Vous êtes sur la page 1sur 4

¿Necesita dormir más un deportista?

Un buen descanso diario es fundamental para que nuestro cuerpo se


recupere tanto en el plano físico como mental.
¿Necesita dormir más un deportista?
Indudablemente, sí. Las personas deportistas necesitan más horas de
sueño. Sin embargo, no hay ningún estudio que aporte datos
significativos sobre la cantidad de horas diarias que estos deberían
dormir. Generalmente, se recomienda relacionarlo con la intensidad
del entrenamiento y sin duda, con las propias sensaciones.
Existen dos fases del sueño: la REM (Rapid Eye Movement que
significa Movimientos Oculares Rápidos) y la no REM. Durante la
primera parte de la noche predomina la fase no Rem que se divide
en 4 estadios. Esta es la fase de recuperación física, descanso
cerebral y protección de alteraciones cognitivas, perceptivas y del
estado de ánimo. También, es cuando aparecen los episodios de
sonambulismo. A diferencia de esta, la fase no REM, se inicia hacia
el final de la noche y se caracteriza por favorecer el desarrollo
cerebral, la consolidación del aprendizaje y respuestas fisiológicas
inconscientes.

Si despertamos antes de completar la fase No REM, no nos


acordamos de los sueños y nos sentimos fatigados. Sin embargo, si
alcanzamos la fase REM, generalmente nos despertamos contentos
y recordando lo que hemos soñado.
No obstante, para la mayoría es difícil descansar las horas que pide
el cuerpo, ya que por más que uno quiera, todavía no disponemos de
un instrumento que nos permita alargar los días y poder compaginar
con tranquilidad: familia, deporte, trabajo y sueño.
¿Te cuesta conciliar el sueño?
La melatonina es la hormona responsable de la regulación del ritmo
circadiano y la presión homeostática del sueño. Su secreción
alcanza el punto máximo entre las 2 -4 de la madrugada y
disminuye gradualmente en la segunda mitad de la noche. Cuando
hay alteraciones ambientales (cambios de horario, hábitos,
temperatura, luz, estrés, preocupaciones, jet lag…) el ritmo de
secreción varía dificultando la conciliación del sueño. Por suerte,
actualmente, ya existen suplementos con aporte endógeno de
melatonina que facilitan al organismo el ajuste natural entre el reloj
biológico interno y los factores externos.
¿Vas a permitir que el sueño condicione tu felicidad y calidad de
vida?
Recuerda que si no duermes bien; tu tolerancia disminuye, existe
tendencia a la depresión, se almacenan más grasas, el nivel de estrés
se eleva, aumentan los antojos por alimentos dulces, se promueve la
adicción por bebidas estimulantes y, disminuye tu rendimiento y
concentración.
A continuación, te damos una lista con 10 pautas para que te
acuestes y duermas sin antes dar mil vueltas en la cama:
1. Fija horarios regulares para acostarte y levantarte
2. Evita tomar bebidas estimulantes 4 horas antes de acostarte
3. Prueba de hacer una rutina de ejercicios antes de dormir
(estiramientos, ejercicios de respiración, yoga…)
4. Toma 2 comprimidos de Triptófano con melatonina +
magnesio y Vitamina B6 antes de cenar
5. Cena pronto y ligero
6. Evita tomar líquidos para así reducir la probabilidad de tener
que levantarse para ir al baño
7. Disminuye la intensidad de las luces
8. Desconecta de aparatos electrónicos 1 hora o mínimo 30
minutos antes de dormir
9. Lee un libro
10. Toma una infusión relajante