Vous êtes sur la page 1sur 27

CAPÍTULO 3

Evaluación de la credibilidad del testimonio en
supuestos de abuso sexual a menores

por Pilar de Paúl Velasco *

1.1 Introducción
Tradicionalmente se ha dudado de la veracidad del testimonio de un niño que declara haber sufrido
abusos sexuales. Este cuestionamiento se debe, en gran medida, a determinados aspectos como la
incompetencia cognitiva del menor, la alta susceptibilidad de éste a la sugestión (Ceci y Bruck, 1993) y la
incapacidad que manifiesta a la hora de diferenciar entre realidad y fantasía. Sin embargo, existen datos
que ponen en duda la validez de estos puntos de vista (Bull, 1998). Algunos autores (Poole y Lamb, 1998)
subrayan que las declaraciones falsas o inexactas no son consecuencia de los posibles déficit cognitivos
de los menores, sino del modo en que se realizan las entrevistas (cuyas respuestas pueden estar inducidas) o
de determinadas sugerencias realizadas por los adultos.
Cuando se denuncia un abuso, frecuentemente ocurre que la única prueba disponible es la declaración
del propio menor; en estos casos se hace imprescindible contar con un modo fidedigno de evaluar si dicha
declaración se corresponde o no con la realidad. Es muy importante llevar a cabo este análisis de la forma
más objetiva posible, sin enjuiciar de antemano la falsedad o autenticidad de la declaración.
La mayoría de los menores prefiere revelar los abusos sufridos a algún adulto de su familia antes que a
un extraño. En ese momento, el adulto puede —intencionalmente, o no— introducir información sobre
algún detalle que pueda distorsionar los recuerdos del menor. Si éste no recuerda el origen de ese detalle,
podría estar convencido de haberlo experimentado realmente (Poole y Lamb, 1998).
Es evidente que los niños tienen la capacidad de mentir y de ocultar información. Bussey, Lee y
Grimbeek (1993) ponen de manifiesto la disposición de los menores a mentir cuando se lo solicita un
adulto, bien para que acuse falsamente a otro sobre un abuso sexual o bien para que oculte un abuso que
ha tenido lugar. Junto a la capacidad de los menores para mentir, hay que señalar la escasa capacidad de
los adultos para detectar esa mentira. De hecho, se puede afirmar que la capacidad de detectar el engaño
a partir de indicadores no verbales es bastante imprecisa en los adultos (Masip y Garrido, 2001). Aunque
en el caso de los contenidos verbales se supone que la precisión aumenta. Sin embargo, un estudio de
Jackson y Granhag (1997) prueba lo contrario. En él se indica que la probabilidad de que abogados y
estudiantes sean capaces de diferenciar entre las declaraciones verdaderas y las falsas realizadas por
menores no supera las meras probabilidades del azar. En este estudio se puso de manifiesto que la precisión
en la detección de declaraciones verdaderas y falsas no aumentó cuando las declaraciones se
presentaban en video en vez hacerlo por escrito.

Profesora de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. ppaulvel@psi.ucm.es.
Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores

La cuestión se complica si tenemos en cuenta que la víctima de un abuso sexual no manifiesta
conductas específicas que la distingan de otro tipo de víctimas. Lamb (1994) señala que no existen
síndromes conductuales y que la presencia o ausencia de signos de estrés postraumático no es un factor de
utilidad para discriminar a las víctimas de abuso de las que no lo son. Asimismo, aunque las conductas
sexualizadas suelen ser comunes entre las víctimas de abuso, también pueden darse entre menores que no 3

han sufrido tales abusos, dependiendo del contexto cultural y familiar.

Si tenemos en cuenta lo anteriormente expuesto, se hace patente la necesidad de disponer de una
técnica que permita evaluar la veracidad de la declaración del menor. Este es el objetivo de la técnica
conocida con sus siglas en inglés como CBCA: Análisis de contenido basado en criterios, técnica central del
Sistema de análisis de la validez de las declaraciones (SVA).

El verdadero origen del CBCA hay que situarlo a mediados del siglo pasado. Tras la Segunda Guerra
Mundial, se produjo en Alemania una reforma del Sistema de Administración de Justicia que incluyó, entre
otros aspectos, la creación de tribunales especiales para los casos en los que la víctima y/o el agresor fuese
menor de 21 años. En aquella época se consultó a un psicólogo alemán, Udo Undeustch, sobre los recursos
existentes para evaluar la credibilidad de un testigo menor de edad. Undeustch señaló la conveniencia de
entrevistar al testigo fuera del entorno judicial, grabar esa entrevista y analizarla después. Estas indicaciones
abrieron las puertas de los tribunales a los psicólogos jurídicos alemanes. A partir de la experiencia
acumulada entrevistando testigos menores de edad, se fueron elaborando una serie de criterios de realidad
que eran indicadores de la veracidad de la declaración en los casos de abuso sexual infantil. Undeustch fue
el primero en resaltar que las declaraciones basadas en algo ocurrido realmente diferían sustancialmente de
aquéllas fruto de la imaginación (Hipótesis de Undeustch). En 1957 se publicaron por primera vez los
criterios del primero de los procedimientos: Análisis de la realidad de las declaraciones (SRA). Este
procedimiento se basa en dos conjuntos de datos: los obtenidos a través de la entrevista en la que el menor
hace su declaración formal y los de las declaraciones realizadas previamente. Sin embargo, esta técnica no
empezó a gozar de prestigio hasta los años 80, cuando Undeustch publicó sus trabajos en inglés, y las
líneas de investigación de Kóhnken y Steller se unificaron con el fin de integrar en un único sistema los
diferentes criterios. A las aportaciones de estos investigadores hay que añadir las de psicólogos forenses
alemanes como Arntzen y Szewczyk, quienes recogieron información sobre casos reales a lo largo de 30
años de investigación. De este modo, se creó el citado sistema CBCA. Steller contactó con Raskin en Estados
Unidos, quien se encargó de introducir el CBCA en aquel país. Todas estas investigaciones confluyeron en el
desarrollo del protocolo de análisis conocido como Sistema de análisis de la validez de las declaraciones
(SVA).

El planteamiento central de este protocolo es considerar que una declaración será veraz si muestra
criterios que indiquen que está basada en hechos experimentados directamente por el que declara,
independientemente de la mayor o menor precisión de tal declaración. Una declaración no será válida si se
basa en invenciones (mentiras); o si obedece a la influencia de otras personas, ya sea directa e
intencionalmente (instruyendo para que realice una declaración falsa) o indirecta y no intencionalmente (a
través de la sugestión). El SVA incluye:
Una entrevista que no sesgue las respuestas del niño

La aplicación de los 19 criterios del CBCA a la transcripción de la entrevista. Cuantos más criterios
se den, más veraz puede considerarse la declaración.

Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores

Por otro lado.). abogados. cuando se ha relatado algo improbable o si se sospecha que la declaración está Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . Raskin y Esplin (1991). hay elementos contradictorios. sin embargo. cuanto mayor sea la demora. No deben realizarse este tipo de preguntas si la hipótesis principal tiene suficiente consistencia. la correspondencia entre el lenguaje empleado y el desarrollo cognitivo del niño. por su parte. Suelen utilizarse cuando la declaración es ambigua o inconsistente. Se orientan hacia algún hecho específico de un episodio. con sus preguntas. Se pretende que el menor facilite toda la información posible sobre el suceso. Preguntas focalizadas: Se centran en un episodio concreto. " • El llamado Listado de criterios de validez" que evalúa la adecuación de la entrevista. Así.2 La entrevista El objetivo de la entrevista es obtener la mayor cantidad de información posible sin sesgar las respuestas del menor. la alegación se debe a la venganza. mayor será la probabilidad de que el menor haya sido entrevistado con anterioridad (por padres. Sirven para completar descripciones de acontecimientos mencionados con anterioridad. En los casos en los que el abuso haya sido continuado es posible que la narración sea poco detallada.) y. etc. Preguntas que supongan una invitación a la narración libre. Preguntas para el contraste de hipótesis alternativas. Este procedimiento es muy efectivo porque se puede obtener una mayor cantidad de información con una menor interferencia del entrevistador. cuando la información que facilita el menor entra en contradicción con otras informaciones de las que ya se dispone. determinados aspectos que precisen ser aclarados. será más posible que éstos. 3. las alegaciones son válidas pero hay elementos adicionales inventados. 2. la ausencia de contradicciones. 4. En la medida en que las circunstancias lo permitan. policías. recomiendan el siguiente tipo de preguntas: 1. a través de preguntas lo más abiertas posibles. El entrevistador debe abordar los tres aspectos clave de la entrevista: La hipótesis principal (la validez de las alegaciones) y las alternativas (por ejemplo. 1. el procedimiento más efectivo es provocar la narración libre del menor para posteriormente clarificar. es aconsejable que entre el momento de la entrevista y los hechos relatados transcurra el menor tiempo posible. Preguntas directas. hayan sesgado el recuerdo infantil. psicoterapeutas. omisiones. Si son útiles. los elementos periféricos tienden a olvidarse. Contrastar lo que dice el menor con la información adicional que se tiene del caso (se confirma. etc. etc. en consecuencia. se ha fantaseado. etc. En estos casos conviene sugerirle que aporte detalles de un episodio concreto.). Valorar si la información obtenida es suficientemente detallada y si presenta contradicciones. El entrevistador no debe referirse explícitamente al abuso sexual ni al presunto perpetrador. Aunque los elementos centrales del incidente de abuso se suelen recordar durante mucho tiempo.

habitualmente para obtener más información de algún aspecto que el menor ha mencionado anteriormente. cuanto más abiertas sean las entrevistas. Hershkowitz y Orbach (1997) valoraron positivamente la efectividad de los procedimientos explicados anteriormente en los casos en que estaban implicados menores de 15 años. 6. Lamb. Sin embargo. Si se introducen debe ser al final de la entrevista. Los datos de algunas investigaciones que han comparado declaraciones creíbles con declaraciones no creíbles parecen indicar que ese peligro no existe. Esplin. 3. Observaciones directas: Centran la atención en algún aspecto ya mencionado por el menor. Del estudio de estas entrevistas los investigadores concluyeron que las preguntas abiertas y las invitaciones producían respuestas más largas y con más información que las preguntas directas. ya fuera como testigos. pero no sólo para las cuestiones centrales del relato. 5. En cualquier caso. cuando en la entrevista se utilizan invitaciones por parte del entrevistador. influida por terceras personas. Además. Intervenciones sugerentes: Aquellas en las que el entrevistador guía la respuesta del menor o asume detalles que no se han mencionado. mayor será la posibilidad de aplicar los criterios al contenido a fin de discriminar entre declaraciones verdaderas y falsas. es más probable encontrar criterios del CBCA que cuando se utilizan facilitadores. Observaciones directivas: Centran la atención en algún aspecto que el menor no ha mencionado. liberar al menor de la carga emocional negativa que puede experimentar y agradecerle su colaboración. Puede que un menor acepte esa sugestión y que sus alegaciones sean válidas. tal y como hacen Lamb y otros (1997). Sternberg. el procedimiento para este tipo de preguntas consiste en que el entrevistador simule confusión y pida aclaraciones al menor. Si acepta el hecho. daría lugar a respuestas cuyo contenido sería interpretado como válido. Preguntas sugerentes. Pero con esa aceptación se tiene simplemente una información orientativa. Sternberg y Esplin. víctimas o agresores. no se puede ser muy concluyente al respecto. Su objetivo es averiguar hasta qué punto el niño es sugestionable sobre algún aspecto o situación específica. directivas o sugerentes (Hershkowitz. que si la estrategia del entrevistador de utilizar invitaciones es la que provoca respuestas ricas en los criterios. 2. Invitaciones: Preguntas o afirmaciones que pretenden conseguir una respuesta abierta. La conclusión fundamental respecto a cómo realizar la entrevista es la necesidad de utilizar preguntas abiertas. 1997). Dicho de otro modo. 4. Facilitadores: Intervenciones no sugerentes que animan al menor a continuar con su declaración. sino también desde la fase inicial de la Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . 5. Por ejemplo. preguntas directas. Cierre de la entrevista. ya que es fácil que contaminen las respuestas. Puede ser que se haya dado cuenta de que el hecho no es creíble y negarlo o puede que indique que no acepta una sugestión. Ahora bien. Este tipo de preguntas hacen referencia a hechos no creíbles o que se sabe que no han sucedido. Es importante. esto puede llevar a cuestionarse. hay que formular una pregunta abierta. utilizar ese procedimiento en una entrevista realizada a un menor que describe hechos falsos. directas y directivas generaban narraciones en las que se cumplían más criterios pero sólo en el caso de los menores cuyas declaraciones eran plausibles. En su estudio analizaron las grabaciones en audio de dichas entrevistas y observaron que la conducta del entrevistador podía describirse según cinco categorías: 1. en esta etapa. Orbach y Lamb (1999) señalaron que se cumplen más criterios del CBCA en las declaraciones creíbles y que las intervenciones abiertas. directivas o sugerentes.

así como registrar literalmente su contenido y redactar su transcripción. Orsak. En cualquier caso. si se cree necesario que otros expertos sigan el desarrollo de la entrevista. ¿quién estaba?. deben hacerlo mediante un espejo unidireccional o a través de un circuito cerrado de televisión. Este procedimiento consiste en la utilización de diversos muñecos no anatómicos. se desaconseja su uso (Yuille. verbales y atencionales de los niños menores de 4 años. y que pueden alterar la memoria del menor. En cuanto a la utilización de accesorios tales como los muñecos anatómicos existe bastante controversia. 1995). el entrevistador debe utilizar preguntas específicas. Asimismo. si hacen referencia a algún dato que el menor no ha codificado o no recuerda. tener en cuenta que la presencia del equipo de grabación no debe ser intrusiva. aumenta la posibilidad de que sus respuestas puedan ser inducidas (Poole y Lamb. Algunas investigaciones indican que frecuentemente existe una escasez de detalles sobre el contexto en el que se ha producido el abuso (De Voe y Faller. es imprescindible que la entrevista se grabe y. en casos extremos en que existan dudas sobre el relato del niño. incluso. Cabe. 1998). evitando la intromisión de la sugerencia sexual que implican los muñecos anatómicos. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . Murphy y Cross. el listado de criterios de validez también tiene en cuenta las características individuales del entrevistado. pero con forma humana. Algunos estudios consideran que los muñecos favorecían las declaraciones inexactas en niños menores de tres años. Raskin y Esplin (1991). Los reparos existentes a la utilización de muñecos anatómicos se deben a que se considera que estos accesorios son sexualmente sugestivos e. reduciendo así una victimización secundaria. En general. señalan que el rango de edad en que los niños pueden ser entrevistados siguiendo las pautas del SVA se sitúa entre los 2 y los 17 años. al carecer de la fiabilidad y validez necesarias. provocativos. 1988). ya que cuando se utilizan preguntas abiertas en la fase introductoria se está facilitando que el menor aporte más detalles en las preguntas abiertas que se realicen posteriormente. Como señalan Garrido y Masip (2001) parece que el menor asume que lo que se espera de él es que sea lo más narrativo posible. se pueden utilizar estos muñecos para representar el episodio de abuso sufrido. En estas circunstancias. cuando se emplean preguntas específicas es importante que éstas no sean sugerentes (por ejemplo: cuéntame algo más sobre la primera vez que pasó. no existe modo alguno de llegar a una conclusión válida a partir de cómo juega el menor con los muñecos. también se evita que el menor sea sometido a interrogatorios posteriores. Además. Ceci y Hembrooke. por su parte. y sugerirían la realización de juegos sexualizados que podían interpretarse erróneamente como prueba de que el abuso había tenido lugar (Bruck. o también con el fin de superar los problemas de timidez y vergüenza (Katz. que representan a personajes de diversas características (adultos. así como el amplio conocimiento sexual de los adolescentes. De este modo. etc. a ser posible. 1996). En la Clínica Médico-Forense de Madrid se ha diseñado un procedimiento alternativo para abordar la situación de los menores con un desarrollo verbal bajo. Así. Carter. varones y mujeres) así como de una casa de muñecos. Wood. Esto permite examinar posteriormente si se ha realizado correctamente.entrevista. no obstante. especialmente los más pequeños. dan respuestas breves o que aportan poca información. Leventhal y Cicchetti. sociales. en vídeo. 1999. niños. Por tanto. aunque sí pueden utilizarse como último recurso en casos en los que la corta edad y el nivel de desarrollo del niño no permitan la comunicación verbal. o la de los que carecen del vocabulario necesario para explicar una supuesta situación de abuso. Sin embargo las preguntas abiertas tienen un problema: a veces los menores. El problema es que.). 1998). Schonfeld. En cualquier caso. aunque advierten de la dificultad que representa las limitadas habilidades cognitivas.

cuando se pide al menor que repita lo sucedido. sin embargo. Solicitar que recuerde los hechos en un orden diferente (que repase los hechos en orden inverso. el punto 1 y 2 se solicitan antes de que el sujeto narre lo ocurrido y los dos últimos una vez el testigo ha finalizado su relato. aunque parezca menos efectiva que con adultos. Solicitar todos los detalles posibles (que no elimine nada en su relato. El problema del estudio llevado a cabo por estos investigadores es que. Schimossek. lo que dificulta la comprensión de algunas de las técnicas o la capacidad de contestar a los requerimientos de un modo efectivo. En este sentido. Habitualmente. Steller y Wellershaus (1996). Este tipo de entrevista consta de cuatro técnicas generales (para facilitar la recuperación de recuerdos) y de varias técnicas específicas. "detalles inusuales" y "detalles superfluos". los objetos. Poole y Lamb (1998) señalan que el uso de la entrevista cognitiva con niños menores de siete u ocho años puede plantear problemas en lo que se refiere a la técnica de repetir recuerdos. Kóhnken. éste puede interpretar que su anterior respuesta no era adecuada. Aschermannn y Hófer (1995) compararon las declaraciones obtenidas mediante entrevista estructurada con las obtenidas a través de una entrevista cognitiva y concluyeron que la entrevista cognitiva no afecta negativamente a la precisión de las clasificaciones del CBCA. no comparan los resultados de las declaraciones obtenidas mediante entrevista estándar con los obtenidos con entrevista cognitiva (comparan los resultados de la entrevista estándar con la suma de los resultados de la entrevista estándar y la cognitiva). Antes de concluir con los aspectos relativos a la entrevista. "dudas sobre el propio testimonio". Estos investigadores admiten. Por tanto. como advierten Garrido y Masip (2001). es necesario mencionar la técnica de la entrevista cognitiva diseñada por Geiselman y Fisher (1989/94). los olores.). Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . elaborada con el objetivo de mejorar cuantitativa y cualitativamente la información obtenida sobre las víctimas y/o testigos. Así. Las técnicas generales son: Solicitar la reconstrucción de las circunstancias (que la víctima piense en el entorno. Geiselman y Fisher (1989/1994) han subrayado la efectividad de la entrevista cognitiva en testigos infantiles. Solicitar cambios de perspectiva (que adopte la perspectiva de otras personas presentes y piense qué deben haber visto esas personas). por su parte. Es difícil que un niño de esa edad haya desarrollado totalmente la capacidad de recordar en distinto orden o de narrar desde distintas perspectivas. o que empiece por el elemento que más le impresionó del suceso y de ahí prosiga hacia adelante o hacia atrás). 3. incluso cosas que crea que no son importantes). la iluminación. etc. así como lo que sentía en el momento del suceso). Además de esas técnicas generales. la posibilidad de que exista un sesgo en las evaluaciones. es más lógico encontrar más criterios cuando se analizan dos declaraciones que cuando se analiza exclusivamente una. llaman la atención sobre el hecho de que la entrevista cognitiva puede incrementar artificialmente la presencia de algunos de los criterios del CBCA. se puede solicitar posteriormente información más concreta sobre la apariencia física del agresor o las características de su habla y algún dato relevante como nombres (que intente recordar un nombre repasando el alfabeto). "admisión de falta de memoria". recordar en distinto orden y hacerlo desde distintas perspectivas. o números (que intente recordar cuántos dígitos. dado que algunos criterios estaban más presentes en las declaraciones realizadas a través de una entrevista cognitiva: "detalles malinterpretados". quizá por las menores habilidades cognitivas de los primeros.

En todo caso se desaconseja su utilización en niños pequeños. que haría que el sujeto asumiera otro rol. lo que afectaría al criterio "producción no estructurada". puesto que el objetivo de ésta es i n c r e m e n t a r J a e x a c t i t u d y l a cantidad de información. a la que se añadieron las aportaciones parciales de otros autores. ateos er\<eflos'. Sin embargo. el cambio de perspectiva. Categoría 1: Características generales 1. presenta elementos idiosincrásicos o particulares. En definitiva. de estar presentes. y tiende a ser detallada. Partiendo de la Hipótesis de Undeutsch (las declaraciones basadas en algo ocurrido realmente diferían sustancialmente de aquéllas fruto de la imaginación) se puede afirmar que. 1. ordenada y desprovista de detalles).3 El Análisis de contenido basado en criterios (CBCA) 1. Sin embargo. Además. es decir. cuando un menor víctima de abusos explica los hechos. por todos los inconvenientes que ya hemos referido.én se verían a)ectados. Detalles superfluos Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . Steller y Wellershaus (1996) concluyen que cuando se cuestiona la veracidad de la declaración no debe utilizarse la entrevista cognitiva. el psicólogo forense debe saber que la entrevista no es una técnica de detección de mentiras y que la ausencia de los criterios de veracidad en la declaración no implica necesariamente que el abuso no haya tenido lugar. como por ejemplo el relatar el hecho en orden diferente. Steller y KhOnken (1989) elaboraron un sistema de 19 criterios agrupados en 5 categorías. confirman la creencia de que la declaración se basa en algo directamente experimentado. el proceso de reconstrucción de los hechos que permite la entrevista cognitiva fí puede incrementar el número de matices que afectan a( criterio "cantidad de detalles SUl7@C UC35 . apoyan la veracidad del testimonio. Incardinación en contexto 5. Estructura lógica 2. Complicaciones inesperadas durante el incidente g Cate oría 3: Peculiaridades del contenido 8.am'b. Descripción de interacciones 6. en general. etc. Detalles inusuales 9. Reproducción de conversaciones 7. normalmente se espera que los recuerdos generados a partir de hechos vividos difieran cualitativamente de otros surgidos de fantasías o derivados de sugerencias externas. Elaboración no estructurada 3.31 Descripción del Análisis de contenido basado en criterios El procedimiento consiste en aplicar a la transcripción verbal de la grabación de la entrevista un conjunto de criterios que. Esta clasificación retomaba la anterior propuesta por Arntzen. Cantidad de detalles Categoría 2: Contenidos específicos 4. se dan las siguientes características: la narración se aleja de un esquema estereotipado (lineal. la entrevista cognitiva puede tener efectos no deseables en el Análisis de contenido basado en criterios. QO~~p~~ ~.

Por contraste. Correcciones espontáneas 15. Detalles característicos Los criterios referidos a la Categoría 1 Características generales. Las variables que influyen en la estructura lógica son: el tiempo que transcurre entre el momento en que el episodio ocurre y el momento de la declaración. ya que se basan en un esquema o script. lógica y coherencia interna. Estructura lógica. 2. es decir. Incomprensión de detalles relatados con precisión 1 1. y evalúan la coherencia y la cantidad de información aportada. Este criterio se cumple cuando la información específica sobre el abuso se encuentra dispersa a lo largo de la declaración. Asociaciones externas relacionadas 12. La declaración será considerada de baja calidad si no se dan criterios de este grupo. Alusiones al estado mental subjetivo del menor 13. A diferencia de lo que ocurre con el resto de las categorías. se aplican al conjunto de la declaración. Admisión de falta de memoria 16. El criterio de homogeneidad se cumple cuando los diferentes detalles en una declaración describen el mismo curso de sucesos. cabe esperar que los testimonios inventados y las fantasías se ajusten a un tipo de presentación continua y rígida. Elaboración no estructurada. Steller y K6hnken (1989/1994) añaden que en el caso de testimonios especialmente amplios. cuyos criterios se puede analizar teniendo en cuenta fragmentos del testimonio transcrito. Dudas sobre el propio testimonio 17. Hay que tener en cuenta que ni el criterio 7 "complicaciones inesperadas durante el incidente" ni el criterio 8 "detalles inusuales" tienen por qué interferir necesariamente en la estructura lógica. Perdón al agresor Categoría 5: Elementos específicos de la agresión 19. es probable que la narración Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . 10. no se alteren desde la primera declaración (ni siquiera para mejorarla). las historias inventadas suelen ser más lineales y estructuradas. Atribuciones al estado mental del agresor Categoría 4: Contenido relacionado con la motivación 14. el número de veces que el menor lo ha relatado y la complejidad del suceso. y el testigo se esfuerce en demostrar las conexiones causales. y sus diferentes partes no son contradictorias sino que se combinan en un todo. se debe examinar con detenimiento su consistencia lógica y homogeneidad contextual. desde el principio hasta el final. para calificar los tres criterios de esta categoría deberemos considerar el testimonio del menor en su totalidad: 1. presenten una narración cronológica (sin digresiones). Autodesaprobación 18. Hay que señalar que una declaración basada en un esquema y no en lo directamente experimentado suele presentar también una estructura lógica. Este criterio se cumple cuando el testimonio tiene sentido global. De este modo. Por el contrario.

1989/1994). Este grupo de criterios se centra en la evaluación de la capacidad cognitiva de los menores. a la presencia o fuerza de ciertos tipos de descripciones. 1989/1994). Al respecto. no se puede esperar que toda declaración creíble cumpla este criterio ya que un relato de un suceso corto que no guarda relación directa con el abuso puede relatarse sin especificaciones ni de espacio ni de tiempo. Es decir. Descripción de interacciones. Los sucesos reales se enmarcan en unas coordenadas espaciales y temporales . 4. es necesario no sólo mencionar una interacción verbal. los distintos aspectos de las personas. Este criterio difiere del anterior en que. 1989/1994). incluye razonamientos utilizados por éste así como expresiones o palabras de uso poco común en un menor. la reacción a la misma y otra acción en respuesta a esta última (Steller y Kóhnken. aunque se presenten yuxtapuestos a ella (estos son los "detalles superfluos" y los contextuales). para que se cumpla. A este respecto se considera que en las declaraciones inventadas estos contenidos no se presentarán. Los criterios englobados en la Categoría 2 Contenidos específicos no se refieren a la declaración como un todo. principalmente. Reproducción de conversaciones. caracteriza a las declaraciones válidas. ya que para la mayoría de las personas es difícil elaborar un relato falso con muchos detalles. familiares. se describe el lugar exacto en que el incidente tuvo lugar. conocidos o relaciones de vecinos). por ejemplo. Dentro de este criterio hay que tener en cuenta que a los niños pequeños les resultará más difícil aportar un testimonio que contenga este tipo de detalles contextuales. desde el punto de vista de la investigación actual. combinado con el anterior. En ocasiones este criterio puede resultar muy revelador porque el menor reproduce el lenguaje del agresor. Cantidad de detalles. se puedan unir los fragmentos formando un todo coherente y estructurado lógicamente. es decir. Este criterio se cumple cuando en la declaración se hace referencia a las acciones y reacciones del testigo y del agresor. deben describirse al respecto tres elementos: una acción. sino a elementos concretos que pueden aparecer en algunas partes del testimonio. Un psicólogo forense con experiencia sabe que a veces pueden aparecer elementos importantes o novedosos de la declaración justo al final de la entrevista. sino también reproducir alguna parte de esa interacción verbal (en forma de diálogo en estilo directo). sólo debe contabilizarse cada detalle una vez. basada en la experiencia directa sea desestructurada y poco lineal. así que este criterio evalúa si el contenido de la declaración encaja en estas coordenadas. No es Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . dadas las limitaciones cognitivas de los menores. Incardinación en contexto o adecuación contextual. hábitos. o cuando se relata la sucesión de acontecimientos paso a paso (Steller y Kóhnken. atienden. Este criterio. a pesar de la falta de estructura lineal. De ahí el interés de respetar hasta el final de la entrevista el principio de relato libre sin sugerencias 3. Sin embargo. como mínimo. presente digresiones cronológicas y posea elementos que no apoyen la declaración. Raskin y Esplin (1991) señalan que. todo ello apunta a la veracidad de la historia. atiende a las alusiones que hace el menor a momentos y lugares concretos (sucesos diarios. La abundancia de detalles en una declaración se da cuando. En una declaración falsa no se espera que se mencionen detalles periféricos de esta índole (Steller y Kóhnken. 6. 5. para que se cumpla este criterio es necesario que. independientemente de las veces que el entrevistado lo cite.

sino que son periféricos y poco relevantes para apoyar la acusación. En acusaciones inventadas es poco probable que se mencionen este tipo de detalles: aspectos concretos mencionados por el menor en relación con el agresor. están más acentuados en las declaraciones que estén basadas en experiencias vividas. Normalmente. viveza y calidad del contenido verbal. Este criterio se cumple cuando el menor da detalles del episodio que están más allá de su comprensión debido. Por ejemplo. Steller y Kbhnken (1989/1994) explican que. Este criterio se cumple cuando en la declaración se realizan referencias a otros acontecimientos o conversaciones de tono sexual fuera del episodio específico. pero sí que se distingan los distintos interlocutores. Este criterio puntúa cuando el menor es capaz de aportar un dato sobre el abuso que parece poco frecuente y que se considera muy por encima de la capacidad de invención del menor. sobre todo en el caso de los niños pequeños. Steller y Kbhnken (1989/1994) consideran que las insinuaciones del agresor que el niño relata. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . En este sentido. 9. Son aquellas características que aumentan la concreción. por ejemplo. La limitación de este criterio es que las complicaciones descritas pueden no ocurrir en un episodio de abuso real. este criterio puede estar presente si el testigo (la hija) describe una conversación con el acusado (el padre) en la que hablaron de las experiencias sexuales de la hija con otras parejas. a juicio de Steller y Kbhnken (1989/1994). y lo hace fuera del contexto de la agresión. ya que si se diera en el contexto de la agresión estaríamos ante conversación y/o interacción. o posteriores. Este criterio se cumple si en la declaración aparecen detalles relativos a situaciones imprevistas que surgieron en el momento del suceso descrito: las interrupciones repentinas. al mentir no se inventan detalles irrelevantes que no contribuyan a afirmar el suceso. o entre éste y una tercera persona. Es uno de los criterios que presenta mayor dificultad en lo que se refiere a su descripción. que puedan resultar sorprendentes o extraños. necesario que exista réplica en el diálogo. pero que no entendió en su momento. pero está relacionada con su contenido. etc. Detalles descritos con precisión e inadecuadamente interpretados. y que pueden aparecer en distintos puntos de la declaración. Detalles superfluos. que alguien llamara a la puerta). 7. su ausencia en la declaración no aporta información sobre la veracidad o no de ésta.. Complicaciones inesperadas durante el incidente. y por tanto. Los criterios incluidos en la Categoría 3 Peculiaridades del contenido hacen referencia a aspectos cualitativos de la descripción que. 11. Otro ejemplo puede ser cuando el agresor habla a la víctima de futuras experiencias sexuales que aún no se han llevado a cabo entre ellos. o los problemas o dificultades que detuvieron el curso habitual o la finalización natural del episodio de abuso (por ejemplo. en el relato de una relación incestuosa. son ejemplos bastante sólidos de este criterio. aunque no irreales. a sus escasos conocimientos sexuales (en su declaración puede confundir los gemidos del agresor con dolor o el semen con orina). referencia a objetos. 10. Asociaciones externas relacionadas. conversaciones previas. Detalles inusuales. La asociación es externa al suceso. 8. entre el agresor y el testigo. Este criterio se refiere a la mención de elementos que no forman parte del curso de los acontecimientos abusivos.

Atribuciones al estado mental del agresor. debe considerarse como una indicación de la veracidad de la declaración. 13. Este criterio es muy similar al anterior (Steller y Kóhnken. Undeutsch afirma que la autocrítica sobre la propia conducta favorece la credibilidad del testigo. 16. asco. El estado mental. cabe tener en cuenta (Bekerian y Dennet. Autodesaprobación. ni siquiera para mejorarlo. 17. "respiraba muy fuerte". De este modo. Si una declaración tiende a favorecer al acusado (se añaden explicaciones o exoneraciones de su conducta). 14. 18. quizá debido a que se pasen por alto en el transcurso de la entrevista. Los criterios adscritos a la Categoría 4 Contenidos relacionados con la motivación se basan en las causas que llevan al menor a hacer la declaración. más que a la falta de claridad de las definiciones.ciertos detalles del relato que. Este criterio es similar al anterior. 12. Es lógico pensar que una persona que está intentando ser creíble cúando miente no planteará dudas sobre la credibilidad de su declaración. indiquen falta de seguridad en lo que narra. Alusiones al estado mental subjetivo del menor. Este criterio se cumple cuando en la declaración se describen pensamientos y sentimientos de la víctima durante el incidente (miedo. 1989/1994). tienen una baja fiabilidad interjueces. sino que es consecuencia de la influencia o de las sugerencias del entrevistador. Admisión de falta de memoria. De producirse se pone en duda que el relato sea completamente ficticio o que esté influido por una tercera persona ya que. Las personas que aportan deliberadamente testimonios falsos responden íntegramente a las preguntas y no admiten el olvido de ciertos detalles. Sin embargo. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . Son las rectificaciones o apostillas que el menor realiza de forma espontánea durante la entrevista. Por tanto. una persona que miente no varía su testimonio. así como las reacciones afectivas y fisiológicas del agresor suelen aparecer en el testimonio con las siguientes expresiones: "estaba nervioso". como se mencionará más adelante. Esta confesión no se espera en el testimonio que pretende incriminar falsamente al acusado (Steller y Kóhnken. Este criterio no se aplica cuando una corrección o añadido no es espontáneo. normalmente. si el testimonio es falso se omitirán determinados elementos que lo debiliten. "le temblaban las manos". Los criterios de este grupo. pensar cómo escapar mientras el suceso ocurre. Correcciones espontáneas. o si el testigo no hace uso de su posibilidad de incriminarlo en otras acciones. a su juicio. 1989/1994). Para la evaluación de este criterio hay que tener en cuenta el desarrollo de las emociones y sus cambios durante el curso de los acontecimientos abusivos. pero referido a los pensamientos. Plantear dudas sobre el propio testimonio. sentimientos y motivos que el menor atribuye al supuesto autor del abuso. 15. El hecho de mencionar detalles autoincriminatorios y desfavorables en una declaración también indica la veracidad de la misma. Se denominan "criterios de credibilidad" porque se evalúan exclusivamente con el contenido verbal de las declaraciones del testigo. 1992) que un menor que dice la verdad puede también obviar. si un testigo confiesa no recordar algún dato es una prueba de la credibilidad del testimonio.). etc. Perdonar al autor del delito. Steller y Kóhnken (1989/94) toman como referencia la idea de Undeutsch de que plantear dudas sobre la exactitud del propio testimonio es un indicio de su veracidad. etc.

la sustitución de las figuras paternas por parte del abusador. facilita la interpretación ya que cuantos más criterios y con más fuerza aparezcan. los intentos por implicarlo en la acción a cambio de regalos. Este criterio evalúa la aparición o no de los detalles propios de un episodio de abuso sexual. las argumentaciones sobre lo inocuo y normal del abuso sexual. 1 . A la hora de llevar a cabo el análisis global. 19. Habitualmente se diferencia la ausencia (0 puntos). En cualquier caso. una descripción de una relación incestuosa en la que la víctima no opone resistencia. Este criterio hace referencia al contenido de detalles que son especialmente relevantes desde un punto de vista criminal. Obviamente. la cantidad de criterios que se cumplen depende de la extensión de la declaración. atención y afecto. por ejemplo. Ahora bien. Las informaciones que se repiten sólo se contabilizan una vez. Otros detalles característicos son. También hay que tener en cuenta que una misma información puede aplicarse a más de un criterio (por ejemplo. la segunda en valorar el grado en que se considera que cada criterio está presente. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . este segundo procedimiento hace más difícil la aplicación y merma la fiabilidad interjueces. Cuanto mayores sean las capacidades cognitivas y menor sea la complejidad del suceso. 3 2 Aplicación El análisis de la veracidad del suceso debe realizarse sobre la transcripción de la entrevista. etc. Un resultado positivo derivado de la presencia de varios criterios puede ser irrelevante si las capacidades cognitivas y verbales del testigo están altamente desarrolladas. el secretismo impuesto al niño. puede parecer poco veraz a las personas que no están familiarizadas con los datos empíricos existentes sobre este tipo de delito sexual. Aquí nos estamos refiriendo a detalles que son los habituales en la dinámica abusiva y que de alguna forma contrarían el común conocimiento que tienen sobre el abuso sexual infantil las personas que no son expertas en estos temas. la presencia (1 punto) o la fuerte presencia (2 puntos) del criterio. Steller y Kóhnken (1989/1994) señalaron la existencia de dos opciones para evaluar los resultados de la entrevista: la primera consiste en tomar decisiones dicotómicas sobre la presencia o ausencia de los criterios. La Categoría 5 engloba un sólo criterio: Elementos específicos de la agresión. El informe final es producto del acuerdo interjueces. Por otra parte. Posteriormente ambos psicólogos deben hacer una puesta en común de las evaluaciones y conclusiones. es habitual que la información que sirve para el criterio "descripción de interacciones" se ajuste también al criterio "reproducción de conversaciones"). un resultado negativo debido a la ausencia de determinados criterios es poco significativo si el suceso es muy breve y poco complejo. más difícil será el análisis de la declaración basado en criterios. mayor veracidad tendrá la declaración. Del mismo modo. Por ejemplo. Steller y Kóhnken (1989/94) advierten que la calidad del contenido de la declaración depende de las capacidades cognitivas del testigo y de la naturaleza del suceso. lo cual indica de nuevo la importancia de que la entrevista se realice adecuadamente. que se describe como larga y continuada y que comenzó con conductas sexuales inocuas (elementos habituales en este tipo de abuso). la evaluación de la entrevista deben llevarla a cabo dos psicólogos expertos que analizarán rigurosa e independientemente cada uno de los criterios para tomar una decisión global de la validez del testimonio. Se deben tener en cuenta solamente los contenidos referidos al incidente sexual. Detalles característicos. pero para los expertos constituye un signo de credibilidad.

se cuenta con la certeza de la autenticidad o falsedad de la declaración. informe psicológico sobre la baja probabilidad de que se hubiera dado el abuso y resultados de polígrafo indicando la inocencia del agresor. Este capítulo se referirá únicamente a los estudios que han aportado resultados relevantes y. Otro problema que encontraron es la baja frecuencia de algunos criterios ("correcciones espontáneas" y "cantidad de detalles"). informes médicos. presentan el inconveniente de que los casos carecen de realismo. De este modo. aplicaron el CBCA a 20 casos considerados confirmados y a 20 considerados no confirmados. presentes (1 punto) o fuertemente presentes (2 puntos). sin embargo. por presentarse con baja frecuencia incluso en las declaraciones confirmadas. 1. Los autores también diferencian los estudios que han revisado en función de si el objetivo era analizar la fiabilidad. analiza mediante el CBCA. Boychuk y Raskin (1988) también analizaron la validez del CBCA en casos reales. El estudio de Litman y Szewczyk (1983). la validez u otros aspectos. en primer lugar. también puede darse la circunstancia de que la entrevista no se haya conducido correctamente. Estos investigadores desestimaron este último grupo y analizaron la distinta frecuencia con la que se presentaban los criterios en los dos primeros tipos de declaraciones. Por último. Para ello utilizaron un método que les permitió evitar el procedimiento circular del estudio anterior (Litman y Szewczyk diferencian las declaraciones sinceras de las engañosas aplicando el CBCA y posteriormente analizan la presencia de los criterios). desestimación judicial.6. si existe. la posible influencia de las diferencias de edad entre los casos confirmados y Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . "correcciones espontáneas". "elaboración no estructurada". informes médicos o la declaración incriminatoria de otros testigos. no es accesible. que diferenciaron en confirmados y no confirmados. La media para los casos confirmados fue del 24. consideran que el caso está confirmado cuando existe algún criterio como la confesión del agresor. "levantar dudas sobre el propio testimonio" y "autodesaprobación". declaración incriminatoria de otro testigo. etc. dadas las características de la investigación. 173 declaraciones de abuso sexual de menores de entre 5 y 18 años. "reproducción de conversaciones" y "complicaciones inesperadas durante el incidente".3 Investigaciones sobre el CBCA Garrido y Masip (2001) han analizado las diferentes investigaciones que desde los años 80 se han venido realizando sobre los criterios del CBCA. Esplin. Los casos que se consideraron no confirmados presentaban características como: ausencia de informes médicos. el problema principal es que se carece de la certeza de si la declaración es verdadera o falsa. En el caso de los experimentos de laboratorio. confesiones. Wells y Loftus (1991) señalaron que entre sus limitaciones se encontraban. fueron la "incomprensión de detalles narrados con precisión". se centrará exclusivamente en los estudios con casos reales.). citado en Steller y Kóhnken (1989/1994). Estos autores han clasificado los estudios dependiendo de si eran experimentos de laboratorio o estudios de campo con casos reales. Entre las conclusiones principales se observó que algunos criterios aparecían con la misma frecuencia en las declaraciones sinceras y en las engañosas. 1. "asociaciones externas relacionadas". en ese caso no se podrían aplicar los criterios. En el segundo tipo. Los menos discriminatorios. en segundo. puntuando los criterios como ausentes (0 puntos). 2. concluyendo que el 42% podía considerarse sinceras.3. Por otro lado. Los criterios que tenían un mayor poder de discriminación fueron: "detalles inusuales" y "detalles superfluos". Este hecho implica la necesidad de incluir casos en los que hay otras pruebas que confirman inequívocamente la declaración (por ejemplo. Esplin y otros (1988).8 y para los no confirmados de 3. en muchos casos reales se carece de grabación de la entrevista o. por ejemplo. y "descripción de interacciones". el 35% engañosas y el 23% restante parcialmente sinceras. sin embargo.

trabajaron con las declaraciones de niños con edades comprendidas entre los 2-3 años hasta los 9-11 y hallaron que. "perdón al agresor". Los datos encajan con los estudios sobre el desarrollo cognitivo.30>RE <. "autodesaprobación".50). "atribuciones al estado mental del agresor". cinco de los criterios referidos a particularidades del contenido ("detalles inusuales".50). 5. "estructura lógica" y "complicaciones inesperadas durante el incidente". Anson. "admisión de faltas de memoria". "admisión de falta de memoria" y "detalles característicos". En función de este coeficiente. resultado de inocencia en el test del polígrafo. Estos 13 criterios fueron: los tres de características generales. "detalles superfluos". los cuatro de contenidos específicos. Golding y Gully (1993) examinaron la fiabilidad interjueces mediante un estudio de campo de las declaraciones realizadas en 23 casos reales de abuso sexual en los que se consideraba confirmada la culpabilidad del acusado. El primero estaba formado por aquellos que presentaban una fiabilidad adecuada (RE>. "alusiones al estado mental subjetivo del menor". "incardinación en contexto". clasificó los casos en tres grupos: "claramente confirmados" (confesión. Boychuk (1991). "detalles inusuales" y "correcciones espontáneas". evidencia médica y condena). "asociaciones externas relacionadas". "descripción de interacciones". "incomprensión de detalles relatados con precisión". 3. "reproducción de conversaciones". se presentaban con menor frecuencia los criterios: "incardinación en contexto". "fuertemente confirmados" (confesión y condena) y "muy dudosos" (ausencia de evidencia médica. y el tercero por los que presentaban una fiabilidad inadecuada (RE<. Este último estadístico asume que los aciertos debidos al azar pueden darse por igual en las decisiones de presencia y en las de ausencia. "reproducción de conversaciones". lo que no permite calcular la fiabilidad interjueces. como suele hacerse en casos reales. "reproducción de conversaciones". "detalles superfluos". "detalles superfluos". por los criterios que presentaban una fiabilidad marginal (. por su parte. "producción no estructurada" y "detalles característicos". "descripción de interacciones". De 2 a 4 evaluadores familiarizados con la aplicación del CBCA analizaban las grabaciones de las declaraciones. índice Kappa de Cohen y coeficiente de acuerdo del error aleatorio de Maxwell (RE). Uno de los problemas del estudio es que aplican el CBCA a los vídeos y no a las transcripciones. los autores agruparon los criterios en tres grupos. en los casos de niños más pequeños. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores .30). "dudas sobre el propio testimonio". Utilizaron tres procedimientos para medir la fiabilidad: proporción de acuerdo. del grupo de contenidos referentes a la motivación. "cantidad de detalles". Cada evaluador analizaba aproximadamente la mitad de las grabaciones. "asociaciones externas relacionadas". "adecuación contextual". "perdonar al agresor "y "detalles característicos". evaluación de expertos indicando que el abuso probablemente no había ocurrido y desestimación del caso en los tribunales).los no confirmados (las edades iban de 3 años y medio a 17 y había más declaraciones de menores de 5 años en el grupo de no confirmados) y el empleo de un solo psicólogo evaluador. aunque podrían estar contaminados por el hecho de no diferenciar declaraciones verdaderas de las falsas. estudiaron el efecto de la edad del menor en la presencia de los criterios del CBCA. "alusiones al estado mental subjetivo del menor" y "atribuciones al estado mental del agresor") y los criterios "correcciones espontáneas" y "perdón al agresor". el segundo. por su parte. Lamers-Winkelman y Buffing (1996). "descripción de interacciones". Estos investigadores también encontraron que la edad en el momento de la entrevista correlaciona con seis de los criterios: "estructura lógica". Para ello. agrupó a los dos primeros y descubrió que 13 de los 19 criterios del CBCA estaban más presentes en éstos dos que en el grupo dudoso. ausencia de confesión. Posteriormente. 4.

Los criterios que presentaron una mayor fiabilidad interjueces fueron: "estructura lógica". Otros criterios poco útiles a la hora de dar por verdadera una declaración son: "atribuciones al estado mental del agresor" y "dudas sobre el propio testimonio". entre los criterios menos discriminatorios estaba la "autodesaprobación". "reproducción de conversaciones" y "elaboración no estructurada". Como señalan Garrido y Masip (2001). Se calculó la fiabilidad interjueces y la fiabilidad test-retest. bastante improbable y muy improbable. Krispin y Reiter-Lavery (1 9 9 7 ) tres observadores entrenados en el CBCA analizaron cien transcripciones de casos reales de abuso en dos momentos diferentes. La segunda evaluación se producía aproximadamente siete meses después de la primera. aunque los índices más bajos correspondieron a: "correcciones espontáneas". ya que pueden verse influidos por la información no verbal. 1997). Hershkowitz. No obstante. "admisión de falta de memoria". 7. Boychuk. Su aplicación supone valorar 11 aspectos diferenciados en 4 categorías: Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . "incardinación en el contexto". En función de la información disponible. 1 9 9 1 . "autodesaprobación" y "perdón al agresor". el CBCA fue creado para aplicarse a transcripciones y el uso del video supone un riesgo de contaminación de los evaluadores. "correcciones espontáneas". Esplin. 6. Orbach y Hovav (1997) realizaron un estudio de campo con 98 entrevistas a víctimas de abuso sexual provenientes de archivos legales de Israel. 1988. Los autores plantearon que algunos criterios que presentaban una baja fiabilidad interjueces deberían ser eliminados o descritos de forma más precisa: "detalles superfluos". 1. 1 9 9 7 ). Por el contrario. Lamb y otros. clasificaron los casos en un continuo: desde muy probable hasta bastante probable. Esplin. Esta fiabilidad resultó alta (porcentajes medios de acuerdo entre el 7 4 % y el 9 8 % ) . Las mayores puntuaciones se obtuvieron en el grupo de declaraciones "muy probables". También los estudios confirman que las declaraciones de los menores de más edad son más ricas en criterios (Boychuk. 1997). "descripción de interacciones" y "reproducción de conversaciones". "detalles inusuales" y "asociaciones externas relacionadas". De esta línea de investigación también hay que destacar que se incrementa la precisión al utilizar el CBCA para evaluar la credibilidad cuando se analizan las transcripciones en lugar de la información audiovisual. cuestionable. 1991. "incomprensión de detalles relatados con precisión". ya que estos criterios estaban más presentes en las declaraciones verdaderas que en las falsas (Esplin y otros. Horowitz y otros. en general. "detalles superfluos" y "correcciones espontáneas". Boychuk. Como principales conclusiones de estos estudios cabe señalar que los criterios que tienen más poder discriminatorio son: "cantidad de detalles". Para calcular la fiabilidad test-retest emplearon el porcentaje medio para cada criterio (promediado para los tres evaluadores). Los que presentaron menor fiabilidad fueron: "admisión de falta de memoria". En el estudio de Horowitz. "incardinación en el contexto".4 Listado de criterios de validez A pesar de que en algunos estudios sólo se emplean los 19 criterios del CBCA. Sternberg. Lamb. el sistema presenta una fiabilidad interjueces adecuada (Horowitz y otros. "cantidad de detalles". "dudas sobre el propio testimonio". Es su estudio sólo utilizaron 14 criterios del CBCA. "admisión de falta de memoria" y "detalles característicos". Lamb. para completar la valoración del testimonio es necesario tener en cuenta otros criterios que constituyen el denominado "Listado de criterios de validez". Los criterios que diferenciaban las declaraciones plausibles (muy probables y probables) de las no plausibles (bastante improbables y muy improbables) fueron "elaboración no estructurada".

Este apartado tiene en cuenta si las expresiones emocionales durante la entrevista son las predecibles en esta situación. Características psicológicas 1. 3. de la alegación (Raskin y Esplin. Para valorar adecuadamente este aspecto. Susceptibilidad a la sugestión. o no. Se debe valorar de forma orientativa si durante la entrevista el menor ha aceptado sugestiones del entrevistador o ha realizado preguntas que le indicaran qué debía decir. Motivos para declarar 7. Adecuación del afecto 3. Susceptibilidad a la sugestión Características de la entrevista 4. el aceptar una sugestión no indica que la alegación no sea válida. La razón para tener en cuenta este aspecto es que las preguntas de este tipo pueden influir sobre el contenido de la declaración. Consistencia con otras pruebas Estas cuatro categorías pretenden valorar los resultados obtenidos al aplicar el CECA con el fin de alcanzar una conclusión definitiva respecto a la validez. Presiones para informar en falso Cuestiones de la investigación 9. Por otro lado. Como ya se comentó al hablar de la entrevista. sus expresiones y el conocimiento que muestra. El primer grupo de criterios hace referencia a las características psicológicas del menor: 1. sugestivas o coercitivas. directas o coercitivas 5. encajan con lo habitual para su edad y experiencia. Lenguaje y conocimientos adecuados. 1991). Consistencia con otras declaraciones 11. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . El siguiente grupo de información se refiere a las características de la entrevista: 4. Contexto de la revelación o informe original 8. se debería llevar a cabo una evaluación de las capacidades cognitivas del menor con el fin de averiguar si ha tenido acceso a informaciones de naturaleza sexual. Preguntas directivas. Consistencia con las leyes de la naturaleza 10. Garrido y Masip (2001) señalan que no siempre está claro cuál es la reacción emocional que cabe esperar. Este aspecto es problemático. Lenguaje y conocimientos adecuados 2. En ocasiones se considera que las víctimas deben presentar una alta expresividad emocional. Adecuación global de la entrevista Motivación para informar en falso 6. Hay que tener en cuenta si las habilidades cognitivas del entrevistado. hay que tener en cuenta la dificultad para detectar una expresión emocional simulada. aunque también es adecuado un estilo inhibido. 2. Preguntas sugestivas. Adecuación del afecto.

muy probablemente increíble. Como puede observarse. al ser contrarios a las leyes de la naturaleza. observaciones conductuales. además de la información obtenida a través del CBCA y del listado de criterios de validez. etc. Las posibilidades para expresar esa valoración final se ajustan a las siguientes cinco categorías: muy probablemente creíble. hay que tener en cuenta. 7. 8. historia familiar. pero al menos. Consistencia con otras pruebas. cuando un menor relata en más de una ocasión hechos que realmente ha vivido. El último grupo de criterios a tener en cuenta son las cuestiones de la investigación: 9. 11. Valorar si con la información que se tiene del caso puede pensarse que hay razones que justifiquen una acusación falsa. indeterminado. sobre todo si éste puede beneficiarse del testimonio.). Es necesario contrastar la información obtenida en la entrevista con otros datos del caso (pruebas médicas. 5. pruebas de que el presunto agresor no podía estar dónde el menor dice. 1. probablemente increíble. Respecto a la motivación para informar en falso. Si algún elemento central contradice otras declaraciones del menor o de otros testigos. Consiste en evaluar si la entrevista ha seguido las directrices del Sistema de análisis de la validez de las declaraciones. la inducción o la presión psicológica) para que realice la declaración. A este respecto cabe señalar que existen algunos impedimentos con los que puede encontrarse el evaluador.5 Conclusiones Antes de emitir una valoración final sobre el testimonio. 10. Consistencia con las leyes de la naturaleza. Si es el menor el que revela la información a alguien de su entorno. hay que advertir que si el menor ha aprendido de memoria una historia falsa. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . etc. se darán puntos en común en el acontecimiento central. Adecuación global de la entrevista. Una vez se hayan tenido en cuenta los datos. Motivos para declarar. sus declaraciones pueden ser idénticas. El CBCA integra aproximaciones diferentes a la hora de valorar el testimonio: en una primera fase se considera el testimonio en su totalidad y. valoración del estado psicológico y emocional. Presiones para informar en falso. Si los acontecimientos descritos son realistas o si. indican que son producto de la fantasía. para aplicar el Sistema de análisis de la validez de las declaraciones es necesario disponer de la suficiente cantidad de información al respecto aunque. las imposibilidad legal para desarrollar adecuadamente el procedimiento de la entrevista o para acceder a más información sobre el caso. hay que tener en cuenta los siguientes criterios: 6. Por otra parte. se debe determinar la credibilidad global del testimonio. el papel que desempeñó el menor y el lugar de los hechos. Contexto de la revelación o informe original. AI respecto. Valorar la posible influencia ejercida sobre el menor (a través de la sugestión. Consistencia con otras declaraciones. probablemente creíble. en comparación con situaciones en las que es un adulto el que revela el hecho. gestos que acompañan a la descripción del acto. esto no siempre es posible. A pesar de todo ello. la validez se ve reforzada. tampoco hay que esperar que la consistencia sea total. las ventajas del sistema son claras. toda la información adicional del caso: documentación. en situaciones reales de abuso. como por ejemplo.

no un detector de mentiras. y la complejidad de los hechos disminuye. El método permite. es diferenciar los relatos que provienen de hechos reales de los que provienen de hechos imaginarios. Por ejemplo. hay que tener en cuenta que el concepto de "verdad" en esta técnica se concibe de diferentes formas al igual que en otras que se basan en el análisis de contenidos. supone pensar que las intencionalmente falsas están basadas en esquemas rígidos y son más lineales. lo que sugiere que algunos criterios covarian entre sí más que otros. nivel educativo. si aparece el criterio "cantidad de detalles" es más fácil para el evaluador apreciar el criterio "detalles superfluos". estos aspectos deberían investigarse más. Por ejemplo. este método permite evaluar si un determinado caso se ajusta a los criterios que se han dado en casos reales de abuso sexual. en la clasificación. etc. es posible que determinados errores. se asocien a testimonios ficticios o falsos. espontáneamente. no queda claro si el criterio debe codificarse si aparecen los dos aspectos o si con mencionar uno sólo es suficiente. factores sociodemográficos. Por ejemplo. se considera que el Sistema análisis de la validez de las declaraciones es útil aunque sea necesario continuar desarrollando investigaciones. las referencias espaciales de las temporales. Estos planteamientos no son mutuamente excluyentes. Este mismo autor señala que algunos criterios presentan dificultades a la hora de contabilizarlos. además. así como la realización de análisis de múltiples variantes para determinar la importancia relativa de los diferentes Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . A pesar de esas dificultades. hay que recordar que este sistema es un medio para analizar el testimonio. pero si se pone el énfasis en la coherencia entre lo narrado y los hechos reales. Por último. Esto implicaría que el testimonio de un menor que intencionalmente declara en falso no se diferenciaría de aquel en el que. la validez de los criterios también se ve amenazada por el hecho de que el evaluador puede verse inclinado a apreciar la presencia de uno de los criterios al haber observado la presencia de otro. a fin de conocer bajo qué circunstancias el criterio de "elaboración no estructurada" es un buen indicador de la veracidad. convirtiéndose incluso en un ritual. Una de estas formas. 1992). a medida que las habilidades cognitivas de un testigo se incrementan debido a su edad. Sin embargo. Sternberg y Esplín (1994) señalan que el paso del tiempo entre lo experimentado y el recuerdo aumenta la tendencia a basarse en guiones. puede narrarse de forma estructurada y esquemática. Bekerian y Dennet (1992). a su vez.posteriormente. hay que tener en cuenta que la fase de la entrevista es fundamental ya que el número de criterios que se cumplen depende de la cantidad de información que aporte el menor. como advierten Raskin y Seller (1989). como ya se ha señalado. Al no diferenciar. disponer de una estructura clara para analizar el testimonio así como las conclusiones. De todos modos. y ésta. Asimismo. cuestionan la validez teórica de algún criterio del CBCA. intencionados o no. se aporta una información falsa (Bekerian y Dennet. esperar una elaboración desestructurada en una declaración veraz. el criterio "incardinación en contexto" hace referencia a si el menor menciona o no elementos espaciales y temporales relacionados con la vida cotidiana. la aplicación del sistema produce resultados menos concluyentes. existen criterios que plantean dificultades por su baja fiabilidad interjueces. Por otra parte. Raskin y Steller (1989) aconsejan que se lleven a cabo estudios que evalúen la fiabilidad interjueces de los criterios de fiabilidad. Por último. por su parte. Lamb. Como señala Sporer (1997). Esto apunta a la necesidad de una definición más precisa de los criterios del CBCA. si un suceso se experimenta con cierta regularidad. Así. ajustándose a lo que los expertos llaman memoria re-episódica. de la técnica empleada en la entrevista. se centra la atención en aspectos específicos del mismo. Además. Otro modo es considerar la intención de decir la verdad y la intención de mentir del entrevistado y un tercero se centra en distinguir entre los relatos que contienen información correcta y aquéllos que contienen errores.. En conclusión.

etc. En el citado estudio se emplean únicamente 13 criterios del CBCA. aunque no existen reglas específicas sobre el número de criterios que tienen que estar presentes. lo que dificulta diferenciar entre los relatos generados externamente y los que lo son internamente.) y más detalles semánticos que los de origen interno. Pese a que estos aspectos no constituyen criterios de credibilidad. sensoriales (colores. aunque sí subrayó la influencia de la demora. El estudio evalúa las transcripciones de declaraciones llevadas a cabo por estudiantes universitarios y se aparta. las declaraciones verdaderas tienen más información idiosincrásica. sin embargo. Sin embargo. presentan más atributos cognitivos (referencias a procesos cognitivos. se pide a los evaluadores que juzguen el carácter positivo o negativo de la experiencia relatada. por su parte. dado que los criterios del 14 al 19 (contenidos relacionados con la motivación y elementos específicos de la agresión) no se consideran relevantes porque los sujetos del estudio no relatan ninguna agresión.criterios para discriminar entre las declaraciones veraces y las inventadas. El autor consiguió discriminar entre las declaraciones reales y las sugeridas a través de un procedimiento similar al empleado en el estudio de Schooler y otros (1986). semánticos y cognitivos) para distinguir la información almacenada en la memoria de origen interno (recuerdos autogenerados o imaginados) de la de origen externo (percepciones). En estos casos las declaraciones falsas son más ricas en información semántica y contextual. que dificulta distinguir entre ambos tipos de recuerdos (con el paso del tiempo. utiliza los planteamientos de la técnica del Reality Monitoring (RM) y los criterios del CBCA coro el fin de evaluar la validez discriminatoria de estos dos instrumentos y comprobar si el uso conjunto de ambas técnicas ayuda a diferenciar con mayor precisión entre las declaraciones que provienen de hechos experimentados y las que son fruto de la fantasía del sujeto. Estos últimos. ya que los niños tienen menos problemas que los adultos para generar fantasías que tengan un carácter vívido.1 Modelo de control de la realidad de los recuerdos (Reality Monitoring) Johnson y Ray (1981) proponen tener en cuenta cuatro aspectos (contextuales. En ese sentido. Además. "sentí". Los recuerdos de origen externo tienen más atributos contextuales (espacio-temporales). Sporer (1997) los incluye para valorar la adecuación del Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . ruidos. el sujeto que engaña y tiene tiempo para elaborar su relato. Alonso-Quecuty (1990). que los relatos falsos-sugeridos tuvieran más referencias idiosincrásicas que los verdaderos. El estudio no confirmó.). no puede ser detectado a través de la aplicación de la técnica de Johnson y Ray. "estaba asustado". con información post-evento. los resultados son interesantes ya que ponen de manifiesto la utilidad de complementar el CBCA con otras técnicas que también se basen en el análisis del contenido de las declaraciones. Alonso-Quecuty (1995) señala la dificultad que supone la aplicación del modelo de control de la realidad de los recuerdos a las declaraciones de menores de entre ocho y diez años. 1988). De este modo. de nuestra investigación sobre abuso sexual infantil. Sporer (1997). etc. sin embargo. al aplicar este modelo. el grado de implicación y la sensación de pérdida de control experimentada. 2. menciones idiosincrásicas como "pensé". iluminación. comprobó que los relatos verdaderos tienen más información contextual y sensorial. sensoriales. parece que dos criterios clave para la veracidad de la declaración son los de "estructura lógica" y "elaboración no estructurada" (Yuille. por tanto. Sin embargo. mientras que las falsas presentan más detalles contextuales y sensoriales).

La segunda. 2) Cantidad de detalles e incardinación en el contexto. AI margen de estas dos variables. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . Sporer (1997) señala en sus conclusiones que. En el estudio se utilizan asimismo las ocho subescalas de Sporer y Kuepper (1995) derivadas de las escalas del Cuestionario para evaluar las características de la memoria de Johnson y otros (1988) utilizado en la técnica del Reality Monitoring. Sin embargo. información espacial. De esta forma se podría evaluar independientemente la presencia de cada conjunto de criterios y establecer la fiabilidad interjueces para cada grupo. Ninguno de los criterios del Reality Monitoring satura en este factor y sí los tres del CBCA ("descripción de interacciones". En este factor saturan el criterio de "alusiones al estado mental subjetivo" y los criterios "operaciones cognitivas" y "emociones y sentimientos". utilizando los criterios del CBCA también pueden darse estos efectos de contaminación. proviene de la investigación cognitiva. En este factor se incluyen también los "detalles superfluos" y el criterio de información espacial y temporal. que cabe esperar que haya un efecto de contaminación. El problema es que para los objetivos del estudio (comparar la validez de las dos técnicas) las diferencias en los resultados podrían atribuirse a las diferencias en sensibilidad y a otras características personales de los respectivos evaluadores. De cualquier forma. a fin de conocer las dimensiones del CBCA y del RM. la de "reconstrucción de una línea histórica" satura altamente en este factor. realismo y operaciones cognitivas.CBCA. información temporal. en este factor satura altamente el criterio de "reconstrucción". Esas subescalas son: claridad. 4) Claridad. De todos modos. es lógico que si se identifican pocos criterios del CBCA en una declaración. 3) Sentimientos y pensamientos. experiencias sensoriales. las clasificaciones sean también bajas. obtiene cinco factores que se interpretan del siguiente modo: 1) Consistencia lógica y realismo. existen algunas dimensiones que sólo están presentes en el CBCA y no en el Reality Monitoring. "reproducción de conversaciones" y "atribuciones al estado mental del agresor"). emociones y sentimientos. no es de extrañar que las valoraciones que éstos realizan de las declaraciones no sean independientes. dado que los evaluadores aplican ambas técnicas a las declaraciones (los criterios del RM después de los del CBCA). si se emplean dos técnicas. reconstrucción de la historia. y negativamente los "detalles inusuales" y "complicaciones inesperadas". al aplicar los criterios del RM a la misma declaración. Lógicamente. lo que hace difícil considerarlo como un criterio del factor "consistencia lógica" o como un criterio de este factor de claridad. donde cobra relevancia la interacción entre la víctima y el agresor. ya que la aplicación del instrumento es más apropiada en la medida en que lo que se relata es psicológicamente similar a las experiencias de abuso sexual en menores. Aplicando un análisis factorial a los criterios de ambos instrumentos. sin embargo. cada técnica tiene un origen distinto. por ejemplo. es decir. Este análisis factorial podría contribuir a la formulación de una teoría socio-cognitiva de la detección de mentiras que unificara ambas aproximaciones. 5) Interacciones verbales y no verbales. Por ejemplo. el criterio "descripción de interacciones". Al margen de la alta presencia del criterio "claridad" del RM. es adecuado trabajar también con dos grupos de evaluadores: uno de ellos entrenado en el CBCA y el otro en los criterios del RM. La primera proviene del ámbito forense.

cuantas más sean las respuestas afirmativas. que a lo largo de la declaración el menor manifieste que ha participado en conductas que le hacen sentir culpable. La escala es útil en los casos en lo que puede entrevistarse al presunto agresor. Se evalúan las declaraciones del menor. Por tanto. Sentimientos de culpa. Aportación de detalles específicos sobre la actividad sexual.2 Escala para evaluar la credibilidad de las partes (Sexual Abuse Legitimacy) El objetivo de esta escala desarrollada por Gardner (1987) es ayudar a los entrevistadores a objetivar su informe para que la declaración presente ciertas garantías. lo que le llevaría a ser consistente en sus explicaciones en sucesivas entrevistas. Indecisión en la revelación del abuso. 8. 2. al desvanecerse los recuerdos con el paso del tiempo y especialmente en los niños más pequeños. el lugar y otras circunstancias. por tanto. Sporer (1997) encuentra en su estudio un dato que contradice lo expuesto en la investigación de Alonso- Quecuty (1992): es más fácil discriminar entre los relatos que provienen de algo experimentado y los que provienen de algo inventado cuando los sujetos han tenido un tiempo para preparar la narración. Consistencia de la descripción. Cuando el menor tiene una imagen mental de la experiencia. manifestados explícitamente. De todos modos. por las consecuencias de su testimonio sobre el acusado. puede perderse la consistencia.2. Descripción creíble del abuso. Miedo a la venganza.1 Evaluación de las declaraciones del menor Criterios con alto valor diferenciador 1. 5. la puede utilizar como referencia para describir lo sucedido. 3. Observar un comportamiento sexualizado en el niño o considerar creíble la descripción que de este tipo de conductas hacen los padres. Episodios frecuentes de excitación sexual. Las preguntas se formulan de modo que. Es decir. Cuando el menor dice sentir temor por haber recibido amenazas. mayor es la probabilidad de que el abuso se haya cometido. el procedimiento de los estudios no es comparable. 4. lo que provoca que no sean espontáneas cuando exponen el abuso. Culpabilidad por su participación en las actividades sexuales. es preferible tener en cuenta este criterio cuando el tiempo transcurrido entre el abuso y la entrevista es menor. debido a que las víctimas reales pueden sentirse avergonzadas o amenazadas. contra él o contra su madre. 6. Vemos. una serie de criterios aplicables al acusador (especialmente cuando es la madre) y una serie de criterios aplicables al acusado (especialmente cuando es el padre). Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . Hay que tener en cuenta que. La declaración debe ajustarse a lo que se considera "razonable" en un episodio de abuso. o el agresor amenaza con suicidarse. 7. 2. 2. que la escala Sexual Abuse Legitimacy (SAL) está pensada especialmente para aquellos casos en los que el agresor es el padre y la denuncia ha sido presentada por la madre.

Desórdenes psicosomáticos. En ocasiones la víctima puede desarrollar ese tipo de personalidad. 10. Trastornos del sueño. Ausencia del síndrome de alienación parental. La no existencia de este síndrome incrementa las posibilidades de que la declaración se haya realizado de buena fe. En ocasiones estos sentimientos también pueden dirigirse hacia la madre por no haberle protegido del abuso. Los menores traumatizados por el abuso se suelen enfrentar al trauma reviviendo la experiencia de una manera manifiesta o bien simbólica. a medida que pasa el tiempo transcurrido desde la denuncia hasta la entrevista. 20. La descripción no es una letanía ensayada. 11. hay que tener en cuenta la terminología utilizada. que puede darse durante la entrevista o en el hogar. hay que tener en cuenta que es posible que una declaración real parezca un discurso ensayado tras explicarla varias veces. por ejemplo. mientras que los menores que han sido entrenados. La existencia de daños físicos en los genitales del menor o que éste se sienta dañado debido a la percepción social de las actividades sexuales. es más probable que se relaten pocos incidentes. Criterios con valor moderado 14. Sin embargo. Para ello. 16. Sentimientos de haber sido traicionados por el agresor. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . lo que elimina posibles motivaciones a declarar en falso. encopresis y ansiedad por la separación. Amenazas o soborno para que no revele el abuso formuladas por el supuesto agresor. 17. Personalidad sumisa. Juego de desensibilización en el hogar o durante la entrevista. 9. 19. La descripción no está tomada de otras personan o fuentes. 13. que los explotó y utilizó. Sin embargo. En el caso de historias inventadas. Presencia de síntomas depresivos. suelen mostrarse más asertivos y coléricos durante la declaración. No hay disputa por la custodia del menor. que esos síntomas son consecuencia del abuso y no de otros conflictos familiares como. Criterios de bajo valor diferenciador 22. mayor es la probabilidad de que una víctima real incorpore terminología empleada por los adultos. La tensión y la ansiedad consecuencia del abuso pueden traducirse en componentes somáticos tales como náuseas. algunos niños pueden presentar enuresis. no obstante. Como consecuencia del trauma. de decisiones sobre la custodia. 15. vómitos y dolores estomacales. Hay que evaluar cuáles son las causas de ese retraimiento. 18. Retraimiento. El abuso se prolongó durante un periodo de tiempo extenso. 21. Hay que considerar. 23. Conducta regresiva. 12.

humillar o vengarse del acusado. 2. Conducta seductora con el acusado en el caso de las niñas. Parece que este tipo de reacciones son más probables cuando el abuso se produce con el consentimiento de la madre. ésta se implique en las tareas del hogar. El entrevistador debería ser capaz de diferenciar el motivo por el cual el menor se retracta. En ocasiones. Retractarse por miedo a represalias por parte del acusado. En los casos de las madres que inducen a mentir. Aprecia la importancia de la relación entre el menor y el acusado. 9. Criterios de valor moderado 7. víctimas de abuso. el cuidado de los hermanos.2 Criterios aplicables al acusador Criterios con alto valor diferenciador 1.. En los casos de alegaciones falsas. actuando como si fuera la esposa del padre. las madres de los menores abusados fueron. El criterio se cumple cuando se sabe que el abuso se ha mantenido en secreto. No se ha buscado a un profesional de la salud mental o a un abogado. Hace referencia a que. etc. Criterios de balo valor diferenciador 11. En este caso no se retracta por sentimiento de culpa a las consecuencias de la declaración. 6. Pasividad y/o inadecuación. El acusador inicialmente niega o minimiza el abuso. Como vemos. Se aplica el criterio cuando esa conducta es observada por el propio entrevistador o cuando se considere creíble la descripción que hace la madre de esta conducta. Es más probable que las madres estén aisladas socialmente en casos reales de abuso. algunos criterios se extraen de la declaración del menor y otros de los conocimientos que el entrevistador tiene sobre el caso o sobre la conducta del menor. Es consciente del trauma que puede suponer para el menor la repetición de las entrevistas. La alegación no se realiza en un contexto de litigio por la custodia del menor. Poseen un historial de abuso sexual en la infancia. Siente vergüenza por la revelación del abuso. No existe una intención manifiesta de destruir. a su vez. sino por la presión que el agresor ejerce sobre el menor para que guarde silencio. 4. 24. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . lo que hace que en muchas ocasiones este criterio sea difícil de aplicar. 3. 26.2. como consecuencia del abuso por parte del padre. Pseudomadurez en el caso de las niñas. 5. Aislamiento social. 2. No interfiere en la narración del menor durante la entrevista conjunta. 8. no se manifiesta el deseo de salvar la relación. 10. las madres suelen mostrarse asertivas y dominantes. Recurrir a esos profesionales parece ser más habitual en el caso de historias inventadas. 25.

Historial de consumo de drogas y/o alcohol. Ser controlador. 7.3. se incrementa la probabilidad de agredir sexualmente. Criterios de bajo valor diferenciador 11. Baja autoestima. Se muestra reacio a someterse al detector de mentiras. Tendencia a experimentar regresiones en períodos de estrés. 4.3 Criterios aplicables al acusado Criterios con alto valor diferenciador 1. A medida que se elimina el tabú del incesto. 13. Elección de una profesión que le permite estar en estrecho contacto con los menores. compensando así el sentimiento que albergan de ser personas inmorales. aunque sí tiene acceso directo al menor. Ser moralista. los niños pequeños (de 2 a 5 años) se caracterizan por un pensamiento preoperatorio que puede influir sobre el relato. Este criterio se basa en el hecho de que elegir un menor para perpetrar el abuso es un síntoma de baja autoafirmación y autoestima. Negación débil y/o realizada con poco convencimiento. 10. 2. En ocasiones los agresores incestuosos imponen normas de conductas moralistas en su entorno familiar. 9. 12. El padre que abusa de sus hijos suele tener dificultades para manejar situaciones de estrés en las relaciones igualitarias entre adultos. Soborno y/o amenazas al menor para que guarde secreto. Por otra parte. No ser el padre biológico del menor.1 Alegación de abuso sexual 1. Presencia de otras desviaciones sexuales. Claridad. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . El agresor posee un historial de abuso sexual en su infancia. 6. señalando el tipo de información que se debe tener en cada caso antes de emitir un juicio sobre la credibilidad de las declaraciones. La alegación no se produce en el contexto de una disputa por la custodia. 3. 2. 2. 8. un niño mayor puede presentar un relato confuso debido a las amenazas recibidas o a que alguien lo esté manipulando.3 Modelo conceptual para la evaluación de la credibilidad De Young (1992) propone una guía de pasos a seguir en la investigación de los abusos. de modo que éste carezca de lógica y resulte poco claro. Conductas dominantes en la familia. El abuso es una muestra más de ese patrón de conducta. Criterios de valor moderado 5.2. Teniendo en cuenta los conocimientos sobre el desarrollo infantil. 2.

3. Es más probable que un menor que inventa el abuso exprese de forma directa emociones negativas.3 Indicadores de abuso sexual 1. Tener en cuenta las reacciones emocionales que experimenta la víctima. Detalles afectivos. La consistencia a través del tiempo es un indicador de credibilidad. una víctima puede retractarse al observar la reacción de otros. Por tanto. Si no se aportan estos detalles. un vínculo débil con los padres. 3. Detalles sobre el secreto. 2. Una cuestión a tener en cuenta sobre este criterio es que se debe investigar por qué un menor posee conocimientos sexuales inapropiados para su edad. etc. Valorar hasta qué punto el menor es vulnerable a la manipulación. Rapidez de la revelación. Cuanto más se correspondan los sentimientos con las características del abuso. ausencia de la madre o aislamiento familiar. Información sobre el autor y el lugar en que tuvo lugar el supuesto abuso. el chantaje o el soborno. El contexto de un divorcio o conflicto por la custodia o el protagonismo de un adulto en la acusación (especialmente cuando ese adulto resulte beneficiado con la declaración) incrementa la probabilidad de que se trate de una acusación falsa. 2. hay que tener en cuenta que se pueden dar sentimientos ambivalentes. además. 2. 3. Es un criterio difícil de evaluar. De todos modos. El retraso podría explicarse por el miedo de la víctima al agresor o a que no le crean. Hay que tener en cuenta. Vulnerabilidad del menor. especialmente si el agresor pertenece al entorno familiar. 2. culparle del abuso. más creíble resultará la declaración. Seguridad. o son contradictorios. abandono. la consistencia no es un criterio suficiente.3. Detalles contextuales. Por el contrario. Que la declaración no se (leve a cabo inmediatamente después de que se produzcan los hechos no indica necesariamente que ésta sea falsa. 2.) 4. Hay que tener en cuenta también que los niños más pequeños se pueden sentir desorientados si los abusos se han producido en distintos lugares y ocasiones. que es difícil que el menor que está inventando el abuso pueda describir adecuadamente cómo avanzan las distintas actividades sexuales (desde los tocamientos iniciales hasta la penetración vaginal y/o anal). Motivación para mentir. Sin embargo. Detalles específicos. 4. 5. Se debe indagar sobre las posibles estrategias de presión a las que ha sido sometido el menor que explican por qué no habla libremente (amenazas. una alegación apasionada se interpreta como un intento de compensar la mentira. Pruebas que avalen los detalles aportados. es más probable que se trate de una denuncia falsa. Para esta valoración se pueden manejar criterios como el escaso conocimiento sexual del menor. Obtener información sobre si había otras personas presentes o si conoce a otros menores que también fueran víctimas del supuesto agresor. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores .2 Elaboración de detalles La segunda fase del modelo consiste en conseguir que el menor aporte detalles sobre el supuesto abuso sexual: 1. No es extraño que el menor víctima de abuso se muestre durante la entrevista tímido e inseguro.

la validez de la declaración aumenta si el menor menciona complicaciones inesperadas y si informa de que el agresor le ha presionado para que guarde silencio. el menor parece preocupado por agradar al entrevistador (figura de autoridad). investigar si otras personas significativas han podido influir en el menor.5 Guía para la evaluación de la credibilidad y la validez Mapes (1995). 1. un enema por prescripción médica). En cualquier caso. aunque la declaración en su conjunto debe guardar una estructura lógica. Hipótesis respecto a cómo el menor procesó el abuso: que no lo haya sentido y. cabe esperar declaraciones con digresiones y con correcciones espontáneas. los factores ambientales y la presencia de síntomas o psicopatologías. En cuanto a las hipótesis relativas al sesgo confirmatorio del entrevistador hay que señalar la importancia de no reforzar respuestas que vayan en una determinada dirección. Por otra parte. y algunos aspectos de la comunicación no verbal (postura o expresión facial) no encajan con la respuesta verbal. se incrementa la cantidad de detalles contextuales y temporales. no tenga un esquema de haber sido abusado (por ejemplo. Hipótesis relativas al procesamiento de la información por parte del menor durante la entrevista: no comprende el objetivo de la misma. hay una motivación externa (amenazas) que distorsiona las respuestas. por lo tanto. aunque éstos no sean criterios de credibilidad.4 Modelo de procesamiento de la información O'Donohue y Fanetti (1996) aportan un conjunto de hipótesis relativas a los diferentes modos en que el menor procesa las informaciones del abuso y de la entrevista. tener en cuenta la conducta de los entrevistadores y las técnicas de entrevista. Asimismo. asimilando una experiencia abusiva a otro esquema (estar jugando). Contrastar las diversas declaraciones existentes a fin de comprobar si el menor ha sido expuesto a información post-suceso. este sistema propone una evaluación de la fase de la entrevista incidiendo en la necesidad de tener en cuenta ciertos factores. 3. propone analizar la declaración.2. a mayor edad. que perciba o codifique inadecuadamente el suceso. 2. la falta de rapport le hace sentir incómodo. 2. También hay que prestar atención Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores . que su declaración pueda estar contaminada por alguna fuente externa (por la intervención de otro profesional o la interferencia de alguna entrevista previa). Este podría ser el caso de la evolución de declaraciones iniciales —en las que se describe una conducta relativamente inocua hacia otras declaraciones posteriores en las que se describen conductas muy abusivas o improbables—. que perciba incorrectamente un episodio no abusivo como si lo fuera (por ejemplo. La declaración del menor. por su parte. Para evaluar este criterio se hace necesario tener en cuenta el desarrollo cognitivo del menor. y que la cantidad de detalles (ausencia o presencia) sea acorde a las capacidades evolutivas del menor. hay que prestar atención a los detalles aportados en la declaración. porque haya sido drogado). Como vemos. así como los posibles sesgos del entrevistador: 1. así como no ignorar los datos contradictorios. a menos edad se incrementa el número de detalles periféricos en relación a los centrales y. algunas preguntas son coercitivas. que tenga problemas para distinguir sucesos reales de sucesos imaginados.

hay que indagar sobre las razones que hacen que el menor se muestre reacio a contar el episodio (amenazas. 3. También es necesario evaluar hasta qué punto las personas del entorno habitual del menor han podido influir sobre sus recuerdos y.). etc. Si este fuera el caso.). puede que no se produzca disociación. en consecuencia. 2. Es necesario indagar sobre los conocimientos sexuales que poseía el menor antes de revelar el abuso. etc. También es frecuente que el menor manifieste represión o reacción disociativa. el menor se habría visto expuesto a preguntas tendenciosas y habría observado la severidad de los padres contra el supuesto agresor. así como sobre el contexto en que se produce la declaración (por ejemplo. si es en el marco de un proceso de separación o divorcio). En esa misma línea es interesante saber si alguno de los padres ha sufrido abusos en la infancia y. Análisis de otras personas significativas. Es necesario identificar a las distintas personas que han hablado con el menor sobre el abuso (familiares. Todo esto influiría en la conducta del menor. para ver si está en consonancia con la etapa evolutiva del menor. 5. ya que estas actitudes podrían habérselas trasmitido a sus hijos e influir en las alegaciones y en los recuerdos. por tanto. carencia de habilidades. Asimismo. la madre puede mostrarse ambivalente respecto a la necesidad de no perder completamente el contacto con el progenitor. en caso afirmativo.) y posibles instrumentos de ayuda (cómo se le presentaron y si el entrevistador sobreinterpretó las reacciones del menor). No obstante. policías. hay que evaluar si la reacción de los padres ha sido la de buscar la verdad de forma agresiva. En el caso del incesto cometido por el padre. repetición de preguntas. Por otra parte. Entrevistadores y técnicas de entrevista. profesores. en la declaración. Factores ambientales.al vocabulario utilizado. la ausencia de estos síntomas no indica que el abuso no haya tenido lugar. etc. 4. Si el niño es demasiado pequeño puede considerar que el acto no reviste gravedad o no saber que es inapropiado y. de modo que se hace necesario indagar sus causas de aparición (ambiente familiar conflictivo. Sin embargo. Por otra parte. Sintomatología y psicopatología. etc. Frecuentemente los padres del menor se muestran reacios a admitir el abuso. Asimismo. tanto este síntoma como otros que puede presentar el menor pueden ser efecto de otros factores. También se debe indagar sobre el posible uso de técnicas reconstructivas (preguntas tendenciosas. problemas escolares. hay que saber hasta qué punto los padres son susceptibles de percibir abusos en situaciones de la vida cotidiana que otras personas consideran normales. deseo de terminar la entrevista. hay que analizar si en esas conversaciones o entrevistas previas se actuó de forma neutral. la propuesta de Mapes respecto al análisis del contenido de la declaración no difiere en exceso de los criterios propuestos por Steller. Como vemos. si lo ha superado. Evaluación de la credibilidad del testimonio en supuestos de abuso sexual a menores .) con el fin de comprobar si alguna de ellas ha podido influir en su declaración. Uno de los síntomas más habituales es la conducta sexualizada.