Vous êtes sur la page 1sur 2

TITULOS Y OPERACIONES DE CREDITO

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE U1A1

Actualmente, el crédito es fundamental para la adquisición de bienes de la


más diversa índole, desde bienes de consumo diario, hasta de consumo
duradero. De igual manera, ciertas transacciones comerciales, tales como
importaciones o exportaciones, no podrían llevarse a cabo sin la facilidad que
tienen las empresas de acceder al crédito.

Si bien el crédito es fenómeno económico, para el derecho mercantil es


importante su regulación mediante diversas instituciones jurídicas. Es decir,
el crédito se regula de muy distintas formas, tales como los títulos de crédito,
la apertura de crédito, el mutuo, el arrendamiento financiero o el factoraje.
En virtud de lo anterior, es indispensable estudiar las nociones generales del
crédito.

Descargue y lea atentamente el texto de:

 Díaz Bravo, Arturo, Títulos y operaciones de crédito, p. 1-20.

Posteriormente, explique de manera breve y con sus propias palabras lo


siguiente:

 ¿Qué entiende por el concepto jurídico y económico de crédito?

 ¿Cuál ha sido la evolución del comercio?

 ¿Cuál es la función jurídica de los títulos de crédito?

 ¿Qué entiende por el concepto jurídico y económico de crédito?

En este sentido, citando a Lucas Beltrán, se dice que el crédito es capital


típicamente circulante, no convierte al capital fijo en circulante, sino que
 ¿Cuál es la función jurídica de los títulos de crédito?

Si el crédito, como antes se dijo, es el capital en movimiento, también hay


que decir que igualmente los bienes distintos del numerario puede ser objeto
de contratos de crédito e incluso de títulos de crédito, como las mercaderías,
en tránsito o almacenadas, que en merced al conocimiento de embarque o al
certificado del depósito, pueden enajenarse o pignorarse, sin necesidad de
modificar su ruta o ubicación.

Para entender la función jurídica de los títulos de crédito, se debe entender


su calidad de incorporación. Para Einert, por ejemplo, la letra de cambio es el
papel moneda de los comerciantes, por el derecho incorporado en ella.

Es una ficción consistente en la validez del derecho consignado en el


documento condicionada a la existencia del mismo, por lo que el derecho
sólo se puede hacer valer si se dispone de la legítima tenencia del título y
reducida en la máxima: “Poseo el derecho porque poseo el documento”

De lo anterior la definición de Vivante sobre el título de crédito que son los


documentos necesarios para ejercitar el derecho literal y autónomo que en
ellos se consigna. Este es casi la definición adoptada por la ley mexicana.

Su función es importante en la práctica comercial actual pues la gran mayoría


de operaciones bancarias, transferencias de mercaderías y los pagos
nacionales e internacionales no se podrían realizar sin ellos.

Sin embargo, también es cierto que ciertos avances tecnológicos pueden