Vous êtes sur la page 1sur 4

CAPÍTULO 12

En el estado de resultados integral no se puede mostrar ninguna partida de ingreso o


gasto como operaciones suspendidas, partidas extraordinarias o cambios contables, debido a
que representan renglones irregulares, es por esto que, se deben mostrar en una sección
separada del estado de resultados, cada renglón especial se muestra neto de cualquier efecto
relacionado con el impuesto sobre la renta.
La utilidad por acción incluye a la utilidad básica por acción y a la utilidad diluida por
acción. Para su cálculo divide la utilidad o la pérdida del periodo, menos los dividendos
correspondientes a acciones preferenciales, entre el promedio ponderado de las acciones
comunes y de inversión en circulación durante el periodo.
Las utilidades primarias por acción, se basa en el promedio ponderado del número de
acciones comunes realmente en circulación en el año, ignorando la dilución potencial
representada por las acciones preferenciales convertibles. Por otro lado, las utilidades
diluidas por acción incorpora el impacto que tendría esa conversión de acciones
preferenciales sobre las utilidades primarias por acción.
Las utilidades diluidas por acción se calculan ajustando, tanto las utilidades netas de
los accionistas comunes como el promedio ponderado de acciones en circulación, para tomar
en cuenta el efecto de todas las acciones comunes potenciales; luego se procede a dividir la
utilidad entre el promedio ponderado de las acciones comunes y de inversión en circulación
durante el periodo, ajustados por los efectos de las acciones comunes potenciales diluyentes.
Para el cálculo de la utilidad primaria por acción se tomará la utilidad neta sin ajustes y el
promedio de acciones en circulación del periodo a evaluar.
Los dividendos en acciones constituyen la proporción cancelada en acciones, que
corresponde a cada acción en tenencia al distribuir las utilidades obtenidas. Por el contrario
el dividendo en efectivo está representado en la participación en efectivo que corresponde a
cada acción en tenencia al repartir las ganancias de la empresa, a pesar de que estos aumentan
el número de acciones en circulación, no cambian el patrimonio de los accionistas. Los
dividendos en efectivo se registrar mediante la transferencia del valor de mercado de las
acciones adicionales emitidas de utilidades retenidas en las cuentas de capital pagado.
Cuando la empresa ha ganado y no ha pagado a los accionistas en forma de dividendos,
se conoce como utilidades retenidas o acumuladas. Estos fondos son retenidos y se
reinvierten en la empresa, permitiendo que crezca, cambie de giro o haga frente a gastos de
emergencia. Para calcular este valor se resta los dividendos pagados de la ganancia neta
después de impuestos. Los dividendos que se pagan a los accionistas se restan de la ganancia
neta. El saldo restante se añade al balance general en la categoría de patrimonio, bajo la
subpartida de ganancias retenidas.
Los ajustes de periodos anteriores son una corrección de un error significativo en las
ganancias reportadas en los estados financieros de un año anterior; Se conocen como errores
fundamentales y pueden ser resultado de errores aritméticos, errores en la aplicación de la
política contable, mala interpretación de los hechos, fraude o descuido. Para corregir errores
fundamentales es preciso volver a presentar la información comparativa, o información
proforma adicional. Los ajustes de períodos anteriores se registran directamente en la cuenta
utilidades retenidas y no se incluyen en el estado de resultados del período corriente.
El estado de cambios en el patrimonio de los accionistas busca consolidar de una
manera estructurada, el patrimonio que la compañía ha acumulado derivado de una fuente
interna de financiamiento. Y tiene como finalidad mostrar las variaciones que sufran los
diferentes elementos que componen el patrimonio, en un periodo determinado. Además de
mostrar esas variaciones, el estado de cambios en el patrimonio busca explicar y analizar
cada una de las variaciones, sus causas y consecuencias dentro de la estructura financiera de
la empresa.
CAPÍTULO 14

La calidad de la información contable está estrechamente relacionada con la manera en


que se mide el desempeño de la empresa. Por consiguiente, toda mejora en la calidad de la
información contable debe ofrecer mejores instrumentos para la evaluación de la empresa y,
por ende, aumentar la eficiencia y la confiabilidad de los mercados de capitales.
Las utilidades tienen mayor poder explicativo respecto al desempeño de las empresas
comparado con otros indicadores basados en los flujos de efectivo.
A medida que disminuye la calidad de las utilidades, también disminuye la persistencia
de los flujos de efectivo. Por ende, los errores de estimación son un buen indicador de la
calidad de las utilidades y el contenido informativo de las utilidades aumenta la corrección
de los precios de las acciones.
Las empresas más grandes normalmente declaran utilidades de mayor calidad. Otros
factores, incluyendo la duración del ciclo operativo y la frecuencia de las pérdidas, se
relacionan negativamente con la calidad de las utilidades.
Los Estados Financieros muestran la posición financiera, los resultados de las
operaciones y la información pertinente sobre los cobros y pagos de efectivo de una empresa
durante un periodo contable. Se clasifican según las normas de información financieras en:
balance general, estado de resultados, estado de variación en el capital contable. Los estados
financieros se preparan con el fin de informar sobre la situación financiera de la empresa en
cierta fecha los resultados de sus operaciones y los cambios en su situación financiera por el
periodo contable terminado en dicha fecha.
El balance general clasificado hace referencia a la clasificación que se hade de cada
una de las partes del balance en función de la disponibilidad del activo o de la exigibilidad
del pasivo. Las medidas de liquidez derivadas del balance general son, el capital de trabajo,
razón corriente y la razón de liquidez inmediata.
Los estados de resultados de pasos múltiples están conformados por los ingresos por
ventas, los gastos operativos y los ingresos o gastos no operativos. Las ventas y el costo de
los bienes vendidos se encuentran en la primera sección. Los gastos comerciales y
administrativos constituyen la segunda sección. Las actividades no operacionales incluyen
todas las actividades lucrativas no repetitivas, tales como los ingresos y gastos por intereses
y las ganancias o pérdidas en ventas de inversiones. El estado de un solo paso reorganiza
todos los artículos en los ingresos y gastos. No es necesaria la distinción entre las actividades
operacionales y no operacionales.
Los índices de los estados financieros son relaciones resumidas de los estados de
ganancias y pérdidas, estado de flujo de efectivo y balance general; permite tomar tres clases
de decisiones de carácter financiero: decisiones operativas, de inversión y de financiación;
Pueden compararse con los índices del sector industrial al cual pertenece la empresa y con
los índices de estados financieros de períodos anteriores.
Los usuarios de los estados financieros son aquellos que usan los estados financieros
para tomar decisiones económicas, como los accionistas, acreedores, entre otros.
Los inversionistas necesitan información contable debido a que están interesados en
conocer los futuros beneficios que obtendrán si adquieren o conservan un instrumento
financiero o un instrumento patrimonial. Los acreedores necesitan conocer si la empresa
contará con el efectivo para cumplir con los compromisos de pago a corto y largo plazo, y
sobre la capacidad de generar utilidades. El usuario necesita conocer de cuánto dinero
dispone la entidad, cuánto debe y cuánto le deben; a cuánto asciende el importe de su
existencia y el de su activo fijo, lo que puede observase en el balance general. Como los
diferentes usuarios tienen necesidad de información diferente, es necesario preparar estados
financieros de uso general.