Vous êtes sur la page 1sur 3

DIOS TIENE ALGO MEJOR PARA USTED

TEXTO: Romanos 12:2.

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro
entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”
Romanos 12:2

INTRODUCCIÓN

Cuando salgo de la ducha por la mañana, cuando la temperatura ambiental es baja, me acerco a un
espejo para rasurar mi barba, frecuentemente mi calor corporal empaña el espejo, y no me deja
ver correctamente mi cara. Puesto que no quiero lastimarme con la maquina de rasurar, tomo un
trapo y limpio el espejo para ver bien.

De forma similar, muchas veces las prácticas de este mundo, nos ofrecen una visión distorsionada
de la realidad, no dejan que pongamos la vista en las cosas que son realmente importantes. En ese
momento debemos volvernos a la Palabra de Dios para desempañar nuestra visión, y ver las cosas
como nuestro Señor las ve.

ESTUDIO

1. No os conforméis a este siglo

Las prioridades del cristiano no deben estar en las cosas de este mundo, puesto que todas las
cosas de este mundo pasan, terminan en algún momento, nuestros bienes, privilegios, juventud,
amigos, dinero, etc.

La única constante a lo largo de su vida, será el inmenso a amor de Dios hacia usted, por tanto
nuestro mayor anhelo debe ser, hacer tesoros en el cielo, donde las cosas no se echan a perder, no
se extravían, ni se devalúan.
Mantengamos una mente aguda para evitar caer en las trampas de este mundo, en conversaciones
ociosas que no traen provecho a nuestra alma, en frecuentar lugares que sabemos no son
agradables a nuestro Señor, en responder a nuestro prójimo conforme a nuestras emociones y no
conforme al amor.

2. Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento

El paso fundamental para superar el estilo de vida que nos presenta el mundo, es revisar nuestras
convicciones. No hablamos de una serie de reglas o principios que nos parecen adecuados, sino de
aquella clase de convicciones por las que estamos dispuestos a dar nuestra vida.

El cristianismo no es un conjunto de enunciados filosóficos, que ayudan a las personas a sentirse


mejor, o una serie de reglas para hacer la vida mas aburrida, en ninguna manera. Se trata de una
relación personal con el Creador del Universo, buscarlo fervientemente, permitir que nos
demuestre su amor, compartir tiempo con él, y conocer su carácter.

Nunca podrá resistirse a enamorarse del Señor cuando haga eso, si busca con un corazón sincero la
verdad acerca de la vida de Cristo, encontrará la historia mas maravillosa que jamás se haya
escrito, donde el Dios todo poderoso, tomó la decisión de entrar un cuerpo mortal y entregar su
vida, en rescate por nosotros, para poder pasar la eternidad con nuestra compañía.

3. Comprobando la voluntad de Dios

Rete al Señor a mostrarse en su vida, encontrará que su voluntad le acompaña siempre, puede ser
que no siempre entienda su propósito, pero podrá ver su divina mano, obrando para bien, en las
más adversas situaciones.

a. Buena

Dios tiene buenos deseos para usted, no quiere su destrucción, le ama, y espera pacientemente
que su corazón se vuelva a él. Dios es bueno todo el tiempo.
b. Agradable

La voluntad de nuestro Dios le será agradable, sabrá que la mejor forma de pasar por un valle de
sombra muerte, será entre sus brazos. Nos deleitamos en su presencia.

c. Perfecta

Dios no se equivoca, no comete errores, su naturaleza es simplemente perfecta, por tanto no hay
nada que nuestra limitada humanidad pueda discutir con el arquitecto de todas las cosas. Nosotros
somos finitos, él es infinito.

CONCLUSIÓN

Si las ideas y prácticas de este mundo, nublan su visión de la realidad, y de las cosas más
importantes, vuelva su mirada a la Cruz del Calvario, ahí encontrará que lo único que realmente
tiene valor, es que nuestra vida sea agradable, para aquella magnífica persona, aquel venerable
anciano, que estuvo dispuesto a morir por nosotros.

LA DECISIÓN MÁS IMPORTANTE DE SU VIDA

Si usted aun no ha hecho una declaración de fe en el Señor Jesucristo, le animo a hacerlo en este
momento. Dios le ama a usted, y estuvo dispuesto a entregar a su hijo Jesucristo, para que si usted
cree en él, tenga vida eterna (Juan 3:16). Todos hemos pecado, y ese pecado nos separa de la
gloria de Dios (Romanos 3:23). Dios muestra su amor por nosotros, en que aun siendo pecadores,
Cristo murió por nosotros (Romanos 5:8). Si usted confiesa sus pecados en oración, él es fiel y justo
para perdonarlos, y limpiarle de toda maldad (1 Juan 1:9). Todos los que le reciben y creen en su
nombre, les otorga el privilegio de ser Hijos de Dios (Juan 1:12). No pierda esta oportunidad, reciba
a Cristo en su corazón hoy.