Vous êtes sur la page 1sur 4

CARACTERISTICAS DEL CANCER DE MAMA

Dado que el cáncer de mama es muy poco frecuente en mujeres con edad inferior a los
30-35 años, no es probable que el ginecólogo solicite pruebas diagnósticas
complementarias a esta edad, salvo si observara alguna alteración en la exploración. Sin
embargo, si en la familia existen antecedentes familiares o alteraciones genéticas
conocidas, probablemente complementará esta exploración con otras pruebas
diagnósticas como la mamografía, ecografía
Cómo se desarrolla el cáncer de mama El estadio o etapa del cáncer de mama nos indica
el grado de extensión del mismo.
Estadio 0 Las células cancerosas no presentan carácter invasivo y están localizadas
únicamente en el interior de los conductos mamarios: el tumor es un cáncer in situ.
Estadio 1 El cáncer se concreta en un nódulo (bulto) inferior a los 2 cm de diámetro y
habitualmente no se extiende aún a otros tejidos fuera de la mama.
Estadio 2 Hay dos posibilidades:
• el tumor sigue siendo inferior a 2 cm, pero se extiende a los ganglios de la axila;
• el nódulo ha crecido, sin sobrepasar los 5 cm, con un 50% de probabilidades de
haberse extendido a los ganglios axilares.
Estadio 3 También hay dos posibilidades:
• el nódulo no ha alcanzado aún 5 cm, pero se ha extendido ya a las axilas;
• el tumor se extiende por los tejidos cercanos a la glándula mamaria.
Estadio 4 Las células cancerosas se han extendido a otros tejidos y órganos del cuerpo,
proliferando también en alguno de ellos. Es lo que se conoce con el nombre de
metástasis.

MECANISMO DE TRANSMICION DE CANCER DE MAMA


El cáncer de mama no se hereda
Solo puede existir un cierto riesgo de susceptibilidad por causas genéticas, que el doctor
Guillermo López Vivanco, del Hospital Quirón Bilbao, cifra entre el 5% y el 10% de los
casos. “El oncólogo recoge los antecedentes familiares cuando realiza la historia clínica
y, si existe sospecha, ya informará a la paciente y a sus familiares de los pasos a seguir”,
asegura el doctor López Vivanco.
La mayoría de los casos de cáncer de mama son esporádicos, lo que significa que se
desarrollan a partir del daño a los genes de una persona que se produce por casualidad
después del nacimiento. No hay riesgo de transmitir este gen a los hijos de la persona
Los siguientes factores pueden elevar el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de
mama:

 Edad. El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta a medida que la mujer


envejece y, en la mayoría de los casos, la enfermedad se desarrolla en mujeres
de más de 50 años.
 Antecedentes personales de cáncer de mama. Una mujer que ha tenido cáncer
en una mama presenta un riesgo más elevado de presentar un nuevo cáncer en
cualquiera de las mamas.
 Antecedentes familiares de cáncer de mama. El cáncer de mama puede ser
hereditario si su familia tiene una o más de las siguientes características:
 Parientes de primer grado, como madres, hermanas e hijos, a quienes se
les haya diagnosticado cáncer de mama o de ovarios, en especial antes de
los 50 años. Si 2 parientes de primer grado desarrollaron cáncer de
mama, el riesgo es de 5 veces el riesgo promedio.

 Muchos parientes cercanos a quienes se les haya diagnosticado cáncer de


mama o de ovarios, en especial antes de los 50 años. Los parientes
cercanos incluyen abuelos, tíos y tías, sobrinos y sobrinas, nietos y
primos.

 Un integrante de la familia que haya desarrollado cáncer de mama en


ambas mamas.

 Un pariente hombre que haya desarrollado cáncer de mama. Es incierto


cuánto aumenta el riesgo de una mujer de tener cáncer de mama cuando
un hombre en la familia tiene cáncer de mama, a menos que se deba a
una mutación hereditaria.

Otras mutaciones genéticas o afecciones hereditarias que pueden aumentar el riesgo de


una persona de tener cáncer de mama. Son mucho menos frecuentes que los
genes BRCA1 o BRCA2, y no aumentan tanto el riesgo de cáncer de mama.
 Síndrome de Lynch (en inglés), relacionado con los genes MLH1 y MSH2
 Síndrome de Cowden (Cowden syndrome, CS) (en inglés), relacionado con el
gen PTEN
 Síndrome de Li-Fraumeni (Li-Fraumeni syndrome, LFS) (en inglés),
relacionado con los genes TP53 y CHEK2
 Síndrome de Peutz-Jeghers (Peutz-Jeghers syndrome, PJS) (en inglés),
relacionado con el gen STK11
 Ataxia telangiectasia (A-T) (en inglés), relacionada con el gen ATM
 Cáncer gástrico difuso hereditario (en inglés), relacionado con el gen CDH1
 Gen PALB2

POSIBLES VEHICULOS, DISPOSITIVOS DEL CANCER DE MAMA

Las células de los senos normales se convierten en cancerosas debido a cambios


(mutaciones) en el ADN. El ADN es el producto químico de nuestras células que
conforma nuestros genes. Los genes tienen las instrucciones sobre cómo funcionan
nuestras células. Algunas mutaciones en el ADN son hereditarias, o sea que se
adquieren de sus padres. Esto significa que las mutaciones están en sus células al nacer
y algunas mutaciones pueden aumentar notablemente el riesgo de ciertos tipos de
cáncer. Las mutaciones causan muchos de los cánceres que son frecuentes en algunas
familias, y a menudo causan cáncer cuando las personas son más jóvenes.
No obstante, la mayoría de los cambios en el ADN vinculados al cáncer de seno son
adquiridos. Esto significa que el cambio ocurrió en las células del seno durante el
transcurso de la vida de una persona, y no es un cambio que se heredó o que se tenía al
nacer. Los cambios del ADN adquiridos ocurren con el paso del tiempo solamente en
las células del cáncer de seno.

Un ADN mutado puede dar lugar a genes mutados. Algunos genes controlan cuándo
crecen nuestras células, cuándo se dividen para formar nuevas células y cuándo mueren.
Los cambios en estos genes pueden causar que las células pierdan el control normal y
están vinculados al cáncer.

FACTORES DE RIESGO EN EL PACIENTE CON CANCER DE MAMA


La edad es uno de los factores de riesgo conocidos para padecer cáncer de mama. En
México suele manifestarse a partir de los 20 años de edad y su frecuencia se incrementa
hasta alcanzar los 40 y 54 años, una década antes que las mujeres europeas o
estadounidenses (51 vs 63 años de edad, respectivamente).En lo que a historia
familiargenética respecta, por cada integrante de primer grado con antecedente de
cáncer de mama, se incrementa el riesgo 1.8 veces, respecto a las mujeres que no
manifiestan la enfermedad. En mujeres con antecedente de enfermedad benigna se eleva
el riesgo, principalmente cuando el resultado histopatológico es de hiperplasia de
células ductales o lobulillares. En pacientes con hiperplasia atípica aumenta de 4 a 5
veces el riesgo de padecer cáncer. Los estrógenos juegan un papel importante en la
aparición del cáncer de mama; por tanto, la manarquia antes de los 11 y menopausia
después de los 54 años de edad incrementan el riesgo del padecerlo, además de la
nuliparidad. Del mismo modo, el primer embarazo después de los 30 años de edad se
considera un factor de riesgo, pues éste produce un efecto protector, como resultado de
la proliferación y diferenciación del tejido mamario durante la gestación
En las mujeres posmenopáusicas se ha demostrado la asociación entre obesidad y cáncer
de mama; se considera que el IMC de 27 o mayor, para talla normal, y de 25 o mayor
para la población de talla baja (150 cm para mujeres) es un factor de riesgo
Entre los factores ambientales y estilos de vida, la exposición a la radiación ionizante
produce lesiones en el genoma, como hidroxilación de la timina, lo que resulta en
formación de dímeros de dicha base nitrogenada y rotura de una o dos cadenas de ADN.
El consumo de bebidas alcohólicas se ha identificado como factor de riesgo, ya que
entre sus productos se encuentra el acetaldehído, conocido como carcinógeno primario
en animales.
Existe controversia entre la asociación de tabaquismo y cáncer de mama, pues algunos
autores señalan que sus derivados, como el benzopireno, las aminas aromáticas y
nitrosaminas, están implicados en la carcinogénesis de la mama; aunque otros no han
encontrado ninguna asociación.
POSIBLES MEDIDAS DE CONTROL DEL CANCER DE MAMA
Prevención
El control de factores de riesgo específicos modificables, así como una prevención
integrada eficaz de las enfermedades no transmisibles que promueva los alimentos
saludables, la actividad física y el control del consumo de alcohol, el sobrepeso y la
obesidad, podrían llegar a tener un efecto de reducción de la incidencia de cáncer de
mama a largo plazo.
Detección precoz
Aunque se puede lograr cierta reducción del riesgo mediante medidas de prevención,
esas estrategias no pueden eliminar la mayoría de los cánceres de mama que se
registran en los países de ingresos bajos y medios. Así pues, la detección precoz con
vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia del cáncer de mama sigue siendo la
piedra angular del control de este tipo de cáncer (Anderson et al., 2008).
Hay dos métodos de detección precoz:
 el diagnóstico precoz o el conocimiento de los primeros signos y síntomas en la
población sintomática, para facilitar el diagnóstico y el tratamiento temprano, y
 el cribado, es decir, la aplicación sistemática de pruebas de tamizaje en una
población aparentemente asintomática. Su objetivo es detectar a las personas que
presenten anomalías indicativas de cáncer
Diagnóstico precoz
El diagnóstico temprano sigue siendo una importante estrategia de detección precoz,
particularmente en los países de ingresos bajos y medios, donde la enfermedad se
diagnostica en fases avanzadas y los recursos son muy limitados. Algunos datos
sugieren que esta estrategia puede dar lugar a un "descenso del estadio TNM"
(aumento de la proporción de cánceres de mama detectados en una fase temprana) de
la enfermedad, que la haría más vulnerable al tratamiento curativo (Yip et al., 2008).
Mamografías de cribado
La mamografía es el único método de cribado que se ha revelado eficaz. Si su
cobertura supera el 70%, esta forma de cribado puede reducir la mortalidad por
cáncer de mama en un 20%-30% en las mujeres de más de 50 años en los países de
ingresos altos (IARC, 2008). El tamizaje basado en esta técnica es muy complejo y
absorbe muchos recursos, y no se ha hecho ninguna investigación sobre su eficacia
en los entornos con recursos escasos.
Autoexploración mamaria
No hay datos acerca del efecto del cribado mediante autoexploración mamaria. Sin
embargo, se ha observado que esta práctica empodera a las mujeres, que se
responsabilizan así de su propia salud. En consecuencia, se recomienda la
autoexploración para fomentar la toma de conciencia entre las mujeres en situación
de riesgo, más que como método de cribado