Vous êtes sur la page 1sur 14

Instalaciones Eléctricas USO2016

Polarización y Red de Tierra

La alternativa de poner o no poner a tierra alguna parte de los sistemas de potencia, fue en un principio muy discutida, tal que el 10 de Marzo de 1892 el New York Board of the Fire Underwriters, (NYBFW), emitió un reporte sobre "Grounding of Electrical Wires", en que, dentro de otras exposiciones indicaba que la práctica de poner a tierra el neutro de los transformadores era peligrosa, y que debería ser evitada. Daba la conclusión que la práctica debería ser evitada por todas las razones expuestas, y tener todos los sistemas totalmente aislados.

El NYBFW por esa fecha envió un comunicado a todas las empresas eléctricas para que la práctica de poner a tierra los sistemas eléctricos fuera suspendida, y daba el plazo, para que todos los sistemas fueran totalmente aislados, para el 1ro. de Octubre de 1892. Argumentaba, que según los estudios de un Sr. Morton, se aseguraba que en el sistema monofásico de tres hilos con neutro aterrizado del Sr. Edison y de uso en la ciudad de Nueva York, era factible que cualquier contacto a tierra de cualquiera de los hilos podía causar un incendio.

Por otra parte, que cualquier parte metálica enterrada, como tubos de agua, de gas, rieles, etc., se convertían en elementos conductores de corriente, lo que era indebido. Las empresas eléctricas eran partidarias de poner a tierra los neutros, y en la National Conference on Standard Electrical Rules, en Marzo de 1896, el profesor Sr. Kennelly presentó una ponencia, en que proponía poner a tierra los neutros de los secundarios.

Argumentaba que en un transformador de 2000 a 115 volts, entonces en uso, si por alguna circunstancia había una falla de aislamiento del primario al secundario, las probabilidades de electrocución de cualquier persona eran menores si la baja tensión estaba conectada a tierra. Por ejemplo, cuando una persona que tocara un porta lámpara.

En Diciembre de 1900 la revista Electrical World and Engineer reportó que ya se había llegado a una solución, que permitía que todos los sistemas de menos de 550 volts estuvieran conectados a tierra en algún punto. Así apareció en el Código de

1901.

En el Electrical Commitee Meeting de 1903 del American Institute of Electrical Engineers, (AIEE), se sugirió y aprobó que todos los sistemas de corriente alterna deberían tener su secundario con el neutro conectado a tierra. "Un gran paso en la dirección correcta, primero, para la protección de las personas, y segundo para la protección de las propiedades contra los incendios causados por el uso de esta nueva fuente de energía conocida como electricidad".

En 1905 en la conferencia del AIEE, se resolvió que en todos los sistemas eléctricos de corriente alterna se debía tener el neutro conectado a los tubos de agua precisamente a la entrada de los edificios. En 1919 el AIEE y el Board of Fire Underwriters llegaron a la conclusión de que fuera obligatorio poner a tierra todos los sistemas de 150 volts o menos, y opcional para los de 250 volts o más, entre conductores y neutro. Luego se tomo la importancia del

planeta tierra como conductor eléctrico, y para ello se diseñó un medidor de resistencia de suelos, que contaba con cuatro terminales y cuatro varillas que debían ser enterradas en el área a medir.

En 1915, el Dr. Frank Wenner del U.S. Bureau of Standards desarrolló la teoría de este método de prueba. El Dr. Wenner encontró, que si la distancia enterrada (B) es pequeña comparada con la distancia de separación entre electrodos (A), como se aprecia en la figura.

planeta tierra como conductor eléctrico, y para ello se diseñó un medidor de resistencia de suelos,

Figura: Conexión de medidor de resistencia de tierra de cuatro varillas.

Desde 1970 se empleó en Estados Unidos un nuevo método contra descargas atmosféricas, el Método de la Esfera Giratoria, que serviría para calcular la zona o cono de protección de los pararrayos. El equipo dentro de la zona de protección debe ser conectado a la misma red de tierras para que no exista una diferencia de potencial entre puntos en el sistema.

En 1997 surgen en Francia, dos estándares para protección contra descargas atmosféricas, que están basados en la caja de Faraday sobre puntas iniciadoras.

En la actualidad, la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), dio a conocer la nueva normativa para la red de puesta a tierra confiable. Toda la red de tierra y, en general, toda conexión a tierra de equipos o estructuras debe cumplir con lo indicado en el Capítulo V, numeral 10, de las Normas Técnicas y Comerciales para la obtención del suministro de Energía Eléctrica, autorizado por la SIGET.

10.1 Toda red de tierra y en general toda conexión a tierra de equipos o estructuras
10.1 Toda red de tierra y en general toda conexión a tierra de equipos o estructuras
10.1 Toda red de tierra y en general toda conexión a tierra de equipos o estructuras
  • 10.1 Toda red de tierra y en general toda conexión a tierra de equipos o estructuras

debe cumplir con lo indicado en este numeral y lo establecido en las Normas Técnicas de Diseño, Seguridad y Operación de las Instalaciones de Distribución Eléctrica, con lo indicado en el Std. 80 del IEEE o en el Boletín de la REA 651.

  • 10.2 En toda instalación eléctrica deberá construirse una red de tierra exclusiva

como protección indispensable, independientemente del tipo de servicio eléctrico. En las instalaciones eléctricas de viviendas unifamiliares, la red de tierra podrá consistir en una barra de aterrizamiento según los requerimientos de la carga y la resistividad del suelo.

  • 10.3 El conductor neutro de la acometida, debe ser conectado a la red de tierra del

punto de recibo, centro de carga o unidad de consumo, a través de conductores de

aterrizamiento de cobre no forrados, de sección transversal no menor que el conductor de interconexión de los electrodos.

  • 10.4 Las redes de tierra deben ser construidas considerando los siguientes

requerimientos mínimos, para una resistividad de suelo promedio, no obstante en todo caso se deberá obtener una resistencia de puesta a tierra menor de 25 ohmios:

Instalaciones eléctricas de viviendas unifamiliares:

1 electrodo de cobre de 5' x 5/8", conectado con conductor de cobre de calibre mínimo No. 8 AWG (8.37 mm 2 )

Instalaciones eléctricas con capacidad instalada de hasta 100 kVA:

  • 2 electrodos

de

cobre

de

8'

x

5/8", espaciados no menos

de

8'

(2.4 mt)

e

interconectados por conductor de cobre desnudo No. 4 AWG (21.15 mm 2 ).

 

Instalaciones eléctricas con capacidad instalada de 100 a

200 kVA:

 
  • 3 electrodos

de

cobre

de

8'

x

5/8", espaciados no menos

de

8'

(2.4

mt)

e

interconectados por conductor de cobre desnudo No.4 AWG (21.15 mm 2 ),

Instalaciones eléctricas con capacidad instalada de 200 a 300 kVA:

5

electrodos

de

cobre

de

8'

x

5/8", espaciados no menos

de

8'

(2.4

mt)

e

interconectados por conductor de cobre desnudo No.4 AWG (21.15 mm 2 )

Instalaciones eléctricas con capacidad instalada superior a 300 kVA:

  • 6 electrodos de cobre de 8' x 5/8", espaciados no menos de 8' (2.4 mt) e

interconectados por conductor de cobre desnudo No.4 AWG (21.15 mm 2 ). Para estos casos, la resistencia a tierra no deberá ser mayor de 3.0 ohmios, por lo que, si fuera necesario se instalarán más electrodos o se recurrirá a alternativas de solución de ingeniería, según el caso, hasta cumplir con este requerimiento.

  • 10.5 La resistencia a tierra de toda red a la cual se conectarán equipos electrónicos

no deberá ser mayor de 5 ohmios.

  • 10.6 Todas las cajas de medición, protección y de registro, deben ser conectadas a

tierra a través de conductores de cobre.

  • 10.7 Los electrodos de aterrizamiento deben instalarse, espaciados una distancia

igual a la longitud de uno de ellos. La parte superior de la barra deberá quedar a 30 cm., debajo del nivel del suelo e interconectadas con alambre de cobre desnudo No. 4 AWG.

  • 10.8 Podrán utilizarse barras de cobre, de acero con revestimiento de cobre

(Cooperweld) o de acero galvanizadas, de las longitudes mínimas mencionadas en el inciso 10.4. Para redes de tierra en subestaciones de potencia se recomienda el uso de barras de cobre de 5/8" x 10' (15.9 mm x 3.0 mt).

  • 10.9 El calibre del conductor de cobre para puestas a tierra no será menor que el No.

4 AWG (21.15 mm")

Es importante notar que en Europa se tiende a usar “earthing” mientras en Norte América es más común “grounding”. La definición de la IEEE (Institute of Electrical and Electronic Engineers) de puesta a tierra es: «Tierra (sistema de tierra). Una conexión conductora, ya sea intencional o accidental, por medio de la cual un circuito eléctrico o equipo se conecta a la tierra o a algún cuerpo conductor de dimensión relativamente grande que cumple la función de tierra».

Las puestas a tierra son de una gran importancia en la operación de los sistemas de potencia, por lo que son usados en plantas generadoras, subestaciones, líneas de transmisión y distribución, acometidas, etc.

La finalidad de la puesta a tierra es:

1- Fijar el nivel de potencial de las masas metálicas conectadas a ella con respecto al suelo. 2- Proteger los aparatos y maquinas eléctricas de sobreintensidades. 3- Protección personal.

Dependiendo de su funcion, los sistemas de tierra se clasifican en:

a- Sistemas de proteccion: anula la tension respecto a tierra de las partes del sistema electrico que no estan puestas a tierra ni aisladas y con las cuales puede existir contacto personal, tales como carcasas de motores, tanques de transformadores, secundarios de transformadores, etc. b- Sistemas de tierra de funcionamiento: son necesarios para el funcionamiento del sistema de determinados puntos del circuito, tales como neutro de generadores y transformadores, puestas a tierra de pararrayos, etc. c- Sistemas de tierra de trabajo: son sistemas de protección del personal, de carácter provisional y se utilizan cuando se deba efectuar una reparación en la línea.

Los sistemas de tierra están formados por:

  • - El dispersor o electrodo. Constituido por un cuerpo metálico o un conjunto de ellos puestos en contacto directo con la tierra y destinados a dispersar la corriente de tierra.

  • - El conductor de tierra. Lo constituye un conductor que sirve para unir las partes metálicas puestas a tierra con el dispersor, el cual se recomienda que sea al menos aluminio 4 AWG o cobre 6 AWG.

  • - Un cepo. Que realiza la unión firme entre la barra de polarización y su conductor.

Dependiendo de su funcion, los sistemas de tierra se clasifican en: a- Sistemas de proteccion: anula
La adecuada resistencia de tierra para un sistema de polarización es necesaria para el correcto funcionamiento
La adecuada resistencia de tierra para un sistema de polarización es necesaria para el correcto funcionamiento

La adecuada resistencia de tierra para un sistema de polarización es necesaria para el correcto funcionamiento del mismo, sin embargo esta es difícil de diseñar y obtener; la resistencia de tierra debe estar en relación inversa con la corriente de falla de tierra, así un valor alto de corriente de falla implica la necesidad de un valor bajo de resistencia de tierra, la cual a su vez depende de factores físicos como lo son la resistividad del suelo y las características propias del electrodo.

Para subestaciones pequeñas y en general para plantas industriales, se recomienda que la resistencia de tierra sea menor o igual a 5 ohmios. Es recomendable conocer la resistividad de la tierra en el lugar donde operara un sistema de tierra, ya que esta varia con la profundidad, con el contenido de humedad y la temperatura del suelo.

En la tabla siguiente se presentan valores representativos de la resistividad de diferentes tipos de suelos.

Tabla. Resistividad de diferentes tipos de terrenos.

TERRENO

RESISTIVIDAD(ohmios/cm³)

 
 

min.

med.

max.

a\ Rellenos, Escoria Salmuera, Desechos

550

2370

7000

b\ Arcilla, Suelo Arcilloso, Tierra Negra

340

4060

16300

c\ Igual a \b\ más variaciones en la proporción de arena y grava

1020

15800

135000

d\ Grava, Arena, Piedra con Arcilla pequeña o Barro

9400

59000

458000

La

resistencia de tierra puede

ser medida

o calculada mediante

las formulas

siguientes:

Electrodos de tierra. Existen básicamente dos grupos; el primer grupo comprende sistemas metálicos enterrados con otros

Electrodos de tierra.

Existen básicamente dos grupos; el primer grupo comprende sistemas metálicos enterrados con otros propósitos distintos a la polarización como tuberías, fundaciones de edificios etc.

El segundo grupo comprende los electrodos diseñados y construidos con el propósito de polarizar, los cuales pueden dividirse en varios tipos: barras, cintas o cables enterrados, rejas o mallas, placas, etc., el tipo de electrodo seleccionado depende de la clase y la profundidad asequible en el suelo. Los electrodos de barra son generalmente más satisfactorios y económicos si se puede penetrar a 3 metros o más de la superficie mientras que las mallas, cables y placas se prefieren si la profundidad asequible es menor.

Los electrodos de malla se usan preferentemente en subestaciones de distribución y plantas generadoras para proveer una superficie equipotencial para seguridad del

personal, justificándose así su mayor costo. Las placas enterradas no son muy usadas debido a su costo, mayor aun que el de la malla.

Los electrodos de barra o tubos son la solución más económica cuando las condiciones del suelo permiten usarlo; estos aprovechan que generalmente la resistividad del suelo disminuye con la profundidad debido al incremento de humedad. Para el uso de electrodos múltiples debe tenerse la precaución que el espaciamiento entre estos no sea menor de 3 metros para un uso mas eficiente de los materiales, ya que cada electrodo permite una dispersión efectiva de la corriente de tierra en un radio de 1.5 metros a su alrededor.

Figura: sistema de polarización con barras.

personal, justificándose así su mayor costo. Las placas enterradas no son muy usadas debido a su

Las dimensiones comunes de barras son:

½”, 5/8” y ¾” de diámetro

Y una longitud preferente de: 8’, 10’, 12’, 16’ el NEC especifica que las barras de acero o hierro utilizadas no deberán ser de diámetro inferior a 5/8” y las barras de materiales no ferrosos (copperweld por ejemplo) de diámetro no menor que ½”, quedando las barras de ¾” de diámetro (de cualquier material) para utilizarse en suelos muy duros o rocosos; por otro lado se tiene que el diámetro de la barra no influye apreciablemente en la resistencia de tierra, siendo este principalmente determinado por la rigidez mecánica del material de que se fabrique la barra.

Los electrodos del tipo de espirales de cinta y de alambre o cable enterrado, al usarse en terrenos donde existe arena o piedras cerca de la superficie necesitan un buen contacto de tierra debido a que el suelo es muy seco y de gran resistividad, bajo estas condiciones este tipo de electrodo es la solución mas económica, sin embargo su efectividad para la dispersión de descargas eléctricas atmosféricas es función de su inductancia por lo que es preferible el uso de varios espirales cortos y bien espaciados

conectados en paralelo en lugar de una sola espiral grande. La profundidad a la que es enterrada la espiral no es determinante sobre la resistencia de tierra ya que pruebas realizadas han demostrado que la variación en los valores de resistencia de tierra producidas al enterrar la espiral a profundidades de 0.5 y 1 metro es solamente de un 5% basándose en una resistividad de suelo uniforme, así mismo el grosor del conductor de la espiral no produce efectos apreciables en la resistencia de tierra.

Figura: método de polarización con espiral.

conectados en paralelo en lugar de una sola espiral grande. La profundidad a la que es

Ejemplo: calcular la resistencia mínima, promedio y máxima de una red formada por:

-Una varilla de copperweld de 5/8” de diámetro por 10’ de largo, enterrada en un terreno con un tipo de suelo arcilloso.

-Una varilla de copperweld de ¾” de diámetro por 8’ de largo, enterrada en un terreno con un tipo de suelo con mucha grava.

-Una varilla de copperweld de ½” de diámetro por 12’ de largo, enterrada en un terreno con un tipo de suelo producto de un relleno.

-Dos varillas de copperweld de 5/8” de diámetro por 10’ de largo espaciadas a 12’ entre si, enterradas en un terreno con un tipo de suelo arenoso.

-Dos varillas de copperweld de ¾” de diámetro por 8’ de largo espaciadas a 6.75’ entre si, enterradas en un terreno con un tipo de suelo de tierra negra.

Formas de mejorar la Resistencia de Tierra: 1- Tratamiento químico del suelo: La resistividad del suelo
Formas de mejorar la Resistencia de Tierra: 1- Tratamiento químico del suelo: La resistividad del suelo
Formas de mejorar la Resistencia de Tierra: 1- Tratamiento químico del suelo: La resistividad del suelo

Formas de mejorar la Resistencia de Tierra:

1- Tratamiento químico del suelo: La resistividad del suelo puede ser reducida de un 15% a un 90% dependiendo de la textura y la calidad del suelo; las sustancias más usadas para ello son: Cloruro de Sodio (sal común), Sulfato de magnesio, Carbón Mineral u otras tierras orgánicas, aplicadas alrededor del electrodo o en capas de ¼” de espesor, previniendo el contacto directo del electrodo con las sustancias químicas. Los efectos del tratamiento no serán apreciables inmediatamente, pudiendo acelerarse estos mediante saturación del área con agua, además el tratamiento puede que no sea permanente y necesite renovarse dependiendo de la naturaleza del tratamiento y de las características propias del suelo.

2- Barras y alambres embebidos en concreto: El concreto bajo suelo es un medio semiconductor de resistividad un poco menor que el promedio de la resistividad de la tierra, así las barras y alambres embebidos en concreto desarrollaran una menor resistencia que enterrados directamente, este resultado equivale en muchas formas a

realizar un tratamiento químico alrededor del electrodo; sin embargo, enterrar electrodos en concreto casi nunca es justificable prácticamente ya que generalmente puede usarse una conexión eléctrica con las barras de acero de los cimientos de la edificación, proveyendo menor resistencia que el sistema enterrado directamente en tierra.

El uso de barras de acero recubiertas de concreto en suelo pedregoso presenta mayores ventajas que cualquier otro tipo de electrodo. Si se tiene electrodos múltiples, se debe realizar las diversas interconexiones individualmente formándose una malla en el sistema de electrodos, la cual de ser posible debe formar áreas simétricas tal como cuadrados, rectángulos, etc.

Medición de la resistencia de tierra

realizar un tratamiento químico alrededor del electrodo; sin embargo, enterrar electrodos en concreto casi nunca es

A continuación se procede a detallar el funcionamiento y operación de un aparato comercial para medir Resistencia de Tierra; se trata de ser lo más general posible en este tópico, ya que puede haber variantes en el funcionamiento y operación de estos aparatos dependiendo del fabricante.

Accesorios de un medidor de Resistencia de Tierras.

a- Un juego de cables forrados, con terminales y de distinto color (algunas veces) y longitud.

b- barras auxiliares o barras de tierra-

c- una malla de tierra auxiliar (opcional).

d- pinzas o tenazas tipo gancho

e- cables de conexión al aparato.

Instrucciones para la operación.

c- una malla de tierra auxiliar (opcional). d- pinzas o tenazas tipo gancho e- cables de

Realizar la conexión mostrada en la figura o la recomendada por el manual del fabricante del medidor, teniendo cuidado de desenredar los cables dejándolos bien separados ya que puede producirse error en la medición, provocado por voltajes y corrientes inducidos; debe realizarse un buen contacto entre las barras auxiliares y tierra, para lo cual se debe asegurar que la tierra este bastante húmeda en el sitio donde se introducirán las barras. Si las barras auxiliares no pueden introducirse en el lugar donde se debe realizar la medición, debido a que la tierra es muy dura o hay concreto alrededor de la barra, se debe usar un método alternativo.

Recomendaciones:

Chequear el instrumento antes de realizar la medicion, especialmente que las baterias esten en buen estado de operación.

Si la tierra donde se introduciran las barras auxiliares esta seca, pedregosa o arenosa, conviene humedecerla suficientemente.

Se debe asegurar una conexión efectiva entre los terminales y los cables, ademas de un buen contacto electrico entre electrodos y tierra.

Leer cuidadosamente el Manual de Operación del Aparato.

Se debe evitar el contacto directo entre los terminales al realizar la medición y poner a funcionar el aparato, ya que un voltaje elevado aparece entre dichos terminales pudiendo dar un choque eléctrico al personal.

Si existen líneas primarias en el lugar donde se proyecta construir la red de tierra, se debe evitar el colocar los electrodos debajo de estas; si por alguna circunstancia es necesario hacerlo, se recomienda alinear los electrodos perpendicularmente a la trayectoria de la línea, ya que la inducción provocada por la línea, afectara los resultados de la medición.

♦ Si existen líneas primarias en el lugar donde se proyecta construir la red de tierra,

Fig. Posición de los electrodos para realizar la medición de la resistencia de tierra bajo una línea primaria.