Vous êtes sur la page 1sur 1

Piedras Jiménez Ivonne de la Luz

La nueva Geopolítica
19-Octubre-2010

Política y Bloques de Poder


Hasta la aparición del campo socialista, el análisis de las relaciones internacionales, encontraba un marco
interpretativo adecuado en la teoría del imperialismo. Sin embargo a partir de la WWII el campo socialista
se expande significativamente, de modo que incide tanto sobre la propia política de los países imperialistas,
como sobre los países subdesarrollados. Como consecuencia de ello, los análisis de política internacional
que se basan exclusivamente en la teoría del imperialismo que son incompletos.
Según Gramsci una gran potencia sería un país que cuenta con todos los elementos necesarios para en la
medida de lo posible garantizar la victoria en caso de que se produzca un enfrentamiento. El país que posea
un potencial de presión tal que permita obtener al menos en parte, los resultados de una guerra victoriosa sin
haber llegado a combatir.
Existen dos Vías para que una potencia logre sus objetivos. 1. Creando en su seno condiciones necesarias
para ser una gran potencia 2. Tener capacidad de expresar políticamente el comportamiento de gran
potencia. Las condiciones necesarias son, Población y extensión territorial, Fuerza económica ( industrial,
agrícola y financiera), Poderío militar, Paz interna, balance positivo hacia las clases hegemonías, Posición
hegemónica históricamente determinada, Dirección autónoma y efectiva a las actividades del Estado,
Cabeza y guía de un sistema de alianza y pactos para formar un bloque de poder, Presión política para hacer
que los aliados cumplan con los pacto e Influir en otros Estados que no estén dentro de su zona de ingluencia
Toda gran potencia, por razones estructurales y de seguridad, tiende a formar un bloque de poder bajo su
liderazgo económico, político, militar e ideológico (una potencia en cada zona). Una zona de influencia no
puede ser compartida. Pueden distinguirse dos conjuntos de países a) Con condiciones tales que si
cualquiera de ellos pasara a una zona de influencia a otra tendría lugar un cambio cualitativo en balance de
poder entre las dos grandes potencias implicadas. Este conjunto de países constituyen la zona de equilibrio
de la gran potencia. B) Países cuyas economías son dependientes o subordinadas, militarmente débiles e
influyen muy poco a nivel internacional, las contradicciones estructurales son tan agudas que viven en un
estado permanente de conflicto potencia, la zona periférica. El conjunto constituido por la gran potencia, la
zona de equilibrio y la zona periférica forman un bloque de poder.
Cualquiera que sea el modo de producción prevaleciente, toda gran potencia tiene un objetivo político
general: mantener y expandir su zona de influencia. Las grandes potencias sean estas capitalista o
socialistas, tienen como objetivo, la formación de bloques de poder, los cuales generalmente se formalizan a
través de pactos y alianzas económicos, políticos y militares a fin de expandir su zona de influencia.
Según estas definiciones, podemos ver que durante la Guerra Fría, el objetivo principal era la expansión de
la zona de influencia en los Rimlands, a toda costa, apoyando el bando de conveniencia en caso de guerras
civiles, que así ocurrió en la mayoría de los conflictos de la guerra, o patrocinando golpes de Estado en
dónde se veía peligraba el capitalismo.
Hoy en día más que influencia política podemos observar influencias económicas, donde los tratados de
libre comercio son los que atan en beneficiar a una potencia en mayor porcentaje de exportaciones e
importaciones libres. O quizá en las luchas compartidas o de cooperación, por ejemplo, contra el crimen
organizado, narcotráfico etc., permitiendo sólo la ayuda en mayor medida de un país, usualmente hegemón,
como por ejemplo el Plan Colombia.