Vous êtes sur la page 1sur 35

Libro 9

APRENDIENDO
A QUERER
A Latinoamericana para la Familia
Construyendo
En esta ocasión Carlos y Alicia nos permiten

N
explorar en más detalle algunos conceptos


abordados en el libro anterior. Ellos han crecido y

C
mi Futuro
“sus” inquietudes también. La integración de la

C
U
personalidad y la pertenencia de grupo, la

D
convivencia, la lealtad y sus límites, el juego limpio

O
y el compromiso son los temas tan humanos e

R
importantes que se nos presentan a lo largo de esta

EP
ágil historia que es una novela de juventud... pero

R
mucho más.

SU
En definitiva este es un libro que trata de relaciones

A
personales esenciales: el compañerismo, el liderazgo,

Construyendo mi Futuro

ID
la amistad y el amor, ubicadas en un contexto por

IB
demás adecuado: la adolescencia, tiempo en que

H
estas realidades se definen y comienzan a

O
desarrollarse.

R
Alianza
.P
TR
ES
U

APRENDIENDO
M

A QUERER
A
N

Temas de desarrollo
U

personal y educación
sexual
ES

ISBN 9972-858-02-2

ALAFA
TA

Distribuido por: ediciones


ES

ALAFA Ediciones
Apartado Postal 17007, Lima 17, Perú
Apartado Postal 1225, Carmeltas, Caracas 1010, Venezuela
Corporación
Email: ceba@puertovida.com 9 789972 858024
9 Gráfica
Navarrete S.A.
Autores: Índice General

N
Contenido: Contenido e historia:


Christine de Marcellus de Vollmer (USA - Carlos Eduardo Beltramo Alvarez (Argentina)
Venezuela) Licenciado en Filosofía por la UPAEP y

C
Introducción ................................................................................................. 7
Presidente de la Alianza Latinoamericana miembro del Centro de Bioética UPAEP
Agradecimiento ............................................................................................. 9

C
para la Familia (ALAFA) (México).

U
Miembro del Consejo Pontificio para la Familia Profesor invitado del Instituto para el
Presidenta de la Junta Directiva de la Matrimonio y la Familia de la Lección 1 Buscando lo que de verdad importa ............................................. 11

D
Word Organization for the Family (WOF) Universidad San Pablo (Perú).
Clase de introducción

O
Miembro del Consejo Académico de la Co-Autor del Plan de Salud Reproductiva y
Cátedra de Educación en Valores Universidad Educación Sexual de la Municipalidad de

R
de Carabobo (Venezuela). La Plata (Argentina).
Unidad I

EP
Colaboradores: Frente al mundo
Dr. Eduardo D’Agostino (Argentina). M.E. Julián Echandía Sarmiento (Perú). Lección 2 ¿De qué se trató el año pasado? .................................................... 16

R
Médico. Especialista en Educación Sexual, Bachiller (Licenciado) en Psicopedagogía y
Escuela Argentina de Sexología. Master en Administración de la Educación, Repaso: el esquema de la pirámide

SU
Dra. Myriam Puig (Venezuela). U. Champagnat. Director del Colegio San Pedro. Lección 3 El club de los martes .................................................................... 25
Médico cirujano de la U. Central de Venezuela. Miembro del Centro de Investigación El hombre en relación consigo mismo
Ph.D. en Massachussetts Institute of Technology Pedagógica de la U. San Pablo (Perú).

A
Especialista en pediatría por la U. de Harvard. Lic. Marcos Nieto Hildebrandt (Perú). Lección 4 Hay cosas y cosas ......................................................................... 30

ID
Doctorada en medicina por la U. de Navarra. Diseñador gráfico con estudios en el Relación con las cosas naturales y culturales
Lic. Elida de Solorzano (Nicaragua) Instituto Tolouse Lautrec (Lima). Lección 5 La ecología humana ...................................................................... 35

IB
Profesora en Enseñanza Media Especialista en Multimedia e Internet.
y Licenciada en Sociología, Director Gerente General de Ethos S.A. Amor a la naturaleza sin perder de vista que el hombre es central
U. Centroamericana, Nicaragua. Dra. Ana Isabel Moscoso (Ecuador). Lección 6 Los demás .................................................................................... 41

H
M.E. Nina Lucas (Nicaragua). Doctora en Ciencias de la Educación por la El hombre en relación con los demás (la sociedad)

O
Licenciada en Pedagogía, U. A. de Honduras, U. de Navarra (España).
Master en Psicopedagogía, Consultora Educativa. Catedrática Lección 7 Hay más alegría en dar… ............................................................. 45

R
U. Estatal a Distancia, Costa Rica. Universitaria. Responsabilidad y solidaridad

.P
Lic. Mónica Ballón Espejo (Perú). Lic. Manuel Rodríguez (Perú).
Psicóloga por la UNIFE. Terapeuta cognitivo- Licenciado en educación por la PUCP.
conductual en el IPETEC. Coordinador académico del Instituto para el Unidad II
Capacitada en Neuro Behavioral Institute of Matrimonio y la Familia, U. San Pablo (Perú). A La primera escuela del Amor
TR
Miami. Ms. Juliette de Marcellus (USA)
Dr. Raphael Bredy (Venezuela). Periodista. Docente de pre-adolescentes y Lección 8 ¿Amigos vs. Padres? ...................................................................... 50
Médico, biólogo, neurofisiólogo y psicofisiólogo. adolescentes. Amor paternal
ES

Miembro del Consejo Fundacional de la UCAB Mr. Daniel Zeidler (USA).


(Venezuela). Académico por 40 años. Presidente del Family Life Council.
Lección 9 ¿Y por casa cómo andamos? (Patrones de amor) .......................... 55
U

Mr. Reed Olson (USA) Secretario General de ALAFA Problemas de comunicación padre-hijo
M

Focus on the Family. Lección 10 El mundo no es rosa… pero tampoco negro .............................. 56
Amor filial
A

© Derechos reservados Lección 11 La casa del abuelo ...................................................................... 64


N

Alianza Latinoamericana para la Familia (ALAFA) Amor fraternal


Apartado Postal 17007 Lima 17, Perú • E-mail: ceba@puertovida.com
U

Lección 12 El poder de las fotos ................................................................... 68


Diseño y diagramación: ETHOS S.A. ISBN de la Serie Nº 9972-858-00-6 Amor de los padres al darles vida
ES

Dibujos: Paul Yanque ISBN del Volumen Nº 9972-858-02-2


Hecho el depósito legal Nº 1501372000-1788
TA

Prohibida la reproducción total o parcial de este libro por cualquier medio sin permiso escrito de la editorial.
ES

3
construyendo mi futuro | índice general

Unidad III Lección 27 El secreto de la montaña .......................................................... 141

N
Deportes y castidad


La amistad como base del amor
Lección 13 ¿Qué es un amigo? ...................................................................... 74 Lección 28 Caballeros de la montaña ......................................................... 146

C
Verdadera amistad Refinamiento y caballerosidad

C
Lección 14 Chicas y chicos .......................................................................... 78
Unidad VI

U
Amistad en grupos mixtos

D
Lección 15 Prosa y verso de la vida ............................................................... 84 Antes de todo… informarse

O
Diferencia entre los sexos Lección 29 La vida antes de ver la luz ......................................................... 151
Lección 16 Pasteles y pimienta .................................................................... 90 Concepción y desarrollo fetal

R
Diferencia entre atracción y amor Lección 30 Nada se compara con una vida .................................................. 155

EP
Lección 17 Un buen jinete ............................................................................ 95 Aborto
Diferencia entre enamoramiento y amor Lección 31 ¿Quién sobra? ........................................................................... 161

R
Lección 18 Efecto Coyote ............................................................................ 99 Elementos de demografía

SU
Estado cambiante e inconstante del adolescente. Lección 32 Decisiones comunes ................................................................ 165
Características del amor

A
Unidad IV Lección 33 Engaños ................................................................................... 170

ID
La amistad como base del amor (II) Pornografía
Lección 19 Juntos son dinamita ................................................................. 105 Lección 34 Cuando «perdiendo» se gana .................................................... 173

IB
Noviazgo precoz Respeto por el otro
Lección 35 La fidelidad .............................................................................. 176

H
Lección 20 Quiero y no quiero .................................................................... 109
Valor de la fidelidad

O
Presión de grupo
Lección 21 La carta .................................................................................... 114

R
Pasos para la relación sexual Fichas ........................................................................................................ 180

.P
Lección 22 Papá sabe ................................................................................. 118 Bibliografía ................................................................................................ 198
Embarazo adolescente
Lección 23 Porque te quiero ....................................................................... 122 A
TR
Cambio de liderazgo
ES

Unidad V:
U

Ser para hacer


M

Lección 24 Ideales ..................................................................................... 128


Idealismo
A

Lección 25 Apuntar a la luna ...................................................................... 132


N

Espíritu analítico
U

Lección 26 Alturas y piedras ...................................................................... 137


ES

Imaginación y pasión
TA
ES

4 5
Introducción

N

C
Títulos de la serie Aprendiendo a Querer© Muy queridos muchachos y muchachas:

C
U
Con mucho gusto les presentamos en este libro 9 de la serie

D
Aprendiendo a Querer la continuación de la historia del grupo de
Libro 1 Empiezo a conocerme

O
amigos de Carlos y Alicia.

R
Libro 2 Estoy creciendo feliz En esta ocasión nuestros conocidos personajes nos permiten

EP
explorar en más detalle algunos conceptos abordados en el libro
Libro 3 Somos un gran equipo anterior, tales como la integración de la personalidad y la pertenen-

R
cia de grupo, temas tan vitales para toda persona encrecimiento. La
Libro 4 Qué bueno es compartir

SU
convivencia, los limites de la lealtad, el juego limpio y el compromiso
con los demás son temas claves que también se nos presentan a lo
Libro 5 Diferentes y complementarios largo de esta ágil historia

A
Libro 6 ¡Amigos!

ID
En este libro ponemos énfasis en los aspectos psicológicos y
sociales de los roles que toda persona desarrolla dentro de cualquier
Libro 7 Vamos hacia la madurez

IB
grupo. Hablamos del amor, la solidaridad y el liderazgo, como tam-
bién de los retos que presentan las presiones de grupo, las situacio-

H
Libro 8 Construyendo mi personalidad
nes cambiantes en las que puede encontrarse cualquier adolescente

O
Libro 9 Construyendo mi futuro de hoy y la realidad económica familiar frente al consumismo.

R
En lo referente a la salud y la sexualidad, se profundiza acerca

.P
Libro 10 Hechos para amar
de la concepción y el desarrollo fetal, la herencia genética y la iden-
Libro 11 Mi futuro es importante hoy A tidad sexual. Finalmente este mismo desarrollo conduce a la explo-
ración de las bases del amor y la discusión de cómo es mejor culti-
TR
Libro 12 Frente a las grandes decisiones varlo. El embarazo precoz, el aborto y el manejo de distintos tipos de
ES

noviazgo ocupan un lugar importante en este texto. Como un gran


marco a todos estos temas nunca dejamos de considerar los senti-
U

mientos inestables y cambiantes por los que puedas estar atravesan-


M

do, cosa normal y natural en esta edad: el deseo de ser aceptado y


Dedicado a la Fuente de Nuestra Alegría. popular en el grupo, y los valores contradictorios del respeto mutuo
A

frente a la promiscuidad.
N

En definitiva este es un libro que trata de relaciones persona-


U

les esenciales: el compañerismo, el liderazgo, la amistad y el amor,


ES

ubicadas en un contexto por demás adecuado: la edad entre los 14 y


15 años, tiempo en que estas realidades se definen y comienzan a
TA

desarrollarse.
ES

6 7
construyendo mi futuro | introducción

Nadie más que tú, muchacho o muchacha que te tomas el Agradecimiento

N
trabajo de profundizar en esos temas de tanto interés para todos


pero que hoy lamentablemente no cualquiera se sienta a pensar,
puede preparar el futuro que has de vivir. Nadie te puede reemplazar

C
en la hermosa tarea de vivir tu propia vida.

C
U
Junto al equipo que con tanta ilusión y dedicación preparó

D
este libro te deseo todo éxito en la gran aventura de construir tu

O
futuro.

R
EP
R
Christine de Marcellus deVollmer

SU
A
ID
Agradecemos a todos los profesionales, padres de familia
y jóvenes que en diversos países nos ayudaron con sus

IB
aportes, consejos y experiencias a hacer realidad lo que

H
empezó como un sueño y ahora, de cara al Tercer Milenio,

O
ayudará a la juventud a crecer en su capacidad de amar.

R
.P
A
TR
ES
U
M
A
N
U
ES
TA
ES

8 9
Lección 1

N
Buscando lo que de verdad importa


C
C
Si lo pienso un poco a veces es difícil entenderme. A fin de

U
año no veo la hora que terminen las clases y sólo espero las vacacio-

D
nes. Ahora que son los últimos días de descanso no veo la hora de

O
volver: encontrarme con mis amigas, ver si llega alguien nuevo y
saber qué profesor toca en cada asignatura.

R
EP
–Alicia... despierta. Prepárate para ir al colegio.
Mi mamá siempre preocupada por mí. Tal vez por única vez

R
en el año yo ya estaba lista, incluso antes de que tocara la puerta.

SU
Cuesta reconocerlo, pero estaba ansiosa por volver.
–¡Hola Alicia!

A
ID
–¿Qué tal las vacaciones?
–Ya viste a los chicos nuevos...

IB
–Oye... ¡qué mal te vestiste hoy...!

H
O
Bueno, en el colegio todo estaba como de costumbre... hay
cosas que nunca cambian. Pero otras sí. En las vacaciones –gracias al

R
esfuerzo que hicimos antes de terminar el curso del año pasado–

.P
hubo arreglos y todo estaba renovado.
A Nos encontramos los de siempre: Carlos, mi primo (aunque él
TR
no cuenta porque es de la familia y estuvimos juntos casi todo
el verano); Mariana, mi mejor amiga (ella le cae muy bien a
ES

Carlos); Álvaro, a quien le decimos «el Salvaje» por sus


costumbres no del todo tranquilas, aunque en el fondo
U

es un gran tipo; y Paco, el estudiosito de siempre, que


M

ciertamente estaba mucho más alto que el año an-


terior. Ah... también estaba Julieta, la de siempre,
A

un poco pedante y rebelde pero buena chica. Ade-


N

más llegaron varios chicos nuevos, ya que una es-


U

cuela cercana tuvo que cerrar. Esto era un «extra»


ES

para el inicio de año que lo hacía más llamativo


todavía.
TA
ES

11
construyendo mi futuro | lección 1: buscando lo que verdad importa

Los primeros días de clases fueron distendidos y todo se iba en La semana se pasó volando. Antes de que nos diéramos cuenta

N
presentaciones de materias y poco más. Se escuchaban muchas his- ya estaba Miguel frente al curso.


torias de vacaciones y algunas tímidas palabras de los nuevos.
–¿Cómo están? –fue lo primero que preguntó.

C
A la segunda semana el ritmo era el de clases propiamente
Todos a la vez quisimos contarle algo de las vacaciones (ex-

C
dicho. Fue cuando algo distinto pasó. Miguel Acosta, el profesor de
cepto los nuevos que no rompían el hielo). Un poco era por la con-

U
las clases sobre sexualidad del año anterior, apareció en el patio. Para
fianza que le teníamos y otro poco porque nos encantaba el ruido.

D
algunos fue como si nada, pero sus «ex alumnos» nos acercamos a

O
saludarlo. –Bueno, bueno...No hablen todos juntos... Gracias... Ahora
quisiera conocer a los nuevos. ¿Podrían por favor presentarse?

R
–¿Qué tal chicos? ¿Otra vez a las andadas?

EP
Los mencionados fueron diciendo sus nombres: Patricio,
–¿Qué otra cosa esperaba, profe? ––contestó Adrián, el típi-
Ángel, Alejandro, Paola y Mercedes.
co «chistoso».

R
–Encantado de conocerlos, soy Miguel Acosta. Conmigo lle-

SU
–Oiga, ¿va a volver a darnos clases?––preguntó Mariana.
varán, como el año anterior, un curso sobre sexualidad y amor. Pero
–Sí… pero no de lo mismo. Ustedes van creciendo rápido y antes de empezar me interesa muchísimo saber qué opinan mis

A
es bueno meternos a temas nuevos. Este año van trabajar más uste- nuevos alumnos del tema. ¿Qué es la sexualidad?

ID
des que yo.
Había que ver a Paola. Estaba petrificada y el color de su cara iba
–¿Va a ir al campamento del Colegio? –preguntó Álvaro, el subiendo con mucha rapidez. Creo que Mi-

IB
Salvaje, que de campamentos sabía «bastante», sobre todo después guel lo notó porque «apuntó sus cañones»

H
de la aventura del año anterior en la que casi se mata al caer de un para otro lado.
La sexualidad está en

O
barranco.
nosotros para –A ver Ángel, ¿qué crees que es la sexuali-

R
Miguel lo miró y respiró profundo. dad?
ayudarnos a encontrar

.P
–Sí... y aquí entre nosotros... le estoy proponiendo al director la felicidad El suspiro de Paolita fue sonoro. Ángel dudó y
acampar en la montaña. No sé, incluso con un grupo bien entrenado
podríamos hacer una escalada...¡Y no a un barranquito de 5 metros A luego puso una cara tremendamente graciosa.
TR
–Pues eso... lo que todos saben... de un hom-
de arena!
bre y una mujer que se juntan y... «eso».
ES

Álvaro se puso colorado.


La explosión de risa fue inmediata, incluso en el mismo Miguel.
U

–¿Cuándo empiezan las clases, Miguel? –preguntó Carlos como


–Gracias, Ángel. En cierto sentido tienes razón: la sexualidad
M

para desviar el tema ya que también él tenía parte en la historia.


tiene que ver con «eso». Pero como todos ya más o menos saben, ni
–La próxima semana...Y ahora con permiso: ustedes tienen siquiera empieza ahí. Porque la sexualidad es más grande que el
A

que ir a clase y yo debo arreglar cosas con el director. cuerpo o lo que hagamos con él. Está con nosotros desde el momen-
N

to de nuestra concepción, es decir, desde que se unen óvulo y esper-


U

“A pesar de los cambios parece que todo sigue igual: nos


matozoide. Por eso en el acta de nacimiento figura: sexo masculino o
esperan muchas aventuras en este nuevo año” pensé mientras me
ES

sexo femenino, cuando todavía somos muy chiquitos.


metía en una más de mis clases de matemática.
–¿O sea que «eso» no tiene nada que ver? –cuestionó Patricio.
TA

+++
ES

12 13
construyendo mi futuro | lección 1: buscando lo que verdad importa

–«Eso» –creo te refieres al acto sexual– tiene mucho que ver. –La sexualidad está en nosotros para ayudarnos a encontrar

N
Pero es necesario ver el todo para encontrar el lugar de cada una de la felicidad –concluyó la idea el profesor luego de terminar de leer el


las partes. Y la relación sexual es una parte de la sexualidad. papel–. Muchas veces la gente tiene problemas porque no en-
tiende la profundidad verdadera de la sexualidad, no se da

C
–¿Pero entonces qué es sexualidad? –interrumpió esta vez
cuenta de lo que es realmente y actúa por apariencias. Es como

C
Alejandro en tono altanero. Parecía que los nuevos se las traían.
la vida de un buzo: él se entrena para llegar a las riquezas del fondo

U
–Para contestarte quiero que leamos esto –respondió Mi- del mar. Si por algún motivo se queda en el coral a pocos metros y no

D
guel mientras repartía un papel––. Si vamos a discutir prefiero que bucea más abajo, algo en él va a estar insatisfecho: puede quedarse

O
sea con fundamento. buceando el coral toda su vida pero nunca encontrará lo que busca,

R
nunca será feliz.
Miguel no se iba a quedar atrás. Esto era lo que decía su

EP
papel. –¿Y por qué se quedaría en el coral? –preguntó Maru–. Si se
entrena para ir al fondo, ¿no es un poco tonto que se quede en la

R
superficie?

SU
La sexualidad es el conjunto de aspectos que abarcan
a toda la persona humana, en la unidad de su cuerpo –Primero, porque el coral brilla, atrae y confunde. Segundo,
y de su espíritu, y que la configuran como hombre o porque ir más profundo implica esfuerzo, dedicación; es una aven-

A
como mujer. De aquí se deriva una fuerza interior que está tura que cuesta más. No todos los buzos entienden que lo que vale

ID
referida a la afectividad, a la capacidad de amar y a la cuesta y prefieren quedarse toda la vida con pedacitos de caracol,
aptitud para relacionarse con los demás. que es apariencia pero nunca riqueza. Saco este ejemplo para que

IB
vean que la sexualidad es como el buceo: una increíble aventura que
Es la expresión de la totalidad de la persona. Mane-

H
demanda esfuerzo. En cuanto te metes en el agua –y ustedes ya están
ras determinadas de sentir, amar y reaccionar que, tanto

O
en el agua–, los coralitos te alumbran en la cara y pueden confundir-
en el hombre como en la mujer son distintas.
te. Paciencia, amigos: en el fondo, junto con el oro y la plata, hay

R
La sexualidad tiene que ver con muchos aspectos de corales más grandes y hermosos que los de la superficie. Esos están

.P
nuestra vida, todos unidos por el verdadero y au- reservados para los que quieren ir más allá. Anímense y buceen: vale
téntico amor.
A la pena.
TR
*Nuestra IDENTIDAD: somos persona varón o persona Miguel no había cambiado. Siempre directo y haciéndonos
mujer desde el momento de nuestra concepción. pensar más allá. Desde que lo escuché el curso anterior me llamó
ES

mucho la atención este punto de vista 1 . No dijo nada más, pero


*La COMUNICACIÓN: tenemos maneras diferentes de
como siempre nos dejó a todos pensando.
U

expresar nuestros sentimientos e ideas.


M

*El CRECIMIENTO: el cuerpo y la forma de pensar de


un niño de 7 años son distintos de los de un muchacho
A

de 20.
N
U

*Llegado el momento posibilita TRANSMITIR VIDA.


Que la sexualidad tenga que ver con el nacimiento
ES

de otra persona nos habla de lo importante que es.


1. Si te interesa saber más sobre Miguel puedes leer el libro 8 “Construyendo mi
TA

personalidad”, de esta misma serie.


ES

14 15
construyendo mi futuro | lección 2: ¿de qué se trató el año pasado?

–No entiendo por qué asocias diversión con jugar con tu en las copas. Era la casa de un amigo, así que buscó un cuarto para

N
cuerpo. descansar. Cuando recuperó el sentido se dio cuenta que estaba medio


desvestida y con un «amigo» junto a ella. Tuvo miedo... y después
–Porque «así es». No hace falta comprometerse para gozar.
asco. Como estaba borracha no se dio totalmente cuenta de lo que

C
«Todos» lo hacen... no veo por qué yo no...
pasaba. Aparentemente el chico había respondido a una insinua-

C
Nadie había mencionado la palabra «sexo», pero de algún ción. «L» lloró en mi oficina. Había desperdiciado una buena opor-

U
modo flotaba en el aire. tunidad y no podría cumplir uno de sus sueños: que la primera

D
relación sexual fuese un momento mágico. Claro que ella no pensó

O
–Primero déjame aclararte que decir «todos» es una genera-
llegar a esos extremos, pero digamos que no tomó las decisiones
lización un poco radical. No has visto a «todos» y «todos» no tiene

R
adecuadas. Cada uno toma caminos diferentes, pero sólo algunos
boca para defenderse. Muchas veces le hacemos decir a «todos» lo

EP
conducen a soluciones felices.
que nosotros queremos sostener o lo que algunos creen que es así.
Lo real es que no todos «lo hacen» y hasta te diría que muchos de los Paola se quedó pensativa, como la mayoría.

R
que dicen que lo hacen no están más que fanfarroneando.

SU
–Pero dejemos estos ejemplos extremos y hablemos más de
Miguel hizo un silencio mientras pensaba. Todos los ojos es- lo que ustedes piensan, a ver Juan...
taban fijos en él.

A
El resto de la hora Miguel se dedicó únicamente a hablar

ID
–Por otro lado, también quiero que entiendas que tú toma- sobre el respeto y la gran ventaja de hacer las cosas bien. Paola no
rás tus decisiones. Todo lo que te pueda decir no es para decidir por volvió a preguntar pero me parecía que esta discusión volvería en

IB
ti, sino para darte herramientas. Ahora, yendo a tu «propuesta», no te algún momento.
voy a negar que jugar con el cuerpo puede ser «excitante», pero no

H
deja de ser pasajero. Cuando faltan el respeto, el compromiso y todo

O
lo demás, el placer cambia muy fácil de cara y se convierte en un
Lección 3
El club de los martes

R
tirano egoísta que exige más y más. Si se lo das, te va generando un

.P
estado de vacío cada vez más grande. Y es curioso, porque cuando
Carlos es mi primo favorito. Con él paso mucho tiempo y
más vacío te genera, es entonces cuando te deja. En ese momento se
acaba la diversión y pagas los platos rotos. Y una diversión que dure A entre nosotros existe una profunda amistad.
TR
así de poco y luego te haga sufrir más, por lo menos a mí, no me Un día, a pocas semanas de iniciadas las clases, Miguel se le
parece muy conveniente. acercó para proponerle algo que nos pareció muy interesante. Digo
ES

«nos pareció» porque al final también a las chicas nos involucró.


–Bueno. Todo tiene un precio...
Pero mejor dejo que sea el mismo Carlos quien lo cuente...
U

–Precio que no tienes por qué pagar. Un día me vino a ver a


M

Acababa de salir de clase de geografía y como pocas veces


la oficina una chica de secundaria, a quien voy a llamar simplemente
estaba solo. Entonces inesperadamente se me acercó Miguel.
«L». Estaba mal y me contó su historia. L siempre soñó con su prime-
A

ra relación sexual. Imaginaba a una persona especial. Anhelaba ter- –Carlos, ¿puedo hablar contigo?
N

nura, sentirse querida. Pienso que en el fondo se daba cuenta de que


U

–Sí, bueno… ¿pasa algo? –no era frecuente que nos sorpren-
sexo y amor tenían mucho que ver. Pero también quería «gozarla»,
diera así.
ES

como tú dices. Se paseaba de aquí para allá de un descontrol tras


otro. Tal vez pensaría que nada le podía pasar. O tal vez no pensó nada –No, sólo quiero contarte sobre un proyecto que tengo...
TA

en absoluto. Lo cierto es que en una de tantas fiestas se le fue la mano


ES

24 25
construyendo mi futuro | lección 3: el club de los martes

¿Crees que te den permiso para reunirnos este martes por la tarde en –¿Cuáles serían las reglas, Miguel? –preguntó Sebastián.

N
el colegio? Si es necesario hablo con tus papás.


–Dos básicas: respetarnos y aportar con ideas interesantes y
–Si quiere pregunto, pero ¿para qué es? útiles. Como la mayoría de ustedes no sabían bien de qué se trataba,

C
empezaré yo. Espero que poco a poco cada uno vaya aportando lo suyo.
–Nada malo, pero espera y te enterarás. Entonces el martes a

C
las 4… en el salón 15. Me fascinó la idea: un lugar para decir y preguntar lo que

U
queramos sobre temas que a nosotros nos interesan.

D
Al principio mi madre se interesó mucho en saber de qué se

O
trataba. En realidad creo que desconfiaba. Así que le di el teléfono de –Por cierto, si alguno tiene alguna duda sobre lo que hablare-
Miguel. No sé de qué hablaron pero fue efectivo. Tenía el permiso de mos pueden decirle a sus padres que me llamen, aquí les dejo mi tarjeta.

R
mi madre.

EP
–¿Por qué es necesario que ellos sepan?
+++
–Por seguridad. No es frecuente que un adulto quiera hacer

R
Fui el último en entrar al salón 15. Sentí que los colores se me cosas así con sus alumnos y no faltan los que lo hacen con «otras»

SU
subían a la cabeza. En una mirada percibí el panorama completo. intenciones. Tranquilamente yo podría ser un tipo queriéndoles meter
Estaba Miguel (era raro verlo en ropa informal) y varios de mis ideas raras en la cabeza. Por eso, las reuniones son en el colegio y ya

A
compañeros. En cuanto entré me recibió el mismo Miguel. están comentadas con el director.

ID
–Pasa, Carlos, te esperábamos... Ahora podemos comenzar – Terminada esta introducción Miguel sacó un papel de su
que horrible sensación de ser el último–. Miren, hemos estado ha- maletín.

IB
blando con algunos y por las preguntas que fueron surgiendo se me
–Para empezar abro el juego yo –dijo mien-

H
ocurrió que sería bueno que nos juntáramos para conver-
tras lo estiraba–. Creo que lo más sensato es

O
sar, intercambiar pensamientos, tratar de entender Solamente alguien que comenzar por el principio. En este caso el
qué nos está pasando… incluso leer poesía y co-

R
se conoce puede principio es uno mismo, por eso titulé a esta
sas así.

.P
amarse de verdad y bienvenida al Club de los Martes: «Mi mundo
–Como en la «Sociedad de los Poetas mejorar. interior»
Muertos» –interrumpió Mariano. A
TR
–Más o menos pero a nuestro estilo. Mi mundo interior
ES

Por eso propongo que fundemos el «Club de


los Martes». Quiero que sea un espacio de La «maquinaria» interior.
U

diálogo abierto en el que todos participe- Si miramos hacia adentro cada uno descubrirá todo un mun-
M

mos para decir lo que pensamos y darnos do, nuestro mundo interior. No es un mundo «de una sola pie-
tiempo de oír lo que los demás piensan. To- za». Más parece una gran maquinaria con partes perfecta-
A

dos seremos escuchados por igual y de pre- mente encajadas entre sí: la suma de estas partes es nuestra vida.
N

ferencia les pediría que todos participen por Si las piezas están encajadas correctamente estamos integrados,
U

igual. si no «no integrados». En este caso, como cualquier motor con


piezas desafinadas, muy probablemente tengamos problemas. Las
ES

Creo no exagerar con decir que a la


piezas de esta maquinaria ya las conocen: el cuerpo, la psicología
mayoría de nosotros nos gustó la idea.
y el espíritu. Pero ¿cómo lograr afinar este motor?
TA
ES

26 27
construyendo mi futuro | lección 3: el club de los martes

Primero reconociendo que tenemos partes y que cada parte cambia». Esta no es una actitud de verdadero amor a uno

N
tiene un lugar: mi cuerpo, mi forma de ser, mi forma de pensar, mismo. El amor busca ayudar y perfeccionar. Por eso la verda-


mis defectos y mis virtudes, lo que puedo y lo que no. «Conócete dera actitud es: «Sé quien soy y qué es lo que quiero: trataré
a ti mismo», decían los antiguos. De eso se trata. de acrecentar lo bueno, mis virtudes, y eliminar poco a

C
poco los defectos.»

C
Si me miro en el espejo descubro mi cuerpo. Si escribo una carta

U
romántica descubro mis sentimientos. Si pienso descubro mi Tomemos como ejemplo a un tipo de mal carácter que por cual-

D
inteligencia. Este soy yo. Ninguna parte por separado, sino quier cosa se enoja y manda a todo el mundo al diablo, tenga o

O
todo integrado. no tenga razón. Este tipo, si se calma una vez y después otra y
así en varias ocasiones, se irá dando cuenta de que los demás

R
no son malos y aprenderá a no ser tan irritable. Pero para

EP
Realistas y valientes.
hacerlo tiene que darse cuenta de que es un irritable y propo-
¿De qué nos sirve saber esto? Pues resulta que todo en la vida
nerse ser cada vez más tranquilo.

R
tiene dos secretos: ser realistas y ser valientes. Somos como

SU
levantadores de pesas: algunos empiezan levantando mucho
menos de lo que en verdad pueden y nunca hacen crecer sus Trascender y compartir.
músculos; otros se creen demasiado e intentan levantar más de Ahora analicemos el «para qué»: ¿Para qué lograr que cada

A
lo que pueden, les sale una hernia y ya no siguen entrenando; pieza esté en su lugar?

ID
finalmente están los que saben lo que pueden y lo que no, ponen
Solamente en la armonía el hombre puede ser feliz. Así cada
el peso exacto para ejercitarse y terminan siendo grandes cam-

IB
uno tiene la posibilidad de encontrar un sentido a lo que hace.
peones.
Sólo encontramos sentido cuando «compartimos».

H
Cuando entendemos esto viene otro paso importante: apren-

O
Compartir le da sentido a nuestra vida, es la mejor razón para
der a vivir en plenitud con uno mismo. Pero cuidado, no es
buscar integrar la pirámide: sacar lo que tenemos adentro

R
tomar los defectos como vienen y resignarse: «Así soy, nadie me
para ofrecerlo a otros y recibir a su vez lo mejor de los demás.

.P
Ésa es la clave de la felicidad.
A Por eso ahora podemos decir que nuestra pirámide está como
TR
cortada en la cúspide y tiene un nivel nuevo, que se llama
«trascendente» y que nosotros llamaremos simplemente «com-
ES

partir». Trascender es salir de uno e ir más allá, o sea, compar-


tir. Pero primero compartirse a sí mismo. (Esquema 3.A)
U
M

De seguro lo que ustedes más quieren en este momento es resol-


ver sus problemas, tomar decisiones acertadas y lograr lo que
A

se proponen. Pues para eso debemos buscar ser mejores. Com-


N

partir tiempo, cosas, secretos, alegrías, tristezas, triunfos, di-


U

versión, todo nos hace mejores –y es más divertido–.


ES

No tengan miedo de meterse en ustedes mismos y «con» ustedes


mismos. A veces es duro porque no nos gusta lo que encontra-
TA

mos, pero no hay tarea más provechosa que pueda hacer cual-
ES

28 29
construyendo mi futuro | lección 4: hay cosas y cosas

quier persona, sobre todo cuando empieza a caminar la vida –Sin problemas, Salvaje, nos reunimos en casa después del

N
como ustedes. Club… una razón más para que nos acompañes.


–Bueno, pero sin obligación: si no me gusta me largo, ¿OK?

C
Para terminar, una carta +++

C
“Queridos amigos: cuando lleguen a leer esta parte podrán

U
creer que lo dicho hasta aquí es tonto o que tal vez ustedes no –¿Estamos todos? Antes de que entremos en ritmo y de que

D
puedan hacerlo. Cuesta al principio pero atrévanse... Sólo quien ustedes empiecen a pedir temas quiero completar lo que iniciamos

O
se conoce a sí mismo puede ser feliz y hacer feliz a los otros. la semana anterior. Hablamos de nosotros... pero la realidad es que
no estamos solos. A nuestro alrededor hay cosas y personas. Por eso

R
Solamente alguien que se conoce, se ama y se mejora; encuen-
es necesario hablar sobre las cosas. Resulta que somos tan importan-

EP
tra la forma de hacer un mundo mejor. Necesitamos que uste-
des hagan un mundo mejor. tes que se dice que somos «reyes de la creación», «lo máximo en la
naturaleza». ¿Por qué? ¿Cómo se dan cuenta ustedes de que somos lo

R
Tal vez parece difícil mejorar el mundo cuando apenas entiendes más logrado en la naturaleza?

SU
lo que te está pasando. No te angusties, tente paciencia, ámate
como eres, por ti mismo, y serás capaz de amar a los otros a pesar –Porque pensamos –contestó Paco.
de sus defectos. Ésta es la clave de un mundo nuevo y mejor: no

A
–Exacto. El pensar te ayuda a descubrir qué hay en tu inte-
empezar por querer cambiar a otros, sino buscar ser mejor uno

ID
rior. Pero también puedes cambiar las cosas que te rodean y usarlas
mismo. Afinar la propia máquina, enderezar la propia pirámide. para vivir mejor.

IB
El mundo sólo lo han mejorado los que lo han amado de verdad.
Ama de verdad quien se ama a sí mismo de verdad. Y aunque –Pero el hombre, más que ayudar, sólo sabe

H
parezca contradictorio, aprende a amarse quien se anima a salir destruir –se enganchó Álvaro de inmediato.

O
de sí mismo y darse a los demás. Se debe buscar
–Parece que sí, ¿por qué?
siempre hacer lo

R
Confiamos en ustedes, no tengan miedo de ustedes mismos. que está bien –Porque quema los bosques y contamina la

.P
Pero paciencia que más puede un hombre que conoce sus limi- atmósfera y caza las ballenas y muchas otras
objetivamente.
taciones y virtudes que todo un ejército de inconscientes.”
A cosas de ese tipo...
TR
–Pero eso no niega lo anterior. Es más, diría que
Lección 4 lo reafirma: el que está llamado a hacer el más
ES

Hay cosas y cosas grande bien, puede hacer en su lugar el más grande mal. Así que es
bueno que pensemos acerca de la relación que existe entre el hombre y
U

–¿Club de qué? –Álvaro estaba totalmente sorprendido de las cosas. Porque, lo queramos o no, tenemos –y me refiero a cada uno
M

mi invitación. de los que estamos aquí– una gran responsabilidad. Creo que eso ya lo
sabemos, pero a veces se nos olvida. Propongo una lectura y luego espe-
A

–«Club–de–los–Martes». Nos juntamos con Miguel y habla- ro oír sus comentarios.


N

mos. Conociéndolo, me parece que puede funcionar. La idea es que


U

nosotros propongamos los temas.


La relación con las cosas
ES

–Bueno… ¿a qué hora me dijiste? Ah, a las 4. Voy a ver si Lo primero que conviene destacar es que hay, por decirlo así,
puedo. Oye, ¿ya convenciste a Paco de que nos juntáramos a estudiar dos tipos de cosas:
TA

historia? Mira que no quiero empezar como el año pasado...


ES

30 31
construyendo mi futuro | lección 4: hay cosas y cosas

pautas, normas, leyes, formas de actuar, costumbres, modas.

N

Todos estos son medios para que seamos mejores y nos comuni-
quemos con otras personas. Por lo tanto, siempre la persona

C
está en el centro, es la medida de todo.

C
U
Actitudes frente a las cosas

D
Frente a la naturaleza tenemos que tener siempre una actitud

O
de mucho respeto pues estamos en el mundo para usarlo, pero

R
con mucho cuidado. Esto se llama tener «conciencia ecológica»

EP
o simplemente responsabilidad.
Ahora bien, frente a las cosas culturales se da una doble vía:

R
por un lado, hay que tener en cuenta la forma en que te relacio-

SU
nas con ellas y, por otro, cómo las cosas pueden influir en ti.
Entre los dos puntos debe haber equilibrio porque hay cosas
las naturales, que son las que el hombre se encontró cuando

A
como la televisión o las computadoras que en principio son
«llegó a la tierra» (la naturaleza); y

ID
buenas; pero, dependiendo de la actitud que tengas hacia ellas,
las culturales, que son todas las inventadas o transformadas pueden llegar a ser perjudiciales.

IB
por el hombre.
Por ejemplo cuando alguien se «encierra» mirando televisión

H
Las cosas culturales pueden ser materiales y concretas, como para huir de sus problemas o cuando nosotros mismos no sa-

O
un auto, una casa, la televisión, una computadora, o también bemos diferenciar cuándo escuchar música y cuándo hablar
con la familia o ayudar en casa.

R
.P
Pero también se da la vía opuesta: a veces nosotros «salimos
hacia las cosas o las modas» con la mejor intención, pero las
A aceptamos sin mucho análisis y terminan haciéndonos daño.
TR
Pongamos un ejemplo: tener un auto. El auto es muy útil pero en
algunos lugares se «impone» la moda de cambiar de modelo
ES

cada año. Así, hay gente que gasta hasta su último centavo en
tener el modelo más reciente y privan a sus familias de otras
U

cosas más importantes y todo por estar a la moda.


M
A

Principios para relacionarnos con las cosas


N

Por eso, a la hora de pensar cuál es la mejor forma de actuar,


U

nos pueden venir bien estos dos principios:


ES

• En lo que sale de la persona (es decir en la forma en que nos


comportamos), se debe buscar siempre hacer lo objetiva-
TA
ES

32 33
construyendo mi futuro | lección 4: hay cosas y cosas

mente bueno, tanto si se trata de la naturaleza como de lidad. Quedándote en lo que está de moda difícilmente podrás cono-

N
cosas hechas por el hombre. cer el verdadero amor. Sobre todo cuando la moda es promovida por


quienes lo único que quieren es venderte algo. Si cada uno de uste-
• En cuanto a lo que «entra» en la persona (y deben pensar
des ve la sexualidad como verdaderamente es (más allá de lo que

C
sobre todo en las normas culturales que suelen influir tanto
marque la moda o el momento), y encuentra el sentido del verdade-

C
en la forma en que se actúa), se debe analizar siempre todos
ro amor –con todas sus ventajas y exigencias– tengan por seguro

U
los detalles posibles, para que no ser engañados y cambiar
que incluso podrán hacer a su alrededor una moda sana y mejor.

D
una posible actitud buena del comienzo.

O
Fue una buena continuación del grupo. Poco a poco nos íba-
–¿Y cómo podemos relacionar esto con la sexualidad? Digo...
mos soltando y participábamos más. Por cierto, Álvaro se anotó para

R
tú eres profesor de eso, ¿no? –interrumpió Edi.
volver la siguiente semana.

EP
–Muy buena pregunta, Edi. La sexualidad es algo natural a
toda persona humana y como tal debemos de respetarla. Pero, a

R
diferencia de los animales, nosotros pensamos y somos libres. Por
Lección 5
La ecología humana

SU
eso, lo natural en nosotros involucra necesariamente la libertad. En el
caso de la sexualidad, la libertad nos lleva al amor.

A
–¿Es decir que si la sexualidad no tiene amor... «no es natu-

ID
El interés de Álvaro por el grupo tenía otras fuentes, como
ral»? –volvió a preguntar Edi.
me enteré luego de la reunión en el club, cuando fuimos a la casa de

IB
–Así es. Pero hay más: en torno a la sexualidad se generan Paco a estudiar.
pautas culturales y modas que, o bien ayudan a que veamos las cosas

H
Creo que no sabíamos lo difícil que era estudiar allí. El Salva-
como son, o bien las deforman. Por eso, es necesario que ustedes

O
je saltaba de un lado para otro y decía que Miguel era lo máximo y
siempre busquen –sobre todo con sus padres– la verdad de la sexua-
que tenía razón en lo que había dicho. A duras penas Paco pudo

R
lidad para que nunca se dejen engañar por modas y costumbres. El
hacer que se sentara pero era evidente que seguía alterado.

.P
problema es que la mayor parte de las veces las modas presentan una
visión recortada y pobre (o hasta francamente agresiva y completa- Luego de un rato Paco se cansó y, muy diplomáticamente nos
mente falsa) de la sexualidad. Por más «moda» que pueda ser en un A echó a la calle. No me importó mucho porque ya casi habíamos
TR
lugar, la pornografía siempre será degradar tanto al hombre como a terminado; y, por otro lado, me moría de ganas de saber por qué
la mujer. Álvaro estaba en ese estado.
ES

–Pero las modas no son solamente sobre el sexo –cuestioné. En la primera esquina que doblamos no lo pensé más y le
U

pregunté:
–Lógicamente. Las actitudes que mencioné al principio: la
M

de actuar siempre objetivamente y la de analizar modas y costum- –¿En qué tiene razón Miguel?
bres para que no nos cambien buenos hábitos, nos tienen que ayu-
A

–En eso de cuidar la naturaleza.


dar a valorar todo. Como la sexualidad es «una parte» que tiene que
N

ver con el todo que somos como persona, nuestra actitud en general Me pareció un poco extraño. Pero en Álvaro todo era posible.
U

frente a las cosas será también nuestra actitud frente a la sexualidad: Y él mismo se encargó de sacarme mis dudas.
ES

si vamos por la vida dejándonos engañar por la moda o por lo que


–Hace poco iba caminando por la calle y me sorprendió un
dice la televisión, también nos pasará lo mismo respecto a la sexua-
tipo que gritaba que era necesario terminar con los experimentos
TA
ES

34 35
Construyendo mi futuro | lección 5: la ecología humana

con animales. Me acerqué. Me dieron algunos papeles que decían En un comienzo estábamos como avergonzados, pero al rato

N
que el hombre es el peor enemigo de la naturaleza. Me convencieron. ya jugábamos con los chicos que se nos subían a caballito, nos abra-


Precisamente mi papá trabaja en un laboratorio. Empecé a pensar zaban o nos decían adivinanzas bien fáciles. Algunos estaban en cama
que no es bueno lo que hace... y no se movían pero igual se veían contentos de vernos, sobre todo

C
cuando nos acercábamos a saludarlos.

C
Conque ésa era la razón.

U
Fue muy extraño, nunca había sentido algo así. Hasta ese día
–... pero no creas que lo hice por eso.

D
los hospitales me habían dado miedo, pero mi opinión cambió esa

O
«Ni él mismo se lo cree», pensé. Pero seguí oyéndolo divertido. mañana.

R
–Así que llevé folletos a casa y los puse en su dormitorio. ¡La Concluida su ronda Don Álvaro nos llamó y salimos.

EP
que se armó! Yo lo atacaba «muy razonablemente» diciéndole que
–¿Qué les pareció? –preguntó mientras íbamos a comer.
era un malvado, mientras él me hablaba sobre medicamentos. Tuvo

R
que intervenir mi mamá. Si no, se armaba una guerra. Pero no me –Algunos se veían tristes –dije.

SU
convenció: «aunque mi papá se oponga seguiré mi campaña, porque
–Están muy enfermos... pero varios poco a poco se van cu-
hay que defender la naturaleza», me dije.
rando.

A
Esa profunda resolución fue lo último que escuché ese día.
–Pero usted no trabaja aquí, ¿o sí?

ID
A la mañana siguiente el contraste era notable.
–En parte sí. Soy bioquímico. Trabajo para

IB
–Que cara tienes, Salvaje ¿qué pasa? un laboratorio donde desarrollamos medici-
nas para la gente. Esos chicos que vieron tie-

H
–Nada… Es que soy un tonto.
Cuando el hombre nen enfermedades que nosotros estudiamos

O
–No desmiento a nadie… pero ¿por qué esta vez? rompe el equilibrio no y buscamos remediar. Un paso fundamental

R
cumple su función de para desarrollar estas medicinas es la experi-
–Le jugué un desafío a mi viejo: si yo ganaba él me acompa-

.P
guardián de la mentación…
ñaría en mi campaña pro defensa de los animales. Pero si perdía…
naturaleza.
ahora debo acompañarlo a no sé dónde. Y de seguro me prohibirá
seguir con esto. Necesito que me acompañes. A –¡Pero matan animales! –reaccionó Álvaro.
TR
–Algunos mueren, es cierto. Pero es contro-
–No, no, espera, ése es tu rollo, a mí no me metas… lado para hacer que conozcamos más sobre
ES

las enfermedades. Sobre esa base, elaboramos medicamentos y le


Pero los amigos son así. Así que terminé ese sábado pasean-
salvamos la vida a muchos chicos como los que vieron. En los expe-
U

do por la ciudad con Álvaro y su papá.


rimentos no matamos a los animales por maldad o porque nos guste
M

–Qué amable en acompañarnos, Carlos. hacerlos sufrir. Es una norma no ser crueles con ellos. Se busca que
sufran lo menos posible. Existen lo que llamamos protocolos de ex-
A

–Sí, Don Álvaro, no sabe lo mucho que me interesan los ani-


perimentación, que son precisas normas que te dicen cuándo actuar
N

males –¡en el fondo era verdad!


y de qué forma. Nunca se permite la muerte de un animal sin necesi-
U

El misterio se hizo más grande cuando llegamos al Hospital dad...


ES

Regional. Fuimos directamente a la sala de pediatría. Había muchos


–¡De todos modos mueren! –gritó Álvaro que se había pues-
niños chiquitos y simpáticos. La mayoría conocía a Don Álvaro. El
to terco. Su papá no perdió la paciencia.
TA

señor hablaba con mamás y enfermeras con confianza.


ES

36 37
construyendo mi futuro | lección 5: la ecología humana

–Esos animales tienen la muerte más útil que pueda haber. Es

N
que nunca hay que perder de vista que quien está en el centro de la


naturaleza es la persona humana. Esto no nos da permiso para hacer
cualquier cosa: somos los responsables de cuidar el equilibrio. Parte

C
de ese equilibrio está en que podamos usar racionalmente la natura-

C
leza para vivir mejor. Cuando el hombre rompe el equilibrio no

U
cumple su función de guardián de la naturaleza y ésta tampo-

D
co cumplirá su función que es servir al hombre. Lo que nos debe

O
mover no es pensar que animales y plantas son más importantes que

R
el hombre sino al revés. Por ejemplo, si el aire está contaminado o los

EP
peces mueren en el río por derrame irresponsable de petróleo el
principal perjudicado es el hombre…

R
–Pero todo el ecosistema sufre –insistió más apaciguado mi

SU
amigo.
–Así es, pero quien da la medida del daño es el propio hom-

A
bre. Es como una balanza: el hombre puede usar la naturaleza preser-

ID
vando en todo momento el equilibrio. Si lo rompe, el principal per-
judicado es él. No hay que ser cruel con ningún animal. Es necesario

IB
defender el medio ambiente imaginativamente para no perder de

H
vista el lugar de la persona. Porque ¿de qué me serviría cuidar a

O
algunos animales si por eso mueren niños como los que vieron en el
hospital? Creo que el hombre es el primero que necesita una «socie-

R
dad protectora»: si el hombre recobra el equilibrio puede respetar

.P
mejor el medio ambiente. Así que es más inteligente buscar que las
personas sean mejores.
A
TR
Me acordé de la pirámide y la integración. Realmente todo
tiene que ver con todo.
ES

–Ahora quisiera visitar a un amigo ¿me acompañan?


U

Nos llevó hasta el parque sur de la ciudad. Álvaro se veía impac-


M

tado. Por mi parte puedo decir que aprendí grandes cosas ese día.
A

Cuando llegamos, Don Álvaro fue directamente al vivero.


N

–¡José!
U

–Don Álvaro, qué sorpresa. No esperaba verlo hasta el próxi-


ES

mo sábado. Los chicos no vendrán hoy.


TA
ES

38
para tu bien. Cuando lo pidas expónle tranquilamente a tus padres las

N
razones por las que crees que es bueno. Eso es comunicarse”.


“Pero eso no es fácil cuando no te dejan hacer lo que quieres.”

C
“No todo lo que queremos es bueno que lo tengamos. Además no

C
es raro que después de «no obtener» una cosa nos «caiga del cielo» otra

U
mejor. Es lógico que te sientas así: a todos nos pasa más o menos lo

D
mismo cuando nos entusiasmamos y nos dicen que no. Pero a veces un

O
no refleja más amor que muchos sí, sobre todo cuando vienen de papá

R
o mamá. Ellos nos quieren más de lo que pensamos… y creo que noso-

EP
tros también a ellos. Sólo que a veces por soberbia nos cuesta reconocer-
lo. Pero piensa si te has dejado ayudar lo suficiente. Tal vez tú puedas

R
remediar mucho.”

SU
Sonó el timbre. Me fui sin decir nada. Estuve mal… debí haber-
le agradecido.

A
ID
Lección 10
El mundo no es rosa… pero tampoco negro

IB
H
Viernes 18

O
Día pesado. Sin novedad en el frente… pero… bueno, vino Liz

R
a consolarme. En realidad no necesitaba que me consolaran y delica-

.P
damente se lo hice saber.

A “¿Qué haces aquí? Éste es el cuarto de los varones, ¡vete!”


TR
“Estás enojado porque papá no te deja jugar fútbol, ¿no, her-
manito?”
ES

“Es asunto mío. Y ahora déjame tranquilo.”


U

“Me parece que no te viste muy astuto al tratar de sobornarlos


M

con eso del desayuno.”


A

“Te repito que es cosa mía… ¡Por favor deja la iguana en su


N

pecera!… Gracias. No entiendo por qué tanto lío con un simple depor-
U

te. ¿Sabes? Creo que lo único que les interesa es que no demos proble-
mas.”
ES

“Pero tú te las arreglas bien para hacerlo, ¿no?”


TA
ES

59
Unidad III todo lo contrario, que podías ser amigo de una chica sin que ningu-

N
La amistad como base del amor no de los dos piense que el otro le gusta.


Preferí no opinar. Me sentía como Juan, confundido.

C
Lección 13 –Por lo que dicen parece que salir está totalmente peleado

C
¿Qué es un amigo? con ser amigos. O eres «novio» o eres amigo, pero no las dos cosas.

U
D
Se hizo silencio. «He aquí un punto que no habíamos consi-
Luego de contar desde la perspectiva de Ángel la aventura

O
derado».
con su papá, y antes de que Alicia siga con su relato, quiero contar

R
otra anécdota. Esta viene a resolver un poco otra parte de lo que –Propongo separar el problema para ver las cosas más claras.

EP
comenzó en el dichoso paseo por el zoológico. Primero hay que entender bien qué es la amistad.
–Miguel, quiero proponer un tema. Sonaba bastante razonable.

R
SU
En ese momento, Juan era quien quería arrojar la «primera –Un verdadero amigo es una persona que se acerca a ti
piedra». desinteresadamente. Es un buen compañero, que te respeta y
te acepta como eres. El amigo siempre está, nos acompaña o se

A
–Excelente. Venga de una vez.
acuerda de nosotros como nosotros nos acordamos de él. Es una

ID
–El otro día con unos amigos empezamos a discutir sobre si persona que nos aprecia y comparte mucho de lo suyo con nosotros
era o no posible la amistad con las mujeres. ¿Podemos hablar de eso? y acepta compartir lo nuestro. Por eso pienso

IB
Es que ellas dicen que nosotros nos acercamos sólo porque nos gus- que la primera que exige una amistad verda-

H
tan y que siempre pensamos «en algo más». dera es el respeto. Además, está la confianza.

O
–¡Ah, porque ellas «sólo» se acercan a conversar! –Álvaro
Una amistad verdadera Pero tengan en cuenta que esa confianza no
no se puede sostener se convierta en «confianzudismo». El

R
intervino con un gracioso tonito de voz.
sobre la base de la «confianzudismo» puede destruir una amistad.

.P
–Tranquilo, Álvaro… ¿Pero tú qué opinas, Juan? mentira. –¿Cómo puede ser eso? –preguntó Edi.
–No sé, Miguel. Con las chicas que te gustan a veces te sientes A –Se suele empezar molestándose uno al otro
TR
cómodo pero otras te sientes un poco incómodo. También hay chi-
con bromas que se pasan de la raya. “Al cabo
cas con las que «no pasa nada» que por lo mismo son mejores com-
ES

no pasa nada, es mi amigo”, es lo que podemos pensar. De este modo


pañeras, puedes hablar con libertad. Por ellas, creería que puede ha-
se pierde la idea acerca de dónde está el límite. En este sentido, hay
ber amistad, pero no sé qué pensar y por eso propongo el tema.
U

dos tipos de personas: los que creen que amigo es el que aguanta
M

Hubo aclamación popular y se instaló el primer tema propuesto todos los caprichos y los que creen que ser amigo es ser el «tonto»
por nosotros: ¿Es posible o no la amistad entre varones y mujeres? que aguanta todo lo que le hacen. Es el ejemplo del tipo explotado en
A

«nombre» de la amistad.
–Quiero oír sus opiniones, señores –abrió el juego Miguel.
N

En verdad, de ésos, había más de un ejemplo en el colegio.


U

Y los comentarios no se hicieron esperar. En resumen algu-


nos opinaban que si eras amigo de una chica era porque te gustaba –Otros punto importante –y éste es un poco más difícil de
ES

y que tarde o temprano terminabas saliendo con ella, con lo que entender– es tener en cuenta que un buen amigo es leal, pero no
aparentemente ya no eran amigos, eran «algo más». Otros decían cómplice. Si un amigo quiere hacer algo malo no debemos ayudarlo,
TA
ES

74 75
construyendo mi futuro | lección 14: chicas y chicos

El comentario más parecía queja que crítica.

N

–Ah, porque las chicas se portan «como blancas palomas» –
fue la intervención inmediata de Adrián–. No me digas que ustedes

C
no fastidian.

C
Ya comenzaba la discusión cuando Miguel nos atajó.

U
D
–Bueno, no se trata de ver quien es peor con el otro sino

O
tratar de entendernos. Primero cada sexo consigo mismo y luego
con respecto a los del otro sexo. Hombres y mujeres, «como ya se

R
habrán dado cuenta», somos por un lado iguales y por otro dis-

EP
tintos… Somos personas, pensamos y amamos, pero no lo hacemos
de la misma manera y eso es lo que hace que la vida sea divertida.

R
Encontrando esas características nos daremos cuenta cómo podre-

SU
mos divertirnos juntos y conocer lo mejor del otro. Aprender a
querernos respetándonos es una tarea difícil pero no imposi-

A
ble. Este tipo de conversaciones son buenas por eso, ayudan a apren-

ID
der a conocernos para decidir mejor.
Los chicos y las chicas se miraban de reojo. Poco a poco iban

IB
bajando sus defensas. Una cosa empezó a quedar en claro: si quería-

H
mos ser amigos debíamos aprender a respetarnos tal cual somos,

O
con lo parecido y lo distinto. Claro que a veces es difícil esto cuando
nos damos cuenta que al mismo tiempo nos gustamos. Es curioso

R
como a veces el gusto por el otro en lugar de acercarnos nos aleja. Ver

.P
la diferencia con tranquilidad nos puede ayudar a encontrar un buen
punto medio.
A
TR
Sonia continuó.
ES

–Justamente sabiendo en qué somos iguales y en qué distin-


tos podremos empezar a entender cómo llevarnos bien. Hay una
U

frase de Napoleón Bonaparte que siempre me ha gustado para com-


M

prender esto: “Dios quiso ser escritor: su prosa es el varón, su


poesía la mujer”. Ténganla en mente para entenderse y entender a
A

los demás. Creo que sí se puede tener verdadera amistad entre hom-
N

bres y mujeres, pero cada uno conservando su estilo y sobre todo


U

buscando desinteresadamente la amistad, no por interés… ni si-


quiera sexual. Eso siempre enturbia todo.
ES
TA
ES

82
construyendo mi futuro | lección 18: efecto coyote

regalamos al otro. Al mismo tiempo, también necesitamos tener la

N
capacidad para recibir la vida del otro que se regala a nosotros. Así,


el esposo como que «descansa» en su esposa y la esposa en su esposo.
Esto evidentemente es muy difícil cuando todo está vibrando

C
a una gran velocidad; por eso no lo tienen que hacer ahora, cada

C
cosa tiene su tiempo.

U
D
–¿Lo que dices tiene que ver también con las relaciones sexua-

O
les? –encaró mi primo.

R
–Por un lado, sí. El acto sexual es el punto más elevado de la

EP
relación de dos personas que se aman profundamente y que se ca-
san. Pero si todavía no sabes distinguir bien entre una emoción su-

R
perficial y el verdadero amor, no puedes definitivamente saber cuán-

SU
do estás listo. Por eso insisto en que la paciencia es una virtud que
nos ayudará en todo sentido.

A
–Como dice Miguel la paciencia es importante porque el

ID
Efecto Coyote es un estado pasajero, no permanente: irá desapare-
ciendo conforme crezcan y adquieran equilibrio exterior e interior.

IB
Para llegar a este equilibrio es necesario buscar hacer siempre lo
mejor, guiándose por la inteligencia, aunque de momento sientan

H
muchas ganas de hacer otra cosa. Si son perseverantes y no se rinden,

O
verán que poco a poco el sentimiento desaparece y casi sin darse

R
cuenta volverá la calma.

.P
–Cuentan que en el desierto los beduinos son sorprendidos
frecuentemente por repentinas tormentas de arena. En esos casos,
suelen cubrirse la cara, agacharse, tomarse de los pies en forma de A
TR
pelotita y esperar que la tormenta pase. Cuando termina –y las tor-
ES

mentas siempre terminan– se levantan, sacuden la arena que pudo


haberlos cubierto y siguen su camino felices. Ustedes tienen grandes
U

planes para su vida: encontrar alguien que los quiera para siempre,
M

formar una familia, estudiar una carrera, desarrollar un oficio, ser


comerciantes, deportistas o militares... cada uno con su futuro. Para
A

todo les ayudará este equilibrio. Si un día sienten fuertemente el


N

Efecto Coyote porque están tristes o sin ganas de nada –casi siempre
U

el pico positivo casi no nos preocupa porque estamos muy alegres–


, no pierdan la calma y sepan que pasará. No hagan locuras. No crean
ES

que son el ser más desdichado del planeta o el invencible a quien


nada le pasará. No es así. Cuando todo está «moviéndose» no tene-
TA
ES

102
construyendo mi futuro | lección 18: efecto coyote

mos por qué dar respuestas definitivas. Más vale esperar, como espe- Unidad IV

N
ra el beduino: con paciencia. La amistad como base del amor (II)


–¿Y qué hacemos con nuestros «amiguitos»? –preguntó

C
Florencia a Sonia con cierta honestidad. Es que era evidente que la
Lección 19

C
palabra «amiguitos» era de mucho más alcance que amigos.
Juntos son dinamita

U
–Sean verdaderos amigos –respondió Sonia sonriendo–. Es

D
excelente que se conozcan. Lo que no tienen que perder de vista es La música estaba muy buena aunque un poco fuerte para mi

O
que en esta edad todo está en cambio, dentro y fuera de sus corazo- gusto.

R
nes, por eso las cosas a veces no son lo que parecen: “creo que es
–Mira, Alicia, llegó Héctor.

EP
amor pero es simplemente un sentimiento”. No tienen por qué dar
ahora una respuesta. Usen la cabeza y no se dejen engañar. “Ay Héctor…” No era mal chico pero mi prima Verónica me

R
tenía cansada con su Héctor.
Con el Efecto Coyote entendía gran parte de mis dudas sobre

SU
la amistad, la atracción y el enamoramiento… pero todavía no sabía –¡Vero! ¡¿Cómo estás?! ¡Bailemos!
lo mucho que me serviría en los días siguientes.
El galán me ignoró olímpicamente. Felizmente llegó Álvaro y

A
la pasé muy bien… un poco vándalo pero nada del otro mundo: él

ID
me cuida como si fuera su hermana. Estaba también Carlos, mi pri-
mo… bailando como siempre con Mariana.

IB
La fiesta era en casa de Edi. Juntando algunos equipos viejos

H
logró armar algo que sonaba muy fuerte… pero no precisamente

O
bien. Incluso de vez en cuando se debía hacer pausas para esperar a

R
que el técnico solucione desperfectos. De todos modos era lo justo

.P
para juntarnos y bailar. El papá de Edi de vez en cuando se daba una
vuelta para “ver en qué podía ayudar con la música”, treta
A archiconocida para disimular la «vigilancia paterna».
TR
Su hermana mayor también daba sus vueltas, pero ella traía
ES

jugos o pizza y era muy bien recibida por todos. Desde que la mamá de
Edi murió él era el mimado de todos nosotros… se lo merece, es un pan
U

de Dios. Me llevaba bien con él. Esas amistades que hacían que las discu-
M

siones sobre cómo se llevan hombres y mujeres fuesen ridículas.


Todos éramos del mismo curso, excepto algunos como el
A

«inefable» Héctor, dos años más grande. En parte, por eso creo que
N

traía hechizada a mi primita que no le sacaba el ojo de encima en


U

ningún momento. Bueno, también había que ver la cara del otro:
ES

parecía un corderito atado.


TA
ES

104 105
construyendo mi futuro | lección 19: juntos son dinamita

Pero mi «intuición femenina» –o algo así– me decía que –¿Qué me parece «qué»?

N
algo estaba pasando. Cuando el discjockey pasaba alguna canción


–Tu prima… parece «volada» con el chico ¿no?
lenta (ocasión en la que «casualmente todas» las chicas teníamos
ganas de ir al baño a la vez), ellos se quedaban en la «pista» muy –Ah, eso… no sé mucho. Dicen que se llevan bien pero yo

C
apretaditos hasta que otro rock o salsa los sacaba de su mundo aparte. tengo mis dudas. El chico es guapo. Que alguien dos años más grande

C
«salga» contigo es muy interesante… pero así y todo no lo veo. Ella

U
En un momento se me perdieron de vista. No es que estuvie-
es tan cambiante, tan…

D
ra en plan de vigilante, pero todo el asunto me sonaba extraño. Cuan-

O
do los volví a ver entraban de la calle «escoltados» por el papá de Edi. –… «voluble».

R
–¡No sabes, Alicia! ¡Héctor se me declaró! –Eso. ¿Sabrá lo que quiere, Sonia? Hace unas semanas se

EP
sentía sola y un poco triste. Ahora anda con «ese», «de lo más feliz».
“Ya decía yo que había algo”.
Mis tíos no saben nada pero pronto se darán cuenta, sus calificacio-

R
–Y me dio un beso… en la boca. nes han bajado.

SU
Bueno, ésas eran palabras mayores. Se suponía que debía –¿Estás segura que no hablas por celos?
alegrarme pero… había algo que no cerraba, aunque no podía decir
–Estoy casi segura de que no… Pero la verdad es que no

A
bien qué era. De pronto el Efecto Coyote vino a mi mente, pero no era
soporto a ese Héctor. Verónica siempre ha sido mi amiga. De chica

ID
cuestión de ponerse a dar explicaciones filosóficas en ese momento...
jugábamos juntas y yo la quiero mucho…
–¿No te da gusto, primita?

IB
–¿Y?
–Sí… –contesté y seguramente debí haber puesto cara de

H
El verdadero amor de –Nada… a lo mejor estoy un poco celosa. De
duda porque de inmediato Verónica reaccionó.

O
pareja solamente se todos modos hay algo que no me explico. Y
–Sólo estás celosa porque a lo único que llegas es a bailar con puede dar cuando el no es sólo con Verónica; ¿por qué si estamos

R
el tonto de Álvaro. Pero bueno, nadie te Coyote tiene los pies en pleno Efecto Coyote nos gusta tanto com-

.P
necesita… me voy con «mi Héctor». afirmados en la «tierra» plicarnos la vida con novios y esas cosas?
–¡Vete con quien quieras…! – A de un corazón maduro. –Primero, no le hagas caso a los celos ¿esta-
TR
“Tonta. ¿Celosa yo…? Mejor sigo bailando mos?: Verónica será siempre tu amiga.
y se acabó”.
ES

–Sí… gracias.
+++
–Bien. Te propongo que caminemos… Mira, hay una lógica
U

Pasaron varias semanas. La enamo- en todo esto. Una de las cosas que más sientes cuando atravie-
M

rada no me hablaba: sólo tenía ojos para sas el Efecto Coyote es soledad. Te parece que todo vibra a gran
Héctor. Él la exhibía como un trofeo y todo el velocidad y nadie tiene tu ritmo. El problema es que ni tú mis-
A

colegio comentaba el «romance». mo tienes tu ritmo. Como no es muy agradable estar solo entonces
N

sientes que necesitas a alguien a tu lado. Primero están las amigas,


U

–¿Qué te parece, Alicia?


pero pronto tampoco eso alcanza...
ES

Sonia me sorprendió. Estaba en un cos-


–¿Es por eso que te empiezan a gustar los chicos?
tado del patio, aprovechando la sombra mien-
TA

tras miraba a la pareja «revelación del año».


ES

106 107
construyendo mi futuro | lección 19: juntos son dinamita

–Digamos que ésa es una de las razones. Es natural que los –Las revistas, mi querida Alicia, lo único que hacen es apro-

N
chicos te gusten. Pero se junta este gusto con el Efecto Coyote. El vecharse del deslumbramiento y del Efecto Coyote para vender. No les


Coyote se cansa de que el mundo esté dando de tumbos –porque él importa si tú resuelves tus problemas o si se te complica la vida, sólo
puede pensar que el que está a los tumbos es el mundo, no él. De quieren vender.

C
pronto aparece una «Coyotita». Se encuentran. Como vibran a la

C
–¿Y Vero…?
misma velocidad pueden mirarse a los ojos. Sienten que todo lo

U
demás está moviéndose y ellos están quietos. El Coyote cree encon- –En cuanto a ellos pienso que están confundidos. Creen que

D
trar la «felicidad» porque puede ver a la Coyotita a los ojos y lo viven un gran amor cuando todavía les falta. Esperemos que no pase

O
mismo piensa ella. A eso le llaman noviazgo. Pero no creo que poda- «nada», porque aunque algunos lo toman a la ligera es un tema deli-

R
mos hablar de noviazgo: ninguno de los dos piensa en casarse… cado… hay dos corazones de por medio y tal vez más.

EP
–¡Pero Sonia! Son muy chicos. Justo tocó el timbre. Me dejó pensativa. Tal vez por eso no
capté la cara de angustia de Vero al regresar al salón. Tampoco noté

R
–Justamente por eso no piensan en casarse. En realidad están
que no iba de la mano con Héctor...

SU
juntos porque sienten que por fin hay alguien que los entiende, para
+++
divertirse con el otro, para pasarla bien o alguna razón de este tipo.
Deslumbramiento y Efecto Coyote juntos son dinamita. Pero tarde o

A
–¡Alicia!… Teléfono… es Verónica.
temprano –y casi siempre es temprano– uno de los dos empieza a

ID
dejar de vibrar, sigue su camino de maduración y, por lo tanto, la –¿Verónica?
pareja sale de sintonía, ya no se pueden ver a los ojos. Toda la magia

IB
–Alicia… te necesito… Necesito verte ahora mismo… me
se pierde porque en realidad era eso, magia, nada verdadero. Parecía
tienes que ayudar.

H
amor pero no lo era. El verdadero amor de pareja solamente se

O
puede dar cuando el Coyote tiene los pies afirmados –Bueno, no llores… voy para allá.
en la «tierra» de un corazón maduro.

R
–En casa no… mejor voy a la tuya.

.P
–Pero se sienten muchas cosas.
Click. Vaya sorpresa.
–Es cierto, pero no olvides que
el amor no se siente, se vive. En el caso A
TR
de una pareja todo empieza con la
Lección 20
Quiero y no quiero
ES

atracción, se hace más profundo cuan-


do se da el sentimiento pero no se com-
–¡No sé que hacer, Alicia!
U

pleta hasta que llega a vivirse como un


M

compromiso. Por eso, un esposo que ama –Bueno, cálmate y empieza desde el principio.
puede hacer cualquier sacrificio por su
Estuvimos en silencio un largo rato. De vez en cuando ella
A

mujer. Aprende a darse cuenta de lo


golpeaba con su puño el piso y giraba la cabeza. Yo estaba intrigada.
N

que ella necesita y busca hacerle el


“¿Qué le está pasando?”
U

bien. Pero cuando no se ha llegado to-


davía a la madurez es difícil vivir toda –Oye, Ali, quiero pedirte disculpas por haberte tratado tan
ES

esa hermosura del amor. feo en casa de Edi… Ni lo pensé…


TA

–Pero las revistas dicen …


ES

108 109
construyendo mi futuro | lección 20: quiero y no quiero

–No hay problema, Vero… –Sí, pero poquito. No quise quedar como una tonta.

N

–…justamente todo empezó ese sábado… ¡Ay ese sábado! “Tal vez fuiste más tonta al tomar.”
La música, la luna, las estrellas… era especial. Héctor diciéndome
–La fiesta estuvo muy buena: la música lenta que con las

C
que era la más hermosa del mundo, que moría por mí… Era mági-
luces de colores lo hacían todo tan romántico. Pensé que no podía

C
co... ¡y me estaba pasando a mí! No te imaginas, Ali. Él es tan serio,
pedir más. En un momento salimos a ver las estrellas. Nos sentamos

U
sabe lo que quiere… no como los chiquillos de nuestros amigos...
en una banca, los dos solos. Héctor empezó a decirme que era la

D
Bailar, poner mi cabeza en su hombro… ¡lo que siempre había so-
mejor chica del mundo, que mi pelo le fascina y cosas hermosísimas.

O
ñado! Además, es tan gentil, caballero. Le gusta mi pelo, mis ojos, mi
Me acariciaba bien bonito y de vez en cuando me daba un beso. Era
piel: soy la mujer para él y él es el más lindo del colegio…

R
un cuento de hadas…

EP
“Bueno…” Realmente el enamoramiento...
–¿Y qué pasó?
–En el colegio ya muchos dicen que somos la pareja del año…

R
En ese momento le cambió la cara, presentí que todo no
tal vez tengan razón.

SU
había andado tan bien.
–Oye, si sólo viniste a presumir…
–Si hubiese sido otro hubiera dicho que se quería pasar de

A
–No, espera, escucha todo. El lunes, después de la fiesta, la listo pero él me decía que yo le gustaba como nadie en el mundo y

ID
mayoría de las de mi salón me buscaron para saber detalles. Incluso que no quería hacerme ningún daño… me empecé a sentir con-
gente que ni me hablaba (¿te acuerdas de Blanca? También ella…) fundida y él trataba de avanzar más allá del

IB
límite. De pronto estaba muy incómoda: el
Eso era realmente notable.
lugar, los amigos, la cerveza, la bulla… lo em-

H
–Claro, las pobres que no pasan de chiquillos de 14 años… pujé un poco y me hice la disimulada. Creo

O
Si él no respeta tus
querían oír a gente con experiencia… que captó porque empezó a mirar las estre-
motivos entonces no te

R
llas y hablar de la hermosura de la noche…
“Otra de ésas y sales volando por mi ventana”. quiere de verdad, sólo

.P
realmente parecía un poeta y todo me daba
–… el problema fue que no sabía todo. Claro, salía con Héctor, se siente atraído por ti. vueltas en la cabeza. A mí me bastaba la no-
pero de allí a tener todas las respuestas… “aunque con el tiempo fui A che, sus palabras, su presencia, pero él evi-
TR
sabiendo más cosas”. dentemente quería otra cosa… y volvió a
intentarlo.
ES

–¿Qué hiciste, Vero?


–¿Qué hiciste?
–Nada. Bueno «casi nada». Pero deja que te siga contando.
U

Héctor me invitó a una fiesta, esta vez con «sus» amigos. Me pareció – Me asusté. Te repito que estaba muy confundida. Le dije
M

alucinante, puros chicos mayores, nada de chiquilines. Estaba ate- que mejor fuésemos a bailar. Puso cara de decepción pero accedió,
rrada y fascinada a la vez y sobre todo sentía mucha curiosidad. Me aunque por un rato ya no fue lo mismo. Cuando le pregunté qué le
A

las arreglé para que mi mamá me diera permiso (si se entera me pasaba me dijo que nada, que no tenía que ver conmigo. Poco a poco
N

mata). ¿Sabes? Tenían cerveza. ¡Fea, eh! Pero Héctor dice que des- cambió y terminamos la fiesta como al principio. Al despedirnos me
U

pués una se acostumbra. dio un beso y me dijo: “Nunca olvidaré esta noche”. Mi cabeza giraba
ES

a mil kilómetros por hora: ¿Qué quería él?, ¿qué quiero yo? ¿por qué
–¿Tomaste cerveza, Verónica?
él puede pensar que quiero tener relaciones? Siento curiosidad pero
TA

también miedo… casi no he podido pensar en otra cosa.


ES

110 111
construyendo mi futuro | lección 22: papá sabe

Lección 22 –Cuando tengas duda o dificultades confía siempre en aque-

N
Papá sabe llos que sabes que te quieren, aunque haya días que no entiendas


cómo es que te quieren… así es la vida. Muchas veces la convivencia
“Todavía me corrían a mares las lágrimas cuando alguien nos pone desafíos que podemos solucionar no muy bien y los demás

C
tocó a la puerta. Era mi mamá. Es que tú no sabes, Alicia, lo que vale pueden creer que no los queremos… nada de eso, simplemente

C
esta carta para mí. Mi mamá es callada e incluso hemos tenido mu- tenemos que tener paciencia y mucha comprensión.

U
chas veces problemas para comunicarnos. A veces puede ser muy

D
Hice algo que tres horas antes me hubiera resultado insólito.
dura y otras guarda un silencio que no entiendo. Pero luego de ver la

O
carta supe que siempre me ha querido, que de algún modo ella me –Mami, quiero contarte lo que me pasa.

R
entiende, me acompaña, me cuida. Yo estaba cansada y lo único que
Allí mismo, en mi cuarto, le conté de Héctor, la fiesta, las

EP
quería era tirarme a sus brazos y llorar… Y lo hice. Ninguna de las
sensaciones y todo lo que tú ya sabes. Por momentos me costaba
dos dijo nada, ¿para qué? Estaba muy claro. En ese momento cual-
pero siempre supe que ella sabría cada detalle que omitiera. Me

R
quier palabra sobraba, solamente quería sentir la seguridad de su
escuchó todo el tiempo que necesité (se asomó Albertito y bastó una

SU
mano diciéndome que no había nada de qué preocuparse.
mirada para que se diera cuenta de que sobraba) y en ningún mo-
Lloré un rato en sus brazos. Estábamos sentadas en la cama y ella mento me interrumpió. Cuando terminé pensé que me iba a pre-

A
acariciaba mi pelo mientras yo trataba con desesperación de ordenar guntar qué iba a ser yo con todo esto pero no lo hizo. Simplemente se

ID
mis pensamientos. Me ganó el sueño. De algún modo fue un alivio. paró y me dijo “Creo que es bueno que hablemos con tu padre”…
Casi me desmayo; por un momento perdí no-
Cuando desperté mi madre todavía estaba allí. Me tenía en

IB
ción de dónde estaba y si no me sostiene mi
sus brazos pero ya no me acariciaba sino que miraba hacia algún
madre termino por el suelo.

H
lado más allá de las puertas y ventanas de mi cuarto. Estaba muy

O
concentrada, pero al mismo tiempo sabía perfectamente Tienes una decisión que –Mi papá. ¡Ay no, mamá, no me pidas eso!
que yo había abierto los ojos. Sin bajar la vista me dijo: tomar y cuanto más

R
–Tranquila chiquita. No hace falta que le cuen-
cosas sepas será mejor

.P
–Sabes, Verónica, es muy lindo verte cre- tes nada que no quieras pero él te puede ayudar
cer. para ti. con algo que en la carta no te puse. Tienes una
Yo, buscando mi pañuelo para limpiarme A decisión que tomar y cuanto más cosas sepas
TR
será mejor para ti. Además, tu padre te quiere
la nariz, no pensaba exactamente lo mismo.
tanto como yo… no le temas.
ES

–Sé que hay problemas… tu padre y yo los


Sabes, era verdad. Mi papá siempre me cuidó; muy a su estilo,
tuvimos y los seguimos teniendo, pero en cada solu-
U

pero siempre lo ha hecho. Incluso ahora que pienso en los castigos


ción, en cada paso adelante, uno como que tiene la
M

que me ponía los veo con distintos ojos… casi estoy segura que me
oportunidad de aprender a ser mejor… Y eso no es
han salvado de más de una.
exclusivamente de ustedes los jóvenes: todos tene-
A

mos que hacerlo siempre. Conocerte a ti misma y Como sabes, mi papá es doctor, ginecólogo, y trabaja en el
N

aprender a conocer a los demás para hacer en hospital regional. En realidad, yo no sabía muy bien lo que hacía mi
U

cada momento lo que te lleve a tu felicidad… padre en sus consultas. Debo reconocer que en la mayoría de las
ES

¡eso nunca dejes de hacerlo, mi sol, nunca! cenas que últimamente compartimos no estaba de humor como
para «escuchar» a nadie y mejor si estaba el televisor prendido. Bue-
Mi madre se había soltado.
TA

no, por lo que sea, no sabía nada de lo que estaba por oír.
ES

118 119
construyendo mi futuro | lección 22: papá sabe

–Como te fue, Julio. embarazo, suelen estar anémicas y necesitamos darles más de una

N
vitamina para levantarlas. Además, todavía tienen tanto que apren-


–Ah… muy cansado… Parece que la gente se busca más pro-
der de la vida… como una verdadera excepción estaba también
blemas cada vez… Volvió Mabel, te acuerdas, la niñita del otro día…
acompañándola el muchacho, pero no te aseguro que el pobre no

C
De pronto se frenó al verme: termina de darse cuenta de lo que está pasando.

C
U
–Hola, qué tenemos aquí, ¿«la reina de la casa bajó a saludar- Mi madre me miró de reojo…no había nada más que decir.

D
me»? –Se dio cuenta de cómo estaba porque cambió inmediata-
–Lo bueno es que los padres comprendieron la situación y

O
mente el tono un poco burlón que había usado–. Ven a acá, Vero…
acompañan a la chica, lo cual también es muy raro. De todos modos,
me da gusto que me vengas a recibir… ¡aunque no es un gusto que

R
la veo sola frente a algo que no debía haber ocurrido. Ha quemado
me des muy seguido!

EP
etapas y ahora es mamá de un chiquito…
Me tomó por el cuello y me dio un beso. Yo simplemente me
Entonces me miró y fue la cara más tierna que vi en mi

R
quedé en el sillón y seguí escuchando, un poco más tranquila al verlo
padre.

SU
de buen humor.
–Ángel… cuídate. Sé prudente, no te arrebates, no te apu-
–Bueno, como les iba diciendo volvió a verme Mabel. Feliz-
res. Los hijos son para el matrimonio. Sabes, veo a menudo chi-

A
mente… chicas como ella a veces no vuelven y son las que más nos
cas que vienen a su control y me preguntan si ya están listas para

ID
necesitan.
«gozar de la vida». Yo les digo que siempre lo han estado. “Entonces
–¿Y cómo estaba? –preguntó mi mamá que evidentemente puedo tener ahora relaciones”. ¿Eso es gozar la vida? No, mi amiga,

IB
sabía de qué se trataba. gozar la vida es hacer lo que nos toca ahora con toda energía y

H
fuerza y dejar al futuro ser futuro. Gozar es ver una puesta de sol,
–Bastante bien para tener 15 años y estar en su cuar-

O
escuchar música o salir a dar una vuelta en bicicleta con amigos sin
to mes de embarazo…
preocuparse más que de crecer sano y aprender a ser feliz. Tener

R
¡Ay Dios! Se me cayó el cielo encima ¿15 años… relaciones con tanto por aprender sobre el amor es como que-

.P
cuarto mes? rer ganar un gran premio de Fórmula 1 cuando uno recién
–¿… Pudiste hablar con ella? –le preguntó mientras A ayer aprendió a andar en bici. ¡Gocen de la vida, muchachos! Pero
de la vida en serio.
TR
le servía el té y él se sacaba los zapatos como le encantaba
hacer cada vez que estaba cómodo. Mi padre estaba en verdad emocionado. Me dijo lo último
ES

que hubiese pensado oír.


–Hoy sí. Pero es que ve uno muchos casos así. Es una
U

buena chica, bien educada. Pero pensaba que en la pri- –Te quiero, Verónica… Y no quiero que nada malo te pase…
M

mera relación no podía quedar embarazada. Yo no sé te toca a ti tomar esas decisiones, pero nunca olvides los consejos de
quién ha sido el irresponsable que le ha puesto a algu- estos viejos lobos que algo saben del asunto.
A

nos jóvenes esa tontería en la cabeza. «Estaba muy ena-


Ahora mismo, al contártelo me emociono. Mi esposo tendrá
N

morada»… la pobre realmente no sabía lo que hacía. Un


que ser como él en muchas cosas. Ahora ya tengo todo lo que nece-
U

beso aquí, otro allá, ser poco cuidadosos y terminan espe-


sito para responderle a Héctor.”
rando un niño. Me apena. Además, tú sabes, Raquel, lo que
ES

necesitan estas chicas de cuidados extra: sus cuerpos


todavía no están del todo preparados para cargar un
TA
ES

120 121
construyendo mi futuro | lección 23: porque te quiero

Lección 23 –Es que el sexo no es un juego –le dije sin rodeos–. A mí

N
Porque te quiero también a veces me da impaciencia por saber cómo es, qué se sien-


te… también tiendo a olvidarme de que es un «paquete completo»,
Escuché el relato de mi prima con bastante atención. Cuando con consecuencias naturales, y como que me quiero lanzar a…

C
terminó todavía dejé un poco de silencio para que le bajara la emo-

C
–¿Te ha pasado lo mismo?
ción.

U
–Bueno, no exactamente… ¿te acuerdas de Rolo?

D
–¿Y qué piensas hacer? –le pregunté luego.

O
–Sí, el tipo que el año pasado salió de la escuela.
–Tengo muchas ideas. La principal es ir con Héctor y decirle

R
que he descubierto que la relación sexual es algo muy impor- –El mismo. Él me pretendía.

EP
tante –como me dijo una prima por ahí– y que por el momento
–¿Él?
no estoy preparada para afrontarla. Sabes, he descubierto que

R
valgo mucho y tengo que hacerme respetar. –Oye, tienes que prometerme que así como yo guardo tu

SU
secreto con Héctor, tú no dirás nada de todo esto… si no, no te lo
–Pero eso lo sabías desde siempre, primita.
cuento.
–Sí, pero se me estaba olvidando. Quiero que me traten bien,

A
–Prometido. Soy una tumba.
con delicadeza, comprensión y sobre todo respeto. Con Héctor, esto

ID
no se da por completo… También debo reconocer que me vi muy –Bueno. Cuando me enteré casi me muero. Un chico casi de
ingenua. Sospechaba que sucedían muchas de las cosas que describe universidad se había fijado en mí. Me hacía

IB
mi madre en su carta, pero no las tenía tan claras. Sintonizaba unas muchos halagos y llegó a invitarme a fiestas.

H
cosas de una manera, mientras él evidentemente las captaba de otra. Nadie ha decidido por Era muy serio, así que no tendría problemas

O
Pero esa ingenuidad era en parte voluntaria, porque no me animaba mí, pero los que me para convencer a mis papás de que me deja-
a ponerle punto final. Tenía miedo de perderlo… ¡Tanto me costó quieren me piden que ran ir. Pero me puse a pensar: ¿qué puede

R
ganármelo! piense bien las cosas y querer un tipo que está a punto de entrar en

.P
me dan elementos para la universidad con una chiquilla?
Puso tal cara que lo único que pude hacer fue asentir. Por
primera vez reconocí que Héctor es un lindo chico... pero de ahí a A eso. –¡Nosotras no somos chiquillas!
TR
considerarlo un trofeo...
–Vamos, Vero, no te engañes. Eso te servirá
ES

–Bueno, la cuestión era que no quería arruinar mi obra –en para afuera, pero acá dentro tienes que reconocer que para algunas
algunas cosas mi primita no cambiaba. Porque, además, como te cosas somos todavía unas chiquillas.
U

conté el otro día, estaban las chicas que cada vez querían saber más
–¿Y qué te importaba si sólo querías divertirte?
M

del asunto. Era como una balanza entre el miedo y la presión del
grupo. Entonces la carta y la charla con mi papá me sacaron un peso –Eso fue lo segundo que pensé. Es más: me parecía fascinan-
A

de encima. Sabes, me dio mucho gusto que mi miedo no fuera injus- te lo que podía «aprender» con un tipo así. Me pasaron por la cabeza
N

tificado. Descubrí que valgo por mí misma y eso me ayudó a no muchas de las cosas que tú me contaste. Sabía algo de la diferencia
U

depender «del qué dirán». Algo en mi interior me dice claramente de excitación entre el hombre y la mujer y me pareció muy fácil
que no estoy preparada, que debo trazar una raya y esperar. Y además proponerme que las cosas no pasaran de un límite. Y si pasaban «por
ES

sé que puedo hacerlo. Parece injusto tener que esperar, pero así es accidente»... bueno, habría aprendido algo más de la vida. Pero fue
mejor. ahí donde me di cuenta de que lo que estaba haciendo era jugar. El
TA
ES

122 123
construyendo mi futuro | lección 23: porque te quiero

–Y se fue, Alicia. Salió corriendo sin siquiera voltear. Me

N
quedé bajo el árbol un rato más para digerir todo lo que le había


dicho y lo que él me había contestado. Me sentí triste porque creo
que sí lo quiero.

C
C
–Estás arrepentida.

U
–… Hmm. No, aunque me dolería perderlo. Es un buen chi-

D
co, además de lindísimo, lástima que no entienda. ¿Habrá algún hom-

O
bre de los que «valen la pena» que entienda?

R
–Yo creo que sí, mujer. Hiciste lo correcto. Te hiciste respetar

EP
y estoy convencida que la cosa con Héctor no termina aquí.

R
El tiempo me dio la razón, pero creo que Carlos lo contará

SU
mejor.

A
ID
IB
H
O
R
.P
A
TR
ES
U
M
A
N
U
ES
TA
ES

126
Unidad V: Desde joven, Platón se interesó en política, pero estaba disgus-

N
Ser para hacer tado por la deshonestidad y violencia presentes en la vida


política de su época. Esto lo llevó a elaborar una de sus más
importantes libros: La República. Podemos decir que este libro

C
Lección 24 es la expresión de un gran ideal.

C
Ideales La República es un plan de acción pensado sobre la base de lo

U
justo para un Estado e intenta dar una respuesta acerca de

D
Para entender bien cómo terminó la historia de Héctor y cómo los hombres pueden vivir juntos.

O
comprender su versión de los hechos hay que escuchar a Carlos y Cuando Platón tenía veinte años conoció a Sócrates, otro filó-

R
regresar a las reuniones del Club de los Martes. sofo muy importante que lo ayudó a desarrollar sus ideas.

EP
Sócrates sabía que la virtud y la bondad requieren un razona-
Un día me tocó proponer tema. Bueno, «tocó» es una forma
miento claro. Platón fue un poco más allá y descubrió que un
de decir, porque la verdad fue que Álvaro se comprometió a traer

R
buen hombre es aquél que encuentra en el razonamiento la
algo y a última hora no tuvo mejor idea que decirme que no se le

SU
guía para los sentimientos y los deseos. El espíritu como guía
había ocurrido nada y que yo debía ayudarlo. Como nunca aprendo,
de la persona hacia la libertad.
lo hice. Para eso me pareció bueno echar mano de esta anécdota que
Al plantear su filosofía sobre la república ideal, Platón aplicó

A
había encontrado en un libro de mi papá.
estos conceptos a la organización del gobierno perfecto. En su

ID
“En la historia de la humanidad los idealistas han sido perso- plan el estado sería gobernado por los más capaces para ello:
nas que han hecho –o más bien, han tratado de hacer– que una idea un comité de hombres buenos tendría la auto-

IB
se convierta en realidad. ridad y la fuerza para defender la ciudad.

H
El verdadero idealista es Estos hombres, mientras durara su labor de
Para realmente comprender el rol de esta palabra, tenemos que

O
gobierno, no podrían tener propiedad priva-
regresar a sus raíces. Por eso entre los griegos podemos encontrar un quien descubre que una da: sus bienes debían ser puestos en común

R
hombre que luchó toda su vida para hacer de las ideas, realidades. cosa puede mejorar y entre ellos. Esto era para asegurar que no to-

.P
Podemos decir que por muchas razones fue el primer gran idealista. trabaja hasta conseguirlo, maran ventaja de su poder.
aunque «duela»...
A Como gobernantes debían mantener sus cuer-
pos en perfectas condiciones a través de una
TR
PLATÓN
(428–348 AC) dieta saludable y ejercicios, y sus mentes al
ES

Este filósofo rompió la imagen del pensador anciano y pausa- máximo de lucidez por el constante estudio de lógica, matemá-
do. Platón fue un atleta, soldado, escritor, entusiasta conocedor tica y filosofía. Este modo de vida les permitiría tener la mente
U

de caballos y aficionado a la comedia y vivió hasta los 81 años. despejada y el carácter formado para afrontar con el mayor
M

El mundo de Grecia era muy sofisticado y se parecía al nuestro, éxito su función de gobierno.
especialmente en Atenas. La gente estaba cansada de las gue- Cuando tenía sesenta años, Platón fue invitado a Siracusa
A

rras y quería alguna forma de gobierno que ayudara a que la donde gobernaba Dionisio. Platón le explicó que el entrena-
N

sociedad fuera justa y ordenada. Platón era uno de ellos. miento del rey debía empezar con el estudio de la geometría
U

Aquí vamos a describir lo que sucedió con su concepción del que le enseñaría el arte del razonamiento lógico. Pronto,
estado «ideal». Por primera vez alguien proponía la idea de Dionisio y toda la corte comenzaron a hacer figuras geométricas
ES

que el estado o gobierno debía ser pensado y hecho para el bien hasta que todo el palacio estuvo lleno de dibujos en el suelo.
de las personas.
TA
ES

128 129
construyendo mi futuro | lección 30: nada se compara con una vida

3. Aborto por minicesárea

N
Se hace un corte en el útero para extraer por el mismo al hijo y


la placenta cuando han transcurrido más semanas o más tiempo de
embarazo. Habitualmente se extraen los niños vivos y mueren por as-

C
fixia.

C
U
D
4. Aborto por inyección de sal

O
Se inyecta en el útero una solución salina irritante que envene-
na al feto produciéndole extensas quemaduras. Después de uno o dos

R
días el hijo y la placenta son expulsados. Esto se usa para niños ya de

EP
6 ó 7 meses. La cantante Gianna Jensen fue uno de los cientos de niños
que nacieron vivos, pero muy quemados luego de este tipo de aborto. La

R
mayoría mueren horriblemente quemados por la solución que les in-

SU
yectan, pero algunos sobreviven y son recogidos por las enfermeras,
como fue el caso de Gianna.

A
ID
5. Aborto por nacimiento parcial (Partial birth
abortion)

IB
Este método es usado ahora en los niños más grandes para que

H
no sobrevivan. Hacen que el niño nazca por los pies y, antes de que

O
salga la cabeza, le insertan una jeringa y luego le succionan el cerebro.

R
Creo que la mayoría se revolvió en sus sillas de solo pensarlo.

.P
–¿Macabro, no? A esto lo llaman en algunos países «un derecho».
A
TR
6. La píldora abortiva (RU–486)
Es una pastilla que se toma en cualquier momento antes de la
ES

sexta semana de vida del hijo. Este preparado hormonal anula la


función de la placenta y el chico muere.
U
M

Cuando terminó de hablar se hizo un silencio muy profundo.


–Quiero decirles que todas estas operaciones son peligrosas
A

y son muchas las madres que sufren lesiones o incluso mueren


N

con sus hijos. Además de éstas, están las técnicas que usan curande-
U

ros o gente inexperta a quienes no les importa nada. Estas técnicas


ES

ponen más en riesgo la vida de las madres. Pero no hay que dejarse
engañar: toda operación de aborto pone en riesgo la vida de la ma-
TA
ES

158
construyendo mi futuro | lección 32: decisiones comunes

a dejar de pensar en «mujeres» y a darle más importancia a la meta

N
que nos habíamos propuesto. Lo que empezó siendo una fuga se


convirtió en algo sumamente importante. Incluso hasta en casa las
cosas empezaron a marchar mejor, señal de que yo también tenía

C
que ver en el asunto. Y cuando hablo de mujeres no hablo de

C
Verónica… ella siempre fue otra cosa.

U
D
–Te entiendo.

O
–Luego vino la subida a la montaña donde a fuerza de pensar

R
en mí me puse a tratar de entender qué había pasado con esta niña y

EP
porqué me había afectado tanto. Una de las cosas que primero me di
cuenta era que yo la valoro como a nadie y ella me valoraba mucho

R
a mí, pero valoraba mucho más su forma de pensar. Para ella la

SU
sexualidad es algo importante hasta el punto de no ceder a
mis presiones, aunque moría por estar conmigo. Eso fue lo pri-
mero que empezó a hacerme cambiar el enfoque de todo. Luego

A
vino Armando. Mira, tipo más «macho» que Armando he conocido

ID
pocos y fue justo él quien me habla de estas cosas. Coincidía con lo
que me había hecho sentir Verónica. Algo distinto, algo que no en-

IB
cuentras en la calle pero que no puedo explicar bien. Por un lado me

H
siento cómodo con ellos y por otro me dan qué pensar sobre su

O
actitud y mi actitud y he llegado a la conclusión de que es con gente
como ellos con quienes yo quiero vivir. Ya no me importa que me

R
digan «poco hombre» o que le tengo miedo a las mujeres, ellos no

.P
saben nada de lo que es el amor.
Este tipo me había impresionado. Nunca había tenido una conversa- A
TR
ción así –tan franca, tan «de grandes»– con un amigo. En muchos
momentos me sentí contento porque entendía perfectamente de lo
ES

que estaba hablando. “Amor” diría mi madre “lo que todo el mundo
busca con fuerza es amar y ser amados”. Él había descubierto con
U

sencillez de que en la vida hay veces que lo que parece acercar


M

al amor, si se lo saca de contexto, estorba. Me impresiona cómo


un tipo de 16 años estaba dispuesto a quitar los estorbos. Son deci-
A

siones fuera de serie y al mismo tiempo muy comunes.


N
U

–¿Y qué piensas hacer?


ES

–Te va a dar risa. ¿Con quién se llevan mejor las chicas de ese
salón?
TA
ES

168
construyendo mi futuro | fichas

Ficha 1 Ficha 2

N

La sexualidad eess una fuerza
ue z que tienene que ver
v con los ttres niveles
i l s (el físico, Caso 1:

C
i n que ver
el psicológico y el espiritual): sobre todo tiene v con eel amor. También Debes dar un examen bimestral, en un curso que es difícil para ti. Recibes el examen

C
involucra los sentimientos y se expresa (como toda la persona) en el cuerpo, desde y no entiendes la primera pregunta ¿Cómo es tu reacción?

U
lo simple de una sonrisa hasta lo profundo de la unión de los esposos que se regalan Nivel Biológico:

D
todo: amor y sentimiento. Nivel Psicológico

O
Nivel Espiritual:

R
Por lo tanto esae sa fuerza
f eerr a está
st en cada
ad unon de nosotros
s tr
tr para ar ayudarnos
ar yd n

EP
a ar marar bien nuestra pirámide: si amas as de ver
v dada ere es mejor
ere m r, y si er r es
eres a 2:
Caso
o tee ese más
mejor ás fácil
fáci l amar.
am r Todo está en que, como
amar om los ooss buzos,
bbuu os, noo te Estás con un resfrío muy fuerte.

R
eedes
e s con
quedes c el ccoral aal y busques
uusq
sq el oro r dele fondo
ffondo.
on
fon Nivel Biológico:

SU
Nivel Psicológico
Nivel Espiritual:

A
a 3 (para
Caso (p a mujeres):
m er

ID
Ofendiste a tu mejor amiga y ella está decepcionada. Te das cuenta que estuvo mal

IB
de tu parte. Para colmo tu grupo de amigas ya se enteró de lo que hiciste.

H
Nivel Biológico:

O
Nivel Psicológico

R
Nivel Espiritual:

.P
Caso 44: (para varones)
a n s)
A Se juntaron tus amigos para jugar al fútbol. Piensas que no eres malo, pero quedas
TR
al último a la hora de armar los equipos y te das cuenta que nadie te pasa
la pelota y todos insisten en que seas el arquero.
ES

Nivel Biológico:
U

Nivel Psicológico
M

Nivel Espiritual
A
N
U
ES
TA
ES

180 181
construyendo mi futuro | fichas

Ficha 3 Ficha 5

N

1. ¿Cuáles son las «piezas» de las que se compone nuestro mundo interior? ¿Cómo N ACCIÓN ¿POR QUÉ ES IMPORTAN TE? *

C
deben estar ordenadas estas piezas?

C
Campaña en contra de l a contaminación ambiental

U
2. ¿Qué tenemos que mirar para descubrirnos a nosotros mismos?
Campaña en contra de l a matanza de l os del fines

D
3. ¿Por qué es bueno pensar en uno mismo y conocerse para mejorar?

O
Limpieza de parques

R
4. ¿Por qué necesitamos de los demás?
Campaña en contra del aborto

EP
Campaña de vacunación gratuita de pol io y varicel a

R
Col ecta masiva de comida y ropa en favor de l os

SU
damnificados en una zona de desastre del país
Ficha 4

A
Fumigación de sembríos

ID
1. ¿Cuál debe ser la actitud del hombre frente a la naturaleza?

IB
2. ¿Qué puede pasar si aceptamos las cosas sin mucho análisis?
Ficha 6

H
3. Las «normas actuales», las modas y las costumbres negativas ¿son inamovibles

O
o podemos hacer algo para mejorar el entorno? “El amor sólo puede conservarse dándolo a otros…

R
La verdadera felicidad se encuentra en el amor desinteresado,
4. ¿Cuáles son los dos tipos de cosas que se mencionan en el texto ?

.P
en el amor que aumenta a medida en que es compartido.
5. ¿Qué clases de cosas culturales conoces? No hay límite para la posibilidad de compartir el amor
A y, por consiguiente,
TR
6. ¿Cómo es la doble vía que se da frente a las cosas culturales? la felicidad potencial de semejante amor es ilimitada”
ES

7. ¿Qué factor tiene que estar presente en la sexualidad humana? Thomas Merton, «Los hombres no son islas»
U

8. ¿Qué actitudes debemos tener frente a las modas y costumbres?


M
A
N
U
ES
TA
ES

182 183
construyendo mi futuro | fichas

ti más que un zorro semejante a cien mil zorros, pero si me domesticas tendremos Ficha 20

N
necesidad el uno del otro.


Sólo se conocen las cosas que se domestican”. 1. Los adolescentes y las relaciones sexuales:

C
En la Tierra, las «personas grandes» no conocen porque no «domestican». Por eso,

C
les cuesta salir de sí mismas. Pero si aprendieran a hacerlo, dejarían de sentirse – ¿Cuántos adolescentes que han tenido relaciones sexuales siguen juntos to-

U
«serias» y se convertirían en seres simplemente humanos; dejarían de amar las cifras davía?

D
y comprenderían el lenguaje de las flores, de las puestas del sol y de las lágrimas; “La relación sexual es el modo más seguro y rápido de poner fin a una

O
saldrían de su casa llena de rutina y monotonía y entrarían en el mundo siempre buena relación” (Randy Alcorn).

R
insólito e importante del «otro». – No sólo nos hacemos daño al quedar la chica embarazada (en el caso del

EP
Entonces, sabrían «crear lazos» y dejarían que otros también pudieran crearlos y chico que embaraza a la chica el efecto psicológico es el mismo) o al contraer
todos juntos domesticarían la convivencia, cada hombre sería y se sentiría respon- SIDA. Existen también heridas emocionales.

R
sable de su hermano: “Las cicatrices emocionales acompañan a menudo el sexo prematrimonial.

SU
“Eres responsable para siempre de lo que has domesticado”. Hay una sola primera vez para tener relaciones sexuales. Si tú lo has hecho
con alguien que no será el compañero de toda tu vida, se convertirá en

A
Antoine de Saint Exupéry «El Principito» algo que desearás olvidar”1.

ID
– Tener relaciones sexuales no es una garantía de permanecer juntos.
Ficha 18 De acuerdo a una encuesta realizada por Robert O. Blood Jr. sobre este tema,

IB
“la relación sexual prematura produce más noviazgos rotos que fortaleci-

H
a) ¿Cuándo se vive plenamente el amor de pareja? dos”. Según Burgess y Wallins, otros encuestadores, “más compromisos se

O
b) ¿Por qué no es bueno tener relaciones sexuales en pleno «Efecto Coyote»? han roto por las relaciones sexuales antes del matrimonio, que por ninguna

R
c) ¿Cómo se aplica el ejemplo del beduino en nuestra vida? ¿Qué tiene que ver la otra causa, y cuanto más frecuentes esas relaciones, más alto el porcentaje

.P
paciencia con esta actitud? de anillos devueltos”2.
A – Tener relaciones sexuales no es garantía de amar al otro. Por el contrario,
TR
las relaciones sexuales mediante presión y antes de establecer una relación
Ficha 19 duradera y seria es la mejor ocasión para utilizar al otro.
ES

– La mayoría de los adolescentes no terminan de sentirse bien luego de tener


a) ¿Por qué la soledad es una de las características del «Efecto Coyote»? ¿Cómo es relaciones sexuales.
U

“...el informe Sorenson, que es hasta ahora el informe más completo que
M

la relación si aparece una «Coyotita»?


b) ¿Por qué en una relación así no se puede hablar verdaderamente de noviazgo, se puede obtener sobre la sexualidad de la juventud, dice que las chicas ado-
A

ni siquiera de tener enamorado o enamorada? lescentes que han tenido su primera relación sexual, usan estas cuatro palabras
N

c) ¿Qué rasgo mencionó Sonia como propio del amor de esposos? ¿Qué diferencias
U

notas entre esto y lo que viven los «Coyotes»?


ES

1 McDowell, Josh y Day, Dick. ¿Por qué esperar?, Editorial Unilit, Miami 19902 (Tes-
timonio de un adolescente recogido en el libro de McDowell), p. 309.
TA

2 Ibid.
ES

186 187
construyendo mi futuro | fichas

Ficha 31 3. ¿Qué relación ve Héctor entre la montaña y la vivencia de la auténtica sexua-

N
lidad?


“Considere los hechos: la superficie de Texas consta de 262,000 millas cuadradas 4. ¿Cómo influye la presión del grupo?
y los estimados actuales de la población mundial total es de 5,600 millones. Si

C
5. ¿Por qué crees que ayudó la negativa de Verónica a Héctor?

C
convertimos las millas cuadradas en pies cuadrados –multiplicando las millas por

U
2,280 pies– y dividimos esa cifra por la población total, se llega a la conclusión Ficha 33

D
de que hay 1,300 pies cuadrados por habitante. De manera que una familia de cinco

O
personas ocuparía un espacio de 6,500 pies cuadrados. Esto se aplica si se trata de 1. ¿Cuáles son las consecuencias de ver a la mujer como un objeto?

R
casas de un solo piso en medio de un lote. Si consideramos una combinación de tipos 2. ¿Que le recomendarías a una amiga tuya que piensa trabajar en una empresa

EP
de vivienda que incluya edificios de varios pisos, casas contiguas de más de un piso, fotográfica que toma fotos pornográficas y le pagan bastante bien?
edificios de apartamentos tanto pequeños como de más de 12 pisos, habría inclusive 3. ¿Por qué la pornografía tergiversa y denigra la dignidad de una mujer?

R
mucho más espacio vital. Esto permitiría mucho espacio para jardines y todas las 4. ¿Como puede un hombre ayudar a evitar la pornografía?

SU
carreteras y calles necesarias. Asimismo, el resto del mundo estaría disponible para
la agricultura, la manufactura y la recreación.”10 Ficha 34

A
1. ¿Cómo se vive y construye el respeto por el otro?

ID
2. ¿Qué implica el tener respeto por el otro?

IB
Ficha 32
3. ¿Se puede construir el amor sin respeto?

H
1. Describe una vida en la que sólo se busca «pasarla bien».

O
2. Utiliza este texto para guiarte: Ficha 35

R
“Hay gente, entre ellos muchos adolescentes y muchos jóvenes, que tienen como
a) Describe los 4 elementos de la fidelidad.

.P
lema de su vida: «PASARLA BIEN». Pasarla bien. Pronto. Ahora mismo... Sin com-
b) ¿Cómo se aplican estos elementos en la vida cotidiana?
plicarse la existencia con proyectos que exijan esfuerzos, constancia, espera...
Nadie propone abolir el placer de la música, abolir las caseteras, la televisión,
A c) ¿Cuándo crees que una pareja de novios está preparada para el matrimonio?
TR
¿Por qué es importante vivir el perdón para ser fieles?
los salones de baile, ni los juegos que apasionan a los adolescentes y jóvenes...
ES

«Pasarla bien» no es la forma de construir una vida creativa y útil. Tampoco


feliz. Es más bien el contrapiso de la mediocridad. El que sólo aspire a «pasarla
U

bien», necesariamente será un mediocre.”11


M
A
N
U

10 Suplemento de Human Life Alliance of Minnesota Education Fund, Inc., 1998, p.


11. Aunque en el presente seamos más personas, el espacio de Texas sigue siendo
ES

suficiente. En todo caso el ejemplo sirve para darnos cuenta la desproporción de


la mentira de quienes manejan datos alarmistas.
TA

11 Labaké, Julio César. Op. cit., p. 105.


ES

196 197