Vous êtes sur la page 1sur 39

SEGUNDA PARTE

PROCEDIMIENTOS CRIMINALISTICOS

TITULO I

BALISTICA FORENSE
I. GENERALIDADES

La Balística Forense es parte esencial de la Criminalística y de la Balística


General, que tiene por objeto el estudio de las armas de fuego, su munición y
los fenómenos producidos por los disparos de éstas, comprendiendo entre otros,
el efecto y la dirección de los proyectiles, la determinación de los orificios de
entrada y salida, la presencia de características del disparo a corta distancia
(tatuajes, chamuscamiento, ahumamiento), la confrontación de proyectiles y
casquillos, la determinación de trayectorias, así como cuanto detalle y
circunstancias que fueran de utilidad y resulten posibles para el esclarecimiento
de un hecho delictuoso en una investigación Policial y/o Judicial.

La técnica de estudio, se basa en la demostración de la identidad balística


que se establece entre un arma de fuego y sus proyectiles; por lo tanto, las
características o estrías que presenta un proyectil o cartucho disparados por un
arma de fuego y observados al microscopio de comparación, presentarán
similitud de características de originalidad y constancia; es decir, serán como dos
impresiones digitales provenientes de un mismo dígito. No existen armas de
fuego que produzcan un disparo similar, pese a su producción en serie.

II. EVOLUCION

Podemos señalar brevemente que la evolución de las armas de fuego


se inicia en la era antropozoica "Cuaternaria" (Hombre después del
mono), donde el hombre se agrupa ante la imposibilidad de combatir con
el animal, y suple con astucia su capacidad de defenderse.

Recordemos que el hombre es el único ser que tiene la facultad de


lanzar proyectiles; así nacen las armas arrojadizas para lograr alejar a los
enemigos; también aparece el cuchillo rudimentario fabricado de hueso o
espina. En el paleolítico Superior aparece la lanza, que era un palo
seleccionado con una piedra atada con fibras vegetales o cuero.

En el Neolítico el hombre sigue su proceso de evolución y en base a


su potencia, velocidad y distancia diseña una "honda de cuero" con la
cual lanza o arroja sus piedras.
En la Edad Media el hombre sigue luchando y con el empleo del
caballo da origen a los "caballeros", que usan armas personales.

La dinámica creativa de la mente humana no cesó y aparecieron


proyectiles como la "Pedernal", "La Romana", "La Michellet","La
Florentina", "El Forsyth" del Reverendo Alexander Forsyth en 1807 que
usaba fulminante de mercurio, situación que revolucionó la industria del
arma de fuego.

La Balística Forense es una ciencia relativamente nueva, los primeros


trabajos datan de 1912 cuando el profesor Baltahazard de la Universidad
de París, expuso en el Segundo Congreso de Medicina Legal, la
identificación de las armas de fuego por sus balas, mediante la fotografía
tomada al proyectil incriminado y el de prueba disparado con el arma
sospechosa. Estas fotografías eran ampliadas y luego comparadas. El
método era sumamente costoso y las fotografías se obtenían empleando
una cámara pantoscópica. Este método daba buenos resultados sólo
cuando el proyectil examinado no tenía deformaciones.

Las primeras tentativas para establecer si un proyectil había sido


disparado por un arma de fuego, datan de mas de cien años; es posible
que en algunos casos estas identificaciones hayan tenido éxito, en vista
de que en ese entonces, los proyectiles eran fabricados por el propio
tirador, quien les imprimía un sello particular que los individualizaba. Pero
cuando las municiones comenzaron a ser producidas por fábricas, las
posibilidades de identificación fueron cada vez menores.

En la actualidad, la identificación de las armas por el estudio


comparativo de los proyectiles disparados, ha alcanzado un gran auge,
con la aplicación de instrumentos apropiados, habiendo llegado tal
estudio a un 100% de efectividad.

III. CLASIFICACION DE LA BALISTICA


La Balística se divide en tres grandes partes: Balística Interior, Balística
Exterior y Balística de Efectos, según realice el proyectil su recorrido dentro del
arma, en el espacio o en su encuentro con el objeto que puede ser casual o
pretendido. Por razones estrictamente de carácter académico, se considera una
cuarta parte que se denomina Balística Elemental.

A. BALISTICA INTERIOR

Estudia el movimiento de los proyectiles en el interior de las armas


de fuego, desde el momento en que se produce el golpe del percutor
sobre el fulminante del cartucho, en que comienza interiormente el
efecto de los gases de la pólvora, hasta que el proyectil abandona el
arma de fuego por la boca del cañón.

Esta parte de la Balística comprende el estudio de la transformación


de la pólvora, la presión del proyectil en las paredes del ánima del
cañón, la velocidad que adquiere y desarrolla el proyectil desde la
recámara hasta la boca del cañón, el resultado que en el alcance y
penetración significan las ánimas lisas o las rayadas y la posible
utilización de los efectos de un disparo, para facilitar la carga
automática de la misma arma.

Pero, esta parte hasta la fecha dificulta su estudio técnico debido a


que los fenómenos que comprende, son caracterizados por grandes
variaciones de presión y temperatura en una fracción mínima de
tiempo.

B. BALISTICA EXTERIOR

Estudia el movimiento del proyectil durante su recorrido por el


espacio, es decir, desde que sale por la boca del cañón, hasta
encontrar el blanco pretendido o casual; en consideración a la
gravedad, a la resistencia del aire, y a los obstáculos que se puedan
interponer. La velocidad del proyectil en el momento de abandonar la
boca del cañón se llama Velocidad Inicial, y la línea imaginaria que
describe su centro de gravedad se denomina Trayectoria.

C. BALISTICA DE EFECTOS

Estudia los efectos que produce el proyectil desde que abandona la


boca del cañón, (rebotes, choques, perforaciones, etc.), hasta que
incide sobre el blanco pretendido u otro que al azar se determine por
desviación de la trayectoria, o hasta que perdido su impulso o energía,
llega al estado de reposo.

D. BALISTICA ELEMENTAL

1. COMPORTAMIENTO DEL PROYECTIL

Al efectuar un disparo, el proyectil impulsado por los gases de la


combustión de la pólvora, recorre el interior del cañón del arma y,
animado de una velocidad inicial, se proyecta hacia adelante,
recorriendo una trayectoria, que se ve afectada por dos elementos
fundamentales: primero, la fuerza de gravedad que lo atrae hacia el
centro del planeta, frenando su recorrido; y segundo, la atmósfera
que consume poco a poco, la energía cinética que anima el proyectil.

Como consecuencia de estos dos factores, el proyectil pierde


velocidad y va cayendo hacia el suelo. Este recorrido, mal llamado
algunas veces "curva parabólica" recibe el nombre de "trayectoria",
cuya primera parte es rectilínea, para luego iniciar una caída curva
hasta llegar al punto de arribada.

Depositado el cartucho en la recámara y al presionar la cola del


disparador, se libera el martillo, que al actuar sobre la aguja
percutora activa el fulminante, inflamándolo instantáneamente,
encendiendo a su vez la pólvora, la cual deflagra también
instantáneamente, dando lugar a la formación de un gran volumen
de gases en un espacio muy pequeño; por lo que, la presión que
ejercen estos gases en todas direcciones, es del orden de muchos
centenares de kilogramos por centímetro cuadrado de superficie.

La parte más débil del proyectil cartucho es la unión del culote del
proyectil, el mismo que está sujeto por el engarzamiento al casquillo
o vaina; al darse la explosión se inicia el movimiento del proyectil,
introduciéndose en el cañón, que por la diferencia de dureza, se
"clava" por así decirlo, en el estriado, produciéndose el movimiento
de rotación, alcanzando a la salida del cañón, un giro sobre su eje
de varios centenares de vueltas por segundo. Todo lo dicho ocurre
en un tiempo infinitesimal.

Lo ideal es que toda la pólvora que se encuentra en el cartucho,


termine por quemarse antes de que la bala recorra todo el cañón.
De este comportamiento de la pólvora, va a depender la mayor o
menor regularidad de disparos entre armas largas y cortas, mientras
en las primeras la longitud del cañón permite la total o casi total
combustión de la pólvora, en las armas cortas no ocurre esto, por lo
tanto el tiro resulta más irregular. Aunque la presión tiende a
disminuir desde que la pólvora se quema, sigue siendo suficiente
para empujar al proyectil a lo largo de todo el cañón, hasta la salida
por la boca de fuego, en cuyo momento desaparece
inmediatamente.

2. MOVIMIENTO DEL PROYECTIL EN EL AIRE

Para analizar el movimiento del proyectil, se estudia el camino


que recorre el mismo en el vacío (sin recibir la acción de fuerza
alguna), la modificación del camino que recorre por acción de la
atracción terrestre (gravedad), la modificación de los caminos
anteriores por la intervención de la resistencia del aire, y finalmente,
el camino verdadero que recorre el proyectil en el aire.

Tan pronto el proyectil abandona la boca del cañón enfrenta a


fuerzas que se oponen a su movimiento: la gravedad y resistencia
del aire.

El proyectil, durante su marcha por el aire, pone a éste en


movimiento, lo cual se hace más o menos perceptible para nuestros
oídos por medio de un silbido o zumbido. Aquí el proyectil pierde
parte considerable de su energía, que es absorbida por el aire para
ponerse en acción, en consecuencia pierde también velocidad
(Resistencia del aire).

Para dar a conocer una acción de la influencia de esa resistencia,


se hace saber que un proyectil de fusil "Mauser" modelo 1909,
calibre 7.65mm X57, de formas aerodinámicas modernas, tiene en el
"vacio" y con la sola intervención de la gravedad, un alcance
aproximado de 64,300 metros, mientras que actuando en el aire
alcanza tan sólo unos 4,500 mts.

Se han realizado estudios analíticos de comparación de


experiencias, llegando a las siguientes conclusiones:
a. Un proyectil con gran carga por sección transversal (peso en Kg.
dividido por su sección transversal en cm), pierde alcance
mucho menos que otro de pequeña carga por sección transversal.

b. De dos proyectiles de igual calibre, peso, velocidad inicial y


ángulo de elevación, disparados con una misma arma, posee
mayor alcance el que tiene su punta más aguda.

c. La resistencia del aire es proporcional al peso del mismo y ese


peso depende de la altura a que se halla del suelo. Se tiene así
que la resistencia del aire varía con la altura.

IV. AREAS DE ESTUDIO PERICIAL

A. INSPECCION TECNICO CRIMINALISTICA (ITC)

Es la diligencia que practica el Perito Balístico y que constituye la


aplicación de la Inspección Tecnico Policial (ITP); está constituída por
el conjunto de actividades que se realizan para buscar, detectar y
recoger los indicios y/o evidencias susceptibles de presentar un interés
de caracter balístico.

Cuando el Perito Balístico realiza esta diligencia, orienta al pesquisa


en su investigación para que éste pueda realizar una investigación
objetiva y efectiva, tendiente a concluir en la identificación del o de los
autores del hecho criminal.

En el lugar donde se ha producido un hecho delictuoso con la


intervención de arma de fuego, se realiza un relevamiento descriptivo
fotográfico y una interpretación técnico-científica tanto de los vestigios
materiales del hecho y del arma de fuego, así como de objetos y de
elementos indiciarios relacionados con otras disciplinas (Medicina
forense, Química, Biología, etc.), para la determinación de la causa de
la muerte o lesiones (heridos accidentales, autolesiones, homicidio,
suicidio) etc.

1. BUSQUEDA DE INDICIOS

En una ITC deben tenerse en cuenta las siguientes precauciones:

a. Nunca se toma el arma encontrada en la escena del crimen, sin


que antes haya sido registrada su ubicación y posición, mediante
fotografías y croquis de conjunto de aproximación. Si fuera posi-
ble se tomarán también fotografías métricas con ayuda de una
cinta gradual.
b. Las inmediaciones del lugar donde se halló el arma pueden ser
también de importancia, por ejemplo en caso de que en el piso
existan huellas que muestren la caída del arma.

c. En la recolección de muestras de interés, se tendrá especial


cuidado en aislar cada una de ellas, para evitar se alteren o
destruyan los indicios.

d. Para el traslado de un arma se procederá primero a verificar si


esta se encontraba cargada o preparada, posteriormente se
procederá al embalaje adecuado; para los demás elementos de
estudio, se empleará bolsa de plástico con la correspondiente
tarjeta de la evidencia, facilitando así su identificación y posterior
estudio.

e. La ubicación de casquillos y los impactos de bala en las prendas,


serán también registrados mediante fotografías y croquis.

f. Precisar si las superficies pulidas del arma, cacerina y culata


contienen huellas digitales.

g. Cuando se levanta el arma, no colocar un lápiz u otro objeto


similar en el cañón, a pesar de que algunos lo recomiendan,
porque de esa manera puede destruirse importantes indicios, o
producir estrías en el ánima del cañón.

h. Comprobar si existe manchas de sangre, pelos, fibras, etc.,


procurando que tales indicios no se alteren ni destruyan para su
estudio en el laboratorio.

i. Verificar si el arma estaba cargada o descargada, cartuchos que


contenía, si existen señales de haber sido disparada
recientemente, olor a pólvora, etc.

j. Manipular el arma lo menos posible antes de ser entregarla al


Laboratorio. No percutarla.

k. Al buscar la marca y número del arma, debe recordarse que no


siempre se encuentran fácilmente. Algunas veces pueden ser
localizadas bajo el cañón del arma o en lugares cubiertos por
baquelita o madera.

2. RECOJO DE MUESTRAS

En las investigaciones relacionadas con hechos criminales en los


que se haya empleado armas de fuego, se debe tener especial
cuidado en recuperar, marcar y conservar todo aquello que pueda
constituirse en elemento probatorio; las precauciones de protección
se refieren también al manejo de las armas, a fin de evitar disparos
accidentales.

Se entiende que el levantamiento de las muestras será hecho por


el Perito Balístico. A continuación, se anotan las muestras que
son susceptibles de ser recogidas, con indicaciones de las
determinaciones posibles por parte de los Peritos en el laboratorio.

MUESTRAS En el Laboratorio será analizado y


estudiado para la determinación de:

PROYECTILES Estructura, forma, calibre,tipo de arma usada, nombre del


fabricante y otras características de identificación.

CASQUILLOS Estructura,forma, calibre, tipo de arma usada, nombre del


fabricante y otras características de identificación.

Estructura,tipo, marca,calibre, país fabricante, acabado,


ARMAS estado de conservación y funcionamiento características
de haber sido disparado, modelo, número de serie,
número de pieza, etc.

CARTUCHOS Estructura, marca,tipo, calibre, país fabricante acabado,


estado de conservación y funcionamiento,caracteristicas
de la pólvora.

Calibre de los perdigones y el calibre del arma usada a


PERDIGONES Y TACOS partir de las medidas del taco.

B. ARMAS DE FUEGO

De todos los inventos realizados por el hombre, nada lo ha fascinado tanto


como el arma de fuego. Según Oliver Winchester "es una máquina térmica
para disparar balas". En forma general diremos que las armas son
instrumentos, aparatos o máquinas que sirven no sólo para ofender sino para
defenderse.

1. CLASIFICACION DE LAS ARMAS EN GENERAL

a. Manuales, (para el combate cuerpo a cuerpo)


b. Ofensivas o defensivas
c. Individuales o colectivas
d. Por sus efectos:

(1) Contundente
(2) Cortantes
(3) Perforantes
(4) Cortantes-perforantes
(5) Contundentes-perforantes
(6) Cortantes contundentes

e. Armas de fuego.
f. Armas de fogueo.
g. Armas de fabricación casera.

2. CLASIFICACION DE LAS ARMAS DE FUEGO

a. POR SU DESTINO

(1) ARMAS DE GUERRA

Aquellas que son utilizadas para la guerra (fusil, bazooka,


misil).

(2) ARMAS DE CAZA

Aquellas que se utilizan especialmente para este fin, tanto


para la caza mayor como para la caza menor (carabina 22,
30, 38, 44; escopeta 12, 16, 20).

(3) ARMAS DE DEFENSA PERSONAL

Dentro de las armas de defensa personal están


consideradas todas aquellas de corto alcance, en su
generalidad las de puño, como son pistolas y revólveres.

(4) ARMAS DEPORTIVAS

Son todas aquellas utilizadas para este fin, por ejemplo:


pistolas olímpicas, escopeta de tiro al platillo, etc.

b. POR SU CALIBRE

(1) ARMAS DE GRUESO CALIBRE


Mayor a los 75 mm.

(2) ARMAS DE MEDIANO CALIBRE


Las de 20 a 75 mm.

(3) ARMAS DE PEQUEÑO CALIBRE


Menores de 20 mm.

c. POR SU SISTEMA DE CARGA

(1) ARMAS DE AVANCARGA

Son aquellas que se cargan por la boca del cañón.

(2) ARMAS DE RETROCARGA


Son aquellas que se cargan por el extremo posterior del
cañón (recámara), en general todas las armas modernas se
consideran en esta clasificación.

d. POR SU FUNCIONAMIENTO

(1) ARMAS AUTOMATICAS

Son aquellas de tiro y carga automática, o sea, todas


aquellas que, abastecidas y previo armado por una sola vez,
producen una corriente contínua de disparos, mientras se
mantenga presionado el disparador; ejemplo: las ametralla-
doras, etc.

(2) ARMAS SEMIAUTOMATICAS

Son aquellas sólo de carga automática, las que previo


abastecimiento, armado y preparado, y a la acción del dedo
sobre el disparador produce el disparo de un solo cartucho,
realizándose las operaciones de extracción, eyección del
casquillo, alimentación y armado automático, sin la
intervención directa del tirador, quedándose preparada para la
nueva acción sobre el disparador, siendo imprescindible
presionar nuevamente éste para que se produzca un nuevo el
disparo; ejemplo: las pistolas de puño: Browning, Star,
BERETTA, etc.

(3) ARMAS DE REPETICION

Aquellas que para efectuar el disparo, exigen la acción del


tirador sobre el mecanismo de cierre y obturación (cerrojo)
antes y después de cada disparo, son propiamente armas
mecánicas; ejemplo: los Fusiles MÁUSER.

e. POR SU EMPLEO

(1) ARMAS COLECTIVAS

Aquellas que por su potencia de fuego requieren la


intervención de varios individuos para su manejo; ejemplo: las
ametralladoras pesadas, etc.

(2) ARMAS INDIVIDUALES

Son aquellas cuyo empleo lo hace una sola persona y no


requiere la intervención de otras; ejm: pistolas ametralladoras,
fusiles, revólveres, pistolas semiautomáticas, etc.

3. FABRICACION DEL CAÑON DE UN ARMA DE FUEGO


Reviste gran importancia para el Perito Balístico o investigador,
conocer el proceso de fabricación del cañón del arma de fuego, ya
que la forma en que se lleva a cabo, va a influir en los resultados de
una investigación. La manufactura se inicia al taladrar de un extremo
a otro una barra maciza de acero, para convertirla en un tubo de
determinada longitud, puliéndose el interior, hasta lograr que la
superficie quede perfectamente lisa, luego se tallan las estrías en
espiral a lo largo del interior del cañón, los espacios entre una estría
y otra hacen un relieve que se denomina "campo". Al conjunto de
campos y estrías se le denomina "rayado", constituyendo el factor
más importante en lo que se refiere a la identificación de las armas
de fuego y de los proyectiles.

Con el propósito de corregir estas deficiencias, las balas fueron


objeto de un alargamiento, como para darles una forma semejante a
las que tienen actualmente. Con esta modificación se logró que la
bala adquiera mayor peso y al mismo tiempo que el aumento de la
superficie de contacto permita mayores proporciones de la fuerza
impulsora de los gases derivados de la deflagración de la pólvora. A
pesar de estas mejoras los resultados no eran del todo
satisfactorios; contribuían para esto las características de la super-
ficie interior del cañón, el proyectil se ladeaba y perdía rápidamente
su velocidad.

a. RAYADO

El proceso del rayado actualmente se realiza con el auxilio de


herramientas (machuelo), que automáticamente en una sola
operación, tallan las estrías en espiral en el interior de cañón,
imprimiéndole a cada arma características peculiares que, al
individualizarla, la hacen diferente a cualquier otra; esto, debido a
que en el acero constitutivo del cañón, existen porciones que
ofrecen mayor dureza y que son responsables de microscópicas
melladuras en el machuelo, por consiguiente en cada una de las
muescas aparece una serie de finas estrías dejadas por la
melladura del machuelo; estrías que van variando en cada opera-
ción y son peculiares en cada muesca. Cada proyectil disparado,
al hacer su recorrido en el interior del cañón, registrará en sus
costados una serie de estrías producidas por las asperezas del
cañón, las que por su número y profundidad son posibles de
identificación, pues solamente otro proyectil en condiciones
similares presentará las mismas características.

Cabe indicar que cada fabricante tiene su propio diseño para


las rayas y campos, estos pueden estar inclinados de acuerdo
con ángulos diferentes, pueden variar el ancho, la profundidad y
el grado de inclinación sea a la derecha o a la izquierda,
prevaleciendo las primeras.
Otros dispositivos del arma, como son el percutor, el extractor y
las paredes de la recámara, imprimirán tanto en el casquillo como
en el disco o culote del mismo, características peculiares que van
a singularizar cada arma.

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito, podemos decir


que, al encontrase un proyectil en el cuerpo de la víctima o un
casquillo en las inmediaciones del lugar donde se produjo el
disparo, será posible determinar si corresponde al arma que se
trata de identificar, como la utilizada en la acción delictiva motivo
de la investigación.

b. CALIBRE

El calibre de un arma de fuego rayada, es considerada casi


siempre por la medida del diámetro entre dos campos opuestos.
Sin embargo existen armas cuya designación de calibre esta
basada en el diámetro medido entre dos fondos de las estrías o
bien del diámetro del proyectil en el cartucho correspondiente al
arma.

Una bala o proyectil, tiene un diámetro mayor que el del ánima


del cañón medido entre campos, de manera que estas ultimas
puedan morder el metal de la bala y producir su movimiento de
rotación. Aunque el calibre de un arma está basado en el diámetro
del ánima entre los campos, la designación del calibre no siempre
corresponde exactamente al verdadero diámetro del ánima, con
frecuencia hay alguna dificultad en determinar el calibre nominal
valiéndose de una bala disparada o de un cartucho que no lleva
marcado el calibre.

Para determinar el calibre, basta medir en milímetros o


pulgadas el espacio entre los bordes internos del cañón. Los
calibres se calculan de diferente manera en las armas norteame-
ricanas y las del continente europeo. Se debe tener en cuenta
dos tipos de calibre: real y nominal. El calibre real se mide entre
dos bordes opuestos, la medida se toma en la boca del cañón;
mientras que el calibre nominal es simplemente una medida
convencional, es el diámetro de la bala.

Para convertir pulgadas a milímetros, hay que multiplicar las


pulgadas por 25.4 o dividir por 0.03937. Para convertir milímetros
a pulgadas hay que multiplicar los mm. por 0.03937 o dividir por
25.4. El calibre se determina mediante un micrómetro calibrado
en milésimas de milímetros o de pulgadas.

La tabla siguiente puede servir de guía para determinar el


calibre bajo ciertas condiciones, nos da la designación del calibre
por armas en milímetros, centésimas y milésimas de pulgada,
comparándose uno y otros.
Centésimos de
mm Milésimos de Pulgada Milésimos de Pulgada (Inglés)
(Países de Europa) (USA/España)
5.6 .22 .220
6.35 .25 .250
6.5 .25,.26
7.0 .28 .270,.250
7. 5;7.62 .30;.32 .300;,.320
7.63,7.65 7.79,8.0 .32
9.0 .35, .38 .348,.350
9. 3,9.5 .38
10.35,10.75 -40,.41,.49
11.0 .44,.45 .440,.450

El calibre de las escopetas (armas que no poseen rayado


helicoidal), viene a ser el diámetro interno del cañón, para
aquellas de pequeño calibre; pero, en las escopetas de gran
calibre se emplea el sistema Inglés, que está basado en el
número de balas esféricas de plomo del calibre del cañón cuyo
peso suma una Libra (medida inglesa); si hay doce de tales balas
en una Libra, entonces el calibre será 12.

A diferencia de lo que ocurre con las armas de fuego cortas y


rayadas (revólver y pistolas) una Comisión Internacional de Armas
en 1961, acordó establecer números fijos para determinar el
calibre de las escopetas.

c. MUNICION

(1) EL CARTUCHO

El Cartucho es un cilindro de metal, cartón o material


sintético, compuesto por el casquillo, proyectil, pólvora y
fulminante, que son utilizados en armas de retrocarga, de
repetición y automáticas;

(2) CLASIFICACION

(a) POR SU SISTEMA DE PERCUSIÓN

1 Percusión Central

En este tipo de cartucho se coloca el fulminante en


el centro del culote del casquillo.

2 Percusión Anular
El fulminante está colocado en el reborde del culote
del casquillo, pudiendo por lo tanto efectuarse la
inflamación de la pólvora por el choque del percutor en
cualquier punto de la periferia.

3 Espiga

Estos cartuchos presentan en la parte lateral del


casquillo un tallo que es llenado en su extremo interno
de una pequeña cápsula fulminante.

(b) POR SU CALIBRE

1 Grueso Calibre

Aquellos cartuchos cuyo proyectil presentan un


diámetro mayor a los 75mm.

2 Mediano Calibre

Cartuchos cuyo proyectil presentan un diámetro no


mayor de 75mm, ni menor de 20mm.

3 Pequeño Calibre

Cartuchos cuyo proyectil presenta un diámetro


menor a los 20mm.

(c) POR SU EMPLEO

1 De guerra

a Ordinarios

Aquellos que presentan núcleo de plomo en el


proyectil, funda de acero y revestimento de cobre.

b Perforadores

Aquellos cuyo proyectil presenta núcleo de acero


y revestimento de cobre diseñados para perforar
placas de acero.

c Explosivos

Cuyo proyectil presenta carga explosiva.

d Trazadores
El proyectil lleva composición piròtecnica que
despide una luz que sirve para guiar o corregir el
tiro.

e Fumígenas

Con proyectil que contiene una sustancia o


compuesto que al momento de ser disparado deja
una estela de humo.

2 De Caza

a Mayor

Cartuchos diseñados para ser empleados con


rifles y/o carabinas y cuyo proyectil, obedece al tipo
de animal que se pretende cazar.

b Menor

Diseñados para ser disparados por escopetas y


presentan proyectiles múltiples, conteniendo postas
y perdigones, de acuerdo al tipo de presa que se
desea cazar, siendo por lo general aves o animales
pequeños.

3 De Uso Personal

Estos cartuchos son diseñados para ser utilizados


en armas cortas por lo general, aunque existe el cartu-
cho calibre 9mm parabellum que puede ser empleado
por armas automáticas y semiautomáticas.

(3) ELEMENTOS DEL CARTUCHO

(a) Proyectil o bala

Es un cuerpo compacto, poco deformable o muy duro,


cuya fabricación estuvo condicionada a la necesidad de
cargar las armas más rápido y fácilmente, y a aumentar la
precisión y eficacia en el disparo de las armas de fuego.
Su dureza depende del tipo de aleación del que están
compuestas. Actualmente existen proyectiles de plástico
de más precisión y efectividad. Puede encontrarse las
siguientes clases:

1 De Plomo desnudo
Constituído básicamente por plomo y estaño, para
lograr una mayor dureza, evitando asi se fragmente el
proyectil.

2 Plomo con baño electrolítico

Estos proyectiles aparte de la configuración normal


de su materia prima, presentan un baño por electrólisis
hecho con cobre u otro metal.

3 De Plomo encamisetado

A pesar del endurecimiento del plomo no es


suficiente para resistir las grandes velocidades
actuales; para compensar las debilidades del plomo, se
le ha reforzado con camisas, es decir al núcleo de
plomo se le ha cubierto de un metal mas resistente que
él.

Foto Nº 07.- Proyectiles calibre 9mm con cobertura metálica.

4 De acero encamisetado

Este tipo de proyectil es utilizado en los cartuchos


perforantes para fusil. Ejm: Los cartuchos coreanos que
se emplean en los fusiles AKM.

La mayoría de cartuchos para armas de fuego,


excepto las de escopeta o la de armas de aire
comprimido, tiene la forma oblonga que son aquellos
en los que predomina más el argo que el ancho.
Consta de las siguientes partes:

- Ojiva
- Cuerpo
- Base
Toman las siguientes formas:

- Cónicas
- Semicónicas
- Ojivales
- Semiojivales
- Punta chata/Wad-cutter
- Dum-Dum

(b) Casquillo

El casquillo, vaina o estuche, es un cuerpo cilíndrico


ligeramente tronco cónico que puede ser de latón, cartón
o material sintético. Es el elemento más importante del
cartucho, ya que en él se alojan el fulminante, la pólvora y
el proyectil.

El casquillo tiene las siguientes partes: el culote, donde


está alojado el fulminante, el cuerpo que contiene la
pólvora y los labios donde está insertado el proyectil.

(c) Fulminante

Es una pequeña cápsula metálica que contiene una


sustancia química altamente sensible, muy fácil de
detonar por un golpe. Al actuar el percutor sobre éste,
produce una pequeña detonación y consecuentemente el
encendido de la pólvora, originando gran cantidad de
gases. El fulminante comprende cuatro partes: cápsula,
materia fulminante, lámina de estaño o cubierta y el
yunque.

(d) Pólvora o carga de proyección

La carga de proyección es la pólvora que contiene el


cartucho. Tradicionalmente es la mezcla de salitre, azufre
y carbón, pero en la actualidad se fabrica a partir de nitro-
celulosa y/o nitroglicerina que al ser inflamada por la
detonación del fulminante, genera gran cantidad de pre-
sión, temperatura y gases.

La pólvora por su forma puede ser granulada, cilíndrica


hueca, cilíndrica compacta o laminada.

C. EXAMEN BALISTICO

La realización del examen balístico es de vital importancia, toda vez


que el Policía y la autoridad Judicial se valen de dicho informe para las
investigaciones, el cual es un aporte técnico científico, basado en un
cúmulo de apreciaciones que el Perito plasma en el Dictamen Pericial.

Dicho examen está orientado a determinar en forma precisa, el


orificio de entrada y de salida (si existieran ambos) que presenta el
cuerpo humano u objeto que se examina, asimismo la ubicación y
forma de las heridas o impactos, determinación de la distancia y
sentido del disparo; igualmente determinar el calibre y el tipo de arma
empleada. Cada tipo de examen tiene un procedimiento específico sea
en el cuerpo humano, en armas, en munición, en prendas de vestir y en
las inspecciones técnicas (inmuebles y vehículos).

1. CARACTERISTICAS DE UNA HERIDA PRODUCIDA POR


PROYECTIL DE ARMA DE FUEGO (PAF)

Si se toma una arma de fuego (pistola o revólver) y se efectúa un


disparo, se podrá observar que se encuentran estampadas las
características siguientes:

a. ORIFICIO DE ENTRADA

Es la solución de continuidad producida por el paso del


proyectil a través del soporte, que puede ser prendas de vestir,
cuerpo humano u objeto diversos, cuyas características son sui
géneris para cada caso.

Foto Nº 08 .- Herida producida por Proyectil de Arma de Fuego. Se aprecia


característica de orificio de entrada.

b. ZONA DE CONTUSION

Constituída por la lesión ocasionada en la piel y se ubica a


continuación del orificio de entrada, es producida por el golpe y
rozamiento del proyectil a su paso (erosión). Esta característica se
aprecia ante un disparo a cualquier distancia.
c. ZONA DE SUCIEDAD

Es producida a causa del limpiado del proyectil al rozar la


superficie impactada, dejando residuos de polvo, tierra o pólvora
que arrasa en el interior del cañón. Característica que se aprecia
cuando el disparo ha sido efectuado a cualquier distancia.

d. ZONA DE CHAMUSCAMIENTO

Es notoria cuando el disparo se produce desde muy cerca. Se


presenta cuando producto de la deflagración de la pólvora, quema
la superficie de contacto, produciendo un chamuscamiento
propiamente dicho (quemadura de la piel por el fogonazo del
disparo), esta zona es perenne, osea no desaparece al limpiarse.
Se aprecia en disparos efectuados a no mas de 10cm de
distancia entre la boca del cañón y la superficie a impactar.

Foto Nº 09.- Herida tangencial en cuerpo humano, producido por


proyectil de arma de fuego, a corta distancia apreciándose zona de
chamuscamiento.

e. ZONA DE AHUMAMIENTO

Es producida por la impregnación del humo u hollín, producto


de la deflagración de la pólvora; esta zona no es permanente, es
suceptible de ser limpiada. Se aprecia en disparos efectuados a
no mas de 30cm entre la boca del cañón y la superficie de la piel.

f. ZONA DE TATUAJE

Esta aparece cuando la superficie afectada es alcanzada por


restos de pólvora, o sea los gránulos semicombustos e incom-
bustos que se impregnan formando lo que se denomina "tatuaje";
se aprecia cuando el disparo se efectúa a una distancia no mayor
de 50cm entre la superficie de la piel y la boca del cañón del
arma. Se puede clasificar en:
(1) FALSO TATUAJE

Formado por los gránulos de pólvora que son susceptibles


de caerse o desprenderse, por no haberse adherido
fuertemente a la superficie.

(2) TATUAJE PROPIAMENTE DICHO

Configurado por la impregnación duradera de los gránulos


de pólvora, así como también por las quemaduras
ocasionadas por aquellos gránulos de pólvora que no termina-
ron de combustionarse sobre la piel, habiendo sido
proyectados aún encendidos.

Foto Nº 10.- Orificios de entrada en prendas de vestir


(a)disparo efectuado a 5 cm., se aprecia zona de
chamuscamiento y a humamiento, (b) disparo
efectuado a 15 cm., se aprecia zona de ahumamiento y
tatuaje, (c) disparo efectuado a 35 cm. se aprecia zona
de tatuaje.

g. ORIFICIO DE SALIDA

Es la solución de continuidad producido por el proyectil


disparado por armas de fuego, que presenta un cuerpo físico una
vez que ha sido perforado y cuyas dimensiones generalmente son
mayores al orificio de entrada, siendo su forma en la mayoría de
los casos irregular u oval.

D. DETERMINACION DE LAS DISTANCIAS

La distancia desde la que se ha producido un disparo con arma de fuego,


es determinado sobre la base de los restos de pólvora total o parcialmente
combustionadas, que se encuentra sobre la superficie de impacto. Existen
diversas clasificaciones sobre la distancia del disparo, tales como las que
proponen tratadistas como Hoyne Sneider, Israel Castellanos, entre otros.
Actualmente en el país se aplica el sistema diseñado por el Departamento de
Balística y Explosivos Forense, de la forma siguiente:

1. PARA ARMAS CORTAS (PISTOLA O REVOLVER)

a. Corta Distancia

Disparos producidos cuando la distancia entre la boca del


cañón y la superficie de impacto es entre 00cm y 50cmm.

b. Larga Distancia

Disparos producidos cuando la boca del cañón se encuentra a


una distancia mayor de 50cm de la superficie a impactar.

Foto Nº 11.- Orificios de entrada en vehículos producidos por proyectil de


arma de fuego a larga distancia.

2. PARA ARMAS LARGAS:

a. Corta Distancia

Disparos efectuados entre cero cm y los 150cm entre la boca


del cañón y la superficie a impactar.

b. Larga Distancia.

Disparo efectuado a una distancia superior a los 150cm.


Foto Nº 12.- Orificio producido por proyectil de arma de fuego en vidrio común

Foto Nº 13.- Orificio producido por proyectil de arma de fuego en vidrio parabrisas.

E. MATERIALIZACION DE TRAYECTORIA

Es la aplicación de los conocimientos teórico-prácticos de la Balística


Exterior, que efectúa el Perito en la "reconstrucción de los hechos" en
los que se ha utilizado armas de fuego.

Se confrontan las evidencias de carácter balístico, como por


ejemplo, impactos en paredes, impactos en vehículos, orificios de
entrada y salida en personas heridas o cadáveres; posición,
ubicación, movimientos y distancia de las personas involucradas
(testigos, inculpados, agraviados, etc.).

Se analiza la versión de las personas que intervienen en la


reconstrucción, la forma y circunstancias en que sucedieron los
hechos, la forma y circunstancias de cómo se produjo el o los disparos
con armas de fuego.
V. IDENTIDAD BALISTICA

A. CLASES DE IDENTIFICACION

1. IDENTIFICACION DIRECTA

Consiste en analizar y comparar las características


identificatorias, sobre sus propios elementos, a través de la
observación directa o con la ayuda del microscopio o lupa, se
pueden obtener fotografías o fotomicrografías para la documentación
sustentatoria para el estudio pericial balístico.

2. IDENTIFICACION INDIRECTA

Se efectúa cuando se obtiene un registro bidimensional de las


características, ya sea en las posiciones en el microscopio "lado a
lado" o "concomitante", "por yuxtaposición" y "sobreimpresión" con
diferencia de colores o tonalidades. Para realizar este trabajo
pericial se requiere de un microscopio binocular de comparación
balística.

3. IDENTIFICACION INMEDIATA

Resulta del proceso mental a través del elemento por analizar. Es


de suponerse que previamente se tiene conocimiento del elemento
que se está analizando. Por ejemplo una arma de fuego la podemos
considerar como un bien personal o patrimonial -de nuestra
propiedad o del Estado. En el caso de tener a la vista un arma de
fuego, analizaremos su procedencia y sobre la base de la
numeración, serie, marcas de fábrica, punzonados de prueba,
podremos efectuar una identificación inmediata. Otra forma puede
ser a través de los documentos del arma, la licencia, factura,
comprobante, etc.

4. IDENTIFICACION MEDIATA

Es la acción que se realiza mediante una relación o contacto por


medio de un intermediario; es decir, por medio de un elemento
testigo (en el caso de proyectiles será el "incriminado").

B. REQUISITOS BASICOS

Toda identificación balística exige:

1. ORIGINALIDAD

Significa que las características analizadas no son imitaciones de


otra cosa ya que proceden exactamente de un arma de fuego.

2. CONSTANCIA
Llamada también "persistencia", que significa encontrar aquellas
características originales o singulares en los elementos que estamos
analizando.

3. CANTIDAD

Las características originales y constantes que presentan los


elementos que se están analizando, pueden ser coincidentes o
divergentes.

La originalidad y constancia son requisitos cualitativos, mientras


que la cantidad es un requisito cuantitativo. En Balística, la Prueba
de Identidad deberá ser objetiva, perpetuada y materialmente
demostrable por sí mismo, a través de un registro idóneo de fidelidad
y precisión irrecusable, que reproduce las características de originali-
dad, constancia y cantidad, en condiciones de ser fáciles e
inconfundibles de ser percibidas hasta por un profano en la materia,
por visión directa de su reproducción.

C. LA PRUEBA BALISTICA

Al efectuar la identificación genérica en primera instancia, entre los


elementos relacionados con las armas de fuego, principalmente con los
proyectiles que son disparados por éstas, así como los casquillos o vainas,
debemos realizar los estudios con ayuda del Microscopio de Comparación.

El análisis de las características que se encuentran en el proyectil y


casquillo, se realizan de la siguiente manera:

1. Comparación lado a lado o concomitante, donde los proyectiles son


colocados en el soporte ajustable con recepción para proyectiles y a
través del tubo de comparación, se notarán en cada objetivo la figura
de los proyectiles.

2. Comparación por yuxtaposición, donde se hace coincidir, la


continuidad de características observadas en el proyectil del objeto
izquierdo con el proyectil del objetivo derecho.

3. Sobreimpresión, donde se utiliza el filtro para establecer las


diferencias cromáticas, sobre todo de divergencias en dos
proyectiles en comparación.

D. DISPAROS EXPERIMENTALES

Cuando tenemos un proyectil "incriminado", en su superficie útil están


grabadas las características dejadas por el arma de fuego que lo disparó.

Para determinar la identidad del proyectil "incriminado", no se puede


recurrir al cotejo directo con otros proyectiles, tampoco cotejarlo directamente
con el cañón del arma, en razón de que la ubicación del estriado del cañón no
permite su observación directa, también porque las características o detalles
identificatorios son pequeñísimos, imposibles de captar por medios directos,
necesitamos un sistema de aumento adecuado, que sólo puede dar un
microscopio.

Para obtener un proyectil sin alteración de ninguna clase, se


requiere de un obstáculo que lo detenga sin deformarlo, que sea una
eficiente acción frenadora, capaz de consumir progresivamente la
velocidad del proyectil, disminuyendo su energía.

La reducción de la velocidad será mejor utilizada si empleamos un


fluído más denso como por ejemplo el agua. El medio líquido es ideal
para obtener proyectiles experimentales en la mejor condición, otro
fluído ideal es el aceite de glicerina.

El dispositivo más simple es el de una caja de madera conteniendo


algodón comprimido, colocando a corta distancia papeles o cartulinas
delgadas para ubicar la zona donde queda el proyectil.

1. PROCEDIMIENTO

Al usar el dispositivo de agua, el líquido interior colocado en el


tubo, detiene la marcha del proyectil disparado por una arma de
fuego y cae levemente hasta depositarse en el fondo del tubo, de
donde es recogido por una canastilla colocada previamente para tal
fin. El tubo tiene que tener una altura adecuada, para que el
proyectil no sufra el aplastamiento al chocar fuertemente contra el
fondo.

También se emplean cajones o cilindros, conteniendo colchones


rellenos con algodón, estopa y/o lana. El disparo se efectúa a una
distancia prudencial, cuyo proyectil, por su movimiento helicoidal, se
va envolviendo con la sustancia empleada, formándose una especie
de ovillo o capullo. Hay que tener la precaución permanente de que
luego de cada disparo, se debe retirar el proyectil disparado para
luego ajustar y acomodar nuevamente el relleno.

La Dirección Nacional de Criminalística, ha ideado una mesa


especial, compuesta por dos guías laterales que en la zona inferior,
tienen ruedas de metal que se calzan en los rieles soportes de la
mesa especial; en la zona superior se acomoda 6 cajones de
madera, que tienen tapas huecas en los laterales. En el interior de
cada cajón se ha acondicionado algodón industrial, prensado y
ajustado.

Cada lado en la zona de las tapas laterales que tienen círculos


abiertos, sirve para colocar una cartulina a cada abertura. En la
zona inicial se ha acondicionado una porción de madera en "v", que
sirve para apoyar el cañón del arma de fuego. Al producirse el
disparo, el soporte de los cajones se desliza ligeramente sobre el
riel; como quiera que cada cajón en la zona inferior también tiene
ruedas de metal que se calzan en otro riel superior, el golpe inicial
del proyectil sobre la zona del primer cajón, ocasiona que todos los
cajones se desplacen en dirección a la trayectoria del disparo; la
finalidad de estas ruedas es que contrarresten la penetración del
proyectil.

Producido el disparo se procede a revisar las cartulinas de cada


cajón; cuando se encuentra una de ellas sin perforación, significará
que el "proyectil" se ha alojado en el cajón precedente, se procede a
buscar en el interior del cajón y se retira el "ovillo" conteniendo el
proyectil experimental.

2. CASQUILLOS

Para la obtención de casquillos "experimentales", disparados por


revólveres éstos permanecen en el interior del tambor de dichas
armas y pueden ser retirados fácilmente, de esa forma obtenemos el
"casquillo experimental" o "testigo".

En cuanto a las pistolas, por el efecto que produce el botador de


la uña extractora y de la corredera de dichas armas, una vez
producido el disparo, la acción de los gases hace retroceder a la
corredera y la uña extractora impulsa la salida del casquillo en la
dirección donde se encuentra la ventana de eyección. Con la
finalidad de que ese "casquillo experimental" no se golpee, puede
acondicionarse en el piso un soporte de jebe o en su lugar colocar al
costado de la ventana de eyección del arma, un "mariposero", para
que el casquillo no se golpee al ser eyectado.

3. RECOMENDACIONES

Cada elemento obtenido experimentalmente llámese "proyectil" o


"casquillo", debe ser colocado en un pequeño tubo de plástico o
caja, en cuya base debe tener un poco de algodón, que sirva de
colchón y que aísle a "este elemento", para que no se golpee.

En el recipiente donde se remita el elemento, deberá anotarse las


características, como por ejemplo:

a. Proyectil: Calibre, número de rayas helicoidales, sentido del


rayado, peso, medidas, etc.

b. Casquillo: Calibre, marca, señas o características que presenta,


largo de la vaina, color, etc.

E. ESTUDIO MICROSCOPICO COMPARATIVO

De todos los procedimientos técnico científicos de identificación de


casquillos o proyectiles, el más versátil y rico en posibilidades prácticas
para su utilización por el Perito, es el Microscopio de Comparación que
a través de él, luego del estudio, se puede presentar la reproducción
fotográfica, obteniéndose un registro inmediato y fiel de las
características coincidentes o divergentes de las imágenes de los
objetos analizados.
Este microscopio permite observar la imagen captada de dos
elementos a la vez, en forma simultánea, para lo cual cuenta con dos
haces de rayos que iluminan las zonas de estudio de proyectiles y
casquillos; permiten la comparación de estructuras en imágenes
mezcladas o imágenes contínuas. También cuentan con un sistema
fotomicrografía de 35 mm., que permite obtener registros fotográficos
de los elementos analizados.

1. METODOS DE INVESTIGACION OPTICA

a. MACROSCOPICA

El examen se realiza con la ayuda de una lupa simple, a fin de


ubicar características de las muestras.

b. MICROSCOPICA

Se efectúa con ayuda de lupas estereoscópicas o de


microscopios de comparación.

c. PROCEDIMIENTO DEL ESTUDIO

Se coloca las muestras por examinar en los soportes de las


platinas porta objetos y se procede a ubicar el objetivo de menor
aumento. (Se recomienda estudiar las muestras desde el menor al
mayor aumento).

Se encienden las luces del sistema de iluminación y se gradúa


la altura de los brazos, así como su inclinación (ambos deberán
estar ubicados a la misma altura y dirección).

Se gradúa las platinas y se procede al examen, ubicándose


primero las características en el "experimental" luego en el
"incriminado". Fijadas las caractecteríscas originales y constan-
tes, se conecta el sistema de fotomicrografía y se procede a la
toma de fotografías.

Terminado el estudio, se retira del chasis el sistema de


fotomicrografía y se remite al Dpto. de Fotografía para su
revelado; se retiran las muestras de la platina y se guardan los
accesorios utilizados, apagándose el sistema de iluminación.
Recuerde que al terminar el estudio, se debe colocar la funda al
microscopio para protegerlo del polvo (enemigo número uno de
los objetivos y oculares).

F. IDENTIFICACION DE PROYECTILES

Los proyectiles son estudiados desde dos puntos de vista: general y


particular.
1. GENERAL

Puede ser dentro de los aspectos del peso, calibre, forma y


composición química.

2. PARTICULAR

Las irregularidades del ánima del cañón se graban en el proyectil


al pasar por éste. Las más visibles son las características dejadas
por los macizos y las rayas, que pueden distinguirse a simple vista.

Cada fabricante construye el cañón siguiendo normas que le son


propias; lo que permite diferenciar el origen de las mismas teniendo
en cuenta lo siguiente:

a. NUMERO DE RAYAS

Varian de acuerdo a modelo y marca del arma

b. ORIENTACION DEL RAYADO

Formado por el espiral del rayado helicoidal, el mismo que


puede ser a la derecha (Dextrogiro) o a la izquierda (Sinistrogiro).

c. INCLINACION DEL RAYADO

El ángulo de inclinación del rayado es variado, de acuerdo a la


marca y modelo, pudiéndose realizar la medición de la inclinación
con referencia al eje largo del proyectil.

d. ANCHURA DE LAS RAYAS

Cada tipo y modelo de armas presentan un ancho diferente.

Algunas particularidades son de origen, producidas en el


curso de la fabricación; otras por el contrario se adquieren con
posterioridad, se suman a las anteriores y dan al cañón una
personalidad todavia mas definida (debido a deformaciones
periódicas o accidentales).
Foto Nº 14.- Estudio microscópico de comparación en proyectiles; vease
las carácteristicas similares entre el proyectil incriminado y el
experimental.

G. IDENTIFICACION DE CASQUILLOS

Los casquillos al igual que los proyectiles, pueden ser identificados


desde el punto de vista general y particular.

1. GENERAL

Pueden ser estudiados por su calibre, forma y composición


química.

2. PARTICULAR

Para comprender el origen de cada huella, es necesario conocer


exactamente lo que ocurre con el cartucho en cada fase de tiro.
Tenemos así que para una pistola provista de un cargador, en primer
lugar hay que hacer pasar un cartucho a la recámara. Para ello hay
que tirar hacia atrás el conjunto móvil, cuyo cierre no tarda en
rebazar la primera munición del cargador; después se suelta el
mecanismo que por su propio impulso, vuelve hacia adelante,
empujando al cartucho hasta la recámara. En esta operación, se ha
grabado surcos paralelos impresos en las paredes del cartucho por
los labios del cargador y un aplastamiento en el borde anterior del
rodete, producido por el cierre al impulso de la culata. Por la acción
del disparador, el percutor proyectado violentamente contra el
fulminante, lo hunde aplastándolo contra el yunque haciéndolo
explotar. En esta fase del tiro, quedan impresas, en el culote del
fulminante, las huellas del percutor y de la recámara.
Foto Nº 15.- Estudio microscopico de comparación en casquillos; vease
las carácteristicas similares entre el casquillo incriminado y el
experimental.

VI. QUIMICA BALISTICA

A. METODOS EMPLEADOS PARA INVESTIGAR RESIDUOS DE


POLVORA.

La investigación de los restos de pólvora en las armas de fuego, para


establecer si éstas han sido o no utilizadas, y en qué fecha, requiere de varios
procedimientos o métodos, aprovechando la presencia de nitritos, de nitratos,
o de algunos elementos químicos como el bario, antimonio, plomo, etc.;
igualmente se buscan residuos en personas, cadáveres o sospechosos,
donde se han producido disparos con armas de fuego.

1. REACTIVOS EMPLEADOS

a. PARA DETECTAR NITRATOS (Reactivo de Gutman)

(1) Difenilamina 0.5 gr.


(2) Ácido sulfúrico 100 ml.
(3) Agua destilada 100 ml.

b. PARA DETECTAR NITRITOS (Reactivo de Islovai)

(1) Alfanaftilamina 0.2 gr.


(2) Ácido acético QP 15 ml.
(3) Agua destilada 135 ml.
(Reactivo de Islovai o de Peters Gries)
(4) Ácido sulfanílico 0.5 gr.
(5) Ácido acético al 10% 150 ml.

c. PARA DETECTAR BARIO, ANTIMONIO, PLOMO

Se embebe una torunda con ácido nítrico al 5% y se procede a


pasar la misma por la zona a investigar, sea esta el dorso o la
palma. Para el embalaje se emplea una torunda para cada zona,
más una torunda en blanco (neutro) y colocarla dentro de un tubo
de ensayo aséptico.

2. FORMA DE OBTENER LAS MUESTRAS

a. METODO DE LA PARAFINA

(1) METODO TRADICIONAL

Se derrite parafina químicamente pura en un vaso de


bohemia o de precipitado; una vez que se ha diluído por
efecto del calor, con la ayuda de una brocha de pelo de
camello, se va aplicando sobre la zona sospechosa de la
persona, sea en el dorso o palma.

Una vez cubierta la zona con una capa, se coloca encima


una gasa y se procede a aplicar una segunda capa de
parafina, para darle mayor consistencia. Al enfriar se retira el
guantelete con cuidado y estará listo para aplicarle el reactivo
químico.

(2) METODO ACTUAL

Se utiliza papel filtro, con el que se confecciona un


casquete doble de unos 10 x 10 cm.

La parafina se coloca en un recipiente y se le derrite con


calor; una vez derretida, se espera que enfríe un poco, hasta
el punto que al vertirla sobre el papel filtro, no pase el papel.
Luego se procede a colocar el casquete sobre la zona de
investigación -dorso- palma; colocándose sobre la pie. Una
vez enfriada se retira y quedará lista para aplicársele el
reactivo químico.

(3) CONSIDERACIONES ESPECIALES A TENERSE EN


CUENTA

Las pruebas para detectar radicales químicos compatibles


con restos de pólvora, en los que se utiliza la parafina y el
esparadrapo clínico, por ser pruebas de orientación, se
aplican en las manos -dorso y palma de las personas
sospechosas, en cadáveres o en personas que han sufrido
impactos balísticos, se debe tener en cuenta lo siguiente:

(a) En el caso de los disparos efectuados con revólver, por lo


general, los residuos se incrustan en las manos, en razón
de que entre el cilindro tambor y el tubo cañón, hay un
pequeño espacio que permite la salida de los residuos en
todas direcciones.
(b) Se dan casos de falsos positivos, cuando intervienen
otros agentes químicos, generalmente ricos en oxígeno.
(c) Los cosméticos, tabaco, fertilizantes, orina, etc., también
son compatibles en esta prueba, dando una coloración
semejante, al realizar la marcha cualitativa.
(d) Las condiciones de trabajo de la parafina son importantes,
los siguientes factores deben tenerse en consideración al
momento de usar este insumo: granulometría, pureza,
color, cuerpos extraños, densidad, punto de fusión de 54 a
56C., temperatura ideal de trabajo de 48 a 49C.
(e) El último factor debe ser controlado severamente, ya que
una mayor o menor cantidad de temperatura, puede
repercutir desfavorablemente en la marcha analítica; una
temperatura adecuada hará que los radicales químicos,
salgan a flor de superficie facilitando la identificación.
(f) Al calentar la parafina, ésta no debe estar en contacto
directo con la fuente generadora de calor, sino que se
llevará a cabo en baño maría, y el fluido líquido debe ser
desionizado y blando.
(g) El reactivo usado para este tipo de evaluaciones es el de
LUNGE que consiste en una solución de:
Difenilamina 1gr.
Ácido Sulfúrico 200 ml.

Si fuera positivo el resultado, la acción de este reactivo


daría una coloración azul característica.

(h) El tiempo es un factor vital en este tipo de muestras, ya


que a mayor tiempo de efectuado el disparo y la toma de
muestra, menor exactitud tendrá esta evaluación, en ese
lapso el supuesto sospechoso, puede evacuar o eliminar
las sustancias motivo de estudio, o en todo caso
contaminarse voluntaria o involuntariamente.

b. METODO DEL ESPARADRAPO CLINICO.

Sólo se tiene que colocar el esparadrapo clínico (según el


tamaño de la muestra a tomarse) sobre la zona sospechosa,
apretándose y luego retirándose de la piel dicho esparadrapo.

CONSIDERACIONES ESPECIALES A TENERSE EN CUENTA

(1) Se utiliza esparadrapo clínico de 3" de ancho.


(2) Se separa unos 5 ó 6 cm. y se corta.
(3) El trozo de esparadrapo se aplica sobre la superficie
sospechosa de contener residuos de pólvora, ejerciendo
presión.
(4) Con la mano se ejerce presión sobre el esparadrapo logrando
que toda la cara con pegamento se adhiera a la superficie.
(5) Luego se desprende el esparadrapo y queda listo para ser
analizado.
(6) Más que método, se le podría denominar "recurso" para
ciertos casos de emergencia.
(7) El nombre también es impropio, ya que el esparadrapo es una
tela impregnada de sustancias resinosas, que le dan una
fuerte adherencia en superficies sólidas, sin embargo papeles
basados en celulosa, o cintas adhesivas, también podrían ser
usados para este fin.

En cada examen se aprovecha la propiedad física de la


"adherencia", de la cinta; sin embargo existe el inconveniente de
que no penetra en el tejido humano, y por lo tanto la captación de
productos residuales de pólvora es incompleta, pudiéndose dar el
caso de que personas que hayan disparado, al realizar el examen
respectivo el resultado sea Negativo.

(a) Su aplicación es más adecuada en superficies duras, tejidos


textiles, plásticos, etc., donde su facultad de pegarse y
despegarse mecánicamente pueda "halar" productos
compatibles con pólvora.

(b) A diferencia de la parafina, cuya composición química se


conoce, así como su punto de fusión, en el esparadrapo no se
conoce la naturaleza química de la tela y de las resinas, de tal
manera que a priori desconocemos que puede tener, a pesar
de que se trate del llamado "esparadrapo clínico", el cual tiene
aplicación específica.

c. METODO DEL PAPEL FOTOGRAFICO

Su aplicación es para investigar restos de pólvora en vestidos o


ropas; se utiliza una hoja de papel fotográfico corriente que se
desensibiliza totalmente mediante la aplicación de un baño con
hiposulfito, luego se lava y se deja secar el papel. A continuación
se sumerge en una solución caliente al 5% de un reactivo
fotográfico (2-naftilamina 4, 8 ácido disulfónico).

Se extiende sobre una mesa, una porción de tela de algodón o


una toalla y sobre ella se coloca el papel fotográfico ya
desensibilizado, con la cara hacia arriba.

Encima del papel, se extiende la prenda de vestir que presenta


el orificio de bala con su cara externa hacia abajo; a continuación
se coloca una porción de toalla seca y por último una capa de
toalla ligeramente humedecida con una solución de ácido acético
al 20% cubierta a su vez por otra capa de toalla seca; todo el
conjunto se asienta con una plancha eléctrica ligeramente caliente
por espacio de 5 minutos.

El papel fotográfico registrará un número determinado de


puntos de color rojo oscuro, que corresponden a los granos de
pólvora parcial o totalmente incombustos, y que se hallan
retenidos en la trama de la tela alrededor del orificio de entrada
del proyectil.

d. METODO DEL LAVADO CON RHODIZANATO DE SODIO

Consiste en lavar o limpiar las manos (dorso y palma) sospe-


chosos; con una franela o lienzo de color blanco embebido con
ácido clorhídrico al 5%.

Una vez seco este paño se le deja caer una gota de Rhodizo-
nato de sodio; la reacción del Rhodizonato de sodio ante la
presencia del bario o plomo (fulminante y proyectil) es de una
coloración fija, que es bastante estable.

e. METODO DEL LAVADO PARA LAS ARMAS

Se utiliza un hisopo (torunda) de algodón y se impregna con


agua destilada.

Seguidamente, se limpia el ánima y las recámaras del arma,


utilizando un hisopo por cada cavidad.

Luego, cada hisopo se introduce en un tubo de prueba y sobre


éste se le aplica el reactivo para detectar Nitratos o Nitritos.

B. ZONAS DE INVESTIGACION

1. MANOS DE LOS SOSPECHOSOS

En el momento del disparo, la mano del tirador recibe el impacto


de granos de pólvora sin quemar o quemados de modo incompleto,
que se hunden en la piel. En realidad este fenómeno se produce
sólo en revólveres o pistolas de mala calidad siendo indispensable
efectuar disparos experimentales.

Un tatuaje de pólvora en la mano de un individuo, demuestra que


éste es autor del disparo (este problema tiene un interés primordial
para diferenciar el Crimen del Suicidio, e incluso para identificar al
criminal entre varios sospechosos).
Pero el problema es mucho más delicado de lo que parece a
primera vista. La pólvora no tiene una reacción específica y su
presencia se revela sólo por los nitratos que entran en su
composición. Pero estas a su vez no pueden caracterizarse de un
modo cierto y sólo ofrecen las reacciones comunes a todos los
oxidantes. Ciertamente dan una coloración azul con la difenilamina,
pero los cloratos y los nitritos se comportan de la misma manera; por
ello hay que tener una gran prudencia y cierta experiencia para la
correcta interpretación de los resultados obtenidos.

2. ORIFICIOS DE ENTRADA

La detección de los restos de pólvora combusta e incombusta en


los orificios de entrada, es de suma importancia ya que nos permite
determinar la distancia desde el cual se ha producido el disparo,
valiendo esto para ayudar a distinguir el suicidio, la agresión y la
legítima defensa.

3. OTRAS SUPERFICIES

La búsqueda de los residuos de pólvora no solamente se limita a


las manos o heridas; sino a toda aquella superficie que se haya
puesto en contacto cerca a los espacios que permiten la fuga o
escape de los restos de la deflagración. Por ejemplo, tenemos que a
veces para disminuir el ruido, se utiliza toallas, cojines,
almohadones, los que van a quedar impregnados de estos restos.

En otras oportunidades, el arma se apoya en un marco de puerta


o bien a la altura de la ventanilla de un vehículo; es importante
además efectuar el examen en las prendas de vestir de las personas
heridas que manifiestan habérseles apoyado el arma, por ejemplo:
en el flanco derecho del abdomen (deben encontrarse restos del
ahumamiento en ellas).

4. EN LAS ARMAS DE FUEGO

La búsqueda de los restos de pólvora en las armas de fuego es


obvia, puesto que el cañón y la recámara son los comprometidos al
momento de un disparo.

Pero no debemos olvidar que para los revólveres existe la parte


interna del armazón, que da alojamiento al tambor, zona próxima a la
parte del cañón, donde también se va a imprimir los restos de la
combustión de la pólvora.

C. REVENIDO QUIMICO
Corresponde a la restauración de los números en las armas de fuego;
sabemos que la mayoría de las armas son identificadas por su número de
serie, el cual está ubicado en zonas específicas para determinadas marcas,
modelos y piezas; cuando por diversos medios ilícitos, se dispone de un
arma, y se opta por alterar la numeración, erradicarlos o regrabarlos por otras
numeraciones, se puede realizar su restauración. El acto consiste en someter
a la zona grabada, a la acción de algún elemento que produce desgaste
violento a fin de que no se aprecien los números. El poseedor del
arma cree que ésta ya no podrá ser identificada, si la profundidad es intensa,
el proceso de recuperación se hará más difícil, y con cierta frecuencia ya no
es posible la recuperación total del número.

Para la tarea de recuperación de numeraciones, existen varios tipos de


productos, algunos de ellos desarrollados y mejorados en el Dpto.de Balística
de la División de Laboratorio Central de Criminalística. Desde el punto de
vista profesional y pericial, esta tarea debe ser realizada específicamente por
un Ing. Químico e Ing. Metalúrgico, con conocimientos de: Química Orgánica
e Inorgánica, Electroquímica, Metalurgia, Física, Corrosión, resistencia de
materiales, de lo contrario podrían deteriorar la estructura del arma. El ataque
químico a la superficie modificada o erradicada, se lleva a cabo por
compuestos inorgánicos o mixtos, y consiste en pasar por la superficie
alterada, con hisopos impregnados de los líquidos ya indicados, en forma
suave y contínua, hasta que aparezca parte o la totalidad de la numeración de
fábrica. No hay un método común para todos los tipos de armas, depende del
tipo de aleaciones de éstas; a cada composición química le corresponde un
tipo de reactivo específico, es por ello que es importante conocer la
composición química del arma con que se está trabajando, para poder
seleccionar su agresor químico.

Se debe tener cuidado con la manipulación de los líquidos por ser tóxicos,
irritantes y cáusticos, cuyas emanaciones pueden provocar quemaduras,
jaquecas, mareos y hasta explosiones.

Foto Nº 16.- Número de Serie de un Revolver regrabado Smith Wesson.


Foto Nº 17.- Procedimiento para la restauración del número de serie
erradicado en armas de fuego;

Foto Nº 18.- Vease la aplicación de acidos (proceso exotermico) y


electrolitico.

D. ANALISIS ESPECIALES

La identificación del autor de un disparo con arma de fuego, es de


suma importancia para el investigador y para el juez, principalmente
cuando por consecuencia de ese disparo, se produce una muerte o
lesiones corporales para lo cual se debe establecer si fue un homicidio,
suicidio o un accidente.

Las investigaciones científicas en esta área han desarrollado


últimamente análisis especiales, que permiten detectar componentes
metálicos y restos de residuos por medio del Análisis por Activación
Neutrónica, por Absorción Atómica o por Microscopio de Barrido
Electrónico.
VII. CONSIDERACIONES QUE DEBE TENER EL POLICIA
OPERATIVO PARA SOLICITAR EXAMENES BALISTICOS

Este punto tiene por finalidad orientar al personal que labora en las Unidades
Operativas, para que soliciten adecuadamente los exámenes que en realidad
requieran para sus investigaciones.

En principio, es conveniente resaltar que es de vital importancia para el Perito


Balístico, tener información sobre los hechos en que se encuentran involucradas
las muestras que se remitan, ya que ello va a permitir orientar sus conocimientos
para evacuar una pericia en forma mucho más precisa; por lo que se
requiere que las unidades solicitantes, al momento de pedir el examen, hagan un
pequeño preámbulo sobre los hechos que se investigan.

El policía operativo al requerir los exámenes balísticos, debe solicitar lo


siguiente:

A. EN ARMAS DE FUEGO

1. Determinación del tipo de arma (Sí se trata de un revólver, pistola,


escopeta, carabina, fusil o pistola ametralladora; arma de repetición,
semiautomática o automática, etc.).
2. Determinación del número, marca y calibre del arma.
3. Determinación del número y sentido del rayado helicoidal del arma.
4. Estado de funcionamiento y conservación del arma.
5. Determinar si el arma ha sido disparada, de ser así, en cuántas
oportunidades (Se considera la capacidad en caso de revólver).
6. Comparación microscópica ya sea con otras muestras que se
remiten o con casos pendientes de solución.

B. EN CASQUILLOS

1. Determinar a que tipo de arma pertenece.


2. Determinación del calibre.
3. Determinación de la marca (nacional o extranjera).
4. Comparación microscópica con muestras remitidas y con casos
pendientes de solución.

C. EN PROYECTILES

1. Determinar a que tipo de arma pertenece.


2. Determinación del calibre.
3. Determinación del número y sentido del rayado helicoidal.
4. Comparación microscópica con muestras remitidas y con casos
pendientes de solución.

D. EN CARTUCHOS

1. Determinar a que tipo de arma pertenece.


2. Determinación del calibre.
3. Determinación de la marca (nacional o extranjera).
4. Determinar el estado de funcionamiento

E. EN PRENDAS DE VESTIR

1. Determinar los orificios de entrada y salida (si lo hubiera) y precisar


la trayectoria del disparo - Si ha sido ocasionado por proyectil.
2. Determinar la presencia de restos de pólvora.
3. Determinar la distancia.
4. Determinar el calibre del proyectil que ocasionara la solución de
continuidad (orificio).

VIII. RECOMENDACIONES PARA LA REMISION DE MUESTRAS

A. ARMA DE FUEGO

1. Descargarlas, operar exclusivamente los mecanismos para este


propósito; no limpiarlas.
2. Anotación de la marca de la fábrica, del modelo, del tipo, del calibre,
del número de serie.
3. Envolverla en tela usada y limpia. Para su envío se empacará en
caja de madera.

B. PROYECTIL

1. Evitar el lavado o limpieza. Tomar precauciones para no alterar la


superficie.
2. Anotar el calibre probable, características que ofrezca y marcas
usadas para su identificación.
3. Envolverlo en algodón limpio y absorbente. Si fueran en algodón
cada uno por separado. Se empacarán en cajas de cartón o de otro
material resistente. No debe envolverse en sobres.

C. CASQUILLOS PERCUTADOS

1. No raspar, mutilar o golpear la base delcasquillo.


2. Tomar nota de las marcas de identificación. La marca del fabricante
está impresa en la base.
3. Envoltura con papel individual, o en algodón limpio y absorbente.
Empacar en caja de cartón u otro material resistente.

D. PERDIGONES
1. Recójase el mayor número posible, depositénse en un frasco de
vidrio o en un tubo de ensayo.
2. Procedencia y posición de los perdigones recogidos; anotar el
número que se envían al laboratorio.
3. Usar caja de cartón o de otro material resistente para su envío.

E. TACOS

1. Colóquense en cajas de cartón.


2. Tomar nota del lugar donde fueron recogidos, así como de las
marcas de identificación usadas.
3. Usar caja de cartón o de otro material resistente para su envío.

F. CASQUILLOS Y CARTUCHOS ALOJADOS EN EL TAMBOR

1. Colóquense en cajas de cartón o madera. Si los cartuchos son


recogidos en su envase de origen, se incluirá éste en el envío, con
su marca de identificación.
2. Indicar el lugar donde fueron encontrados. Las marcas del fabricante
están en la base de la cápsula.
3. Usar caja de madera para su envío.
4. Nunca manipule un arma de fuego, no ejerza presión sobre la cola
del disparador (no percuta el arma).