Vous êtes sur la page 1sur 5

Anfibología

Doble sentido, vicio de la palabra, manera de hablar en la que se puede dar más de una
interpretación. Oscuridad en la expresión.
INCORRECTO CORRECTO
Calcetines para caballeros de lana. Calcetines de lana para caballeros.
Medias para señoras de cristal. Medias de cristal para señoras.
Ventilador de bolsillo eléctrico. Ventilador eléctrico de bolsillo.
Me voy a lavar. Voy a lavarme. Voy a lavar.
Se lo agradezco un montón. Se lo agradezco mucho.
Arcaísmo
Frase o manera de decir anticuada.
INCORRECTO CORRECTO
Desfacer entuertos. Deshacer agravios.
Currículum. Currículo-s.
Barbarismo:
Pronunciar o escribir mal las palabras o emplear vocablos impropios.
INCORRECTO CORRECTO
Poner los puntos sobre las is. Poner los puntos sobre las íes.
Mil nuevecientos noventa y dos. Mil novecientos noventa y dos.
Partís leña con la hacha. Partís leña con el hacha.
Aprobastes el examen. Aprobaste el examen.
Está prohibido a nivel estatal. Está prohibido en todo el Estado.
El equipo gana de cinco puntos. El equipo gana por cinco puntos.
Es por esto que... Por esto es por lo que. Por esto.
Cacofonía:
Encuentro o repetición de las mismas sílabas o letras.
INCORRECTO
Juana nadaba sola.
Atroz zozobra.
Extranjerismo:
Voz, frase o giro de un idioma extranjero usado en castellano.
INCORRECTO CORRECTO
Barman. Camarero.
Best-seller. Éxito de venta.
Bungalow Casa de campo.
El number one. El número uno.
Hiato:
Encuentro de vocales seguidas en la pronunciación.
INCORRECTO
De este a oeste.
Iba a Alcalá.
Idiotismo:
Modo de hablar contra las reglas ordinarias de la gramática, pero propio de una lengua.
INCORRECTO CORRECTO
Déjeme que le diga. Permítame decirle.
Alcanzabilidad. Alcance. Alcanzable.
Controlabilidad. Control.
Me alegro de que me haga esta pregunta. Su pregunta es acertada.
Impropiedad:
Falta de propiedad en el uso de las palabras. Empleo de palabras con significado distinto del
que tienen.
INCORRECTO CORRECTO
Es un ejecutivo agresivo. Es un ejecutivo audaz.
Examinar el tema con profundidad. Examinar el tema con detenimiento.
La policía incauta dos kilos de droga. La policía se incauta de dos kilos de droga.
Juan ostenta el cargo de alcalde. Juan ejerce el cargo de alcalde.
Ha terminado el redactado de la ley. Ha terminado la redacción de la ley.
El coche era bien grande. El coche era muy grande.
Neologismo:
Abuso de vocablos, acepciones o giros nuevos.
INCORRECTO
Acrocriptografía. (Representación de las figuras de vuelo acrobático.)
Pleonasmo:
Empleo de palabras innecesarias.
INCORRECTO CORRECTO
Miel de abeja. Miel.
Tubo hueco por dentro. Tubo.
Persona humana. Persona.
Me parece a mí que... Me parece que...
Suele tener a menudo mal humor. Suele tener mal humor.
Muy idóneo. Idóneo.
Muy óptimo. Óptimo.
Volar por el aire. Volar.
Etc., etc., etc. Etc.

Redundancia:
Repetición innecesaria de palabras o conceptos.
INCORRECTO CORRECTO
Sube arriba y... Sube y...
Salió de dentro de la casa. Salió de la casa.
A mí, personalmente, me parece que... Me parece que...
Lo vi con mis propios ojos. Lo vi.
Solecismo:
Falta de sintaxis; error cometido contra la exactitud o pureza de un idioma.
INCORRECTO CORRECTO
Andé, andamos. Anduve, anduvimos.
Dijistes. Dijiste.
Lo llevé un regalo. Le llevé un regalo.
La llevé un regalo. Le llevé un regalo.
El humo y el calor no me deja trabajar. El humo y el calor no me dejan trabajar.
Entrar las sillas. Meter las sillas.
Hacer la siesta. Echar la siesta.
Le dije de que no entrara. Le dije que no entrara.
A grosso modo habría... Grosso modo habría...
Contra más me lo dices... Cuanto más me lo dices...
Han habido mucha gente. Ha habido mucha gente.
Ultracorrección o hipercorrección:
Deformación de una palabra pensando que así es correcta, por semejanza con otra parecida.
INCORRECTO CORRECTO
Bilbado. Bilbao.
Inflacción. Inflación.
Périto. Perito.
Tener aficción por... Tener afición por...
Vulgarismo:
Dicho o frase incorrecta utilizada por la gente sin cultura.
INCORRECTO CORRECTO
Medecina. Medicina.
Cacagüete. Cacahuete
Istrumento. Instrumento
Carnecería Carnicería.
Dequeísmo:
Añadir elementos innecesarios de enlace. ("DE QUE")
INCORRECTO CORRECTO
Dijo de que se iba. Dijo que se iba.
Contestó de que estaba enfermo. Contestó que estaba enfermo.
Creo de que no está bien. Creo que no está bien.
Pienso de que es tarde. Pienso que es tarde.
Adequeísmo:
Eliminar elementos de enlace necesarios. ("DE")
INCORRECTO CORRECTO
Estoy seguro que vendrá. Estoy seguro de que vendrá.
Le informó que vendría. Le informó de que vendría.
Acuérdate que llega hoy. Acuérdate de que llega hoy.
No te olvides sacar el perro. No te olvides de sacar el perro.
LOS VICIOS DEL LENGUAJE

El lenguaje puede concebirse como un instrumento de comunicación. Si estamos de acuerdo en


ello, entonces admitiremos que el lenguaje es susceptible de usarse con mayor o menor habilidad,
con mayor o menor eficacia. Por consiguiente, también reconoceremos que es posible cometer
errores cuando se maneja ese instrumento.
Las faltas de lenguaje son los errores que se cometen al emplear una lengua. Sin embargo, hay
que advertir que, por lo común, cuando se habla de “errores”, “faltas” o “incorrecciones”, se usa el
criterio tradicional normativo, es decir, la adecuación a la lengua culta, y especialmente, a la lengua
escrita. Por tanto, lo que es falta en una variedad o nivel de la lengua puede no serlo en otra .Las
faltas de lenguaje se han clasificado tradicionalmente en dos grandes categorías:
A. LOS VICIOS DE DICCIÓN
B. LOS VICIOS DE CONS TRUCCIÓN
Los “vicios de dicción” consisten en el mal empleo de un vocablo considerado en sí mismo, sin
tenerse en cuenta sus relaciones con las palabras del contexto.
Con el nombre tradicional de “vicios de construcción” se designan todos aquellos usos incorrectos de
las palabras consideradas en su relación con otras palabras de la misma frase u oración. Dicho de
otro modo, los “vicios de construcción” son los errores en la composición o construcción de los
enunciados (compuestos de al menos dos unidades léxicas), o sea, en la formación de los
sintagmas.
De manera didáctica aquí llamaremos a los dos vicios antes mencionados como “vicios del
lenguaje”.Los cuales se explican a continuación:

El vulgarismo: se llama vulgarismo toda falta de pronunciación o de formación de los vocablos,


que cometen generalmente las personas poco instruidas o sin conocimiento de la norma culta.
Ejemplos:
1. Por sustitución de fonemas: juimos, jósjoro, nojotros, juyío, güenísimo, agüelo, deligencia,
rebundancia, consiguir, linia, cuete, lagrimógeno, golpiar, cupitre, calcamanía, maltillal,
suerdo, semos, Eduviges. “Se venden vacenillas para niños.”
2. Por omisión o adición de fonemas, o por metaplasmos no autorizados: acetar, eletricidá,
dentrar, lamber, mendingar, nadien, enchufle, dijieron, trajieron, alante, pa tras, onde, aonde,
amarrao, comío, dormío, concencia, ta bien, tonce o tons o toes, pa difrutala; trentiuno,
cuarentidós, cincuentitrés, sesenticuatro, setenticinco, ochentiséis, noventisiete; inresponsable,
inrompible .
3. Por adición y sustitución, simultáneamente: agomitar.
4. Por omisión y sustitución, simultáneamente: refalar, efaratar.
5. Regularización no autorizada de verbos irregulares: yo sabo, yo cabo, yo apreto, yo forzo, yo
renovo, yo degollo, yo conducí, él tradució, yo satisfací, tú satisfaciste, escribido, inscribido.Rompido
es correcto, pero anticuado: hoy en día solo se usa roto.
6. Confusión de desinencias verbales por analogía: amaríanos, comeríanos, estábanos, fuéranos;
Muletilla: Hábito de repetir sistemática e inconscientemente una palabra, frase u oración.
Ejemplo: "Te fijas" que cuando salí de la piscina, "te fijas", él estaba ahí, "te fijas" mirándome con
esos enormes ojos "te fijas" y yo no sabía que hacer, "te fijas" .
Neologismo: Abuso con palabras o giros nuevos o recientes en una lengua. Ejemplo: ... Necesito tu
"página web" o por lo menos dame tu "e-mail".
Cacofonía: Combinación o unión de sonidos inarmónicos y poco gratos al oído. Ejemplo: "Pamela
me la molió".
Ambigüedad: Es la falta de claridad. Oración con doble interpretación o comprensión. Ejemplo: En
la avenida Las Condes venden pañales para "adultos desechables".
Arcaísmo: Frase o palabra anticuada y en desuso.Los arcaísmos son voces anticuadas, que la
lengua general ha ido desechando a lo largo de su historia. Muchos arcaísmos pueden leerse en las
obras del Siglo de Oro, y algunos perduran en el habla de las zonas rurales (pasaron a ser marcas
del lenguaje rústico) o en el habla de personas poco instruidas (pasaron a considerarse
vulgarismos).
Ejemplos:
1. Vocablos o morfemas desusados en la variedad general culta del español: Asaz, ansí o
ansina, agora, endenantes, estonce, escuro, estoria, mesmo, facer, fijodalgo, fierro, falcón,
deprender, aguaitar, vide, haiga, arrempujar, abajar, emprestar, trompezar, recebir..
Dequeísmo: Abuso con las palabras "de que". Generalmente está de más la preposición de.
Ejemplo: La ciudadanía cree "de que" vamos progresando. Sonsonete: Ruido en la pronunciación.
Alterar el correcto sonido de algunas consonantes .Ejemplo: La "shisha" de "Mulshén" es
"zenzazional
Solecismo: Error en la sintaxis o en la conjugación verbal que le quitan pureza y exactitud a un
idioma. Ejemplo: Esperemos que no "haiga" problemas en el estadio. )
En general, se llama solecismo a toda violación de las normas sintácticas.
Podemos distinguir las siguientes clases principales de solecismo:
1.1. Discordancia o falta de concordancia
Consiste en violar la conformidad que debe existir entre los accidentes gramaticales: género, número
y persona .
Los siguientes errores de concordancia se deben a que se aplican innecesariamente las reglas
relativas a la conformidad de los accidentes gramaticales:
1. Una poca de agua
2. Están medios dormidos
3. Noches demasiadas frías
4. Animales bastantes grandes
5. Hubieron manifestaciones6. En el salón no pueden haber alumnos que no estén inscritos.
Barbarismo : es la falta que se comete al pronunciar o escribir una palabra. Cuando un ex
presidente de cualquier país hispanoparlante dice que Eso es axurdo, está cometiendo ese tipo de
falta. Igual que cuando pronuncia: Marixa, en vez de Maritza. ¿Vamos entendiéndonos? Veamos si
es verdad. ¿Cómo se llama la falta que comete la muchacha aquella que les conté hace unas
cuantas columnas y que al corregirla: No se dice: nadien, y ella replicaba: Yo no digo así. Yo digo:
nadien, y repetía el error? Por ser error en la pronunciación o en la escritura de una palabra, la falla
es conocida con el nombre de barbarismo. O.K? Entonces, ¿cuál es la diferencia entre el barbarismo
y el solecismo? Para que no tenga que leer de nuevo esta columna se la repito, el barbarismo se
refiere a las palabras de otros idiomas hall,lobby, pitcher, vestiare. También se refiere a la mala
pronunciación o escritura de una palabra, como cuando alguien dice: Voy para el areopuerto o El
estudia Metereología. Las palabras que he destacado no se pronuncian ni escriben así, sino:
aeropuerto y Meteorología. El solecismo, en tres palabras es: falta de sintaxis. Ahora viene la
pregunta lógica: ¿Y qué es sintaxis? Veamos algunos ejemplos. Cuando usted va al campo y oye:
Me se perdió el sombrero; Hazlo como te se ordena. Allí hay fallas de coordinación. Ya no se trata de
la ortografía o pronunciación de una palabra, sino de la coordinación que debe existir entre ellas,
para formar una oración. En este caso, lo correcto sería: Se me perdió el sombrero.
Son muchos los españoles que dicen: Voy a por ella. Este tipo de construcción tiene sus defensores,
quienes alegan que: Voy a por ella significa que voy a buscarla, mientras que Voy por ella, puede
entenderse que voy porque ella me obliga. Debo aclarar que este tipo de construcción, rara para los
venezolanos y que la Academia rechaza como un solecismo, a pesar de estas explicaciones, no la
he observado fuera de España.
En la Madre Patria, son fuertes el leísmo y el laísmo, la docta corporación nos ofrece este ejemplo
como solecismo: La di el libro, por Le di el libro (a ella).
Existen numerosos ejemplos de escritores hispanos que han utilizado esta forma de construcción ,
pero es de advertir que antes era una manera usual de expresión y hasta Don Miguel de Unamuno la
utilizó en sus novilas, como él las llamaba. Otro tipo de solecismo es el uso de cuyo en oraciones de
esta guisa: Le regaló una joya cuya joya era de oro. Debe decirse: ... la cual era de oro.
A los barbarismos también se les califica como ANGLICISMO, GALICISMO, GERMANISMO, etc.,
según provengan
MONOTONÍA O POBREZA LÉXICA
Consiste en el uso reiterado y excesivo de los mismos vocablos para expresar ideas diferentes y
para las cuales existen palabras más precisas.
Ejemplos:
1. Decir: decir un discurso, decir un ejemplo, decir lo que ocurrió, decir un poema...
PLEONASMO O REDUNDANCIA
Es la presencia de palabras innecesarias para el sentido de la frase u oración.
Hay quienes distinguen “redundancia” de “pleonasmo”: la primera es un error estilístico, el segundo
es una figura retórica. Como quiera que sea, para nuestros fines, consideraremos ambos términos
como sinónimos.
Ejemplos:
1. Armada naval
2. Bajar para abajo
3. Subir para arriba
4. Salir para afuera