Vous êtes sur la page 1sur 8

1. MARIHUANA Es la droga ilegal preferida por los usuarios.

Los efectos al fumarla van desde la


falta de coordinación física, a la taquicardia, somnolencia o depresión. Además, el humo de la
marihuana contiene alrededor de un 70 por ciento más de sustancias causantes de cáncer que el
humo del tabaco, según ha confirmado la Fundación por un Mundo Libre de Drogas (FMLD).

2. COCAÍNA
La cocaína es un estimulante del sistema nervioso y genera una fuerte adicción. Su efecto inmediato
se presenta en síntomas como la paranoia, el enfado o la ansiedad. Sus mayores riesgos son el
ataque cardíaco o la apoplejía, que pueden causar la muerte repentina.
3. INHALANTES Las drogas que se inhalan aumentaron de un 1'4 por ciento en 2002 a un 2'4 por
ciento en el 2008. Estas sustancias son las causantes de la irritación de las mucosas nasal y bucal.
Los daños más graves que generan estas drogas son la ceguera, el infarto cerebral, la pérdida de
memoria y problemas cardíacos.

4. ALCOHOL Los efectos inmediatos del alcohol son la euforia, la desinhibición y la sensación
repentina de bienestar. El consumo excesivo de alcohol también causa daños permanentes al
cerebro, que se presentan como convulsiones y delirios, además de dificultar la absorción de las
vitaminas B, E, A, K y C. 5.
5. TABACO El hábito de fumar perjudica a casi todos los órganos del cuerpo, además provoca el
envejecimiento prematuro de la piel y tiene relación directa con numerosos tipos de cáncer, como el
de pulmón o el de la cavidad oral, según ha publicado el portal 'salud180'.

6. TRANQUILIZANTES Están dentro de esta categoría los medicamentos utilizados para tratar el
estrés, la ansiedad o conciliar el sueño. En el corto plazo generan aislamiento, cansancio y
disminuyen la reacción emocional. En el
largo plazo generan cambios en el peso, dificultades para conciliar el sueño y alteraciones de los
periodos menstruales.
7. ANFETAMINAS Se trata de un tipo de drogas que estimulam el sistema nervioso y que suelem
presentarse en cápsulas o pastillas. Aumentan el estado de alerta y generan comportamientos
agresivos y violentos. Además, suelen generar pérdida del apetito.

8. ÉXTASIS Según ha informado la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en México se


consumen al año alrededor de 400 kilogramos de éxtasis. Esta droga aumenta la memoria, tiene
efectos antidepresivos y sirve para aumentar la resistencia física. Sin embargo, puede causar la
muerte repentina, ya que conduce a la deshidratación y el daño cerebral.
9. HEROÍNA Los efectos inmediatos al consumir heroína son la sequedad en la boca, la pesadez
del cuerpo y alteraciones del sistema nervioso central. Además, el consumo de esta droga puede
incluir el aborto espontáneo, el colapso venoso y enfermedades infecciosas por compartir jeringuillas.

10. LSD Se trata de una droga altamente alucinógena y que contiene sustancias químicas que
alteran el estado de ánimo. Los efectos alucinógenos pueden durar hasta 12 horas, lo que causa
mayor sensibilidad. Puede ser causa de muerte, esquizofrenia y paranoia, y quien la consume está
constantemente angustiado.
La marihuana es una de las drogas más usadas en el mundo. Existe una brecha cada
vez mayor entre los últimos descubrimientos científicos sobre la marihuana y los mitos
que la rodean. Algunas personas creen que ya que es legal en algunos lugares, debe ser
segura. Pero tu cuerpo no sabe distinguir entre una droga legal y una droga ilegal. Sólo
sabe el efecto que la droga crea una vez que la has tomado. El propósito de este folleto
es aclarar algunos de los malentendidos acerca de la marihuana.

La marihuana proviene de la planta de cáñamo de la India, y la parte que contiene la


“droga” se encuentra principalmente en las flores (comúnmente llamados “cogollos”) y
en menor cantidad en las semillas, hojas y tallos de la planta.

La marihuana, cuando se vende, es una mezcla de hojas secas, tallos, flores y semillas
de la planta del cáñamo índico. Tiene un color normalmente verde, marrón o gris.

El hachís es una resina de color canela, marrón o negra que se seca y se prensa en
barras, trozos o bolas. Cuando se fuma, tanto la marihuana como el hachís emiten un
aroma dulzón y característico.

Hay más de 400 sustancias químicas en la marihuana y el hachís. El químico que causa
intoxicación o el “viaje” en los usuarios se denomina THC (abreviatura de
tetrahidrocannabinol). El THC crea los efectos que alteran la mente que clasifican a la
marihuana como “droga”.

Las plantas, como los animales, tienen rasgos que los protegen en la naturaleza. Las
plantas pueden tener colores o patrones que les brindan camuflaje de otros
depredadores, o pueden contener venenos o toxinas que, cuando se comen, hacen que
los animales se enfermen o alteran su capacidad mental, poniéndolos en riesgo en la
naturaleza. El THC es el mecanismo protector de la planta de marihuana.

Intoxicación significa literalmente “envenenamiento al ingerir una sustancia tóxica en el


cuerpo”. Cualquier sustancia que intoxica causa cambios en el cuerpo y la mente. Puede
crear adicción o dependencia, causando que una persona quiera tomar esa droga incluso
si le daña.

Puede que hayas oído a alguien decir que debido a que la marihuana es una planta, es
“natural” y por lo tanto es inofensiva. Pero no lo es. La cicuta, una planta venenosa,
también es “natural”, pero puede matar..