Vous êtes sur la page 1sur 4

A#4_AEBP

El conflicto es psicológicamente inevitable cuando los seres humanos viven en


comunidad, porque es inherente a la interacción humana. Donde hay interacción
social y humana entre dos o más personas, o grupos, inevitablemente habrá
desavenencias que habrá que solucionar y, en todo caso, administrar
adecuadamente. Pero a la vez es sociológicamente necesario, pues es la única
manera que las personas tenemos de provocar cambios en la realidad social.
Sin conflictos, la sociedad no se modificaría ni avanzaría y, en consecuencia,
desaparecería por lo que no deben ser vistos como algo negativo, sino más bien
como una oportunidad para conocernos y así mejorar nuestras relaciones
futuras. Así, es mejor hablar de su gestión y no de su resolución. El conflicto
siempre está inserto en un contexto social determinado, es decir, tiene una
historia en la que se ha generado y no puede desvincularse de la historia de la
sociedad en la que se encuentra. (Ovejero, A,. 2004).
En este contexto podemos basarnos para comenzar hablar del inicio de una
problemática en la película Duelo de titanes, donde el principio de las diferencias
empieza con la diferencia de razas y eso conlleva a la diferencia de derechos y
comportamientos. Los prejuicios que existen en las personas pueden favorecer
para agrandar cualquier conflicto, también los rasgos de personalidad como el
temperamento y la falta de control de emociones, en la mayoría de los casos es
la que nos impulsan a revelarnos o comportarnos de una forma determinada en
una situación o hacia una persona, aunando la falta de empatía. También
podemos tomar encuentran otras variables relevantes que influyen en el
desarrollo como son:
Los valores: son creencias muy arraigadas con un componente moral. Los
conflictos de valores son los más difíciles de afrontar porque suponen
enfrentarnos a estilos distintos de ver la vida. Ceder valores supone cambiar
nuestra manera de ver el mundo y, por tanto, nuestra vida (Redorta, J., 2011).
Identidad: existe la identidad personal, propia de cada uno, y una identidad social
formada por las distintas identificaciones con los grupos de referencia. La
identidad social, que define el yo en términos de grupos de pertenencia y la
identidad personal, que define el yo en términos de relaciones persoanles y
rasgos idiosincráticos. La identidad social se asocia con comportamientos
grupales e intergrupales, como el etnocentrismo, los sesgos en favor del grupo
(endogrupo), solidaridad grupal, la discriminación intergrupal, la conformidad, el
comportamiento normativo, la estereotipación y el prejuicio (Hogg y Vaughan,
2008).
Discriminación es la negación de los derechos jurídicos, políticos, económicos y
sociales; es el acto de hacer una distinción o segregación que atenta contra la
igualdad de oportunidades. Por lo general, el término se utiliza para referirse a
la violación de igualdad de los derechos para los individuos por cuestión social,
racial, religiosa, orientación sexual o por razón de sexo (Piña, 2013).
En esta cinta podemos ver la guerra de poder como punto de partida entre los
principales personajes agregándole las diferencias antes mencionadas.
Hablando de poder se puede decir que según Whetten y Cameron (2011), los
individuos persiguen fines y luchan por el poder con conductas de hostilidad y
de competencia ya sea que estén enraizadas en pulsiones innatas o que resulten
de tensiones adquiridas. Según el modelo de Murray, la necesidad de poder, la
cual presenta un deseo de influir en los demás y controlar el entorno. Los
individuos con alta necesidad de poder buscan posiciones de liderazgo y tienden
a influir en otros también está la necesidad de afiliación que implica cohesión con
otros individuos con el fin de sentirse seguro y aceptado y la necesidad de logro
que se define como “el comportamiento hacia la competencia con un estándar
de excelencia”.
En la película podemos percibir rasgos de comportamiento y personalidad como
son el liderazgo y perfil de seguidor.

Coach Herman Boone: Coordinador defensivo. Mentor: Consejero o guía.


Persona de mayor experiencia que ayuda y aconseja a otros, con menos
experiencia, por un periodo.
Líder natural e institucionalizado, autocrático y positivo. Después se vuelve
democrático y delga.
Coach Bill Yoast: Entrenador en línea ofensiva.
Líder natural e institucionalizado, democrático y positivo.
Julius Campbell: Líder natural, autocrático, se vuelve democrático y positivo.
Seguidor eficaz.
Gerry Bertier: Líder natural, autocrático, se vuelve democrático y positivo.
Seguidor eficaz.
Petey Jones: Seguidor conformista. Participa, es un individuo activo, pero
dependiente y que no piensa en forma crítica, cumple con sus tareas y órdenes
evitando el conflicto en otras palabras son sujetos que dicen “si señor”.
Jerry 'Rev' Harris: Seguidor sobreviviente pragmático. Es un individuo que
manifiesta algunos rasgos de los cuatro estilos, dependiendo de cuál sea el que
mejor se ajusta a la situación prevaleciente minimizando el riesgo, casi siempre
son partidarios “del término medio”, como resulta difícil discernir dónde radican
los problemas, presentan una imagen ambigua de matices tanto positivos como
negativos.
Louie Lastik: Seguidor sobreviviente pragmático. Es un individuo que manifiesta
algunos rasgos de los cuatro estilos, dependiendo de cuál sea el que mejor se
ajusta a la situación prevaleciente minimizando el riesgo, casi siempre son
partidarios “del término medio”, como resulta difícil discernir dónde radican los
problemas, presentan una imagen ambigua de matices tanto positivos como
negativos.
Ronnie 'Sunshine' Bass: En un principio fue un seguidor alineado pero después
se volvió seguidor eficaz. Es un individuo que es al mismo tiempo independiente
y crítico, es muy activo en su grupo, muestra una imagen constante de
compromiso
Sheryl Yoast : Líder natural, autocrático que se vuelve democrática.
Carol Boone: Líder laissez-faire, proporciona el material necesario y deja en
total libertad para tomar decisiones y hacer su trabajo.
Emma Hoyt: Seguidor sobreviviente pragmático. Es un individuo que manifiesta
algunos rasgos de los cuatro estilos, dependiendo de cuál sea el que mejor se
ajusta a la situación prevaleciente minimizando el riesgo, casi siempre son
partidarios “del término medio”, como resulta difícil discernir dónde radican los
problemas, presentan una imagen ambigua de matices tanto positivos como
negativos.

Blue Stanton (as Earl C. Poitier): Seguidor eficaz. Es un individuo que es al


mismo tiempo independiente y crítico, es muy activo en su grupo, muestra una
imagen constante de compromiso, propicia el cambio, situación que los puede
llevar a riesgo o conflicto incluso con sus líderes con el fin de lograr los objetivos
organizacionales, son competentes y asumen tanto sus fortalezas como
debilidades.
Alan Bosley: Seguidor sobreviviente pragmático. Es un individuo que manifiesta
algunos rasgos de los cuatro estilos, dependiendo de cuál sea el que mejor se
ajusta a la situación prevaleciente minimizando el riesgo, casi siempre son
partidarios “del término medio”, como resulta difícil discernir dónde radican los
problemas, presentan una imagen ambigua de matices tanto positivos como
negativos.
Ray Budds: Seguidor pasivo, no manifiesta un pensamiento crítico ni
independiente y no participa en forma activa, estos sujetos esperan que el líder
piense por ellos y no trabajan con entusiasmo y solo realizan las actividades que
se les pide y deben estar sujetos a una supervisión constante.
Frankie Glascoe
Referencias
Agüero, Barriento Delgado. (2009). Dirección y control. Argentina: El Cid editor
Covey, Stephen R. (2013 reedición). Liderazgo centrado en principios. Paidós
Ibérica.
Chiavenato, Idalberto. (2004). Comportamiento Organizacional, México:
Thompson.
Whetten, D. y Cameron, K. (2011). Desarrollo de habilidades directivas. (6°
ed.). México: Pearson Educación
Hogg, M. y Vaughan, G. (2208). Psicología Social. (5° ed.) España: Editorial
Médica Panamericana
Piña, M. (2013). Aceptación, estigma y discriminación. Estudiantes normalistas
ante sectores vulnerables. (1° ed.). México: Días de Santos
Ovejero Bernal, A. (2004). Técnicas de negociación: cómo negociar eficaz y
exitosamente. España, McGraw-Hill
Redorta, J. (2011). Gestión de conflictos: lo que necesita saber. España,
Editorial UOC.
Whetten, D. y Cameron, K. (2011). Desarrollo de habilidades directivas. (6°
ed.). México: Pearson Educación