Vous êtes sur la page 1sur 6

0

Silvia Juliana Martínez


CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDADANÍA

La ciudadanía consiste Evolución


en la forma de histórica
pertenencia de los
individuos a una
determinada
comunidad política.
Esta forma de
ciudadanía es, al mismo
tiempo, igualitaria y
universalista.

MARZO DE 2018
UNIVERSIDAD DE PAMPLONA
Silvia Juliana Martínez Álvarez
1
Silvia Juliana Martínez
CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDADANÍA

CONTENIDO

¿Por qué es tan importante para nuestro mundo la idea de ciudadanía?..............................................................2


Historia de la ciudadanía……………………………………………………………………………………………………………………………………3
Ciudadanía en la contemporaneidad…………………………………………………………………………………………………………………5
2
Silvia Juliana Martínez
CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDADANÍA

Un individuo que de
El hombre es un una u otra manera
debe vivir en un
ámbito comunitario
por esto es necesaria
la idea de ciudadanía.
El eje de la comunidad
Se hace necesario que se establezcan medios para que
no puede quedar
las tensiones no lleguen demasiado lejos. El hecho de
que exista un régimen de libertades no implica definido por un
necesariamente que esa situación vaya a mantenerse determinado individuo
de forma automática y sin posibilidad de cambio. Aquí o grupo sino por el
es donde vemos la necesidad que el termino ciudadanía conjunto de
se caracterizan por una cierta inestabilidad interna, fruto
del pluralismo. En una sociedad reflexiva, los relaciones y vínculos
ciudadanos están obligados a decidir constantemente y individuales que se
en cualquier situación; cada individuo debe ir conforman a un nivel
construyendo su posición y su identidad de una manera lo más libre e
personalizada. Lo que nos lleva a pensar que no es un
igualitario posible.
estado permanente e irreversible, sino un objetivo, una
finalidad que siempre está pendiente de realización
plena, siempre está en pos de ser alcanzada, pero nunca
aparece completamente.

La condición de ciudadanía abarcaría una serie de


derechos, concretamente de tres tipos: los derechos
civiles, los derechos políticos y los derechos sociales y
económicos, que los individuos han obtenido al ser
reconocidos por el Estado, ente que ha regulado
legalmente estos derechos.
3
Silvia Juliana Martínez
CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDADANÍA

Grecia fue un inicio de muchas


cosas importantes, por ejemplo de
la democracia y también de la
filosofía. En materia política,
Grecia nos ha legado dos modelos.
 Modelo ateniense
 Modelo espartano

La ciudadanía romana era una


posición social privilegiada en
relación con las leyes, estatus
social, propiedad y acceso a
posiciones de gobierno, que se
otorgaba a ciertos individuos a
lo largo de la historia de
la Antigua Roma.

La caída del Imperio Romano acabó en la práctica con la ciudadanía, pues la


autocracia bizantina no le dio margen de maniobra; también, los pueblos bárbaros
que conquistaron Europa se romanizaron progresivamente y adoptaron la fe
cristiana.

Los cristianos distinguían dos ciudades:


 La ciudad de los hombres. Que es la ciudad
histórica y terrenal.
 La ciudad de Dios. Que es el mundo espiritual.
4
Silvia Juliana Martínez
CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDADANÍA

En el siglo XVIII cambia drásticamente el panorama relativo al principio de


ciudadanía y, por extensión, a la política en general.

En este escenario se demarcan dos perspectivas de pensamiento que se convierten


en las dos principales tradiciones políticas de Occidente, en pugna durante siglos: el
republicanismo y el liberalismo (sobre los que se hablará más adelante). Este nuevo
lenguaje de los derechos se acabaría plasmando, históricamente, en dos
revoluciones decisivas: la americana y la francesa, proclamadas como Declaración de
Independencia de los Estados Unidos (1776) en el primer caso, y como Declaración
Francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) en el segundo.
5
Silvia Juliana Martínez
CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDADANÍA

A partir del siglo XVIII comenzó a


identificarse ciudadanía con
Nación, en el vínculo mismo que
les otorgaba el Estado.

El concepto de ciudadanía confluye en dos aspectos: sentimiento y razón. La


racionalidad de la justicia y el sentimiento de pertenecía a una comunidad han de
ir a la par si deseamos asegurar ciudadanos plenos y una democracia sostenible.
 El reconocimiento de la ciudadanía se refiere a la responsabilidad que tiene
cada sociedad respecto a su propia población.
 El ejercicio de la ciudadanía se refiere a la responsabilidad que corresponde
a cada persona en una sociedad cuando ejerce como ciudadano de la misma.