Vous êtes sur la page 1sur 9

El Legendario Escultor de Luz Lunar:

Volumen 17 Capítulo 10
27-34 minutos

Volumen 17 Capítulo 10

La mala relación con Bard Ray

Traducido por Tartaros

Corregido por DaniR

Editado por AMarauder

[Erradica a la onceava secta de la Orden de Embinyu] era una misión de dificultad ‘B’.
“¡Guauuuu!” “¿Vamos a luchar contra las fuerzas de combate de la Orden de Embinyu?”
“¿No será demasiado peligroso?” “Ciertamente parece divertido.” Weed vendió la misión y
acumuló la gran suma de 130.000 monedas de oro. Estaba vendiendo esta misión a aquellas
personas que habían recibido la noticia aunque hubiesen llegado a altas horas de la noche a
Morata. ¡Un negocio que aportaba ganancias en efectivo sin coste alguno! Amarillento
contoneaba su oscilante trasero con mucha felicidad. ¡MUUUUUUUUUU! Amarillento
esperaba poder mascar un tallo de artemisa si su Maestro se volvía rico. Sin embargo, Weed
era cruel. “Incluso el pan de cebada es caro, por lo que el día que soy capaz de recoger para
ti algunas sobras o alguna otra cosa es porque estoy de buen humor… Pero, ¿artemisa? No
puedo darme el lujo de darte eso. Pero puedo mezclarlo con tu carne más tarde. Vaca
coreana con artemisa, ¡bibimbap!” Amarillento cerró sus grandes ojos con pesar, pero esto
era algo que pasaba todos los días. Aun así, Weed siempre le preparaba el heno y también
podía comer las hierbas que Yurin y Hwaryeong le daban. No tenía ninguna otra queja, pero
actuaba perezosamente de forma deliberada, como si tuviese hambre y no tuviera fuerzas
debido a ello. Se había visto obligado a hacer toda clase de trabajos debido a su robusto
cuerpo y su fuerza al poco tiempo de haber cobrado vida. Al menos, Amarillento iba
ganando sabiduría en su vida. “Parece que es el momento de identificar esto.” Weed sacó el
sello que había recibido del mercenario Smith. Podía decir básicamente qué uso había
tenido basándose en su apariencia; probablemente, había sido un sello para identificar a
Señores, Nobles o gente del estilo, al igual que el Anillo Grabado de Jorudia. Weed frotó
la parte del dragón mientras examinaba los puntos notables de la escultura. “¡[Identificar]!”

Sello Real de un Emperador desconocido


Durabilidad: 3/20.

Consiste en un precioso sello real que ha perdurado a través de la historia del Continente de
Versalles.

Fue creado por un escultor cuya habilidad es difícil de estimar.

Está dañado, por lo que no se encuentra en perfectas condiciones.

Valor artístico: 39.600.

Atributos:

Aumenta el [Honor] en 60 puntos.

Aumenta la [Carisma] en 25 puntos.

Proporciona un 50% de resistencia a toda clase de magia dañina que sea dirigida al cuerpo
de su propietario.

Puede intimidar a nobles y caballeros.

¡Ding!

Por haber examinado con gran detalle el Sello Real de un Emperador desconocido, la
estadística [Arte] ha incrementado en 49 puntos.

También Weed era un escultor experto que había creado muchas obras magnas y obras
maestras. Cada vez que completaba una escultura de ese tipo, ésta sacudía ruidosamente el
Continente de Versalles. “¡Cof! ¡Cof!” ¡Una obra tan increíble que había llegado a
estremecer a Weed! Un ancho sello fabricado en jade y un dragón de oro que parecía estar
en el cielo; ambos poseían energía y belleza. “Es antiguo… y lo noto desgastado, pero no es
de extrañar ya que ha sido usado mucho. Sin embargo, este no deja de ser un trabajo
extraordinario.” La zona en que se sujetaba a la mano estaba completamente mugrienta, y
además gran parte del patrón había desaparecido. Con el largo paso del tiempo, su
solemnidad natural habría aumentado. Jade y oro. El sello había sido creado con una
perfecta comprensión de las características de los materiales. Las partes que no se veían
dañadas estaban creadas con tantos detalles y con un nivel de habilidad que ni Weed era
capaz de lograr. De lejos, parecía un sucio dragón dorado, pero de cerca parecía como si
pudiera moverse o volver a la vida en cualquier momento. “Ya sabía que no era un trabajo
común y corriente pero, ¿quién podría hacer un gravado como este?” El nombre de una
persona que recordaba vagamente le venía a la mente. Tratándose del

Sello Real de un Emperador desconocido

, estaba claro que era un objeto valioso. Aun así, el sello real había soportado tanto el paso
del tiempo que se había desgastado hasta llegar a su aspecto actual. Un vídeo en el que
aparecía un tipo comenzó a pasar por delante de Weed; era un recuerdo guardado dentro de
la escultura.

Un hombre anciano ataviado con ropas de tela ordinaria está esculpiendo. Se encuentra en
un enorme palacio real, caballeros y magos se inclinan ante él con extrema cortesía. Riiis.
Raaaas. La forma de un dragón se va formando bajo el cuchillo de tallar del viejo. El
cuchillo se mueve lentamente, hace parecer que el tiempo está conteniendo la respiración.
Corta las partes que requieren ser eliminadas y agrega detalles allí donde le parece
necesario. Solo se pueden ver los movimientos regulares de su mano, sin embargo, el
dragón de oro que está creando posee tal nobleza que nadie será capaz de apartar la
mirada. Cada vez que el cuchillo de tallar se mueve siente gran preocupación, ya que es
posible cometer algún error que arruine esta gran obra. Sin embargo, a medida que el
cuchillo de tallar se desliza, el relieve se va convirtiendo en una figura que se acerca sin
duda a su obra definitiva; estar nervioso parece algo ridículo. ¡Un tesoro! ¡Un sello con
un dragón de oro que da la impresión de elevar la dignidad de su portador gracias su
resplandeciente belleza! Este es el nacimiento del sello real. “Que este emblema sea lo que
me represente.” – declara el anciano que ha creado el sello. En ese momento, los
caballeros y magos gritan. “¡Aceptamos la voluntad de Su Majestad!” Pero eso no es todo.
¡Hay innumerables esculturas por todo el palacio! Son similares a los humanos, pero las
esculturas tienen una condición física superior. Esculturas de animales, esculturas de
pájaros y esculturas semejantes a monstruos abren la boca al mismo tiempo. “¡Aceptamos
la voluntad de nuestro Maestro!”

***

Geomchi dejó escapar un profundo suspiro. “Estoy muy mayor. Es difícil para mí conocer a
una mujer porque estoy viejo.” Los instructores y discípulos se relacionaban con orcos,
elfos oscuros o seres humanos con los que se llevaban más o menos bien. Hacían amigas y
también entraban en grupos de caza. “Hasta he oído que Geomchi16 ha ido de la mano con
su novia.” “¿Cuándo?” “Hace treinta y siete días, al parecer.” “¡Ala, eso es rápido! ¿Está
bien que progrese tan rápido?” “El que va realmente rápido es otra persona. Geomchi401
ya ha ido cogido del brazo a una sala de cine.” “¡Maldita sea! ¡¿Hasta el cine?! ¿No era ese
que decía que no le gustaban cosas como las películas? ¿Y no se quedó dormido y roncó
mientras duraba la película?” “Me han dicho que fue a ver una película de acción. Cuando
terminó la película, le dio una demostración a su novia aplastando un ladrillo con una
patada giratoria sin mucho esfuerzo. Ella dijo que le había gustado, incluso le dijo que era
una persona de fiar.” Las historias de amor de leyenda que provenían de entre los discípulos
le daban esperanza, aunque también había muchos casos donde las parejas no se reunían
tras muchos intentos y dejaban de contactarse, cancelaban la solicitud de amistad o les
enviaban un texto que decía ‘
Lo siento

’. “¡Uf! Esas cosas suceden cuando eres joven.” Geomchi envidiaba la pasión de los
discípulos. Si hubiera estado en la edad de los instructores, habría habido alguna forma en
la que poder conocer a una mujer. Después de todo, convertirse en alguien cercano y ser un
caballero no era lo habitual en estos días. Sin embargo, como Geomchi era un hombre
experimentado de mediana edad, era muy torpe con las chicas y mujeres jóvenes. Por
supuesto, su capacidad de combate era sublime, así que a pesar de que solo estaba a punto
de alcanzar el nivel 300, era bienvenido en cualquier equipo. Si Geomchi iba a la plaza,
todo el mundo trataba de reclutarlo. El único problema era que la atmósfera en el campo de
caza resultaba incómoda. “¡Uhm! Maestro Geomchi.” “…” Habitualmente, todo el mundo
lo trataba con respeto. Los hombres y miembros más jóvenes del equipo hablaban de
manera informal entre ellos, por lo que se llevaban muy bien, pero no era nada fácil para
Geomchi encajar entre ellos. Geomchi pensó en encontrar a una mujer de su misma edad.
“No debería ser difícil ya que todo tipo de gente se reúne en el mundo de

Royal Road

.” Por supuesto, era muy común ver en las ciudades o pueblos a muchas personas que
rondaban los treinta o cuarenta años. Si los hombres pescaban, las que parecían sus esposas
hacían un guiso de mariscos picante para ellos. “Cariño, por favor. Come un poco de
estofado picante antes de irte.” Era una imagen muy reconfortante. También había casos en
que establecían una tienda y llevaban a cabo negocios, y sus hijos pequeños de vez en
cuando venían para comprar armas, armaduras, o artículos diversos. “Hijo, ¿puedes
comprar nuestras flechas por 20 monedas de oro?” “Mamá, ¿qué clase de broma pesada es
esa?” “Cariño, nuestro hijo dice que va a irse de la casa.” “Está bien. Como somos sus
padres, es probable que nuestro deber sea por lo menos llamar a una compañía de
mudanzas, ¿no?” También era común encontrarse con escenas de cariñosos niños que
literalmente secuestraban la voluntad de sus padres. Geomchi recorría ciudades y pueblos
mientras vagaba sin rumbo. Masacraba a los monstruos que se le acercaban en el desierto y
también saltaba en nidos de monstruos mientras sostenía su espada. “Cuando era joven
hacía cosas como estas con bastante frecuencia.” Sujetaba la espada con su boca y saltaba a
la corriente del río. Cuando tenía hambre, pescaba en la parte más profunda de un río
cristalino. Es realmente difícil superar el flujo y la fuerza del agua mientras se balancea la
espada para capturar peces. Sin embargo, para Geomchi esto era algo sencillo. Esto se debía
a que él no luchaba contra la corriente, sino que seguía el flujo de la misma para capturar a
los peces.

¡Ding!

El dominio de la habilidad [Dominio de la Espada] ha aumentado.

Su habilidad de [Domino de la Espada] incrementaba mientras capturaba peces. No eran


monstruos de alto nivel, pero parecía que podía mejorar su habilidad gracias a las
características del lugar. Al igual que la [Escultura], el [Dominio de la Espada] crecía a
través de diversas experiencias. “Mientras me sirva…” Geomchi flotó hasta la superficie
del río, respiró hondo y volvió a sumergirse. ¡Swiiiisshh! La espada que balanceaba se
deslizó a través del cuerpo de un pez. ¡Estaba preparando sashimi con su [Dominio de la
Espada]! ¡El pez se convirtió en sashimi mientras aún estaba con vida y sin salir del agua!
Los ojos de Geomchi estaban llenos de dolor. ‘No debería hacer algo tan inhumano.’ Había
pasado mucho tiempo desde la última vez en que había mostrado apropiadamente sus
habilidades con la espada. Había habido ocasiones en que la vida y la muerte habían estado
a un segundo de distancia, pero nunca había llegado a dar todo su esfuerzo. Ni siquiera en
Royal Road; para él era, simplemente, un entretenimiento. Solo trataba de poner a prueba
sus perfeccionadas habilidades con la espada, sin embargo, sentía lastima por los peces.
Geomchi ni siquiera cazaba herbívoros tales como conejos, ardillas o ciervos en el
Continente de Versalles. “Algo que ni siquiera puedo comer... no hay necesidad de quitarle
la vida sin ningún propósito.” Sintiendo lástima, Geomchi envolvió al pescado con vendas
para sanarlo. Todavía estaba vivo debido a su sorprendente habilidad con la espada. ¡Arf!
¡Arf! ¡Arf! Tras esto, regresó a la superficie del río y se movió aguas abajo. No se trataba de
seguir un camino prefijado, simplemente vagaba sin rumbo. Había gente río abajo. Pudo
escuchar la conversación de un hombre de mediana edad que llevaba una caña de pescar
con su esposa. “Que-querida.” “¿Uhm?” “Acabo de… ¡Pescar sashimi!” Un siluro vivo con
los vendajes casi desprendidos había mordido el cebo de su caña de pescar. “El mundo es
realmente duro.” – pensó Geomchi mientras se sentaba bajo un viejo árbol enorme. Su
habilidad [Dominio de la Espada] estaba en nivel Avanzado – 6 al 89% y crecía a una
increíble velocidad, se encontraba en la etapa en que el nivel Maestro estaba cerca. Pero,
¿qué valor tenía incrementar y pulir el nivel de su habilidad [Dominio de la Espada]?
“Tengo las manías de un perro viejo. ¿No puede haber una mujer de mediana edad por ahí
que viaje sola?” Ya había intentado iniciar una conversación amigable con una mujer
desconocida, aunque le resultaba de lo más incómodo. Miraba a todos lados esperando que
llegase su marido para llevársela y no sentía más que angustia pensando en si estaba bien
hablar con ella. Precisamente era lo que le había ocurrido un par de veces, por lo que no
tenía la intención de volver a intentarlo nunca más. Mientras Geomchi se castigaba a sí
mismo, una chica que parecía estar en su adolescencia se le acercó. “Señor, ¿qué está
haciendo aquí?” “…...” Geomchi no respondió y movió su mano para indicarle que se
fuera. El aspecto de la jugadora era el de una chica humana considerablemente hermosa y
adorable. ‘Lo más probable es que solo quiera preguntarme acerca de una zona de caza.’
Normalmente le contestaría amablemente. No era porque quisiera hacerle algo malo a la
niña joven y adorable, pero no había razón por la que no pudiera darle al menos un poco de
ayuda. ‘Zephyr también me dio ese consejo. Es importante tener muchas conversaciones
con las mujeres.’ En realidad, a Geomchi solo le había sucedido un par de veces que una
chica comenzase una conversación con él. Era enorme, por lo que su aspecto no hacía fácil
que las mujeres se le acercasen. Pero más que eso, sus ojos y su espíritu estaban en un nivel
diferente al de la gente normal, tanto que incluso los malvados lo evitaban. Y en ese
momento quería estar solo porque sentía ganas de dejarlo todo a un lado. Sin embargo, la
chica se sentó frente a él sin intención de irse. “¡Ey, señor! ¿Está solo?” Geomchi asintió
ligeramente con la cabeza. ‘Veo que hace una pregunta con segundas intenciones. ¿Será
una comerciante que intenta venderme algo? ¿O quizás quiera ayuda? Supongo que puedo
darle un arma más o menos útil si es que aún tengo una.’ La muchacha vaciló un momento
antes de preguntar de nuevo. “¿Te gustaría cazar con nosotras?” Con esas palabras que
diferían de sus expectativas, Geomchi sintió algo de curiosidad. “¿Me acabas de invitar a tu
equipo?” Geomchi estaba acostumbrado ha hablar de manera severa y breve con sus
discípulos. Trataba de no alarmar a la chica, pero su voz era cada vez más grave. Esto se
debía a que no tenía mucha experiencia hablando con el sexo opuesto. Alentada por su
reacción no adversa, la voz de la chica ganó fuerza. “Cacemos juntos. ¿Está de acuerdo?”
“Quizás. Es una opción. Aunque… Si quieres que te recomendare una zona caza, puedo
hacer eso por ti.” “Hemos venido hasta aquí desde el Reino Rosenheim. Es un poco
complicado para nosotras cazar por nuestra cuenta, ¿sabes?” “¡Ugh!” Al final, Geomchi no
pudo rechazar la petición de la linda chica, por lo que se levantó de su asiento. ‘Bien. No
tengo nada mejor que hacer, así que no será mala idea cazar con ellas un poco.’ A pesar de
que la niña solo estado actuando de forma amistosa con el propósito de conseguir ayuda,
Geomchi planeaba saber algo más, por lo que preguntó sin pensárselo dos veces: “¿Y tus
otras compañeras son?” “Hay dos personas: mi madre y mi tía, que es más joven. La
profesión de mamá es elementalista y la profesión de mi tía es invocadora.” Las mujeres a
menudo escogían esas profesiones porque los espíritus y criaturas convocadas eran
adorables. ‘Elementalista, invocadora. ¿Y esta niña será una maga? Supongo que para
ellas tres será difícil la caza.’ Incluso mientras se dirigían a donde estaba el resto del grupo,
la chica siguió hablando. “Papá está ocupado en el trabajo, así que no puede jugar con
nosotras. Mi tía más joven aún no ha conseguido un novio y se acaba de graduar en una
universidad del extranjero.” – por alguna razón, la niña describía con gran detalle a su tía
más joven. – “Es contable. Cumple treinta y dos años este año, pero nunca ha tenido una
cita porque se sumió completamente en los estudios. Es bonita, delgada y también tiene una
buena personalidad. Hay una gran diferencia de edad entre ella y mi madre, por lo que
también ha jugado conmigo como si fuera mi hermana desde que era joven.” “Ya veo.”
“Pero sus estándares son altos, así que... Ha ido a unas pocas citas a ciegas, pero dijo que ni
siquiera veía a la mayoría de los hombres como hombres de verdad, por lo que se fue
enseguida.” “Sus estándares son altos…” Geomchi escuchaba sus palabras impasible.
Entonces llegaron a la ubicación del grupo de la chica. Había una mujer tranquila de
mediana edad, acompañada de un gran espíritu semejante a un perro, y una dama con un
rostro dotado de hermosura en sus 30 años. La chica sonrió cuando dijo: “A mi tía le gustan
los hombres varoniles. También le gustan las artes marciales.” “¡……!”

***
El asesino Steer se encargaba de recolectar información para el gremio Hermes. La
utilización de grupos de contacto se extendía considerablemente, y su tarea era mantener un
ojo en las tendencias del Continente de Versalles. “Hay una alta posibilidad de que el Señor
de Morata en el Norte sea el ‘Dios de la Guerra’ Weed...” Steer consideró este un asunto
importante que necesitaba ser reportado a su superior. Bard Ray estaba actualmente en la
Mazmorra Ziubellin del Reino Haven. No era una exageración decir que esta zona de caza
rebosaba de monstruos. Este era uno de los peores campos de caza para los jugadores, no
solo en el Reino Haven, sino también en todo el Continente de Versalles. Dejando de lado
los susurros, hasta la ventana de chat del gremio, Bard Ray había declarado que no saldría
de la mazmorra hasta cazar al formidable hechicero llamado Ziubellin. “¿Qué debemos
hacer, señor Steer? – preguntó su subordinado. Bard Ray pasaba la mayor parte de su
tiempo dentro de mazmorras junto a sus compañeros de equipo. Nadie sabía cuándo
terminaría la cacería. Steer suspiró. “No tenemos más opción que ir nosotros mismos. Envía
una solicitud al cuerpo del gremio. Entraremos a la mazmorra para conocer al más fuerte
del gremio, el señor Bard Ray.” Steer y treinta miembros del gremio Hermes entraron en la
mazmorra. Estaban todos por encima del nivel 360, pero el nivel de los monstruos era
demasiado alto en la Mazmorra Ziubellin, por lo que evitaban entablar cualquier
enfrentamiento. Después de muchas complicaciones, finalmente llegaron al lugar donde
estaba Bard Ray. Éste estaba descansando y arreglaba sus armas junto a sus doce guardias
de élite. Cadáveres de monstros yacían alrededor del lugar donde estaban descansando,
exudando un olor nauseabundo. “Señor Bard Ray.” “¿Por qué has venido hasta aquí,
Steer?” “Hay algo de lo que debo informarte.” Bard Ray parecía interesado. Como era de
esperar de él, que dominaba el Continente de Versalles como el más fuerte, estaba
completamente equipado con artículos de primera clase y tenía una presencia desbordante.
“Se trata de Weed, el ‘Dios de la Guerra’.” “Weed, dices…” – Bard Ray asintió con la
cabeza. – “Tratándose de él ha valido la pena que recorrieras todo el camino hasta aquí para
verme.” “Se ha descubierto la verdadera identidad de Weed. Creo que él es el Señor de
Morata. Aunque, por supuesto, todavía hay muchas cosas que todavía no puedo entender.”
“¿Y esas son?” “Se estima que es un jugador que comenzó en el Reino Rosenheim, pero ni
siquiera ha pasado un año y seis meses desde que se registró en Royal Road. Eso no tiene
mucho sentido. Y lo más extraño es que está esculpiendo como un trabajo secundario.”
“¿Trabajo secundario?” “Teniendo en cuenta su capacidad de combate, se podría pensar que
en realidad no es un escultor. Aun así, creó una esculturas que ha quedado registradas como
Obras Magnas. Para ser una afición, ha creado algo lo suficientemente bueno como para
sacudir el continente.” ¡Steer había juzgado que la Pirámide, la Torre de Luz y la estatua de
la Diosa eran esculturas hechas como pasatiempo! “¿No es asombroso?” “¿Esculpir es su
profesión secundaria?” “¡Vaya!” “Me quedé completamente asombrado después de ver una
escultura que había creado.” Los compañeros de equipo de Bard Ray dijeron unas pocas
palabras cada uno. “Vamos a pensar en ello. Si se trata de Weed, podríamos considerarlo
incluso como nuestro aprendiz.” “¡Ah! ¿Lo dices por Continent of Magic?” “Ya que se
convirtió en el mejor unos seis meses después de que nos fuéramos, ya sabes.” “Fuimos los
mejores en Continent of Magic. Y durante bastante tiempo cabe destacar.” La guardia de
élite conversaba alegremente. Se conocían desde Continent of Magic. ¡Habían sido nobles y
señores que gobernaban castillos famosos en el juego! Bard Ray también había sido el
mejor Señor en Continent of Magic. “Echo de menos aquellos tiempos.” “Bueno, en
realidad yo no deseo volver. No quiero dejar de sentir el aire puro del Continente de
Versalles y la forma en que muevo directamente mi cuerpo durante los combates.” “Yo
tampoco quiero regresar, pero… Fueron buenos tiempos.” Los señores de los castillos
dejaron de lado durante un momento sus pequeñas guerras y disputas tras enterarse de la
creación de Royal Road y se reunieron en un mismo sitio. La popularidad de Continent of
Magic había pasado su esplendor y estaba en un declive evidente. Esto era algo que, como
gobernadores de un territorio, sentían de manera clara. A manos de los señores de los
castillos llegaba una gran cantidad de objetos y oro, ganaban sumas que un empleado
normal ni siquiera podía llegar a imaginar. Y la mayoría de estos señores eran jugadores
oscuros que aumentaban sus ingresos para mantener su nivel de vida. Tras esta reunión,
llegaron a una conclusión: se mudarían a Royal Road. Los señores de los castillos forjarían
su poder otra vez en Royal Road. Y esa era la historia que había tras el nacimiento del
gremio Hermes. “Weed se hizo muy famoso después de irnos.” “¿Sabías que conquistó
misiones y mazmorras en las que incluso nosotros nos dimos por vencidos? No sabes lo
sorprendido que me quedé después de oír la noticia de que había atravesado el laberinto de
la isla Ivan Porte.” “Es un jugador realmente increíble. Aunque por supuesto, si Bard Ray
se hubiese quedado en Continent of Magic, no habría abandonado tan fácilmente su lugar.”
Bard Ray simplemente sonreía mientras escuchaba la conversación de los guardias de élite.
El sistema de mando que acompañaba a la jerarquía del gremio Hermes era estricto, pero no
se aplicaba a la guardia de élite. Bard Ray y los antiguos señores de los castillos, la guardia
de élite, eran los miembros fundadores del gremio Hermes. A través de su acuerdo,
decidieron que el más fuerte entre ellos sería el líder y por ende gobernaría a los demás. Su
ley dictaba que si alguien en la guardia de élite se volvía más fuerte que Bard Ray en
cualquier momento, entonces se convertiría en el líder. Siendo así, el líder del gremio
Hermes había cambiado unas pocas veces en las primeras etapas de Royal Road. Tanto para
Bard Ray como para los guardias de élite, esto se convertía en una oportunidad para
fortalecerse de manera más rápida mediante una competencia bien intencionada. Por
supuesto, también había señores de castillos que se quedaron atrás durante la competición.
En Royal Road, había que mover directamente el cuerpo y poseer un juicio muy rápido y
sentidos agudos. Los señores que se volvieron perezosos mantuvieron la influencia del
gremio a través de diputados. El gremio Hermes era el mejor gremio y provenía de
Continent of Magic. Ahora estaban adquiriendo información acerca de Weed a través de
varias vías. “Continent of Magic y Weed...” El rostro de Bard Ray se perdió en sus
pensamientos. Tal expresión no se podía encontrar en él a menudo. “Steer.” “Sí, Líder.”
“Continúa manteniendo un ojo en el Norte.” “Entendido.” “Pero no hay necesidad de hacer
un arreglo más grande de lo necesario.” “¿Eso significa que…?” – Steer levantó la cabeza.
El gremio Hermes normalmente aplastaba de forma contundente a cualquier oponente que
representara el más insignificante desafío. Enviaban asesinos para matar o sobornar a las
personas adecuadas. Tampoco vacilaban en cometer actos crueles, como enviar a las
fuerzas de combate para incendiar un pueblo o castillo. “No hay necesidad. Antes incluso
de que demos un paso al frente, será capturado y comido por las hienas que ante todo
buscan presas.” Steer pensó por un momento y asintió. “Tienes razón, Líder. La Orden de la
Resurrección liderado por Deimond también irá pronto al Norte.” El poder de la Orden de
la Resurrección se había debilitado en gran medida y no habían sido capaces de capturar la
Fortaleza Odein, por lo que al final habían decidido retirarse. Su territorio en el Continente
Central se estaba reduciendo rápidamente, y La Orden de la Resurrección no podía aguantar
más en dicha zona. Debido a que aún no había un reino fuerte en el Norte, habían decidido
retirarse para establecer ahí una nueva base de operaciones. Además, también mantenían
una relación hostil con Weed, ya que a través de la misión de la Orden de Matallost había
aportado un gran servicio a la hora de detener a la Orden de la Resurrección. “Weed es
realmente famoso. Sin embargo, una vez que sufra una derrota, su fama desaparecerá tan
rápido como vino. La ruina tarda solo un instante en llegar.” – dijo Bard Ray. ¡El
incremento de las habilidades y el nivel a través de la caza, así como el crecimiento del
propio poder! Bard Ray pensaba en eso como las únicas cosas que debían mostrarse en las
misiones y en las apariciones. Esto se debía a que un alto nivel y poder hacía que otros
jugadores sintiesen temor y estuvieran sumisos ante sus órdenes. Después de terminar la
cacería con la guardia de élite, Bard Ray se quedó absorto en sus pensamientos sobre el
tema durante su tiempo de descanso. “Continent of Magic, mmm…” Había dejado
Continent of Magic junto a los señores que compartían su misma opinión. Tuvieron que
crear sus personajes y prepararse de antemano mientras adquirían información sobre Royal
Road de manera anticipada. Sin embargo, a veces iniciaba sesión de forma secreta en
Continent of Magic a modo de pasatiempo. No era difícil, ya que su personaje seguía allí.
Continent of Magic era el juego al que le había dedicado su juventud. Estaba en declive,
pero le seguía gustando mucho, así que no podía dejarlo. Luego llegó el momento en que se
encontró con rumores sobre Weed en el juego; el rumor decía que había ascendido a la
posición del más fuerte tras su marcha. “El ‘Dios de la Guerra’ Weed. Ese Weed es
actualmente el mejor en Continent of Magic.” “¿Disfruta de una época cómoda porque Bard
Ray no inicia sesión?” “Lo contrario. Tenemos que verlo como alguien más destacado que
Bard Ray. No solo ha cazado a un dragón que Bard Ray no fue capaz de cazar, sino que
también explora las mazmorras solo.” “¿Quieres decir por sí mismo, sin la ayuda de
nadie?” “Es algo que Bard Ray nunca podría haber hecho.” El orgullo de Bard Ray estaba
herido. Lo dejó pasar, ya que no era de los que solo cree en los rumores, pero todavía se
sentía molesto. Luego, poco tiempo después, tropezó con Weed mientras cazaba solo en
una mazmorra, como una broma del destino. Cuando Bard Ray vio su equipo y su nombre,
tuvo la corazonada de que él era el Weed de los rumores. En Continent of Magic, para
hablar debías hacerlo escribiendo en un teclado. “¿Tú eres We...” Antes de que Bard Ray
escribiera su pregunta de si era Weed o no, su oponente activó una habilidad de ataque.
¡Debido a que era Weed, quien atacaba sin piedad a cualquiera que se encontrara en una
mazmorra! Bard Ray tuvo que usar apresuradamente sus habilidades defensivas y huir.
Apenas pudo escapar con solo unos 300 puntos de salud. Ese fue un día de vergüenza que
bajo ninguna circunstancia podría ser olvidado por Bard Ray, que había reinado como el
más fuerte. Después de recuperar completamente su salud y maná, incluso preparar su
mejor equipo, Bard Ray desafió de nuevo a Weed. “Soy Bard Ray. Maldito, te cortaré la
garganta.” Rápidamente, insertó el discurso que había escrito antes, pero no hubo reacción
de su oponente. Eso se debía a que Weed no sabía quién era Bard Ray, por lo que ni
siquiera le importaba. Weed empezó activando una habilidad de ataque, como de
costumbre. La lucha comenzó de esa manera y Bard Ray sintió una presión que no podía
describir con palabras. Se sentía como si estuviera frente a una fortaleza tan alta y gruesa,
una corriente que nunca sería capaz de derrotar. Weed se deslizaba más allá de todas las
habilidades en cadena que utilizaba. No había una gran diferencia entre sus equipos y nivel,
pero la gestión de las habilidades decidió todo. No importaba qué tipo de ataque intentaba
Bard Ray, Weed respondía espontáneamente y desataba un contraataque. En medio de una
desesperación similar a enfrentarse contra un océano sin límites, Bard Ray experimentó la
derrota. Pero Bard Ray no podía aceptar este hecho. Su orgullo como el más fuerte de
Continent of Magic había quedado destrozado. Aunque había tomado un breve descanso,
con su experiencia en Continent of Magic, había pensado que no había manera en que
pudiera perder. Bard Ray persiguió en secreto Weed y luchó de nuevo contra él otras cinco
veces. Pero el resultado fue siempre el mismo. Incluso tras cambiar el manejo de sus
habilidades o sus métodos, fue destruido con gran facilidad. El nivel de Weed subía
gradualmente y su equipamiento iba mejorando cada vez que se encontraban, a pesar de
que la caza de monstruos con gran diferencia de nivel le daba una cantidad insignificante de
experiencia. Weed superó el nivel que Bard Ray consideraba como el límite y fue pionero
en campos de caza por su cuenta para alcanzar la etapa final. “Te mataré completamente.
No solo a ti, sino también a todos los que conozcas, para que no puedas volver a tener un
punto de apoyo en el Continente de Versalles.”

Centres d'intérêt liés