Vous êtes sur la page 1sur 5

El tubo de ensayo es parte del material de vidrio de un laboratorio de

química. Consiste en un pequeño tubo cilíndrico de vidrio con un extremo


abierto (que puede poseer una tapa) y el otro cerrado y redondeado, que se
utiliza en los laboratorios para contener pequeñas muestras líquidas o
sólidas, aunque pueden tener otras fases, como realizar reacciones químicas
en pequeña escala. Entre ellos está el exponer a temperatura el mismo
contenedor. Se guardan en un instrumento de laboratorio llamado gradilla.
Los tubos de ensayo están disponibles en una multitud de tamaños,
comúnmente de 1 a 2 cm de ancho y de 5 a 20 cm de largo.1

MATRAZ DE KITASATO O DE FILTRADO

Tiene la misma forma que el matraz Erlemeyer, pero en su cuello se


ha diseñado un orificio y se le ha incluido un tramo de tubo de vidrio,
llamado vástago, para permitir su conexión a diferentes dispositivos.

Se le utiliza para realizar filtraciones al vacío de sustancias pastosas


y sólidas de tamaño muy pequeño.

La probeta graduada es un instrumento volumétrico que consiste en un


cilindro graduado de vidrio pyrex que permite contener líquidos y sirve para
medir volúmenes de forma aproximada.

Un vaso de precipitado es un recipiente cilíndrico de vidrio borosilicatado fino


que se utiliza muy comúnmente en el laboratorio, sobre todo, para preparar o
calentar sustancias y traspasar líquidos. Son cilíndricos con un fondo plano; se
les encuentra de varias capacidades
El gotero de laboratorio es también llamado cuentagotas.
Su función principal es traspasar pequeñas cantidades de líquidos (gota a
gota) de un recipiente a otro. Si lo que necesitas es medir volúmenes
exactos, éste instrumento no se recomienda (las pipetas son los mas
recomendados).

La placa de Petri es un recipiente redondo, de cristal o plástico, con una


cubierta de la misma forma que la placa, pero algo más grande de diámetro,
para que se pueda colocar encima y cerrar el recipiente, aunque no de forma
hermética. Es parte de la colección conocida como «material de vidrio». Se
utiliza en Microbiología para cultivar células, observar la germinación de las
semillas o examinar el comportamiento de pequeños animales.

Vidrio de reloj (química). Se llama así por su parecido con el vidrio de


los antiguos relojes de bolsillo. Se utiliza en química para evaporar
líquidos, pesar productos sólidos, como cubierta de vasos de
precipitados, y para contener sustancias parcialmente corrosivas.

Pipetas graduadas. Están calibradas en unidades convenientes para permitir la


transferencia de cualquier volumen desde 0.1 a 25 ml. Hacen posible la entrega de
volúmenes fraccionados

Tubos de centrífuga. Son empleados profusamente en biología molecular y


bioquímica no sólo para la centrifugación, sino que, dado su bajo costo, se
emplean a menudo como simples viales contenedores de sustancias químicas.
Un cubreobjetos es una fina hoja de material transparente de planta cuadrada
(normalmente 20 mm x 20 mm) o rectangular (de 20 mm x 40 mm habitualmente). Se
coloca sobre un objeto que va a ser observado bajo microscopio, el cual se suele
encontrar sobre un portaobjetos.

Los cubreobjetos usualmente están manufacturados de vidrio, por ejemplo vidrio de


silicato o de borosilicato, aunque además los hay hechos de plásticos especializados.
Pueden llegar a usarse cubreobjetos de cuarzo fundido cuando hace falta
transparencia ultravioleta, por ej., para microscopía fluorescente. Algunos
cubreobjetos pueden llegar a tener una retícula grabadas en ellos.

La capsula de porcelana es un pequeño contenedor semiesférico con un pico en su


costado. Este es utilizado para evaporar el exceso de solvente en una muestra. Las
Capsulas de Porcelana existen en diferentes tamaños y formas, abarcando
capacidades desde los 10 ml hasta los 100 ml.

Mortero y pilón. Un mortero es una herramienta que se utiliza para


moler y mezclar sustancias, incluidos los productos químicos en un
laboratorio o también la comida en la cocina

Las pinzas de laboratorio son un tipo de sujeción ajustable, generalmente de


metal, que forma parte del equipamiento de laboratorio, mediante la cual se
pueden sujetar diferentes objetos de vidrio (embudos de laboratorio,
buretas...) o realizar montajes más elaborados (aparato de destilación). Se
sujetan mediante una doble nuez a un pie o soporte de laboratorio o, en caso
de montajes más complejos (línea de Schlenk), a una armadura o rejilla fija.

Una gradilla es un utensilio utilizado para dar soporte a los tubos de ensayos o
tubos de muestras. Normalmente es utilizado para sostener y almacenar los
tubos. Este se encuentra hecho de madera, plástico o metal.
Los mecheros bunsen son quemadores de gas usados como fuentes de calor
en los laboratorios para múltiples aplicaciones como calentar muestras y
reactivos, evaporar soluciones y esterilizar objetos. La llama de un mechero
bunsen se puede ajustar fácilmente modificando los flujos de gas y de aire. El
gas utilizado como combustible puede ser gas natural

El asa bacteriológica o asa de platino es un instrumento de laboratorio


que consta de una base que puede estar hecha de platino, acero, aluminio
y un filamento que puede ser de nicromo, tungsteno o platino que
termina o en un arito de 5 mm o en punta.

Se emplea para transportar, arrastrar, trasvasar inóculos (pequeño


volumen que contiene microorganismos en suspensión) desde la solución
de trabajo también llamada “solución madre” al medio de cultivo (sólido
o líquido) o de un medio a otro (resiembra). También sirve para la
realización de frotis.

El pH-metro es un sensor utilizado en el método electroquímico para medir el pH


de una disolución.

La determinación de pH consiste en medir el potencial que se desarrolla a través


de una fina membrana de vidrio que separa dos soluciones con diferente
concentración de protones. En consecuencia se conoce muy bien la sensibilidad y
la selectividad de las membranas de vidrio delante el pH.