Vous êtes sur la page 1sur 6

1.

1 Estática de los fluidos

Fluidos: Un fluido es una sustancia o medio continuo que se deforma continuamente en el tiempo ante la aplicación de
una solicitación o tensión tangencial sin importar la magnitud de ésta.

Estática: Estática es la rama de la mecánica que analiza las cargas (fuerza, par / momento) en los sistemas físicos
en equilibrio estático, es decir, en un estado en el que las posiciones relativas de los subsistemas no varían con el
tiempo

Estática de fluidos: Estudia los fluidos en reposo y los objetos en el seno de dichos fluidos. En un fluido en reposo la
fuerza que ejerce el fluido en cada punto y sobre cada elemento infinitesimal del mismo solo puede ser perpendicular
a la superficie del elemento; si no fuera así la fuerza se podría descomponer en una fuerza perpendicular y otra
tangencial que haría moverse el elemento, con lo que no estaría en reposo. A este esfuerzo o tensión se le llama
presión.

1.1.1 Conceptos Propiedades de Fluidos

Un fluido es una sustancia o medio continuo que se deforma continuamente en el tiempo ante la aplicación de una
solicitación o tensión tangencial sin importar la magnitud de ésta.
Las propiedades de un fluido son las que definen el comportamiento y características del mismo tanto en reposo como
en movimiento. Existen propiedades primarias y propiedades secundarias del fluido.

Propiedades primarias:
Presión
Densidad
Temperatura
Energía interna
Entalpía
Entropía
Calores específicos
Coeficiente de viscosidad

Propiedades secundarias:
Viscosidad
Conductividad térmica
Tensión superficial
Presión de vapor
presion atmosferica

La presión;
La presión es la magnitud que relaciona la fuerza con la superficie sobre la que actúa, es decir, equivale a la fuerza
que actúa sobre la unidad de superficie.
Cuando sobre una superficie plana de área A se aplica una fuerza normal F de manera uniforme y perpendicularmente
a la superficie, la presión P viene dada por:
P= F/A
La densidad;
La densidad o densidad absoluta es la magnitud que expresa la relación entre la masa y el volumen de un cuerpo. Su
unidad en el Sistema Internacional es el kilogramo por metro cúbico (kg/m3), aunque frecuente se expresa en g/cm3.
La densidad es una magnitud intensiva.
ρ=m/V
donde ρ es la densidad, m es la masa y V es el volumen del cuerpo.

La temperatura;
La temperatura es una magnitud referida a las nociones comunes de caliente o frío. Por lo general, un objeto más
"caliente" tendrá una temperatura mayor, y si fuere frío tendrá una temperatura menor. Físicamente es una magnitud
escalar relacionada con la energía interna de un sistema termodinámico. Más específicamente, está relacionada
directamente con la parte de la energía interna conocida como "energía sensible", que es la energía asociada a los
movimientos de las partículas del sistema, sea en un sentido traslacional, rotacional, o en forma de vibraciones. A
medida que es mayor la energía sensible de un sistema se observa que esta más "caliente" es decir, que su
temperatura es mayor.

La energía interna;
La energía interna U de un sistema intenta ser un reflejo de la energía a escala microscópica. Más concretamente, es
la suma de: la energía cinética interna, es decir, de las sumas de las energías cinéticas de las individualidades que lo
forman respecto al centro de masas del sistema, y de la energía potencial interna, que es la energía potencial asociada
a las interacciones entre estas individualidades.
La energía interna no incluye la energía cinética traslacional o rotacional del sistema como un todo. Tampoco incluye
la energía potencial que el cuerpo pueda tener por su localización en un campo gravitacional o electrostático externo.

Entalpía;
Entalpía (del prefijo en y del griego "enthalpos" (ενθαλπος) calentar) es una magnitud de termodinámica simbolizada
con la letra H, la variación de entalpía expresa una medida de la cantidad de energía absorbida o cedida por un sistema
termodinámico, o, lo que es lo mismo, la cantidad de energía que tal sistema puede intercambiar con su entorno.

1.1.2 Presión variaciónO con la profundidad

El concepto de presión
Cuando se ejerce una fuerza sobre un cuerpo deformable, los efectos que provoca dependen no sólo de su intensidad,
sino también de cómo esté repartida sobre la superficie del cuerpo. Un individuo situado de puntillas sobre una capa
de nieve blanda se hunde, en tanto que otro de igual peso que calce raquetas, al repartir la fuerza sobre una mayor
superficie, puede caminar sin dificultad. El cociente entre la intensidad F de la fuerza aplicada perpendicularmente
sobre una superficie dada y el área S de dicha superficie se denomina presión:
p = F/S (5.4)
La presión representa la intensidad de la fuerza que se ejerce sobre cada unidad de área de la superficie considerada.
Cuanto mayor sea la fuerza que actúa sobre una superficie dada, mayor será la presión, y cuanto menor sea la
superficie para una fuerza dada, mayor será entonces la presión resultante.
La presión en los fluidos
El concepto de presión es muy general y por ello puede emplearse siempre que exista una fuerza actuando sobre una
superficie. Sin embargo, su empleo resulta especialmente útil cuando el cuerpo o sistema sobre el que se ejercen las
fuerzas es deformable. Los fluidos no tienen forma propia y constituyen el principal ejemplo de aquellos casos en los
que es más adecuado utilizar el concepto de presión que el de fuerza.
Cuando un fluido está contenido en un recipiente, ejerce una fuerza sobre sus paredes y, por tanto, puede hablarse
también de presión. Si el fluido está en equilibrio las fuerzas sobre las paredes son perpendiculares a cada porción
de superficie del recipiente, ya que de no serlo existirían componentes paralelas que provocarían el desplazamiento
de la masa de fluido en contra de la hipótesis de equilibrio. La orientación de la superficie determina la dirección de
la fuerza de presión, por lo que el cociente de ambas, que es precisamente la presión, resulta independiente de la
dirección; se trata entonces de una magnitud escalar.
Unidades de presión
En el SI la unidad de presión es el pascal, se representa por Pa y se define como la presión correspondiente a una
fuerza de un newton de intensidad actuando perpendicularmente sobre una superficie plana de un metro cuadrado. 1
Pa equivale, por tanto, a 1 N/m2.
Existen, no obstante, otras unidades de presión que sin corresponder a ningún sistema de unidades en particular han
sido consagradas por el uso y se siguen usando en la actualidad junto con el pascal. Entre ellas se encuentran la
atmósfera y el bar.
La atmósfera (atm) se define como la presión que a 0 °C ejercería el peso de una columna de mercurio de 76 cm de
altura y 1 cm2 de sección sobre su base. Es posible calcular su equivalencia en N/m2 sabiendo que la densidad del
mercurio es igual a 13,6.103 kg/m3 y recurriendo a las siguientes relaciones entre magnitudes:
Peso (N) = masa (kg).9,8 m/s2
Masa = volumen.densidad
Presión = Fuerza / Superficie
Como el volumen del cilindro que forma la columna es igual a la superficie de la base por la altura, se tendrá:
Presión = 1 atm = masa.9,8 m/s2/superficie = superficie.(0,76 m.13,6.103 kg/m3.9,8 m/s2)/superficie
es decir: 1 atm = 1,013.105 Pa.
El bar es realmente un múltiple del pascal y equivale a 105 N/m2. En meteorología se emplea con frecuencia el milibar
(mb) o milésima parte del bar 1 mb = 102 Pa y 1 atm = 1.013 mb.
La presión en un punto
La definición de la presión como cociente entre la fuerza y la superficie se refiere a una fuerza constante que actúa
perpendicularmente sobre una superficie plana. En los líquidos en equilibrio las fuerzas asociadas a la presión son en
cada punto perpendiculares a la superficie del recipiente, de ahí que la presión sea considerada como una magnitud
escalar cociente de dos magnitudes vectoriales de igual dirección: la fuerza y el vector superficie. Dicho vector tiene
por módulo el área y por dirección la perpendicular a la superficie.
Cuando la fuerza no es constante, sino que varía de un punto a otro de la superficie S considerada, tiene sentido hablar
de la presión en un punto dado. Si la fuerza es variable y F representa la resultante de todas las fuerzas que actúan
sobre la superficie S la fórmula
p = F/S

1.2 Ecuacion Hidrostática

Todos los líquidos pesan, por ello cuando están contenidos en un recipiente las capas superiores oprimen a las
inferiores, generándose una presión debida al peso. La presión en un punto determinado del líquido deberá depender
entonces de la altura de la columna de líquido que tenga por encima de él.
Considérese un punto cualquiera del líquido que diste una altura h de la superficie libre de dicho líquido. La fuerza del
peso debido a una columna cilíndrica de líquido de base S situada sobre él puede expresarse en la forma
F peso = mg = • V • g = • g • h • S

Siendo V el volumen de la columna y la densidad del líquido. Luego la presión debida al peso vendrá dada por:

La presión en un punto

La definición de la presión como cociente entre la fuerza y la superficie se refiere a una fuerza constante que actúa
perpendicularmente sobre una superficie plana. En los líquidos en equilibrio las fuerzas asociadas a la presión son en
cada punto perpendiculares a la superficie del recipiente, de ahí que la presión sea considerada como una magnitud
escalar cociente de dos magnitudes vectoriales de igual dirección: la fuerza y el vector superficie. Dicho vector tiene
por módulo el área y por dirección la perpendicular a la superficie.

Cuando la fuerza no es constante, sino que varía de un punto a otro de la superficie S considerada, tiene sentido hablar
de la presión en un punto dado. Para definirla se considera un elemento de superficie S que rodea al punto; si dicho
elemento reduce enormemente su extensión, la fuerza F que actúa sobre él puede considerarse constante. En tal caso
la presión en el punto considerado se definirá en la forma matemática
Esta expresión, que es la derivada de F respecto de S, proporciona el valor de la presión en un punto y puede calcularse
si se conoce la ecuación matemática que indica cómo varía la fuerza con la posición.

Si la fuerza es variable y F representa la resultante de todas las fuerzas que actúan sobre la superficie S la fórmula
Define, en este caso, la presión media.

Si sobre la superficie libre se ejerciera una presión exterior adicional p o, como la atmosférica por ejemplo, la presión
total p en el punto de altura h sería
Esta ecuación puede generalizarse al caso de que se trate de calcular la diferencia de presiones p entre dos puntos
cualesquiera del interior de los líquidos situados a diferentes alturas, resultando: es decir que constituye la llamada
ecuación fundamental de la hidrostática.
Esta ecuación indica que para un líquido dado y para una presión exterior constante la presión en el interior depende
únicamente de la altura. Por tanto, todos los puntos del líquido que se encuentren al mismo nivel soportan igual
presión. Ello implica que ni la forma de un recipiente ni la cantidad de líquido que contiene influyen en la presión que
se ejerce sobre su fondo, tan sólo la altura de líquido. Esto es lo que se conoce como paradoja hidrostática, cuya
explicación se deduce a modo de consecuencia de la ecuación fundamental.

Aplicación de la ecuación de la hidrostática

Un submarinista se sumerge en el mar hasta alcanzar una profundidad de 100 m. Determinar la presión a la que está
sometido y calcular en cuántas veces supera a la que experimentaría en el exterior, sabiendo que la densidad del agua
del mar es de 1 025 kg/m3.
De acuerdo con la ecuación fundamental de la hidrostática

Considerando que la presión p o en el exterior es de una atmósfera (1 atm = 1,013 • 105 Pa), al sustituir los datos en
la anterior ecuación resulta:

p = 1,013 • 105 + 1025 • 9,8 • 100 = 11,058 • 105 Pa


El número de veces que p es superior a la presión exterior p o se obtiene hallando el cociente entre ambas:

1.3 Principio de Arquímedes

Un antiguo matemático griego, Arquímedes fue el primero que estudio el empuje vertical hacia arriba ejercido por los
fluidos.
El principio de Arquímedes se enuncia en la siguiente forma:

"Un objeto que se encuentra parcial o totalmente sumergido en un fluido experimenta una fuerza ascendente(empuje)
igual al peso del fluido desalojado"

1.3.1 Empujes sobre superficies sumergidas


Recordemos que la presión a cualquier profundidad en el fluido esta dada por:

P= d • g • h

Si se sumerge un disco en un cilindro que contiene un liquido la altura h1 seria la profundidad que tendría la parte
superior del disco, h2 la de la parte inferior y H la diferencia de h1 y h2, es decir la altura del disco.
La presión total hacia abajo p1 ejercida sobre la parte superior del disco es,
P1= Pa + d•g•h (hacia abajo)

Pa es la presion atmosferica y h1 es la profundidad en la parte superior del disco. La presión hacia arriba P2 en la
parte inferior del disco es:
P2= Pa + d•g•h (hacia arriba)

Si representamos la fuerza hacia abajo como f1 y la fuerza hacia arriba como F2, podemos escribir
F1= P1A F2= P2A

La fuerza neta hacia arriba ejercida por el fluido sobre el disco se llama "empuje" esta dada por:
FB= F2-F1
= A(p2-p1)
= A(Pa + dgh2 -Pa - dgh1)
= Adg(h2-h1)
= AdgH
Donde H= h2-h1 es la altura del disco. Finalmente si recordamos el volumen del disco es V= AH, obtenemos:
FB= d•g•V= mg
Empuje= Peso del fluido desalojado

Al aplicar esta formula nos permite calcular únicamente el empuje ocasionado por la diferencia de presiones.
Si el peso del flujo desalojado es exactamente igual al peso del cuerpo sumergido, este ni se hunde ni se va hasta
arriba. En este caso el cuerpo estará en equilibrio.

Armando Alatorre

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 26/01/2010
Edad : 26
Localización : mazatlán

Ver perfil de usuario