Vous êtes sur la page 1sur 12

Lima, 15 de octubre del 2001.

Señores:
CENTRO DE CONCERTACION DE INTERESES - CECOIN
Calle Roma N° 337 Oficina “A”- San Isidro

De nuestra consideración:

I. PESQUERA BALSAMAR S.A.C., con R.U.C. N° 20462275651, con


dirección domiciliaria en Calle Carlos Ferreyros N° 360, San Isidro,
debidamente representada por Jorge Enrique Campos Raffo, según poder
que acompañamos a la presente, debidamente inscrito en la Partida N°
11132403 del Registro de Personas Jurídicas del Registro de Lima y Callao,
atentamente decimos:

Recurrimos ante vuestro Centro de Conciliación, a efectos de que con su


mediación, nos asista de la posibilidad de solucionar las controversias
suscitadas, de manera consensual y armoniosa, propiciando de tal forma,
una cultura de paz social en justicia.

II.- De conformidad con lo dispuesto por el inciso 2 del artículo 12 del


Reglamento de la ley de Conciliación, SOLICITAMOS que a efectos de
procurar una solución satisfactoria para las partes, se invite para la audiencia
respectiva a los señores:

1. WIESE SUDAMERIS LEASING S.A. (en adelante WSL) a quien se le


deberá notificar en su dirección domiciliaria sita en Avenida Canaval y
Moreyra N° 522, Piso 8, San Isidro.
2. FABRICACION INDUSTRIAL DE MAQUINARIAS S.A. –FIMA (en
adelante FIMA) a quien se le deberá notificar en su dirección
domiciliaria sita en Jirón Víctor A. Belaúnde N° 852, Callao.

III. HECHOS QUE DAN LUGAR AL CONFLICTO, EXPUESTOS EN FORMA


CLARA Y PRECISA:

ANTECEDENTES :

1. El 17 de mayo de 2000 suscribimos con FIMA Transacción


Extrajudicial. A través de dicho acuerdo, PESQUERA BALSAMAR
S.A.C. se comprometió a lo siguiente:

a) Asumir una deuda que la empresa CORPORACIÓN


PESQUERA ILO S.A. –CPI, mantenía frente a FIMA
ascendente a US$1’785,731.61 (UN MILLÓN SETECIENTOS
OCHENTA Y CINCO MIL SETECIENTOS TREINTA Y UN Y
61/100 DÓLARES AMERICANOS). (Cláusula Tercera).

b) Efectuar el pago de la deuda mencionada en el literal anterior


dentro del plazo máximo de siete (07) años, de acuerdo al
cronograma de pagos contenido en el Anexo 5 del acuerdo.
(Cláusula Tercera).

c) Por su parte, FIMA se comprometió a subarrendar la


embarcación pesquera Alberto I (en adelante La Embarcación)
a favor de PESQUERA BALSAMAR S.A.C., quedando obligada
a custodiarla y devolverla a sólo requerimiento de FIMA, en
caso se produjera la resolución del Contrato de
Subarrendamiento que se celebraría simultáneamente con la
Transacción Extrajudicial. (Cláusula Quinta, numeral 5.1).
Al respecto, debemos precisar lo siguiente:

- La supuesta propietaria de La Embarcación era WSL,


quien a través de un cuestionable contrato de
arrendamiento financiero, había adquirido tanto La
Embarcación como también la embarcación pesquera
Alberto II de su anterior propietario, que no era otro que
CORPORACION PESQUERA ILO S.A. –CPI, quien pasó
a la calidad de arrendatario de ambas embarcaciones.
La indicada operación se celebró bajo la modalidad de un
leaseback, recibiendo CPI la diminuta cantidad de
US$25,000.00 (VEINTICINCO MIL Y 00/100 DOLARES
AMERICANOS) por dos embarcaciones valorizadas en
su conjunto en aproximadamente US$3’000,000.00
(TRES MILLONES DE DOLARES AMERICANOS).

- Posteriormente, CPI es excluida arbitrariamente del


arrendamiento financiero, pasando a ocupar el lugar de
arrendataria la empresa FIMA. Esa es, precisamente, la
razón por la cual FIMA se encontraba autorizada para
subarrendar La Embarcación a favor de PESQUERA
BALSAMAR S.A.C.

d) Se pactó, además, que FIMA se encontraría facultada para


optar, a su sola decisión, por: i) La resolución de pleno derecho
de la Transacción Extrajudicial, sin necesidad de declaración
judicial previa en tal sentido, para lo cual FIMA debería
comunicar su decisión mediante una carta notarial con una
anticipación previa de tres (03) días; o, ii) El aceleramiento de
los pagos de la deuda, anticipando todos los plazos otorgados a
favor de PESQUERA BALSAMAR S.A.C. (Cláusula Octava).
Las causales específicas para optar por cualquiera de las
alternativas señaladas, esto es, la resolución de pleno derecho
o el vencimiento anticipado de los plazos, fueron detalladas en
los numerales 8.1 a 8.6 de la Transacción Extrajudicial.

2. El mismo 17 de mayo de 2000, FIMA y PESQUERA BALSAMAR


S.A.C. suscribimos el Contrato de Subarrendamiento a que se refería
la cláusula quinta, numeral 5.1 de la Transacción Extrajudicial (en
adelante El Subarrendamiento) y, como consecuencia de ello, se
otorgó el derecho de uso sobre La Embarcación a favor de la
recurrente a cambio del pago de la renta mensual indicada en el
cronograma de pagos incluido como Anexo 1 del acuerdo.

3. Los montos correspondientes al pago de la Transacción


Extrajudicial, fueron modificados a partir del mes de diciembre de
2000, conforme consta en el documento denominado “Lineamientos
Básicos para Suscribir un Acuerdo de Reprogramación de la Deuda a
cargo de Pesquera Balsamar S.A. y Corporación Pesquera Ilo S.A.” de
fecha 22 de diciembre de 2000.

4. Ahora bien, el 2 de marzo de 2001, FIMA y WSL suscribieron el


acuerdo denominado “Reconocimiento de Obligaciones y Cesión
de Créditos”. En dicho acuerdo, ambas empresas convinieron que,
como mecanismo de pago de las obligaciones pendientes de
cancelación que FIMA mantenía frente a WSL, se cedieran ciertos
créditos de los cuales FIMA era titular. Entre ellos, en el literal a) del
numeral 3.1 de la Cláusula Tercera, se incluyó La totalidad de
derechos de crédito originados, generados, causados y/o derivados de
la Transacción Extrajudicial.

Debemos advertir, que la operación suscrita entre FIMA y WSL era


jurídicamente una cesión de derechos y no una cesión de posición
contractual. Es decir, a través de la cesión se transfirió a WSL el
derecho de hacer efectiva la acreencia a cargo de PESQUERA
BALSAMAR S.A.C. En otros términos, sólo se transmitió uno de los
extremos de la parte activa de la relación obligacional que vinculaba a
FIMA con nuestra compañía. La cesión de posición contractual
implica, por el contrario, la transferencia de toda la relación
obligacional, esto es, tanto la parte activa como pasiva.

5. Por carta del 13 de marzo de 2001, FIMA nos comunicó sobre la


cesión de créditos operada, agregando que quedábamos “(...)
informados que Wiese Sudameris Leasing S.A. había adquirido
plena titularidad sobre los créditos cedidos a su favor”. En otros
términos, FIMA había perdido la calidad de acreedora nuestra en lo
que se refiere al pago de las obligaciones de dar sumas de dinero
derivadas de la Transacción Extrajudicial.

6. El 3 de agosto de 2001, recibimos una carta notarial de FIMA a través


de la cual se nos pone en conocimiento que PESQUERA BALSAMAR
S.A.C. había incurrido en la causal de resolución contractual precisada
en el numeral 8.2 de la Cláusula Octava de la Transacción
Extrajudicial.

Por tal motivo, FIMA nos comunicó su decisión de resolver de pleno


derecho la Transacción Extrajudicial, la cual se haría efectiva dentro
de los tres días siguientes de recibida la comunicación, conforme al
mecanismo de resolución establecido, aparentemente, en el acuerdo.

Como consecuencia de la resolución de pleno derecho invocada, se


nos requirió el pago de US$1’957,000.39 (UN MILLON
NOVECIENTOS CINCUENTA Y SIETE MIL Y 39/100 DOLARES
AMERICANOS). EN SUMA, LA RESOLUCION FUE INVOCADA
COMO CONSECUENCIA DE UN SUPUESTO INCUMPLIMIENTO EN
EL PAGO DE LA DEUDA ASUMIDA POR LA RECURRENTE,
DERIVADA DE LA TRANSACCION EXTRAJUDICIAL.

7. Por comunicación notarial del 8 de agosto de 2001, PESQUERA


BALSAMAR S.A.C. dio respuesta a las comunicaciones enviadas por
FIMA, referida en el numeral 1.6 que antecede, indicando
básicamente, Que la comunicación enviada no había determinado la
resolución de acuerdo alguno, toda vez que FIMA no era acreedor
nuestro por las deudas cuyo cobro se pretende, en tanto las mismas
habían sido cedidas a favor de WSL.

8. Simultáneamente, el mismo 8 de agosto de 2001, enviamos a WSL


una comunicación notarial en la que dábamos cuenta de la irregular
pretensión de FIMA de resolver la Transacción Extrajudicial. El
objeto de nuestra comunicación no era, obviamente, considerar a WSL
como nuestra nueva parte contratante de los acuerdos, toda vez que
nos encontrábamos frente a una cesión de créditos y no ante una
cesión de posición contractual. Simplemente, tuvimos como propósito
buscar un acercamiento con nuestro acreedor a fin de arribar a un
acuerdo satisfactorio para ambas partes para el pago de las deudas
que eventualmente se derivaran del Arrendamiento Extrajudicial y
cuya cancelación venía negociándose desde diciembre de 2000.

9. Finalmente, mediante comunicación del 21 de agostó último, WSL fijó


su posición con relación a la controversia originada indicando que, a
su criterio, correspondía a FIMA el ejercicio de las potestades y
atributos propios de su condición de parte transigente.

HECHOS QUE DAN LUGAR AL CONFLICTO EN ESTRICTO:

1. Resulta Evidente que FIMA Carece de Legitimidad Para Resolver


la Transacción Extrajudicial.-
El artículo 1206° del Código Civil define a la figura jurídica de la Cesión
de Derechos como aquél “(...) acto de disposición en virtud del cual
el cedente transmite al cesionario el derecho de exigir la
prestación a cargo de su deudor, que se ha obligado a transferir
por título distinto”.

La redacción del dispositivo mencionado resulta clara, la cesión de


derechos implica un acto de disposición a favor del cesionario, vale
decir, la transferencia del crédito y, con ello, la transmisión del derecho
de exigir la prestación a cargo del deudor.

En el presente caso, FIMA ha cedido a favor de WSL la titularidad


sobre el crédito asumido por PESQUERA BALSAMAR S.A.C. a
través de la Transacción Extrajudicial. ¿Cuáles son las
consecuencias de dicha cesión? Seguidamente las detallaremos:

Primera Consecuencia: Nuestro acreedor en el caso de la deuda


asumida es WSL y corresponde a dicha empresa ejercer el derecho a
exigir la prestación a nuestro cargo. Tanto la titularidad del crédito
como el derecho a exigirlo ya no pertenecen a la esfera patrimonial de
FIMA, sencillamente porque cedió dicho patrimonio a favor de un
tercero ajeno a la relación contractual contenida en la Transacción
Extrajudicial.

Lo indicado anteriormente no sólo fluye de una interpretación literal del


artículo 1206° del Código Civil sino que es la propia FIMA quien
interpretó la validez de tales alcances, toda vez que en la
comunicación a través de la cual nos informaron de la cesión expresó
textualmente que “(...) Wiese Sudameris Leasing S.A. había
adquirido plena titularidad sobre los créditos cedidos a su favor”.
Segunda Consecuencia: La cesión de derechos a favor de WSL
sobre la deuda asumida por PESQUERA BALSAMAR S.A.C. ha
determinado que un tercero a la relación contractual derivada de la
Transacción Extrajudicial adquiera el derecho a exigir una de las
prestaciones a nuestro cargo contenidas en el acuerdo. Empero, la
conformación de las partes contratantes en la Transacción
Extrajudicial se mantiene inalterable.

Es así que FIMA continúa obligada a todas las prestaciones a su cargo


derivadas de dicho convenio, como también PESQUERA BALSAMAR
S.A.C se encuentra obligada frente a dicha compañía al cumplimiento
de todas sus prestaciones, SALVO EL PAGO DE LA DEUDA QUE EN
VIRTUD DE LA CESION FUE TRANSFERIDO A FAVOR DE WSL.

2. Ahora bien, si la titularidad sobre la deuda contenida en la


Transacción Extrajudicial ha sido transferida a favor WSL, ¿Con que
legitimidad FIMA invoca un eventual incumplimiento en dicho extremo
como causal de resolución de nuestro acuerdo? Como es obvio, no
existe ningún motivo para invocar tal resolución.

En efecto, el pago de la deuda, como consecuencia de la cesión, se ha


transformado en una prestación autónoma a la relación contractual
que nos vincula con FIMA. La situación de cumplimiento o
incumplimiento en el pago de la deuda es irrelevante para efectos del
marco contractual contenido en la Transacción Extrajudicial por
propia decisión de FIMA quien, con la cesión, optó por su exclusión.

La autonomía de la prestación cedida a favor de WSL resulta


indiscutible. Tan es así que WSL podría condonarnos, refinanciar,
compensar y/o reestructurar dichos créditos a nuestro favor y FIMA
continuaría obligada al cumplimiento de sus obligaciones derivadas de
la Transacción Extrajudicial.
En suma, FIMA no puede pretender que por obligaciones que nos
corresponden frente a terceros, la relación contractual que nos vincula,
reflejada en la transacción extrajudicial, se vea afectada. La doctrina
jurídica es uniforme en este extremo y, para demostrarlo, basta citar al
doctor Manuel de la Puente y Lavalle, quien al tratar el tema de los
contratos en los cuales puede aplicarse la resolución, indica
textualmente lo siguiente:

“(...) la acción de resolución debe operar en las relaciones obligatorias


nacidas de todos los contratos con prestaciones correlativas, no así en
las nacidas de contratos con prestaciones autónomas, desde que en
éstos las partes voluntariamente convienen en que no exista ninguna
correlación entre sus prestaciones, lo que da lugar a que el
incumplimiento por parte de una de ellas no afecte en nada la
obligación de cumplir que existe a cargo de la otra” 1

Es evidente entonces que FIMA no se encuentra autorizada ni


legitimada para resolver la transacción extrajudicial con base en la
evaluación sobre el cumplimiento de prestaciones que no deben ser
ejecutadas a su favor.

IV.- LA PRETENSION MATERIA DE CONCILIACION, INDICADA CON ORDEN


Y CLARIDAD:

La demanda a proponer contendrá una acumulación objetiva originaria


accesoria de pretensiones, en los términos siguientes:

Pretensión Principal: Que el órgano jurisdiccional declare judicialmente en


el sentido de que FIMA carece de atribuciones para resolver la Transacción
1 DE LA PUENTE Y LAVALLE, Manuel. Estudios del Contrato Privado, Tomo I. Cultual Cuzco
Editores. Lima-Perú. 1983. Pag. 525.
Extrajudicial, Reconocimiento de Obligaciones y Constitución de Garantías
suscrita entre las partes mediante Escritura Pública del 17 de mayo de 2000,
invocando para tal efecto, la causal de falta de pago de la deuda, toda vez
que dicha compañía cedió dichos créditos a favor de WSL mediante contrato
del 2 de marzo de 2001.

Pretensión Accesoria: Que, como consecuencia del amparo judicial a


nuestra Pretensión Principal, se deberá declarar la ineficacia de la resolución
de pleno derecho contenida en la comunicación notarial de fecha 3 de agosto
de 2001 enviada por FIMA a nuestra compañía, a través de la cual se
pretende resolver la Transacción Extrajudicial. Reconocimiento de
Obligaciones y Constitución de Garantías suscrita entre las partes el 17 de
mayo de 2001.

V.- DOCUMENTOS RELACIONADOS CON EL CONFLICTO:

1. El mérito de la Escritura Pública de Transacción Extrajudicial,


Reconocimiento de Deuda y Constitución de Garantías de fecha 17 de mayo
de 2000.

2. El mérito de la Escritura Pública de Subarrendamiento de la


embarcación pesquera Alberto I de fecha 17 de mayo de 2000.

3. El mérito del acuerdo denominado “Lineamiento Básicos para Suscribir


un Acuerdo de Reprogramación de la Deuda a cargo de Pesquera Balsamar
S.A. y Corporación Pesquera Ilo S.A.” de fecha 22 de diciembre de 2000.

4. El mérito de la minuta de Reconocimiento de Obligaciones y Cesión de


Derechos suscrito entre FIMA y WSL el 2 de marzo de 2001.
5. El mérito de la comunicación de fecha 13 de marzo de 2001, a través
de la cual FIMA nos informa sobre la cesión de derechos efectuada a favor
de WSL.

6. El mérito de la comunicación notarial del 3 de agosto de 2001, a través


de la cual FIMA pretende resolver el acuerdo contenido en la Escritura
Pública de Transacción Extrajudicial, Reconocimiento de Obligaciones y
Constitución de Garantías del 17 de mayo de 2000.

7. El mérito de la comunicación notarial del 8 de agosto de 2001, a través


de la cual damos respuesta a FIMA sobre la pretendida resolución contenida
en la comunicaciones en el punto que anteceden.

8. El mérito de la comunicación notarial del 8 de agosto de 2001, a través


de la cual informamos a WSL sobre la conducta de FIMA tendiente a
procurar la irregular resolución de la Transacción Extrajudicial.

9. El mérito de la comunicación del 21 de agosto de 2001, a través de la


cual WSL dio respuesta a nuestra comunicación del 8 de agosto de 2001.

ANEXOS:

1-A: Copia simple del Registro Unico de Contribuyente (RUC) de la recurrente.

1-B: Copia simple del Documento Nacional de Identidad de nuestro representante.

1-C: Copia certificada del poder que acredita a nuestro representante como tal.

1-D: Copia de la Escritura Pública de Transacción Extrajudicial, Reconocimiento


de Deuda y Constitución de Garantías de fecha 17 de mayo de 2000.
1-E: Copia del acuerdo denominado “Lineamiento Básicos para Suscribir un
Acuerdo de Reprogramación de la Deuda a cargo de Pesquera Balsamar
S.A. y Corporación Pesquera Ilo S.A.” de fecha 22 de diciembre de 2000.

1-F: Copia de la minuta de Reconocimiento de Obligaciones y Cesión de


Derechos suscrito entre FIMA y WSL el 2 de marzo de 2001.

1-G: Copia de la comunicación de fecha 13 de marzo de 2001, a través de la cual


FIMA nos informa sobre la cesión de derechos efectuada a favor de WSL.

1-H: Copia de la comunicación notarial del 3 de agosto de 2001, a través de la


cual FIMA pretende resolver el acuerdo contenido en la Escritura Pública de
Transacción Extrajudicial, Reconocimiento de Obligaciones y Constitución de
Garantías del 17 de mayo de 2000.

1-I: Copia de la comunicación notarial del 8 de agosto de 2001, a través de la


cual damos respuesta a FIMA sobre la pretendidas resolución la Escritura
Pública de Transacción Extrajudicial, Reconocimiento de Obligaciones y
Constitución de Garantías del 17 de mayo de 2000.

1-J: Copia de la comunicación notarial del 8 de agosto de 2001, a través de la


cual informamos a WSL sobre la conducta de FIMA tendiente a procurar la
irregular resolución de la Transacción Extrajudicial.

1-K: Copia de la comunicación del 21 de agosto de 2001, a través de la cual WSL


dio respuesta a nuestra comunicación del 8 de agosto de 2001.

Atentamente: