Vous êtes sur la page 1sur 6

El Origen de la Vida

¿Cómo se originó la vida en la Tierra? ¿Fue debido a causas naturales o a la acción de un creador? ¿Es la vida
resultado del diseñoo de la evolución? ¿Qué nos dice la evidencia científica?
El Método Científico: Observación e Hipótesis
Puesto que el método científico se basa en la observación, para proponer una hipótesis científica sobre el origen
de la vida debemos primeramente definir qué es un ser vivo y observar detenidamente cuáles son sus características.
A continuación nos preguntaremos cómo llegaron a existir estas características que la vida posee. En otras
palabras, la ciencia construye sus hipótesis basándose únicamente en las características observadas.

¿Qué es la vida? Sistemas, Reproducción e Información


La vida se sustenta en sistemas biológicos que se reproducen en base a la información codificada en su
genoma. Por lo tanto cualquier explicación sobre la causa que provocó el origen de la vida debe explicar el origen de
sus sistemas, de su reproducción y de su información genética.

1. Sistemas Biológicos
Los seres vivos son sistemas biológicos porque están compuestos por múltiples elementos que cooperan entre sí
para conseguir un fin que no podrían alcanzar por separado.

2. Reproducción
Los seres vivos surgen por reproducción, es decir, proceden de individuos que poseen la capacidad de hacer
copias de sí mismos. Todos los seres vivos se originaron en organismos dotados de sistemas reproductivos que les
capacitan para dejar descendencia.

3. Información
Los seres vivos se generan a partir de la información genética. Esta información está almacenada en una
molécula llamada ADN en el interior de la célula. El ADN contiene todas las instrucciones necesarias para fabricar una
copia del organismo. En el momento de la reproducción el organismo lee y ejecuta de forma automática estas
instrucciones previamente programadas en su ADN.
Hipótesis Científicas sobre el Origen de la Vida
¿Cómo se originaron estos sistemas que se reproducen ejecutando instrucciones previamente codificadas en
una molécula?
Una hipótesis científica del origen de la vida debe explicar el origen de estas características que observamos en los
seres vivos. ¿Son estas características el resultado de la acción de un Diseñador Inteligente o de la acción de fenómenos
naturales? ¿Qué causa tiene la capacidad de producir sistemas biológicos que se reproduzcan usando información
codificada?
Hipótesis Naturalista: La Evolución Química
El naturalismo es un sistema filosófico y de creencias que sostiene que no existe nada fuera de la naturaleza y
que la naturaleza no muestra evidencias de haber sido creada.
El naturalismo es un sistema de creencias que explica el origen de la vida mediante hipótesis científicas tales
como la Evolución Química, la Abiogénesis o la Generación Espontánea. Estas teorías postulan que los
primeros seres vivos surgieron espontáneamente a partir de la materia inerte por causas puramente naturales.
Eso implica que de alguna forma la materia, dejada a sí misma, se transformó en sofisticados sistemas biológicos
capaces de reproducirse usando información, es decir instrucciones de montaje, codificada previamente en una
molécula.
Ante la propuesta naturalista deberíamos ser honestos y preguntarnos: ¿Es biológicamente posible que la materia
inerte se transforme por sí misma en seres vivos, es decir en sistemas biológicos capaces de reproducirse usando
la información codificada digitalmente en su genoma?¿posee la materia inerte capacidad de transformarse por sí
sola en seres vivos?

Principales teorías del origen de la vida


1- Teoría del creacionismo
La teoría del creacionismo plantea que la vida surgió gracias a la intervención de un ser supremo (Dios). Esta teoría se
sustenta en el relato bíblico, según el cual toda la creación se efectuó en tres días.

En la biblia, se indica que en el primer día, Dios creó el cielo y la tierra. Al segundo, creo el día y la noche, la luz y la
oscuridad. En el tercer día, creó los mares y la vegetación (primer signo de vida en la Tierra).
En el cuarto día, Dios creó el sol y la luna para diferenciar el día de la noche. Asimismo, creó las estrellas. En el quinto
día, se crearon las criaturas acuáticas y las aves.
En el sexto día, se crearon los animales terrestres. Durante este mismo día, Dios creó al hombre del polvo.

Al ver que el hombre estaba solo, decidió crearle una compañera. De este modo, durmió al hombre, le quitó un par
de costillas y creó a la primera mujer. Por último, en el séptimo día Dios descansó.

Todo esto se encuentra en los dos primeros capítulos del Génesis, que es el primer libro de la biblia. Este relato
constituye la base de muchas religiones.

2- Teoría de la generación espontánea


La generación espontánea señala que se puede producir vida a partir de materia inerte. Por ejemplo, los ratones
surgen del papel de periódicos, las moscas surgen del estiércol y de la basura, los patos se originan a partir de los
frutos de algunas plantas, entre otros.

Las teorías sobre la generación espontánea son muy antiguas, tan antiguas como las civilizaciones egipcias y
mesopotámicas.

En el Antiguo Egipto, se creía que los sapos, los gusanos y las ratas surgían del lodo que se encontraba en las riberas
del Nilo.

El filósofo griego Aristóteles (384 a.C.-322 a.C.) apoyaba la teoría de la generación espontánea. Este consideraba que
los peces podían surgir de las hojas de los árboles que caían en un estanque. Por otra parte, las hojas que caían sobre
la tierra generaban gusanos e insectos.

Hasta el siglo XIX, muchos científicos consideraban acertada esta teoría. Rosso (un naturalista inglés) señaló que
“dudar de que los escarabajos son engendrados por el estiércol de vaca es dudar de la razón, el juicio y la
experiencia”.

William Harvey (el científico que descubrió la circulación de la sangre) y Van Helmont (médico y botánico) también
creían en la generación espontánea.

De hecho, Van Helmont afirmaba poseer un modo de crear ratones artificialmente. Este método consistía en poner
en trigo, prendas sudadas y paja en una caja de cartón. Al cabo de un mes, se habrían generado ratones
espontáneamente.

Esta teoría confundía atracción con generación. Evidentemente, el estiércol atrae moscas que ponen huevos
generando nuevas moscas, pero esto no quiere decir que estos insectos hayan sido creados por el estiércol.

En el siglo XVII, comenzó la oposición a este teoría. Uno de los primeros trabajos en contra de la generación
espontánea fue realizado por Francisco Redi, en el año 1665. El trabajo de Redi se basó en la premisa de que la carne
putrefacta genera moscas.

Para el desarrollo de su investigación, Redi planteó dos hipótesis: (a) que las moscas surgen de la carne por
generación espontánea y (b) que las moscas nacen de los huevos que otras moscas han dejado en la carne
putrefacta.

Realizó un experimento con dos envases con carne putrefacta en su interior. Uno de los envases estaba descubierto,
mientras que el otro estaba tapado.

Pasados los días, Redi observó que en la carne al descubierto había larvas y moscas, mientras que la carne del frasco
tapado no presentaba ninguno de los dos.
De este modo, Redi comprobó que las moscas no surgían de la carne putrefacta. A pesar de los descubrimientos de
Redi, muchos científicos continuaron creyendo en la generación espontánea.

Fueron los trabajos de Luis Pasteur los que le dieron el golpe definitivo a esta teoría. Este científico realizó
experimentos con caldos calentados.

Concluyó que los microorganismos no surgían del caldo, sino que se encontraban en el aire y encontraban el caldo
propicio para reproducirse. De este modo, quedó desacreditada la teoría de la generación espontánea.

3- Teoría de la panspermia
La teoría de la panspermia señala que la vida no surgió en el planeta Tierra, sino que proviene del espacio exterior en
forma de bacterias y otros microorganismos.

Estos organismos llegaron a la Tierra transportados por el polvo cósmico y los meteoritos, los cuales fueron atraídos
por la gravedad terrestre.

Dicha teoría fue planteada por Richter en el año 1865 y obtuvo el apoyo de otros científicos (como Arrhenius).

Sin embargo, dicha hipótesis no presenta suficiente evidencia que pueda comprobar su veracidad, por lo que fue
descartada.

La teoría de la panspermia señala que los microorganismos fueron capaces de soportar el frío intenso (del vacío en el
espacio exterior) y las altas temperaturas (al entrar en la atmósfera terrestre).

Esta explicación parece imposible, puesto que no se conocen organismos capaces de soportar dichas condiciones.

Sumado a esto, la teoría de la panspermia no explica cómo surgió este microorganismo extraterrestre. Por este
motivo, no propone una verdadera explicación del origen de la vida.

4- Teoría de la evolución química o abiogénesis primaria


La teoría de la evolución química, también llamada la teoría Oparin-Haldane, señala que la vida en la Tierra surgió a
través de una serie de cambios (evoluciones) químicas que se dieron hace 3000 millones de años.

De acuerdo con esta teoría, la generación espontánea no es posible en las condiciones actuales de la Tierra. Sin
embargo, las condiciones eran otras hace miles de millones de años (cuando el planeta fue creado).

En la década de los 20, Alexander Oparin (un químico ruso) señaló que la vida surgió de la materia muerta gracias a
las circunstancias ambientales que presentaba la Tierra.

Este teoría es conocida como la teoría de la abiogénesis primaria, porque hace millones de años surgió la primera
célula, y esta célula dio origen a las demás.

De manera simultánea, J.B.S. Haldane (un científico británico) llegó a las mismas conclusiones que Oparin.

Estos científicos plantearon que primero se formaron moléculas necesarias para que se desarrollaran los seres vivos.
En primer lugar, se crearon los aminoácidos y después estos se combinaron para dar lugar a polímeros complejos.

Una vez desarrolladas todas las moléculas necesarias, estas se juntaron para dar lugar al primer organismo primitivo.

Oparin propuso que, de algún modo este organismo evolucionó químicamente. Dicho organismo logró separar sus
componentes del resto del ambiente gracias a única pared celular, formando una estructura semejante a la de una
burbuja. De este modo surgió la célula primaria.
Los trabajos de Oparin fueron publicados en inglés en 1938 y no recibieron la atención que ameritaban. Sin embargo,
Harold Urey y su estudiante Stanley Miller decidieron seguir las líneas de estudio del ruso.

5- Teoría del Miller-Urey o teoría del caldo primario


La teoría Miller-Urey se basa en la teoría de la abiogénesis primaria. Estos dos científicos intentaron recrear las
condiciones de la Tierra en sus primeros años.

Esto se hizo con el objeto de demostrar que la vida se pudo haber originado gracias a las reacciones que se dieron en
el ambiente terrestre con déficit de oxígeno.

Para ello, desarrollaron una atmósfera rica en hidrógeno y carente de oxígeno en forma gaseosa. Esta atmósfera fue
volcada sobre un medio líquido (para recrear el océano, en el que se cree que surgió la vida).

Todo esto se encontraba a una temperatura de 100 °C, a la vez que se sometía a descargas eléctricas constantes (que
simulaban los rayos). Este ambiente que crearon Miller y Urey representa el caldo primario en el que surgió la vida.

Una semana después, Miller y Urey notaron que cerca del 15% del gas metano presente en la atmósfera artificial se
había transformado en compuestos más sencillos de carbono (tales como los formaldehídos).

Posteriormente, estos compuestos simples se combinaron para formar moléculas como el ácido fórmico, la urea y
aminoácidos (como la glicina y la alanina).

Los aminoácidos son una de las estructuras esenciales para la formación de proteínas y otras moléculas complejas
necesarias para la formación de seres vivos.

Cabe destacar que después se comprobó que algunos de los elementos del caldo de Miller-Urey no estaban
presentes en la atmósfera primitiva de la Tierra.

Sin embargo, este experimento mostró que las moléculas esenciales para el desarrollo de vida sustentable se podían
formar de manera natural a partir de elementos inorgánicos.

6- La teoría del ARN vs. la teoría de las proteínas


Después de que se estableció la posibilidad de que las moléculas pudieron haber surgido de forma más espontánea
en la Tierra primitiva, se generó la siguiente duda: ¿qué moléculas surgieron primero: el ácido ribonucleico (ARN) o
las proteínas?

Teoría del ARN


Los defensores de la teoría del ARN plantean que esta molécula hereditaria es esencial para el desarrollo de otros
compuestos.

Esta teoría ganó importancia cuando Thomas Cech descubrió las ribozimas, moléculas de ARN que contienen
enzimas.

Estas enzimas tienen la capacidad de crear enlaces entre aminoácidos para formar proteínas. De este modo, si las
moléculas de ARN podían transmitir información y actuar como enzimas, ¿para qué eran necesarias las proteínas?

Teoría de las proteínas


Los defensores de la teoría de las proteínas señalan que sin enzimas (las cuales son proteínas) ninguna molécula
podría haberse replicado (ni siquiera el ARN).

Asimismo, esta teoría señala que los nucleótidos (componentes de los ácidos nucleicos) son demasiado complejos
como para formarse de manera espontánea.
Sumado a esto, las proteínas son mucho más fáciles de sintetizarse (como lo probó el experimento Miller-Urey).

Cabe destacar que los nucleótidos también pueden formarse a partir de componentes inorgánicos si las condiciones
son adecuadas.

Como se puede ver, decir qué surgió primero (el ARN o las proteínas) es una paradoja que aún no se ha resuelto.

7- Teoría de las fuentes hidrotérmicas


La atmósfera primitiva de la Tierra era hostil, con poco oxígeno en estado gaseoso. No existía una capa de ozono que
protegiera el planeta.

Esto significa que los rayos ultravioletas del Sol podían llegar fácilmente a la superficie terrestre. Por lo tanto, la vida
en la Tierra no era posible.

Esto ha hecho que muchos científicos conjeturen que los primeros seres surgieron en las aguas profundas, donde no
alcanzaban los rayos ultravioletas.

Más concretamente, se considera que la vida se originó cerca de las fuentes hidrotérmicas. A pesar de que estas
fuentes de agua son sorprendentemente calientes, incluso hoy en día muestran formas de vida primitiva que
pudieron haber surgido en el Precámbrico.

Por este motivo, es muy plausible pensar que los primeros organismos surgieron bajo el agua. De allí, evolucionaron
hasta formar las distintas especies que conocemos hoy en día.

EL SER HUMANO Y SU PROCESO DE HUMANIZACION

El ser humano como producto de un proceso de transformaciones


El proceso de humanización puede ser analizada desde dos perspectivas. La primera se refiere a
la transformación y evolución de los caracteres morfológicos fundamentales del ser humano, o,
dicho de otra manera, se refiere al proceso a través del cual el cuerpo humano ha llegado a ser
como es hoy. A este proceso lo denominaremos hominización. Desde esta perspectiva, lo que
interesa fundamentalmente son los datos que entrega la paleontología en relación a las leyes que
rigen la evolución biológica. La segunda se relaciona con la transformación psíquica, es decir,
con la aparición de la inteligencia, del pensamiento abstracto y de la conciencia humana con las
manifestaciones psicológicas y culturales que de ésta derivan. A este proceso que conduce al
surgimiento y desarrollo de la conciencia lo denominaremos humanización.
Aclararemos, en primer lugar, que hay dos perspectivas básicas para entender este tema. Por un
lado, la filosofía y la religión, desde que nacieron, han tratado este tema con la máxima
profundidad. Este es un enfoque posible cuando pretendemos entender estos fenómenos. La otra
perspectiva es la científica y desde allí, las ciencias que más aportes han realizado son la
paleontología, la biología y la antropología. Desde estas disciplinas se ha logrado trazar, con
cierta rigurosidad científica, el largo camino que el Ser Humano -su actual sistema nervioso y
psicológico, las sociedades que ha configurado y las culturas que ha generado- han recorrido para
llegar a lo que hoy todos conocemos.
Pero, antes de entrar en materia, sería conveniente realizar una aclaración que nos parece
esencial. Cuando hablamos de hominización -en tanto proceso que lleva a la configuración
del Hombre como lo conocemos hoy biológicamente- y, de humanización -como proceso que
permite la transformación del Hombre en Ser Humano- podemos adoptar muchas perspectivas.
La humanización se refiere a los cambios Que se producen en la conducta de los individuos de las distintas especies de Homínidos.
Estas conductas se adquieren por procedimientos de ensayo y error, y Se transmiten por imitación.

La hominización y la humanización se influyen y retroalimentan: los cambios anatómicos y Fisiológicos posibilitaron la aparición de
nuevas conductas, y su desarrollo contribuyó A que se produjeran nuevos cambios biológicos.

Destaquemos las Siguientes conductas adquiridas en el proceso de humanización:

La fabricación de utensilios

Otros animales pueden Usar aquello que encuentran, pero no fabricar lo que necesitan. Gracias a la Bipedestación, en los homínidos
la mano quedó libre de las tareas relativas al Desplazamiento. Así se ocupó de transportar instrumentos hallados al azar y Luego de
fabricarlos para fines concretos.

Para fabricar Utensilios y armas hay que planificar y diseñar el instrumento pensando en su Posible utilidad en el futuro (lo que
facilita el desarrollo cerebral) y Manipular hábilmente materiales (lo que potencia la especialización funcional De las manos).

El control y la utilización del fuego

Primero se controló y Utilizó el fuego y, luego, se consiguió producirlo. El dominio del fuego Facilitó la caza (otra conducta
Importante en la humanización), proporciónó protección frente al frío y los Depredadores, permitíó la cocción de los alimentos y,
así, eliminó posibles Toxinas y facilitó la digestión.

El lenguaje

Para que aparezca la capacidad para Comunicarse a través de un lenguaje articulado deben producirse dos cambios Biológicos
(hominización) importantes: desarrollarse la zona del cerebro que Sirve para controlar nuestra capacidad lingüística y desarrollarse
el aparato Fonador (integrado por la laringe, las cuerdas vocales, la faringe y la boca).

A Partir del momento en que aparece el lenguaje, el proceso de humanización se Aceleró. Se incrementaron enormemente las
posibilidades de aprendizaje y de Organización social. Ambos aspectos, el aprendizaje Y la organización social, son
Carácterísticos también de la humanización.