Vous êtes sur la page 1sur 3

ALUMNO: REYES REYES RODRIGO

LICENCIATURA EN TEOLOGÍA

LA VIDA PÚBLICA DE JESÚS DE NAZARET

Desde los comienzos del cristianismo la pregunta era: ¿quien fue Jesús de Nazaret?, el profeta
aparecido en el pequeño pais de Palestina a principios de nuestra era, que arrastro a grandes
masas del pueblo judio , pero que tambien encontro tambien fuerte resistencia en grupos
dirigentes, hasta que finalmente cayo victima de la persecucion de sus adversarios.

¿Actualmente donde podemos encontrar una fuente confiable sobre la vida de Jesús? Con los
evangelistas Marcos, Mateo, Lucas y Juan son practicamente la unica fuente que poseemos sobre
la vida y muerte de Jesus de Nazaret en el cual nos presenta la imagen de un hombre que anuncio
el reino de Dios, curo a muchos enfermos y quiso hacer sentir a los hombres el amor y la
misericordia de Dios, de igual forma fue acusado de alta traicion, de rebelion contra el poder de
Roma ante el gobernador Poncio Pilato , que lo condeno a morir en cruz.

Estos evangelios se encuentran dentro del Nuevo Testamento el cual no tiene por finalidad la de
presentar una información puramente historica sobre Jesús, si no, que pretende, ante todo,
transmitir el testimonio de la fe eclesial.

De igual forma en el Antiguo Testamento dentro del Libro del Deuteronomio se encuentra una
promesa muy diferente de la esperanza mesiánica de otros libros del Antiguo Testamento, pero
que tiene una importancia decisiva para entender la figura de Jesús. No se promete un rey de Israel
y del mundo, un nuevo David, sino un nuevo Moisés; pero a Moisés mismo se le considera un
profeta.

La vida de Jesús comienza con el nacimiento en Belem, su crecimiento en gracia y sabiduria, se


desarrolla en Nazaret, para el inicio de su ministerio, es decir, el anunciar el reino de Dios,
comienza con su “cuaresma” tiempo oración y ayuno.

La preparacion del camino para la mision de Jesús ya habia sido anunciada por Juan el bautista, el
ultimo de los profetas, aun asi existen dudas acerca del destino de “este hombre” y queda
planteada la pregunta decisiva en boca de los emisarios de Juan Bautista: ¿Eres tú el que había de
venir, o esperamos a otro?

Jesús era para sus contemporáneos un fenómeno inexplicable, con rasgos aparentemente
contradictorios, incapaz de entrar dentro de las categorías ordinarias. Le rodeaba un misterio que
todos respetaban, un misterio que era interpretado. Jesus aparecia a los ojos de la gente como un
maestro de los que estaban acostumbrados a ver llegar a sus pueblos, rodeados de sus discipulos,
se dirigen a el llamandolo Rabí, todo tipo de personas, sus discipulos, los discipulos de Juan.

Sin embargo existen diferencias fundamentales entre el grupo de apostoles y los discipulos de un
rabino cualquiera. Tal vez la primera que convenga señalar es que los maestros no buscaban a sus
discipulos, si no que estos iban en busqueda de su maestro. En cambio, Jesus va llamando
personalmente a algunos hombres, y despues de pasar una noche en oración elige nominalmente
a quienes habían de ser sus apostoles.
ALUMNO: REYES REYES RODRIGO

LICENCIATURA EN TEOLOGÍA

Es muy significativo el nuevo tono que impone Jesús con su ejemplo. Convive dia a dia con los
apóstoles, come habitualmente con ellos, y su actitud de servicio llega hasta manifestaciones que
les causaron un hondo impacto

Jesús recorre el país haciendo el bien y curando a todos los que se encuentran poseídos por el
demonio, puesto que Dios está con él. Los milagros de Jesus no eran simplemente prodigios si no
que constituian un signo, una señal de una realidad mas profunda: testimonio de que el reino de
Dios ha llegado con el y de que él es el Mesías que obra portentos, tal como lo atestiguaban las
profecias.

Jesús es en el fondo un incomprendido; el secreto peculiar de su mensaje y de su actuación no se


abre a los hombres, que permanecen fuera; sólo a los que estaban con él y a los doce les descubre
Dios su sentido y aunque por momentos causa asombro con los que lo rodean tambien es
Incomprendido por los hombres, incluso de sus discípulos más íntimos, acusado por los jefes del
pueblo judío, fue acogido por Dios y resucitado. El es el Mesías, aunque en un sentido
completamente distinto al que los judíos.

Con los relatos de Mateo, no se puede eludir el hecho de que Jesús era un hombre que decía cosas
que él consideraba nuevas e importantes, y que pretendía que sus enseñanzas constituían el
camino correcto para seguir y cumplir la Torá, las enseñanzas que Dios había transmitido a Moisés
en el monte Sinaí.

Es muy importante notar un rasgo muy importante para entender a Jesús ya que resultan
fundamentales las repetidas indicaciones de que se retiraba «al monte» y allí oraba noches
enteras, a solas con el Padre. Jesus dio ejemplo de que la oración es esencial como preparación
necesaria al cumplimiento de las propias obligaciones de la vida e incluso demuestra una nueva
forma de relacionarse con el Padre, él solo desea hacer la voluntad de su “Abba”.

Pero aun siendo variados los perfiles concretos de Jesús de Nazaret y los titulos honorificos que se
le aplican, aparecen en los evangelistas una conviccion en comun respecto a la figura social: él es el
Mesias prometido, el hijo de Dios que libra a los humanos del pecado, la culpa, la muerte y les
trasmite una vida nueva. Habia algo en su palabra, en su expresion y en el modo de comportartse,
que sin estridencias llamativas, captaba de inmediato la atención y el interés. Se parecía a lo que
estaban acostumbrados a escuchar, pero tenia un aire distinto y sugerente, que ejercia una
atraccion singular.

Hay veces en que la predicacion de Jesús utilza recursos o ejemplos comunes en otras parábolas
rabinicas, sin embargo estas parabolas ofrecen mucha mas variedad y belleza que las que suelen
encontrar leyendo las de otros maestros.

En la predicacion de Jesús las incidencias de la actividad ordinaria ilustran con viveza la enseñanza
y proporcionan incentivos para reflexionar acerca de los misterios mas altos, por ejemplo, los
pequeños problemas que se presentaban en la vida diaria de la gente del pueblo debido a las
ALUMNO: REYES REYES RODRIGO

LICENCIATURA EN TEOLOGÍA

condiciones materiales en las que vivian, sirvieron a Jesús para ilustrar de modo gráfico sus
enseñanzas.

Jesus experimenta todo tipo de emociones como las de cualquier hombre, se alegra por la fe que
descubre en otros hombres, se asombra, siente enojo ante las injusticias que se cometen en el
pueblo, llora por sus amigos y en el ultimo capitulo de su mision en el Monte de los Olivos, Jesús
cae en tristeza y angustia «hasta la muerte», una muerte que tendrá que afrontar él solo, mientras
los discípulos se dejan vencer por el sueño.

En concreto, Jesús deja un modo de vida concreto para los que desean seguirlo sobretodo basado
en la oración y el amor al projimo.

Bibliografia

Rabí Jesús de Nazaret, Francisco Varo, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 2005

Mysterium Salutis. Manual de Teología como historia de la salvación, Madrid, Ed. Cristiandad

Amistad con Jesus, Rudolf Schnackenburg, Sigueme, Salamanca, 1998

Jesús de Nazaret, Joseph Ratzinger, Editrice Vaticana, 2007.