Vous êtes sur la page 1sur 6

IMPORTANCIA DE LA PSICOLOGIA

La psicología es una ciencia que investiga sobre los procesos psíquicos, a partir
de las manifestaciones externas, o sea de la conducta de las personas. La
psicología recoge los hechos sobre la conducta y la experiencia, los organiza por
sistemas y elabora las teorías para explicar mejor el comportamiento de los
humanos y algunas veces para predecir sus acciones futuras.
La Psicología quiere recoger ese intento del hombre de saberse así mismo, intento
audaz donde el que sabe (sujeto) y lo sabido (objeto) buscan identificarse.
¿Demasiado? Quizás, pero eso es lo que busca la psicología.
La psicología recoge los hechos sobre la conducta y la experiencia, los organiza
por sistemas y elabora las teorías para explicar mejor el comportamiento de los
humanos y algunas veces para predecir sus acciones futuras. Esta ciencia nos
ayuda a centrarnos en nosotros mismos y vivir de una manera más ajustada a
nuestras características, para que sea posible convivir con nuestro entorno y el
resto de personas de nuestro alrededor.
Los especialistas en esta ciencia, los psicólogos, ayudan a las personas a mejorar
delante de cualquier problema que no lo puedan solucionar por sí mismas. Para
realizar el tratamiento en los pacientes se utilizan métodos empíricos y deductivos,
algunos de ellos basados en la interpretación simbólica y otras técnicas.
No, nuestra ciencia no es una ilusión. Pero sí sería una ilusión suponer que lo que
la ciencia no puede darnos lo podemos encontrar en otro lugar.
Con ayuda de la psicología y los psicólogos, mediante las sesiones terapéuticas,
se puede ayudar a mejorar la calidad de vida de muchos pacientes, por esto
ahora, se ha incluído dentro de muchas instituciones que dan servicios de salud a
la sociedad la terapia psicológica. Acudir a una sesión de terapia lo puede hacer
cualquier persona que tenga o no, un problema. Cualquier persona que se sienta
triste y apática, personas que no puedan gozar de los pequeños placeres de la
vida porque por algún problema o inquietud les impida, si sientes miedo al salir a
la calle, al hablar con otra gente, al hablar en público, al hablar por teléfono, miedo
al ser observado al pasar delante de otras personas, si tienes obsesiones que te
lleven a realizar situaciones extrañas, si tienes alguna adicción, problemas con el
estrés o ansiedad que te produzcan problemas de insomnio o problemas sexuales,
si has sufrido la pérdida de un ser querido de forma traumática o si has tenido
alguna ruptura matrimonial... éstos son unos de los muchos aspectos por los
cuales puedes acudir a una sesión de terapia con un psicólogo, quien te ayudará a
poder superar tus problemas. También puede acudir en una sesión por cualquier
problema que tenga que tomar una decisión importante frente a su vida y no sepa
cómo gestionarla, el psicólogo le ayudará a realizarla de la mejor manera posible.
Vivimos en una sociedad compleja donde existe la oportunidad de estar al tanto de
todas las novedades que ofrece la tecnología de última generación como así
también de apreciar cómo viven las personas con alto poder adquisitivo.
Se confunde de este modo el Ser con el tener. Se deja de lado la propia
individualidad y el propósito en la vida para torcer el destino y pretender ser otro.
En el mundo actual el estudio de la psicología representa para muchos
profesionales, un elemento básico en su formación académica. No estamos
hablando únicamente de aquellos que se dedicarán a la psicología como
profesión, sino más de todos aquellos profesionales que en cada uno de sus
respectivos campos de acción, utilizan el fundamento teórico que la ciencia de la
psicología les puede brindar a fin de cumplir de la mejor manera con sus tareas.
Analicemos pues, cuál es la importancia que tienen en el mundo actual el
conocimiento de la psicología como ciencia y sus aplicaciones prácticas en cada
una de las cuatro áreas de trabajo que hemos estudiado en la clase.
Esta ciencia se encarga entonces de estudiar los distintos comportamientos de la
Conducta Humana, no solo en lo que respecta a cómo nos relacionamos con otras
personas, sino como reaccionamos ante los Estímulos del Entorno que nos rodea,
que nos moldea el comportamiento y las distintas formas que nos proponemos
para Afrontar al Mundo, y como este puede afectarnos en caso de que no
podamos controlar nuestros impulsos o bien nos afecte emocional y socialmente.

UTILIDAD DE LA PSICOLOGÍA
1. Todo saber implica alguna utilidad. El más especulativo, el más «porque sí»,
muestra que la especie más eminente de actividad mental, el pensamiento, resulta
ser, aun en sus formas más abstractas y divagatorias, algo instintivo, natural y, en
consecuencia, exigido por la vida misma.

La psicología, se constituye precisamente como ciencia particular, en tanto el ser


humano trata de explicar ordenadamente ese saber intuitivo, connatural, que
utiliza de manera espontánea cuando intenta ser consciente de su
comportamiento y de sus relaciones con los demás hombres.
Más allá de su diversidad teórica, la psicología se hace práctica como un medio,
no el único, pero sin duda posible, de comprensión de la vida humana. Es
evidente, además, que más allá de su misterio, la vida es algo tangible en el
individuo concreto. El ámbito de lo concreto, resultado natural de la
«formalización» operativa del psiquismo sobre lo meramente físico es, a la vez, el
objeto de estudio de la psicología contemporánea y el campo de sus aplicaciones.
Y a la vista está que, aparte de lo que pueda tener de moda, la psicología se ha
convertido simultáneamente en una de las ocupaciones más difundidas y en uno
de los requerimientos habituales de la sociedad de nuestro tiempo.

2. Las aplicaciones de la psicología son tan variadas como las propiedades de la


vida y las circunstancias personales.

Hay una psicología del desarrollo cuyo objeto se extiende de un cabo a otro de las
edades. Desde la primera infancia hasta la etapa terminal de la ancianidad,
pasando por los momentos críticos de la adolescencia y del acceso a la tercera
edad, existen pautas que permiten observar y orientar adecuadamente los
procesos de maduración.

Dentro de la psicología evolutiva, pero con entidad propia en relación con


finalidades y métodos específicos, la psicología pedagógica es hoy instrumento
indispensable en la educación y la orientación profesional. En conexión con esta
última está la psicología de las actividades laborales.

La psicología diferencial, base de las tipologías individuales y de los grupos


étnicos y culturales, y la psicología comparada del estudio del comportamiento
animal y su relación con la conducta humana, se fundan en la realidad de la unión
íntima, inseparable, de lo psíquico y lo material, dado, sin más, en los hechos
biológicos.

La triple dimensión —individual, social y religiosa— constitutiva del ser personal,


ofrece también campos particulares de estudio y aplicación. La psicología social
revela la importancia del grupo como realidad generadora de las supremas
realizaciones de que el hombre es capaz, así como los riesgos de una extremada
socialización de los elementos característicos de lo social: publicidad, propaganda,
información, etc., capaces de articular ecosistemas gravemente condicionantes de
la libertad humana.

3. Por último, es evidente que si el saber psicológico y sus aplicaciones resultan


inseparables del normal despliegue de la vida, su importancia se acrecienta frente
al hecho universal de enfermar y morir. Independientemente de la patología
específica del psíquismo, cuya clínica se había constituido, incluso antes del
psicoanálisis, en banco de datos de considerable interés, el progreso de la
psicología en general y la experiencia médica han puesto de relieve la importancia
de la personalidad —como infraestructura psicológica—, tanto en el hecho como
en la forma de manifestarse cualquier dolencia. La psicología médica y su
proyección clínica no son solamente una introducción a los problemas de la salud
mental o una propedéutica psiquiátrica, sino también una disciplina fundamental
de los profesionales de la medicina y de la asistencia.

A pesar de la ambigüedad de sus límites y de la diversidad de sus ideas básicas,


la psicología clínica se ha constituido en medio auxiliar indispensable del
diagnóstico, la terapéutica, la prevención y la rehabilitación. El desarrollo de las
técnicas —test, encuestas, entrevistas— psicométricas (medida de aptitudes y
funciones) y proyectívas (evaluación de la personalidad y motivaciones), así como
la amplitud de las terapéuticas psicológicas, requieren una especialización de
rango universitario.

IMPORTANCIA DE LA PSICOLOGIA EN LA VIDA


PERSONAL
Durante el paso del tiempo la psicología ha estado presente en muchos aspectos
de nuestra vida. Bien podemos recordar que la psicología es la ciencia que estudia
la conducta humana y los procesos mentales…. O bien la conducta y los
sentimientos.

Muchas veces se nos presentan situaciones que no estamos preparados para


asumir, y que nos causan alteraciones en nuestros sentimientos que muchas veces
no podemos controlar.

Un ejemplo de esto podría ser la muerte de algún familiar o ser querido, muchas
personas al presentárseles esta situación no están preparadas emocionalmente
para asimilarlo, por lo cual llegan a surgir muchos sentimientos como lo serian: la
negación, incredulidad, confusión, stock, tristeza, añoranza, rabia, humillación,
desesperación o bien culpa; demasiadas emociones que muchas veces el individuo
no sabe como afrontar o controlar.
Sin embargo estas emociones son normales y comunes ante la perdida. Puede que
no estén preparados para la intensidad y la duración de estas emociones o la
rapidez con que su estado de ánimo puede cambiar. Pero tenemos que tener
presente que estas emociones son sanas y apropiadas, y ayudaran a afrontar la
perdida.
Recuerda que asimilar completamente el impacto de una perdida requiere su
tiempo. Nunca dejaras de echar de menos a esa persona, pero el dolor disminuye
con el tiempo y permite que continúes con tu vida. Con este tipo de experiencias y
con la ayuda o la orientación de un psicólogo podemos controlar más nuestras
emociones.

En mi vida diaria podría decirse que la psicología esta relacionada con gran parte
de mi entorno social, dese un comercial de televisión, asta la escuela en donde los
psicólogos educativos ayudan a los estudiantes a elegir su profesión futura o
estructurando planes de aprendizaje, etc.

Y en mi vida personal, podría relacionarse con el hecho de que soy una adolecente,
y estoy en la lucha constante de toma de decisiones que son importantes, como la
carrera a la que me quiero dedicar, así como se trata de comprender las decisiones
que debo de tomar y estar consiente de que toda decisión tomada tiene
consecuencias y debo de hacerme responsable de ellas sean buenas o malas.

Sentimientos como el amor, la frustración, el enojo, la felicidad y muchos otros, la


psicología podría tomarlos como procesos de aprendizaje humano, en el que a
través de experiencias se busca nuestra propia identidad y niveles del
procesamiento de la información que realiza nuestra mente, y que explica la
conducta de cada sentimiento.

En conclusión se puede decir que la psicología esta presente en muchas partes de


nuestra vida, ya que es la que nos ayuda a estudiar el comportamiento del ser
humano y sus sentimientos. T esto a su vez nos ayuda a entender un poco mejor
nuestra manera de ser como persona.

IMPORTANCIA DE LA PSICOLOGIA EN LA VIDA SOCIAL


El ser humano es un animal social, necesita relacionarse con otros de su especie,
interactuar con ellos. Esa retroalimentación lingüística, gestual y comunitaria,
ayuda a asentar un idioma, a crear una sociedad fuerte y elaborar toda una
realidad cultural, económica, folklórica, etc., y todo esto influye directamente en la
psicología de las personas.
La clave está en que todo lo que compartimos con otro, ya sea una un idioma,
sentimientos, incluso nuestra forma de ser o cómo nos comportamos, influye
directa e indirectamente a otras persona de tal forma que, gracias a todo esto, las
relaciones sociales son posibles. Estamos hablando de que la psicología social es
la clave para la convivencia.

Precisamente es importante tener presente que una sociedad, la que sea, hay que
considerarla como tal en tanto en cuanto comparte no sólo un mismo territorio,
sino que comparte una lengua, unas costumbres, unos ritos, unos intereses
comunes, unas leyes, una economía y, sobre todo, un camino que todos sienten
como suyo.

Paralelamente a ese interés común, pueden existir, en función de las diferentes


zonas del territorio, otros intereses más o menos particulares que enriquecen ese
bien comunitario. Lo esencial es tener la sensación de que las diferencias, entre
las distintas opciones sociales, juntan y aúnan.

Todo esto hace que sea fundamental el estudiar cuáles son esos mecanismos que
hacen que las personas se junten, compartan espacios, ideologías. Entender
cómo el vivir en un sitio concreto influye en cómo se interpreta la realidad de lo
que vemos y como somos capaces de transmitir eso a otras personas creando
todo tipo de relaciones personales.

Por otro lado, también es necesario para entender cómo se forman grupos y cómo
estos surgen para realizar todo tipo de actividades en una sociedad, un país, ya
sea partidos políticos y organizaciones de todo tipo, asociaciones culturales, etc.
Este conocimiento también nos puede hacer entender como las personas nos
juntamos para responder a estímulos relacionados con todo tipo de espectáculos,
concentraciones, reivindicaciones de todo tipo, etc.

Otro de los puntos fuertes de la psicología social es la influencia que tienen todos
los estímulos externos, que no tienen nada que ver con la interacción con otras
personas, en nosotros. Dentro de esto, podemos encontrar elementos tan
importantes como la climatología, si el territorio es más de costa o de interior, la
ciudad, el campo, el tipo de industria, la gastronomía, etc.

Lo más importante de este concepto es que todos los estudios van encaminados a
entender cómo el ser humano es capaz de establecer los mecanismos necesarios
para agruparse y convivir, de cómo es capaz de superar
las diferencias entre los individuos para crear relaciones
sociales que hacen que un grupo, una región, un país, se
mantengan como tal.