Vous êtes sur la page 1sur 7

Origen de la Contabilidad

La Contabilidad se remonta desde tiempos muy antiguos, cuando el hombre


se ve obligado a llevar registros y controles de sus propiedades porque su
memoria no bastaba para guardar la información requerida. Se ha
demostrado a través de diversos historiadores que en épocas como la
egipcia o romana, se empleaban técnicas contables que se derivaban del
intercambio comercial.
El inicio de la literatura contable queda circunscrito a la obra del franciscano
Fray Luca Paccioli de 1494 titulado "La Summa de Arithmética, Geometría
Proportioni et Proportionalitá", en donde se considera el concepto de partida
doble por primera vez.

Actualmente, dentro de lo que son los sistemas de información empresarial,


la contabilidad se erige como uno de los sistemas más notables y eficaces
para dar a conocer los diversos ámbitos de la información de las unidades
de producción o empresas. El concepto ha evolucionado sobremanera, de
forma que cada vez es mayor el grado de "especialización" de ésta
disciplina dentro del entorno empresarial.

Evolución de la Contabilidad

Desde sus orígenes hasta el renacimiento podríamos afirmar que la


contabilidad fue:

 La división del trabajo


 La invención de la escritura
 La utilización de una medida de valor
Para poder hacer una visión histórica de la contabilidad, es pertinente
hacerlo a la luz de los elementos que constituyen el objetivo de la actividad
contable.

“Si partimos de que el objetivo de la contabilidad es conservar un


testimonio de naturaleza perenne de los hechos económicos ocurridos en el
pasado.”

Para el año 6000 a.C., se contaba ya con los elementos necesarios o


indispensables para conceptuar la existencia de una actividad contable, ya
que el hombre había formado grupos, inicialmente como cazadores,
posteriormente como agricultores y pastores, y se había dado ya inicio a la
escritura y a los números, elementos necesarios para la actividad contable.

Se tiene como el antecedente más remoto una tabilla de barro de origen


sumerio en Mesopotamia datada cerca del 6000 a.C.

Respecto a Egipto, es común ver en los jeroglíficos a los escribas, los cuales
representan ciertamente a los contadores de aquella época, realzando su
labor contable.

Con relación a Grecia, es ineludible que en un pueblo con el desarrollo


intelectual, político y social como el griego, esta práctica debió también
desarrollarse de manera importante.

Hablar de Roma es hablar de una época muy importante en la evolución de


la contabilidad. A pesar de que los romanos escribieron una gran cantidad
de obras la mayor de ellas trataban el derecho, pero en relación con la
contabilidad o a las prácticas contables, no existe un acervo importante.

“Expresa el Acepta” son los términos técnicos que constantemente


emplearon los textos latinos al referirse a cuestiones contables.

Edad Media: Durante este periodo se inicio el feudalismo, en el cual no


ceso totalmente el comercio, por lo que las prácticas contables debieron de
ser usuales, aun cuando esta actividad se volviese casi exclusiva del señor
feudal y de los monasterios europeos. La contabilidad en Italia, en el siglo
Vlll, era una actividad usual y necesaria. Tres ciudades italianas dieron gran
uso e impulso a la actividad contable: Génova, Florencia y Venecia, lugares
donde se usaba y se alentaba la contabilidad por partida doble como
utilizada actualmente.

También puede citarse el celebre juego de libros empleados por la Comuna


Genovesa, en los que la contabilidad se llevaba a la usanza de la época,
empleando los términos de “debe” y “haber”, utilizando asientos cruzados y
manejando la cuenta de Pérdidas y Ganancias.

El Renacimiento: En esta época, la contabilidad tuvo indudablemente


fabulosos cambios, de los cuales uno fundamentalmente transformo a
nuestra profesión radicalmente: la partid doble, misma que seguimos
utilizando en nuestros días.

Se tienen noticias de que Benedetto Cotugli, originario de Dalmacia, fue un


pionero del estudio y registro de las operaciones mercantiles por partida
doble, como se aprecia en su obra Della mercatura et del mercante
perfetto, terminada en 1458 impresa en 1573.

Influencia de los cambios Tecnológicos

La revolución industrial fue un aspecto que influyo en la evolución de la


contabilidad, pues al cambiar del sistema de producción manual y en pica
escala, a la producción mecanizada y en masa se hizo necesario.
Creador de la Contabilidad

Fray Lucas Paccioli, Célebre franciscano y -especialmente- matemático


italiano, es uno de los pioneros del cálculo de probabilidades y realizador de
grandes aportes a la contabilidad.

Origen de la Contabilidad en Republica Dominicana

Con el descubrimiento de la isla de Santo Domingo, Cristobal Colón trajo


consigo al contador Bernal de Pisa, por lo que podríamos suponer en ese
momento empieza a aparecer la contabilidad en la República
Dominicana. A pesar de esto hay pocos datos históricos sobre la
contabilidad en la época de la colonia.

Con la intervención de los Estados Unidos en el 1916, es que empieza a


tener auge la contabilidad en la República Dominicana, ya que el objetivo
de intervención era cobrar las deudas que el país tenia con esa nación y
para ello comienza organizando la contabilidad, a fin de tener el control de
las operaciones del país.

En el 1929 se creó el primer sistema de contabilidad gubernamental a cargo


de un equipo de norteamericanos llamados “la comisión Dowes”, quienes
crearon la oficina de contabilidad general. Se crearon también la oficina
nacional de presupuesto y la tesorería nacional, unidades a través de las
cuales se manejan los ingresos, gastos y controles del estado de finanzas y
hoy ministerio de hacienda.

Conforme se fue desarrollando la actividad económica fue creciendo la


demanda de profesionales en el área, por lo que, para el 1930 ya había
centros especializados en la enseñanza de la contabilidad, entre ellos el
Instituto García García y el Instituto Horacio Ortiz Álvarez, estas
instituciones otorgaban el título de tenedor de libros.

En el año 1944, durante la dictadura de Trujillo, el ingeniero Juan Paradsa


Bonilla fundó la escuela vocacional de contabilidad, la cual fue oficializada
luego por el entonces presidente de la república y paso a llamarse Escuela
superior de Peritos Contadores.
También en el 1944 se promulgó la ley 633-44 de fecha 16 de junio del
1944 que crea el Instituto de Contadores Públicos Autorizados de la
República Dominicana (ICPARD).

Para el 1956 la Universidad Autónoma de Santo Domingo crea la facultad de


economía y comercio en donde se comenzó a impartir la carrera de
licenciatura en Ciencias económicas y finanzas. Para el 1966 se crea dentro
de esa facultad la escuela de contabilidad.

A partir del año 2000 se adoptaron las Normas Internacionales de


Información Financieras (NIIF), las cuales tratan de estandarizar criterios
para la presentación de la información financiera, y que ahora también se
aplicarían en la República Dominicana.

Origen de Mercado

Se remonta a la época en que el hombre primitivo llegó a darse cuenta que


podía poseer cosas que él no producía, efectuando el cambio o trueque con
otros pueblos o tribus.
Se reconoce pues como origen y fundamento la desigualdad que existe en
las condiciones de los hombres y los pueblos.

El mercado existió en los pueblos y tribus más antigua que poblaron la


tierra, y a medida que fue evolucionando,
dicha organización desarrollo el comercio el instinto de conservación y
subsistencia del hombre hace que procure satisfacer sus necesidades más
elementales, luego las secundarias y posteriormente las superfluas.

Es así como el desarrollo de los pueblo, obliga al incremento y expansión


del mercado llegando en la actualidad a ser una actividad económica de
suma importancia para el progreso de la humanidad.

Por efecto de las diferencias de climas, ubicación, geografía, aptitudes de


los hombres los productos de las diversas regiones son muy variados lo que
origina grandes dificultades al consumidor. Allí surge el Comercio que
venciendo los obstáculos que ponen el espacio y el tiempo procura poner al
alcance de los consumidores los diversos productos y el comerciante es el
hombre que desarrolla esta actividad en procura de una ganancia o margen
de beneficio a que tiene derecho por el trabajo que realiza.

El mercado como la Industria ocupa un lugar cada vez más importante en


la Sociedad moderna. El número y extensión en sus operaciones,
su acción de satisfacer las necesidades de la vida humana el incremento
de trabajo, la creación de nuevas fuentes de producción y comercialización,
las comunicaciones rápidas entre las diversas regiones del mundo han
extendido las relaciones comerciales.

Los centros de producción han aumentado los precios, y luego se ha


nivelado como resultado d la competencia, favoreciendo el aumento
del consumo y el desarrollo permanente cada vez más de la una sociedad
moderna.

Desde inicios de la Colonia hasta el año 1800, el mercado de Lima se


encontraba frente a la Catedral. Precisamente, una de las cuadras de la
Plaza de Armas de Lima, desde los años inmediatamente posteriores a su
fundación en 1535, empezó a ser reconocida como el Portal de Botoneros.
Ahí se ubicaban los comerciantes dedicados a la venta de botones,
brocados, paños, pasamanerías, rasos, sombreros, tafetanes y terciopelos.

Posteriormente, el mercado de Lima se trasladó a la Plaza de San Francisco.


Ahí habría de permanecer por un par de décadas, hasta 1820, cuando se
mudó a la Plaza de la Inquisición. En 1840 volvió a trasladarse, esta vez a
las inmediaciones del antiguo Colegio Dominico de Santo Tomás. En
1851, Ramón Castilla concibió la idea de construir el Mercado Central de
Lima, labor que sería culminada durante el gobierno de Echenique
(Middendorf 1876: 172-185).

Concepto De Mercado

Entendemos por mercado el lugar en que asisten las fuerzas de la oferta y


la demanda para realizar las transacción de bienes y servicios a un
determinado precio.

Comprende todas las personas, hogares, empresas e instituciones que tiene


necesidades a ser satisfechas con los productos de los ofertantes. Son
mercados reales los que consumen estos productos y mercados potenciales
los que no consumiéndolos aún, podrían hacerlo en el presente inmediato o
en el futuro.

Origen del mercado en la Republica Dominicana

Génesis y Evolución

Todo lo que conocemos hoy en día, tiene su razón de ser a partir de


numerosos acontecimientos y situaciones que se van desencadenando. De
esta forma, surge el Mercadeo en la República Dominicana; pudiendo ser
clasificada a partir de su evolución, en diferentes etapas...

El Mercadeo Primitivo como su nombre lo indica, se caracteriza por


todos los rasgos primitivos que comprende. Se enmarca dentro de
un período de numerosas irregularidades. En una sociedad de tan
sólo medio millón de habitantes -en su mayoría rural - el consumo
se dirigía a satisfacer las necesidades básicas.

Contando con diferentes tipos de monedas, inestabilidad política, etc. en


este tiempo se carecía de una oferta de producción amplía, ya que no
existía disposición en el mercado de consumir.

Origen del dinero

Todo empieza con el intercambio de productos lo que se llamaba el


trueque. Pero ¿Qué pasó cuando el hombre se volvió sedentario y había
excedentes de productos?. Pues que el trueque se volvió pesado.

Los objetos se intercambiaban por metales preciosos oro y plata, ya que


estos no se deterioraban con el tiempo. Tenían las ventajas de poder
transportarse fácilmente y poder dividirse en trozos de distinto peso para
facilitar los pagos.

Origen de las Monedas

La posibilidad de engaño falseando los metales con aleaciones de oro y


plata con otros metales de peor calidad era el mayor inconveniente. Para
evitar el falseado de los metales las autoridades acuñaron monedas de oro
y plata a las que imprimen un sello garantizando así su peso y legalidad
(monedas de diferentes pesos). Este fue el origen de las monedas.

Origen de los Billetes

En los siglos XV y XVI ya se usaban monedas de oro y plata en las grandes


transacciones pero ni las calles ni las casas eran
seguras. Los orfebres tenían cajas fuertes y guardias para mantenerlo
seguro y comenzaron a ofrecer este servicio a otros. La gente llevaba su oro
a los orfebres para que los guardara y después lo retiraba cuando lo
necesitaba para efectuar pagos.

Los orfebres se dedicaron a guardar las monedas de oro y de


plata entregando a cambio certificados nominales que acreditaban su
posesión. Con el paso del tiempo estos certificados fueron empleándose
progresivamente para efectuar pagos sin necesidad de utilizar el metal que
lo respaldaba, lo cual dio origen al movimiento del papel moneda. Lo que
hoy conocemos como billetes.
El Dinero Bancario

El público se dio cuenta que no tenía que entregar oro directamente a la


persona que le había vendido algo, bastaba con entregarle una carta en la
que le pedía al orfebre que transfiriese el dinero a esa persona.

El portador de la carta podía llevarse el oro o dejarlo en el orfebre. La carta


actuaba como un CHEQUE.

Hoy día vivimos bajo el régimen monetario de curso legal, o curso


«forzoso», donde la ley reconoce un solo tipo de dinero: el emitido por
el monopolio de la Banca Central. Es decir, el dinero de curso legales aquel
tipo de dinero emitido por la autoridad gobernante que un acreedor o un
vendedor no puede rehusar aceptar como medio de pago.