realizados por el


paciente con su propia fuerza de forma voluntaria o auto refleja y controlada,
corregidos o ayudados por el fisioterapeuta.

A su vez los ejercicios activos se clasifican en:

5
 Activos asistidos: se realizan cuando el paciente por sí mismo no es capaz
de llevar a cabo el movimiento en contra de la gravedad, por lo que
necesita ayuda para su realización.
 Activos libres: También llamados gravitacionales, el paciente ejecuta los
movimientos de los músculos afectados exclusivamente sin requerir ayuda,
ni resistencia externa, excepto la gravedad. Con este tipo de movilizaciones
se mantiene el ángulo articular, la fuerza y la coordinación.
 Activos resistido: son los movimientos que se realizan tratando de vencer la
resistencia que opone el fisioterapeuta con sus manos o por medio de
instrumentos, o sea, la contracción muscular se realiza contra resistencias
externas.

Ejercicios Pasivos: Conjunto de técnicas que se aplican sobre las estructuras


afectadas, sin que el paciente realice ningún movimiento voluntario de la zona que
hay que tratar

Dentro de sus objetivos podemos mencionar:

 Prevenir la aparición de deformidades, evitar rigidez y anquilosis en


posiciones viciosas.
 Mejorar la nutrición muscular y favorecer la circulación sanguínea y
linfática.
 Preparar el músculo para un mejor trabajo
 Mantener la movilidad articular o restablecer la misma en las articulaciones
que presentan limitación.

Indicaciones:

 Como terapéutica preventiva en ciertos previa a otros tipos de


movilizaciones.
 Como terapéutica preventiva en ciertos procesos para conservar la
movilidad.
 En procesos vasculares periféricos y respiratorios.
 En las parálisis flácidas.
 En contracturas de origen central por su efecto relajante.
CONCLUSION

Podemos concluir que contamos con diferentes métodos y técnicas que podemos
utilizar en la terapia física para el tratamiento de una lesión causada por
actividades deportivas, podemos tratar desde:

La prevención de las lesiones, hay que tomar en cuenta que cada deporte tiene un
riesgo de lesiones determinado y hay que evaluarlo. También hay que prevenir la
reincidencia de las lesiones una vez que ya se presentaron.

La intervención aguda, el fisioterapeuta puede ayudar si se presenta una molestia


durante la competencia o el entrenamiento, pero después hay que acudir al
médico para que se haga un diagnóstico y entonces empezar con la rehabilitación.

La rehabilitación, el fisioterapeuta se va a encargar de recuperar la articulación, de


que los músculos trabajen con la fuerza suficiente y que el gesto deportivo sea
adecuado para reintegrarse al deporte y a la competencia.

También sabemos que la rehabilitación deportiva actúa en dos tipos de lesiones:


las agudas que son producidas por un golpe, traumatismo o movimiento forzado y
las crónicas que son aquellas que se presentan por sobrecarga, sobreuso o edad.