Vous êtes sur la page 1sur 2

Antecedentes

Población joven y participación en Ayacucho.


En el 2010, Ayacucho contaba con una población de 612,489 habitantes y los jóvenes de
entre 15 y 29 años de edad sumaban 156 572, cifras que indican que una cuarta parte de
la población estaba conformada por jóvenes. Desde entonces se constató que este grupo
también tiene una serie de problemas y necesidades, como, por ejemplo, el embarazo en
adolescentes, cuyos niveles han ido en aumento en los últimos años. En el 2008, del total
de gestantes atendidas (13,977), 22% eran adolescentes (3,128). En el 2009, de 14,281
embarazos, 23% (3,252) eran adolescentes; en el 2010, de 14,130 casos, el 23% (3,269)
eran adolescentes, y en el 2011, de 11,515 casos, 25% (2877) eran adolescentes. Por otro
lado, problemas como el analfabetismo y acceso al empleo aún están pendientes para el
trabajo de las instancias sub nacionales de gobierno, en beneficio de la población joven.
En este contexto, en los últimos cuatro años, han surgido en Ayacucho una serie de
organizaciones de jóvenes que han buscado visibilizar sus necesidades e incluirlas, al
lado de los problemas que aquejan a este sector poblacional, en la agenda pública, de
modo que las instancias gubernamentales puedan atenderlas. Se han valido de los
mecanismos y espacios de la participación ciudadana para poder canalizar, a través de
ellos, sus demandas. (Elio Rodríguez, 2016)

JNE Y CONGRESO PROMUEVEN PARTICIPACIÓN EN POLÍTICA DE JÓVENES EN AYACUCHO

- EL 26% de jóvenes en el Perú es excluido socialmente.

“En el Perú, el 26% de los jóvenes es excluido socialmente, por lo que no trabaja ni estudia y vive en
condiciones de extrema pobreza, este grupo abarca a las madres adolescentes, personas discapacitadas,
mujeres y personas de la zona rural aisladas de la participación en la política, lo que ocasiona el retrazo del
desarrollo generacional”(Montalvo, 2009)

Inquietudes juveniles

 ACCESO A UNA EDUCACIÓN INTERCULTURAL BILINGÜE, INCLUSIVA,


COMPETITIVA Y DE CALIDAD CON ENFOQUE DE GÉNERO
 No existe un adecuado enfoque para la promoción de la identidad cultural desde nuestras
escuelas y colegios.
 Docentes con escasa capacidad para la enseñanza desde un enfoque intercultural
y bilingüe.
 Docentes y catedráticos de las universidades públicas e institutitos superiores cuentan
con limitados espacios de formación y fortalecimiento de sus capacidades pedagógicas.
 No existen espacios ni momentos para que los y las adolescentes y jóvenes accedan a
la información sobre orientación vocacional.
 La infraestructura de espacios públicos y privados no responde ni a la demanda ni a las
necesidades de los y las jóvenes con alguna discapacidad.
 Contamos con un sistema educativo que no consideran a los y las jóvenes con
discapacidad, a la población LGTB, a los y las indígenas, ni a los y las afro
descendientes.
PARTICIPACIÓN JUVENIL
 No existe una escuela de formación para la promoción de liderazgos a nivel de las
provincias de la región, con enfoque de interculturalidad, género y derechos humanos.
 Escasos espacios de escucha y encuentro entre las organizaciones juveniles y las
autoridades.
 Limitados procesos de fortalecimiento y articulación de las organizaciones juveniles a nivel
de la región. (Yuly Yaranga, 2015)

EMPRENDIMIENTO Y ACCESO A TRABAJO DIGNO PARA LAS Y LOS JÓVENES


 Escasos procesos de formación sobre emprendimiento en temas de formulación y
evaluación de planes de negocio.
 Las practicas pre profesionales no son reconocidas y mucho menos remuneradas, a pesar
de estar incluidas en la ley.
 Los y las jóvenes con motivación y planes de emprendimiento no pueden acceder a
niveles de crédito.
 Falta de oportunidades para conseguir experiencia laboral, sobre todo en instituciones
públicas.
 Incumplimiento de la Ley Laboral para los y las jóvenes con discapacidad. (Yuly Yaranga,
2015)