Vous êtes sur la page 1sur 4

Rendimiento Escolar

Sobre el rendimiento escolar podemos afirmar que se han elaborado muchas


definiciones, algunas de las cuales incluso hacen referencia al término
académico, pero para el análisis en general se pueden usar ambos términos
“escolar” (para los estudiantes de educación básica) y “académico” (mayormente
para estudiantes de educación superior).

El rendimiento escolar es definido como la calificación obtenida por el estudiante


producto del proceso de enseñanza aprendizaje y mediante una evaluación
establecida, dicha evaluación no solo mide conocimiento sino también sus
capacidades cognitivas, conceptuales, aptitudinales y procedimentales que se
demuestran durante el periodo de clases frente al docente.

Para Martínez Otero (2007), el rendimiento académico es “el producto que da el


alumnado en los centros de enseñanza y que habitualmente se expresa a través
de las calificaciones escolares” (p. 34).1

Para Pizarro (1985) refería el rendimiento académico como una “medida de las
capacidades respondientes o indicativas que manifiestan, en forma estimativa,
lo que una persona ha aprendido como consecuencia de un proceso de
instrucción o formación.”2

Para Caballero, Abello y Palacio (2007), “el rendimiento académico implica el


cumplimiento de las metas, logros y objetivos establecidos en el programa o
asignatura que cursa un estudiante, expresado a través de calificaciones, que
son resultado de una evaluación que implica la superación o no de determinadas
pruebas, materias o cursos.”3

1
Martínez-Otero, V. (2007). Los adolescentes ante el estudio. Causas y consecuencias del rendimiento
académico. Madrid: Fundamentos.
2
Pizarro, R. (1985). Rasgos y actitudes del profesor efectivo (Tesis de Maestría). Pontificia Universidad
Católica de Chile.
3
Caballero, C., Abello, R. & Palacio, J. (2007). Relación de burnout y rendimiento académico con la
satisfacción frente a los estudios en estudiantes universitarios. Avances en Psicología Latinoamericana,
25(2), 98-111. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/apl/v25n2/v25n2a7.pdf
El propósito del rendimiento escolar o académico es demostrar que se ha
alcanzado los objetivos propuestos por el educando, los aprendizajes; por ello,
se debe tener en cuenta también que en él intervienen diversos factores internos
y externos, como el nivel intelectual de cada estudiante, la motivación, intereses,
autoestima, accesibilidad a medios, metodología del profesorado, etc.

De esta manera se puede, como docente, tratar de comprobar el alcance


educativo que hemos obtenido mediante una escala cuantitativa y lo más objetivo
posible, con la finalidad de alcanzar las metas en los estudiantes y en los mismos
docentes.

Logros de Aprendizaje

En el marco curricular los logros de aprendizaje son las competencias básicas


que el estudiante debe alcanzar en cada nivel educativo propuesto, es decir que
son a la vez un conjunto de objetivos de aprendizaje básicos, propuestos en cada
área o asignatura a manera general por la entidad educativa correspondiente,
que el estudiante debe adquirir en un tiempo determinado y demostrar a través
de su rendimiento académico.

En nuestro país, el Currículo de E.B.R. propuesto por el Ministerio de Educación


usa la definición de estándar de aprendizaje “Son descripciones del desarrollo
de la competencia en niveles de creciente complejidad, desde el inicio hasta el
fin de la Educación Básica, de acuerdo a la secuencia que sigue la mayoría de
estudiantes que progresan en una competencia determinada. Estas
descripciones son holísticas porque hacen referencia de manera articulada a las
capacidades que se ponen en acción al resolver o enfrentar situaciones
auténticas.”4

Para Tamassia, Claudia V. los estándares son “el conjunto de metas y objetivos
que definen qué es lo que los estudiantes deben saber y cómo deben demostrar
ese conocimiento, forman parte de la agenda de gobiernos y educadores. En el

4
MINISTERIO DE ESDUCACIÓN, Currículo Nacional 2016, Lima, Perú, Pg. 36
ámbito de la educación, su propósito es establecer y medir los contenidos
educacionales.”5

De esta manera estas descripciones definen los niveles y objetivos que se


esperan alcanzar en cada nivel educativo propuesto, y que al finalizar cada nivel
se convierten en la base para los siguientes niveles.

Así, a través de las evaluaciones podemos ver cuán cerca estamos de alcanzar
esos objetivos en cada estudiante, pues debido a muchos factores, no todos
alcanzan de la misma manera o en el mismo nivel dichos objetivos. Gracias a
esa información podemos articular o programar la retroalimentación
correspondiente y adecuar la enseñanza a los requerimientos de cada contexto
socioeducativo.

Para poder establecer los estándares o logros de aprendizaje esperados primero


se debe analizar los antecedentes educativos, luego establecer un diagnóstico
de la problemática, de esta manera se realiza después un programa estratégico
en el cual se incluyen a los actores y sus respectivos roles para dirigirse a
alcanzar el objetivo del aprendizaje educativo.

5
Tamassia, Claudia V. Estándares Educacionales, ¡La Pieza Faltante!. Revista PRELAC N°03. Chile. 2006
Bibliografía

Martínez-Otero, V. (2007). Los adolescentes ante el estudio. Causas y


consecuencias del rendimiento académico. Madrid: Fundamentos.

Pizarro, R. (1985). Rasgos y actitudes del profesor efectivo (Tesis de Maestría).


Pontificia Universidad Católica de Chile.

Caballero, C., Abello, R. & Palacio, J. (2007). Relación de burnout y rendimiento


académico con la satisfacción frente a los estudios en estudiantes universitarios.
Avances en Psicología Latinoamericana, 25(2), 98-111. Recuperado de
http://www.scielo.org.co/pdf/apl/v25n2/v25n2a7.pdf

MINISTERIO DE ESDUCACIÓN. Currículo Nacional 2016. Lima. Perú, Pg. 36

Tamassia, Claudia V. Estándares Educacionales, ¡La Pieza Faltante!. Revista


PRELAC N°03. Chile. 2006