Vous êtes sur la page 1sur 19

MÓDULO 0614 - METODOLOGÍA II.

EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 1

INDICE

LA ENTREVISTA ..........................................................................2
Introducción ...............................................................................2
Algunas notas históricas............................................................3
Concepto y clasificación de las entrevistas ...............................3
UNIDAD I. Entrevistas clínicas ....................................................................6
La entrevista...........................................................................6
Entrevista diagnóstica ............................................................7
FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y Schedule for affective disorders and schizofrenia (SADS)
[Entrevista estructurada para trastornos afectivos y
PRÁCTICOS DE LA esquizofrenia]» de Endicott y Spitzer (1978) .........................7
«Diagnostic interview schedule (DIS) [Entrevista estructurada
ENTREVISTA diagnóstica)»..........................................................................8
La entrevista conductual ........................................................9
La entrevista en selección de personal ...................................10
La entrevista como interacción ................................................11
El papel del entrevistador.....................................................11
El papel del entrevistado......................................................14
Aprendizaje del papel de entrevistador................................15
Lectura 1 Garantías científicas de la entrevista.......................................15
Fernández, J. (1997). La entrevista. En: G. Buela y Fiabilidad..............................................................................15
J. Sierra (dirs). Manual de evaluación Validez .................................................................................17
psicológica. Madrid: Siglo XXI. (Cáp. Conclusiones ...........................................................................18
13).

UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA


MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 2

LA ENTREVISTA crítica cuando fue comparada con las técnicas psicométricas, los
estudios rigurosos de observación y otras medidas más objetivas.
Introducción Su falta de estandarización, la subjetividad del evaluador y su
dificultad de cuantificación la convirtieron en fácil blanco de muy
De todas las técnicas de evaluación psicológica es la diversos enfoques teóricos (Maloney y Ward, 1976). Habrá que
entrevista la que tiene una mayor aplicación. De ella se ha dicho esperar hasta la década de los años sesenta para que
que es la espina dorsal de todas las profesiones de la salud comiencen a explorarse rigurosamente los fundamentos de
mental (Shea, 1990), la piedra angular del psicodiagnóstico fiabilidad y validez de la entrevista como técnica de evaluación,
(Wiens y Matarazzo, 1983) o la herramienta por excelencia para logrando recuperar su valor como tal (Zubin, 1989).
lograr el diagnóstico (Zubin, 1989). Su importancia va más allá A pesar de sus avatares históricos, en los que llegó a ser
del ámbito de la psicología, como afirma Kerlinger (1975), ya que desechada por su carácter subjetivo y mentalista, lo cierto es que
es el método principal cuando se trata de obtener información en la actualidad algunos estudios muestran el creciente interés
acerca de las personas. El abogado, el médico, el periodista o el de los profesionales por el adecuado desarrollo de este
profesor la utilizan cotidianamente, aunque cada uno con su instrumento de evaluación psicológica. En un estudio de
propia finalidad. Volviendo a la psicología, si recorriéramos sus Langsley y Hollender (1982) realizado con cerca de 500
ámbitos de aplicación, desde los más consolidados como el profesionales de la salud mental, el 99,40% opinó que la
clínico, el de las organizaciones o el escolar, a otros más entrevista era una técnica necesaria, e incluso fue la que se
recientes como la psicología del de-porte o los servicios sociales, valoró corno más importante por delante de un total de 32
podríamos observar que en todos ellos es, de hecho, una de las técnicas.
técnicas indispensables. Quiere decirse con todo ello que este capítulo afronta una
Por otra parte, los distintos enfoques teóricos han ido de las técnicas más controvertidas, pero a la vez más necesarias,
generando formas específicas de intervención pero es difícil de cuantas componen el bagaje del evaluador psicológico. Para
encontrar alguno que se haya propuesto, con éxito, prescindir de su desarrollo, el capítulo incluye unas previas nociones his-
la entrevista. Más bien resulta precisamente una de las grandes tóricas, conceptuales y de clasificación, para pasar a tina revisión
complejidades de la misma el hecho de que las distintas posturas de algunas cuestiones básicas de su aplicación en dos ámbitos
teóricas y metodológicas hayan ido desarrollando una gran fundamentales como son la psicología clínica y la selección
diversidad de aplicaciones. A esto se debe añadir la variabilidad personal. Se eligen ambos no sólo por su importancia en cuanto
de tipos de entrevista debida a los distintos ámbitos de interven- a la frecuencia de aplicación de la técnica, sino también por
ción (entrevista clínica, de selección...) e incluso a las distintas representar dos objetivos bien diferentes que nos permitirán
formas de intervenir (entrevistas de evaluación, terapéuticas, de comentar algunas cuestiones básicas acerca de la finalidad de la
orientación...), lo que convierte la tarea (le realizar una entrevista y lo que implica para el evaluador. A continuación se
clasificación exhaustiva de sus variantes en una labor realmente revisará, intentando darle un carácter práctico a la exposición, la
ardua. situación de entrevista como proceso de interacción de dos
Esta dispersidad de concepción y aplicación de la papeles: entrevistador y entrevistado, deteniéndonos en cada
entrevista hace muy difícil realizar atribuciones de calidad para uno de ellos para comentar cuestiones relevantes acerca del
esta técnica en general. De hecho, su evolución histórica está buen desarrollo de la técnica. Finalmente, se comentarán
marcada por el tránsito desde su propuesta como herramienta algunas cuestiones acerca de las garantías científicas de la f
básica e in-discutible tomada del modelo médico, a una fuerte entrevista.
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 3

Algunas notas históricas Spitzer, Endicott y Robins (1978) o los Diagnostic and statistical
manual of mental disorders (DSM) (American Psychiatric
Siguiendo la exposición histórica de Shea (1990), Association, 1956, 1968, 1980, 1987, 1994). La entrevista adopta
podríamos decir que la entrevista comienza a tener relevancia en aquí formatos alta-mente estructurados y sacrifica la libertad del
el ámbito clínico a partir del intento de clasificación de las evaluador en aras de una mayor fiabilidad en la conclusión
enfermedades mentales realizado por Kraepelin. De ahí se deriva diagnóstica. El segundo enfoque se refiere a la evaluación
la necesidad de explorar minuciosamente conductas y síntomas conductual y la importancia que dentro de ella tiene la entrevista
que permitan realizar un diagnóstico diferencial. Adolf Meyer fue como medio de focalizar las conductas problema y formular las
uno de los impulsores de esta técnica, subrayando la importancia primeras hipótesis de intervención.
de recoger una biografía del paciente en el sentido histórico
general pero también biológico, psicológico y social. En concreto, Concepto y clasificación de las entrevistas
propuso la recogida de datos a través de estilos
semiestructurados de entrevista. La entrevista se enmarca en el grupo de técnicas
Una influencia muy importante fue desarrollada por la denominadas de autoinforme (en sentido amplio) que son
concepción psicoterapéutica del psicoanálisis que hizo de la aquellas que «[...] supone(n) un tipo de mensaje verbal que un
entrevista el soporte del proceso clínico, fundiéndose en él la sujeto emite sobre cualquier tipo de manifestación propia»
evaluación y la terapia. En este caso, la entrevista adopta un (Fernández-Ballesteros, 1992, p. 218). Dentro de los
formato libre ya que potencia la comunicación espontánea del autoinformes, la entrevista reúne una serie de características que
sujeto, un objetivo crucial para el psicoanalista. Ya en la década la diferencian claramente de otras modalidades como los
de los años cincuenta, Stack Sullivan proporciona otro impulso diferentes ti-pos de cuestionarios (Fernández-Ballesteros, 1992):
muy importante a esta técnica. Para este autor la entrevista debía
concebirse como una relación diádica, como un fenómeno social a. Se adapta a cualquier contexto (clínico, escolar,
complejo, en el que ambos interactúan y se influencian investigación...).
recíprocamente. Sullivan propuso formas semiestructurados de b. Puede diferir en el grado de estructuración permitiendo
entrevista con determinados apartados y recalcó, entre otras adaptarse a las circunstancias de cada caso.
cuestiones operativas, la importancia de realizar adecuadas c. La participación personal del evaluador es importantísima, lo
transiciones de unos a otros. que supone ventajas e inconvenientes que se analizarán más
Por otro lado, la influencia en esta técnica de la psicología adelante.
fenomenológica de Carl Rogers entre otros enfatiza el proceso d. Permite registrar la comunicación no verbal.
interpersonal, la relación empática y la capacidad de la entrevista e. Es la técnica guía de la evaluación, ya que suele ser la
para crear un marco de comprensión y cambio del sujeto. primera en aplicarse y permite establecer las primeras
Desde este punto de vista de la ayuda o el consejo se han hipótesis.
elaborado importantes manuales (Cormier y Cormier, 1979). f. Es una técnica de utilización longitudinal ya que se emplea a
Recientemente, la técnica de la entrevista ha sido lo largo de todo el proceso evaluador e incluso del
impulsada desde dos enfoques diferentes que se revisarán en tratamiento.
posteriores apartados de este capítulo. El primero busca la
clasificación diagnóstica y se desarrolla a partir de los sistemas
diagnósticos como el Research Diagnostic Criteria (RDC) de
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 4

En cuanto a su definición, existen muchas variaciones a. Entrevista no estructurada. El entrevistador tiene total
pero se podrían entresacar unas características o cuestiones libertad para explorar las áreas de evaluación que
fundamentales que casi siempre están presentes: considere oportunas, así como el modo de plantear las
cuestiones y su registro. En este caso se enfatiza la
a. Todas las definiciones coinciden en que la entrevista requiere experiencia del profesional, quien al hilo del propio
una reunión cara a cara de dos o más personas. contenido que va surgiendo de la entrevista va derivando
b. Existe un propósito o finalidad consciente, que lo diferencia los temas por donde considere de mayor interés. Este
de la conversación casual o informal. formato tiene como ventaja la posibilidad de adaptar la
c. Existe una distribución de papeles, donde una parte pretende técnica a cada caso en particular, así como la de poder
obtener información y la otra la aporta. Algunos autores desplegar los recursos de la experiencia del profesional.
hablan de relación jerárquica (Zubin, 1989) o asimétrica Lógicamente, tiene la desventaja de que se pueden estar
(Silva, 1981), y se enfatiza la recíproca influencia que entre pasando por alto lagunas de contenido que hubieran podido
ellos se establece (Pelechano, 1976; Párraga, 1986). En resultar relevantes, o estar resaltando temáticas que a priori
selección de personal también se enfatiza el carácter el evaluador considera importantes. Consecuentemente,
bidireccional de la comunicación ya que el profesional se dificulta el acuerdo entre entrevistadores y con ello un as-
sirve de la entrevista para informar al candidato de algunos pecto importante de su fiabilidad.
aspectos del puesto o de la organización a la que en ese b. Entrevista semiestructurada. En este caso el evaluador se
momento re-presenta (Morgan y Cogger, 1982). debe ajustar a un guión de áreas de contenido que se
d. d. Énfasis en el intercambio verbal (Pelechano, 1976), al que deben explorar obligadamente, si bien mantiene un amplio
se añade la situación de observación por parte del margen de libertad para la forma concreta de abordar y
entrevistador de otras conductas no verbales. verbalizar las cuestiones, su grado de generalidad, la
secuencia, etc. En este caso se resuelve al me-nos
Podríamos concluir —reuniendo estos elementos y sin parcialmente el sesgo de contenidos de la evaluación,
ánimo de construir una definición ideal— señalando que la intentando equilibrar la ventaja de la flexibilidad con la
entrevista es la técnica que permite a través del contacto cara a desventaja de la pérdida de fiabilidad con respecto a
cara con el/los entrevistado/s obtener (o intercambiar) entrevistas más estructuradas.
información con alguna finalidad preestablecida, basándose tanto c. Entrevista estructurada. Shea (1990) señala que el grado
en la conducta verbal como no verbal. de estructura puede referirse a dos cuestiones diferentes;
Pasamos a continuación a exponer las clasificaciones por un lado, se puede referir a la especificación previa de
más importantes que se suelen realizar de esta técnica. Tratar de las áreas de información que se deben explorar o aspectos
clasificar las entrevistas no es tarea sencilla debido a la a evaluar, pero además la estructura puede referirse a la
diversidad de aplicaciones y procedimientos que en ella caben. secuencia y los propios términos en que se plantean las
La práctica habitual consiste en recurrir a clasificaciones cuestiones. Cuando todo ello está preestablecido se habla
diferentes atendiendo a distintos criterios. de entrevista totalmente estructurada. En este caso, el
Un primer criterio, y en el que existe mayor unanimidad, entrevistador es una pieza perfectamente recambiable en el
es el que se refiere al grado de estructuración de la entrevista. uso de la técnica y que (teóricamente) no debería introducir
Desde este criterio cabe distinguir: importantes variaciones en su aplicación.

UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA


MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 5

A pesar de la claridad (engañosa, como se verá) de una quien deriva el caso, referencias de otras personas
clasificación como ésta, el grado de estructuración de las implicadas, etc.). El objetivo esencial es la identificación del
entrevistas más bien debería entenderse como un gradiente sujeto y del problema que le lleva a buscar ayuda.
continuo que oscilaría entre el formato totalmente libre y el b. Entrevista anamnésica, centrada en la reconstrucción
totalmente estructurado, tal como propone Silva (1981). histórica de aspectos relevantes de la vida del sujeto,
Efectivamente, la proliferación de sistemas y formatos de incluyendo la evolución del problema o trastorno que en la
entrevista ha dado lugar a una variedad de estilos en los que actualidad presenta.
cabe entresacar algunas características más, aparte de las ya c. Entrevista de planificación, que sería aquella sesión con el
citadas por Shea (1990), sobre las que puede aplicarse el grado sujeto en la cual se sondearían las posibilidades de
de estructuración. Tal como Schmidt y Kessler (1976) distinguen, continuidad del curso de la intervención, objetivos a
la estructuración puede afectar a preguntas, respuestas, adminis- alcanzar, estrategias evaluadoras y/o terapéuticas,
tración de la entrevista, registro de información e interpretación temporalización del proceso, etc. Especialmente en algunos
de la misma. En tanto estén especificadas previamente cada una enfoques en los que se enfatiza la necesidad de un contrato
de estas cuestiones, la entrevista resultará de mayor terapéutico explícito (como es el caso de la terapia
estructuración. Un aspecto que también conviene comentar es conductual) en el que terapeuta y cliente acuerdan
que las entrevistas no estructuradas lo son en cuanto a la falta de conjuntamente estos aspectos, este tipo de entrevista cobra
estructura preestablecida explícita, ya que el entrevistador la mayor importancia por su efecto motivador y por las
raramente desarrolla la técnica sin sus propias ideas acerca de lo garantías de una correcta evaluación de la intervención que
que le interesa explorar y sin una teoría a la que se adhiere para aporta el establecimiento del proceso a priori.
valorar lo que es o no de interés. d. Entrevista terapéutica, en la que el contacto cara a cara no
El segundo criterio fundamental para la clasificación de las sólo tiene, en el ámbito clínico, una finalidad de obtener
entrevistas es su finalidad, aunque las categorías obtienen un información. A través de las sesiones de entrevista con el
menor consenso entre los diferentes auto-res. Un primer objetivo cliente se desarrolla en muchos enfoques teóricos la mayor
cubierto por las entrevistas es el de investigación, donde se suele parte de la terapia, como es el caso del enfoque rogeriano o
hablar del término encuesta para referirse a este peculiar modo de las diversas terapias psicodinámicas. Ciertamente, en
de aplicar la técnica en el que normalmente existe un único muchas ocasiones se va a hacer muy difícil diferenciar una
contacto con el sujeto entrevistado y el interés se centra en la entrevista de evaluación de una entrevista terapéutica ya
recogida de información relevante para ser procesada que el efecto del cambio se filtra de manera muy sutil a
posteriormente (Kahn y Cannell, 1964). Otra finalidad importante través de todo el proceso de intervención. En ocasiones,
es la que Silva (1981) denomina intervención, ampliando el incluso en una entrevista inicial, muchos sujetos abandonan
término finalidad clínica de Pelechano (1976), ya que es aplicable la consulta del profesional con una sensación de alivio,
a otras áreas. Dentro de esta categoría cabe a su vez realizar aunque "únicamente" han facilitado información.
varias distinciones:
Lógicamente, cabe pensar en otras finalidades que vienen
a. Entrevista inicial o de contacto, en la que el evaluador clasificadas por el área de intervención como es el caso de la
aborda por primera vez el caso cara a cara (matizamos este entrevista de selección de personal, la entrevista clínica, la
aspecto porque en muchas ocasiones el profesional cuenta entrevista de orientación escolar, o bien por su grado de
con algún tipo de información previa, informes o datos de compromiso para el entrevistador (directivas, no directivas...). A
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 6

continuación utilizaremos el criterio de áreas de intervención para e. Historia médica.


comentar algunas peculiaridades de los dos ámbitos de mayor f. Estado mental.
aplicación de la entrevista de evaluación: el clínico y el de la
selección de personal. La entrevista

Entrevistas clínicas Esta primera delimitación de contenidos nos puede servir


para realizar algunos comentarios. Se podría decir que en la
En la clasificación según el criterio de finalidad, se ha visto entrevista con fines diagnósticos la parcelación de áreas de
que dentro del proceso clínico existe una entrevista terapéutica. exploración perseguía en primer lugar la explicación, en los
En esta ocasión, en el marco de un manual de evaluación propios términos del paciente, de la causa de su petición de
psicológica, trataremos exclusivamente las entrevistas cuya ayuda mediante una descripción verbal del problema. Es difícil
finalidad es precisamente evaluadora. concebir una mejor aproximación inicial en evaluación y de ahí
El uso de la entrevista como forma de evaluación de que este proceder sea habitual en diferentes enfoques de
problemas psicológicos tiene sus antecedentes en la medicina y tratamiento.
en la psiquiatría tradicionales donde la anamnesis y la historia En segundo lugar, se resaltan los aspectos del cuadro
clínica configuraban una práctica común que permitía al temporal que enmarca el problema, lo que a su vez se hace a
profesional situarse en la trayectoria de salud del sujeto y en sus dos niveles. El primero de ellos referido a la historia del propio
circunstancias de vida y ambientales. La entrevista tenía los problema (comienzo, desarrollo, intermitencias, continuidad,
siguientes fines en este contexto (Zubin, 1989): agudizaciones...). El segundo aspecto hace referencia al marco
histórico del propio sujeto, su evolución en las áreas más
a. Elicitar en lo posible información acerca de síntomas y relevantes como la familiar, social y médica (desde una tradición
antecedentes de los episodios actuales. psiquiátrica organicista la importancia de lo médico era evidente).
b. Determinar los sentimientos y actitudes de los pacientes También en este caso es difícil concebir otra técnica de
acerca de su situación y sintomatología. evaluación que nos permita trazar mejor los aspectos más
c. Observar la conducta no verbal de interés que pueda importantes de la evolución personal del sujeto. Desde el auge
ayudar al correcto diagnóstico. de los enfoques ecopsicológicos en la actualidad, diríamos que la
d. Tomar la conducta del sujeto en la entrevista como muestra entrevista cobra enorme importancia por su capacidad potencial
que pueda ayudar a aclarar la naturaleza del trastorno. para situar al sujeto en las coordenadas ambientales (dentro de
las cuales el tiempo es un factor de primer orden). Podríamos
En la década de los años veinte los principales señalar que la misión de la entrevista desde esta perspectiva
componentes de la entrevista diagnóstica ya estaban sería la exploración de los contextos relevantes del sujeto y de su
establecidos y sus áreas de contenido eran las siguientes (Shea, comportamiento a través ele ellos.
1990): Un tercer aspecto del contenido es lo que se ha
expresado corno el estado mental y que revela, a nuestro juicio,
a. Molestias principales. la intención de aprovechar la entrevista no sólo como una
b. Historia del trastorno que presenta actualmente. exploración histórica y situacional del problema y del propio
c. Historia social. sujeto, sino también como contacto personal para observar y
d. Historia familiar. evaluar aspectos psicológicos del sujeto, que a la postre se
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 7

constituían en el principal elemento de evaluación, antes del psicopatología en las que se prioriza el logro de un consenso
desarrollo de otras técnicas diagnósticas. Siguiendo a Wiens entre los profesionales. Es a tenor de los avances en esta
(1990), en la exploración del estado mental se pretende observar cuestión, cuando se comienzan a elaborar formatos de entrevista
una serie de aspectos generales del funciona-miento psicológico cuyo objetivo primordial es la fiabilidad en cuanto al resultado
del paciente tales como: diagnóstico. Por tanto, en la actualidad se aprecia una apuesta
por formas altamente estructuradas con las cuales no sólo el
a. Aspecto y comportamiento en general. instrumento puede alcanzar mejores índices de fiabilidad, sino
b. Estado de ánimo, sentimientos y emociones. que también se logra optimizar el uso de la técnica al permitir la
c. Percepción. estructuración un recorrido amplio por los diversos aspectos
d. Expresión de lenguaje y pensamiento. Sensibilidad y diagnósticos relevantes en un tiempo razonable.
cognición. A continuación, a modo de ejemplos, presentamos una
e. Juicio. breve reseña de algunas de las entrevistas estructuradas de
f. Comprensión. mayor uso en diagnóstico.
g. Sinceridad.
Schedule for affective disorders and schizofrenia (SADS) [Entrevista
Este tipo de entrevistas tuvo su mayor problema en la falta estructurada para trastornos afectivos y esquizofrenia]» de Endicott y Spitzer
de acuerdo en los resultados diagnósticos que se derivaban de (1978)
su uso. Efectivamente, al margen de que las entrevistas en sí
mismas carecían del rigor exigible a un instrumento de evalua- El SADS es un protocolo de entrevista que permite cierta
ción, el resultado diagnóstico depende del desarrollo de las flexibilidad al profesional, siendo por tanto calificada como
clasificaciones nosológicas, desarrollo que solamente desde semiestructurada. Su aplicación requiere dos horas
hace unas décadas ha comenzado a tener un consenso aproximadamente y consta de dos partes bien diferenciadas. La
significativo, especialmente a partir de las clasificaciones RDC y primera de ellas intenta recabar información acerca del problema
D91 ya citadas. Por otro lado, como apunta Shea (1990), las consultado, su comienzo, desarrollo, tratamientos previos, etc.,
clasificaciones diagnósticas inicia-les eran tan limitadas que no así como otras cuestiones que puedan revelar las circunstancias
se requería un gran esfuerzo de discriminación ni de exploración. personales del paciente. La segunda parte se refiere a la historia
En la actualidad, tal y como concluíamos en las pasada del su-jeto en relación a trastornos psiquiátricos y
anotaciones históricas, la entre-vista de evaluación clínica parece tratamientos recibidos, así como a un amplio espectro de
tener dos grandes posibles enfoques que conviene revisar: síntomas y problemas que pudieran observarse en el momento
clasificación diagnóstica o conductual. No se quiere indicar con actual.
ello que las entrevistas en el ámbito clínico se dicotomicen en Los síntomas que se exploran con la entrevista son
estas dos vertientes, sino que pueden representar dos de los calificados en una escala de gravedad de 0 a 6 puntos en función
aspectos más discutidos y desarrollados en los últimos años. del grado de intensidad, persistencia y otras dimensiones para
las cuales existen ítems estructurados. Además, el síntoma es
Entrevista diagnóstica calificado sobre dos cortes temporales; el primero referido a la
semana en que el problema se presentaba en su máxima
La recuperación de la entrevista como técnica de gravedad y el segundo referido a la semana anterior a la
evaluación diagnóstica coincide con e desarrollo de categorías en
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 8

entrevista. Esta última medida de gravedad puede servir como evolución, incluyendo la edad de aparición del síntoma y su
línea base para evaluar la mejora a lo largo del tratamiento. episodio más reciente.
Tanto los autores como otros trabajos posteriores (Keller, A esta exploración basada en síntomas se añade un
Lavori y Andreasen, 1981) informan de datos de fiabilidad fondo de información demográfica que incluye aspectos tales
adecuados. En Lemos (1991) se pueden encontrar referencias de como edad, sexo, estado civil, educación, ocupación, etc.
diversos aspectos de validez de este instrumento. No obstante, Finalmente, se realiza una evaluación del funcionamiento del
Vizcarro y cols. (1986) realizaron un estudio en España en el que sujeto en una serie de áreas referidas al último año, tales como el
el uso de esta entrevista no mejoró la fiabilidad interjueces en el trabajo o el rendimiento escolar, vida social, familiar, etcétera.
diagnóstico en comparación con una entrevista libre. En cualquier Un aspecto novedoso de la DIS es su versión para
caso, hasta el momento, en España su uso está muy restringido, ordenador en la que el sujeto puede ir respondiendo a un
sin que exista alguna versión de amplia difusión. Por tanto, la conjunto de cuestiones a través del teclado. Al final permite
valoración de sus garantías científicas requiere aún mucho imprimir aquellos aspectos diagnósticos del DSM-111 que reúnen
tiempo e investigación. los criterios exigidos, con los detalles recogidos acerca de la
sintomatología. Existen pocos estudios de fiabilidad, aunque en
«Diagnostic interview schedule (DIS) [Entrevista estructurada diagnóstica)» alguno de ellos, como el de Wittchen, Seniler y Von Zerssen
(1985) se obtienen buenos niveles de fiabilidad test-retest. En
Esta entrevista, totalmente estructurada, fue desarrollada cuanto a la validez, algunos estudios criteriales han comparado
por Robins y cols. (1981) y en un principio se concibió como un este instrumento con otros procedimientos de diagnóstico
instrumento de recogida de información para estudios (Robins y cols., 1982; Hasin y Grant, 1987). Los resultados
epidemiológicos y detección de casos. Sin embargo, con el dependen en gran medida de las categorías diagnósticas de que
tiempo se ha convertido en uno de los formatos de entrevista se trate, siendo mayor el acuerdo en alcoholismo o dependencia
diagnóstica más utilizado ya que permite realizar diagnósticos en de drogas, así como en pacientes psiquiátricos en comparación
relación a los sistemas DSM-111 y DSM-III-R. con estudios de tipo epidemiológico.
La DIS está diseñada para sujetos mayores de dieciocho Otros cuestionarios estructurados para entrevista
años y se administra en una sola sesión que puede oscilar entre diagnóstica son el Present psychiatricstate (PSE) [Estado
una y tres horas. Su grado de estructuración es total por lo que psiquiátrico actual] de Wing, Birley y Cooper (1967) o el
se indica hasta el modo en que se enunciarán los ítems, Structures clinical interview for DSM-III-R (SCID) [Entrevista
registrando un simple sí o no (probablemente esta rigidez clínica estructurada para el DSM-III-R] de Spitzer, Williams y
obedezca a sus orígenes de encuesta realizable incluso por no Gibbon (1987).
profesionales). Las cuestiones acerca de los síntomas que En la actualidad, un aspecto sobresaliente de este tipo de
explora cubren tanto su presencia o ausencia como su gravedad, técnicas es la especialización que van tomando las entrevistas
incluyendo si se está tomando alguna medicación, si es estructuradas, llegando a emplearse no ya para temas tan
supervisado por un profesional y el grado en que interfiere con la amplios como la adaptación en adolescentes o problemas de
vida del paciente. Además, se intenta establecer la etiología del ansiedad, sino para cuestiones tan específicas como entrevistas
síntoma en relación a causas tales como enfermedad física, con agresores sexuales (McGrath, 1990) o la detección de riesgo
lesiones, consumo de drogas o una complicación en el uso de la de piromanía en la infancia (Kolko y Kazdin, 1989), por citar
medicación. También se recaba información acerca de la algunos ejemplos significativos.

UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA


MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 9

La entrevista conductual diferentes problemas que puede plantear el sujeto (Emmclkamp,


1982). Esta visión más general del caso tiene mucho que ver con
Aunque en un principio —dado que se trata de una la precaución que solicita Hersen (1983) ante la tendencia de
técnica de autoinforme— su-frió importantes críticas desde el algunos profesionales a abordar la modificación de la primera o
objetivismo y experimentalismo que guió al enfoque conductual, más aparente conducta problemática que se aprecia y que es
la entrevista se ha constituido en una de las técnicas esenciales posible operacionalizar sin considerarla dentro del contexto
de la evaluación conductual (Kanfer y Grimm, 1977; Linehan, global del caso. Así, la entrevista permite sondear las relaciones
1977; Haynes, 1978). Su utilidad en este contexto no es de las posibles conductas problema entre sí y los contextos
precisamente la de conducir al evaluador hacia un diagnóstico donde se desarrollan, así corno las consecuencias para el
fiable, como ocurría con la aplicación que acabamos de ver en el funcionamiento adaptativo del sujeto, de modo que permite ir
apartado anterior. Desde el enfoque conductual, la entrevista es estableciendo criterios de prioridad.
una parte indispensable del proceso de evaluación y terapia Siguiendo a Morganstern (1988), podríamos señalar
(desde el momento en que ambos se funden de modo que el algunos aspectos esenciales en el proceso de la entrevista
primero va validando las estrategias que se desarrollan en el se- conductual:
gundo, a modo de un sistema de retroalimentación permanente).
Por otra parte, inicialmente, la entrevista permite establecer la a. Preparación del cliente para la evaluación; debido a la
relación terapéutica, tornar las decisiones clínicas preliminares y peculiaridad de la evaluación conductual como un proceso
posibilita que el terapeuta comience a recoger la in-formación continuo y su ruptura con el papel del profesional tradicional
necesaria para determinar las metas y prioridades del tratamiento que busca por encima de todo la etiqueta diagnóstica, el
(Morganstern, 1988). evaluador conductual debe exponer al sujeto estas
El papel de la entrevista se comprende mejor desde su peculiaridades y prepararle para un tipo de proceso distinto
aportación al principal objetivo de la evaluación conductual que del que sus expectativas pueden haber formado.
es la certera y completa identificación de la/s conducta/s b. Especificación del problema; en muchas ocasiones los
problema/s, atendiendo tanto a su naturaleza como al contexto sujetos tienen dificultades para exponer lo que les ocurre.
en el que se produce/n (Morganstern, 1988). Este último aspecto Es frecuente encontrar expresiones muy vagas e
del contexto es esencial para el análisis funcional ya que tras la imprecisas y se hace necesario un esfuerzo por delimitar el
identificación de la naturaleza del problema conductual es crucial problema para lo que suele resultar útil solicitar una
el rastreo de las condiciones estimulares, tanto antecedentes especificación a través de actividades o conductas
como consecuentes, que controlan esa conducta. Aunque una concretas, así como las coordenadas espaciales (lugares,
relación funcional más precisa se suele establecer a través de situaciones sociales...) y temporales (duración,
registros de observación o autoinformes específicos, la entrevista comienzo...).
permite una aproximación inicial rápida, flexible y económica que c. Redefinición del problema; obviamente es esencial para el
posibilita al evaluador ir desarrollando las primeras hipótesis evaluador redefinir los trastornos en términos operativos
acerca del curso del tratamiento. Si bien la aportación de la dentro del marco conductual. Los sujetos suelen tener sus
entrevista a este microanálisis de la conducta problema es inicial propios conceptos acerca de lo que les ocurre, bien sea
y debe dar paso a registros de observación y otras técnicas, su desde una perspectiva muy personal o simplemente porque
valor se incrementa notablemente a la hora de su contribución a utilizan conceptos más o menos conocidos como neurosis,
aspectos de macroanálisis, es decir, de relaciones entre los estrés, etc. Una explicación sencilla acerca de la diferente
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 10

perspectiva que el enfoque conductual ofrece, aplicada al momentos cruciales de la toma de decisiones acerca de los
propio problema del sujeto y sus posibilidades de candidatos.
evaluación e intervención, puede ser muy deseable. La situación de entrevista en selección de personal
d. Ampliación de la evaluación; si bien el objetivo inicial es la presenta unas características muy peculiares que se deben tener
conducta problema, es indispensable evaluar el grado en en cuenta y que comentamos muy brevemente inspirándonos en
que se ha generalizado y afecta al funciona-miento del el clásico trabajo de Nahoum (1961):
sujeto en los distintos contextos (familia, trabajo, relaciones
sociales...) en que se desenvuelve. Se requiere una a. El ámbito social en que se desenvuelve es el de la
exploración de estos diferentes aspectos que permita organización, empresa o institución que precisa incorporar
observar la incidencia en ellos del problema, así como la nuevos trabajadores. Esto conduce a que el candi-dato se
presencia de otras alteraciones. Un aspecto importante de presente ofreciendo su propio trabajo en competencia con
este rastreo es valorar los recursos con los que cuenta el los demás, por lo que tratará de ofrecer una imagen muy
propio sujeto tanto individualmente (conductas adaptativas, positiva de sí mismo. El entrevistador en este caso debe
habilidades...), como física y socialmente (posibles tomar la entrevista como un comportamiento a evaluar que
personas que puedan cooperar si es conveniente, pareja, puede no ser representativo de la conducta del sujeto, y por
familiares, amigos...). Una guía práctica para la realización tanto requiere una contrastación a través de otras técnicas.
de este tipo de entrevistas se puede encontrar en Llavona En apartados posteriores veremos algunas estrategias del
(1983). entrevistador que son especialmente relevantes en este tipo
de entrevistas (clarificación, confrontación...).
En resumen, si bien la entrevista conductual hace de la b. El objetivo de la entrevista es emitir un juicio de adecuación
identificación de la conducta problema su principal objetivo, no se del aspirante al puesto de trabajo. Desde esta perspectiva
deben desechar otros aspectos propios como es la información al se requiere encaminar el proceso más hacia una valoración
cliente de las claves que le permitirán comprender lo que supone de idoneidad que hacia otros tipos de evaluación (para una
el proceso conductual, favoreciendo así la motivación y la discusión de los conceptos de evaluación y valoración
confianza, o aspectos de análisis de mayor perspectiva o de véase Fernández-Ballesteros, 1985; Pelechano, 1988; o el
mayor molaridad que el análisis funcional de una determinada capítulo sobre el concepto de evaluación psicológica en
conducta. este mismo manual). Las hipótesis que va desarrollando el
evaluador en el curso de la entre-vista se realizan no en
La entrevista en selección de personal términos de una identificación del problema, diagnóstico o
análisis funcional como en el ámbito clínico, sino en
El trabajo del psicólogo en las organizaciones suele términos de una valoración o juicio de calidad. Por otra
identificarse con su papel en la selección de personal, aunque en parte, esto debiera reducir la exploración a aquellos aspec-
los últimos tiempos el desarrollo en este ámbito h incrementado tos de preparación, habilidad, motivación o elementos de
la importancia del profesional como formador y mediador, entre claro interés para la toma de decisiones, sin explorar otros
otras posibilidades (Peiró, 1987). Por otra parte, la selección de terrenos de intimidad de los sujetos (recuérdese la fuerte
personal ha evolucionado cada vez más hacia la exigencia de polémica surgida en Estados Unidos con respecto a los
técnicas más complejas que la entrevista (análisis de tareas, abusos en la evaluación de selección de personal y la
profesiogramas...), aunque ésta no pierde su importancia en intromisión en la intimidad de las personas).
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 11

c. Algunos autores como Morgan y Cogger (1982) han interacción personal entre entrevistador y entrevistado, detenién-
subrayado como finalidad de estas entrevistas la de donos en las implicaciones de cada uno de estos papeles.
proporcionar al candidato información sobre el puesto de
trabajo, requisitos, normas y costumbres, entendiendo que La entrevista como interacción
el profesional se con-vierte en un representante de la
organización y que la entrevista es un proceso de co- A continuación se analizarán algunas de las cuestiones
municación que intenta averiguar si los intereses de ambas más importantes acerca de los aspectos de la conducta
partes coinciden y se ajustan. interactiva que sucede en este escenario conductual (behavioral
d. Finalmente, y en términos más generales, el beneficiario de setting), en términos de la psicología ecológica de Barker (1968),
la intervención es un tercero, esto es, la empresa u y que nos servirán para examinar algunos fundamentos del
organización que solicita el trabajo de selección. Esto proceso de esta técnica de evaluación psicológica.
marca unas claras diferencias con el trabajo en otros
ámbitos donde el beneficiario es el sujeto entrevistado. El papel del entrevistador

Algunos aspectos tradicionales a evaluar en este tipo de En pocas técnicas como en ésta la conducta del
entrevista son los siguientes (Morgan y Cogger, 1982): evaluador se convierte en una parte esencial de la misma,
aspecto que como hemos visto es uno de los que ha llevado a
a. Impresión inicial referida al aspecto, modales, expresión, importantes críticas en cuanto a las garantías científicas de la
grado de colaboración, etcétera. entrevista. De ahí la importancia de detenernos en algunos
b. Experiencia profesional referida a aspectos como aspectos sobresalientes de esta conducta.
motivación en puestos de trabajo anteriores, productividad, Después de comentar la clasificación de la entrevista en
adaptabilidad, relaciones interpersonales, experiencia de función del grado de estructura, se comprenderá que la
mando, promoción, etcétera. variabilidad del comportamiento del entrevistador depende en
c. Estudios y formación: currículo académico, versatilidad, gran medida del grado de estructura de la entrevista. Como han
intereses, trabajo en equipo, relación con compañeros y afirmado Edelbrock y Costello (1990), las entrevistas totalmente
profesores, etcétera. estructuradas limitan has-ta tal punto la conducta del evaluador
d. Desarrollo personal: contexto familiar, nivel que se torna en pieza perfectamente intercambiable dentro de la
socioeconómico, evolución de los intereses y actitudes técnica, sin que el resultado tenga que variar significativamente
laborales, etcétera. (obviamente, aparte estaría la comunicación no verbal; así por
e. Actividades e intereses actuales: motivaciones, intereses, ejemplo, un entrevistador cansado o malhumorado aun siguiendo
trato social, auto-imagen, etcétera. la estructura puede influir en gran par-te en las respuestas y por
tanto en el resultado). En las entrevistas totalmente estructuradas
En definitiva, tanto el contexto como la finalidad de la el papel del profesional se limita hasta tal punto que en muchas
entrevista de selección de-terminan una serie de peculiaridades de ellas existe versión de aplicación para ordenador en la que es
que se han tratado de poner de relieve. Sin embargo, la perfectamente sustituible por él. En estos casos, en nuestra
entrevista, como técnica de evaluación, tiene una serie de opinión, la entrevista se acerca más hacia los formatos de
generalidades en su desarrollo que serán materia de exposición cuestionario que a la propia entrevista ya que se pierde una parte
en el próximo apartado. Consideraremos el proceso de esencial de la definición como es el encuentro cara a cara de dos
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 12

o más personas (y con ello la posibilidad de registrar conducta no perspectiva de cada sujeto. No obstante, el entrevistador
verbal). Por ello, a pesar de su interés desde otros criterios, las avezado ayuda al sujeto cuando éste no es capaz de aportar
versiones por ordenador de entrevistas estructuradas pierden información relevante o lo hace de un modo poco aprovechable.
una parte esencial de la definición de esta técnica. Se hace necesario entonces realizar aclaraciones sobre aspectos
Sin embargo, en las entrevistas menos estructuradas es confusos o inconsistentes, repitiendo las cuestiones o
donde el papel del evaluador se convierte en algo crítico; es lo reformulándolas de modo más específico. Otra habilidad
que se ha denominado el "estilo" de entrevista, es decir, la forma importante es la adaptación del lenguaje a la edad y educación
específica que caracteriza la conducta de un entrevistador del sujeto. Tal como señalan Wiens y Matarazzo (1983), es
concreto, lo que se convierte en fuente de error muy importante, importante tener en cuenta que si bien el evaluador es el experto
pero también (y esto no deja de ser relevante) en posibilidad de en el diagnóstico y el tratamiento, el sujeto es el experto en sí
desarrollar especiales habilidades para obtener información, mismo y es él quien posee la información relevante (al menos
motivar al sujeto e impulsar el cambio de conducta. inicialmente) para la correcta orientación del caso.
Ante esto cabe preguntarse ¿cuáles son las conductas o El mantenimiento del control supone aspectos como llevar
estrategias que suele utilizar el entrevistador? A continuación el ritmo de la entrevista en función de las limitaciones de tiempo
examinamos de modo ilustrativo algunas estrategias que puede que existan. Un exceso de rapidez puede convertir el encuentro
adoptar el profesional para desarrollar sus objetivos de evalua- en un brusco tiroteo de cuestiones que desanime a los sujetos
ción. para expresarse libremente. Por el contrario, un ritmo
Foley y Sharf (1981) señalan cinco criterios para el excesivamente lento
desarrollo de una buena entrevista: lograr que el sujeto se puede conducir a la divagación y a perderse en
encuentre cómodo, obtener información, mantener el control, trivialidades. Dentro del ritmo son muy importantes las
mantener el rapport y concluir adecuadamente. Pasaremos a transiciones de unas cuestiones a otras, que pueden ser abor-
comentarlos brevemente. dadas con un breve resumen de la información obtenida en un
Para que el sujeto se encuentre cómodo es importante apartado y la presentación del siguiente, indicando o reforzando
tener en cuenta una serie de cuestiones. Con frecuencia el en ocasiones el interés de abrir una nueva área de contenido.
entrevistado se encuentra ansioso ante el hecho de la consulta Asimismo, el control implica saber actuar a tiempo interrumpiendo
profesional y cualquier tiempo de espera adicional puede resultar los discursos erráticos del sujeto y refocalizando la cuestión o el
especialmente molesto. Asimismo, las interrupciones de teléfono empleo adecuado de pausas que faciliten sus respuestas. Si falla
durante la entrevista o una incorrecta disposición del mobiliario este cometido, normalmente por pasividad del entrevistador, se
que no favorezca la interacción o sea manifiestamente incómoda corre el riesgo de que sea el entrevistado el que domine la
pueden provocar efectos indeseados. Cuando el sujeto se interacción invirtiendo así los papeles de la entrevista.
encuentra cómodo entra en disposición de colaborar más El mantenimiento del rapport implica el control por parte
eficazmente y confiar en el profesional. del entrevistador de algunos aspectos de conducta no verbal
Para obtener información de modo eficaz es importante como el mantener un contacto ocular adecuado, postura, etc.,
que el entrevistador permita en algunos momentos al sujeto que muestren un honesto interés por el sujeto. Es importante
expresar en sus propias palabras en qué consiste el problema o también la aceptación de la propia concepción que desde sus
algunos aspectos de su historia, sin interrupciones innecesarias. personales valores hace el sujeto acerca de sus sentimientos y
Como afirman Maloney y Ward (1976), esto permite evaluar la del problema.
ambigüedad o los conflictos que subyacen a la peculiar
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 13

Por último, el evaluador debe saber concluir de lo que me quiere decir con...» cumplen el doble objetivo de
adecuadamente la entrevista. Éste es un momento en el que es solicitar una nueva explicación y al mismo tiempo tener la
importante permitir que el sujeto plantee, a su vez, alguna precaución de no atribuir al sujeto la falta de entendimiento, sino
cuestión o duda. Por otro lado, es el momento en que el achacarla al propio entrevistador, de modo que no se pueda per-
entrevistador informa acerca de los pasos siguientes y en donde cibir una crítica implícita a la capacidad de exposición de aquél.
se debe aprovechar al máximo la ocasión para motivar y animar a La confrontación es un paso más elaborado en el intento
la participación posterior en el plan terapéutico, exponiendo si es que hace el evaluador por organizar la información que está
pertinente las alternativas posibles e implicando al paciente en recibiendo. Se trata de analizar las inconsistencias o los aspectos
alguna de ellas. Con ello se da pie a la formulación de un aspecto aparentemente contradictorios que se han recogido. Se pueden
esencial del proceso clínico como es el contrato terapéutico. referir a aspectos de contenido, cuando el sujeto comenta la
misma cuestión en dos momentos de forma diferente; también
Otros autores (por ejemplo, Maloney y Ward, 1976) puede ser que se detecten datos improbables, esto es, que se da
también enuncian una serie de acciones indispensables para el una inconsistencia entre el relato y las expectativas que el eva-
desarrollo del papel de entrevistador que nos pueden servir de luador se va formando (surge un dato extraño y no esperado por
complemento a lo expuesto. En primer lugar, y basándose el hilo de la información desarrollada hasta el momento);
especial-mente en las preguntas iniciales más abiertas tales finalmente, puede haber contradicción o falta de consistencia
como «dígame qué le ocurre» o «¿cuál es el problema?», el entre el contenido de la exposición y las manifestaciones no ver-
profesional debe dedicarse fundamentalmente a escuchar y bales del sujeto (por ejemplo, un sujeto que comenta la pérdida
observar al sujeto, al mismo tiempo que combina estos datos de su empleo en tono alegre).
para ir realizando algún tipo de inferencias. A esta función básica
se añaden tres actividades fundamenta-les a desplegar: Finalmente, uno de los aspectos más importantes en el
facilitación, clarificación y confrontación. desarrollo de la entrevista es el registro de la información, ya que
de su correcta realización va a depender una buena parte de los
La facilitación se refiere a la necesidad de ayuda que se resultados. Siguiendo la exposición de García Marcos (1983),
debe prestar al sujeto para ir exponiendo adecuadamente su existirían las siguientes modalidades:
información en el autoinforme que se le pide. Normalmente,
basta con pequeños apoyos como peticiones de ampliación a. Recoger simultáneamente por escrito el contenido de la
(«¿puede decirme algo más?» o «¿y después qué sucedió?») y entrevista. Su ventaja es la menor pérdida de información, y
en muchas ocasiones basta con ligeros gestos de asentimiento su desventaja es la posible desatención al entrevistado
verbales o no verbales que refuerzan el flujo de la exposición. (falta de atención a su comunicación no verbal...).
Obviamente con personas que tienen dificultades de exposición b. Registrar la información una vez finalizada la entrevista. Es
se requerirá mayor intervención de apoyo por parte del la situación inversa a la anterior, por lo que resulta fácil que
entrevistador, matizando más las cuestiones, solicitando mayor se tergiverse o se olvide una buena parte de la información,
concreción, etcétera. aunque se pueda prestar mayor atención al sujeto. Entre la
La clarificación se refiere al esmero que el evaluador pone postura anterior y ésta se puede realizar una modalidad
en no permitir que el curso de la entrevista prosiga cuando un mixta en la que se recojan los datos más importantes
aspecto no ha quedado suficientemente diáfano. Algunas formas textualmente en el momento y al ter-minar se completen
verbales como «no sé si le entiendo bien...» o «no estoy seguro otros aspectos, permitiendo seguir la entrevista con
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 14

especial preocupación al mantenimiento del flujo de existe temor o inseguridad sobre las consecuencias de
conversación y otros aspectos de interés. transmitir información muy personal.
c. Grabaciones de la entrevista. Tanto en grabaciones de
audio como de audiovídeo se logra el máximo de recogida Más expresamente, Wiens (1990) expone varios aspectos
de información a la vez que el evaluador puede centrar sus del entrevistador que pueden actuar como fuentes de error en la
esfuerzos en la relación con el cliente. Sin embargo, no está entrevista, de los cuales exponemos los más significativos:
exenta de problemas. En primer lugar, es necesario el a. Deseabilidad social.
consentimiento del sujeto por lo que pu-diera no ser b. Falta de comprensión.
aceptado en algún caso. En segundo lugar, y más c. Lapsus de memoria.
importante, la posterior tarea de análisis del registro d. Experimentar la situación de ser interrogado como algo
requiere un minucioso proceso cuyo coste en términos de estresante.
tiempo y esfuerzo puede ser excesivo para la práctica e. Ocultar las verdaderas opiniones.
clínica cotidiana. No obstante, su empleo es especialmente f. La variabilidad de percepciones sobre la situación y el
provechoso en tareas de investigación y entrenamiento de propósito de la entre-vista.
esta técnica.
Además de estas cuestiones acerca del comportamiento
El papel del entrevistado del entrevistado, concebidas de un modo molar, existen estudios
clásicos acerca de la conducta molecular del entrevistado en
En cuanto a la conducta del sujeto desde su papel de relación al entrevistador. Nos referimos a los estudios que han
entrevistado, Canncl y Kahn (1968) ya establecieron que para pasado a la historia como "efecto Greenspoon" y sus
lograr una entrevista exitosa eran necesarias tres circunstancias: continuadores. Greenspoon (1955, 1962) demostró que es
a. La accesibilidad de los datos requeridos al sujeto, ya que en posible aumentar de forma significativa ciertas emisiones
algunas ocasiones se pueden estar planteando cuestiones verbales (por ejemplo, los sustantivos plurales) si se utilizaban
cuya respuesta no está a su alcance, bien por su edad (muy contingentemente reforzadores verbales por parte del
frecuente en niños y en ancianos), por su estado (por entrevistador (por ejemplo, la vocalización "mm mm").
ejemplo, trastornos graves que impliquen desorientación) o Posteriormente, se mostró la sutilidad y la complejidad de estos
por otros motivos. efectos que pueden llegar a influir en la emisión de contenidos
b. El conocimiento y la comprensión por parte del sujeto de su como las autorreferencias positivas o negativas, verbalizaciones
papel como fuente de información y de los modos de de hostilidad, etc. Este tipo de estudios experimentales sobre la
transmisión de información que debe utilizar; en este caso conducta verbal del entrevistado ponen de manifiesto, tal como
es importante el ajuste de la entrevista al sujeto en afirman Kanfer y Phillips (1970) y recoge Silva (1981), que la
aspectos tales como la edad, el nivel cultural, el lenguaje, información que el sujeto elicita en la entrevista no sólo está
etcétera. determinada por su historia y sus propias elaboraciones
c. La motivación necesaria para asumir este papel, en donde perceptivas sobre el problema, sino también por la propia
se podrían analizar tanto factores que incitan a la conducta del entrevistador y la situación de entrevista en general.
cooperación del sujeto como el deseo de agradar o la De manera más incisiva aún, Matarazzo y Wiens (1972)
necesidad de ayuda, como factores de inhibición cuando presentan extensos estudios acerca de algunas variables como
la verbalización (tiempo que emplea un sujeto en emitir todas las
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 15

palabras con las que construye un contenido comunicativo), Garantías científicas de la entrevista
tiempo de reacción, latencia de tiempo de iniciativa e
interrupciones. En este caso también se concluye que el Es un tanto desolador el panorama que presenta la
entrevistador de forma sutil establece una interacción de mutua entrevista cuando uno mira "de-bajo de la alfombra" y se
influencia que puede hacer variar estos parámetros. pregunta acerca de sus garantías científicas. Ciertamente, esta
En síntesis, la conducta del entrevistado es mucho más técnica encierra tal cantidad de aplicaciones, finalidades,
compleja que una simple aportación de información, formatos y encuadres teóricos que probablemente sea imposible,
especialmente por el efecto que el entrevistador y la situación tal como ya señaló Sundberg (1977), realizar generalizaciones
misma puede tener sobre él. Se hace necesario por parte del sobre su fiabilidad y validez. Sin embargo, la cuestión es de-
evaluador el control de estos efectos como una parte esencial de masiado importante como para posponerla ya que está en juego
la técnica, incluso en formatos altamente estructurados. nada menos que el estatus científico de la técnica de más amplia
aplicación en evaluación psicológica. Se intentarán exponer
Aprendizaje del papel de entrevistador brevemente algunos aspectos del estado de la cuestión, tanto en
relación a la fiabilidad como a la validez.
Durante muchos años se ha asumido que la entrevista es
un arte al que se accede tras muy larga experiencia, de lo que se Fiabilidad
concluía que no tenía mucho sentido la construcción de sistemas
de enseñanza para esta técnica concreta. Este pensamiento El concepto clásico de fiabilidad hace referencia a la
estuvo enormemente potenciado por los modelos dinámicos y consistencia de las medidas cuando a un sujeto se le aplica
humanistas en donde la ausencia de estructuración dejaba en el repetidamente el mismo instrumento. Este concepto estaba
estilo del profesional la valía de la técnica. Actualmente, la claramente vinculado a las teorías internalistas (en la acepción
preocupación por los sistemas de aprendizaje de las habilidades de Bermúdez, (1986) que defienden los presupuestos de
básicas del entrevistador se deja notar en varias publicaciones estabilidad y consistencia de la conducta. Desde este punto de
donde se ensayan técnicas como la representación de papeles vista, la estabilidad y consistencia de la puntuación reflejaría el
(Balleweg, 1990) dirigidas al aprendizaje del control de hallazgo de la adecuada medida del constructo que se pretende
situaciones de entrevista y conceptualización de problemas. En evaluar. Desde esta concepción más tradicional podríamos
otros casos, se trata de la incorporación de medios audiovisuales establecer que una primera cuestión sobre la fiabilidad de la
al entrenamiento (Veltum y Miltenberger, 1989). Por su parte, entrevista consiste en averiguar si la repetida aplicación tras un
Márquez, Rubio y Hernández (1987) realizaron un estudio sobre intervalo de tiempo arroja la misma información.
la modificabilidad de las variables del entrevistador que Tradicionalmente, la fiabilidad incorpora también el estudio de la
intervienen en el proceso, logrando mejorar varios aspectos consistencia interna de los ítems del instrumento de evaluación.
mediante un plan de entrenamiento. En nuestro caso, para la entrevista, se trataría de averiguar hasta
Es importante dejar claro que entrevistar no es un arte qué punto la información obtenida en una parte de la entrevista
para el que sólo algunos expertos estarían capacitados sino una es consistente con la obtenida en otros apartados. Finalmente, la
habilidad en la que es posible progresar mediante el adecuado fiabilidad en el caso de algunas técnicas en las que interviene
aprendizaje. decididamente el evaluador como parte esencial del proceso de
registro, debe justificarse con una referencia al grado en que esta
intervención no sesga subjetivamente el material recogido. Tanto
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 16

en las técnicas de observación como en la entrevista, la fiabilidad a aspectos de utilización exhaustiva o no de los recursos
del observador o del entrevistador se convierten en un tema informantes (por ejemplo, consultar con otros familiares).
crucial. Desde esta perspectiva existe una clara ruptura con un c. Varianza de observación; el entrevistador durante el
clásico concepto de fiabilidad psicométrica como consistencia proceso de observación y registro puede utilizar procesos
temporal de las medidas u homogeneidad de los ítems, ya que lo diferentes que den lugar a resultados también distintos.
que se requiere es una prueba de objetividad. Tal como lo ha d. Varianza de criterio; los profesionales pueden utilizar
expresado García Marcos (1983), en el caso de la entrevista la diferentes criterios diagnósticos y por tanto llegar a
cuestión clave es si la información obtenida por un determinado conclusiones muy distintas en el mismo caso.
entrevistador es idéntica a la que obtendría otro entrevistador con Para Spitzer y cols. (1975) la principal causa de
el mismo sujeto. Lógicamente no es ésta una medida de desacuerdos es la varianza de criterios, seguido de la varianza
objetividad sino de intersubjetividad, ya que es el acuerdo entre de información. Para reducir el primero se ha intentado disminuir
distintas perspectivas parciales el indicador de que se está su magnitud con el desarrollo de sistemas de clasificación
reflejando una determinada "realidad". Sin embargo, la defensa nosológica bien afinados y en los que los criterios sean
de otro criterio de objetividad, ha resultado mucho más contro- consensuados (de ahí la importancia de los sistemas DSM). En el
vertida. Por ejemplo, la exactitud, en el sentido en que la define segundo caso, la disminución viene de la mano del empleo de
Kazdin (1977), se propone distinguir precisamente el aspecto de entrevistas altamente estructuradas que aseguren que el
acuerdo entre evaluadores del concepto de exactitud en los entrevistador recorre una misma ruta y de un modo
registros, que vendría definida por el grado en que éstos son estandarizado.
reflejo fiel del comportamiento del sujeto. Aunque ha sido Si nos hemos extendido algo más en cuestiones teóricas
defendido por Cone (1987) en el ámbito de la evaluación acerca de la fiabilidad es porque precisamente en la entrevista se
conductual, la suposición de índices de contraste hace especialmente difícil aplicar unívoca-mente este concepto.
incontrovertibles para asegurar la exactitud de lo registrado nos En el ámbito de la evaluación diagnóstica, cuando se ha pre-
lleva a plantear la evaluación de tales indicadores como un tendido fundamentar la fiabilidad de una entrevista la mayor
problema al menos tan serio como el que se pretendía importancia se ha con-cedido a los índices de fiabilidad
solucionar. entendidos como acuerdo "interentrevistadores". El grado en que
Otra forma de exponer las diferentes vertientes del el uso de un determinado tipo de entrevista lograba acuerdos en
problema es la clasificación de las fuentes de error propuesta por el diagnóstico con que concluían los evaluadores se ha juzgado
Spitzer, Endicott y Robins (1975) con las que podríamos describir el aspecto esencial. Ya se comentó en apartados anteriores
algunos de los principales problemas que afectan a la fiabilidad: cómo las entrevistas estructuradas han ido con-siguiendo,
paralelamente al desarrollo de un consenso en las categorías
a. Varianza del sujeto; el sujeto puede estar presentando diagnósticas, una importante mejoría en su fiabilidad.
distintas conductas problemáticas en distintos momentos En cuanto a la evaluación conductual, la fiabilidad debería
del tiempo, bien porque son etapas de un mismo proceso corresponder al acuerdo entre evaluadores acerca de las
(por ejemplo, trastorno maníaco-depresivo) bien porque conductas objetivo a seleccionar o en cuanto a las hipótesis
realmente son problemas distintos. funcionales que se derivan de los datos recogidos. Sin embargo,
b. Varianza de las fuentes de información; referida tanto a la existen muy pocos trabajos que se refieran a estos aspectos, y
cantidad de información que obtiene cada profesional como alguno de ellos como el de Hay y cols. (1979) informa de una

UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA


MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 17

muy escasa fiabilidad interentrevistadores para detectar áreas adjetivación alguna (criterial, predictiva, discriminante) se va
problemáticas específicas. haciendo cada vez menos frecuente. En el caso de la entrevista
Cuando se ha tratado de un modo más tradicional el algunas de las vertientes del concepto de validez más
concepto de fiabilidad, los trabajos han intentado comprobar si la importantes son las siguientes:
aplicación de una entrevista en dos diferentes períodos de tiempo
al mismo sujeto lograban los mismos resultados, obviamente en a. Validez de contenido; con ella se suele hacer referencia al
cuanto a aspectos que deben ser estables (por ejemplo, grado en que el conjunto de cuestiones planteadas en la
referentes a cuestiones históricas o del desarrollo). En una entrevista representa adecuadamente el universo de
revisión de algunos de estos trabajos, García Marcos (1983) situaciones que se desea sondear, aunque según Messick
concluye que existen factores complejos como la motivación del (1975) sería más adecuado hablar de la representatividad de
sujeto, su nivel de formación, el intervalo temporal transcurrido, las respuestas recogidas a través de esas cuestiones con el
etc., que inciden de manera desigual y poco conocida en cuanto fin de que el término de validez esté plenamente justificado.
a sus interacciones recíprocas y su influencia sobre los Vista así, la validez de contenido sería una valoración de la
resultados obtenidos. construcción de la entrevista en cuanto a su capacidad para
Un apartado especial que ha ocupado en los últimos años generar respuestas que representen el universo de aquello
a un buen número de investigadores se refiere a la ventaja de que se pretende evaluar.
utilizar otros informantes y su aumento en la fiabilidad. Ha habido b. Validez de criterio; trata de expresar el grado en que la
recientes estudios en esta materia acerca de poblaciones o sec- información recogida con un instrumento puede utilizarse
tores como los niños (Hodges y cols., 1987), los pacientes para inferir el rendimiento o el resultado en otra variable
psiquiátricos (Brewin y cols., 1990), los ancianos (Jorro y Korten, diferente, tanto en el sentido de predicción futura (validez
1988) o los adultos con retraso mental (Klein-Parris, Clermont- predictiva) como de covariación sincrónica (validez
Michel y O'Neill, 1986). concurrente). En la entrevista aparecen algunos problemas
En síntesis, la fiabilidad en las entrevistas ha alcanzado específicos en relación con este tipo de validez ya que los
su éxito más espectacular en su acepción de acuerdo criterios a elegir suelen referirse en ocasiones a aspectos
"interjueces" en las entrevistas de finalidad diagnóstica (como en muy parciales, incluso ítems aislados (puede establecerse la
el caso de la SADS o D/S), si bien su éxito se debe tanto a una validez de un dato de la entrevista contrastándolo con un re-
alta estructuración como, probablemente en su mayor parte, a un gistro de archivo, como el peso al nacer), pero no siempre
factor relativamente externo como es el desarrollo de los existen criterios para todas las cuestiones. En la entrevista
sistemas de clasificación psicopatológica. Sin embargo, los con finalidad diagnóstica se ha utilizado como criterio la
aspectos de la fiabilidad en su acepción más tradicional, como clasificación psicopatológica realizada mediante otras
estabilidad de los datos recogidos y como consistencia interna de técnicas, como ya comentamos en el correspondiente
los diferentes ítems planteados han originado muy escasa apartado de este capítulo (véase apartado de entre-vistas
investigación. diagnósticas).
c. Validez de constructo; desde las teorías psicométricas más
Validez actuales, y tal como desarrolla Silva (1989) en su importante
revisión del tema, este concepto tiende a erigirse en la
Si la fiabilidad es un concepto con diferentes acepciones, verdadera clave del problema de la validez de un instrumento,
la validez alcanza tal grado de matización que su utilización sin hasta el punto de que parece haber un consenso cada vez
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 18

mayor en que el resto de ver-tientes de validez finalmente que supone con respecto a otras técnicas. Más allá de la utilidad
deben hacer referencia a esta validez de constructo. demostrada por su versatilidad y adaptación en todos los ám-
Internarse en este intrincado campo conceptual excedería las bitos, se requiere la investigación rigurosa de este aspecto de
pretensiones de este capítulo y por ello resumiremos, utilidad.
siguiendo a Nelson y Hayes (1979), en dos cuestiones Finalmente, en el apartado concreto de la entrevista de
fundamentales la importancia de este criterio psicométrico: selección de personal, en la reciente revisión de Schmidt, Ones y
Hunter (1992), se comentan los avances en estudios de validez
• ¿Incrementa este procedimiento de evaluación nuestra en este ámbito con aportaciones interesantes sobre la mejora de
comprensión del comportamiento? este criterio a través del uso de entrevistas más estructuradas
• ¿Nos permite sostener, extender, modificar o elaborar (Harris, 1989) o de la revisión de los procedimientos utilizados
principios y supuestos sobre el comportamiento? para la validación (Dreher, Ash y Hancock, 1988).
En síntesis, las garantías científicas de la entrevista
A estas cuestiones, lógicamente, no se responde con un constituyen un aspecto especialmente deficitario. Las dificultades
determinado índice numérico sino que es necesario estimar de la validación de una técnica tan versátil y de tan amplia
históricamente el conjunto de aportaciones realizadas con una aplicación no se escapan a nadie, pero en cualquier caso, a tenor
determinada técnica de evaluación, en un proceso de los desarrollos teóricos de los criterios psicométricos, en la
permanentemente abierto, para poder estimar la validez de actualidad puede ser un buen momento para relanzar la
constructo. investigación de los aspectos citados.
Desgraciadamente, asunto tan central y candente en
evaluación psicológica no ha movido apenas a la investigación en Conclusiones
lo que respecta a la entrevista. Sin soslayar su importancia, cabe
augurar un difícil camino si tenemos en cuenta la diversidad de La entrevista es una técnica de evaluación, pero también
concepciones teóricas o los diferentes entramados de redes es mucho más que esto. Para la psicología es el marco en el que
nomológicas en los que se puede ver ubicada esta técnica. se desenvuelve la mayoría de sus intervenciones, de modo que
Finalmente, se ha hablado en ocasiones de la validez de difícilmente puede convertirse en opción como instrumento y más
tratamiento, que hace referencia a la utilidad de una técnica de bien cabe hablar de una herramienta imprescindible. Su
evaluación concreta para lograr un tratamiento más efectivo o versatilidad y flexibilidad permiten moldear una entrevista para
tomar decisiones más adecuadas. Normalmente, se trata de cada finalidad y adaptarla incluso al marco teórico del evaluador
demostrar hasta qué punto, en este caso la entrevista, añade una lo que le confiere gran ventaja respecto al resto de las técnicas
información relevante para los fines de la evaluación en de evaluación psicológica. La facilidad y la economía de costes
comparación con otras técnicas (lo que a su vez se matiza con el con que recoge aspectos como las coordenadas ambientales
término de validez incremental). Creemos que uno de los pro- (temporales y espaciales) en las que se sitúa la conducta a
blemas cruciales, tal como resume McReynolds (1985), es que evaluar (aspectos biográficos, desarrollo, contexto familiar,
sobre este aspecto, para las técnicas de evaluación en general, laboral, escolar, social...) suponen una ventaja reconocida en
se ha escrito muy poco. En el caso concreto de la entrevista, una muy diversos enfoques de evaluación y sin demasiada
de las líneas importantes de investigación debería ser precisa- competencia por parte de otras técnicas alternativas.
mente ésta, es decir, explorar el tipo de información relevante Los problemas de fiabilidad, especialmente en cuanto al
que proporciona en cada una de sus aplicaciones y las ventajas acuerdo en el diagnóstico, parecen encaminarse a una solución
UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA
MÓDULO 0614- METODOLOGÍA II. EL MÉTODO CIENTÍFICO Y LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA 19

como consecuencia del consenso en las clasificaciones


psicopatológicas. En otras aplicaciones como la entrevista
conductual la cuestión no es tan clara y creemos que entra de
lleno en el problema de los criterios psicométricos de la
evaluación conductual.
Se ha tratado de profundizar en este capítulo en los
comportamientos más relevantes que adoptan los dos sujetos
que interactúan en una entrevista, cada uno en cl ejercicio de su
propio papel. Se ha pretendido con ello mostrar algunas de las
estrategias que el evaluador debe emplear para asegurarse el
máximo provecho de la entre-vista. Es de esperar que la
entrevista siga su afianzamiento tras las críticas de los primeros
años. En aspectos diagnósticos la mejora de las garantías
científicas es un hecho, en otras aplicaciones es de esperar que
se produzcan.

UNIDAD I. FUNDAMENTOS TEÓRICOS Y PRÁCTICOS DE LA ENTREVISTA