Vous êtes sur la page 1sur 6

Materia: Máquinas de desplazamiento positivo

Nombre: Huerta López Mauricio

ACEITES PARA ALTAS TEMPERATURAS


Muchos factores afectan la selección de los componentes de un lubricante. Con respecto a la
temperatura los principales contribuyentes son la viscosidad, la degradación térmica y la
oxidación. En un mundo perfecto, si se enfoca solamente en la temperatura para seleccionar
un lubricante, deseará que el lubricante sea bombeable a bajas temperaturas, y que al mismo
tiempo brinde una buena protección por película lubricante en altas temperaturas (muy alto
índice de viscosidad), que no se degrade térmicamente o “carbonice” sobre las superficies
calientes de la maquinaria ni deje depósitos, y que no se oxide a temperaturas elevadas. Esto
significa que un lubricante mineral no sería una buena alternativa.
Incluso los aceites sintéticos formulados con polialfaolefinas (PAO), que son los más puros
y los de mejor desempeño de los aceites elaborados con hidrocarburos, no podrían soportar
las temperaturas aquí mencionadas. Los límites prácticos de temperatura para los
hidrocarburos sintéticos son inferiores a 200°C. Sus temperaturas iniciales de degradación
térmica son superiores a esta, pero se oxidan muy rápidamente, haciendo que su vida efectiva
sea de sólo unas pocas horas.
La lubricación efectiva sólo puede lograrse a temperaturas por debajo de 170°C. Cualquier
temperatura superior a esta casi siempre requiere que se comprometa algo, como una
reducción en la vida útil, menor capacidad de soporte de carga, menor velocidad, altos niveles
de fricción, dificultades en la aplicación, problemas de compatibilidad con otros
componentes, etc.
La temperatura de descomposición térmica para los aceites básicos puede evaluarse con la
prueba ASTM D2879. Los resultados de esa prueba no pueden mejorarse utilizando aditivos,
pero puede reducirse la presencia de componentes menos estables presentes en los
lubricantes, incluyendo aditivos. Las siguientes son las temperaturas de descomposición
térmica para algunos de los aceites básicos más populares:

Tabla 1. Aceites basicos


Como puede ver, las opciones son muy limitadas por arriba de 400°C. Hay lubricantes que
pueden utilizarse por arriba de ese rango de temperatura, pero el problema con ellos es que
Materia: Máquinas de desplazamiento positivo
Nombre: Huerta López Mauricio

son sólidos a temperaturas normales, lo que representa un gran problema para transferirlos o
bombearlos.

Al hablar de los límites de temperatura para grasas, se deben incluir también las limitantes
del espesante. Cuando aumenta la temperatura de una grasa, se alcanza un punto en el que la
estructura del espesante se desestabiliza y la grasa se torna líquida. Esta temperatura se
conoce como el punto de goteo. Algunos de los espesantes convencionales con puntos de
goteo más estables, se listan a continuación:

Tabla 2. Espesante de grasa.


Obviamente, el espesante de la grasa convencional no podría resistir una temperatura de
400°C. Una solución probable es buscar lubricantes y compuestos sólidos. Aunque hay
muchas desventajas en el uso de lubricantes sólidos, algunas veces deben sacrificarse ciertas
propiedades para lograr un mejor desempeño en otras.
En la selección de lubricantes hay muchas opciones para temperaturas por debajo de 100°C,
lo que dificulta su selección. Sin embargo, para temperaturas por arriba de 400°C, hay muy
pocos lubricantes disponibles, facilitando el proceso de toma de decisiones. Los únicos
lubricantes con larga vida a esas temperaturas son los metales líquidos, óxidos líquidos,
cristales y pocos lubricantes sólidos, como el bisulfuro de molibdeno.
La única solución real para resolver problemas de lubricación a temperaturas
extremadamente altas es reevaluar el sistema y el ambiente para diseñar una situación en la
que el lubricante pueda tener alguna oportunidad de pelear.
Aceites para Sistemas Hidráulicos: Los sistemas hidráulicos se utilizan en innumerables
aplicaciones industriales, sea como transmisores de fuerza o como elementos de control.
Podemos dar como ejemplo las prensas hidráulicas, elementos hidráulicos de máquinas
herramientas, en trasmisión hidráulica, etc. La correcta elección del aceite a usar en un
sistema hidráulico es muy importante para el buen funcionamiento del mismo, pues se
obtendrá una más rápida aplicación de la carga, facilidad del control de la velocidad de
aplicación de dicha carga y permitirá un rápido incremento o cambio de dirección de la
fuerza. Se enumerará a continuación las propiedades más importantes requeridas en un aceite
hidráulico y la influencia que cada una de ellas tiene en la performance de estos sistemas.
Materia: Máquinas de desplazamiento positivo
Nombre: Huerta López Mauricio

Viscosidad: Es de suma importancia que el aceite posea la viscosidad apropiada a la


temperatura de trabajo. Es conocido el hecho de que la viscosidad varía con la temperatura,
determinando que un aceite sea menos viscoso cuando se lo calienta, espesándose cuando es
enfriado. En primer lugar, estos fluidos deben lubricar elementos móviles que usualmente
están diseñados con tolerancias estrictas, por lo que el lubricante deberá poseer la viscosidad
adecuada para este propósito. Además, el aceite necesita tener la suficiente viscosidad como
para producir un cierre hermético. Por otra parte, la viscosidad del aceite no deberá ser tan
elevada como para provocar resistencias innecesarias, pues si éstas son muy grandes, se
producirá un gasto inútil de energía. En otras palabras, existe un límite superior e inferior
para la viscosidad requerida en un sistema hidráulico y la elección del lubricante debe hacerse
dentro de un ajustado rango de viscosidades. Los ambientes fríos determinan una condición
adicional de viscosidad, por tal motivo es que para ciertos equipos se especifica una
viscosidad máxima para la menor temperatura de arranque.
Índice de Viscosidad: Asociado con la viscosidad está el índice de viscosidad (I.V.) que nos
indica la mayor o menor variación de la viscosidad del aceite con los cambios de temperatura.
A mayor I.V. menor variación de la viscosidad, con cambio de la temperatura. Por lo tanto,
en todo sistema hidráulico con amplias variaciones de temperatura, se debe recurrir a aceites
de alto I.V., de manera de mantener un rango de viscosidad óptimo a todas las temperaturas
de operación.
Estabilidad a la oxidación: Comparable en importancia a la viscosidad, es la estabilidad a
la oxidación del aceite. Esta propiedad da un índice de la resistencia del aceite a las
deteriorizaciones químicas que se producen cuando se encuentra en presencia de aire,
manifestándose generalmente en la formación de lodos perjudiciales. A este respecto,
algunos aceites tienen mayor resistencia al deterioro que otros, esta cualidad depende de la
selección de la base lubricante, de los procesos de refinanciación y de la adición adecuada de
inhibidores de oxidación. Los daños causados por la oxidación pueden interferir seriamente
en la performance de un sistema hidráulico, pues los productos generados pueden llegar a
trabar el accionamiento normal de las válvulas y a taponar las líneas y filtros, siendo su
reparación una operación engorrosa y costosa. La oxidación de un aceite es una reacción que
progresa con el tiempo, lentamente al comienzo, para luego ir incrementándose hacia el fin
de la vida útil del aceite. Las altas temperaturas aceleran este proceso, como así también la
presencia de ciertos metales (cobre) que actúan como catalizadores. La vida en servicio del
aceite depende en gran parte de su capacidad para resistir esta acción, surgiendo así la
necesidad de que los aceites para sistemas hidráulicos tengan como requisito muy importante
una buena estabilidad a la oxidación.
Punto de escurrimiento: Cuando la temperatura ambiente o la temperatura inicial es baja,
se debe tener la seguridad de que el aceite fluirá y alimentará adecuadamente la succión de
la bomba. El punto de escurrimiento de un aceite es la más baja temperatura a la cual escurre
el mismo. Prácticamente todos los aceites de petróleo tienen componentes parafínicos que
son deseables desde el punto de vista del lubricante, pues aumentan el I.V. del aceite y su
resistencia a la oxidación; sin embargo, a bajas temperaturas estos componentes tienden a
cristalizarse, formando una malla que impide la circulación del aceite. Existen aceites de bajo
Materia: Máquinas de desplazamiento positivo
Nombre: Huerta López Mauricio

punto de escurrimiento natural, mientras que otros, especialmente los de alto I.V. poseen un
mayor punto de escurrimiento por lo que a éstos se les adiciona aditivos depresores del punto
de escurrimiento. En el caso de aceites hidráulicos, el aceite elegido debe tener un punto de
escurrimiento más bajo que la más baja temperatura ambiente a la cual debe operar el sistema
hidráulico.
Demulsibilidad: El agua que pudiera estar presente en estos sistemas es producida por la
condensación de la humedad ambiente. Si el aceite posee buenas características de
demulsibilidad, éste resistirá la formación de emulsión con el agua, separándose rápidamente
de la misma para permitir su drenado desde el fondo del depósito. Debido al efecto corrosivo
del agua sobre los metales, una buena demulsibilidad es una propiedad necesaria en los
aceites para sistemas hidráulicos, permitiendo prolongar la vida útil del equipo.
Algunos aceites comerciales de alta temperatura
FLUID-SBO-320 B
 Temperatura de aceite de la cadena de la última generación, diseñado para sistemas
de cadenas de cine en las máquinas de estiramiento.
 Temperatura de funcionamiento: - 20°C - + 260°C
FLUID-SHG-180
 Aceite de altas temperaturas, completamente sintético para la industria del vidrio.
 Temperatura de funcionamiento: - 10°C - + 180°C

FLUID-SHG-220
 Aceite de altas temperaturas, completamente sintético para la industria del vidrio.
 Temperatura de funcionamiento: - 15°C - + 200°C
FLUID-SHT 100 BO
 Aceite de cadenas de altas temperaturas, con punto de inflamación extremadamente
alto.
 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 250°C
FLUID-SHT 100 HF/L
 Aceite de cadenas de altas temperaturas, con punto de inflamación extremadamente
alto.
 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 250°C
FLUID-SHT 100 HF/LB
 Aceite sintético
 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 250°C
Materia: Máquinas de desplazamiento positivo
Nombre: Huerta López Mauricio

FLUID-SHT 100 K
 Aceite de cadenas de altas temperaturas, completamente sintético y con protección
anti-desgaste excelente.
 Temperatura de funcionamiento: - 40°C - + 250°C
FLUID-SHT 100 KM

 Aceite de cadenas de altas temperaturas, completamente sintético, con MoS₂


 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 250°C
FLUID-SHT 2000 MT
 Aceite de altas temperaturas, completamente sintético para cables y cadenas.
 Temperatura de funcionamiento: - 5°C - + 220°C
FLUID-SHT 220 D
 Aceite de cadenas de altas temperaturas, completamente sintético, con aditivos EP.
 Temperatura de funcionamiento: - 25°C - + 250°C
FLUID-SHT 220 S
 Aceite de altas temperaturas para cadenas
 Temperatura de funcionamiento: - 25°C - + 250°C
FLUID-SHT 260 IS
 Aceite de cadenas de altas temperaturas, completamente sintético, con aditivos EP.
 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 250°C
FLUID-SHT 260 LQ
 Aceite sintético
 Temperatura de funcionamiento: - 25°C - + 250°C
FLUID-SHT 260 MT
 Aceite de altas temperaturas, completamente sintético para cables y cadenas.
 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 250°C
HYD-68 FD
 Aceite hidráulico para las industrias de alimentos-farmacéutica.
 Temperatura de funcionamiento: - 0°C - + 90°C
SYN-GEAR 220
 Aceite de engranes de alto rendimiento completamente sintético con aditivos selectos
del sistema VEPL.
 Temperatura de funcionamiento: - 30°C - + 120°C
Materia: Máquinas de desplazamiento positivo
Nombre: Huerta López Mauricio

SYN-GEAR/PGM 460
 Aceite de engranes
 Temperatura de funcionamiento: - 25°C - + 180°C
MOBIL SHC 500 SERIES

BIBLIOGRAFÍA

 http://noria.mx/lublearn/seleccion-de-lubricantes-para-alta-temperatura/
 http://www.setral.net/es/produkte-gruppen-
hochtemperaturoele/do/index/page/5.html?gruppe=60
 http://www.danielaprahamian.com/ayudas_tecnicas/oleohidraulica.pdf