Vous êtes sur la page 1sur 45

Universidad Privada Antenor Orrego 2015

2015

Universidad Privada
Antenor Orrego

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Trastornos Somatomorfos y
Disociativos
DOCENTE:
Dr. Dante CabozYépez.

INTEGRANTES:
Quiróz Heras, Joel Caleb
Rodríguez Rodríguez, Carlos Valentin
Rojas Sánchez, Ronal
Roldan Mori, Mayra Milagros

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO


13/04/20150
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

INTRODUCCIÓN

Los trastornos disociativos, son trastornos mentales en los que la identidad, la memoria y
la conciencia son alteradas, y los trastornos somatomorfos, que involucran síntomas físicos que no
tienen base fisiológica. Se cree que ambos grupos de trastornos ocurren debido a un conflicto o
una necesidad psicológicos subyacente.Los síntomas de los trastornos disociativos y de los
trastornos somatomorfos en general se conocen por medio del autoinforme. Entonces debe
considerarse la posibilidad del fingimiento.

Wadlh El-Hage, acusado de conspirar con Osama bin Laden en los ataques a las embajadas
estadounidenses en Kenia y Tanzania, afirmó que sufría de pérdida de la memoria. Los expertos que el
tribunal llamó emitieron la opinión de que “fingía los síntomas de amnesia” (Weiser, 2000).

Lee Malvo, el francotirador de Washington, DC., afirmó que padecía un trastorno disociativo
(Jackson, 2003).

Además de la posibilidad de fingimiento, han surgido otras preguntas acerca de varios

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


trastornos disociativos. Por ejemplo, algunos investigadores están preocupados por el repentino
aumento en los informes de trastorno de identidad disociativo y amnesia disociativa. Piensan que
quizá los consejeros o terapeutas (o sus clientes) están “creando” estos trastornos sin darse
cuenta.

También es difícil evaluar las quejas de los individuos con trastornos somatomorfos
cuando parece que no existe una base biológica para los síntomas físicos. Aún permanece el hecho
que en los casos genuinos de trastornos disociativos y somatomorfos los síntomas son producidos
de manera involuntaria. Los individuos afectados en realidad están desconcertados por su pérdida
de memoria y los cambios en su conducta, y sufren por su dolor físico o su incapacidad. Esta
situación lleva a una paradoja: una persona si demuestra una perturbación de la memoria en la
amnesia psicógena y sin embargo, la memoria aún existe en algún lugar del cerebro. De manera
similar, una persona puede “perder” la vista en un trastorno de conversión, aunque a nivel
fisiológico los ojos sean capaces de ver a la perfección. ¿Qué es lo que pasa exactamente en estos
casos?

La finalidad del tema es que como estudiantes conozcamos la importancia de estos


trastornos, su caracterización clínica, los problemas asociados a su diagnóstico y evaluación, así
como las perspectivas teóricas que se están planteando en la actualidad. En el proceso de
aprendizaje sobre este amplio tema, la realización de actividades prácticas se considera un aspecto
imprescindible para alcanzar el objetivo propuesto.

1
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN .................................................................................................................................................1
ÍNDICE ......................................................................................................................................................................2
TRASTORNOS SOMATOMORFOS.............................................................................................................3
A. Trastorno de somatización.................................................................................................................4
B. Trastorno de conversión ....................................................................................................................9
E. Trastorno por dolor ......................................................................................................................... 13
F. Hipocondría......................................................................................................................................... 18
G. Trastorno dismórfico corporal....................................................................................................... 21
H. Trastorno somatomorfo indiferenciado ....................................................................................... 23
I. Trastorno somatomorfo no específico......................................................................................... 24
TRASTORNOS DISOCIATIVO .................................................................................................................. 25
A. Amnesia disociativa (F44.0 – DMS V) ........................................................................................... 26

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


B. Fuga disociativa ................................................................................................................................... 28
C. Trastorno de identidad disociativa (T. de personalidad múltiple).......................................... 30
D. Trastorno de despersonalización/desrealización (F48.1 DSM V) ........................................... 33
E. Otro trastorno disociativo especificado ...................................................................................... 36
F. Trastorno disociativo no específico (F44.9 DMS V).................................................................. 37
CONCLUSIONES ................................................................................................................................................ 37
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ................................................................................................................... 40
ANEXOS………………………………………………………………………………………………
………………………………44

ARTÍCULOS DE
INVESTIGACIÓN……………………………………………………………………………………
……47

2
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

TRASTORNOS SOMATOMORFOS

Los trastornos somatomorfos o somatomorfos son un grupo de trastornos caracterizados por


molestias diversas, en mayor o menor grado difusas, que aquejan al paciente pero que no pueden
ser explicadas por la existencia de una enfermedad orgánica, o al menos no de manera suficiente y
concluyente.

Alteraciones psíquicas cuyo aspecto esencial esla presencia de síntomas que sugieren un trastorno
físico. Con el objeto de establecer el diagnóstico de cualquiera de los trastornos somatomorfos no
debe haber datos físicos demostrables o mecanismos fisiológicos conocidos que expliquen los
síntomas y deben existir pruebas positivas o por lo menos presuntivas poderosas de que los
síntomas tienen origen psicológico,

Los pacientes suelen insistir en la presencia de síntomas físicos como dolor,inflamación, náuseas,
vértigo, debilidad o lesiones, pero niegan tener problemas psiquiátricos, acompañado de demandas
persistentes de examinaciones y pruebas diagnósticas a pesar de que los hallazgos continuamente
resultan negativos y de la garantía de los tratantes que los síntomas no tienen justificación
orgánica. La sensación física reportada por los pacientes con trastornos somatomorfos no es
ficticia o inventada, es sintomatología real que no tiene explicación o causa física (Anexo 1).

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


En el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición, texto revisado se
reconocen cinco trastornos somatomorfos concretos:

1. Trastorno de somatización
2. Trastornos de conversón
3. Trastorno por dolor
4. Hipocondría
5. Trastorno dismórficocorportal
6. Trastornos somatomorfo diferenciado
7. Trastorno somatomorfo no específico

3
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

A. Trastorno de somatización

“Mujer de 56 años enviada a USM por ánimo triste. La paciente presenta desde hace unos 15
años una serie de quejas inespecíficas en diversas zonas, como algias, dificultad respiratoria,
problemas digestivos y quejas sexuales entre otras e inicia una demanda de atención médica y
exploraciones diagnósticas repetidas, pasando por múltiples especialistas, sin resultados que
justifiquen la sintomatología referida por la misma. En los tres últimos meses aparecen una ataxia
de la marcha y disfonía del habla muy invalidantes, siendo estudiadas y pendientes de filiar al ser
todas las pruebas diagnósticas normales. En la evolución de la paciente se aprecia un estado de
negación, no aceptando la contribución de los aspectos emocionales en sus síntomas somáticos.

Definición: Representa una forma extrema de somatización en la que se experimentan múltiples


síntomas inexplicados en numerosos sistemas orgánicos. Algunas formas crónicas de somatización

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


no cumplen todos los criterios diagnósticos de trastorno por somatización y se clasifican como
trastornos somatomorfos indiferenciados.

Epidemiologia:La relación entre somatización y trauma psíquico ha sido señalada como


relevante. Si bien el trauma psíquico es un tema de interés en salud mental, ha recibido
nuevamente atención en la última década, después de que estudios epidemiológicos han
demostrado una prevalencia mayor de lo esperado, sea como trauma bélico, civil o familiar.
Algunos estudios han ligado síntomas específicos de trauma a patrones específicos de
sintomatología somática. Por ejemplo, los sobrevivientes de abusos sexuales informan tasas
elevadas de síntomas gineco-obstétricos o gastrointestinales inexplicables; otros casos de
refugiados que han presenciado atrocidades bélicas presentan tasas altas de ceguera psicogénica.

Varios estudios han mostrado una asociación entre trauma y presentación de síntomas
somatomorfos. Estos hallazgos señalan que puede ser útil investigar sistemáticamente cómo
diversos traumas pueden ligarse específicamente a somatización, TEPT (trastorno de estrés
postraumático) y otros trastornos comórbidos.

Leserman et al. han examinado en detalle la relación entre abuso físico y sexual relacionados con
síntomas gastrointestinales inexplicados en mujeres en consulta ambulatoria, identificando como
factores de riesgo heridas serias durante el abuso, victimización por múltiples perpetradores,
violación y amenazas repetidas hacia la propia vida.

Asimismo, la somatización se ha asociado a un número de diagnósticos psiquiátricos, en los cuales


se ha relacionado la comorbilidad de trastornos psiquiátricos con somatización, ya sea basados en
estudios con población psiquiátrica o de atención primaria de salud, pudiendo encontrar mayor

4
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

riesgo relativo de somatización que la población general en trastorno de pánico, depresión mayor,
esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo y episodio maníaco.

Por otro lado, existen razones sociales y culturales para magnificar los síntomas. Las clases sociales
altas tienden a amplificar los síntomas, mientras que la somatización es más frecuente en personas
con nivel socio-económico o educacional bajos y domicilio rural.

Otros estudios señalan que entre el 38% y 60% de los pacientes informan de síntomas que no
pueden ser relacionados con una enfermedad o patología orgánica.

La variabilidad de las cifras de prevalencia se debe, por una parte, a la dificultad generada por lo
restrictivo de los criterios diagnósticos para el trastorno por somatización del DSM-IV y, por otra,
a lo impreciso de los criterios diagnósticos para poder realizar un diagnóstico específico.

Etiología:

a) Factores genéticos: La propuesta clásica de una base genética común para los
trastornos por somatización (en la mujer) y los trastornos asociales de la personalidad (en
los varones) no se ha comprobado en todo el mundo.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


b) Factores biológicos: Algunos pacientes presentan un deterioro del proceso cognitivo
bifrontal de predominio en el hemisferio no dominante que podría ser responsable de la
depresión, del dolor psicógeno, de los síntomas de conversión asimétricos y del patrón
histriónico de conducta. Las anomalías en el hemisferio dominante serían las responsables
del deterioro de la comunicación verbal, de la incongruencia peculiar de la respuesta
afectiva y de la integración sensomotora anómala. El análisis del patrón verbal en estos
pacientes muestra una identidad delself negativa y confusa con dos componentes: una
modificación de los objetos y de las acciones por la actitud negativa y un narcisismo
patológico que empobrece su mundo relacional, por déficit de empatía y
seudodependencia.

Determinados estudios demuestran que las funciones cerebrales derechas están más
desarrolladas que las izquierdas en los pacientes somatizadores y existe cierta
hiperactividad del locus coeruleus (lo cual disminuiría el umbral del dolor) y disminución
del riego sanguíneo cerebral en las áreas posteriores del cerebro.

c) Factores biopsicosociales:Parece ser que existe cierta predisposición en los familiares


de primer grado de sexo masculino de los pacientes al abuso del alcohol y trastornos de la
personalidad. En los familiares de primer grado de sexo femenino predominan los
diagnósticos de somatización. Las mujeres que presentan un trastorno por somatización
suelen tener padres que las abandonaron, maltrataron o abusaron de ellas física o
sexualmente y suelen casarse con mayor frecuencia con varones sociopáticos.

5
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

En varones se relaciona más con situaciones legales, del servicio militar o a compensación
por incapacidad, pensiones de veteranos o económicas postraumas.

Las experiencias infantiles tienen interés en la formación del carácter del somatizador
desde una perspectiva evolutiva. Influirían factores como las carencias afectivas en la
infancia, un modelado erróneo de la enfermedad por parte de los padres (enfermaban con
frecuencia, acudían a menudo a los médicos, la enfermedad física era bien aceptada por
parte de la familia y excusaba al enfermo de obligaciones).

Dentro de un grupo familiar patológico, la familia se organiza en torno al enfermo para


olvidar otros problemas. El niño puede aprender poco a poco que, a veces, la única
manera de obtener la respuesta que necesita es mediante una «conducta de enfermedad».
De adulto, ante las dificultades para manejarse en las situaciones de la vida diaria, la
enfermedad puede ser una forma inconsciente de refugio que aprendió a usar cuando era
pequeño.

Diagnóstico: El DSM-IV establece criterios diagnósticos para el trastorno por somatización en


base a síntomas o quejas físicas de años de duración, desde antes de los 30 años de edad, que
implican disfunción social, laboral u otras, y todas las siguientes manifestaciones en algún momento
durante la evolución del trastorno:

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


A. cuatro síntomas dolorosos diferente (cefalea, dorsalgia, dolor en extremidades, dolor
torácico, disuria, dismenorrea o dispareunia);

B. Dos síntomas gastrointestinales diferentes del dolor (náusea, distensión abdominal,


vómitos fuera del embarazo, diarrea o intolerancia a la comida);

C. Un síntoma sexual (síntomas menstruales, disfunción eréctil o eyaculatoria o indiferencia


sexual);

D. Un síntoma pseudo-neurológico diferente del dolor (sordera, parálisis, globus faríngeo,


afonía, debilidad, anestesia o ceguera).

6
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Tratamiento: La atención primaria es la puerta de entada al sistema sanitario y va a tratar a gran


parte de los pacientes somatizadores, por lo que se tiene que asumir la responsabilidad de
conocer el manejo correcto de estos enfermos.

Existen unas normas de buena práctica clínica en atención primaria con los pacientes con
trastornos de somatización que deberíamos conocer:

- El paciente debe ser atendido por un solo médico: su médico de familia.


- Planificar citas regulares cada 4-6 semanas como máximo.
- Realizar consultas breves que sean posibles en la agenda del generalista.
- Explorar siempre la zona de la que se queja el paciente.
- Buscar signos. Los síntomas deben ser interpretados en un contexto comunicacional.
- Evitar tests diagnósticos que no sean imprescindibles para evitar yatrogenia y gasto
sanitario. Deben solicitarse basados en los signos, no en los síntomas.
- Evitar diagnósticos espurios y tratamientos innecesarios.
- Tranquilizar y reasegurar.
- Derivar adecuadamente a los servicios psiquiátricos.

Estas recomendaciones han resultado efectivas y se ha demostrado un ahorro de los gastos


sanitarios producidos por los somatizadores de un 32%.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Principios generales: Es fundamental entender el sufrimiento del enfermo y tener un buen
control emocional. Los tres pilares fundamentales de tratamiento serían:

1. Explicar los síntomas al enfermo.


- Aprovechar la consulta en la que hemos recibido pruebas negativas que descarten
organicidad.
- Evitar sentencias del tipo: «no tiene nada», «es de los nervios», etc.
- Explicar al paciente que no padece ninguna enfermedad grave, que se trata de un
trastorno crónico, pero que hay intervenciones terapéuticas que ayudan.
- Dar nombre a la enfermedad si lo tiene: colon irritable, fibromialgia, aunque se trate
de algo inespecífico como trastorno funcional digestivo.
- Permitir el rol de enfermo.
2. Establecer objetivos de tratamiento razonables.
- Escuchar las quejas, explorar en cada visita si se precisa, explorar la esfera psicosocial.
Debemos centrarnos en la funcionalidad, no en los síntomas, mediante preguntas
abiertas, intentando conocer qué le preocupa al paciente y si lo relaciona con su
problema físico.
- Calendario de visitas breves y regulares, por ejemplo 15 minutos cada 15 ó 20 días,
para ir alargando hasta el mes. De esta manera nos aseguramos que el paciente no
desarrolle una enfermedad orgánica sobreañadida grave, disminuimos costes y visitas a
urgencias, y se aumenta la satisfacción de la relación médico-paciente.
- La entrevista es el instrumento básico en el manejo de estos pacientes. Se interacciona
con el paciente haciéndole preguntas, mostrando empatía y ofreciéndole explicaciones

7
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

o interpretaciones. Es fundamental la flexibilidad, la paciencia y la perspicacia.


Debemos aceptar mejorías parciales como satisfactorias, incluso sólo las emocionales,
aunque persista la queja. Un abordaje posible de estos pacientes en la consulta de
atención primaria serían las técnicas de reatribución, consistentes en hacer ver al
paciente que el síntoma que presenta no es de índole somática, sino un trastorno
mental. Para realizar estas técnicas contamos con 3 fases. En la fase I de reatribución
se intenta que el paciente se sienta comprendido, se elabora la historia clínica del
síntoma, prestando atención a los indicios de malestar psicológico, explorando los
problemas sociales y los sentimientos respecto a la enfermedad. Se complementa con
una exploración física. Posteriormente se intenta ampliar la agenda, redefiniendo el
problema y tratando de esclarecer el vínculo del síntoma con los problemas
psicológicos, dando explicaciones al paciente con demostraciones prácticas. La fase II
consiste en la internalización por parte del paciente del diagnóstico psicológico y su
responsabilidad activa en la búsqueda de soluciones. La fase III es la del abordaje
psicológico, basada en técnicas de relajación, resolución de problemas, tratamiento de
la ansiedad, bien en atención primaria o en salud mental, dependiendo de la gravedad
del caso. Sería interesante intentar reatribuir también a la familia, usar folletos
explicativos y crear unidades de enlace con psiquiatría.
3. Tratamiento psicofarmacológico.
- Los trastornos psiquiátricos que se asocian a somatizaciones, específicamente ansiedad

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


y depresión, responden satisfactoriamente al tratamiento farmacológico.
- En general, este tipo de paciente tiende a padecer más efectos adversos y a desarrollar
nuevos síntomas, por lo que es conveniente comenzar con bajas dosis. La prescripción
debe ser realizada en conjunto y de acuerdo con el paciente y, dado que los resultados
producen cierta mejoría pero ésta no es espectacular y puede demorar, no conviene
insistir cuando éste sea escéptico o pesimista al respecto. Como estos pacientes
carecen del componente de tristeza de la depresión, el término antidepresivo puede
no resultar muy útil, por lo que se recomienda utilizar otro nombre para dichos
fármacos. Sin embargo, como los envases que los contienen anuncian que se trata de
un medicamento antidepresivo, conviene adelantarse a dicho hallazgo dándole
previamente una explicación al paciente como por ejemplo: "...este medicamento se
utiliza frecuentemente para la depresión, por lo que muchos lo llaman antidepresivo,
sin embargo, en usted lo vamos a utilizar porque ha también demostrado producir
alivio en los síntomas que menciona...".
- El dolor puede ser el síntoma principal en algunos pacientes, por lo que podrían
beneficiarse del uso de antidepresivos, explicando al paciente el efecto que pueden
tener sobre el control del dolor. También de benzodiacepinas en los pacientes con
gran carga de ansiedad, beta-bloqueantes, si hay excesivos síntomas por
hiperexcitación del sistema nervioso simpático, y algunos otros como carbamazepina,
gabapentina o sulpiride

Pronostico: Los medicamentos podrían brindar algún tipo de mejoría. La psicoterapia actúa a
largo plazo porque la persona ha vivido con el trastorno durante mucho tiempo antes de recibir

8
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

tratamiento. Es difícil abandonar los modelos de comportamiento de largo tiempo, no obstante


con persistencia y apoyo es posible lograr un progreso.

B. Trastorno de conversión

“Mujer de 38 años de edad, ingresada en medicina interna por presentar un episodio de


algias difusas y pérdida de fuerza en las extremidades inferiores que precisó silla de ruedas.
Como antecedentes personales destacaba la presencia de osteoporosis, secundaria a
ovariectomía. La paciente había presentado tres ingresos por lumbalgia y paraparesia, con
una exploración física y pruebas complementarias (electromiograma [EMG], resonancia
magnética [RM] y tomografía computarizada [TC]) sin alteraciones significativas. Se
consultó con los servicios de rehabilitación y psiquiatría conjuntamente, llegándose al
diagnóstico de trastorno de conversión. Existían antecedentes de abusos sexuales en la
infancia y maltrato físico. Se pautaron antidepresivos y ansiolíticos (20 mg/día de fluoxetina,
0,25 mg de alprazolam cada 12 h), terapia conductual de extinción de conductas
maladaptativas y tratamiento rehabilitador mediante un programa de cinesiterapia activa. A
los dos meses deambulaba sin ayuda y este estado funcional se mantiene a los dos años del

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


episodio”.

Definición: Pérdida de función física o neurológica que sugiere un trastorno físico, pero que no
puede justificarse por los datos de la exploración, analíticos o de imagen. Se supone la presencia
de un conflicto psíquico inconsciente que se convierte en síntomas somáticos, con una reducción
asociada de la ansiedad, una resolución simbólica del conflicto y una evitación de que el conflicto
alcance la conciencia consciente.

Epidemiologia y etiología: Más frecuente en mujeres que en hombres (los índices informados
varían de 2:1 a 10:1). Los síntomas son mucho más comunes al lado izquierdo del cuerpo. En
mujeres, y muy raramente en hombres, puede desarrollarse posteriormente el cuadro completo
de trastorno de somatización. En varones, se asocia con trastorno de personalidad antisocial. En
accidentes laborales y en la vida militar se ven trastornos de conversión que deben diferenciarse
de la simulación. En niños menores de 10 años los síntomas se limitan a problemas en la marcha o
a "ataques".

9
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Criterios Diagnósticos(DSM – V)

A. Uno o más síntomas o déficit que afectan a la función motora voluntaria o sensorial y que
sugieren una condición neurológica u otra condición médica general
B. Los hallazgos clínicos aportan pruebas de la incompatibilidad entre síntomas y las
afecciones neurológicas o médicas reconocidas.
C. El síntoma o deficiencia no se explica mejor por otro trastorno médico o mental.
D. El síntoma causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral y otras
áreas importantes del funcionamiento.

Nota de codificación: El código CIE-9 MC para el trastorno de conversión es 300.11, el cual se


asigna con independencia del tipo de síntoma. El código CIE- 10- MC depende del tipo de
síntoma (véase a continuación).

Especificar el tipo de síntoma:

- (F44.4) Con debilidad o parálisis


- (F44.4) Con movimiento anómalo ( p. ej., temblor, movimiento distónico,
mioclonía, trastorno de la marcha)
- (F44.4) Con síntomas de la deglución
(F44.4) Con síntomas del habla (p. ej., disfonía, mala articulación)

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


-
- (F44.5) Con ataques o convulsiones
- (F44.6) Con anestesia o pérdida sensitiva.
- (F44.6) Con síntoma sensitivo especial ( p. ej., alteración visual, olfativa o auditiva)
- (F44.7) Con síntomas mixtos.

Especificar si:

- Episodio agudo: síntomas presentes durante menos de 6 meses.


- Persistente: síntomas durante 6 meses o más.

Especificar si:

- Con factor de estrés psicológico (especificar el factor de estrés)


- Sin factor de estrés psicológico

10
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Diagnósticos diferenciales

Trastorno marcado por el estado de ánimo depresivo: incapacidad para concentrarse;


trastorno del apetito, de la libido y de los patrones del sueño; y reducción del interés
T. depresivo mayor
por actividades usuales. Las quejas somáticas se producen en el contexto de estos
síntomas.

Trastorno marcado por un inicio agudo de ansiedad, acompañado por activación


autonómica que disminuye. Puede aparecer después preocupación o sufrir una
T. de angustia
enfermedad, como por ejemplo un ataque de corazón, pero no es un aspecto central del
trastorno.

En los trastornos psicóticos marcados por delirios de enfermedad, las ideas delirantes
T. psicóticos
son intensas y podrían interpretarse como extrañas.

En los trastornos de somatización también aparecen síntomas sensoro-motores. Pero


T. de somatización este trastorno es crónico y empieza en edades más tempranas y que incluye síntomas de
otros muchos sistemas orgánicos.

Trastorno en el que el dolor es el centro de la queja. Se cree que los factores


T. por dolor
psicológicos tienen un papel concreto en la intensidad del dolor y en su mantenimiento.

Trastorno en el que la persona presenta una preocupación temerosa porque cree que
padece una enfermedad grave, o en el que interpreta equivocadamente síntomas
Hipocondría
corporales como indicadores de que tiene una evaluación médica, la preocupación

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


continua.

En los trastornos facticios los síntomas están bajo el control voluntario y consciente, tras
T. facticios
la búsqueda de asumir el papel de enfermo.

Tratamiento: El tratamiento puede incluir lo siguiente:

a) Explicación. Esto debe ser clara y coherente atribuir síntomas físicos a una causa
psicológica no es aceptada por muchas personas educadas en las culturas occidentales. Se
debe enfatizar la autenticidad de la condición, que es común, potencialmente reversible y
no significa que el paciente es psicótico. Tomando una postura neutral etiológicamente
con la descripción de los síntomas como funcional puede ser útil, pero se necesitan más
estudios. Idealmente, el paciente debe ser seguido neurológicamente por un tiempo para
asegurarse de que el diagnóstico se ha entendido.
b) Fisioterapia en su caso;
c) Terapia Ocupacional para mantener la autonomía en las actividades de la vida diaria;
d) El tratamiento de la depresión o la ansiedad comórbidos si están presentes.

Hay poco tratamiento basado en la evidencia de trastorno de conversión. Otros tratamientos,


como la terapia cognitivo-conductual, la hipnosis, EMDR, y la psicoterapia psicodinámica, EEG
biofeedback cerebro necesitan ensayos adicionales.

Pronóstico: El DSM-V-TR establece que los síntomas de conversión será en la mayoría de los
casos desaparecen dentro de 2 semanas en los pacientes hospitalizados. Un quinto a un cuarto
tendrá una recurrencia dentro de un año con este también predicen recurrencias futuras. La

11
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

aparición aguda, estrés claramente identificable en este momento, y el corto período de tiempo
entre el inicio y el tratamiento se asocian con un pronóstico favorable.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

12
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

E. Trastorno por dolor

“Paciente de 50 años, mujer, no fumadora, bebedora de 8 g de alcohol al día sin otros


hábitos tóxicos. No tiene antecedentes familiares de interés y entre los personales figuran
mastopatía benigna, neumonía adquirida en la comunidad y fractura de cartílago triangular
de muñeca derecha. Viene trasladada de otra consulta tras discutir con su médico de
cabecera, porque éste le dio el alta médica para trabajar. Lleva 7 meses con dolor en
costado derecho que le incapacita incluso para trabajar; la paciente señala que fue debido a
un herpes zoster que nadie ha visto, aunque la paciente trae documentación de varios
especialistas (dermatólogo, neurólogo, unidad del dolor) con el diagnóstico de neuralgia
postherpética, excepto el neurólogo, que dice que el dolor no sigue el trayecto del
dermatoma. Hablando con la paciente, se descubre un fondo de depresión (llora en la
consulta), tiene mala relación con su hijo (es madre soltera) debido a su dolor y se queja
mucho sobre la trayectoria de su vida. Ha estado en tratamiento con deflazacort y
amitriptilina a dosis bajas, ya que no toleraba la carbamazepina, y 1 g de paracetamol cada
8 horas sin obtener ningún éxito. Se le realizó una analítica, resultando la bioquímica, el
hemograma y el sistemático de orina normales. Se le pidió una RMN de columna dorsal,

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


encontrándose nódulo de Schmörl en una vértebra y ectasias y quistes perirradiculares en
algunos agujeros de conjunción, correspondiendo a procesos crónicos que no justificaban su
dolor.”

Definición: El trastorno por dolor ha recibido otras denominaciones a lo largo de la historia,


como trastorno de dolor somatomorfo, trastorno de dolor psicógeno, trastorno idiopático de dolor o
trastorno atípico de dolor. La CIE-10 lo denomina dolor somatomorfo persistente.

El trastorno por dolor es aquel trastorno somatomorfo cuyo síntoma principal es el dolor, el cual
es de la suficiente intensidad como para demandar atención médica y no puede justificarse por
patología médica o quirúrgica. El dolor se asocia a estrés emocional y deterioro del
funcionamiento.

Los factores psicológicos influyen de forma importante en el inicio, la gravedad, la exacerbación y


la persistencia del dolor.

Epidemiología: El dolor que produce malestar significativo o deterioro en la actividad es, sin
duda, muy frecuente, aunque su prevalencia no está del todo determinada. Un estudio

13
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

recientemente publicado en Alemania (Grabe, 2003) informa una prevalencia de 12,3% para el
trastorno por dolor agudo y de 5,4% para el trastorno por dolor crónico.

Mientras que el trastorno por dolor asociado a factores psicológicos y a enfermedad médica
parece ser relativamente frecuente, el trastorno por dolor asociado únicamente a factores
psicológicos lo es mucho menos.

El diagnóstico de trastorno por dolor es dos veces más frecuente en mujeres que en varones. La
edad de inicio del cuadro predomina entre los 40 y los 50 años. Se observa con mayor frecuencia
en personas que realizan trabajos físicos. Los familiares de primer grado de pacientes que padecen
este trastorno tienen mayor probabilidad de sufrirlo, lo que apoyaría la teoría de la existencia de
factores genéticos y mecanismos conductuales implicados en la fisiopatología del trastorno.

Etiología: Se han implicado diversos factores en la génesis del trastorno por dolor.

a) Factores psicodinámicos: El dolor sin una causa física sería la expresión de conflictos
intrapsíquicos. Muchos de estos pacientes estarían convencidos de merecer sufrir.
b) Factores conductuales: Las conductas dolorosas se refuerzan cuando se recompensan
y se extinguen cuando se ignoran o castigan. Una de estas formas de recompensa lo
constituyen las ganancias secundarias; estos pacientes utilizan frecuentemente el dolor
como una forma de manipulación de las relaciones interpersonales para obtener algún tipo

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


de ventaja.
c) Factores biológicos: El córtex cerebral puede inhibir la estimulación de las fibras
eferentes del dolor. La serotonina parece ser el neurotransmisor principal de las vías
descendentes inhibitorias. Las endorfinas también participan en la regulación del dolor en
el sistema nervioso central y su déficit parece correlacionarse con la amplificación de los
estímulos sensoriales que llegan.

Un estudio recientemente publicado pone de manifiesto cómo los pacientes con dolor crónico
cuentan una mayor prevalencia de problemas en la infancia, como malostratos físicos y
sexuales, malas relaciones con ambos padres, vacío afectivo, peleas y agresiones entre los
padres y alcoholismo y otras drogadicciones en la madre

Criterios diagnósticos (DSM – V)

A. El síntoma principal del cuadro clínico es el dolor localizado en una o más zonas del
cuerpo, de suficiente gravedad como para merecer atención médica.
B. El dolor provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras
áreas importantes de la actividad del individuo.
C. Se estima que los factores psicológicos desempeñan un papel importante en el inicio, la
gravedad, la exacerbación o la persistencia del dolor.

14
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

D. El síntoma o déficit no es simulado ni producido intencionadamente (a diferencia de lo que


ocurre en la simulación y en el trastorno facticio).
E. El dolor no se explica mejor por la presencia de un trastorno del estado de ánimo, un
trastorno de ansiedad o un trastorno psicótico y no cumple los criterios de dispareunia.

Tratamiento:

El tratamiento de estos pacientes irá encaminado al control del dolor, aunque no a la eliminación
del mismo. Habrá que tener en cuenta que el tratamiento ha de ser multidisciplinar (debe
integrarse en el tratamiento médico del dolor, siempre que esté indicado) y tener un carácter
incremental (basado en la parsimonia y en el uso secuencial de los recursos terapéuticos).Se les
debe explicar el papel de los factores psicológicos al inicio del tratamiento, así como las emociones
pueden afectar a las vías sensoriales del dolor. El terapeuta debe dejar claro que el dolor en estos
pacientes es real.

a) Fármacos: Los analgésicos no suelen resultar útiles.


Los ansiolíticos tampoco y, además, son objeto de abuso y malutilización con mucha
frecuencia.
Tanto los antidepresivos tricíclicos como los inhibidores selectivos de la recaptación de
serotonina han demostrado ser eficaces, sin que esté claro si es a través de su efecto
antidepresivo o por un mecanismo independiente

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Las anfetaminas pueden ser útiles, especialmente asociadas a inhibidores selectivos de la
recaptación de serotonina.
Últimamente se están ensayando fármacos antiepilépticos en el tratamiento de este
trastorno.
b) Psicoterapia: Las técnicas cognitivo-conductuales son básicas para modificar actitudes
negativas, creencias y conductas en relación con el dolor que sufren estos pacientes, así
como para potenciar actitudes positivas
- Tratamiento de los aspectos psicofisiológicos: Las técnicas de biofeedback y de
relajación progresiva son utilizadas desde los años setenta Las técnicas de
biorretroalimentación son útiles en migrañas, dolores miofaciales y estados de tensión
muscular.
- Tratamiento de los aspectos conductuales: Son referencia obligada en el enfoque
multidisciplinar del dolor crónico desde que Fordyce lo postulase. Resulta
imprescindible la modificación y control de las contingencias inadecuadas de
reforzamiento que presente el paciente, lo que supondrá un incremento del nivel de
actividad junto con una reducción en la dependencia de la medicación para el dolor.
Sin embargo el objetivo básico de este tipo de tratamiento no es la reducción del
dolor si no la modificación de los aspectos operantes implicados en el problema. La
eficacia del enfoque operante se ha constatado en la extinción de conductas de quejas
y evitación, el incremento gradual de actividades adecuadas y en la progresiva
reducción del uso de analgésicos
- Tratamiento de los aspectos cognitivos: Una de las primeras y más completas
aportaciones en el abordaje de los aspectos cognitivos implicados en el dolor crónico
es la adaptación de la técnica de inoculación de estrés realizada por el grupo de Turk

15
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Este modelo se desarrolló, alcanzando la denominación de tratamiento cognitivo-


conductual del dolor que consta de tres fases: educacional, de adquisición de
habilidades específicas y de aplicación práctica. Siete son los objetivos primarios de
este tipo de intervenciones
1. Cambiar la actitud del paciente hacia el dolor, haciendo que pase de insoportable a
manejable.
2. Enseñarles técnicas de afrontamiento y habilidades para adaptarse y responder al
dolor.
3. Reconceptualizar la autoimagen de pasivos, reactivos e indefensos a activos,
competentes y con iniciativas.
4. Aprender las asociaciones entre pensamientos, sentimientos y conducta y,
subsecuentemente, a identificar y alterar los patrones automáticos desadaptativos.
5. Enseñar habilidades específicas de afrontamiento y cuándo y cómo utilizarlas.
6. Potenciar la autoconfianza de los pacientes.
7. Ayudar a anticipar sus problemas y generar soluciones.

La efectividad clínica de los programas cognitivo-conductuales en el tratamiento del dolor


crónico ha sido confirmada por diversos estudios (Linsen y Zitman, 1984; Olson y Malow,
1987; Newton y Barbaree, 1987).

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Existen dos formas posibles de abordaje: individual, donde la terapia se ajusta al caso, en
función de la información obtenida en el proceso de evaluación, y programada, en base a
una pauta o protocolo de intervención que incluye todos los elementos positivos para el
control del dolor y que se aplica a todos los pacientes.

c) Tratamiento individual: Las decisiones terapéuticas se justifican en la propia dinámica


de la intervención terapéutica. Habrá que considerar los siguientes apartados:
1. Aspectos relacionados con el dolor en el momento actual.

Habrá conductas de evitación ante situaciones problemáticas (laborales, familiares, etc.),


donde nuestra actitud irá encaminada a la eliminación de las contingencias de refuerzo de
las conductas de dolor y al reforzamiento progresivo de comportamientos alternativos.Si
observamos cambios significativos de la intensidad del dolor en situaciones concretas
(pensamientos, días determinados, etc.) debemos actuar sobre la cadena anticipatoria en
términos estimulares. Por último también debemos actuar sobre los niveles excesivos de
respuesta fisiológica (tensión muscular, temperatura periférica, amplitud del pulso y de la
frecuencia cardíaca y conductancia de la piel) a través del biofeedback.

2. Otros problemas asociados.

Nos referimos a problemas detectados en el análisis conductual y que son fuente de


problemas, aunque no relacionados con el dolor, y que requerirán una atención especial.

3. Factores situacionales relevantes.

16
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Se trata de cambios de actividad bruscos de una forma relativamente continuada o, por el


contrario, periodos de actividad de alta monotonía estimular; en todos los casos debe de
ejercerse un control estimular sobre estas actividades, reduciéndolas y ejerciendo un
enriquecimiento y diversificación estimular y comportamental del paciente.

4. Factores que aumentan el dolor.

Se fomentará la realización de actividades dentro de cierto margen de tolerancia del dolor;


técnicas de control de la atención, autoestimulación, etc., como medio de reducir el dolor
percibido y desarrollar estrategias dirigidas a la reducción del mismo; técnicas encaminadas
a reducir el aumento de la ansiedad y pensamientos catastrofistas inductores de un bajo
estado de ánimo, mediante técnicas de auto-control fisiológico y emocional (básicamente
entrenamiento en relajación guiada sobre el dolor).

d) Tratamiento programado o en grupo

Se basa en introducir la práctica totalidad de los elementos terapéuticamente relevantes en el


problema, con lo que la probabilidad de acertar es muy alta; lleva un curso relativamente fijo lo
que facilita su aplicación por distintos terapéutas. En los últimos años se han desarrollado
programas para el control del dolor, personificado en las denominadas Unidades del dolor, en
las que, en ocasiones, es necesario ingresar al paciente, otras veces el tratamiento es de forma

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


ambulatoria. Se trata de unidades multidisciplinarias (psicólogos, psiquiatras, rehabilitadores),
donde se trata el dolor con medios físicos y si aparecen trastornos mentales concurrentes se
diagnostican y se tratan. Estos programas han demostrado resultados satisfactorios y una
buena relación coste/eficacia.

Pronóstico:El curso puede ser agudo o crónico. En la mayoría de los casos el diagnóstico es
tardío y el paciente demanda atención psicológica cuando ya han transcurrido varios años desde el
inicio del dolor. Este dolor aparece de forma abrupta y se incrementa durante semanas o meses.

El pronóstico varía, aunque a menudo produce una incapacidad total.

Por lo general tienen peor pronóstico aquellos pacientes con problemas caracterológicos previos
(pasividad marcada) al trastorno por dolor, la implicación en procesos judiciales, aquellos que
consumen sustancias adictivas y aquellos que presentan una larga historia de dolor. También si
existe un número elevado de áreas dolorosas y si existe mucha sintomatología médica añadida al
dolor.

Si los factores psicológicos son predominantes el dolor puede mejorar con el tratamiento o tras
suprimir los refuerzos externos

17
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

F. Hipocondría

“Varón de 36 años de edad, llega al servicio de emergencia muy ansioso, alterado


y entre lágrimas le dice al médico, Dr. hoy día me desperté con VIH y me duele la
cabeza y el corazón me late muy fuerte, “por favor no quiero morirme, tráteme por
favor” el médico le pide un examen de ELISA el cual sale negativo y descarta la
enfermedad, al oír esto el paciente se tranquiliza, deja de llorar y se va a casa, pero
aún conserva la idea de que posiblemente tenga VIH”

Definición:Es el miedo o creencia morbosa de que se tiene una enfermedad grave, aun estando
sano.

Epidemiologia:

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


- Es una patología, cuya prevalencia es del 10% en la población general
- La afectación es: Hombres 1:1 mujeres
- Ocurre a cualquier edad, teniendo una mayor prevalencia en los hombres a los 30
años y en las mujeres a los 40 años
- Se manifiesta en parientes de primer grado y gemelos monocigotos.

Etiología:

- El paciente manifiesta una hipersensibilidad congénita a las funciones y sensaciones


somáticas Paciente muestra un umbral reducido para el dolor y el sufrimiento físico.
- Además se atribuye a su aparición la represión de la cólera contra los demás o el
desplazamiento contra uno mismo.
- El trastorno tiene un tiempo de duración de 6 meses

18
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Criterios diagnósticos del (DSM IV-TR)

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Manifestaciones clínicas

- Los pacientes suelen tranquilizarse cuando se les informa de que el resultado de


laboratorio de una enfermedad a los que ellos temen es negativo. Pero esta calma es solo
pasajera.
- En la prueba de Rorschach se manifiesta labilidad emocional de estos pacientes.
- Los órganos principalmente afectados en la hipocondría son: el corazón (taquicardia,
palpitaciones) y el sistema gastrointestinal (dispepsia, diarreas).
- El paciente cree que padece una enfermedad grave a alguna disfunción orgánica de
grandes magnitudes
- El estudio de la enfermedad física (trastorno orgánico) puede agravar al paciente al
colocar excesivo énfasis a la molestia somática de la cual se piensa el diagnostico.
Diagnósticos diferenciales:
a) Depresión: apatía, anhedonia, sentimientos de inutilidad)
b) Ansiedad: ansiedad intensa por los signops o síntomas que cree padecer.
c) Trastornos de somatización: molestias ambiguas
d) Trastornos por dolor: es la única queja.
e) Simulación y trastornos facticios: historia acompañada de hospitalización frecuentes
f) Disfunción sexual: evaluar si hay alguna
Tratamiento:

a) FARMACOLÓGICO:
- Corrección de los signos y síntomas. Ansiolíticos y antidepresivos, fármacos
serotominergicos (útiles para la depresión y el trastorno obsesivo compulsivo.

19
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

- La entrevista con medicación puede inducir catarsis).


b) PSICOTERAPIA:
- Orientada a la introspección descubre el significado simbólico de los síntomas.
- La hipnosis y la terapia conductual ayudan a la relajación.

Evolución y pronóstico:Las exacerbaciones suelen acompañarse de un estrés vital identificable.


El pronóstico favorable se da con una personalidad pre morboso muy poco alterado y es
desfavorable cuando hay un trastorno somático.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

20
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

G. Trastorno dismórfico corporal

“Mujer de 22 años de edad, quien todos los días al momento de despertarse toca su nariz
y la siente cada vez más ancha, por lo cual de asusta y siempre se la toca durante el
transcurrir del día y siempre le pregunta por este defecto a sus parientes y amigos, los
cuales le responden que su nariz es perfilada”

Definición: Es la creencia imaginaria de que existe un defecto en el cuerpo.

Epidemiología:

- Comienza en la adolescencia hasta las primeras fases de la vida adulta


- Su relación de afectación es: Hombres 1:1 mujeres
Etiología:

- Hay un compromiso en la liberación y acción del neurotransmisor serotonina (5-

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Hidroxitriptamina)
- Está presente un conflicto inconsciente relacionado con la región corporal
distorsionada.
- Los mecanismos de defensa incluyen: La represión, la distorsión y la simbolización y la
proyección
- La prueba de dibujar a una persona muestra una exageración, disminución o ausencia
de la región corporal afectada.
- No se conoce ninguna alteración patológica

Criterios diagnósticos (DSM IV-TR)

21
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Manifestaciones clínicas:

- La principal es la queja de un paciente por el defecto (arrugas, caída del cabello)


- La queja no guarda relación con la anomalía objetiva
- Si existe una discreta alteración somática el paciente muestra una preocupación exagerada
- La persona admite que puede exagerar el grado o defecto

Diagnósticos diferenciales:Esquizofrenia, trastornos del estado de ánimo, anorexia y bulimia


nerviosa, trastorno obsesivo compulsivo, trastornos de identidad sexual y de género.

Tratamiento:

a) Farmacológico: Fármacos serotoninérgicos, (Fluoxetina, clomipramina) reducen la


eficacia de los síntomas (1/2 de los pacientes).
b) Psicológico:La psicoterapia es útil, descubre conflictos relacionados con los signos y
los síntomas.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

22
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

H. Trastorno somatomorfo indiferenciado


Definición:Consiste en signos y síntomas somáticos inexplicables, que no cumplen ninguno de los
criterios de: La hipocondría ni del trastorno dismorfico corporal.

Duran como mínimo 6 meses y no se haya una etiología médica orgánica identificable.

Criterios diagnósticos (DSM IV-TR )

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Signos y síntomas:

Las molestias se relacionan con el sistema nervioso vegetativo y predominan a nivela


cardiovascular, gastrointestinal y respiratorio

La fatiga también es frecuente y hay que sospechar el síndrome de fatiga c´ónica

Diagnóstico diferencial:

Trastornos de la ansiedad y depresión.

23
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

I. Trastorno somatomorfo no específico

“Paciente mujer de 42 años de edad, quien llega al servicio de ginecología, mencionando


un embarazo de 3 meses, que tengan cuidado con ella y la dejen avanzar, al pasar
consulta el ginecólogo le descarta el mencionado embarazo, pero ella se sigue mostrando
segura de su condición gestante y decide cambiar de ginecólogo” (Embarazo ficticio)

Es una categoría residual de los otros trastornos que no se pueden clasificar en ninguna categoría
citada anteriormente.

Criterios diagnósticos (DSM IV-TR)

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

24
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

TRASTORNOS DISOCIATIVO

Son un grupo de síndromes psiquiátricos que se caracterizan por perturbaciones en algunos


aspectos de la conciencia, identidad, memoria, conducta motora. La mayor parte de los estudios
han encontrado relación entre los trastornos de disociación y la experiencia de un trauma
psicológico.

Todos los tipos de estados disociativos tienden a remitir al cabo de unas pocas semanas o meses,
en especial si su comienzo tuvo relación con un acontecimiento biográfico traumático. Pueden
presentarse estados más crónicos (que a veces van surgiendo de un modo más lentamente
progresivo), en particular parálisis y anestesias, si el comienzo está relacionado con
problemasinsolubles o dificultades personales. Los estados disociativos que han persistido más de
uno o dos años antes de recibir atención psiquiátrica, suelen ser resistentes a los tratamientos.

La característica esencial de los trastornos disociativos consiste en una alteración de las funciones
integradoras de la conciencia, la identidad, la memoria y la percepción del entorno. Esta alteración
puede ser repentina o gradual, transitoria o crónica. En esta sección se abarcan los siguientes
trastornos (Anexo 2).

1. La amnesia Disociativa. Se caracteriza por una incapacidad para recordar información

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


personal importante, generalmente de naturaleza traumática o estresante que es demasiado
amplia para ser explicada por el olvido ordinario.
2. La fuga Disociativa. Se caracteriza por viajes repentinos e inesperados lejos del hogar o del
puesto de trabajo, acompañados de incapacidad para recordar el propio pasado, de confusión
acerca de la propia identidad y asunción de otra identidad nueva.
3. El trastorno de identidad disociativo (antes personalidad múltiple).Se caracteriza por
la presencia de uno o más estados de identidad o personalidad que controlan el
comportamiento del individuo de modo recurrente, junto a una incapacidad para recodar
información personal importante, que es demasiado amplia para ser explicada por el olvido
ordinario.
4. El trastorno de despersonalización. Se caracteriza por una sensación persistente y
recurrente de distanciamiento de los procesos mentales y del propio cuerpo, junto a la
conservación del sentido de la realidad.
5. El trastorno de disociativo no especificado. Se incluye para codificar trastornos en los
que la característica predominante es un síntoma disociativo que no cumple los criterios para
el diagnóstico de un trastorno disociativo específico.

Para la evaluación de los trastornos disociativos debe tenerse en cuenta la perspectiva


intercultural, ya que estos trastornos son una expresión frecuente y aceptada de las actividades
culturales y de las costumbres religiosas de muchas sociedades.

25
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

A. Amnesia disociativa (F44.0 – DMS V)


La característica esencial de la amnesia disociativa consiste en una incapacidad para recordar
información personal importante de la vida, generalmente de naturaleza traumática o estresante.
En este trastorno se produce una alteración reversible de la memoria que impide al paciente
recordar verbalmente experiencias previas. Los síntomas deben provocar malestar clínico
significativo o deterioro social, laboral o de otro tipo.

Algunas personas presentan este tipo de amnesia en episodios de automutilación, de exposición


de violencia o de intentos de suicidio.

En la amnesia disociativa se han descrito varios tipos de alteración de la memoria.

a. Amnesia localizada:el individuo no puede recordar los acontecimientos que se han


presentado durante un periodo de tiempo circunscrito, por lo general las primeras horas
que siguen al hecho perturbador. Ejemplo, es posible que el superviviente ileso de un
accidente de tránsito en el que ha muerto uno de sus familiares no recuerde nada de lo
que ha ocurrido en el momento del accidente hasta 2 días después.
b. Amnesia selectiva: el individuo puede recordar acontecimientos que se han presentado
durante un periodo de tiempo circunscrito. Ejemplo, un veterano de guerra puede
recordar solo alguna parte de los hechos vividos en los combates.
c. Amnesia generalizada: la imposibilidad para recordar abarca toda la vida del individuo.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


Estas personas acuden generalmente a la policía, a urgencias o hospital general.
d. Amnesia continua: incapacidad para recordar acontecimientos que ha tenido desde un
hecho hasta la actualidad.
e. Amnesia sistematizada: es una pérdida de memoria para ciertos tipos de información como
los recuerdos con la familia o con alguien en particular.

Hallazgos de laboratorio: las personas con este trastorno son fácilmente hipnotizables como
se demuestra con los test apropiados.

Síntomas dependientes de la edad: es difícil diagnosticar este trastorno en la niñez, ya que


puede confundirse con ansiedad, inatención, trastorno del aprendizaje y amnesia infantil propia
del desarrollo.

Prevalencia: actualmente en Estados Unidos hay un incremento de los casos de amnesia


disociativa relacionados con traumas infantiles olvidados. Esto debido a su mejor estudio en la
salud mental. La incidencia es mayor en mujeres que en varones. La depresión y la ansiedad son
factores predisponentes.

Curso: puede presentarse a cualquier edad, desde la infancia hasta la edad adulta. Generalmente
se manifiesta como presencia de lagunas de memoria retrospectivas. Los episodios de amnesia
pueden ser de minutos hasta años. Las personas que han sufrido un episodio de amnesia tienen
mayor predisposición a sufrir más episodios ante hechos traumáticos.

Criterios para el diagnóstico

26
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

A. Incapacidad para recordar información personal importante, generalmente de naturaleza


traumática o estresante que es demasiado amplia para ser explicada por el olvido
ordinario.
B. La alteración no aparece exclusivamente en el trastorno disociativo.
C. Los síntomas deben provocar malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de
otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Diagnóstico diferencial: la amnesia disociativa debe diferenciarse del trastorno amnésico


debido a enfermedad médica, en la que la amnesia es consecuencia directa de una alteración
neurológica específica o de otra enfermedad médica (traumatismo craneal, epilepsia). Del
consumo de sustancias o fármacos, del deterioro cognoscitivo por la edad. La historia clínica, los
hallazgos de laboratorio y la exploración física son imprescindibles para el diagnóstico.

Tratamiento

la entrevista aporta datos fundamentales de los desencadenantes. Entrevistas facilitadas.


Entrevistas facilitadas con barbitúricos o benzodiacepinas de acción corta
Hipnosis
Una vez establecido el recuerdo, se recomienda psicoterapia para que lo integren

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

27
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

B. Fuga disociativa

”Abogado de 45 años, que enfrentaba una quiebra y problemas conyugales graves. Un


día desapareció repentinamente de su oficina, para gran consternación de sus socios. Su
mujer sospechó un hecho delictivo y lo denunció. Al día siguiente su automóvil fue
encontrado abandonado y sin gasolina en una zona de descanso. No se supo nada de él
durante un mes, hasta que acudió solo a una sala de urgencias de un hospital, a varias
provincias de distancia de su hogar, sin recordar su identidad. De forma progresiva, en
tratamiento con psicoterapia fue recuperando su memoria, aunque tuvo una nueva fuga
durante 5 días, pudiendo regresar solo a casa”.

Definición: La característica esencial de este trastorno consiste en viajes repentinos a


inesperados lejos del hogar o del trabajo, con incapacidad para recordar alguna parte o la

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


totalidad del pasado del individuo. Todo esto se acompaña de confusión sobre la identidad
personal e incluso de la asunción de una nueva identidad. Esta alteración no aparece
exclusivamente en el transcurso de un trastorno de identidad disociativo y no es debida a efectos
fisiológicos directos de una sustancia o enfermedad médica. Los síntomas producen malestar
clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del
individuo.

Los viajes que realizan estos enfermos pueden durar muy poco tiempo, horas o días, o por el
contrario, largos periodos de vagabundeo sin rumbo como semanas o meses. Incluso algunos
recorren países. Durante las fugas, parece que los enfermos no presentan algún tipo de
psicopatología y por esto no llaman la atención. Estos pacientes son llevados al médico por
presentar amnesia para hechos recientes o no reconocen su identidad. Después de la
recuperación puede existir amnesia para recordar los hechos vividos durante la fuga. La mayoría
de fugas no implican la asunción de otra identidad. Si se produce, la identidad se caracteriza por
rasgos afiliativos y más desinhibidos. Se da a sí mismo un nuevo nombre, otra residencia y otro
trabajo más complejo y organizado que no sugieran la presencia de un trastorno mental.

Prevalencia: tiene una prevalencia del 0,2% en la población general, porcentaje que puede
aumentar durante los tiempos de guerras o en los desastres naturales.

Curso: el inicio de la fuga se halla asociado a acontecimientos traumáticos a estresantes. La


mayoría de los casos afectan a adultos y se documentan con más frecuencia episodios únicos que
pueden durar horas hasta meses. La recuperación suele ser rápida, aunque algunos curso en
forma de amnesia disociativa refractaria.

28
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Criterios para el diagnóstico

A. La alteración esencial de este trastorno consiste en viajes repentinos a inesperados lejos del
hogar o del trabajo, con incapacidad para recordar el pasado del individuo.
B. Confusión sobre la identidad personal e incluso de la asunción de una nueva identidad.
C. Esta alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno de identidad
disociativo y no es debida a efectos fisiológicos directos de una sustancia o enfermedad
médica (epilepsia).
D. Los síntomas producen malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras
áreas importantes de la actividad del individuo.

Diagnóstico diferencial: la amnesia disociativa debe diferenciarse del trastorno amnésico


debido a enfermedad médica, en la que la amnesia es consecuencia directa de una alteración
neurológica específica o de otra enfermedad médica (traumatismo craneal, epilepsia). Del
consumo de sustancias o fármacos, del deterioro cognoscitivo por la edad, de la fuga epiléptica
que tiene auras, alteración de la percepción. En la esquizofrenia el lenguaje delirante,
alucinaciones. La historia clínica, los hallazgos de laboratorio y la exploración física son
imprescindibles para el diagnóstico.

Tratamiento

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


La entrevista aporta datos fundamentales de los desencadenantes.
Entrevistas facilitadas con barbitúricos o benzodiacepinas de acción corta
Hipnosis
Psicoterapia de psicodinámica expresiva y de apoyo.

29
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

C. Trastorno de identidad disociativa (T. de personalidad múltiple)

“Mary nació en Inglaterra pero posteriormente se trasladó a los EUA. Se la


describe como una joven melancólica, introvertida y solitaria que, tras pasar seis
semanas por un estado de ceguera y sordera total, despertó con una personalidad
totalmente diferente (extrovertida, bromista, vivaz...). Parecía una niña, sin ninguna
memoria anterior ni lenguaje, no recordaba escribir, leer ni reconocía a su familia.
Cinco semanas después la personalidad primaria volvió a aparecer tras un periodo de
20 horas de sueño. Volvía a ser la Mary de siempre pero no recordaba nada de lo
acaecido. Esta alternancia de personalidades se sucedería por 15 años, siempre
antecedida por periodos de largos sueños”.

La característica esencial de este trastorno es la existencia de dos o más identidades o estado de

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


la personalidad que controlan el comportamiento del individuo de modo recurrente. Existe una
incapacidad para recordar información personal importante que es demasiado amplia para ser
explicada a partir del olvido ordinario. Esta alteración no es debida a los efectos fisiológicos
directos de una sustancia o a enfermedad médica. En los niños deben diferenciarse de los juegos
fantasiosos o de compañeros de juego imaginarios.

Este trastorno refleja un fracaso en la integración de varios aspectos de la identidad, la memoria


y la conciencia. Cada personalidad se vive como una historia personal, una imagen, una identidad
e incluso con nombres distintos. Generalmente hay una identidad primaria con el nombre, que
es pasiva, dependiente, culpable y depresiva. Las otras identidades poseen nombres diferentes y
rasgos que contrastan con la identidad primaria (son hostiles, dominantes y autodestructivas). En
circunstancias muy concretas la persona puede asumir identidades que difieren en la edad, el
sexo, el vocabulario, los conocimientos y el estado de ánimo.

Hay frecuente lapsos de memoria (remota o reciente) que afectan a su historia personal. La
amnesia es habitualmente asimétrica. A menudo, el estrés psicosocial produce la transición de
una identidad a otra. El tiempo para cambiar de identidad es de unos segundos o gradualmente, a
veces. El número de identidades identificadas oscila entre 2 y más de 100.

Las personas que refieren este trastorno por lo general refieren haber padecido abusos físicos y
sexuales, especialmente durante la infancia.

30
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Prevalencia: hay un gran aumento de este trastorno en Estados Unidos. Las mujeres tienden a
presentar más identidades que los varones (15:8 de promedio).

Curso: parece tener un curso clínico fluctuante, que tiende a ser crónico y recidivante. El

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


tiempo promedio entre la aparición del primer síntoma y su diagnóstico es de 6-7 años. Se
manifiesta con menor intensidad a los 40 años, pero puede aparecer ante episodios de estrés,
hechos traumáticos, abuso de sustancias.

Patrón familiar: es más frecuente en los parientes de primer grado de los individuos que los
padecen que en la población general.

Criterios Diagnósticos

A. Presencia de dos o más identidades o estados de personalidad (cada una con un patrón
propio y relativamente persistente de percepción, interacción y concepción del entorno y
de sí mismo).
B. Al menos dos de estas identidades que controlan el comportamiento del individuo de modo
recurrente.
C. Incapacidad para recordar información personal importante que es demasiado amplia para
ser explicada a partir del olvido ordinario.
D. Esta alteración no es debida a los efectos fisiológicos directos de una sustancia
(comportamiento automático o caótico por intoxicación alcohólica) o a enfermedad médica.
E. En los niños deben diferenciarse de los juegos fantasiosos o de compañeros de juego
imaginarios.

Diagnóstico diferencial: el trastorno de identidad disociativa debe diferenciarse de los


síntomas debido a enfermedad médica (epilepsia). Del consumo de sustancias o fármacos, de los
síntomas de posesión, de la esquizofrenia. La historia clínica, los hallazgos de laboratorio y la
exploración física son imprescindibles para el diagnóstico.

31
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Tratamiento

Psicoterapia introspectiva.
Confirmar el diagnóstico y caracterizar las personalidades.
Si una personalidad tiene tendencias autodestructivas, se debe establecer un contrato
terapéutico con las otras para protegerle.
Puede ser necesaria la hospitalización.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

32
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

D. Trastorno de despersonalización/desrealización(F48.1 DSM V)


Quizás el trastorno de despersonalización es el trastorno más común. Se caracteriza por
sentimiento sobre el yo y el ambiente. Preguntas como” ¿A últimas fechas has tenido la sensación
de que las cosas alrededor de ti no son reales?” o “ ¿Alguna vez te has sentido irreal, que no
eras una persona, y que no vivías en el mundo real?” se usan para investigar este trastorno
(Lambert et al, 2001). Una mujer describió sus síntomas de esta manera: “Es como si alguien
sacara mi yo verdadero, lo pusiera en una repisa y lo guardara en algún lugar dentro de mí. Sea lo que
sea, me hace no estar ahí”. Los episodios de despersonalización pueden ser bastante intensos, y
producir gran ansiedad porque quienes lo sufren no lo consideran natural, como lo ilustra el
siguiente caso:

“Una estudiante universitaria de 21 años se alarmó cuando de pronto percibió cambios


sutiles en su apariencia. La imagen que veía en los espejos no parecía ser suya. Se
inquietó más cuando su cuarto, sus amigos y su campus también parecieron distorsionar
ligeramente su apariencia. El mundo a su alrededor se sentía irreal y ya no era
predecible. Durante el día antes de la repentina aparición de los síntomas, se había
angustiado mucho por las bajas calificaciones que había recibido en diferentes exámenes
importantes. Cuando finalmente buscó ayuda en la clínica universitaria, expresó su

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


preocupación de que se estuviera volviendo loca”.

Definición: Trastorno que se caracteriza por sensación de extrañeza o distanciamiento


de uno mismo.

33
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Epidemiología:

- Los episodios ocasionales y aislados de despersonalización son frecuentes y se


dan hasta en un 70% de una población determinada. La despersonalización
patológica es rara.
- Más común entre mujeres.
- La edad media de aparición corresponde a los 16 años. Es rara a partir de los 40.

Etiología: Lo factores predisponentes son la ansiedad, la depresión y el estrés intenso.


Puede obedecer a una enfermedad psíquica, neurológica o generalizada. Asociado a una
serie de sustancias, como alcohol, barbitúricos, benzodiacepinas, escopolamina, B-
bloqueadores, marihuana y prácticamente cualquier sustancia parecida a la fenciclidina
(PCP) o alucinógena.

Curso:

- Los individuos con trastorno de la personalidad son tratados en la adolescencia


y la edad adulta, aunque el trastorno puede haberse iniciado y no detectado en
la infancia.
- Con frecuencia los sujetos no refieren episodios de despersonalización, sino de
ansiedad, pánico o depresión.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


- La duración puede ser breve (segundos) o muy persistente (años).
- El curso del trastorno es a veces crónico, aunque marcado por remisiones y
exacerbaciones. En la mayoría de las ocasiones las exacerbaciones están
relacionadas con acontecimientos estresantes reales o subjetivos.

Criterios Diagnósticos (DSM – V)

Trastorno de despersonalización/desrealización 300.6 (F48.1)

A. Presencia de experiencias persistentes o recurrentes de despersonalización,


desrealización o ambas:
Otro trastorno disociativo especificado
1. Despersonalización: Experiencias de irrealidad, distanciamiento o de ser un
observador externo respecto a los pensamiento, los sentimientos, las
sensaciones, el cuerpo o las acciones de uno mismo (p. ej., alteraciones de la
percepción, sentido distorsionado del tiempo, irrealidad o ausencia del yo,
embotamiento emocional y/o físico)
2. Desrealización: Experiencias de irrealidad o distanciamiento respecto al
entorno (p. ej., las personas o los objetos se experimentan como irreales, como
en un sueño, nebulosos, sin vida o visualmente distorsionados).
B. Durante las experiencias de despersonalización o desrealización, las pruebas de
realidad se mantienen intactas.
C. Los síntomas causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social,
laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

34
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

D. La alteración no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p.


ej,. Droga, medicamento) u otra afección médica (p. ej., epilepsia).
E. La alteración no se explica mejor por otro trastorno mental, como la
esquizofrenia, el trastorno de pánico, el trastorno de depresión mayor, el
trastorno de estrés agudo, el trastorno de estrés postraumático y otro
trastorno disociativo.

Diagnóstico diferencial: Hay que descartar trastornos del estado de ánimo,


trastornos de ansiedad, esquizofrenia, trastornos de identidad disociativa, uso de
sustancias, efectos adversos de la medicación, tumores o lesiones cerebrales y
trastornos epilépticos. El trastorno de despersonalización describe el estado donde
predomina la despersonalización, que se diferencia de los trastornos psicóticos por
que se preserva el sentido de la realidad.

Tratamiento: Estásujeto a una remisión espontánea, pero a una tasa más lenta que
la que se ha visto en la amnesia y la fuga disociativas.

- Farmacológico: El tratamiento generalmente se concentra en aliviar los


sentimientos de ansiedad o depresión, o el miedo de volverse loco.
- Psicoteapia: El enfoque conductual se ha probado de manera ocasional. Por
ejemplo, la terapia conductual se usó con éxito para tratar el trastorno de

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


despersonalización en una niña de 15 años que tenía “apagones” que describía
como “flota dentro y afuera”. Estos episodios se asociaban con dolor de cabeza
y sentimiento de desprendimiento, pero los exámenes neurológicos y físicos no
revelaron alguna causa biológica. El tratamiento consistía en obtener cada vez
más atención de su familia y su reforzamiento cuando la frecuencia de los
apagones se redujo, entrenamiento de respuestas apropiadas en situaciones
estresantes y autorreforzamiento (Dollinger, 1983).

35
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

E. Otro trastorno disociativo especificado


Esta categoría se aplica a presentaciones en las que predominan los síntomas característicos de un
trastorno disociativo que causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral
y otras áreas importantes del funcionamiento, pero que no cumplen todos los criterios de ninguno
de los trastornos de la categoría diagnostica de los trastornos disociativos. La categoría de otro
trastorno disociativo especificado se utiliza en situaciones en las que el clínico opta por comunicar
el motivo específico por el que la presentación no cumple los criterios de ningún trastorno
disociativo específico.

Esto se hace registrando “otro trastorno disociativo especificado” seguido del motivo específico
(p. ej., “trance disociativo”).

Algunos ejemplos de presentaciones que se pueden especificar utilizando la asignación “Otro


especificado” son los siguientes:

1. Síndromes crónicos y recurrentes de síntomas disociativos mixtos: esta


categoría incluye el trastorno de identidad asociado a interrupciones no demasiado
intensas del sentido del yo y del sentido de entidad, o alteraciones de la identidad o
episodios de posesión en un individuo que refiere amnesia no disociativa.
2. Alteración de la identidad debida a persuasión coercitiva prolongada e intensa:
Los individuos que han estado sometidos a persuasión coercitiva intensa (p. ej., lavado de

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


cerebro, reforma de las ideas, adoctrinamiento durante el cautiverio tortura,
encarcelamiento político prolongado, reclutamiento por sectas/cultos religiosos o por
organizaciones criminales) pueden presentar cambios prolongados de su identidad o duda
consciente acerca de su identidad.
3. Reacciones disociativas agudas a sucesos estresantes: Esta categoría se aplica a
afecciones agudas transitorias que duran por lo general menos de un mes y, en ocasiones,
solamente unas horas o días. Estas afecciones se caracterizan por la presencia de limitación
de la consciencia; despersonalización; desrealización; alteraciones de la percepción (p. ej.,
lentitud del tiempo, macropsia); microamnesias; estupor transitorio; y/o alteraciones del
funcionamiento sensitivo-motor (p.ej., analgesia, parálisis).
4. Trance disociativo: Esta afección se caracteriza por la reducción agudo o la pérdida
completa de la consciencia del entorno inmediato que se manifiesta como apatía o
insensibilidad intensa a los estímulos del entorno. La apatía puede ir acompañada de
comportamientos estereotipados mínimos (p. ej., movimientos de los dedos) de los que el
individuo no es consciente y/o que no controla, así como de parálisis transitoria o pérdida
de la consciencia. La alteración no es una parte normal de ninguna práctica
cultural o religiosa ampliamente aceptada.
Según DSM – IV:
Trastorno disociativo de trance: alteraciones única o episódica de la conciencia, identidad o memoria
propias de ciertos lugares y culturas concretas. Los trances disociativos consisten en una alteración de la
conciencia con respuesta disminuida al entorno, o en comportamientos o movimientos estereotipados que se
encuentran fuera del control de la persona. El trance de posesión consiste en la sustitución de la identidad
personal por otra, atribuida a la influencia de un espíritu, poder, deidad u otras persona, que se encuentra
asociado a movimientos estereotipados de tipo involuntario o a amnesia.

36
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

amok (Indonesia): consiste en una súbita y espontánea explosión de rabia salvaje, que hace que la
persona afectada corra alocadamente o armada y ataque, hiera o mate indiscriminadamente a los
seres vivos que aparezcan a su paso, has que el sujero sea inmovilizado o se suicide.
bebainan (Indonesia)
latah (Malasia)
pibloktoq (Ártico): Generalmente se encuentra en comunidades inuit, estos episodios semejantes a
los disociativos, acompañados por excitación extrema, son a menudo seguido por convulsiones y
coma. El individuo puede realizar actos agresivos y peligrosos, y decir que padece amnesia después
del episodio.
Ataque de nervios (América Latina): Los síntomas incluyen “dolores cerebrales”, perturbaciones
estomacales, síntomas de ansiedad y mareos. Los patrones de síntomas pueden asemejar trastornos
somatomorfos, de ansiedad, disociativos o depresivos.
Dhat (India): describe preocupaciones hipocondriacas y la ansiedad severa sobre la descarga de
semen. La condición produce sentimientos de debilidad y agotamiento.
Zar (África): experiencia de ser poseído por un espíritu. Los individuos en un estado disociativo
pueden presentar conductas extrañas, como gritar o golpearse la cabeza contra la pared.

Este trastorno forma parte de prácticas religiosas o culturales ampliamente aceptadas en la población.

5. Síndrome de Ganser: el individuo da respuestas aproximadas a las preguntas (p. ej., 2 +


2 suman 5), yno hay asociación con amnesia disociativa o fuga disociativa.

F. Trastorno disociativo no específico (F44.9 DMS V)


Esta categoría se aplica a presentaciones en las que predominan los síntomas característicos de un

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


trastorno disociativo que causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral
y otras áreas importantes del funcionamiento, pero que no cumplen todos los criterios de ninguno
de los trastornos de la categoría diagnóstica de los trastornos disociativos. La categoría del
trastorno disociativo no especificado se utiliza en situaciones en las que el clínico opa no por no
especificar el motivo del incumplimiento de los criterios para un trastorno disociativo específico, e
incluye presentaciones para las que no existe información suficiente para hacer un diagnóstico más
específico (p. ej., en servicios de urgencias.

CONCLUSIONES

Los trastornos somatomorfos implican quejas acerca de síntomas físicos que


mimetizan las condiciones médicas reales pero que no tienen una base orgánica
aparente. En cambio, los factores psicológicos intervienen directamente en la
iniciación y exacerbación del problema. El trastorno de somatización se caracteriza
por múltiples quejas crónicas y un inicio temprano. El trastorno de conversión
consiste en un impedimento físico que no tiene causa orgánica. El trastorno por
dolor es una condición en la que el dolor severo que se menciona tiene una base
psicológica en lugar de física. La hipocondría consta de una preocupación

37
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

persistente por el funcionamiento corporal y la enfermedad. El trastorno dismórfico


corporal incluye preocupación por un defecto corporal imaginado.
Las explicaciones biológicas han sugerido que hay gran vulnerabilidad al trastorno
somatomorfo cuando los individuos tienen una alta sensibilidad a las sensaciones
corporales, un umbral del dolor más bajo y/o un historial de enfermedad o
lesiones. La perspectiva psicoanalítica sostiene que los trastornos somatomorfos
con causados por la represión de conflictos sexuales y su conversión a síntomas
físicos. Otros factores psicológicos incluyen aislamiento social, al ta ansiedad o
estrés, y pensamientos catastróficos en relación con las sensaciones corporales.
Las explicaciones sociales sugieren que se refuerce el papel de “estar enfermo”.
Es posible que los modelos parentales para enfermedades o lesión también
influyan. Desde un punto de vista de restricciones sociales impuestas a las
mujeres, que son afectadas en un mayor grado que los hombres por estos
trastornos. Adicionalmente, la clase social, el conocimiento limitado acerca de
conceptos médicos y la aceptación cultural de síntomas físicos pueden

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS


desempeñar un papel.
La disociación implica una interrupción en la conciencia, la memoria, la identidad o
la percepción y puede ser transitoria o crónica.
La amnesia y la fuga disociativas involucran una forma selectica de olvido en la
que la personas puede no recordar información que es de importancia personal. El
trastorno de despersonalización se caracteriza por sentimiento de irrealidad,
percepciones alteradas de uno mismo y su entorno. El trastorno de identidad
disociativo consiste en la alteración de dos o más personalidades independientes
en un individuo.
Las explicaciones biológicas para el Trastorno de identidad disociativo se han
enfocado en las variaciones en los descubrimientos de los estudios de la actividad
cerebral cuando se comparan las diferentes personalidades. Algunos
investigadores creen que los traumas en la niñez y el estrés crónico pueden
conducir a cambios estructurales permanentes del cerebro. Las perspectivas
psicoanalíticas atribuyen estos trastornos a la represión de impulsos que buscan
vías de expresión para hacer frente al maltrato en la infancia. Las explicaciones
socioculturales para la disociación incluyen la exposición a la difusión de los casos
en los medios y a la representación de papeles. Las explicaciones sociales

38
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

incluyen maltrato infantil, reforzamiento sutil, repuestas a las expectativas del


terapeuta o etiquetamiento erróneo de las experiencias disociativas.
La amnesia y la fuga disociativas tienden a ser de corta duración y a remitir de
manera espontánea; la terapia conductual también se ha usado con éxito. El
trastorno de identidad disociativo se ha tratado más a menudo con psicoterapia e
hipnosis, así como con terapias conductuales y familiares.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

39
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Benajmin J. Sadock, Virginia J. Sadock. Kaplan y Sadock. Manual de Bolsillo de Psiquiatría


Clínica. 5ta Edición. 2012. WoltersKluwerHealth. Cap. 16 y 17. Pag 192 – 215.
2. Guía de consultas de los criterios diagnósticos del DSM-5tm. American psychiatric
Association. Washington, DC. Londong, England
3. Davis Sue, Derald Wing Sue, Stanley Sue. Psicopatología – Comprendiendo la Conducta
Anormal. 9na Edición. Cap 6. Pag 149.

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

40
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

ANEXOS

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

Anexo1. Tabla comparativa de Trastornos somatomorfos

41
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

42
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

Anexo 2. Tabla Comparativa de Trastornos Disociativos

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

43
Universidad Privada Antenor Orrego 2015

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

1. Trastornos somatomorfos: una entidad emergente en pediatría.

2. Curso de la disociación en la población general: estudio de seguimiento de 3 años de


duración

TRASTORNOS SOMATOMORFOS Y DISOCIATIVOS

44