Vous êtes sur la page 1sur 2

LEMA P.R.E.D.

MARZO 2018:

 La Iglesia es una comunidad que necesita renovarse siempre en el encuentro con el Señor.
 Este mes de marzo está enmarcado en el tiempo de la cuaresma tiempo de conversión.

1.- “ La Fe nos llama a la conversión”


Texto Bíblico
La Cuaresma, como nos dice el papa Francisco:
«es un nuevo comienzo, un camino que nos lleva
Isaías 55,7: a un destino seguro: la pascua de Resurrección,
"“Que abandone el malvado su camino, y el la victoria de Cristo sobre la muerte. Y en este
perverso sus pensamientos. Que se vuelva
tiempo recibimos siempre una fuerte llamada a la
al Señor, a nuestro Dios, que es generoso
conversión: el cristiano está llamado a volver a
para perdonar, y de él recibirá
misericordia”. Dios “de todo corazón” (Joel. 2,12)

2.- SAN AGUSTÍN DE HIPONA.


San Agustín es un gran modelo de conversión, la cual no ha
sido una cuestión de un momento sino un proceso; el Papa Benedicto XVI explicaba la
conversión de Agustín en tres momentos:

 El primer momento corresponde al camino interior hacia el cristianismo, hacia el “sí”


de la fe y del Bautismo». Agustín «siempre estaba atormentado por la cuestión de la
verdad. Quería encontrar la verdad».
 Un segundo momento, tuvo lugar después de su bautismo, en Hipona, cuando había
fundado un pequeño monasterio y fue consagrado sacerdote prácticamente por la
fuerza, a petición popular: El bonito sueño de la vida contemplativa se desvanecía, la
vida de Agustín cambiaba fundamentalmente. Ahora tenía que vivir con Cristo para
todos».
«Esta fue la segunda conversión de este hombre, que tuvo que realizar
continuamente, luchando y sufriendo: ponerse siempre al servicio de todos; en todo
momento, junto con Cristo; entregar la propia vida para que los demás puedan
encontrar en Él la verdadera Vida».
 El tercer momento tuvo lugar cuando descubrió que «sólo uno es verdaderamente
perfecto y que las palabras del Sermón de la Montaña», las Bienaventuranzas, «sólo se realizan totalmente en una persona: en el
mismo Jesucristo». Y nosotros nos hacemos semejantes a Cristo, el Perfecto, en la medida más grande posible cuando nos
convertimos, como Él, en personas de misericordia.

Así como san Agustín, nosotros como comunidad diocesana de Tacna y Moquegua debemos descubrir nuestra vocación, para
ponernos siempre al servicio de todos; pero primero es importante vivir el proceso de conversión; la conversión implica buscar
un nuevo estilo de vida, una nueva vida en el seguimiento de Cristo; que entraña aceptar el don de Dios, su amistad su amor y
así entregar nuestra propia vida para que los demás puedan encontrar en Él la verdadera Vida».

Trabajo práctico: observa video de San Agustín de Hipona https://www.youtube.com/watch?v=sxXD4LA6t34


Descubre como San Agustín encontró su vocación al servicio. ¿Explica cómo fue su proceso de conversión? ¿Qué actitudes
podemos imitar de San Agustin?