Vous êtes sur la page 1sur 9

Entrevista a Pablo Pineda en cuadernos de Pedagogía

Pablo Pineda es diplomado en Magisterio y está a punto de terminar Psicopedagogía en la


Universidad de Málaga, también ha hecho una incursión en el mundo del cine, protagonizando
junto a Lola Dueñas, la película "Yo también" con la que ha obtenido la concha de plata en el
festival de San Sebastian, a Pablo lo conocimos hace unos años por convertirse en el primer
licenciado universitario con Síndrome de Down.

Ha estado nominado a los premios Goya, pero él tiene claro que quiere dedicarse a la docencia,
lo que deja claro en esta estupenda entrevista publicada en Cuadernos de Pedagogía, en ella
Pablo habla sobre educación, pedagogía, sobre el síndrome de Down, sobre integración,
exclusión, prejuicios, en definitiva una oportunidad única de conocer mejor a esta gran
persona.

Diplomado en Magisterio, y a punto de terminar los estudios de Psicopedagogía en la


Universidad de Málaga, Pablo Pineda se siente orgulloso de ser una persona con síndrome de
Down que puede demostrar que su desarrollo es producto del entorno cultural y social, más
que de los determinantes biológicos. Y, al mismo tiempo, lamenta los tópicos que persisten en
torno a estas personas: desde un proteccionismo “enmascarado”, hasta las dificultades para
independizarse o la invasión de su intimidad. “Ya no queremos ser noticia, sino personas con
todos los derechos”, reivindica.
Formador/a Ocupacional: Dinámica distorsión de la comunicación, la clínica del rumor

Formador/a Ocupacional: Bertrand Russell, pasión por el conocimiento

Seguir Leyendo >>

0 comentarios Enlaces a esta entrada

Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook
Compartir con Google Buzz

Compártelo

3 de diciembre de 2009

El desafío de Aristóteles: Inteligencia emocional:

Publicado por Ismael Parras Ramirez

“Cualquiera puede ponerse furioso…eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en
la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta…
eso no es fácil” Aristóteles, “Ética a Nicómaco”.

Con este pensamiento, Daniel Goleman encabeza su libro “La inteligencia emocional”,
demostrándonos que el tema es antiguo y ha inquietado al ser humano desde siempre. Ejercer
un cierto control o manejo de nuestro mundo emocional no parece algo fácil, después de todo
hemos escuchado muchas veces que “ el corazón tiene razones que la razón desconoce”. ¿Es
posible entonces hacer algo al respecto?

Seguir Leyendo >>

0 comentarios Enlaces a esta entrada

Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook
Compartir con Google Buzz

Compártelo

3 de noviembre de 2009

Cómo aprenden los adultos

Publicado por Ismael Parras Ramirez

La UNESCO propone usar el concepto de Andragogía como un neologismo para designar la


ciencia de la formación de las personas adultas, en sustitución del vocablo clásico Pedagogía,
de manera que no se haga referencia a la formación del niño, sino a la educación permanente.
La Andragogía (del griego andrós, hombre, varón, y de ago, guiar o conducir) es la disciplina
educativa que trata de instruir y educar permanentemente a la persona en cualquier período
de su desarrollo psicobiológico en función de su vida cultural, y social.

Las personas adultas como individuos maduros, a diferencia del niño/a, manifiestan ciertas
características dentro de los procesos de aprendizaje, que caracterizan a la andragogía:

• Autoconcepto del individuo. Esto hace necesario que el clima del curso sea relajado,
informal, colaborativo, respetuoso y fortalecedor.

• Experiencia previa. Las personas adultas acumulan experiencias, recursos muy importantes
para su aprendizaje y el de otras personas del grupo. Por esto es importante utilizar técnicas
que promuevan la participación y la colaboración y que estimulen la reflexión en torno a sus
experiencias y a aprender de ellas.

• Prontitud en Aprender

• Orientación para el Aprendizaje. Las personas adultas quieren aplicar inmediatamente los
conocimientos que van adquiriendo. Las experiencias de aprendizaje son más eficaces si van
enfocadas a las tareas y a la resolución de problemas.

• Motivación para Aprender, a través de incentivos internos y de su curiosidad La Unesco en La


Conferencia de París (1985) sobre la Educación de Adultos recomienda a los Estados Miembros:

• Que definan la función de la educación de adultos en el contexto de las necesidades de la


persona y la sociedad y elaboren programas adecuados con objeto de proporcionar
oportunidades educativas a los diversos grupos de adultos.

• Que, al planear sus programas de educación de adultos, se concentren en la idea de que los
interesados han de participar activa y responsablemente tanto en la ampliación de su
capacidad de iniciativa y sus conocimientos prácticos, como en el desarrollo de la comunidad a
la cual pertenecen.

• Que identifiquen y superen los obstáculos al aprendizaje, muy particularmente los de


carácter pedagógico o andragógico, político, burocrático y/o administrativo, social, estructural y
de aplicación y continuidad.

La formación de adultos según Rolf Arnold sólo puede lograrse con medidas en las que los
participantes:

• Son efectivamente un correctivo de lo planificable en el proceso de aprendizaje porque están


dadas las posibilidades de participación.
• Encuentran que en el proceso de aprendizaje se respetan sus condiciones subjetivas y socio-
biográficas (vínculo con la identidad).

• Son “tomados en serio” con vistas a la competencia y la autonomía (eliminación del desnivel
pedagógico superfluo).

• Son activados en la situación de aprendizaje (actividad) (Arnold, 1986).

En el siguiente enlace puedes encontrar un resumen comparado de las diferencias comparadas


entre los aprendizajes escolares y adultos: Remedios Domínguez Campos y Nieves Redondo
Álvarez.

Para saber más:

La andragogía - Qué es la andragogía

La andragogía y sus instancias

Andragogía

andragogía formación de adultos cómo aprenden los adultos aprender adultos educación
enseñanza aprendizaje unesco formadorocupacional formador de formadores formación
ocupacional capacitación formación

0 comentarios Enlaces a esta entrada

Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook
Compartir con Google Buzz

Compártelo

9 de julio de 2009

El educador de adultos

Publicado por Ismael Parras Ramirez


El educador/a, que orienta su función docente hacia el alumno/a adulto, tiene unas
caracteristicas muy determinadas, el educador/a debe:

- Tener una conciencia clara de las necesidades de aprendizaje de sus educandos.

- Asumir un rol de facilitador del aprendizaje.

- Ubicarse como una fuente de conocimientos, experiencias e informaciones.

- Atender el proceso educativo al considerar las necesidades generales y específicas del grupo
de educandos.

- Aceptar el desempeño de su múltiple función como asesor, monitor, mentor, guía y


orientador al practicar en forma eficiente la evaluación permanente y formativa.

- Aceptar que el educando adulto es capaz de manifestar la autoevaluación.

- Establecer relaciones interpersonales con sus educandos e identificar positivamente sus


características.

- Asumirse como parte del grupo de adultos y como un agente de cambios.

- Ser partícipe de la planeación del currículo o programa educativo que conducirá.

- Mantener apertura y flexibilidad ante la necesidad de hacer cambios al programa para


atender las necesidades específicas de los educandos.

- Promover un clima de aceptación, reconocimiento y participación entre los educandos.

- Captar y aprovechar la energía dinámica (sinergia) del grupo para lograr los objetivos de
aprendizaje.

- Aceptar al grupo como un conjunto más de recursos para el aprendizaje, descubriendo y


reconociendo el bajage con el que cuentan sus integrantes.

- Provocar que los educandos tomen parte en el acto académico como agentes de intra e
interaprendizajes.

- Considerar que los educandos cuentan con ritmos y estrategias de aprendizaje diferenciales.

- Promover la transferencia de los aprendizajes hacia situaciones reales de cada uno de sus
educandos. Esto implica necesariamente contar con información acerca de las expectativas de
éstos desde el inicio del desarrollo del acto educativo.
- Aprovechar la utilidad del uso del objetivo como estrategia de enseñanza-aprendizaje.

- Evitar discursos con contenidos desconocidos que provoquen interferencia para el


aprendizaje.

- Contar con diferentes y variadas opciones para el desarrollo de ejercicios o actividades para el
aprendizaje que multipliquen las formas de encarar un mismo problema y considera la
aplicación a diferentes campos de la misma adquisición.

- Mantenerse atento a todos los cambios que intervienen en la vida escolar y profesional
relacionado con su campo de dominio y el de sus educandos.

- Esforzarse por establecer vínculos entre los contenidos del acto educativo y las condiciones
actuales del contexto de sus receptores.

- Permanecer permanentemente a la expectativa acerca de lo que los educandos manifiestan


en sus discursos como necesidad de aprendizaje.

- Procurar un ambiente en la cual el adulto pueda expresarse, rescatar y compartir sus


experiencias sin presión de patrones autoritarios.

- Favorecer un clima de respeto hacia el logro de objetivos comunes en grupos, en los cuales el
fracaso no sea una amenaza.

- Influir para que los errores que cometen y la heterogeneidad de conocimientos y experiencias
sean gestores de nuevos aprendizajes.

- Acordar entre él o ella y el grupo un contrato o convenio en el que se manifiesten las


responsabilidades de ambas partes, siempre orientadas hacia el logro del aprendizaje.

formador adultos formación educador enseñanza aprendizaje educacion formador de


formadores capacitación formación ocupacional formador ocupacional

Hoy en día se considera a la Andragogía como la disciplina que se ocupa de la educación y el


aprendizaje del adulto, a diferencia de la Pedagogía que se aplicó a la educación del niño.

Principales características a tomar en cuenta dentro del proceso educativo y especialmente en


la Educación Continua y Permanente.
El adulto.

- Pretende y desarrolla una vida autónoma en lo económico y en lo social.

- Cuando tiene buena salud, está dispuesto a correr riesgos temporales de entrega corporal en
situaciones de exigencia emocional.

- Puede y desea compartir una confianza mutua con quienes quieren regular los ciclos de
trabajo, recreación y procreación, a fin de asegurar también a la descendencia todas las etapas
de un desarrollo satisfactorio.

- Posee un concepto de sí mismo como capaz de tomar decisiones y auto dirigirse.

- Juega un papel social, que conlleva responsabilidades desde el punto de vista económico y
cívico.

- Forma parte de la población económicamente activa y cumple una función productiva.

- Actúa independientemente en sus múltiples manifestaciones de la vida.

- Su inteligencia sustituye a la instintividad.

- Además de su preocupación por el Saber, requiere del Saber hacer y el Saber ser.

- Tiene la capacidad para entregarse a afiliaciones y asociaciones concretas así como para
desarrollar la fuerza ética necesaria para cumplir con tales compromisos.

- Sus experiencias sexuales y sociales, así como sus responsabilidades, lo separan


sustancialmente del mundo del niño.

- En los últimos años de ésta etapa, se considera como alguien que enseña, educa o instituye,
así como buen aprendiz. Necesita sentirse útil y la madurez requiere la guía y el aliento de
aquello que ha producido y que debe cuidar.

- A su vez, en su papel de educando se acerca al acto educativo con disposición para aprender,
responsable y consciente de la elección del tema a atender.

- Puede pensar en términos abstractos, es capaz de emplear la lógica y los razonamientos


deductivos, hipótesis y proposiciones para enfrentar situaciones problemáticas.

- Se torna de un ser dependiente a uno que autodirige su aprendizaje.


- Aprovecha su bagaje de experiencias como fuente de aprendizaje, tanto para sí mismo como
para los que le rodean.

- Suele mostrarse como analítico y controvertible de la sociedad, la ciencia y la tecnología.

- Regularmente rechaza las actitudes paternalistas de los educadores.

- Mantiene una actitud de participación dinámica pero asume posiciones desaprobatorias


cuando se siente tratado como infante.

- Rechaza la rigidez e inflexibilidad pedagógica con que es tratado por los profesores que frenen
indirectamente el proceso de autorrealización, aspiración natural y propia de la juventud y de
los adultos en general.

- Es buscador de una calidad de vida humana con fuertes exigencias de que se le respete su
posibilidad de crecer como persona y se le acepte como crítico, racional y creativo.

- Parte de su propia motivación para aprender y se orienta hacia el desarrollo de tareas


específicas.

- Busca la aplicación y práctica inmediata de aquello que aprende.

- Se centra en la resolución de problemas más que en la ampliación de conocimientos teóricos.