Vous êtes sur la page 1sur 3

NARRACIÓN, DESCRIPCIÓN Y DIÁLOGO

¿Qué es narrar? Narrar es relatar sucesos ocurridos a unos personajes en un espacio o tiempo determinado. Trata de mantener el interés del
receptor, de ahí su carácter dinámico.
Narrador y puntos de vista No debe confundirse con el autor: es una voz ficticia que cuenta los hechos. El narrador puede emplear distintos puntos de vista:
• En primera persona, como un personaje de la historia : narrador testigo, narrador protagonista o narrador múltiple (varios
personajes desde distintos puntos de vista cuentan la misma historia). Son narradores internos.
• En tercera persona, teniendo un conocimiento limitado de la historia (observador) o conociendo hasta el más mínimo
detalle (narrador omnisciente). Son narradores externos.
Narratario Es el receptor del relato.
Trama o estructura interna Es la organización de los sucesos de la historia:
• Clásica: planteamiento > nudo > desenlace.
• In media res: nudo > desenlace.
• In extrema res: situación final > narración lineal (planteamiento > nudo > desenlace).
• Final abierto: planteamiento > nudo > los lectores u oyentes imaginan la conclusión.
Personajes • En función de su mayor o menor caracterización, pueden ser planos (personajes sin apenas profundización, meros
estereotipos) o redondos (se ofrecen numerosos datos físicos, psíquicos o sociales).
• Y por su papel en el desarrollo de la acción, los personajes pueden ser protagonistas, antagonistas, secundarios,
múltiple (un personaje representa a una colectividad), colectivo o tipo (personajes estereotipados).
Espacio El espacio puede ser real o ficticio, interior o exterior, etc. Y unas veces se limita a dibujar un determinado ambiente, mientras
que en otras influye de manera determinante en la acción y los personajes, adquiriendo gran protagonismo.
Tiempo • Distinguimos entre:
1. Tiempo externo o histórico: momento o época en el que se desarrolla la acción.
2. Tiempo interno o del relato : la duración de la narración.
• También cabe hablar aquí del ritmo, que depende de la percepción subjetiva del tiempo: si el narrador dedica páginas a
la descripción de unos minutos, el ritmo de la narración será lento, mientras que si se producen saltos temporales o
pocos años se ventilan en unos párrafos, el ritmo es ágil.
• La narración puede ser lineal (se mantiene el orden lógico y temporal) o puede desordenarse con anticipaciones
(prolepsis) o recuerdos (flash-back o analepsis).
El lenguaje en la narración • Rasgos léxicos: predominio de verbos, sobre todo de lengua (“le dijo que...”), de movimiento y de pensamiento (“Ella
reflexionaba sobre lo ocurrido”).
• Rasgos morfológicos: abundan los verbos en pretérito, tanto en perfecto (acciones acabadas) como en imperfecto (para
el desarrollo de los hechos).
• Rasgos sintácticos: a) oraciones enunciativas y complementos circunstanciales de lugar, tiempo y modo; b)
proposiciones subordinadas adverbiales; y c) estilos narrativos como la intervención de los personajes en estilo directo,
por boca de ellos mismos, o en estilo indirecto, a través del narrador.
• Rasgos textuales: se emplean numerosos marcadores discursivos (entonces, a continuación, a la mañana siguiente,
etc.).
Otros textos vinculados a la Descripción Describir es enumerar las cualidades de algo o alguien: frente a la narración, tiene un carácter estático.
narración: descripción y Según el punto de vista, distinguimos:
diálogo
• Descripción objetiva o científica: refleja la realidad tal como es y emplea un lenguaje preciso y
denotativo.
• Descripción subjetiva o literaria: tiene una finalidad estética y el emisor proyecta sobre lo descrito su
opinión y emociones.
Según la intención del emisor, la descripción literaria puede ser:
• Realista: observación directa y objetiva de la realidad.
• Impresionista: descripción rápida y apresurada, que se detiene sólo en algunos rasgos.
• Idealizante: embellece la realidad (con frecuencia a través de metáforas y símiles).
• Deformante: se exageran con hipérboles los aspectos más negativos.
Según el elemento descrito, distinguimos:
1. Descripciones de personas:
• Prosopografía: descripción física de un personaje.
• Etopeya: descripción psíquica de un personaje, su carácter y costumbres.
• Retrato: combina las dos anteriores
• Autorretrato: el emisor se describe a sí mismo.
• Caricatura: exageración o ridiculización de los rasgos de un personaje.
• Esperpento: similar a la caricatura, deforma exageradamente los rasgos de alguien hasta llegar a lo
grotesco, a menudo con un lenguaje coloquial.
2. Descripciones de objetos o lugares:
• Topografía: de lugares.
• Cronografía: de procesos temporales.
El lenguaje en la descripción se caracteriza por:
• Rasgos léxicos: predominio de sintagmas nominales y adyacentes (especificativos o explicativos).,
empleo de verbos de estado (ser, estar) y presencia de sintagmas adverbiales (complementos
circunstanciales de lugar, tiempo y modo).
• Rasgos morfológicos: abundan los verbos en indicativos, sobre todo el presente y el pretérito
imperfecto de indicativo, con predominio de la tercera persona gramatical.
• Rasgos sintácticos: predominio de oraciones simples, enunciativas y atributivas.
• Rasgos textuales: aparecen figuras literarias como la metáfora, la comparación, la metonimia, la
hipérbole o la personificación.
Diálogo Dos o más interlocutores se turnan en el uso de la palabra.
¿Qué aporta el diálogo al relato?
• Interrumpe el hilo de la narración. Si las intervenciones de los personajes son breves e intensas,
agiliza el ritmo del relato.
• Ayuda a caracterizar a los personajes.
Clases de diálogo:
• Estilo directo: se transcriben las palabras de cada interlocutor de forma literal.
• Estilo indirecto: el narrador transcribe las intervenciones de los personajes a través de proposiciones
subordinadas introducidas por la conjunción 'que'.
• Estilo indirecto libre: es una forma mixta de los dos anteriores: mantiene las características
generales del estilo indirecto, aunque sin verbos de lengua introductorios, pero el tipo de lenguaje y
el punto de vista son los del personaje. Se utiliza sobre todo para reproducir pensamientos y
sensaciones del personaje.
El lenguaje dialogado:
• Rasgos léxicos: verbos de lengua y pensamiento para introducir las intervenciones de los
personajes.
• Rasgos morfológicos: verbos en modo indicativo, con predominio del presente, el pretérito
imperfecto y el pretérito perfecto compuesto.
• Rasgos sintácticos: mayor presencia de oraciones interrogativas, exclamativas, interjecciones y
vocativos, además de un lenguaje más espontáneo, menos cuidado y planificado.
• Rasgos textuales: repeticiones léxicas, uso de pronombres y otros elementos deícticos, anáforas y
catáforas, conectores discursivos.